09 Feb 15.docx

09 Feb 15.docx - EMISOR EN LA PRENSA Miércoles 25 de Marzo...

This preview shows page 1 out of 306 pages.

Unformatted text preview: EMISOR EN LA PRENSA Miércoles 25 de Marzo de 2015 Información de PORTAFOLIO Página 2 Dos minutos Brújula - OTRA VEZ HACIA ABAJO 9377278 Justo cuando el dólar estuvo a punto de franquear la barrera de los 2.700 pesos y más de un experto pronosticaba que llegaría a los 3.000, las cosas fueron distintas. Así quedó claro ayer cuando la divisa experimentó una fuerte caída en el mercado cambiario, al registrar un promedio de 2.526 pesos. El giro del viento tomó a más de uno por sorpresa. Otra vez, aquellos que le jugaron al alza quedaron descubiertos, mientras que unos cuantos se encuentran celebrando. El problema es que nadie sabe a ciencia cierta por cuánto tiempo, pues la volatilidad es la norma y no la excepción. En el caso presente, las nuevas circunstancias tienen que ver con la actitud del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos. Y es que justo cuando los observadores pensaban que la entidad estaba lista a incrementar las tasas de interés, el mensaje es que la vuelta de tuerca será leve y que, probablemente, va a demorar más de lo pronosticado. En consecuencia, los capitales que habían dejado los lugares relativamente más riesgosos tienen un aliciente para retornar. Y esa es una situación que afecta a todas las economías emergentes, incluyendo a la colombiana. No obstante, hay otros hechos que no se pueden olvidar. Los altibajos en el precio del petróleo no paran y eso también influye sobre la tasa de cambio. Por otra parte, los desequilibrios que hay en nuestras cuentas externas son elevados y pueden llegar a ocasionar episodios de nerviosismo, así el enorme déficit en la balanza comercial de enero haya pasado sin pena ni gloria. Por tal motivo, no está de más insistir en la necesidad de tener cautela. De lo contrario, quien se arriesgue a especular, corre riesgos considerables que pueden no valer la pena. Información de EL ESPECTADOR Página 15 Negocios Proyección del PIB está entre 3,5 y 3,6% - Y A LA POBREZA, ¿CÓMO LE IRÁ EN 2015? 9377374 Entre 2013 y 2014 la población considerada pobre en Colombia bajó de 30,6 a 28,5%. Expertos dicen que un menor crecimiento económico este año afectaría la lucha. En 2014, dijo el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), 28 de cada 100 colombianos estuvieron en condición de pobreza monetaria, mientras 8 de cada 100 estuvieron en la pobreza monetaria extrema. Esa medición se refiere sólo a los ingresos e implica que quien percibe menos del costo per cápita mínimo, que es de $211.807, se considera pobre, y que quien tiene ingresos inferiores a $94.103 mensuales se considera pobre extremo. Las cifras dan cuenta de una reducción de la pobreza, respectivamente, de 18,9 y 14,8 puntos porcentuales en los últimos diez años. Mientras el Departamento Nacional de Planeación (DNP) expresó su satisfacción por una disminución en la pobreza monetaria que superó en 3,5 puntos la meta de 32% prevista en el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014, el Departamento para la Prosperidad Social (DPS) aseguró que el reto aún está en la pobreza rural. Tatyana Orozco, directora del DPS, dijo que se están evaluando estrategias para la generación de ingresos y la inclusión social de la población rural. "Estimular que se emplee más población vulnerable, que en los contratos del Estado haya una cláusula de inclusión social, para que nuestros proveedores contraten población vulnerable", dijo Orozco. Según el DANE, en las cabeceras municipales, 661.000 personas salieron de la pobreza, mientras que en los centros poblados y rurales dispersos la reducción fue de 123.000 personas. Para Hernando José Gómez, economista y exdirector del DNP, es de resaltar que la pobreza extrema se consolide en un dígito. Afirma que los dos elementos fundamentales en las disminuciones de las cifras han sido el buen crecimiento económico del país —del orden de 4,5% en promedio durante los últimos 10 años— y los subsidios focalizados, como Más Familias en Acción. "No son subsidios generales, como el de la gasolina, sino que van realmente a los más pobres, que lo necesitan", dijo