Arqueologia y Educacion

Arqueologia y Educacion - Natzn Itza Garca Macas Arqueologa...

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: Natzn Itza Garca Macas Arqueologa y Educacin Una propuesta didctica para la enseanza de la arqueologa en la educacin secundaria Tesis de Licenciatura en Arqueologa Director de tesis: Mtro. Ramn Vias Vallverd Asesor de tesis: Mtro. Manuel Gndara Vzquez Asesor de tesis: Lic. Sebastin Pl Prez A mi familia Hctor, Nelly, Ericka, Abril y Rodrigo. Gran parte de lo que soy, se lo debo a ustedes. Los sueos se vuelven ideas Las ideas palabras Y con el tiempo las palabras hechos. Reconocimientos reconocimientos A Ramn Vias, por su amistad, por dirigir esta tesis y por apoyarme en las distintas empresas que so. A Manuel Gndara, por aceptar asesorar este proyecto, promoverlo y soportar mi incansable sndrome de las OI. A Sebastin Pl, por todo el apoyo que me ha brindado, por aceptar asesorar esta tesis, e ir ms all del cumplimiento del deber. A Jaime Litvak, Linda Manzanilla, Luis Barba y Leonardo Lpez Lujn, por permitirme ocupar parte de sus textos para las lecturas de la secuencia. A la secundaria del Colegio Madrid, por ser la institucin dnde se aplico la secuencia didctica. Al departamento de medios audiovisuales del Colegio Madrid, por facilitar los medios para la videograbacin de las sesiones. A Samari Garca y Colom Gngora, por corregir mis dedazos. A Francisco Orozco y Jos Antonio Arteaga, por haber aplicado la secuencia con sus grupos. A todos mis alumnos, de los que he aprendido tanto. En especial a los de tercero, por darme la oportunidad de compartir y construir el sueo. A Abril, por asesorar la parte visual. A Ericka, por leerme, acompaarme y formar parte importante de este documento. i Arqueologa y Educacin ii Preludio preludio Esta narracin puede resultar tal vez ms para m, que para los lectores. Sin embargo, creo importante hacerla para entender un poco el proceso que se dio con esta investigacin, y que culmina con esta publicacin. Para aquellos que vieron formarme en la arqueologa; y no queda claro cmo es que hice una tesis de enseanza, y para aquellos, que me conocen por la enseanza; y ven terminada una tesis de arqueologa. En si, este documento, no es, ni lo uno, ni lo otro, es una especie de hbrido entre ambas, que abre un espacio importante, no tomado en cuenta y que es indispensable, tanto para la arqueologa, como para la educacin. Cuando inici la licenciatura en arqueologa comenc como todo buen expreparatoriano: muy emocionado y lleno de dudas. Si bien, esta etapa duro sus buenos primeros semestres, para cundo realice mis primeras prcticas, las dudas ya se haban disipado: saba que quera ser arquelogo. En buena medida, esto se vio alimentado por mi inters en aportar nuevos conocimientos, mi parte huraa de estar alejado de la civilizacin, y cierto tipo de fijacin infantil de estar todo lleno de polvo y jugando con tierra; en el mejor de los casos, lodo. Estos aos de saberme y disfrutarme duraron bastante, pero como dicen por ah "nada es para siempre". Conforme fui involucrndome con la carrera y entendiendo lo que hacia un arquelogo, se fueron desenterrando los cuestionamientos. Tena claro que el trabajo en campo me gustaba, que los proyectos me agradaban y que lo que hacia era importante, no slo para mi, sino para mucha gente iii Arqueologa y Educacin ms. Pero vena la parte que no me convenca1. Poco a poco me di cuenta, que si bien el trabajo con los "muertos" me agradaba, exista un punte que no lograba entablar entre lo que hacia, y lo que realmente comenzaba a interesarme: los "vivos". Por fortuna me encontr con que no era l nico, y digo por fortuna, porque siempre es reconfortante darse cuanta que uno no esta slo2. As, las largas discusiones con los amigos y compaeros giraron en torno a la funcionalidad en mi vida, de no poder trabajar directamente con gente viva. Largas horas sentando en "la ventana de colores", pensando y repensando en "todo" aquello que involucraba la carrera profesional, as como una que otra escapada a lo que la vida arrojaba frente a nosotros; ah, sentaditos3, esperando. Luego vino el golpe de gracia. A lo largo de mi carrera, tuve la fortuna de trabajar en algunos proyectos, donde me fue bastante bien, incluso podra decir que mucho mejor que a algunos de los compaeros de carrera, que no conseguan trabajo pero ni pagando ellos mismos. Pues bien, estas experiencias ya en el campo laboral, y no como prctica curricular, terminaron por romper con el encanto. No por que hayan sido terribles experiencias, sino por que me abrieron los ojos a lo que realmente iba a ser mi prctica profesional, que visto desde ese enfoque y en ese momento no era lo mo. Siempre he pensado que nada es lindo y hermoso, que mientras esta el lado bueno, existen ciertas cosas que a uno no le gustan; pero que gracias a que las otras son tan buenas, las malas le pasan a uno de lado. El caso es, que ste equilibrio en mi no se dio, y todas esas cosas malas, terminaban pesando ms, por que no se contrarrestaban con las buenas. As que, intu que algo andaba mal. Si me la pasaba quejndome: por la burocracia de esto, por la inconciencia de aquellos, por la soberbia de algunos, por el incumplimiento de ellos, por el abandono de nosotros y por el cansancio de todos; pues la respuesta aunque no la viera, estaba ah. Algo estaba pasando que no me dejaba disfrutar lo que iba a hacer el resto de mi vida. He aqu que surge el salto quntico4. Siempre haba tenido curiosidad por dar clases, as que un buen da, y mientras me encontraba peleando con algunas tipologas de Michoacn, se me ocurri ir A este respecto quiero agradecer a los enahnos, ya que las largas discusiones sobre arqueologa que tuvimos sirvieron en gran parte para los cuestionamientos que me realic y que ms tarde definiran mi futuro en la arqueologa: Tato, Lesslie, Ximena, Cesar, Migueln, Jaco, la Chela y Carmela. 