04.ICM_PARTE_4 - 4\u00aa PARTE LA ILUMINACI\u00d3N EN EL CINE 329 330 4 1 LOS COMIENZOS DE LA ILUMINACI\u00d3N Lighting is to film what music to opera C B

04.ICM_PARTE_4 - 4u00aa PARTE LA ILUMINACIu00d3N EN...

This preview shows page 1 out of 328 pages.

Unformatted text preview: 4ª PARTE LA ILUMINACIÓN EN EL CINE 329 330 4. 1. LOS COMIENZOS DE LA ILUMINACIÓN Lighting is to film what music to opera. C. B. DeMille La historia de la iluminación en el cine corre paralela a la historia de la tecnología y el cine como todas las industrias se nutre de los adelantos técnicos de la época. En los comienzos las emulsiones fotográficas eran muy poco sensibles a la luz, por lo que se necesitaba mucha por eso se utilizó la luz del sol para filmar. Desde 1827 la carrera para conseguir emulsiones cada vez más sensibles ha sido imparable: en aquel año Nicéphore Niépce realiza la primera foto utilizando betún de Judea, empleando en la exposición a la luz unas 14 horas. En 1839 Louis Daguerre fija la imagen sobre una plancha sensible de cobre (Daguerrotipo) tras 30 minutos de exposición. En 1840 Tallo inventa el calotipo y ya emplea solamente 2 minutos. Y en 1851 F. Scott Archer utilizando colodión húmedo ya hace posible la instantánea solo tarda unos pocos segundos. Entre 1855 y 1868 se experimenta y comercializa el celuloide, y a partir de 1880 se cuenta con un producto mucho más estable que el colodión húmedo, la gelatina-bromuro. Con ello quedaba el camino expedito para la fotografía en movimiento.423 La iluminación crea el ambiente para contar una historia. Así como ya he dicho en el capitulo 2. 1. “La luz en la arquitectura”, la primera arquitectura fue el fuego, también la primera iluminación para contar una historia fue el fuego. Para algunos propósitos, esta luz es casi perfecta. La luz de la hoguera es cálida y brillante, la mente la asocia con la seguridad, el calor y la protección ante la naturaleza. El fuego atrae a la gente, automáticamente se ponen en círculo alrededor de la fogata a una distancia cómoda para conversar. La luz del fuego parpadea suavemente y da un foco visual variable que impide que uno pierda la atención. Empieza siendo brillante, después se debilita gradualmente al tiempo que el estado de ánimo se interioriza y las pupilas crecen. Es ideal para contar historias o explicar cuentos: para el charlatán del pueblo, para el viejo que contaba historias en la tribu, o para ritos de iniciación, la luz del fuego es perfecta. Recuerdo los fuegos de campamento en mi época de “boy scout” donde a todos nos unía la luz mágica de la hoguera, nos enrojecía las caras mientras escuchábamos a los mayores y juntos entonábamos canciones girando alrededor de aquel fuego que era la culminación de todo un día. 423 SÁNCHEZ VIDAL, Agustín. Historia del Cine. Madrid: Historia 16, 1997. pág. 12. 331 El fuego de las hogueras tuvo también utilidades practicas, como en época de los griegos que se utilizaba para guiar a las naves, recordemos el famoso faro de Alejandría. La luz en el teatro En un principio el teatro se representa a la luz de una hoguera pero a medida que el este se iba transformando con guiones escritos y mucha audiencia, se generalizaron las actuaciones a la luz del día ya que se necesitaba más luz para ver claramente a todos los personajes. Las obras clásicas griegas tenían lugar en festivales, que generalmente empezaban al amanecer y continuaban durante casi todo el día. Con poco énfasis en el vestuario (o en las mascaras), en la puesta en escena, o en los decorados, el teatro subsistió casi totalmente con el poder de la palabra. En el siglo X se comienzan a hacer representaciones en las iglesias, en 1450 se efectúan espectáculos en el atrio de las iglesias, siempre con luz diurna. Todavía en el tiempo de Shakespeare y el Globe424, recientemente reconstruido, las actuaciones a la luz del día eran la norma de aquella época. Aunque se iban incrementando las representaciones en casas de la nobleza y para audiencias reducidas, estas actuaciones nocturnas en espacios cerrados estaban iluminadas