Gómez. Por eso, una economía desacelerada para 2015, como la que han proyectado instituciones como Fedesarrollo y el Banco de la República, entre 3,5 y 3,6%, afectaría los esfuerzos de lucha contra la pobreza. Una investigación dirigida por Gómez, titulada Colombia frente a una destorcida en los precios del petróleo, estimaba que la caída del precio del barril a US$60 y la reducción a cero de la inversión extranjera directa en el sector minero-energético significarían un retraso de seis años en la lucha contra la pobreza. "En términos de pobreza, esta aumentaría de 29% que se observa en la actualidad, hasta máximos de 34% en los siguientes dos años y retornaría lentamente a niveles del 31% en el año 2020", dice el estudio, publicado en los cuadernos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Si bien el DPS no tiene aún cálculos de cuánto pueda afectar el desplome de los precios del crudo en los esfuerzos, Orozco afirma que es "fundamental coordinar estrategias desde el Gobierno", con iniciativas como la de inclusión laboral para población vulnerable. Calcular la afectación, según Gómez, "es difícil, pero indudablemente cualquier tasa por debajo del 4% nos empieza a afectar negativamente las cifras de pobreza. Obviamente mientras más fuerte sea el impacto (de la caída en los precios del petróleo), creceremos menos". De acuerdo con el DNP, el 90% de la reducción de la pobreza se ha logrado por el crecimiento económico, mientras que el Banco Mundial le atribuye tres cuartas partes a ese factor. 9377369 Página 13 Negocios - EL RETO DE REMPLAZAR US$5 MIL MILLONES, Por Camilo Vega Barbosa El Gobierno les apuesta a las exportaciones no tradicionales para compensar el déficit fiscal que ha dejado la caída de más del 50% del precio del petróleo. Los efectos de la recuperación de Estados Unidos sobre la economía colombiana y las oportunidades que esto representa en términos de comercio internacional para el país, fueron los principales temas que se trataron durante la conferencia de la fundación Buen Gobierno realizada este martes en las instalaciones de la Federación Nacional de Cafeteros. El encuentro tuvo la oportunidad de contar con la presencia de Jason Furman, presidente del consejo de asesores económicos del gobierno de Estados Unidos; el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, y un significativo número de representantes gremiales, como Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia. La conferencia tomó especial relevancia para Colombia porque se hizo en medio de la problemática que hay en torno al comercio internacional. Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), las exportaciones del país cayeron más del 56% en enero de 2015, como resultado de la baja de más del 50% que ha sufrido el precio del petróleo. Sin embargo, para el Gobierno la economía colombiana cuenta con la suficiente flexibilidad y capacidad de adaptación para hacer frente al deterioro del sector de hidrocarburos mundial. El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, explicó "que la caída de los precios del petróleo provocará que las exportaciones se reduzcan en alrededor de US$5 mil millones, pero las coyunturas actuales, como la recuperación de Estados Unidos y la tasa de cambio, permiten que se puedan hacer políticas para reemplazar la pérdida. Dado que los envíos de productos no tradicionales suman en conjunto un nivel similar al que se quiere cubrir, la apuesta del Gobierno es que este rubro duplique su nivel para que se pueda lograr el empalme". "El repunte del consumo interno es una de las principales causas de la recuperación de Estados Unidos, ya que implica alrededor del 70% de su PIB, es por esto que una de las prioridades de la administración del presidente Barack Obama es seguir promoviendo el crecimiento de este rubro, lo cual resulta una oportunidad para los productos de Colombia y de la región, ya que la demanda por estos envíos crecerá dentro del territorio", afirmó Jason Furman. La estrategia del Gobierno tiene sentido en la medida que hay potencial para que otros rubros tomen el liderazgo. Por ejemplo, las cifras del DANE indican que el 54% de los vegetales que se cultivan en el país se dirigen a Estados Unidos, y este rubro