09460.pdf - años de democracia en Bolivia Repaso...

This preview shows page 1 out of 340 pages.

You've reached the end of your free preview.

Want to read all 340 pages?

Unformatted text preview: años de democracia en Bolivia Repaso multidisciplinario a un proceso apasionante (1982-2012) Raúl Peñaranda U. Isabel Mercado, Boris Miranda Clara Berríos años de democracia en Bolivia Repaso multidisciplinario a un proceso apasionante (1982-2012) Raúl Peñaranda U. Isabel Mercado, Boris Miranda Clara Berríos 30 años de democracia en Bolivia Repaso multidisciplinario a un proceso apasionante Dirección: Raúl Peñaranda Coordinación editorial: Isabel Mercado Boris Miranda Revisión hemerográfica y testimonios: Clara Berríos Diseño y armado: Rubén Aruquipa Fotografías: Lucio Flores Fred Ramos Richard Sánchez Wara Vargas Oscar Olivera Luis Enrique Ramos Amancaya Finkel Este libro se imprimió con el apoyo financiero de la Fundación UNIR Bolivia, Capacitación y Derechos Ciudadanos (CDC), Fundación Friederich Ebert, Fundación Hanns Seidel e IDEA Internacional (Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral). La publicación es propiedad de Página Siete. © Impreso en Bolivia Octubre de 2012 Índice Presentación............................................................................................... 7 Capítulo 1 Años 1982-1985: El difícil arranque......................................................................... 31 30 años de democracia sin hoja de ruta........................................................ 13 El tiempo de la hiperinflación........................................................................ 21 1982-1985 El costo de la democracia............................................................ 27 Millonarios de papel......................................................................................... 33 Testimonio: Gustavo Fernández.................................................................... 39 Testimonio: Simón Reyes................................................................................ 41 Capítulo 2 Años 1986-1999: Estabilidad y reformas liberales.................................................. 49 Los años en que nos cambiaron las preguntas…........................................ 51 Del ajuste a la privatización............................................................................ 59 Campo político, reformismo liberal y movimiento popular...................... 65 De actores a ciudadanos.................................................................................. 71 Testimonio: Guillermo Bedregal.................................................................... 77 Testimonio: Marcial Fabricano....................................................................... 79 Capítulo 3 Años 2000-2005: Turbulencias y movilizaciones en pro del cambio................... 87 Algo así como un proceso de cambio y dos “guerras”.............................. 89 La crisis golpea a las puertas........................................................................... 97 2000-2005: El tiempo de las sublevaciones................................................103 El inicio de un proceso sin retorno.............................................................109 Testimonio: Óscar Olivera............................................................................115 Testimonio: Fernando Rodríguez................................................................117 Capítulo 4 Años 2006-2012: Avances y retrocesos de una etapa de cambio........................125 30 años de democracia 5 Luces y sombras del proceso de cambio....................................................127 La vuelta del estatismo..................................................................................135 2006-2012, vaivenes de un régimen poderoso...........................................143 Mayor inclusión, pero también más confrontación..................................149 Testimonio: Pablo Groux..............................................................................155 Testimonio: Emiliano Noza..........................................................................157 Capítulo 5 Diversas miradas sobre tres décadas históricas.....................................................165 La conflictividad boliviana en 30 años de democracia.............................167 Ideas e instituciones de la democracia boliviana.......................................177 Recorridos y sentidos de la interculturalidad en Bolivia...........................185 La conquista del Parlamento (1982 – 2012)...............................................195 Pueblos aymaras, quechuas y urus en 30 años de democracia................201 Pueblos indígenas de tierras bajas en 30 años de democracia................ 