2 Un gran reconocimiento a Tato, que adems de ser un amigo entraable e imprescindible, me acompa durante estos momentos de dudas, frustraciones y arrepentimientos, no dejando que se convirtieran en una carga, sino en el motivo para dar el paso siguiente. 3 Nischli, no solamente agradezco esos momentos en la "ventana", sino todos los dems; donde sabiamente has sabido estar. Gracias. 4 En los ltimos aos he aprendido bastantes cosas sobre Fsica, que me permiten utilizar, en este caso, la palabra en toda su extensin y con las implicaciones que ello conlleva. Esto debido a que he tenido una maestra de tiempo completo. Afortunadamente sus enseanzas no se remiten solamente al mbito de la materia en cuestin, sino que 1 iv Preludio a solicitar algunas clases a mi antigua secundaria. En este caso "Murphy" se olvid de m; ya que coincidi mi solicitud, con el retiro precipitado de una de las maestras que imparta el curso de Historia Universal; as que fui contratado5 para entrar a medio curso. Inicialmente la idea era dar algunas clases. Por un lado para quitarme la cosquillita y por el otro era un buen ingreso "en lo que terminaba la tesis". Cmo la mayora de la gente que no estudi para educador, comenc preparando mis clases de forma emprica: retomando aquellos profesores6 que recordaba haban sabido transmitirme algo; o experimentando distintas formas, enfocndome principalmente, en como me hubiera gustado que me dieran las clases a m. Si bien, entrar a un curso a mitad de ao es complicado, me di cuenta que esas seis horas a la semana, frente a esos "monstruos", eran en se momento lo que me mantena vivo; los cientos de bolsas con tepalcates pasaron a segundo plano, y entonces vino el detonante. Analizndolo framente en estos momentos, creo que fueron dos factores los que definieron qu era lo que quera hacer. Por un lado, la oferta de tomar otro grupo para el siguiente ciclo escolar, y por el otro, la propuesta para unirme al equipo de coordinacin7 del Proyecto de Alfabetizacin8 del Colegio Madrid. Le llamo detonante, ya que estas dos experiencias me hicieron poner los pies sobre la tierra. Lo que me interesaba y llenaba de alegra era la educacin; en sus distintas facetas, tanto dentro de la educacin formal como fuera de ella. La maravilla de la capacidad de asombro, el cario de los alumnos, la felicidad del que puede al fin plasmar en papel sus palabras y la practicidad de lograr el cambio, fueron, entre otras cosas, lo que me impulso a decidir al ao siguiente, que mi futuro se encontraba en la educacin. me ha enseado a ver la vida de forma distinta, a disfrutarla y a no querer vivirla sin ella a mi lado. Por todo lo que hemos convivido, por la forma en que nos amamos, por lo que somos y seremos: muchas gracias Ericka. 5 En este sentido quiero agradecer a Yuridia Gmez, directora de la secundaria en ese momento, por la confianza y la oportunidad brindada. 6 A lo largo de mi prctica docente, he recurrido en innumerables ocasiones al recuerdo de aquellos maestros que hicieron en m la diferencia. Los que lograron transmitir de una u otra forma algo; desde lo referente a la materia que enseaban, hasta las relaciones humanas fuera de clases. A todos ellos gracias, por que algo de ustedes esta hoy con los chavos que educo: Chelo, Vernica Villegas, Rosalia Jimnez, Doris Setina, Alex Schmidh, Ernesto Rico, Laura Fronjosa, Rosa Melgar, Linda Manzanilla, Manuel Gndara, Dolores Soto, Agustn Ortiz. 7 Quiero agradecer a los coordinadores de alfabetizacin, por compartir junto conmigo esta exquisita y necesaria experiencia: Ana Carolina, Chehis, Ale, Sergio y Eli. Tambin a las personas que no siendo coordinadores me apoyaron: Alex, Ernesto, Andrea y todos los maestros de apoyo. 8 A todos los alfabetizadotes, por ser parte de la solucin. En especial a aquellos, en los que surgi una amistad entraable: Agus, Chabe, Rene, Castro, Natalia, Camila, Marianita, Ate, Citla, Celia, Facio, Claudio, Palomita, Gndara, Anad, Marel, Viri, Lucia, Ro, Ral, Argote, Ariana, Bere, Jus, Valeria, y a todos los dems, que por falta de memoria y descuido omito: una disculpa. v Arqueologa y Educacin Cumplido el ao y medio de estar dando clases9, y despus de mi primera campaa de alfabetizacin; mi vida en la arqueologa se haba convertido en un ir y venir, sin rumbo y sin un futuro muy claro. Haba comenzado la tesis dos veces: una truncada por cuestiones polticas entre mi director y el centro donde trabajaba; y una segunda que tuvo dos versiones; ambas inconclusas y posiblemente an en el tintero. La problemtica