4.- LIBRO DE RELACIONES POLITICAS.pdf - CENTRO DE ESTUDIOS...

This preview shows page 1 out of 548 pages.

Unformatted text preview: CENTRO DE ESTUDIOS CHINA-MEXICO UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE MEXICO América Latina y El Caribe - China Relaciones Políticas e Internacionales José Ignacio Martínez Cortés (coord.) CENTRO DE ESTUDIOS CHINA-MEXICO UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE MEXICO América Latina y El Caribe - China Relaciones Políticas e Internacionales José Ignacio Martínez Cortés (coord.) Red Académica de América Latina y el Caribe sobre China Dr. Enrique Dussel Peters Coordinador General y Coordinador del eje temático Economía, comercio e inversión Dr. José Ignacio Martínez Cortés Coordinador del eje temático relaciones políticas e internacionales Dra. Yolanda Trápaga Delfín Coordinadora del eje temático recursos naturales y medio ambiente Dra. Liljana Arsovska Coordinadora del eje temático historia, cultura y aprendizaje del chino Dr. Antonio Ibarra Romero Representante de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe Unión de Universidades de América Latina y el Caribe Dr. Gustavo García de Paredes Presidente Dr. Roberto Escalante Semerena Secretario General Universidad Nacional Autónoma de México Dr. José Narro Robles Rector Dr. Eduardo Bárzana García Secretario General Ing. Leopoldo Silva Gutiérrez Secretario Administrativo Dr. Francisco José Trigo Tavera Secretario de Desarrollo Institucional M. C. Miguel Robles Bárcena Secretario de Servicios a la Comunidad Lic. Luis Raúl González Pérez Abogado General Centro de Estudios China-México Dr. Enrique Dussel Peters Coordinador Dra. Yolanda Trápaga Delfín Responsable América Latina y el Caribe-China. Economía, comercio e inversiones Coordinador: Enrique Dussel Peters Diseño de portada e interiores: Socorro García DR© Unión de Universidades de América Latina y el Caribe Circuito Norponiente del Estadio Olímpico, Ciudad Universitaria, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, México, D.F. Primera edición: 2013 ISBN: 978-607-8066-06-3 Impreso en México América Latina y El Caribe - China Relaciones Políticas e Internacionales José Ignacio Martínez Cortés (coord.) Índice Introducción........................................................................................ 9 José Ignacio Martínez Cortés Sección 1. La relación de China con América Latina China: restauración y capitalismo. Impactos en América del Sur.... 27 Sergio Cesarín China y su relación con América Latina. Una aproximación ............ 47 desde el poder blando Diana Andrea Gómez Condiciones y nuevos retos políticos entre América Latina ............ 65 y China como detonantes de un nuevo orden multipolar Curie Elizabeth Fierro García América Latina, el Caribe y China,“una relación estructural ............ 81 geoeconómica posible”. Análisis y perspectivas Roberto D. García China y el giro estratégico de EU a Asia-Pacífico. ............................. 97 América Latina: ¿a dónde va? Carlos García Tobón Las relaciones entre China y Latinoamérica .................................... 121 en la década de los 2010 Clemente Hernández Rodríguez China: seguro socio estratégico de América Latina y el Caribe...... 139 Shicheng Xu 5 América Latina y El Caribe-China / Relaciones Políticas e Internacionales En América Latina, ¿hay estrategia sobre China .............................. 155 o solo cuentos chinos? Gina Caballero Sección 2. Relaciones bilaterales Convergencias y divergencias sino-mexicanas: .............................. 175 hacia una nueva agenda bilateral Juan González García y Francisco Javier Haro Navejas La asociación estratégica entre Brasil y China................................. 195 Henrique Altemani de Oliveira Negocios chinos. Brasil-China: tres dimensiones ........................... 227 de una asociación estratégica José Augusto Guilhon Albuquerque Frente a China, los chilenos como los nuevos fenicios ................. 243 de América Latina. Sobre el voluntarismo de la política exterior de Chile en la diversificación de sus relaciones internacionales con China Morgan Muffat-Jeandet Colombia y su inserción en Asia-Pacífico. El papel ......................... 255 de la academia y su contribución al diseño de política exterior Claudia DangondGibsone Una mirada desde lejos: cómo ve Colombia a China...................... 273 Ariel C. Armony China y Uruguay: oportunidades y retos para vencer asimetrías... 301 Ignacio Bartesaghi y Susana Mangana La política exterior de la nueva China y avances ............................ 335 en las relaciones Costa Rica-China y el TLC Thaís M. Córdoba Ramírez y Stefanía Paladini 6 Lucha por el reconocimiento diplomático entre China ................. 363 y Taiwán: las paradojas de Costa Rica y Nicaragua (2006-2008) Mario Esteban Rodríguez Cuba-China: una relación política estratégica en ascenso.............. 387 Omar Pereira Hernández Sección 3. Factores políticos en las relaciones de China con América Latina y el Caribe La política de integración económica en el Este de Asia................ 413 Roberto Hernández Hernández Realidades y contradicciones sobre la necesidad ........................... 