oe3-v3.pdf - OBRAS ESCOGIDAS TOMO III C Marx y F Engels Edici\u00f3n Progreso Mosc\u00fa 1980 Lengua Castellano Digitalizaci\u00f3n Koba Distribuci\u00f3n

oe3-v3.pdf - OBRAS ESCOGIDAS TOMO III C Marx y F Engels...

This preview shows page 1 out of 288 pages.

You've reached the end of your free preview.

Want to read all 288 pages?

Unformatted text preview: OBRAS ESCOGIDAS TOMO III C. Marx y F. Engels Edición: Progreso, Moscú 1980. Lengua: Castellano. Digitalización: Koba. Distribución: Índice CRITICA DEL PROGRAMA DE GOTHA..............1 Prologo de F. Engels .............................................1 Carta a W. Bracke .................................................2 Glosas marginales al programa del Partido Obrero Alemán ..................................................................3 CARTA A A. BEBEL .............................................12 CARTA A C. KAUTSKY .......................................16 INTRODUCCIÓN A LA DIALÉCTICA DE LA NATURALEZA ......................................................18 VIEJO PROLOGO PARA EL [ANTI]-DÜHRING. SOBRE LA DIALÉCTICA .....................................28 EL PAPEL DEL TRABAJO EN LA TRANSFORMACIÓN DEL MONO EN HOMBRE .................................................................................33 CARLOS MARX ....................................................40 DE LA CARTA CIRCULAR A A. BEDEL, W. LIEBKNECHT, W. BRACKE Y OTROS ..............47 III. El manifiesto de los tres de Zurich ................47 DEL SOCIALISMO UTÓPICO AL SOCIALISMO CIENTÍFICO ...........................................................52 Prologo a la edición inglesa de 1892 ...................52 Del socialismo utópico al socialismo científico ..64 I ...........................................................................64 II ..........................................................................71 III .........................................................................74 PROYECTO DE RESPUESTA A LA CARTA DE V. I. ZASULICH .....................................................85 DISCURSO ANTE LA TUMBA DE MARX .........91 MARX Y LA NEUE RHEINISCHE ZEITUNG (1848-1849) .............................................................93 CONTRIBUCIÓN A LA HISTORIA DE LA LIGA DE LOS COMUNISTAS ........................................99 EL ORIGEN DE LA FAMILIA, LA PROPIEDAD PRIVADA Y EL ESTADO ...................................110 Prefacio a la primera edición de 1884 ...............110 Prefacio a la cuarta edición alemana de 1891 ...111 El origen de la familia, la propiedad privada y el estado.................................................................116 I. Estadios prehistóricos de cultura ...................117 II. La familia......................................................119 III. La gens iroquesa ..........................................144 IV. La gens griega .............................................150 V. Génesis del estado ateniense ........................154 VI. La gens y el estado en Roma .......................159 VII. La gens entre los celtas y entre los germanos ...........................................................................163 VIII. La formación el estado de los germanos ..170 IX. Barbarie y civilización ................................175 LUDWIG FEUERBACH Y EL FIN DE LA FILOSOFÍA CLÁSICA ALEMANA ....................186 Nota preliminar, para la edición de 1888 ..........186 Ludwig Feuerbach y el fin de la filosofía clásica alemana .............................................................186 I .........................................................................186 II ........................................................................191 III .......................................................................195 IV...................................................................... 199 EL PAPEL DE LA VIOLENCIA EN LA HISTORIA .............................................................................. 208 CONTRIBUCIÓN A LA CRÍTICA DEL PROYECTO DE PROGRAMA SOCIALDEMÓCRATA DE 1891 ....................... 240 I. Exposición de los motivos en diez párrafos .. 240 II. Reivindicaciones políticas ........................... 242 III. Reivindicaciones económicas..................... 245 Suplemento al apartado I .................................. 