era, que saba que tena que terminar. Si bien en ese momento no me interesaba dedicarme a la arqueologa, si era necesario culminar el ciclo. Pero, cmo?, si los proyectos no me llenaban del todo; injustamente los vea solamente como ese tramite burocrtico que deba cumplir. Entonces, poco a poco fui enterrando la arqueologa, para dedicarme de lleno a la alfabetizacin y a la docencia. Desde el momento en que cobre conciencia sobre mi responsabilidad poltica y social, haba participado de varias formas: marchas, plantones, paros, panfletos, escritos, caravanas y dems cosas con las que uno cree poder lograr el cambio. Sin embargo, con la docencia se esclareci la respuesta, si se va a dar un cambio, parar perifrico a las dos de la tarde ya no sirve, el cambio se debe dar desde antes, y la mejor forma es la educacin. De esta forma, el gusto y la conviccin por la educacin, empantanaron los resquicios del arquelogo que llevaba dentro. As transcurri un buen tiempo, con la arqueologa empantanada y la tesis, por supuesto, junto con ella. Fue entonces, cuando una propuesta10 para realizar "algo" sobre arqueologa dentro del Colegio11, despert el sueo. Que ciego haba estado, era tan sencillo: compaginar ambas disciplinas. Y as comenz: los sueos los convert en ideas, las ideas se volvieron palabras, y con el tiempo las palabras formaron hechos. Todo de pronto cuadro. La arqueologa a la que haba rehuido por cinco largos aos, cobraba de nuevo ese gusto olvidado, esa necesidad de ser y estar. Todo, desde su apropiado enfoque, comenz a unirse, y as, finalmente la tesis se hecho a andar, y con ella parte de mi proyecto a futuro. Arqueologa y educacin, no tienen, ni deben, por que ser cosas aparte, ambas se complementan y dan como resultado algo funcional, prctico y til. Y as es como comienza una nueva historia. Sergio, adems de ser un compaero y amigo esencial, muchas gracias por el apoyo brindado, tanto en la parte profesional como en la alfabetizacin. 10 Aqu, me gustara agradecer a Jano, quien adems de ser como un hermano, me ha apoyado en todas las campaas que me he planteado, no importando lo inexpugnables y lejanas que parecieran stas. 11 En este sentido quiero agradecer a Sebastin, por todo el apoyo y la confianza brindada, tanto en el mbito profesional, como en la elaboracin de esta tesis; l la vio nacer, la apapacho, la cuido y en cierta medida, la educo. 9 vi Preludio Finalmente, para no ser injusto con el camino andado, debo reconocer que este proceso, adems del mbito acadmico y profesional12, se vio alimentado por todas aquellas personas que estuvieron siempre ah13, al pie de can, de manera incondicional, y con las que estar en deuda eternamente: los madrileos14, los ingenieros15, los D&D16, las hermanas adoptivas17, los viejos hermanos18 y la nueva familia19. En especial quiero reconocer y dedicar este trabajo a mi familia. A mi Padre, que me ha transmitido su carcter y dedicacin, quin me ha enseado a luchar y no rendirme. A mi madre, quin me ha enseado a querer, a ser fuerte y a disfrutar las cosas. A Ericka, quin me ensea a ser y estar, a vivir la vida, y, quin ha compartido y compartir la aventura. A Abril, ejemplo de tenacidad y superacin. A Rodrigo, pequeo monstruo, que llego, vio y conquisto a todos. 12 A los compaeros de chamba, por el apoyo y la diversin: Amado, Azar, Bety, Cayetano, Chayo, Ernesto, Gaucha, George, Gerardo, Jano, Julio, Laura, Lissette, Lourdes, Lucy, Manuel, Maria Ana, Nuria, Pancho, Pepe, Samari, Sebastin, Sergio, Severino, Tere, Too, Vctor, Yadira 13 Rana, Huicha y Leo, gracias por todo lo que hemos convivido y por estar ah cuando ms falta hacia. 14 Largas jornadas e interminables sueos, gracias por formar parte de todo: Ares, Brenda, Claus, Motz, Paola, Toa, Ursula. 15 Jean Paul, Araceli, Laura, Luis, Yoatzin, Pablito, Tere, Iaqui, Spell, Mau, Manolo 16 Gracias por compartir las fantasas y los sueos: Camilo (cuernos), Chamaco (chamaco), Fro (dungeon), Jano (ojos), Nischli (lagartijas), Omar (chemos), Mijo (unas), Tato (vivoras); y a los miembros honorarios del D&D: que a lo largo de estos aos he aprendido a querer machismo: Abril, Dulce, Erika, Ericka y Luvi; gracias por permitir que el sueo se convierta en realidad. 17 Son parte importantsima en mi vida, gracias por estar ah: Ana Paula, Brenda, Coral, Miri, Puck y Yareli. 18 Alex, muchas gracias por compartir esos aos "dorados". Mumu, hermano, gracias por estar, acompaar y apoyar a este necio. 