por candelabros y antorchas, que sin duda tenían un efecto sencillo y poderoso. A principios del siglo XVII aparecen las primeras representaciones de teatro iluminadas con candelas de grasa, la representación tenía que durar 20 o 30 minutos que era lo que duraba la candela. Como he comentado en la página 128 los teatros, antiguamente, 424 El Globe original se abrió en 1599. Se destruyó por un incendio en 1613 y fue reconstruido inmediatamente. Fue cerrado por el Puritans en 1642. Ahora, a180 metros de su sitio original, después de casi 400 años, el nuevo Globe Theatre se ha abierto otra vez al público: el Globe reconstruido fue inaugurado oficialmente por su majestad la reina el 12 de junio de 1997. Después de que el Globe fuera cerrado en 1642, su forma y disposición se convirtieron en un enigma. Solo existen algunos documentos relevantes pero ninguno proporciona un cuadro completo y exacto de su diseño. La tentativa más acertada para la reconstrucción fue la del profesor John Orrell que proporcionó una nueva evidencia en la forma y las dimensiones del Globe, gracias a las investigaciones sobre un panorama de la época. Sus análisis de la Long View of London un panorama de Londres tomado desde la torre de la catedral de Southwark, hecho por Wenceslas Hollar en 1647; probaron que los ángulos y las alturas relativas de los edificios representados en el dibujo eran exactos. Más información en 332 estaban construidos de madera y no tenían mucha capacidad ya que la estructura de madera no soportaba mucho peso y además era un peligro por el riesgo de incendio. Un adelanto importante fue la utilización de vigas y columnas de hierro. En el teatro Japonés los actores se iluminaban con lamparillas que estaban colocadas en un soporte y este tenía una pantalla negra para no dejar que llegase la luz directa de la lámpara al espectador y así no se viera la fuente luminosa. Los espectadores solo veían la cara iluminada del actor. Esta especie de palmatorias tenían unos brazos lo suficientemente largos para que sus portadores vestidos completamente de negro no fueran descubiertos en su tarea de iluminar, solamente veíamos la cara del artista que en aquel momento actuaba. La puesta en escena tal como la conocemos hoy nació de los grandes espectáculos de Iñigo Jones425, el arquitecto ingles del s. XVII, que produjo piezas de festival elaboradas con vestuarios y decorados suntuosos. El control de la luz Hemos visto que pintores como Rembrandt o Caravaggio se “preparaban” la luz que entraba en su taller, controlando la luz del sol. La linterna mágica, nombrada oficialmente “linterna mágica” en 1668, aunque ya se conocía con anterioridad era un proyector de luz y seguramente a alguien ya se le habría ocurrido utilizarla para iluminar. La luz dirigida y controlada no es una idea nueva: 425 JONES, Iñigo. Nace en Smithfield, Londres en 1573 muere en Londres en 1652. Arquitecto y escenográfo. Después de 1597 es enviado a Italia por su protector, el conde de Pembroke,; en 1601 adquirió en Venecia un ejemplar de las obras de Palladio (I quattro llibri dell’architecttura, Los cuatro libros de la arquitectura, 1570). Fue a Dinamarca invitado por Cristián IV, en 1603. Volvió a Londres en 1605 y fue escenógrafo de la corte. Revolucionó la escenografía aportando modelos italianos, diseñando maquetas , decorados y vestuarios. Después de otro viaje a Italia entre 1613 y 1615, polemizó con Ben Jonson, inspector de obras del príncipe de Gales, con quien antes había colaborado. Fue Supervisor general de las obras Reales hasta 1643. Introdujo y difundió el palladianismo en Inglaterra. Entre sus obras más importantes destacan el Banqueting House de Whitehall en Londres (1619 -1621) y la Queen’s House en Greenwich (1616 –35). 