245 PREFACIO A LA SEGUNDA EDICIÓN ALEMANA DE 1892 DE LA SITUACIÓN DE LA CLASE OBRERA EN INGLATERRA................ 247 LA VENIDERA REVOLUCIÓN ITALIANA Y EL PARTIDO SOCIALISTA..................................... 256 EL PROBLEMA CAMPESINO EN FRANCIA Y EN ALEMANIA................................................... 259 I ........................................................................ 260 II ....................................................................... 265 CARTAS .............................................................. 270 Engels a Piotr Lavrovich Lavrov en Londres ... 270 Marx a Guillermo Bloss en Hamburgo ............ 271 Engels a Carlos Kautsky en Viena ................... 272 Engels a Florence Kelley-Wischnewetzky en Nueva York ...................................................... 272 Engels a Conrado Schmidt en Berlín ............... 273 Engels a Otto Von Boenigk en Breslau ............ 274 Engels a José Block en Königsberg ................. 275 Engels a Conrado Schmidt en Berlín .............. 276 Engels a Francisco Mehring en Berlín ............. 279 Engels a Nikolai Frantsevich Danielson en Petersburgo ....................................................... 282 Engels a W. Borgius en Breslau ....................... 283 Engels a Werner Sombart en Breslau ............... 285 CRITICA DEL PROGRAMA DE GOTHA C. Marx Prologo de F. Engels1 El manuscrito que aquí publicamos -la crítica al proyecto de programa y la carta a Bracke que la acompaña- fue enviado a Bracke en 1875, poco antes de celebrarse el Congreso de unificación de Gotha2, para que lo transmitiese a Geib, Auer, Bebel y Liebknecht y se lo devolviera luego a Marx. Como el Congreso del partido en Halle3 había incluido en el 1 Engels escribió el presente prólogo al publicar en 1891 la obra de C. Marx Crítica del Programa de Gotha. Al emprender la edición de este importante documento programático, Engels quería asestar un golpe a los elementos oportunistas que habían levantado cabeza en la socialdemocracia alemana. Tal golpe revestía particular importancia en el momento en que el partido se disponía a discutir y adoptar en el Congreso de Erfurt un programa nuevo en sustitución del de Gotha. Al publicar la Crítica del Programa de Gotha, Engels, que tropezó con cierta resistencia por parte de los dirigentes de la socialdemocracia alemana, como también de Dietz, editor de Die eue Zeit («Tiempos Nuevos») y del redactor C. Kautsky, tuvo que hacer algunas enmiendas y omitir ciertos pasajes del texto. El trabajo de Marx fue acogido con satisfacción por la masa fundamental de los miembros del partido alemán y por los socialistas de otros partidos, que vieron en él un documento programático para todo el movimiento socialista internacional. Junto con la Crítica del Programa de Gotha, Engels publicó la carta de Marx a Bracke del 5 de mayo de 1875, directamente relacionada con la obra. En vida de Engels no se volvió a editar la Crítica del Programa de Gotha y su prólogo a dicho trabajo. El texto completo de la obra fue publicado por vez primera en 1932, en la URSS. 2 En el Congreso de Gotha, celebrado del 22 al 25 de mayo de 1875, se unieron las dos corrientes del movimiento obrero alemán: el Partido Obrero Socialdemócrata (los eisenachianos), dirigido por A. Bebel y W. Liebknecht, y la lassalleana Asociación General de Obreros Alemanes. El partido unificado adoptó la denominación de Partido Obrero Socialista de Alemania. Así se logró superar la escisión en las filas de la clase obrera alemana. El proyecto de programa del partido unificado, propuesto al Congreso de Gotha, pese a la dura critica que habían hecho Marx y Engels, fue aprobado en el Congreso con insignificantes modificaciones. 3 El Congreso del Partido Socialdemócrata Alemán, celebrado en Nalle del 12 al 18 de octubre de 1890, acordó preparar para el próximo Congreso del partido, que debía orden del día la discusión del programa de Gotha, me parecía un delito hurtar por más tiempo a la publicidad este importante documento -acaso el más importante de todos- sobre el tema que iba a ponerse a discusión. Este trabajo tiene, además, otra significación de mayor alcance. En él se expone por primera vez, con claridad y firmeza, la posición de Marx frente a la tendencia trazada por Lassalle desde que se lanzó a la agitación, tanto en lo que atañe a sus principios económicos como