traducido.docx - En tercer lugar a los compa\u00f1eros acad\u00e9micos les preocupaba que nos estuvi\u00e9ramos apropiando del t\u00e9rmino Bull ying y descuid\u00e1ramos

traducido.docx - En tercer lugar a los compañeros...

This preview shows page 1 out of 231 pages.

You've reached the end of your free preview.

Want to read all 231 pages?

Unformatted text preview: En tercer lugar, a los compañeros académicos les preocupaba que nos estuviéramos apropiando del término Bull ying y descuidáramos las investigaciones existentes sobre definición, medición y frecuencia del Bull ying. Sin embargo, nuestra investigación no se ocupó de poseer una definición específica de acoso escolar, sino de las funciones que cumple el término para diferentes grupos. CONCLUSION –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nuestro análisis crítico resalta el uso confuso y ambiguo de un término impugnado, expone las relaciones de poder inherentes a la definición y el etiquetado, y demuestra que la investigación no tiene lugar en un vacío político. Sin embargo, al intentar elevar los intereses de un grupo de empleados descuidados, encontramos dos problemas. Primero, dudamos que esta investigación específica haya mejorado la posición de los participantes; En segundo lugar, al enfocarnos en un grupo, descuidamos a otros. Esto nos devuelve a reflexiones fundamentales sobre a qué interés sirvió la investigación y hasta qué punto la investigación puede ser liberadora. En otras palabras, si bien la agenda crítica puede servir a los intereses de los investigadores, es menos claro que sirve a los intereses de otras partes interesadas. En última instancia, nuestra responsabilidad es representar la posición de aquellos que no han sido escuchados en este debate y que contribuyeron a nuestra investigación, es decir, los empleados de las organizaciones. OTRAS LECTURAS –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– La guía de Alvesson y Deetz (2000) para Doing Critical Management Research es la descripción general más útil. Las revistas Organización, Estudios de Organización y la Revista de Estudios de Gestión son las fuentes más probables de investigación crítica, aunque rara vez dan detalles del método o análisis. Habermas (1984) es sin duda fundamental para la teoría crítica y es útil para aquellos que desean explorar más a fondo los antecedentes teóricos de este capítulo. REFERENCIAS ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Alvesson, M. (1996) Comunicación, Poder y Organizaciones, Berlín: Walter de Gruyter. Alvesson, M. (1998) "Relaciones de género e identidad en el trabajo: un estudio de caso de masculinidades y feminidades en una agencia de publicidad", Human Relations, 51 (8): 969–1005. Alvesson, M. y Deetz, S. (2000) Haciendo Investigación de Gestión Crítica, Londres: Sabio. Ashforth, B.E. y Humphrey, R.H. (1997) “La ubicuidad y la potencia del etiquetado en las organizaciones”, Organización ciencia, 8 (1): 43–58. Collinson, D.L. (2002) "Una respuesta a Wray-Bliss: revisitar el taller", Organización, 9 (1): 41–50. Denzin, N.K. y Lincoln, Y.S. (1998) (editores) El paisaje de la investigación cualitativa, Mil robles: Sabio. Edwards, D., Ashmore, M. y Potter, J. (1995) "La muerte y el mobiliario: la retórica, la política y la teología de los argumentos de fondo en contra del relativismo", Historia de las ciencias humanas, 8 (2): 25–49. Fournier, V. y Gray, C. (2000) "En el momento crítico: condiciones y perspectivas para los estudios de gestión críticos", Relaciones humanas, 53 (1): 7–32. Freire, P. (1970) Pedagogía de los oprimidos, Nueva York: Herder y Herder. Griffin, C. (1985) ¿Chicas típicas? Mujeres jóvenes de la escuela al mercado laboral, Londres: Routledge y Kegan Paul. Habermas, J. (1984) La teoría de la acción comunicativa, Vol.1: La razón y la racionalización de la sociedad, Boston., MA: Prensa del faro. Henriques, J., Hollway, W., Urwin, C., Venn, C. y Walkerdine, V. (1984) Cambiando el tema: Psicología, regulación social y subjetividad, Londres: Methuen. Jackall, R. (1988) Moral Mazes: El mundo de los gerentes corporativos, Oxford: Oxford Prensa Universitaria. Kincheloe, J.L. y McLaren, P.L. (1998) "Repensando la teoría crítica y la investigación cualitativa", en N.Denzin e Y.Lincoln (eds), El paisaje de la investigación cualitativa, Thousand Oaks, CA: Sabio, pp.260–99. Liefooghe, A.P.D. (2001) "Cuentas de intimidación en organizaciones: voz, poder y discurso en el trabajo", tesis de doctorado inédita, Universidad de Surrey. Liefooghe, A.P.D. y Mackenzie Davey, K. (2001) "Cuentas del acoso laboral: el papel de la organización", Revista Europea de Trabajo y Psicología Organizacional, 10 (4): 375–92. Mackenzie Davey, K. y Liefooghe, A.P.D. (2003) 'Voz y poder: examinando críticamente los usos del término bullying en las organizaciones', en A.Schorr, B.Campbell y M.Schenk (eds), Investigación en comunicación y ciencia de los medios en Europa, Berlín: Walter de Gruyter, pp.441-57. Markham, A. (1996) "Diseñando el discurso: un análisis crítico de la ambigüedad estratégica y el control del lugar de trabajo", Comunicación de gestión trimestral, 9 (4): 389–421. Morrow, R.A. (1994) Teoría y metodología críticas, Vol.3: Teoría social contemporánea, Mil robles, CA: Sabio. Mumby, D. K. (1993) (ed.) Control narrativo y social: Perspectivas críticas, Vol.21, Revisiones anuales sabias de investigación en comunicación, Newbury Park: Sabio. Mumby, D.K. y Stohl, C. (1996) "Disciplinar los estudios de comunicación organizacional", Comunicación de gestión trimestral, 10 (1): 50–72. Reason, P. (1994) "Tres enfoques para la investigación participativa", en Y. Lincoln y N. Denzin (eds), Manual de investigación cualitativa, Mil robles, CA: Sabio. Parker, I. (1992) Dinámica del discurso. Análisis crítico para la psicología social e individual, Londres: Routledge. Parker, I. (1999) "Contra el relativismo en psicología, en equilibrio", Historia de las Ciencias Humanas, 12 (4): 61-78. Parker, M. (2000) Cultura e identidad organizacional, Londres Philips, N. y Brown, J.L. (1993) "Análisis de la comunicación en y alrededor de las organizaciones: un enfoque hermenéutico crítico", Diario de la Academia de Administración,16 (6): 1547-76. Potter, J. y Wetherell, M. (1987) Discurso y psicología social: Más allá de las actitudes y el comportamiento, Londres: Sabio. Van Maanen, J. y Kunda, G. (1989) "Sentimientos reales: expresión emocional y cultura organizacional",la investigación en la organización del comportamiento, 11: 43-103. Willis, P. (1977) Aprendiendo al trabajo: cómo los niños de la clase trabajadora obtienen Trabajo Los niños obtienen trabajos de la clase trabajadora, Farnborough, Reino Unido:Casa Sajona. Witmar, D.F. (1997) "Comunicación y recuperación: la estructuración como un enfoque ontológico de la cultura organizacional", Monografías de comunicación, 64 (4): 324–49. Wray-Bliss, E. (2002) "Ética abstracta, ética incorporada: el matrimonio extraño de Foucault y el positivismo en la teoría del proceso de trabajo", Organización, 9 (1): 5–39. Young, E. (1989) "Sobre el nombramiento de la rosa: intereses y múltiples significados como elementos de la cultura organizacional", Estudios de la Organización, 10 (2): 187-206. 16 –––– Comprensión Hermenéutica –––––––––––––––––––––––– John McAuley En el corazón de la hermenéutica se encuentran cuestiones de intuición, interpretación, comprensión, la relación entre el investigador y el sujeto de la investigación y el lector. En los últimos tiempos, la hermenéutica se entiende como una visión filosófica de la ciencia social interpretativa; una afirmación de que 'comprensión es interpretación. . . .Al llegar a un entendimiento no se trata de dejar de lado, escapar, gestionar o seguir el punto de vista, prejuicios, sesgos o prejuicios propios. Por el contrario, la comprensión requiere la participación de los sesgos de uno "(Schwandt, 2000: 194). Sin embargo, el paradigma hermenéutico abarca muchas posiciones. Ricoeur, por ejemplo, afirma claramente que "no hay hermenéutica general". . . pero solo teorías dispares y opuestas sobre las reglas de interpretación "(1970: 26). Aunque se espera que haya mucho en lo que sigue que arroje luz sobre el tema, también se reconoce que queda mucho por hacer. Este capítulo comienza con una interpretación de varios textos sobre hermenéutica con la intención de mostrar cómo las diferentes perspectivas aportan ideas útiles a las organizaciones de investigación. En un extremo del paradigma hermenéutico está lo que Alvesson y Sköldberg (2000) denominan hermenéutica objetivista que "resulta en la comprensión del significado subyacente, no en la explicación de las conexiones