pasó de representar el 8% del total de envío en enero de 2014 a 15% en el primer mes de 2015. Y es una tendencia similar con ramas como el café y los productos de floriculturas, porque cada uno cambió su participación de 4 a 17% y de 6 a 14%, en el mismo período. Para Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, "el crecimiento del consumo estadounidense y la devaluación del peso colombiano le dan el potencial al agro para que sea el nuevo sector clave de las exportaciones colombianas. Sin embargo, esta estrategia tiene que venir acompañada de una buena política rural que incluya, entre otras cosas, ayudas del Gobierno en términos de seguridad jurídica, porque de lo contrario sería complicado atraer inversionistas". Camila Pérez, directora de análisis macroeconómico y sectorial de Fedesarrollo, advierte que "la transición de las exportaciones colombianas tomará un buen tiempo, se debe entender que es una política de mediano y no de corto plazo. De manera que es posible que la reducción en los envíos de productos al exterior perdure este año, al punto que se estima que el déficit de la cuenta corriente y de la balanza comercial puedan cerrar 2015 en 6% del PIB". Es una posición con la que coincide Camilo Pérez, analista del Banco de Bogotá, pues consideró que si el Gobierno logra la transición de las exportaciones colombianas, esto se daría en términos de varios años. Además, "el crecimiento de las exportaciones no tradicionales en los últimos años ha sido muy leve". Información de EL TIEMPO Página 3 Economía y negocios - EL ECONOMISTA QUE MÁS SABE DE DROGAS EN COLOMBIA 9377550 Daniel Mejía, ganador del premio Juan Luis Londoño, es un apasionado por descifrar la criminalidad. "La perseverancia para hacer lo que a uno le gusta es tan importante como ser pilo y sacar las mejores notas". Así piensa Daniel Mejía Londoño, economista de la Universidad de los Andes y doctor en Economía de Brown University (EE. UU.), quien recibe hoy el premio Juan Luis Londoño, que entrega el centro de estudios económicos Fedesarrollo. Esa frase apunta a su desempeño como estudiante, pues nunca hizo parte de los mejores del curso, habilitó álgebra en noveno para pasar el año y que no lo sacaran del colegio, y cree que la última vez que izó bandera fue en primero de primaria. Este Bogotano, que nació en 1975, proviene de una familia del Eje Cafetero. Estudió en el Liceo de Cervantes Norte, un colegio católico muy estricto, a su parecer. Quiso estudiar Finanzas y Relaciones Internacionales en el Externado pero no fue aceptado, por lo que se matriculó en Economía en Los Andes y allí descubrió sus verdaderas pasiones. "Después de ver Introducción a la Economía Colombiana con Tomás González (actual ministro de Minas), me entusiasmé tanto con la economía que decidí quedarme en Los Andes. Es la diferencia que un buen profesor puede hacer al principio de una carrera", dice Mejía. Cuando estaba en sexto semestre comenzó la práctica en el Banco de la República y a trabajar con Carlos Esteban Posada, el mentor de varias generaciones de economistas en Colombia como Juan Luis Londoño y Alejandro Gaviria (ministro de Salud). Fue desde su trabajo en el Banco de la República donde empezó a ahondar en los temas de criminalidad y violencia. "Mi tesis de maestría la hice sobre el secuestro en Colombia, y luego con Carlos Esteban Posada escribimos un trabajo sobre los efectos de los ataques a la infraestructura del país sobre el crecimiento económico", agreda Mejía. En tono jocoso afirma que Pascual Restrepo, su estudiante, amigo y socio intelectual en la agenda de investigación por la que hoy le dan el premio, un día dijo en chiste que él era la persona que más sabía de drogas en Colombia, sin producirlas ni consumirlas, a lo que Mejía aclara con modestia que lo primero es falso, pero lo segundo no. En el año 2001, salió del país para hacer un doctorado en la Universidad de Brown (Estados Unidos), donde también trabaja con Herschel Grossman, con quien escribe su primer trabajo sobre la guerra contra las drogas en Colombia. Políticas antidroga Desde su regreso a Bogotá, primero en el Banco de la República y a partir de 2007 en la Facultad de Economía de Los Andes, continuó sus investigaciones, en