19 Por recibirme tan calurosamente y permitir formar parte de ustedes: Sol y Chucho; Marina, Chucho, Mariana y Karla; Gaby, Mauricio y Emiliano; Adela, Ernesto, Paola y Aby. vii Arqueologa y Educacin viii ndice ndice INTRODUCCIN ...................................................................................................................1 1 ARQUEOLOGA Y EDUCACIN: UN ESTADO DE LA CUESTIN....................7 1.1 1.2 1.3 1.3.1 1.3.2 1.3.3 1.3.4 1.3.5 1.3.6 Arqueologa y educacin.................................................................................................7 La enseanza de la arqueologa ......................................................................................9 Arqueologa y educacin no formal .............................................................................12 Sitios arqueolgicos .........................................................................................................13 Museos..............................................................................................................................13 Internet .............................................................................................................................15 Organizaciones.................................................................................................................16 Universidades ..................................................................................................................17 Multimedios .....................................................................................................................18 1.4 1.4.1 1.4.2 1.4.3 La educacin formal.......................................................................................................18 Libros de texto..................................................................................................................18 Excavaciones ....................................................................................................................19 Dentro del currculo.........................................................................................................22 ix Arqueologa y Educacin 2 LA ENSEANZA DE LA ARQUEOLOGA: UN MODELO DIDCTICO .......... 25 2.1 2.2 2.3 2.4 2.5 2.6 Conocimiento arqueolgico ..........................................................................................25 La teora crtica de la enseanza de las Ciencias Sociales ...........................................27 La importancia del contexto en la construccin del conocimiento.............................29 La relevancia de la percepcin de los alumnos en el proceso de aprendizaje...........29 El papel del profesor en el proceso de aprendizaje .....................................................30 Los procesos de enseanza y aprendizaje....................................................................30 3 METODOLOGA........................................................................................................... 33 3.1 3.2 3.3 3.4 Seleccin y secuenciacin de los contenidos................................................................35 Estrategias de enseanza...............................................................................................35 Evaluacin del aprendizaje ...........................................................................................36 Contexto y seleccin del grupo .....................................................................................36 4 ANLISIS DE RESULTADOS .................................................................................... 39 4.1 4.2 4.2.1 4.2.2 4.2.3 4.2.4 4.2.5 4.2.6 4.2.7 4.2.8 4.2.9 4.2.10 4.2.11 Esquema de Actividades ...............................................................................................40 Descripcin de actividades............................................................................................41 1 Sesin: Presentacin y evaluacin de conocimientos previos .................................. 42 2 Sesin: Lo que estudia la arqueologa y cmo lo estudia ......................................... 43 3 Sesin: Interpretando la cultura material .................................................................. 43 4 Sesin: Cmo trabaja un arquelogo.......................................................................... 44 5 Sesin: Las investigaciones del arquelogo y las disciplinas auxiliares ................. 44 6 Sesin: Arqueologa e Historia ................................................................................... 45 7 Sesin: Patrimonio arqueolgico................................................................................ 45 8 Sesin: Los problemas del patrimonio arqueolgico ................................................ 46 9 Sesin: Recapitulacin. Importancia de la arqueologa y el patrimonio arqueolgico................................................................................................................ 46 10 Sesin: Autoevaluacin y evaluacin formativa ..................................................... 46 Prctica de campo............................................................................................................ 47 4.3 4.3.1 4.3.2 4.3.3 4.3.4 4.3.5 4.3.6 4.3.7 4.3.8 4.3.9 4.3.10 4.3.11 Evaluacin de conocimientos previos y evaluacin final ...........................................48 Cultura ............................................................................................................................. 49 Patrimonio arqueolgico................................................................................................. 50 Arqueologa ..................................................................................................................... 51 Cultura y patrimonio arqueolgico................................................................................ 52 Relacin entre patrimonio arqueolgico y arqueologa................................................ 