El_error_de_Humboldt_consideraciones_en (2)

El_error_de_Humboldt_consideraciones_en (2) - SECOENClfi...

Info icon This preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: SECOENClfi Secuencia (1998), 42, septiembre-diciembre, 49-64 ISSN: 0186-0348, ISSN electrónico: 2395-8464 Revistadehistotiaycienciassociales 'El error de Humboldt. Consideraciones en tomo a la riqueza del clero novohispano Gisela von Wobeser IIH-UNAM Los montos que presenta Humboldt en el Ensayo politico sobre el reino de la Nueva Espana, paracuantificar la riqueza de la Iglesia son incorrectos, ya que la fuente de donde tom6 los datos fue inapropiada. Dicha fuente se refiere a los bienes · que resultaron afectados mediante el real decreto de Consolidaci6n de vales reales, y estos no· eran equivalentes a los bienes eclestasncos, como el crey6. Otro problema es que Humboldt convirti6 en valores absolutos, lo que solo eran estimaciones imprecisas. E 1 Ensayo politico sobre el rei­ y atractiva de su presentaci6n y el heno de la Nueua Espana, de cho ·de que · apareciera en un momenAlexander van Humboldt, fue ta en que el interes de las europeos la primera gran obra de sintesis sabre par las colonias espafi.olas · se habia Nueva Espana; incluia una descrip- acentuado, debido a las nacientes moci6n pormenorizada de sus caracteris- vimientos de independencia, deterticas geograficas y condiciones natu- min6 la gran popularidad que goz6 rales, a la vez que un analisis de su si- desde su aparici6n.2 La vigencia de la tuacion politlca, a principios del siglo obra se ha mantenido hasta hoy, CO!IlO XIX.1 El prestigio del autor, la ampli- un libro clasico, de lectura obligada, tud de la informaci6n, la manera agil El presente estudio se basa en la edici6n preparada, revisada y cotejada po r Juan Antonio Ortega y Medina: Humboldt, Ensayo, 1973. 1 2 El Bnsayo politico sobre el reino de la Nueua Espana apareci6 por primera vez en 1808 en Paris, en forrna de entregas yen 1811 se edit6 en esa misma ciudad en cinco tomos. Ortega y Medina, "Bstudio",1973, p. xur. 49 Secuencia, nueva epoca . num. 42, sep-dic, 1998 Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada muy citado, que constituye el pun to de partida de numerosas investigaciones. La finalidad del presente trabajo es analizar un aspecto muy concreto del Ensayo politico sobre el reino de la Nueva Espana: fas cifras que presenta sabre la riqueza de la Iglesia novohispana. Dichas cifras, que Humboldt tom6 de Manuel Abad y Queipo, ban sido utilizadas posteriormente por numerosos historiadores, entre ellos Lucas Alaman y Jose Maria Luis Mora y un gran mimero de autores modernos, como, · por ejemplo, Pedro Perez Herrero,· Arnold Bauer, Romeo Flores Ca- · ballero, Robert J. Knowlton y quien escribe este articulo, sin que se hubiera hecho una. valoraci6n. crftica de las mismas.3 LAS CIFRAS DE HUMBOLDT SOBRB IA RIQUEZA DEL CLERO Humboldt induy6 el tema de la riqueza del clero en el Ensayo politico so­ bre el reino de la Nueva Espana porque comprendi6 el destacado papel que la Iglesta desempefiaba en la econornia. Compartia la idea de muchos ilustrados, de Jo perjudicial que significaba para la sociedad, debido a que las· instituciones eclesiasticas aca3 Algunos auto res dtan directamente a Humboldt y otros a Abad y Queipo, pero utilizan las cifras en el mismo sentido en el que lo hizo Humboldt. Alaman, Historia, 1942, pp. 70-71; Mora, "Bienes", 1950, p. 341; Wobeser, Credito, 1994, p. 12; Perez, Plata, 1988, p. 196; Bauer, "Church", 1971, p. 92; Flores, Contra­ rreuolucion, 1969, p. 30, y Knowlton, Bienes, 1985, p. 35, entre otros. 50 paraban gran parte de la riqueza existente. 4 Abord6 el asunto en tres diferentes partes de la obra. Primero, en el capitulo septimo del libro segundo, al referirse a la desigualdad econ6mica que existia entre los diferentes miembros pertenecientes al clero, sefial6 que: Los bienes rakes del clero mexicano, no llegan a 2 500 000 o 3 000 000 de pesos; pero este mismo clero posee riquezas inmensas, . en capitales hipotecados sobre las propiedades de los particulares, El total de estos capitales (capitales de capellanfas y obras pfas, fondos dotales de comunidades religiosas), del que luego hablaremos con mas pormenor, asciende a la suma de . 