particular, de tratar de cuantificar y entender los efectos de las políticas antidroga implementadas bajo el Plan Colombia. Al respecto, sostiene que se ha mostrado que algunas de esas políticas han sido extremadamente ineficientes y costosas, como las aspersiones con glifosato. Por eso no duda en reiterar que él no escribe sus trabajos para hacer amigos (tampoco enemigos), y que cuando le ha tocado dar la pelea por defender la rigurosidad e independencia de sus investigaciones, lo ha hecho sin vacilaciones. Dice que, por fortuna, siempre ha contado con el respaldo de la Universidad y de las personas que conocen su trabajo. Y afirma que personas vinculadas al Gobierno como el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, siempre han sido respetuosas de estos trabajos y han dado un debate abierto. "Hoy estoy trabajando con él como asesor en los temas de seguridad ciudadana. Cuando hablamos la primera vez de la posibilidad de asesorarlo, lo primero que me dijo fue que él no necesitaba un asesor externo que le dijera que todo estaba bien, sino alguien que le dijera, de manera directa, qué políticas no estaban funcionando y cómo podían mejorarse". Para Mejía, ganar el premio Juan Luis Londoño es tal vez el reconocimiento más importante que hay en el gremio de los economistas académicos. "Juan Luis fue mi profesor en la maestría en Los Andes; su energía era impresionante; era una máquina de producir ideas y de asegurarse que se ejecutaran para mejorar la vida de las personas menos favorecidas. Él repetía siempre que la historia solo recuerda a los exagerados. Creo que tenía razón: hay que seguir dando las peleas y ser intenso para algún día lograr vencer la inercia de ciertas políticas públicas ineficientes y costosas" sentencia Mejía Londoño. Información de LA REPÚBLICA Página 18 Finanzas Bolsillo. En colombia, 72% de los encuestados, entre 18 y 30 años, considera que tiene un mal manejo S ÓLO 1% DE LOS JÓVENES TIENE UN BUEN MANEJO DE SUS FINANZAS , Por Cinthya Ruiz Granados La educación financiera es una responsabilidad de todos. En Colombia, cada vez más las entidades financieras trabajan para avanzar en este tema, pues el país empieza a verlo como una prioridad. Según un estudio del área de consumo inteligente de Mastercard, en Colombia solo 1% de los jóvenes, entre 18 y 30 años, considera que su educación financiera es excelente. Los demás la califican entre buena y mala. Sofía Macías, consultora del programa Consumo Inteligente de MasterCard, habló con LR sobre cuáles son los principales puntos que a tener en cuenta para un buen manejo de las finanzas personales. También entregó detalles sobre este estudio que evidencia que el país tiene bases débiles en conocimiento financiero. ¿Qué está haciendo MasterCard para educar a las personas sobre el buen manejo del crédito? En términos generales siempre hay que preguntarse si realmente eso que voy a adquirir vale la pena comprarlo a crédito -porque va a aumentar mi calidad de vida- o preguntarse si es algo necesario. Entonces, desde MasterCard pensamos que a ninguna institución financiera le conviene tener clientes que tengan problemas para su límite de crédito, aunque es algo que se necesita para que el sistema financiero sea sostenible. ¿Cuál es el nivel de educación financiera de los países de América Latina? Hicimos un estudio de consumo inteligente sobre el nivel de educación entre los jóvenes de 18 a 30 años. Les preguntamos sobre qué tan importante era la educación financiera para que sus finanzas fueran sanas y prósperas y respondieron: 71% está totalmente de acuerdo en la importancia y 20% está de acuerdo, es decir 91% está muy de acuerdo en educarse. Pero, cuando preguntábamos cómo estaba su educación financiera actual, en la región, 10% de los jóvenes se daban una calificación pésima, 67% decían que su educación era entre mala y regular, 15% que era buena, 3% muy buena y 5 % excelente. ¿Cómo le fue a Colombia? Del total, 13% dijeron que su educación era pésima, 72% que era mala y regular, 12% la calificó de buena y solo 1 %, en Colombia, dijo que era excelente. ¿Qué está pasando? Tiene que ver en parte con la fuente de la educación financiera. Los jóvenes apenas están entrando a ella