Un camino de evolución a través del Libro de Urantia por Yolanda Silva Solano.pdf

Un camino de evolución a través del Libro de Urantia por Yolanda Silva Solano.pdf

This preview shows page 1 out of 300 pages.

Unformatted text preview: UN CAMINO DE EVOLUCIÓN A TRAVÉS DEL LIBRO DE URANTIA Silva Solano, Yolanda Un camino de evolución a través del libro de Urantia. - 1a ed. – Buenos Aires: Deauno.com, 2008. 298 p.; 21x15 cm. ISBN 978-987-1462-30-8 1. Ensayo Religioso Cristiano. I. Título CDD 248 Queda rigurosamente prohibida, sin la autorización escrita de los titulares del copyright, bajo las sanciones establecidas por las leyes, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la fotocopia y el tratamiento informático. © 2008, Yolanda Silva Solano © 2008, Deauno.com (de Elaleph.com S.R.L.) © 2008, Imágenes de cubierta, la autora agradece la cortesía de [email protected] La autora responderá comentarios y preguntas en [email protected] Primera edición ISBN: 978-987-1462-30-8 Hecho el depósito que marca la Ley 11.723 Esta edición digital se distribuye en forma libre y sin protección de ningún tipo. YOLANDA SILVA SOLANO UN CAMINO DE EVOLUCIÓN A TRAVÉS DEL LIBRO DE URANTIA deauno.com AGRADECIMIENTO Agradezco al Libro de Urantia que ha sido mi motivación y mi guía en este trabajo y lo dedico a mis amigos virtuales que me animaron a que lo escribiese, para que la Enseñanza pueda expandirse cada día más, para la gloria de Dios y bien de la humanidad. PRÓLOGO Esta serie de artículos fueron escritos, para aquellos lectores que desconocen las enseñanzas del Libro de Urantia o que recién comienzan a familiarizarse con su lectura, por lo mismo está escrito de una manera fácil y amena de leer, pero sin descuidar la profundidad de las enseñanzas. En ellos se encontrará el lector con términos diferentes, pero no se deje impresionar por ellos, más bien busque el significado en el contexto. Por ejemplo cuando nos referimos al Ajustador de Pensamiento nos estamos refiriendo al Yo Superior o chispa divina, que mora en nuestra mente y que no es parte de nuestro yo, sino que es un fragmento de Dios que reside en la mente de los hombres, es el socio divino que nos ayuda a buscar la perfección que nos pide nuestro Padre Cada artículo está escrito de manera que no nos quedemos en sólo la parte intelectual, porque “la cristalización de los conceptos invalida el conocimiento y nos impide llegar a la sabiduría”. A través de ellos, me he esforzado por seguir el método que Jesús siempre aconsejó que “lo único importante es aprender y luego poner en práctica lo aprendido.” Por lo mismo, los temas no siguen una secuencia, cada cual puede escoger del Índice, el título que le llame más la atención, sugiero leer uno cada vez, para poder sacar las propias conclusiones, atando cabos que le den significado a la enseñanza. Se encontrarán más de una vez con citas repetidas, es una forma didáctica de ir grabando en nuestra mente los conceptos más esenciales que puedan ser usados como referentes en diferentes ocasiones y así, paulatinamente puedan ir cambiando nuestra vida a nuestro propio ritmo, porque. “siempre la religión de revelación deberá limitarse por la capacidad del hombre para recibirla” y de su buena voluntad y deseo sincero para ponerla en práctica. Debemos respetar la capacidad de cada ser humano para asimilar los conceptos, porque “no se pueden exceder las capacidades inherentes, una botella de medio litro, no podrá nunca contener un litro. El concepto espiritual no puede ser forzado en forma mecánica dentro del molde de la memoria material” por eso “Jesús no cometió el error de enseñarles más, no precipitó su confusión presentándoles una verdad que rebasara su capacidad de comprensión.” “Repetidas veces, Jesús les dijo a sus apóstoles, que no era su deseo que los que creyeran en él, se volvieran dogmatizados y estandarizados, según las interpretaciones religiosas de los hombres, aún de los hombres buenos. Una y otra vez amonestó a los apóstoles contra la elaboración de credos y el establecimiento de tradiciones, como medio para guiar a los creyentes en el evangelio del reino.” “Jesús sabía que cada hombre es distinto a los demás y así enseñó a sus discípulos. –7– Muchas veces, les advirtió que no intentaran moldear a los