333 La iluminación direccional y controlable para el teatro no es nueva. De hecho, la luz dirigida data de 1781 en que el químico francés Lavoisier (1743-1794) sugirió que podían añadir reflectores móviles a las linternas de aceite.426 En 1795 se colocan los quinqués en barras horizontales. Con estas innovaciones el teatro francés encabezó la evolución de la iluminación durante este periodo, pero siempre hubo división de opiniones en el “Teatro europeo” entre aquellos que querían una iluminación simple en decorados elaborados y aquellos que querían desarrollar un arte de iluminación más teatral y expresivo. Como he comentado anteriormente (pág. 128) la introducción de la luz de gas llegó en 1801, era más fidedigna y hacía menos humo, pero seguía siendo peligrosa y su luz no es lo suficientemente potente para poder impresionar la película de gelatina-bromuro. La luz de gas estuvo en auge hasta que apareció la electricidad luego fue menguando pero se conservó gracias a la invención de la camisa incandescente. El 18 de septiembre de 1885, Carl von Welsbach patentó un quemador de gas con “Actinophor”: camisa incandescente construida con 60% de oxido de magnesio, 20% de oxido de lantano y 20% de oxido de itrio; el mismo año, el oxido de magnesio fue reemplazado por oxido de circonio y en la escritura de la segunda patente se hace una referencia adicional al uso del cuerpo de la luz y al chorro de la llama. En 1891 patentó la camisa incandescente con 99% de oxido de Torio y 1% de oxido de Cerio, en este momento, entró en directa competición por la emisión de la luz con el filamento de carbón de la lámpara eléctrica, ya que la camisa incandescente era más duradera. En 1902 se introduce en el mercado la lámpara “Auer-Oslight” que es la primera bombilla industrial realizada con filamento metálico de osmio utilizando el método de pegado. La lámpara de filamento metálico de osmio, fabricada por Welsbach, tenía grandes ventajas sobre la lámpara de filamento de carbono que era la que se usaba en aquel tiempo. Consumía un 57% menos de electricidad; el cristal de la bombilla casi no se oscurecía; la luz era más blanca, porque el filamento se ponía incandescente a más alta temperatura; su larga vida la hacía mucho más económica. Este filamento sigue usándose en nuestras lámparas. Estas serían las aportaciones más importantes a la iluminación del Dr. Carl Auer von Welsbach. Pero retrocedamos otra vez al gas. Los quemadores de gas no estaban muy perfeccionados todavía y los humos y el tufo procedentes del gas insuficientemente purificado, crearon durante años una viva desconfianza. La primera ciudad 426 BROWN, Blain. Motion Picture and Video Lighting. Londres: Focal Press, Boston, 1992. pág. 1. 334 norteamericana que tuvo iluminación de gas fue Baltimore, donde la instalación comenzó en 1816. La primordial necesidad en aquel tiempo era satisfacer la demanda de un tipo de iluminación que permitiese trabajar de noche, con eficiencia, en las fabricas. En 1822 la Ópera de París se ilumina con gas, muy sofisticadamente y con criterios modernos de iluminación. Ya antes se habían hecho iluminaciones de edificios públicos. En 1801, como he comentado (pág. 127), Philippe Lebon realiza la primera iluminación de un edificio mediante gas, el Hotel Seignelay de París. El 28 de enero de 1843 se constituía en Barcelona la «Sociedad Catalana para el alumbrado de Gas». El Gas era más higiénico que el petróleo y que el aceite, daba más luz y resultaba más económico. En 1888 por las fiestas de la Merced, se iluminaron las Ramblas con multitud de farolillos de gas.427 El próximo avance fue la introducción de la luz de calcio, que quemaba gas natural y oxígeno en un filamento de óxido de calcio, la función del calcio era purificar el gas. Este significativo avance que producía una luz cálida que favorecía el tono de piel del artista, los ingleses todavía lo recuerdan en el lenguaje diario con la expresión, “step into the limelight”, de aquí viene la frase “estar en el candelero”. Más o menos al mismo tiempo esta fuente de luz más pequeña y más concentrada se combinó con una simple lente plano-convexa y reflectores esféricos para proveer las bases de uno de los elementos más importantes del control de la iluminación moderna: unidades de luz dirigibles y enfocables. La verdadera revolución técnica y conceptual en iluminación viene del teatro. Hacía