435 de una reforma militar en China Genaro Beristáin Aguilar Más que solo salarios bajos: el derecho chino ................................ 451 como herramienta para el desarrollo económico María Beatriz Juárez Aguilar Crimen organizado chino en América Latina................................... 473 R. Evan Ellis La labor legislativa conduce el crecimiento .................................... 491 y las relaciones exteriores de China Ricardo Román Chang Gamboa La vigencia de las comunidades chinas en las nuevas .................... 509 relaciones económicas y políticas bilaterales: el proyecto del Barrio Chino de La Habana en los 90 del siglo XX Yrmina Gloria Eng Menéndez Sobre los autores........................................................................... 529 7 Introducción José Ignacio Martínez Cortés El sistema internacional que surge después de la Conferencia de Bretton Woods (que constituye al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial); la Carta de San Francisco (que crea la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la IV Parte de la Carta de la Habana (de la cual surge el Acuerdo General sobre Comercio y Aranceles, GATT, por sus siglas en inglés), es constituido con el interés hegemónico de Estados Unidos que utilizó esa superestructura para consolidarse como máxima potencia. Esta es la principal crítica que China realiza al actual régimen internacional y manifiesta, principalmente después de la crisis financiera de 2008, que deben modificarse las normas emanadas después de la Segunda Guerra Mundial. Durante la segunda mitad del Siglo XX las relaciones de poder en la política internacional se transformaron en torno a varias vertientes: capital, tecnología y mercados donde la empresa transnacional se constituyó en un actor principal. De 1945 a 1989 el factótum de poder fue la combinación de tecnología e industria bélica en el enfrentamiento entre Estados Unidos y la Unión Soviética. Con la reconfiguración del escenario internacional, a partir de la década de los noventa hay una proliferación de nuevos actores políticos y económicos, sobresaliendo sin duda la República Popular China (China a lo largo de esta presentación). En este nuevo contexto global, sin duda un factor de peso para participar en la solución de los grandes problemas internacionales es el poder económico. Al respecto, es importante subrayar que ante las turbulencias exógenas aquel país que no tenga un crecimiento endógeno suficiente y se manifieste en un constante y permanente crecimiento de su producto 9 América Latina y El Caribe-China / Relaciones Políticas e Internacionales interno bruto, estará al margen convertirse en un actor que incida en la política internacional, quedando como un simple observador, en ello radica la nueva cara del poder, ya que la política es una lucha permanente para la obtención del poder, en donde el poder constituye la esencia misma de ésta, Morgenthau dixit. Las colaboraciones de este libro manifiestan que hoy China ejerce un poder que provoca preocupación en Estados Unidos al grado de influir en el cambio de la política exterior que Washington tiene hoy hacia el Pacífico. Sin duda, la participación de China en el escenario internacional se debe al fortalecimiento de su poder nacional, ya que el Estado que tiene un fuerte poder (político y económico) tanto en la esfera nacional como en la escena internacional influye y decide transformaciones través de los mecanismos legales, institucionales, organismos internacionales, foros intergubernamentales (soft power) o mediante acciones coercitivas o empleando la amenaza del uso de la fuerza (hard power). Sin duda la manifestación plena del poder nacional de China se refleja en su política exterior, puesto que el respaldo de su robusto crecimiento económico, del cual carecen otros países, es un activo que resalta en las grandes decisiones de la política internacional. Asimismo, el perfil de los tomadores de decisión (es decir los presidentes que desde 1979 impulsaron las reformas al interior de China) es fundamental ya que la variable idiosincrática (es decir, los valores, nacionalismo, talento y experiencia), los convierten en líderes de sus pueblos y marcan una pauta en la política exterior de su país y hacen valer su presencia en las reuniones internacionales defendiendo su interés nacional jugando un rol y posición a la hora de adoptar propuestas redefiniendo el sistema internacional. La característica principal de este poder nacional radica en un Estado fuerte que desarrolla un mercado interno altamente competitivo que es el soporte para participar en la globalización, por lo tanto es el Estado el que determina el desarrollo y bienestar de su sociedad, no es la empresa la que, mediante reformas estructurales como condición para invertir, la que provoca el crecimiento del mercado. El poder nacional se construye desde adentro cuya fuerza radica en su crecimiento