a su táctica. El rigor implacable con que se desmenuza aquí el proyecto de programa, la inexorabilidad con que se expresan los resultados obtenidos y se ponen de relieve los errores del proyecto; todo esto, hoy, a la vuelta de quince años, ya no puede herir a nadie. Lassalleanos específicos ya sólo quedan -ruinas aisladas- en el extranjero, y el programa de Gotha ha sido abandonado en Halle, como absolutamente inservible, incluso por sus propios autores. A pesar de esto, he suprimido algunas expresiones y juicios duros sobre personas, allí donde carecían de importancia objetiva, y los he sustituido por puntos suspensivos. El propio Marx lo haría así, si hoy publicase el manuscrito. El lenguaje violento que a veces se advierte en él obedecía a dos circunstancias. En primer lugar, Marx y yo estábamos más estrechamente vinculados con el movimiento alemán que con ningún otro; por eso, el decisivo retroceso que se manifestaba en este proyecto de programa, tenía por fuerza que afectarnos muy seriamente. En segundo lugar, nosotros nos encontrábamos entonces -pasados apenas dos años desde el Congreso de La Haya de la Internacional4- en pleno apogeo de la convocarse en Erfurt, un proyecto de nuevo programa, y publicarlo tres meses antes del Congreso, con el fin de que las organizaciones locales y la prensa del partido pudiesen discutirlo. 4 El Congreso de la Asociación Internacional de los Trabajadores de La Haya se celebró del 2 al 7 de septiembre de 1812, con la asistencia de 65 delegados de las organizaciones nacionales. Dirigían las labores del Congreso Marx y Engels. En él se dio cima a la lucha de largos años de Marx y Engels y sus compañeros contra toda clase de sectarismo pequeñoburgués en el movimiento obrero. La actuación escisionista de los anarquistas fue condenada, y sus líderes expulsados de la C. Marx y F. Engels 2 lucha contra Bakunin y sus anarquistas, que nos hacían responsables de todo lo que ocurría en el movimiento obrero de Alemania; era, pues, de esperar que nos atribuyesen también la paternidad secreta de este programa. Estas consideraciones ya no tienen razón de ser hoy, y con ellas desaparece también la necesidad de los pasajes en cuestión. Algunas frases han sido sustituidas también por puntos, a causa de la ley de prensa. Cuando he tenido que elegir una expresión más suave, la he puesto entre paréntesis cuadrados. Por lo demás, reproduzco literalmente el manuscrito. Londres, 6 de enero de 1891 F. Engels Publicado en la revista Die eue Zeit, Bd. I, N° 18, 1890-1891. Se publica de acuerdo con el texto de la revista. Traducido del alemán. . Carta a W. Bracke Londres, 5 de mayo de 1875 Querido Bracke: Le ruego que, después de leerlas, transmita las adjuntas glosas críticas marginales al programa de coalición a Geib, Auer, Bebel y Liebknecht, para que las vean. Estoy ocupadísimo y me veo obligado a rebasar con mucho el régimen de trabajo que me ha sido prescrito por los médicos. No ha sido, pues, ninguna «delicia» para mí, tener que escribir una tirada tan larga. Pero era necesario hacerlo, para que luego los amigos del partido a quienes van destinadas esas notas no interpreten mal los pasos que habré de dar. Me refiero a que, después de celebrado el Congreso de unificación, Engels y yo haremos pública una breve declaración haciendo saber que no estamos de acuerdo con dicho programa de principios y que nada tenemos que ver con él. Es indispensable hacerlo así, pues, en el extranjero se tiene la idea absolutamente errónea, pero cuidadosamente fomentada por los enemigos del partido, de que el movimiento del llamado Partido de Eisenach5 está secretamente dirigido desde aquí por nosotros. Todavía en un libro6 que ha publicado hace poco en ruso. Bakunin, por ejemplo, me hace a mí Internacional. Los acuerdos del Congreso de La Haya colocaron los cimientos para la futura fundación de partidos políticos de la clase obrera con existencia propia en los distintos países. 5 En Eisenach, en el Congreso panalemán de los socialdemócratas de Alemania, Austria y Suiza, celebrado del 7 al 9 de agosto de 1869, fue instituido el Partido Obrero Socialdemócrata Alemán, conocido luego con el nombre de partido de los eisenachianos. El programa adoptado en el Congreso respondía enteramente al espíritu de la Internacional. 