hombres, según un modelo preestablecido. Lo que buscaba era que cada alma, pudiera evolucionar a su propia manera, como individuo distinto y en vías de desarrollo.” Por eso todo lo que en esta publicación se exponga, siempre estará sujeto al discernimiento de cada persona que lo lea, porque “en realidad, cada ser humano, define la religión en términos de su propia interpretación experiencial, de los impulsos divinos que emanan del Espíritu de Dios, que en él reside y por tanto, esta interpretación debe ser única y totalmente distinta de la filosofía religiosa de todos los demás seres humanos.” “La religión no se puede regalar, recibir, aprender ni perder, es una experiencia personal que crece proporcionalmente a la búsqueda creciente de los valores finales” por tanto aquí se exponen las verdades que contiene el Libro de Urantia, pero está en las manos del lector el significado y el uso que de ellas haga, porque las palabras que habla Dios al hombre, encuentran su propia realización, en los ojos que leen y los oídos que escuchan y no en las manos del escritor. Todas las frases que están entre comillas, están copiadas en forma textual de El libro de Urantia, ©1993 que es la traducción al español de “The Urantia Book”, © 1955 URANTIA FOUNDATION, 533 Diversey Parkway, Chicago, Illinois 60614, EE.UU; + (773) 525-3319. Cualquier duda o comentario puede escribir a [email protected] YOLANDA SILVA SOLANO –8– RESEÑA DEL LIBRO DE URANTIA El Libro de Urantia, es considerado por muchos, como un libro de ciencia-ficción, ya que el primero en dar a conocer en forma masiva muchos de sus capítulos, fue J. J. Benítez que se basó en ellos para escribir sus famosos Caballos de Troya. No es raro que esta haya sido la forma de dar a conocer el LU pues desde hace mucho, la ciencia-ficción ha sido la forma, como tal vez los Espíritus Ayudantes de la Mente, han ido preparando la mente finita y limitada del ser humano, para que sea capaz de recibir las grandes revelaciones, no sólo en el ámbito espiritual como en nuestro caso, sino también en el plano científico, mecánico, tecnológico, electrónico y cultural. No hace muchas décadas atrás, todos los adelantos de hoy en día, que nos parecen tan necesarios y rutinarios, como son los celulares e Internet, por decir lo más corriente y simple, nos hubiesen parecido completamente imposibles ni siquiera de imaginar, si nuestra mente no se hubiese ido adecuando y despertando gracias a la ciencia-ficción, que nos ha sumergido en narraciones imaginarias que no podían darse en el mundo que entonces conocíamos. El hombre no crea nada nuevo, solo descubre lo que ha existido desde siempre en la mente de Dios y que se materializa, cuando la humanidad está capacitada para recibir el descubrimiento. El hombre tiene un tiempo y una capacidad determinada, Dios no tiene tiempo ni limitaciones Nada de lo que se cuenta en un relato de ciencia-ficción, tiene o ha tenido lugar en el mundo en que vivimos, narra los episodios de la conquista del espacio pero que transcurren en el espacio exterior. El Libro de Urantia, en sus tres primeras partes nos relata hechos absolutamente desconocidos para los seres humanos. Rompe nuestros esquemas religiosos de un solo Dios que está formado por Dios-Padre, Dios- Hijo y DiosEspíritu Santo y proclama que “Dios, es el símbolo verbal que designa a todas las personalizaciones de la Deidad” y nos cita nada menos que siete nombres con los cuales es posible designar a Dios: Dios el Padre, Dios el Hijo, Dios el Espíritu, Dios el Supremo, Dios el Séptuple, Dios el Último y Dios el Absoluto” Si el misterio de la Santísima Trinidad, ya nos era incomprensible, estas designaciones superan con creces la comprensión de nuestra mente finita, sin embargo esta incapacidad de comprender, no debe sobrecogernos, ni aminorarnos, porque lo que Dios nos pide no es que lo comprendamos, sino que por medio de la fe y el amor, seamos capaces de sentirlo” en nuestro corazón. “No es –9– tan importante que conozcáis el hecho de Dios, como que crezcáis cada vez más, en la habilidad de sentir la presencia de Dios”. El Libro de Urantia es una antología de 196 trabajos, escritos entre 1928 y 1935 por personalidades sobrehumanas, sus nombres aparecen en las respectivas secciones del libro. Los