53 Relacin entre Cultura y Arqueologa ........................................................................... 55 Importancia del estudio del patrimonio arqueolgico.................................................. 56 Importancia de la conservacin del patrimonio arqueolgico ..................................... 57 Relacin entre Arqueologa e Historia........................................................................... 58 Arqueologa e Historia de Mxico.................................................................................. 59 Concentrados................................................................................................................... 60 4.4 Conocimiento arqueolgico ..........................................................................................61 x ndice 4.4.1 4.4.2 4.4.3 4.4.4 4.4.5 4.4.6 4.4.7 4.4.8 4.4.9 Actividades relacionadas con el conocimiento arqueolgico .......................................63 Cultura..............................................................................................................................64 Cultura Material...............................................................................................................66 Arqueologa......................................................................................................................68 Interpretacin arqueolgica ............................................................................................70 Fases del trabajo arqueolgico ........................................................................................74 Disciplinas auxiliares: Arqueologa e Historia...............................................................77 Patrimonio arqueolgico .................................................................................................82 Prctica de campo a Xochicalco ......................................................................................88 4.5 4.5.1 4.5.2 4.5.3 4.5.4 4.5.5 4.5.6 4.5.7 4.5.8 4.5.9 4.5.10 4.5.11 4.5.12 Secuencia didctica ........................................................................................................89 Modificaciones a la secuencia didctica .........................................................................89 Sesin 1. Presentacin y evaluacin de conocimientos previos ....................................91 Sesin 2. Lo que estudia la Arqueologa y cmo lo estudia ..........................................93 Sesin 3. Interpretando la cultura material ....................................................................94 Sesin 4. Cmo trabaja un arquelogo ...........................................................................95 Sesin 5. Las investigaciones del arquelogo.................................................................97 Sesin 6: Arqueologa e Historia.....................................................................................98 Sesin 7. Patrimonio arqueolgico................................................................................100 Sesin 8. Los problemas del patrimonio arqueolgico................................................101 Sesin 9: Recapitulacin ................................................................................................102 Sesin 10: Evaluacin.....................................................................................................103 Prctica de campo ..........................................................................................................103 4.6 Relacin de actividades de la secuencia didctica.....................................................106 5 CONCLUSIONES ........................................................................................................109 ANEXO UNO: SECUENCIA DIDCTICA, MATERIALES PARA EL PROFESOR ..119 Presentacin del tema...............................................................................................................120 Secuenciacin de contenidos....................................................................................................125 Integracin de la secuencia didctica al programa de Historia de Mxico ..........................127 Recursos de vinculacin con el programa de Historia de Mxico ........................................128 Esquema de actividades ...........................................................................................................131 1 Sesin: Presentacin y evaluacin de conocimientos previos ...........................................133 2 Sesin: Lo que estudia la arqueologa y cmo lo estudia ..................................................134 3 Sesin: Interpretando la cultura material............................................................................135 4 Sesin: Cmo trabaja un arquelogo...................................................................................136 5 Sesin: Las investigaciones del arquelogo y las disciplinas auxiliares ..........................136 6 Sesin: Arqueologa e Historia ............................................................................................138 7 Sesin: Patrimonio arqueolgico .........................................................................................138 8 Sesin: Los problemas del patrimonio arqueolgico .........................................................140 9 Sesin: Recapitulacin. Importancia de la arqueologa y el patrimonio arqueolgico..........................................................................................................................140 10 Sesin: Autoevaluacin y evaluacin final .......................................................................141 xi Arqueologa y Educacin 11 Sesin: Prctica de campo ..................................................................................................141 Material de apoyo .....................................................................................................................143 ANEXO DOS: SECUENCIA DIDCTICA, MATERIALES PARA EL ALUMNO..... 