y consideran que es importante, pero no creen que haya muchas fuentes de información. En Colombia, cuando les preguntamos cuáles eran sus planes a mediano plazo, 75% decía que era terminar la universidad y una especialización; 68% hacer un viaje o vacaciones; 62% era iniciarun negocio. Son chicos que vienen con una mentalidad más emprendedora a otras generaciones. La mayor votación de reactivo como prioridad actual era tener una economía estable: 86%; 41%. tener una mejor vida que la de sus padres; y estabilidad laboral, 37%. Ahí hay una mezcla: quieren más libertad laboral y estabilidad financiera y lo que se necesita para poder unirlas es educación financiera. ¿Qué herramientas usarían en Colombia para lograr esos planes? Según el estudio, 62% usaría una cuenta de ahorros, 59% incrementaría el saldo de una cuenta que ya tuviera, eso significa que el tema de la inversión o los fondos no se incluyen. Si sus metas son viajar o poner un negocio es importante el ahorro, pero también la inversión. ¿Un joven de esta edad a qué producto de inversión podría apostarle? Hay una gama muy amplia desde deuda gubernamental hasta un fondo de inversión. También hay depósitos a plazos que me dan un retorno mayor que la cuenta corriente. En Colombia, hay muchos productos pero es importante mirar el tiempo y la meta. El paso número uno en la estrategia va a ser tu meta. Si es de tres años en adelante o cinco, puedo pensar en mayor riesgo, como la Bolsa o un bien raíz. Cada uno tiene un nivel de riesgo determinado y hay que buscarlo de acuerdo a la meta. ¿Cuáles son los errores más comunes que se comenten en el manejo de las finanzas? Dejar el ahorro para el final, este se debe hacer en cuanto recibimos el ingreso. También está no tener metas claras y ahí se desperdicia el recurso, así como no llevar un presupuesto. JULIANA ÁLVAREZ DIRECTORA DE LA BANCA DE LAS OPORTUNIDADES "El principal reto que tiene el país para avanzar en la educación financiera es enseñar desde niños qué significa, para que en el futuro tengan mayor calidad de vida". JUAN PABLO ZARATE CODIRECTOR DEL BANCO DE LA REPÚBLICA "Si se educa financieramente, la toma de decisiones de los agentes facilitará la estabilidad financiera, que generará que no haya fugas masivas de depósitos". Lo que miran las centrales de riesgo para un crédito Según la experta, las centrales de riesgo miran varias cosas para darle al tomador del crédito un puntaje, incluso este varía dependiendo del riesgo país. "Ellas miran qué tan puntual hemos sido como pagadores, los pequeños retrasos marcan, también es muy importante la correlación entre ingresos y nivel de endeudamiento. Si ellos ven que tienes saturadas todas tus tarjetas, que todo lo que tienes que pagar ya representa más de 30% de tus ingresos, ya le ponen más atención. También tiene que ver cuánto cambian de domicilio y trabajo. Hay que ser muy cuidadoso con esto". 9377696 Página 31 Opinión - DÓLAR EN LAS NUBES, RIESGOS ACOTADOS..., Por Santiago Castro Ni mercado, ni el Gobierno, ni el Banco de la República ...
View Full Document

  • Fall '19
  • Estados Unidos, América Latina, Precio, Pobreza

{[ snackBarMessage ]}

What students are saying

  • Left Quote Icon

    As a current student on this bumpy collegiate pathway, I stumbled upon Course Hero, where I can find study resources for nearly all my courses, get online help from tutors 24/7, and even share my old projects, papers, and lecture notes with other students.

    Student Picture

    Kiran Temple University Fox School of Business ‘17, Course Hero Intern

  • Left Quote Icon

    I cannot even describe how much Course Hero helped me this summer. It’s truly become something I can always rely on and help me. In the end, I was not only able to survive summer classes, but I was able to thrive thanks to Course Hero.

    Student Picture

    Dana University of Pennsylvania ‘17, Course Hero Intern

  • Left Quote Icon

    The ability to access any university’s resources through Course Hero proved invaluable in my case. I was behind on Tulane coursework and actually used UCLA’s materials to help me move forward and get everything together on time.

    Student Picture

    Jill Tulane University ‘16, Course Hero Intern