humanos en cuyas manos fueron estregados los papeles de estos escritos, ya han muerto. En vida, nunca quisieron ser protagonistas ni lucrar con los conocimientos recibidos. La forma como estos papeles fueron materializados es única y desconocida. Se puede leer el libro como una pieza fascinante de literatura de cienciaficción, hasta el momento en que la calidad espiritual del lector le muestre el verdadero y profundo significado del Libro, porque “la religión de revelación, deberá siempre limitarse por la capacidad del hombre para recibirla Por eso, también se puede ser un docto en cuanto a los conocimientos que nos entrega el Libro, pero si nuestra mente y nuestro corazón no están abiertos para recibir la verdadera enseñanza que se oculta en sus páginas, ese conocimiento de los universos y de la creación de Urantia, sólo serán conocimientos muertos que no darán los frutos necesarios para entrar en el reino de Dios. Jesús nos dice: “Reflexionad bien sobre estas palabras en vuestro corazón, hasta que cada uno halle el verdadero significado” porque en verdad el Libro no es solamente para ser leído, sino para que las enseñanzas que de él se desprenden, se conviertan en agua viva, capaz de hacernos renacer, porque él es válido, sólo cuando nos permite “revelar la paternidad de Dios e intensifica la hermandad de los hombres.” El Libro de Urantia nos informa sobre la génesis, la historia y el destino de la raza humana y sobre todo de nuestra intima y real relación con Dios. No estamos solos. El Universo está lleno de planetas habitados, formas de vida en proceso evolutivo, civilizaciones en varias etapas de desarrollo, esferas celestiales y personalidades espirituales. A través de la lectura nos daremos cuenta que “Los seres espirituales no habitan en el espacio nebuloso, no moran en mundos etéreos, sino que están domiciliados en esferas reales de naturaleza material, mundos tan reales como los que habitan los mortales.” No estamos aquí por accidente. La evolución de los seres humanos es un evento planeado. “Hace 600 millones de años, la comisión de los Portadores de vida de Jerusem, llegó a Urantia y empezó el estudio de las condiciones físicas preparatorias para originar la vida en el mundo numérico 606 del sistema de Satania. Los Portadores de Vida, no pueden iniciar la vida, hasta que una esfera esté preparada para la inauguración del ciclo evolutivo.” Toda esta larga preparación, tomó real importancia, cuando Jesús voluntariamente se auto otorgó para nacer en Urantia como uno más de nosotros los seres humanos, abriéndonos así la posibilidad de llegar un día a ser perfectos como lo es nuestro Padre, porque “su vida urantiana en la carne, sería desde ese momento la inspiración para todos los seres de todos los mundos de Nebadón y por todas las generaciones en los tiempos por venir”. Por eso, “de todo conocimiento humano, el que tiene mayor valor es conocer la vida de Jesús y – 10 – cómo él la vivió” porque con su vida Él quiso demostrarnos que la espiritualidad y nuestra unión con Dios, la tenemos que vivir en nuestra vida cotidiana, en medio de nuestras labores comunes porque “la fe salvadora nace en el corazón humano, cuando la conciencia moral del hombre, comprende que los valores humanos pueden ser transformados en experiencia espiritual, de lo humano a lo divino, del tiempo a la eternidad” Continuamente nos quejamos de lo mal que está el mundo, pero muy pocas veces pensamos que ello se debe a que la gran mayoría de los que nos decimos creyentes, vivimos un cristianismo de templo, con día y hora fija, tenemos creencias en los ritos, pero en nuestra vida diaria, no damos los frutos del espíritu. Por eso, cada día hay una mayor incongruencia entre lo que dicen nuestros labios y lo que hacemos con el corazón, sin darnos cuenta que con esa religión acomodaticia estamos causando más mal que los que se dicen ateos, porque “la religión es una forma de vida y una técnica de pensamiento.” por tanto, la debemos incorporar a nuestra vida cotidiana, porque “la salvación nace, no de conocer como deberíamos adorar o donde, sino de recibir la enseñanza del agua viva que Jesús ofreció a la Samaritana y que hoy nos ofrece a cada uno de nosotros”. Imposible recordar este episodio, sin destacar la actitud de Jesús, quien