209 El agro boliviano en tiempos de la democracia y el neoliberalismo.......217 Una mirada a la institucionalidad democrática..........................................225 Cultura ciudadana a 30 años de la recuperación democrática.................231 De la crisis de la política a la crisis de los medios.....................................237 30 años a puerta abierta.................................................................................245 Capítulo 6 Presidentes en primer plano.....................................................................................253 Guido Vildozo, “Yo busqué redimir a las Fuerzas Armadas”.................255 Jaime Paz Zamora, “Elegimos lo menos dañino para el país”............... 263 Gonzalo Sánchez de Lozada, “Mi mandato fenece legalmente en 2007”..........................................................................271 Jorge Tuto Quiroga, “Hice oposición sin poner bombas ni públicas”.....................................................................277 Carlos D. Mesa, “Muestras quién eres cuando tienes poder”..................287 Eduardo Rodríguez Veltzé, “La democracia hizo muy poco por la justicia”......................................................................295 Evo Morales Ayma, “En temas de servicios básicos tenemos un control total del Estado”...........................................303 Capítulo 7 Anexos.........................................................................................................................315 Resultados electorales....................................................................................317 Conflictividad en Bolivia...............................................................................318 Índices socioeconómicos..............................................................................320 Gabinetes 1982 - 2012...................................................................................326 6 30 años de democracia 30 años de democracia en Bolivia PRESENTACIÓN Raúl Peñaranda U. B olivia cumple 30 años de democracia. En un país caracterizado por la inestabilidad política y la falta de institucionalidad, éste es un hecho verdaderamente extraordinario. Significa que, contra las tradiciones del pasado y enfrentando una serie de amenazas, los bolivianos lograron ponerse de acuerdo en ciertos aspectos básicos de convivencia social y política. El más largo período democrático anterior se registró hace un siglo, durante la era liberal, cuando se sucedieron cinco presidencias elegidas por voto, completando una etapa de 21 años. Hoy, el país ha cumplido un tercio más de estabilidad democrática que en ese entonces. Sin embargo, existen algunas diferencias, muchas de ellas trascendentales: en la etapa liberal que mencionamos (y, en realidad, en toda la historia boliviana antes de la aprobación del voto universal en 1956) estuvo vigente la democracia censitaria y solamente tenían derecho a sufragar los hombres alfabetos que tuvieran una propiedad. También sólo ellos podían acceder a cargos electos. Ello significaba que únicamente un porcentaje pequeño de la sociedad podía emitir su voto. Por ejemplo, en las últimas elecciones antes del voto universal, registradas en 1951, sufragaron 126.123 personas. El número se multiplicó por siete y fue de 931.825 en los comicios de 1956. Hoy, por el contrario, los bolivianos registran uno de los más elevados porcentajes de participación electoral en las Américas con respecto a la población en edad de votar, que se estima en 87,8%. En 2009, al finalizar el empadronamiento biométrico, se habían registrado 5,13 millones de bolivianos en el territorio nacional (sin contar los inscritos en el exterior) y para ese año, el INE tenía una 30 años de democracia 7 estimación de 5,85 millones de personas en edad de votar (mayores de 18 años). En el proceso electoral de ese año votaron 4,8 millones de personas, es decir 94,4% de los registrados y 82,9% de la población en edad de votar. Aunque ejercer el voto de manera libre e informada es el principal requisito de la democracia, existen otras condiciones que deben cumplirse para que una sociedad pueda decir que vive, efectivamente, en un régimen democrático, que construye un estado de derecho. Éste se registra cuando toda acción estatal se encuentra bajo la majestad de la ley, creando un ambiente de respeto al ser humano y a las actividades públicas. El poder del Estado queda, así, subordinado al orden jurídico. Para acotar conceptos y debido a que la definición de estado de derecho es elusiva y tiene innumerables acepciones, es de utilidad mencionar aquí la descripción que hace de éste las Naciones Unidas: “(el estado de derecho) se refiere a un principio de gobierno según el cual todas las personas, instituciones y entidades, públicas y privadas, incluido el propio Estado, están sometidas a unas leyes que se promulgan públicamente, se hacen cumplir por igual y se aplican con independencia, además de ser compatibles con las normas y los principios internacionales de derechos humanos. Asimismo, exige que se adopten medidas para garantizar el respeto de los principios de primacía de la ley (…) separación de poderes, participación en la adopción de decisiones, legalidad, no arbitrariedad y transparencia procesal y legal”. Aunque Bolivia tiene resultados interesantes en varios de los planos mencionados en esa definición, también se demuestra que el camino por recorrer es todavía muy largo. Puede decirse entonces que ese estado de derecho es incompleto y parcial. Hay muchas demostraciones de ello en los últimos 30 años de democracia. Las más importantes son quizás los ejemplos sucesivos y permanentes de abuso de la ley por parte de algunos sectores de la sociedad, la incapacidad de combatir la corrupción, la colusión entre quienes detentan el poder y el sistema judicial, etc. En estas tres décadas de sistema democrático un presidente de la Corte Suprema fue ilegalmente exonerado del cargo por el Legislativo, con evidentes muestras de injerencia; además, algunos de los miembros de un grupo armado que secuestró al empresario Jorge Lonsdale en 1990 fueron ejecutados tras haber sido detenidos vivos; diversos acusados de pertenecer a otras organizaciones subversivas fueron torturados y perseguidos con métodos que prohibía la ley; las protestas sociales, especialmente a mediados de la década del 90 y 8 30 años de democracia a principios de la de 2000, fueron criminalizadas; las muertes por acción de las FFAA y la Policía durante manifestaciones de protesta llegaron a ser de entre 10 y 15 por año, según estimaciones, un número muy elevado. Por eso es que hasta antes del año 2006, cuando llega al poder el presidente Evo Morales, trayendo consigo una serie de reformas políticas, sociales y culturales de alta significación, la democracia boliviana era vibrante, pero tenía también muchas deficiencias. La llegada de Morales al poder implicó un cambio trascendental porque cortaba casi dos siglos de vida republicana en los que la participación de los sectores indígenas en el poder había sido reducida e inestable. Por lo menos, no se había tenido un ejemplo en el que el propio Jefe de Estado hubiera sido (o se hubiera declarado él mismo) un indígena. El poder simbólico de ello ha sido enorme y, de facto, ha enriquecido la democracia boliviana. Junto con eso se ha dado un positivo y alentado recambio de élites, cosa que ayuda a la movilidad social y a la inclusión en la toma de decisiones de sectores que en el pasado por lo general habían sido mantenidos fuera de ella. Pero tampoco bajo la presidencia de Evo Morales y tras la construcción del nuevo Estado Plurinacional –aunque éste tiene mucho más de cambio de nombre que de realidades concretas– la sociedad boliviana ha logrado vivir genuinamente bajo un estado de derecho, con plena independencia de poderes y la capacidad de las instituciones de colocar bajo la ley a todas las personas, independientemente de cuál sea su cargo, filiación política o poder económico o de otro tipo. Hoy, los más importantes líderes opositores enfrentan juicios, muchos de ellos motivados políticamente; por lo menos un centenar (aunque hay fuentes que señalan que la cifra es de cuatro veces superior) de bolivianos vive en Brasil y otros países bajo las figuras de refugiados o asilados políticos, un escenario completamente nuevo para la todavía joven democracia boliviana; existen medios de comunicación independientes procesados penalmente, situación que no se había registrado en las tres décadas anteriores; y líderes opositores están detenidos, sin juicios, en cárceles públicas por mucho mayor tiempo que el que permite la ley. Con todo, se puede asegurar que los logros de la democracia son mayores a sus defectos y permiten que una enorme parte de la sociedad viva sin temor a retaliaciones partidarias o políticas, ejerza su voto libremente, tenga diversas fuentes de información y cumpla sus derechos de libre asociación y expresión. 30 años de democracia 9 Este grupo de derechos, sin embargo, tampoco es fruto solamente de los últimos 30 años de democracia, sino de innumerables eventos del pasado, de los que podemos resaltar las grandes reformas introducidas en el país por la Revolución Nacional de 1952, que remeció al país desde sus cimientos, reconoció la falta de derechos que tenían indígenas y campesinos, nacionalizó las minas, dio el voto universal y puso un énfasis muy grande en la integración física del territorio nacional, entre otros aspectos. De todos estos temas habla este libro, gracias al concurso de los mejores periodistas y ensayistas del país, que abordan los asuntos desde innumerables miradas y enfoques. Página Siete, con el apoyo de instituciones comprometidas con el desarrollo democrático, se honra en haber coordinado y dirigido la iniciativa. Los textos se caracterizan por su profundidad, equilibrio y por basarse en información objetiva. En el conjunto, la mirada obtenida es pluralista y compleja. Página Siete está seguro de que este texto se convertirá en un libro de referencia para estudiosos y especialistas, y que también será de interés del público en general. El libro no hubiera podido plasmarse sin el trascendental apoyo de las siguientes instituciones: Fundación UNIR Bolivia, Capacitación y Derechos Ciudadanos (CDC), Fundación Friederich Ebert, Fundación Hanns Seidel e IDEA Internacional (Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral). Estas entidades no sólo dieron un valioso respaldo económico, sino que también aportaron con provechosas sugerencias e ideas. A todas ellas va nuestro