causales" (2000: 52). En el otro extremo está lo que caracterizan como "hermenéutica alética", que tiene "su enfoque en la verdad como un acto de revelación, en el que la polaridad entre sujeto y objeto, así como eso. . . entre comprensión y explicación: se disuelve a la luz radical de una unidad más original "(2000: 52). Esto representa el desarrollo de una ciencia social "en la que la relación comunicativa entre sujeto y objeto recibe un reconocimiento total" (Bleicher, 1982: 70). La segunda sección es una exploración de las implicaciones de la comprensión previa intelectual y emocional que el investigador aporta a la situación de la investigación y al desarrollo del círculo hermenéutico. Esto conduce a una exploración de un aspecto clave del enfoque hermenéutico: el proceso interpretativo y el papel de la intuición. Esto está vinculado a una breve discusión del encuentro psicoanalítico, que algunos consideran que la hermenéutica representa un método de investigación. Esto se extiende a una discusión de algunas de las formas en que los investigadores han tratado de ubicar la hermenéutica en la arena de la ciencia social "normal". El capítulo concluye con una discusión de las actividades de investigación emprendidas por el autor (y colegas) informadas por el enfoque hermenéutico. ¿ALCANZANDO LA –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– VERDAD? El interés en la interpretación dentro de la tradición hermenéutica proviene de una versión particular del conocimiento científico conocido como Geistwissenschaften, que puede traducirse como "ciencias del espíritu",. . . el concepto está profundamente arraigado en la filosofía idealista alemana ... El conocimiento hermenéutico-espiritual y el conocimiento positivista-pragmático se oponen entre sí »(Bettelheim, 1983: 41). El empuje idealista en la hermenéutica puede ilustrarse a través del trabajo de Dilthey, quien es el instigador del desarrollo de la hermenéutica moderna (Blaikie, 1995). Según Blaikie, 'Dilthey insistió en que la base para comprender a los seres humanos está en la vida misma, no en la especulación racional o en las teorías metafísicas. La vida, por la cual él se refiere al mundo humano, nos proporciona los conceptos y categorías que necesitamos para producir este entendimiento "(1995: 32). Como científico social (o actor) las "objetivaciones de la vida", o residuos de nuestros pensamientos en logros culturales y cosas físicas, pueden entenderse a través de un proceso interno de verstehen, de comprensión hermenéutica "(1995: 32). Esto se relaciona con la idea de la fenomenología hermenéutica en la que el "objetivo es construir una descripción animadora y evocadora de las acciones, los comportamientos, las intenciones y las experiencias humanas a medida que nos encontramos en el mundo de la vida" (Van Manen, 1990: 19). Si bien la contribución de Dilthey es importante en el desarrollo de la hermenéutica moderna e influye claramente en la legitimidad de los enfoques hermenéuticos para comprender el comportamiento humano, no cuenta toda la historia. Gadamer, por ejemplo, sugiere que "el intento de Dilthey de explicar las ciencias humanas en términos de vida, y para comenzar con la experiencia de la vida, nunca se reconcilió realmente con su concepción cartesiana de la ciencia firmemente sostenida" (1985: 258) - la división entre los aspectos externos e internos de la vida. Gadamer, quien puede ser visto como "el exponente más poderoso y coherente de la hermenéutica contemporánea" (Grondin, 1995: xi) analiza una serie de principios básicos que sustentan el enfoque hermenéutico y que constituyen el ciclo hermenéutico. Estos incluyen la idea de que puede haber una "regla hermenéutica que debemos entender el todo en términos de detalle y el detalle en términos de todo". . . . La armonía de todos los detalles con el todo es el criterio de la comprensión correcta "(Gadamer, 1985: 291). Luego sugiere que hay un aspecto objetivo y subjetivo para esta comprensión. Discute esto en términos de ver un texto como un ejemplo del ciclo hermenéutico o espiral en desarrollo, el "proceso iterativo por el cual cada etapa de nuestra investigación nos proporciona conocimiento" (Gummesson, 2000: 70). Cuando el investigador mira un texto "objetivamente", ese texto debe verse en el contexto del trabajo del escritor, y ese trabajo debe verse en relación con el género y la tradición de la cultura. Desde la perspectiva del investigador, esta evaluación del texto solo puede realizarse teniendo en cuenta las propias circunstancias "objetivas" del investigador. Desde el punto de vista subjetivo, sugiere, "el mismo texto, como manifestación de un momento creativo, pertenece a la totalidad de la vida interior de su autor" (Gadamer, 1985: 291). Un ejemplo de exploración de lo subjetivo puede verse en el trabajo de Saleh y Hassan (1999). Sugieren que la actividad profesional conocida como auditoría financiera generalmente se entiende a través de la lente de la investigación empírica positivista, pero que este enfoque aleja a los profesionales, investigadores y académicos entre sí. Sugieren que si se considera la auditoría como un arte, como un fenómeno social y expuesto a la mirada hermenéutica, se puede lograr una mayor comprensión. Un enfoque diferente de la conciliación del objetivo y el subjetivo se puede ver en Boland (1989). Afirma que "el giro hermenéutico aprecia que nuestra comprensión de la contabilidad y las organizaciones no está garantizada por un método que separa el objetivo del subjetivo. En cambio, nuestro conocimiento de la contabilidad y las organizaciones se construyen a través de una práctica social en la que tales distinciones no son significativas "(1989: 591). En estas lecturas de auditoría o contabilidad, el aspecto objetivo incluiría construcciones sociales como las reglas codificadas de auditoría o contabilidad, los códigos de práctica profesional, las características reglamentarias que rigen la relación entre el profesional y las organizaciones en las que están realizando la auditoría o práctica contable. El aspecto subjetivo sería asuntos tales como la forma en que el auditor o contador, consciente o inconscientemente, experimenta la actividad profesional en relación con otros aspectos del ser humano y cómo el auditor o contable entiende su relación con el yo y con los demás. Este aspecto subjetivo puede ser individual o puede ser una comprensión o colusión compartida. Puede verse que, en este sentido, lo subjetivo y lo objetivo se unen entre sí. En este sentido, el interés de la investigación sería comprender cómo el auditor o el contable construye y cuenta la historia de los procesos mediante los cuales se realiza la auditoría o la contabilidad. Sin embargo, el investigador no está mirando solo la experiencia de los sujetos; También existe la posición del intérprete a medida que se desarrolla la escena y en el proceso de interpretación. Gadamer sugiere que el círculo hermenéutico. No es formal en la naturaleza. No es ni subjetivo ni objetivo, sino que describe la comprensión como la interacción del movimiento de la tradición1 y el movimiento del intérprete. La anticipación del significado que gobierna nuestra comprensión de un texto no es un acto de subjetividad, sino que se deriva de una comunalidad que se une. Nosotros a la tradición. . . (Gadamer, 1985: 293) Sin embargo, el problema es que esta versión del círculo hermenéutico "solo puede servir para sancionar el uso predominante del lenguaje" (Bleicher, 1980: 161) debido al énfasis en el carácter común de la tradición. Habermas sugiere una extensión de esto a la exploración de patrones de comunicación que están fracturados, donde pueden faltar los puntos en común, y tiene interés en la hermenéutica, pero también es considerado como un teórico crítico. En esta tradición, el aspecto hermenéutico se encuentra "en el sentido de que permite una reflexión autoconsciente sobre las condiciones sociales que rodean la producción, la difusión y la recepción de textos" y el elemento crítico reside en un análisis de la contribución de estos textos a "la Creación y mantenimiento de diferenciales de poder '(Phillips y Brown, 1993: 1547) donde se supone que el lenguaje de los diferenciales de poder conduce a una distorsión de las comunicaciones. Dentro de la tradición hermenéutica, este interés en el significado y la comprensión tiene la consecuencia (prevista en la tradición neo-idealista) de un interés en mejorar la comunicación y la autocomprensión de una manera esencialmente mejoradora. Esta dimensión moral puede dar una ventaja interesante a la actividad de investigación. Tillery, por ejemplo, quería explorar "la compleja relación de ética, escritura y poder (que) sigue siendo una gran preocupación para los académicos y maestros de la comunicación técnica" (2001: 1970). En su investigación, ella se guía por la afirmación de Gadamer de que: "la ciencia práctica dirigida hacia este conocimiento práctico. . . debe surgir de la práctica en sí misma y con todas las generalizaciones típicas que aporta a la conciencia explícita, relacionarse con la práctica "(2001: 92). Tillery agrega que la hermenéutica puede ser un proceso de crítica cultural que es crucial para entender cómo funciona la ideología. EL CICLO HERMENÉTICO ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– En lo anterior, lo que se sugiere es que los investigadores inevitablemente aportan (e incorporan positivamente) algo de su ser objetivo y subjetivo a la fiesta de la actividad de investigación. Los investigadores también traen un pre-entendimiento intelectual. Esto puede ser ilustrado por Ferch, cuyo trabajo sobre la relación entre el contacto físico y el desarrollo de la capacidad de perdonar sigue los principios de la fenomenología hermenéutica. Escribió: "Debido a que la investigación indica que los niveles apropiados de contacto están relacionados con un desarrollo humano constante, y debido a que la literatura reciente presenta el perdón como una parte importante del crecimiento personal e interpersonal, se justificó un estudio que incorpora tanto el toque como el perdón" (mis cursivas) (2000 : 159). A un nivel prima facie, esto podría parecer una buena hipótesis a la antigua. Pero no lo es. Su estado es bastante diferente. Cuando Dalton estaba emprendiendo su magnífico trabajo que condujo a la producción de su estudio seminal Hombres que manejan, escribió que aunque evitaba las hipótesis explícitas tenía "corazonadas que me sirvieron de guías menos exaltadas" (Dalton, 1964: 53) para el desarrollo de investigación. El investigador puede iniciar el círculo hermenéutico "en un momento dado y luego profundizar más y más en la materia alternando entre la parte y el todo, lo que trae una comprensión cada vez más profunda de ambas" (Alvesson y Sköldberg, 2000: 53). En este caso, la investigación previa y la literatura anterior están trayendo a la escena en desarrollo algunos límites sueltos, algunos se dirigen a lo que se está explorando. En este sentido, tanto la comprensión previa como la propia investigación pasan por iteraciones de interpretación. Desde este trampolín, los científicos hermenéuticos interpretan eventos inmediatos, como los fenómenos no verbales; ambiente físico y eventos inesperados a la luz de eventos anteriores, experiencia privada y cualquier otra cosa que consideren pertinente para la situación bajo investigación "(Gummesson, 2000). Es análogo al proceso etnográfico de "tratar de leer (en el sentido de" construir una lectura de ") un manuscrito: extraño, descolorido, lleno de elipsis, incoherencias, enmiendas sospechosas y comentarios tendenciosos, pero escritos. . . en eje...
View Full Document

  • Summer '18
  • tupa
  • Verdad, Comunicación, Entendimiento, Psicoanálisis

What students are saying

  • Left Quote Icon

    As a current student on this bumpy collegiate pathway, I stumbled upon Course Hero, where I can find study resources for nearly all my courses, get online help from tutors 24/7, and even share my old projects, papers, and lecture notes with other students.

    Student Picture

    Kiran Temple University Fox School of Business ‘17, Course Hero Intern

  • Left Quote Icon

    I cannot even describe how much Course Hero helped me this summer. It’s truly become something I can always rely on and help me. In the end, I was not only able to survive summer classes, but I was able to thrive thanks to Course Hero.

    Student Picture

    Dana University of Pennsylvania ‘17, Course Hero Intern

  • Left Quote Icon

    The ability to access any university’s resources through Course Hero proved invaluable in my case. I was behind on Tulane coursework and actually used UCLA’s materials to help me move forward and get everything together on time.

    Student Picture

    Jill Tulane University ‘16, Course Hero Intern

Stuck? We have tutors online 24/7 who can help you get unstuck.
A+ icon
Ask Expert Tutors You can ask You can ask You can ask (will expire )
Answers in as fast as 15 minutes