ya un siglo que la relación escena-sala a la italiana estaba cambiando completamente por la eficacia creciente de la iluminación artificial. Las lámparas de gas y a continuación las de acetileno, y los utensilios que permitían el control de la luz, hacían que la atención de los espectadores, situados en la penumbra, se focalizara sobre la claridad relativa de la escena. entre 1900 y 1910, se comienza a poder modular la luz eléctrica con resistencias, la iluminación se convierte en una parte activa de la puesta en escena. La utilización consciente y voluntaria de la luz artificial a sido primero un hecho del teatro y lógicamente los cineastas formados en la escuela de la puesta en escena aportaron sus nuevas técnicas y su estética subyacente. En Alemania, el trabajo de Max Reinhardt ha 427 BUSQUETS MOLAS, Esteve. “El farol de Gas Testimonio de una Época”. 1842-1966. Barcelona: Ed Catalana de Gas y Electricidad, S.A. 1982. pág. 40. 335 delimitado sobretodo un campo de intervención muy formalizado y expresivo de la luz. Inversamente, en los Estados Unidos, David Belasco desarrolla en el teatro una estética más naturalista desde principio de siglo, buscando entre otras cosas los medios para marcar el paso de las horas, mañana, día, tarde. Hubieron también Craig en Inglaterra, Antoine en Francia, Appia en Italia.428 Los grandes pioneros del teatro Max Reinhardt, Adolphe Appia y David Belasco429 fueron figuras revolucionarias en el reino de la puesta en escena expresionista. Appia, como ya he hablado anteriormente en el capitulo tercero (3. 5), fue quizás el primero en discutir que las sombras eran tan importantes como la luz, y el primero para el que la manipulación de la luz y de la sombra era una manera de expresar ideas. En oposición al “naturalismo” de aquel tiempo (que de hecho lo que hacía era una iluminación plana), Appia creó una iluminación completamente expresionista dentro de la línea del Sturm und drang430, llena de expresión y de fuerza. El énfasis de Belasco fue subrayar el drama con efectos de luz, afirmando en 1901 que los actores son secundarios a la iluminación. Su electricista Louis Hartmann es, según algunos, el que utilizó el primer foco incandescente (la lámpara incandescente se inventó en 1870), y adaptó una lente en 1879 (no se con seguridad el tipo de lente que se usó): 428 VAN DAMME, Charlie; CLOQUET, Eve. op. cit. pág. 29. 429 BELASCO, David. Nace el 25 de julio de 1853 en San Francisco y muere el 14 de mayo de 1931 en Nueva York. Fue empresario y autor teatral. Uno de los primeros en utilizar las nuevas técnicas publicit.arias para el lanzamiento y mitificación de los actores. Obtuvo grandes éxitos con melodramas románticos: Te Heart of Maryland (1895), Madame Butterfly (1900), de Puccini, The Return of Peter Grimm (1911). 430 STURM UND DRANG. Movimiento espiritual, literario y estético alemán, que se desarrolla entre 1770 y 1785 y que toma su nombre del drama de Klinger Strum und drang (Tempestad y pasión) y que toma su nombre del drama de Klinger Sturm und drang (Tempestad y pasión). Surgido como una protesta contra la Ilustración y el racionalismo del siglo XVIII, el Sturm und Drang prefigura el clasicismo, el romanticismo y, a más largo plazo, el expresionismo. Desde un punto de vista teórico, este movimiento bebe de las obras de Rousseau y de la posición filosófica de Hamann y Herder. Ideológicamente, antepone a cualquier otra consideración (incluso a la preeminencia de la razón propugnada por la Ilustración) la liberación de las fuerzas vitales y la realización plena del ser humano, frente a todo tipo de trabas sociales, intelectuales y morales. Sus principales mentores, en lo que a teatro se refiere, fueron Goethe, Schiller, Klinger, Lenz y Müller. (GÓMEZ GARCÍA, Manuel. Diccionario del teatro. Madrid: Akal, 1997). 