44 500 000 pesos fuertes [ ... ]. 5 4 Los pensadores de la Ilustraci6n espafiola, entre ellos el conde de Campomanes, Gaspar de Jovellanos y Pablo de Olavide,. consideraban que el atraso de la agricultura espafiola se debfa, en gran medida, a que la mayor parte de las tierras estaba amortizada a favor de corporaciones, calificadas como de "manos muertas", que impedfan su circulaci6n y debido aprovechamiento y que eran la causa de que hubiera muchas personas que carecian de tierras y, por eso, vivian miserablernente. Con el fin de mejorar la situacion del campo, proponian la desamortizaci6n de Los bienes municipales y solicitaban que, en el futuro, se evitara que se amortizaran nuevas propiedades por parte de las instituciones eclesiasticas, Asirnismo, sugerian medidas encaminadas a modificar el regimen de la propiedad, el aprovechamiento de los baldios y el fomento de la mediana y la pequeria propiedad. Campomanes, Tratado, 1975; Infor­ me, 1956;Jovellanos, Espectdculos, 1982.Vease asimismo Tomas y Valiente, Marco, 1971, pp. 15-30. 5 Humboldt, Ensayo, 1973, p. 85. GISELA VON WOBESER Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada SEC<JENClfi Revistadehis!Ofiaycienc;associales Retom6 el tema, con mayor amplitud, en el capitulo decimo del Iibro cuarto, al hablar de la producci6n agricola de Nueva Espana: por la corona espafiola por media de la real cedula de Consolidaci6n de los vales reales y afirm6 que el estado trat6 de apropiarse de "44 500 000 pesos pertenecientes a las cuerpos ecleEl clero mexicano apenas · posee bienes · siasticos de Nueva Espana" .6 rakes por valor de 2 () 3 000 000 de pesos; pero Jos capitales que los conventos, capitulos, cofradias, hospicios y hospitales ban .impuesto sabre hipotecas de tierras, · ascienden a la suma de 44 500 000 pesos. He aqui el estado de estos capitales, que se designan eon el nombre de Capitales de capellanias y obras de la jurisdiccion ordinaria, formado en vista de un documento oficial Arzobispado de Mexico Obispado de Puebla Obispado de Valladolid (valuaci6n exactisima) Obispado de Guadalajara Obispado de Durango, Monterrey y Sonora Obispado de Oaxaca y · Merida Obras pias del clero secular Bienes de. dotacion de las Iglesias y de las comunidades de frailes y monjas Total $ 9 000 000 6 500000 4500000 3 000 000 1000 000 2 000 000 2 500 000 LA FUENTE UTILIZADA POR HUMBOLDT La inforrnacion que presenta Hurnboldt sobre la riqueza de la Iglesia no procedta de investigaciones propias, segun elmismo hace .notar en citas a pie de pagina, enlos libros segundo y cuarto. AIH dice que extrajo los datos de un manuscrito, que califica de precioso, titulado "Representaci6n de los vecinos de Valladolid al excelentisimo senor virrey", con 'fecha de 24 de octubre de 1805.7 Aunque Humboldt no menciona al autor del manuscrito, fue facil identificar que Se trata de Manuel Abad y Queipo, un destacado eclesiastlco del obispado de Michoacan. 8 Sin embar6 Ibid., p. 504. El texto de las eitas es el siguiente. En el libro segundo: "He seguido 'los datos que con16 000 000 tiene la "Representaci6n de los vecinos de 44 500 000 .Valladolidal excelentfsimo senor virrey" (fecha Esta suma inmensa se halla .en ma- de 24 de octubre de 1805), memoria manuscrita muy preciosa". Ibid., p. 85. La cita del libro nos de Ios hacendados y esta hipotecacuarto es la que sigue: "Representaci6n de los da sobre bienes rakes, poco le falt6 vecinos de Valladolid al excelentfsimo senor para ser distraida ·de fa agricultura me- Virrey, con fecha de 24 de octubre del afio xicana en 1804. 1805 (manuscrito), tu«, p. 317. 