económico que fortalecerá su política exterior para tener una presencia sólida en la política internacional El poder nacional, cuya cara en la política internacional es la política exterior, está determinada por diferentes factores entre los 10 cuales se señalan la geografía, el carácter nacional, la tradición, los valores culturales, una fuerte identidad nacional, fuerzas políticas internas cohesionadas entre sí y en torno a un aparato gubernamental dominante, diseño de políticas públicas desarrollistas, a través de inversión pública en infraestructura básica (puertos, carreteras, aeropuertos, ferrocarriles, telecomunicaciones), infraestructura tecnológica (investigación, desarrollo, innovación), infraestructura social (educación, salud, vivienda, cultura). Ello aunado a una inversión privada para fortalecer la competitividad empresarial impulsada por la productividad de la economía y la seguridad social. Siendo el factor de mayor peso es sin duda el crecimiento económico impulsado principalmente por factores endógenos evitando así la dependencia externa. Esto es lo que ha provocado el cambio en China en los últimos 30 años. El despegue exitoso que tiene China se deriva del diseño de un proyecto de nación a largo plazo donde el mercado interno se ha convertido en el puntal de su crecimiento, vinculándose así al nuevo encadenamiento mercantil global. Sin duda, el artífice del poder nacional de China radica en el papel que juega el Estado que desde el establecimiento de las reformas a fines de los años setenta, que privilegió la inversión pública la relocalización de la producción hacia las Zonas Económicas Especiales que se complementó con la inversión extranjera. Las reformas internas en China permitieron un mayor crecimiento en el comercio internacional, recordando además que es una economía centralmente planificada, cuya variante es que en los últimos años instrumentó una política comercial de mercado bajo la conducción del Estado. El desarrollo de Empresas de Poblados y Villas asociadas a procesos de exportación con flujos masivos de inversión extranjera directa permitieron el aumento de empresas manufactureras y en especial maquiladoras, convirtiéndose China en el segundo receptor de IED sólo detrás de Estados Unidos. Si bien la incorporación de China a la economía mundial se debe, en gran medida, a las reformas aplicadas a la IED, el soporte de ese crecimiento es un Estado que invierte en la productividad de su economía y que paulatinamente se manifiesta en el bienestar de su población. Se estima que la clase media en China asciende a 157 millones de habitantes y ya es más grande que la de los Estados Unidos. Para 2020 se proyecta que las clases medias chinas sumarían 11 América Latina y El Caribe-China / Relaciones Políticas e Internacionales 500 millones, constituyéndose en el principal mercado global. China ya superó a los Estados Unidos como el más importante mercado del mundo para celulares y automóviles. A diferencia del resto del mundo donde se busca que aumente el ahorro, China se esfuerza en hacer que su población consuma más. El aumento del ingreso per cápita previsto para las próximas décadas contribuiría a reforzar aún más la amplitud y el poder adquisitivo de la clase media china. Según proyecciones del FMI, el PIB de China, medido de acuerdo con el criterio de paridad de poder adquisitivo, superaría al de los Estados Unidos en el año 2016. Para ese año el FMI proyecta que el PIB chino superará al de los Estados Unidos por un 8% y el PIB por habitante ya equivaldrá a un cuarto del de los Estados Unidos, aunque China se ha transformado en una fuerza económica y política para el mundo, requiere otros 20 años de crecimiento permanente para alcanza a Estados Unidos en producción nacional. En 1950 China no tenía la fuerza económica suficiente para establecer condiciones en la naciente Guerra Fría. Ahora con la reconfiguración económica-financiera a raíz de la reciente crisis de 2008 y con un poder nacional dinámico, la política exterior de Bejing se manifiesta en torno a la ayuda que brinda a Africa; la influencia que tiene sobre Corea del Norte e Irán; la estrecha relación que ha construido con Brasil y Venezuela y la cooperación creciente que mantiene con Cuba, además del dialogo directo que conserva con Rusia. De hecho, China presionó para que Estados Unidos aceptara la propuesta de Francia para escalar el nivel del G-20 de ministros de finanzas a jefes de gobierno o de estado y reunirse por primera vez en Washington en noviembre de 2008. También jugó un rol fundamental para resolver la crisis propia del euro. Sin duda, China se ha convertido en polo de decisión en la nueva política internacional y, resultado de su poder nacional, ahora su presencia se encuentra en la zona de influencia tradicional de Estados Unidos. Las estrechas relaciones que China tiene con la mayoría de los países latinoamericanos ha echado abajo la máxima estadounidense que privó durante el siglo XX “América para los americanos”. Con base en este poder nacional que ha logrado construir