desafiando las normas de aquellos días, que prohibían a un judío hablar con los samaritanos por encontrarlos idólatras, por lo tanto era impensable que un hombre se dirigiera a una mujer, sin embargo Jesús no trepidó en hacerlo. El Maestro primero nos muestra su parte humana, Él siente sed, como la siente cualquiera de nosotros cuando hace mucho calor o después de un trabajo agotador y por eso le pide a esta mujer de Sicar, que le dé de beber y de paso aprovecha la ocasión, para mostrarnos su respeto por la mujer, como lo haría en muchas otras ocasiones a lo largo de su vida. Jesús, fue el primer Maestro que le dio a la mujer la preponderancia que le corresponde, porque “la mujer forma sociedad con el hombre a igual nivel en la reproducción de la raza por lo tanto, es igualmente importante en el desarrollo de la evolución.” pero este reconocimiento no tiene ningún fundamente para convertirse en el perjudicial feminismo, pues “los derechos de la mujer, no son de ninguna manera los derechos del hombre. La mujer no puede florecer con los derechos del hombre, ni puede el hombre prosperar con los derechos de la mujer” Jesús valoraba a la mujer, por eso desafió a las costumbres y al que dirán y no dudó en hablar con la samaritana y manifestarle no solamente su sed humana, sino que también aflora en Él su parte divina y siente el deseo de mostrarle a esa mujer el Camino hacia el Padre. De la misma manera, también nosotros deberíamos ocupar los episodios comunes para encontrar el agua viva para beber de ella, porque “la voluntad de Dios, puede cumplirse en cualquier ocupación terrenal. Todas las cosas son sagradas en la vida de los que son conducidos por el espíritu” El evangelio de Reino de los cielos, predicado por Jesús, contiene el secreto de la verdadera civilización porque “proclamamos una nueva religión, – 11 – que no es una religión según el significado que hoy se le da a esta palabra, sino de una religión que apela principalmente al Espíritu divino del Padre, que reside en la mente del hombre” y que debe ser descubierta en forma personal porque “cada ser humano define la religión, en términos de su propia interpretación experiencial, de los impulsos divinos que emanan del espíritu de Dios que en él reside, y por lo tanto, esta interpretación debe ser única y totalmente distinta de la filosofía de todos los seres humanos” por eso, decíamos anteriormente, que el LU puede ser leído como un libro de ciencia ficción, pero en la medida que vamos ahondando en su lectura y nuestra mente se va abriendo al deseo de nuestra alma de buscar la verdad, nos vamos dando cuenta que la Quinta revelación que nos relata el LU es la mejor herramienta que el ser humano pueda haber recibido, porque nos muestra el camino de la verdadera evolución espiritual. Atrás quedan los dogmas, los ritos y las imposiciones, porque lo que Jesús vino a traernos es la religión del espíritu, que “nos deja por siempre libres, para seguir la verdad donde quiera que nos lleve el espíritu” pues “la verdad divina, no debe ser rechazada porque el canal de su transmisión sea aparentemente humano” porque “sólo la verdad muerta, puede ser contenida en una teoría. La verdad viva es dinámica y tan sólo puede tener existencia experiencial en la mente humana” La verdad, no puede convertirse en una posesión del hombre, ella siempre será más un logro continuo que una posesión, pero de hecho ocurre lo contrario, el hombre con un poco de conocimiento se siente poseedor de la verdad y por lo mismo, deja de buscarla porque nadie busca lo que ya cree tener. “El hombre, tiende a cristalizar la ciencia, a formular la filosofía y a dogmatizar la verdad, porque tiene pereza mental, para ajustarse a la lucha progresiva del vivir y a la vez tiene mucho miedo a lo desconocido. El hombre es lento para iniciar cambios en sus hábitos de pensamiento y en su técnica de vivir” por eso prefiere conformarse con seguir a los que le dicen que hacer, cómo y cuando, y es justamente esta desidia la que no permite que el reino de Dios tome posesión de Urantia. Jesús nos dijo claramente, que para entrar en el reino, era preciso renacer y dijo: “Yo te declaro que a menos que un hombre naciera del espíritu, no podrá entrar en el reino de Dios” pues en el reino del Padre, habréis de transformaros en criatura nuevas, las cosas viejas habrán de perecer, he aquí que os muestro como todas las cosas se han de renovar” pero para renacer, primero hay que ser consciente de lo que tenemos en este momento y preguntarnos ¿estoy contento o contenta con lo que hago, con mi vida, tanto espiritual como material? Si la respuesta fuese positiva, poco o nada podríamos hacer por renacer, pues querría decir que estamos dormidos emocionalmente y que la rutina que cansa y agota, es quien está rigiendo nuestra vida, porque el renacer, es algo dinámico que nos obliga a dejar la rutina y a tener el valor de afrontar cosas nuevas de todo tipo, no para huir en forma cobarde de los problemas, lo cual es imposible pues “tanto tú como tus problemas del vivir son reales y no se puede escapar de ellos mien– 12 – tras estemos vivos” pues “el hombre debe vivir en un mundo en el que la alternativa del dolor y la probabilidad del sufrimiento, son posibilidades experienciales siempre presentes”. No podemos percibir la verdad, hasta que no la experimentamos con los sentimientos y muchas verdades no son realmente sentidas, si no es en la adversidad” porque “es en los momentos de prueba, cuando el alma revela lo que realmente hay en su corazón” los problemas, las penas y las dificultades son inherentes y necesarias en el camino evolutivo, pero en vez de quejarnos y decir que este mundo es “un valle de lágrimas, debemos verla con los ojos de Jesús, que la considera la esfera donde nacen los espíritus eternos e inmortales en la ascensión al Paraíso, por tanto, esta vida es el valle donde se forjan las almas” Así como la vida es nuestra Maestra, también lo es nuestro cuerpo, ambos no son indispensables si queremos llegar a ser espirituales, pues “el hombre crece conscientemente desde lo material a lo espiritual, por la fuerza, el poder y la persistencia de sus propias decisiones.” Muchas veces se piensa que hay alimentos que perjudican o retrasan nuestra evolución, otros creen que largas horas de soledad y adoración ayudan a la misma, pero Jesús nos dijo claramente que “no es lo que entra por la boca lo que ensucia espiritualmente al hombre, sino más bien, lo que procede de la boca y del corazón” y con respecto a la adoración nos dijo que ella “es la técnica de buscar en el Único, la inspiración para servir a muchos” porque “¿de qué sirve la enseñanza si no puede ser llevada a cabo? A nuestro Padre, no le interesa tanto lo que hacemos, sino el cómo y el por qué, El nos juzga por nuestras intenciones y por nuestras decisiones personales. Lo que hacemos por seguir una ley o porque otros nos lo ordenan, no tiene el mismo valor que cuando somos nosotros, en forma individual y haciendo uso de nuestro libre albedrío tomamos nuestras propias decisiones, asumiendo en forma consciente sus consecuencias. El hacer uso de nuestro libre albedrío está muy lejos del libertinaje, pues el despertar de nuestra conciencia nos permite que “cada día que vivimos como verdadero creyente, nos resulte más fácil hacer lo que es recto” pues “la rectitud experienci...
View Full Document

  • Summer '17
  • The American, Vida, Verdad, Creencia, Libre albedrío, Lógica

{[ snackBarMessage ]}

What students are saying

  • Left Quote Icon

    As a current student on this bumpy collegiate pathway, I stumbled upon Course Hero, where I can find study resources for nearly all my courses, get online help from tutors 24/7, and even share my old projects, papers, and lecture notes with other students.

    Student Picture

    Kiran Temple University Fox School of Business ‘17, Course Hero Intern

  • Left Quote Icon

    I cannot even describe how much Course Hero helped me this summer. It’s truly become something I can always rely on and help me. In the end, I was not only able to survive summer classes, but I was able to thrive thanks to Course Hero.

    Student Picture

    Dana University of Pennsylvania ‘17, Course Hero Intern

  • Left Quote Icon

    The ability to access any university’s resources through Course Hero proved invaluable in my case. I was behind on Tulane coursework and actually used UCLA’s materials to help me move forward and get everything together on time.

    Student Picture

    Jill Tulane University ‘16, Course Hero Intern