6 Manuel Abad y Queipo redact6 el manus. Par tercera vez se refiri6 al mismo . crito "Representacion a nombre de· 10s .labraasunto, aunque de manera muy so- dores y comerciantes de Valladolid de Michoamera, en el capitulo decimo segundo can en que se demuestran con claridad los gravfsimos inconvenientes de que se ejecute en del libro quinto, alhablar del escaso las Americas la real cedula del 26 de diciembre numerarlo con el que contaba Nueva de 1804, sobre enajenaci6n de bienes ·rakes y Espana. Aludi6 a las medidas tomadas cobro de capitales de capellanias y obras pias EL ERROR DE HUMBOLDT 7 51 Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada go, si se compara la informacion contenida en el Ensayo politico con la de "Representaclon de los vecinos de Valladolid" se llega a la conclusion de que no coincide, ni en cuanto a las ideas, ni en cuanto a las cifras.9 Esto se debe a que Humboldt se equivoco al citar el documento que urilizo, porque la fuente en la que se baso, en realidad, no fue la mencionada "Representacion de los vecinos de Valladolid", sino un escrito dirigido a Manuel Sixta Espinosa, fechado en 1807, del propio Abad y Queipo.'" Un. cotejo cuidadoso de los textosno deja dudasobre este hecho. La confusion en las citas, que no tiene mayor importancia para el asunto que nos ocupa, aunque denota descuido, debe haber sido producto de una distraccion. Humboldt posefa una copia de la "Representacion de las vecinos de Valladoltd"!' yes muy probable que el escrito a Sixta Espinosa estuviera anexada a ella, de tal suerte que asumio que trataba de un solo documento. Debido a que trabajaba con mucho apresuramiento, este para la consolidaci6n de vales" como protesta en contra de· la apUcaci6nde la real cedula de Consolidaci6n de vales reales, que afectaba sus intereses, porque los privaba del capital de operaci6n que requerian para sus empresas. El documento esta publicado en Mora, Obras, 1963, pp. 214-230. 9 En La "Representaci6n a nombre de las labradores" Abad y Queipo calcula las valores de las bie nes rakes afectados mediante la Consolidacion en .· 1 500 000 pesos y el de · 10s capitales en entre 20 y 22 000 000 de pesos. Estas estimaciones alrededor de un 50% mas bajas que las cifras que maneja en el escrito a Manuel Sixto Espinosa. "Escrito" en Mora, Obras, 1963, pp. 219 y 231. lO tu«, pp. 231-241. 11 Humboldt, Ensayo, 1973, p. 317. 52 tipo de problemas fue frecuente en sus obras.12 Humboldt se baso concretamente en los incisos tercero y cuarto del escrito a Manuel Sixta Espinosa. Conserve la estructura del texto y la secuencia de las ideas y reprodu]o literalmente ·las cifras correspondientes a los diferentes obispados, hacienda solo ligeras modificaciones en las explicaciones que las acompafian.P Como era su costumbre, nuestro au tor acudio ·a los cientiflcos novohispanos ilustrados para obtener la informacron estadfstica que requeria, para redactar las diferentes partes · del · En­ sayo politico.14 Manuel Abad y Queipo, · poseia un gran conocimiento en materia de economia de la Iglesia. Habia sido funcionario del Juzgado de Capellanias y Obras Pfas de Michoacan, lo que le permitia conocer en detalle la forma como se manejaban los fondos eclestasticos y de obras pias y era obispo electo de dicho obispado. A raiz de la promulgacion del real decreto de Consolidacion de vales reales, a fines de 1804, se habia convertido en uno de los mayores opositores a esa medida. En varios escritos polemicos trato de demostrar lo perjudicial que resultaba para la economia novohispana. Uno de esos escritos fue el dirigido a Manuel Sixta Espinosa, quien en 1807 era ministro de hacienda del rey Carlos IV. El escrito se reflere a un asunto relacionado con la Consolidacion de vales reales. Su finalidad fue 12 Miranda,Humboldt, 1995, pp. 87-90. Abad y Queipo, "Escrito", 1963, p. 122. 14 Miranda,Humboldt, 1995, pp. 120-121. 13 GISELA VON WOBESER Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada SECOENClf! Revis1adehistoriaycienciassociales convencer a la corona espafiola de que suspendiera dicha medida, vigente desde diciembre de 1804, par las graves perjuicios econ6micos que causaba a Nueva Espafi.a.15 El argumento central de Abad y Queipo fue que no habia inconveniente que se enajenaran los bienes rakes pertenecientes a "capellanias y obras pias", que quedaban comprendidas en la real cedula del Z6 de diciembre de 1804, y que sumaban entre 2 500 000 y 3 000 000 de pesos, pero que era muy perjudicial la aplicaci6n de los ·arts. 15 y 35 de la real cedula, mediante las cuales, ademas, se exigfa la enajenaci6n de los