6 Tratase del libro de Bakunin titulado El Estado y la Anarquía, publicado en Suiza en 1873. responsable, no sólo de todos los programas, etc., de ese partido, sino de todos los pasos dados por Liebknecht desde el día en que inició su cooperación con el Partido Popular7. Aparte de esto tengo el deber de no reconocer, ni siquiera mediante un silencio diplomático, un programa que es, en mi convicción, absolutamente inadmisible y desmoralizador para el partido. Cada paso de movimiento real vale más que una docena de programas. Por lo tanto, si no era posible y las circunstancias del momento no lo consentían- ir más allá del programa de Eisenach, habría que haberse limitado, simplemente, a concertar un acuerdo para la acción contra el enemigo común. Pero cuando se redacta un programa de principios (en vez de aplazarlo hasta el momento en que una prolongada actuación conjunta lo prepare), se colocan ante todo el mundo los jalones por los que se mide el nivel del movimiento del partido. Los jefes de los lassalleanos han venido a nosotros porque las circunstancias les obligaron a venir. Y si desde el primer momento se les hubiera hecho saber que no se admitía ningún chalaneo con los principios, habrían tenido que contentarse con un programa de acción o con un plan de organización para la actuación conjunta. En vez de esto, se les consiente que se presenten armados de mandatos, y se reconocen estos mandatos como obligatorios, rindiéndose así a la clemencia o inclemencia de los que necesitaban ayuda. Y, para colmo y remate, ellos celebran un congreso antes del Congreso de conciliación, mientras que el propio partido reúne el suyo post festum8. Indudablemente, con esto se ha querido escamotear toda crítica y no permitir que el propio partido reflexionase. Sabido es que el mero hecho de la unificación satisface de por sí a los obreros, pero se equivoca quien piense que este éxito efímero no ha costado demasiado caro. Por lo demás, aun prescindiendo de la canonización de los artículos de fe de Lassalle, el 7 El Partido Popular Alemán, fundado en 1865, constaba de elementos democráticos de la pequeña burguesía y, en parte, de la burguesía, principalmente de los Estados del Sur de Alemania. Al aplicar una política antiprusiana y presentar consignas democráticas generales, este partido reflejaba, al propio tiempo, tendencias particularistas de ciertos Estados alemanes. Al hacer propaganda de la idea del Estado alemán federal, era contraria a la unificación de Alemania bajo la forma de república democrática centralizada única. En 1866 al Partido Popular Alemán se adhirió el Partido Popular Sajón, cuyo núcleo fundamental constaba de obreros. Esta ala izquierda, que compartía el deseo del Partido Popular de resolver la cuestión de la unificación del país por vía democrática, participó en la creación, en agosto de 1869, del Partido Obrero Socialdemócrata Alemán. 8 Después de la fiesta, es decir, después de los acontecimientos. (N. de la Edit.) Crítica al programa de Gotha programa no vale nada. Próximamente, le enviaré a usted las últimas entregas de la edición francesa de El Capital. La marcha de la impresión se vio entorpecida largo tiempo por la prohibición del Gobierno francés. Esta semana o a comienzos de la próxima quedará el asunto terminado. ¿Ha recibido usted las seis entregas anteriores? Le agradecería que me comunicase también las señas de Bernhard Becker, a quien tengo que enviar también las últimas entregas. La librería del «Volksstaat»9 obra a su manera. Hasta este momento, no he recibido ni un solo ejemplar de la tirada del Proceso de los comunistas de Colonia10. Saludos cordiales. Suyo, Carlos Marx Glosas marginales al programa del Partido Obrero Alemán11 I 1. «El trabajo es la fuente de toda riqueza y de toda cultura, y como el trabajo útil sólo es posible dentro de la sociedad y a través de ella, todos los miembros de la sociedad tienen igual derecho a percibir el fruto íntegro del trabajo». Primera parte del párrafo: «El trabajo es la fuente de toda riqueza y de toda cultura». El trabajo no es la fuente de toda riqueza. La naturaleza es la fuente de los valores de uso (¡que son los que verdaderamente integran la riqueza material!), ni más ni menos que el trabajo, que no es más que la manifestación de una fuerza natural, de la fuerza de trabajo del hombre. Esa frase se encuentra en todos los silabarios y sólo es