336 El primer spotlight era de limelight (luz de calcio), después la luz fue sustituida por luz el arco, luz de descarga, luz incandescente. El foco práctico con lente se desarrolló en 1879 por Louis Hartmann de EE. UU.431 Hartmann es el precursor de casi todas las luces que utilizamos hoy. Seguramente también utilizaron este foco: Appia, Edward Gordon Craig432, Mariano Fortuny y Max Reinhardt. Para contrarrestar la dureza teatral del spotlight, Belasco y Hartmann también desarrollaron un foco compuesto de unas 7 luces suaves, en hilera, el cual era muy útil para crear escenas naturales de luz de día. (Hasta entonces no había nada parecido a la verdadera luz suave en la iluminación del teatro). Como comente anteriormente Mariano Fortuny presenta en París un foco de luz difusa que fue utilizado en las representaciones de Appia, que consistía en una lámpara incandescente metida dentro de un paraguas de tela blanca que hacía de difusor. Este modo de iluminar provocó una revolución en todos los teatros. La luz se difunde por entre la tela del paraguas de tal manera que da una luz muy suave con sombras dulces. Hoy se utiliza en todos los estudios fotográficos y a veces en televisión.433 Otra utilización del paraguas de Fortuny consiste en reflejar la luz desde el interior del paraguas pero perdemos intensidad, a no ser que éste esté preparado para reflejar, entonces la calidad de la luz es diferente. A comienzos de 1849 las lámparas de arco que utilizaban electrodos de carbón produciendo una luz intensa, se usaron para aplicaciones teatrales. Cuando la red de distribución eléctrica se expandió fue el sistema más utilizado en los teatros. Según Kristin Thompson, en 1860 se consiguió el primer proyector de arco de carbón que daba luz concentrada (seguramente se cambió la forma del aparato, de rectangular a circular colocándole una lente para concentrar los rayos de luz). Mucho más adelante, 431 "spotlight" Encyclopædia Britannica from Encyclopædia Britannica Premium Service. . 432 CRAIG, Edward Gordon. Nace el 16 de enero de 1872 en Stevenage, Hertfordshire, Inglaterra. Muere el 29 de julio de 1966 en Vence, Francia. Actor ingles, director y diseñador de teatro, productor y teórico que influenció en el desarrollo del teatro del siglo XX. 433 Como realizador de televisión, a mí me gusta iluminar las caras utilizando el paraguas de tela blanca porque da luz difusa, crea una luz suave que no molesta y no da sombras duras, pues difumina el limite entre la luz y la penumbra. Concretamente he utilizado el paraguas con una lámpara de lente fresnel para hacer la iluminación del diputado entrevistado en el programa “Parlament” de TV3. 337 hacia 1930, se les colocó la lente Fresnel. Se utilizaron mucho como proyectores puntuales de seguimiento, pues daban una luz de alta intensidad. También se realizaban con el arco efectos de salida de sol. En 1879 Edison después de miles de intentos prueba con filamento de carbón para construir su lámpara incandescente. En 1880 se inaugura la primera central eléctrica en Niágara. En 1881 Edison presenta en París en la primera exposición sobre la electricidad un estudio de una instalación global de iluminación empleando lámparas de incandescencia que funcionaba con corriente continua. Fue Nikola Tesla,434 después de romper con Edison, quien en 1887 logra construir el motor de inducción de corriente alterna y trabaja en los laboratorios Westinghouse, donde concibe el sistema polifásico para trasladar la electricidad a largas distancias. Todavía el gran invento de Tesla: el generador de corriente alterna proporciona nuestra luz y electricidad. A partir de aquí se generaliza la luz eléctrica con bombillas incandescentes y arcos. En el cine de la época se utilizaron mayoritariamente los arcos y las lámparas de vapor de mercurio ya que la luz de la lámpara incandescente tenía mucho dominante rojo que la película ortocromática no podía captar. En general, si se mira el primer cine de Hollywood desde una perspectiva limitada y se considera como una imitación servil del teatro, se está perpetuando la visión de que las primeras películas eran toscos productos de una industria atrasada y técnicamente limitada, que copiaba a un arte establecido y más desarrollado...
View Full Document

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture