filosofia.docx - Introduccin Desde el principio de los...

Info icon This preview shows pages 1–3. Sign up to view the full content.

Introducción Desde el principio de los tiempos los hombres se han hecho preguntas, sobre todo lo que le rodeaba, las curiosidades de estas civilizaciones sobre aspectos como el día y la noche, la luna, el sol y las estrellas le llevaron a preguntarse cómo sería la organización de estos astros en el espacio y como habían surgido estos elementos. Las mayorías de estas teorías coincidían en el que algún Dios había intervenido en la creación del mundo.
Image of page 1

Info icon This preview has intentionally blurred sections. Sign up to view the full version.

El cosmos, el hombre y la filosofía: El hombre y el Cosmos El cosmos es muchísimo más complejo de lo que a primera vista se nos muestra. Y aunque parezca una paradoja, muchos de los que se llaman a sí mismos científicos, son lo que menos se percatan de esta gran verdad, pues tienen la mente demasiado tecnificada y creen que sólo lo que ellos pueden comprobar con sus aparatos o con sus cálculos, es lo que es “real” o posible. Pero no es así. Del Cosmos apenas si conocemos una infinitésima parte, debido fundamentalmente a que el instrumento con el que contamos para conocerlo- nuestro cerebro- es muy limitado, sobretodo comparado con la vastedad y complejidad del Cosmos. Los hombres, infantilmente y ayudados – o engañados- por las religiones y los “dioses”, pensamos que somos el centro del Universo. Así nos lo han hecho creer y así lo hemos venido repitiendo por los siglos. El hombre es solo otro de los infinitos seres inteligentes, semi-inteligentes, y carentes de inteligencia que pueblan el inconmensurable Universo. Nuestra infantilidad al enfrentarnos y al enjuiciar otras realidades es patente y además lastimosa. Somos unos auténticos niños en cuanto nos ponemos a enjuiciar las cosas que no podemos percibir clara y directamente por nuestros sentidos. Hablamos de nuestra realidad como si fuera la única existente, dividimos los seres en inteligentes y no inteligentes juzgando únicamente por las coordenadas de nuestras mentes y a los mecanismos que nuestros cerebros tienen para aprender lo que llamamos “la realidad”, y hasta nos atrevemos a dictaminar que algo no existe o no puede existir porque “repugna” a nuestros esquemas cerebrales”.
Image of page 2
Image of page 3
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

{[ snackBarMessage ]}

What students are saying

  • Left Quote Icon

    As a current student on this bumpy collegiate pathway, I stumbled upon Course Hero, where I can find study resources for nearly all my courses, get online help from tutors 24/7, and even share my old projects, papers, and lecture notes with other students.

    Student Picture

    Kiran Temple University Fox School of Business ‘17, Course Hero Intern

  • Left Quote Icon

    I cannot even describe how much Course Hero helped me this summer. It’s truly become something I can always rely on and help me. In the end, I was not only able to survive summer classes, but I was able to thrive thanks to Course Hero.

    Student Picture

    Dana University of Pennsylvania ‘17, Course Hero Intern

  • Left Quote Icon

    The ability to access any university’s resources through Course Hero proved invaluable in my case. I was behind on Tulane coursework and actually used UCLA’s materials to help me move forward and get everything together on time.

    Student Picture

    Jill Tulane University ‘16, Course Hero Intern