cierta si se sobreentiende que el trabajo se efectúa con los correspondientes objetos e instrumentos. Pero un programa socialista no debe permitir que tales 9 Se alude a la editorial del Partido Obrero Socialdemócrata que publicaba el periódico Der Volksstaat y literatura socialdemócrata. El director de la editorial era A. Bebel. Der Volksstaat («El Estado Popular»): órgano central del Partido Obrero Socialdemócrata Alemán (eisenachianos): se publicó en Leipzig desde el 2 de octubre de 1869 hasta el 29 de septiembre de 1876. La dirección general del periódico corría a cargo de G. Liebknecht. Marx y Engels colaboraban en el periódico, ayudando constantemente en la redacción del mismo. 10 Se alude a la obra de Marx, Revelaciones acerca del proceso de los comunistas de Colonia. (N. de la Edit.) 11 El trabajo de Marx Crítica del Programa de Gotha, escrito en 1875, consta de observaciones críticas al proyecto del futuro partido obrero unificado de Alemania. El proyecto pecaba de graves errores y hacía concesiones de principio a los lassalleanos. Marx y Engels, a la vez que aprobaban la creación del partido socialista único de Alemania, se pronunciaron en contra del compromiso ideológico con los lassalleanos y lo sometieron a dura crítica. 3 tópicos burgueses silencien aquellas condiciones sin las cuales no tienen ningún sentido. Por cuanto el hombre se sitúa de antemano como propietario frente a la naturaleza, primera fuente de todos los medios y objetos de trabajo, y la trata como posesión suya, por tanto su trabajo se convierte en fuente de valores de uso, y, por consiguiente, en fuente de riqueza. Los burgueses tienen razones muy fundadas para atribuir al trabajo una fuerza creadora sobrenatural; pues precisamente del hecho de que el trabajo está condicionado por la naturaleza se deduce que el hombre que no dispone de más propiedad que su fuerza de trabajo, tiene que ser, necesariamente, en todo estado social y de civilización, esclavo de otros hombres, de aquellos que se han adueñado de las condiciones materiales de trabajo. Y no podrá trabajar, ni, por consiguiente, vivir, más que con su permiso. Pero dejemos la tesis tal como está, o mejor dicho, tal como viene renqueando. ¿Qué conclusión habría debido sacarse de ella? Evidentemente, ésta: «Como el trabajo es la fuente de toda riqueza, nadie en la sociedad puede adquirir riqueza que no sea producto del trabajo. Si, por tanto, no trabaja él mismo, es que vive del trabajo ajeno y adquiere también su cultura a costa del trabajo de otros». En vez de esto, se añade a la primera oración una segunda mediante la locución copulativa «y como», para deducir de ella, y no de la primera, la conclusión. Segunda parte del párrafo: «El trabajo útil sólo es posible dentro de la sociedad y a través de ella». Según la primera tesis, el trabajo era la fuente de toda riqueza y de toda cultura, es decir, que sin trabajo, no era posible tampoco la existencia de una sociedad. Ahora, nos enteramos, por el...
View Full Document

  • Fall '19
  • Individuo, Burguesía, Capitalismo, Socialismo, Riqueza, Democracia

What students are saying

  • Left Quote Icon

    As a current student on this bumpy collegiate pathway, I stumbled upon Course Hero, where I can find study resources for nearly all my courses, get online help from tutors 24/7, and even share my old projects, papers, and lecture notes with other students.

    Student Picture

    Kiran Temple University Fox School of Business ‘17, Course Hero Intern

  • Left Quote Icon

    I cannot even describe how much Course Hero helped me this summer. It’s truly become something I can always rely on and help me. In the end, I was not only able to survive summer classes, but I was able to thrive thanks to Course Hero.

    Student Picture

    Dana University of Pennsylvania ‘17, Course Hero Intern

  • Left Quote Icon

    The ability to access any university’s resources through Course Hero proved invaluable in my case. I was behind on Tulane coursework and actually used UCLA’s materials to help me move forward and get everything together on time.

    Student Picture

    Jill Tulane University ‘16, Course Hero Intern

Stuck? We have tutors online 24/7 who can help you get unstuck.
A+ icon
Ask Expert Tutors You can ask You can ask You can ask (will expire )
Answers in as fast as 15 minutes