Beijing, el lector encontrará que las aportaciones de este libro se centran en la nueva relación que en el último lustro ha relanzado China con la mayoría de los países de América Latina y el Caribe resaltando temas política, cooperación, cultura y seguridad. Para ello las veinticuatro 12 colaboraciones de esta obra están divididas en tres grandes apartados El primero se refiere a la relación de China con América Latina y el Caribe; el segundo examina las relaciones bilaterales de China con algunas naciones del subcontinente, y el tercero los estratagemas político-militares de China para consolidar su relación con América Latina y el Caribe. El primer apartado inicia con la aportación de Sergio Cesarín, quien explica que para la mitad del siglo XXI China tiende a convertirse en uno de los polos de poder global. Este es sin duda uno de los debates que continuamente se realizan en los centros académicos en torno al crecimiento de este país asiático que a raíz de la crisis económica de 2008 ha resaltado su presencia en el escenario internacional. Cesarín enfariza que en tanto China consolida su presencia en las relaciones internacionales el pulso del mundo se ajusta a los tiempos que China impone. La negociación multilateral, la ingeniería de acuerdos pluriestatales requerida para estabilizar la economía mundial, el éxito o fracaso de acuerdos internacionales centrales para la agenda global (no proliferación, cambio climático, coordinación financiera, reducción del proteccionismo comercial) y la fijación de reglas internacionales de juego se definen por la voluntad (will) aquiescente o reluctante de China. Cesarín establece cinco características que explican la transformación en China. La primera es su cultura milenaria artífice de una sociedad que pasó por diversos desasosiegos. La segunda es su legado de tradiciones filosóficas, reflexión política y manifestaciones filosóficas. La tercera es su capacidad política, económica y científico-tecnológica que ofrece a otros países e incluso en organismos internacionales como el FMI tiene una nueva participación. La cuarta descansa en el nuevo giro que China ha dado al capitalismo. Quinta, se encuentra en la evolución hacia una economía mixta (economía socialista de mercado). Al respecto, Cesarín resalta que esta combinación entre Estado y mercado responde a una concepción que asume el capitalismo como una construcción racional-instrumental occidental, pero que de hecho los chinos practicaban desde la misma fundación del Imperio. Por otro lado, Diana Andrea Gómez explica que con de China en el Pacífico se pone en entredicho la influencia global atlántica o europeo-estadounidense. Por lo que el siglo XXI parece destinado a ser “el siglo de China”. Para afianzar esta idea, Gómez en su aportación 13 América Latina y El Caribe-China / Relaciones Políticas e Internacionales precisa que para el año 2025 China superará a Estados Unidos como la primera economía del planeta, luego le seguirán Japón, India y Alemania, por lo que Estados Unidos dejaría el lugar que ocupó durante 125 años. Gómez determina que habrá una mutación en el poder y la cultura occidental con el poder y la cultura de civilizaciones orientales por lo que en el escenario internacional está entrando en contacto con códigos culturales de civilizaciones que no pertenecen a Occidente y, por ende, que no tienen los mismos referentes históricos y filosóficos que muchos de los países occidentales. Gómez aclara que China no sólo está transformando la economía internacional, sino también influye en contexto político internacional del siglo XXI. Curie Elizabeth Fierro García manifiesta que se está construyendo una nueva geografía del poder mundial donde los nuevos actores tienden a modificar paulatinamente el orden tradicional. Para ello menciona que China juega un papel determinante en diversas esferas de acción, particularmente en el campo económico y comercial, aunque las de índole político y cultural no pueden quedar descartadas. Fierro asegura que a partir de la nueva contextualización del tablero internacional, la participación de China toma auge en los diversos mercados mundiales, particularmente en el caso de África y de América Latina, Por su lado, las naciones latinoamericanas aprovechan las nuevas oportunidades que están construyendo con la potencia asiática para redireccionar su relación con la economía hegemónica estadounidense. Por su lado, Roberto D. García, ante la caída de la economía estadounidense y la crisis europea, se cuestiona ¿qué papel juega y representa China hoy por hoy en la inestabilidad económica-financiera? ¿El contexto europeo limitaría la posición mundial de China en materia económico-monetaria? De igual forma, García aborda las expectativas que China tiene en América Latina y el Caribe donde realiza inversiones en materia económica, de tecnología y comercial por lo que tiende a incrementarse el comercio entre el subcontinente con China. En este sentido, García plantea q...
View Full Document

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture