Romancero gitano pena y luna

Romancero Gitano pena y luna
Download Document
Showing pages : 1 of 7
This preview has blurred sections. Sign up to view the full version! View Full Document
Visión general del Romancero Gitano Fue publicado en 1928, pero escrito entre 1924 y 1927. Su publicación alcanza un éxito resonante. La primera mención que tenemos de la idea de un romancero gitano hecho por Lorca se halla en una carta a Melchor Fernández Almagro, íntimo amigo del poeta, fechada en Granada, el día 1 de julio de 1922, y que nos parece un interesante testimonio para saber las motivaciones que llevaron a Lorca a crear esta obra: «Quiero hacer este verano una obra serena y quieta; pienso construir varios romances con lagunas, romances con montañas, romances con estrellas; una obra misteriosa y clara, que sea como una flor (arbitraria y perfecta como una flor): ¡toda perfume! Quiero sacar de la sombra a algunas niñas árabes que jugarían por esos pueblos y perder en mis bosquecillos líricos a las figuras ideales de los romancillos anónimos. Figúrate un romance que en vez de lagunas tenga “cielos”. ¿Hay nada más emocionante? Este verano, si Dios me ayuda con sus palomitas, haré una obra popular y andalucísima. Voy a viajar un poco por estos pueblos maravillosos, cuyos castillos, cuyas personas parece que nunca han existido para los poetas y. .. ¡¡Basta ya de Castilla!!» Por otro lado, habría que añadir que García Lorca fue una persona dedicada a la comprensión de los perseguidos: gitanos, negros, judíos. .. Aunque esto supusiera un peligro evidente, ya que muchos de sus enemigos lo llegaron a tachar de gitano y judío, acusaciones a las que Lorca se opuso tajantemente. En cuanto al personaje central del Romancero Gitano, el gitano, Lorca lo eleva a la altura de un mito moderno parejo a los clásicos. Se mueven al margen de un mundo hostil, marcados por la frustración y la muerte (no sólo física, como veremos). El poeta proyecta sobre estos personajes sus grandes obsesiones, como veremos en el “Romance de la pena negra”, que es, según el propio Lorca, el poema más representativo del libro, porque fusiona los dos temas centrales: amor y muerte. Por último, habría que acabar aludiendo al estilo que se emplea en todos sus romances, sembrados de “metáforas audaces”, muy del estilo gongorino, como más tarde podremos comprobar. Análisis del romance de la luna, luna de Federico García Lorca Romance de la luna, luna (Romancero gitano) 1 La luna vino a la fragua con su polisón de nardos. El niño la mira, mira. El niño la está mirando. 5 En el aire conmovido mueve la luna sus brazos y enseña, lúbrica y pura, sus senos de duro estaño. – Huye luna, luna, luna. 10 Si vinieran los gitanos, harían con tu corazón collares y anillos blancos. – Niño, déjame que baile. Cuando vengan los gitanos, 15 te encontrarán sobre el yunque con los ojillos cerrados. – Huye luna, luna, luna,
Background image of page 1
Image of page 2
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.