agradecimiento. Y, mientras tanto, felicidades democracia boliviana por cumplir 30 años. Y que cumplas 30 veces 30 más. Raúl Peñaranda es director de Página Siete 10 30 años de democracia Años 1982-1985 El difícil arranque Capítulo Los ideales democráticos germinaron en Bolivia en medio de muchas restricciones: no sólo fueron postergadas las libertades, también se rifaron los recursos económicos. En ese clima fue parida la democracia: grandes expectativas para un escenario más bien poco auspicioso. Y si la economía hizo aguas, arrastrando en su debacle a la sociedad, los actores políticos también fueron abatidos por el sismo: partidos de izquierda, sindicatos y organizaciones sociales que acunaron la llegada de la democracia se convirtieron en los principales detractores de su primer gobierno, el de la emblemática UDP. 30 años de democracia 11 Capítulo 30 años de democracia sin hoja de ruta Lupe Cajías Para conquistar la democracia en 1982, no sólo fue necesario derrotar a la dictadura. Las herencias dejadas por largos decenios de manejo discrecional del poder habían afectado a la economía, y la sociedad, con un exceso de expectativas en torno a los beneficios de un régimen de respeto a las libertades y derechos, no pudo acompañar el proceso de edificación de una institucionalidad que casi se derrumba en sus primeros pasos. E l más largo período de democracia, entendida como la alternancia del poder político a través de elecciones, empezó en Bolivia con la esperanza del pleno ejercicio de las libertades ciudadanas y con la amenaza del colapso económico, después de 18 años de gobiernos militares en el país y un lustro de desajustes económicos. Aunque otros se referirán en este mismo tomo a la situación de las exportaciones bolivianas y al agotamiento del modelo del capitalismo de Es- tado impulsado desde 1952 (minería), es necesario recordar que la década de los 80 fue un período perdido para el desarrollo económico, industrial y social de los países del llamado Tercer Mundo. La crisis de la deuda externa afectó a todos, mucho más a naciones dependientes de los mercados externos como era y es el caso de Bolivia. Es difícil entender el conflictivo camino por el que transitó la democracia desde el 10 de octubre de 1982 si no tomamos en cuenta este naufragio. Es imprescindible también nombrar entre los escollos el cerco económico desde Washington y desde Europa al gobierno de facto de Luis Lupe Cajías, periodista e historiadora, publicó 16 libros relacionados con la investigación en medios de comunicación y con la historia boliviana, principalmente de las organizaciones populares, durante el siglo XX. 30 años de democracia 13 García Meza y a sus sucesores militares pues se truncaron programas, sobre todo en salud y en el agro. La frágil estabilidad se agravó con el manejo incorrecto de los fondos públicos en beneficio de personas, de grupos y de camaradas de las Fuerzas Armadas en desmedro de planes de desarrollo o de la atención social. No había atención al mediano o al pequeño productor agrícola y los gran“Gobernar Bolivia hoy es algo muy difícil por el ruinoso estado en que quedó tras las sucesivas administraciones de facto, por eso confío en el pueblo del país y en la solidaridad internacional y lo que es fundamental, en que el gobierno sea ejemplo de autoridad, de decencia, de responsabilidad y de conducta, y no de la declamación sino en la práctica”. (Hernán Siles Zuazo, 14 de octubre de 1982) des programas como el algodón en el departamento de Santa Cruz o el azúcar en el norte del departamento de La Paz ya eran un fracaso. La agroindustria era incipiente y la producción a gran escala estaba todavía en sus inicios. No existía un contrato de venta de gas al Brasil y las relaciones comerciales con Argentina enfrentaban un dilema político, pues la Junta Militar de ese país había ayudado directamente a los fascistas bolivianos y el vínculo se manejaba a esa instancia y no para aprovechar las divisas por la venta de ese recurso natural. 14 30 años de democracia El cambio del dólar era un indicador del creciente proceso inflacionario desde el gobierno de Celso Torrelio en 1981, y los sucesivos “paquetes económicos” desde diciembre de 1979 reflejaban la crisis interna. Por otra parte, crecía el contrabando de gran escala (de esa época datan espacios citadinos como el Miamicito en La Paz) y los ingresos del circuito coca-cocaína distorsionaban los datos estadísticos, fenómeno que duró las tres décadas democráticas. Aunque con brochazos gruesos, ése era el panorama de la base económica que acompañó al gobierno de la Unidad Democrática y Popular (UDP), cuando Hernán Siles Zuazo y Jaime Paz Zamora juraron como el primer binomio elegido en las urnas desde 1964. EL CONTEXTO INTERNACIONAL La democraci...
View Full Document

  • Fall '19
  • Estados Unidos, La Paz, Buenos Aires, Segunda Guerra Mundial, Democracia, Gonzalo Sánchez de Lozada

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

Stuck? We have tutors online 24/7 who can help you get unstuck.
A+ icon
Ask Expert Tutors You can ask You can ask You can ask (will expire )
Answers in as fast as 15 minutes