capitales de las· mencionadas "obras pfas". Apuntaba que estos ultimos capital es se encontraban en manos de agricultores, comerciantes e industriales y su circulaci6n estimulaba la economia novohispana. Calculaba que sumaban 44 500 000 pesos y representaban cerca de tres cuartas partes del capital circulante o de habilitaci6n del reino, que estimaba en 59 000 000. Sostenia queen virtud de que en Nueva Espana no habia plata acumulada, el pago de los capitales exigidos significaba privar al reino. de la mayor parte de su capital circulante y, por lo tanto, implicaba la ruina econ6mica del reino. Para compensar a Su Majestad de las ingresos que dejaria de recibir, en el caso de que se revocara la medida, proponia algunas vias alternativas para captar ingresos, menos 1~ Se trata de una carta muy importante, ya que las argumentos esgrimidos en ella fueron tan s6lidos y bien fundamentados que contribuyeron a que la medid a se revocara en 1809. Abad y Queipo, "Escrito", 1963, p. 122. EL ERROR DE HUMBOLDT dafiinas para la economfa.16 Co~ el fin de apoyar los razonamientos anteriores, presentaba, en las incisos tercero y cuarto del escrito, algunas cifras estimativas sabre el monto a. las que podian ascender los capitales de las "capellanias y obras plas" que estaban sujetas a enajenaci6n. Como fueron estos Ios incisos utilizados por Humboldt, reproduzco el texto, a continuaci6n. 3. El valor de los bienes raices de estos piadosos destinos [ se refiere a las obras pias y capellanfas,que · menciona en el primer incise] se puede estimar prudencial.mente en 2 500 000 o 3 000 000 de pesos. · · 4. Pero los capitales pertenecientes a los mismos destinos (obras pias y capellanias) que tienen a su cargo aquellos vasallos de S. M. pueden ascender a 44 000 000 pesos, en esta forma. Capitales de capellanias y obras pias de la jurisdiccion ordinaria: Mexico Puebla Los de Michoadn, importan positivamente 9 000 000 6 500 000 4 500 000 Guadalajara'. 3 000000 Durango, Monterrey 1000000 ySonora 2 000 000 Oaxaca y Yucatan De obras pias particulares en las iglesias de regula2 500 000 res de ambos sexos Capitales que componen el · fondo dotal de iglesias y comunidades religiosas de ambos sexos, que tienen a redito los referido vasallos y deben pasarse como los otros a la caia de Consolidaci6n en virtud del decreto de la junta superior de Mexico 16 000 000 Suma 44 500 000 16 tu«, pp. 231-241. 53 Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada SECOENClfi Revistadehistotiaycienciassociales Estos 44 000 000 se hallan en manos vivas en los agentes de la agricultura (Y de esta en la mayor parte) de ~a industria y comercio; y componen mas de los ·dos tercios del capital productivo 0 de habilitaci6n que se emplea en aquel reino. 17 Para poder aplicar 'la anterior int;or~ maci6n a la riqueza de la Iglesia, Humboldt hizo modiffcaciones al texto, que cambiaron su sentido y dieron a las cifras un significado .diferente al .Que tenian originalmente. I.A CONFUSI6N ENTRE LOS BIENES DE "OBRAS PIAS" Y LOS BIENES ECLESIASTICOS El prlnctpalerror de Humboldt ~e asumir que las bienes de "capellamas y de obras pias", a las que se refiere Abad y Queipo en su escrito a Sixta Espinosa, se referfan a la totalidad de las bienes eclesiasticos, cuando en realidad (micamente se engloban a los bienes afectados por la Consolidaci6n de vales reales. El concepto de "obras pias" en el marco de la Consolidaci6n de vales reales Para comp render el error en' el que incurri6 Humboldt es necesario destacar que, en el amblto de la Consolidaci6n de vales reales, el concepto de "obras pias'' tuvo una · connotaci6n di- 17 54 Ibid. ferente y mucho mas amplia que la ,, comunmen ,, t e. 18 que tema Se conoce como Consolidaci6n de vales reales a un conjunto de medidas que dict6 y aplic6 la corona espafiola, primero en la peninsula espafiola y posteriormente en la colonias americanas, para extraer fondos para la real hacienda, que se encontraba con un enorme deficit. Consistio en la enajenaci6n de un gran ruimero de bienes rakes, muebles y capitales Iiquidos per.tenecientes a diversas instituciones eclestasticas, de beneficencia, de salud y educativas, asf coma de fundaciones piadosas, de capellanias y de cofradias, que se englobaron bajo el termino generico de "obras pfas''.19 Los capitales liquidos y el producto de la venta de las bienes tnmuebles y muebles que estaban sujetos a enejenaci6n, ~e debian depositar en unas cajas dispuestas especialmente para ese fin, que se denominaron de Consolidaci6n, y despues enviarse a. Espana. La operaci6n tenia las caracteristlcas de un prestamo, .en virtud de que las duefios de las capital es rectbian un certificado de propiedad y la corona se comprometia a pagarles las· intereses . 20 correspondientes. 18 · En la epoca colonial se conodan como obras plas a las fundaciones que tenfan · un fin · benefice o caritativo especffico, par ejemplo la dotaci6n de huerfanas, el financiamiento de una fie~ta religiosa y la dotaci6n de . cera para una Iglesia, y que se establecian mediante un contrato, ante un notario. Vease Martinez, Co­ fradias, 1998. ., , . 19 Archive General de. la Nacion, Mexico (en adelante AGNM), Consolidacion, vol.1, exp. 1. 2o Entre los principales autores que han estudiado la Consolidaci6n de vales destacan: Flo- GISELA VON WOBESER Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada SECOENClfi Revistadehistotiaycienciassociales El concepto ampliado de "obras pias" se encuentra especificado en los instrumentos juridicos que normaron la Consolidaci6n, que fueron la real disposici6n y real cedula del 28 de noviembre y 26 de diciembre, que se publicaron bajo el siguiente encabezado: Real decreto, instruccion y real En. su escrito a Espinosa, Abad y Queipo agrupa a los bienes afectados la Consolidacion bajo los terminos de "capellanias y obras pias''. El· hecho de que nombre de manera explicita a las cap ellanias, probablemente se deba a que una parte importante de los capitales que se debi'.an enajenar, cedula con que se estableceen los rei­ correspondian .a estasfundaciones. nos de America e Islas Pilipinas la En las incisos 3o. y 4a., se refiere a junta de Consolidacion, para la uen­ los bienes afectados coma "esos piata de hienes pertenecientes a obras dosos destinos". y "las mismos destinos", en alusion al primer inciso. pias. En la exposici6n de motivos, al Ahora bien, Humboldt se bas6 en principio del documento, se alude a la las incisos 3o. y 4o. para redactar los amplitud del concepto, "obras pias, de parrafos referentes a los · bienes del clecualquier clase y condici6n que sean." ro. Sin profundizar en el problerna, ni y posteriormente, en los articulos 9, evaluar si los datos eran · 10s apropia12 y 13, se especifican las fundaciones dos, procedi6 a sustituir los terminos e instituciones comprendidas en tal de "esos pladosos destinos" y "los mismedida: las capellanfas, tanto colativas mos destinos", por el de "clero mexicomo · gentilicias, y las obras pias (en cano". Asf, el tercer punto del escrito a Sixeste caso se utiliza el termino en la acepci6n tradicional) (art. 9), las igle- ta Espinosa, que deda "El valor de los sias y comunidades re...
View Full Document

{[ snackBarMessage ]}

What students are saying

  • Left Quote Icon

    As a current student on this bumpy collegiate pathway, I stumbled upon Course Hero, where I can find study resources for nearly all my courses, get online help from tutors 24/7, and even share my old projects, papers, and lecture notes with other students.

    Student Picture

    Kiran Temple University Fox School of Business ‘17, Course Hero Intern

  • Left Quote Icon

    I cannot even describe how much Course Hero helped me this summer. It’s truly become something I can always rely on and help me. In the end, I was not only able to survive summer classes, but I was able to thrive thanks to Course Hero.

    Student Picture

    Dana University of Pennsylvania ‘17, Course Hero Intern

  • Left Quote Icon

    The ability to access any university’s resources through Course Hero proved invaluable in my case. I was behind on Tulane coursework and actually used UCLA’s materials to help me move forward and get everything together on time.

    Student Picture

    Jill Tulane University ‘16, Course Hero Intern