145 Actividad 1.2 Conocimientos previos......................................................................................146 Actividad 1.3 Lectura: De qu trata la arqueologa?.............................................................147 Actividad 1.4 Trabajo a casa: Arqueologa en el ao 3004 .....................................................149 Actividad 2.2 Trabajo a casa: Interpretando la cultura material ...........................................150 Actividad 3.1 Arqueologa de la basura..................................................................................151 Actividad 3.3 Lectura: Descubriendo la actividad humana...................................................152 Actividad 4.2 Lectura: Fases del trabajo arqueolgico ...........................................................154 Actividad 5.1 Las disciplinas auxiliares ..................................................................................162 Actividad 5.3 Lectura: Arqueologa e Historia .......................................................................164 Actividad 6.3 Historia de un objeto.........................................................................................166 Actividad 7.2 Patrimonio arqueolgico y cultura material....................................................167 Actividad 7.4 Los problemas del patrimonio..........................................................................168 Actividad 7.5 Lectura: Patrimonio arqueolgico y sus problemas .......................................169 Actividad 10.1 Autoevaluacin................................................................................................173 Actividad 10.2 Evaluacin formativa ......................................................................................174 Actividad 10.3 Comentarios.....................................................................................................175 Actividad 11.1 Conociendo Xochicalco ...................................................................................176 Actividad 11.2 Evidencias del pasado.....................................................................................179 Actividad 11.3 Interpretando la cultura material ...................................................................180 Actividad 11.4 Reporte de indagacin ....................................................................................181 REFERENCIAS ................................................................................................................... 183 xii Introduccin introduccin Uno de los principales objetivos de la arqueologa es el estudio de los procesos de grupos humanos a partir de sus restos materiales (Litvak, 1986; Lpez, 2002). En Mxico, a lo largo de los aos, los arquelogos mexicanos y extranjeros se han dedicado al estudio de la cultura material, aportando interpretaciones sobre la forma de vida de las distintas culturas que se desarrollaron en la zona. Como toda disciplina, la arqueologa enfrenta distintos problemas; desde los provocados por la legislacin del patrimonio arqueolgico, pasando por los ocasionados por la falta de recursos econmicos y acadmicos de las instituciones encargadas de su estudio (Litvak, 1979; Florescano, 1997; Nava, 2002), hasta las concepciones sociales sobre el quehacer y el objeto de estudio de los arquelogos. Uno de estos problemas es la concepcin del patrimonio arqueolgico por parte de la poblacin en general, el cual muchas veces se traduce en ignorancia y falta de compromiso con los vestigios arqueolgicos. La gente no cuida los sitios ni sus materiales, por que no les representan nada, no le dan la importancia que tienen y, por lo tanto, no les interesa cuidarla ni respetarla. Reflejo de esto es el saqueo, desde el realizado por las comunidades aledaas a 1 Arqueologa y Educacin las zonas, hasta el saqueo profesional promovido por los coleccionistas privados (Litvak, 1979; Florescano, 1997; Lpez, 2002). Un segundo problema, no menos importante y ligado ntimamente al primero, es la forma en que la gente concibe el trabajo que desempea la arqueologa, los mitos que se han generado alrededor de ella y la importancia que tiene sta en la conformacin de la Historia de nuestra nacin. La arqueologa estudia una serie de procesos interrelacionados. Lo hace a partir de teoras y siguiendo una metodologa. Es, en general, un proceso largo de investigacin basado en muchos estudios y aos de trabajo, que, muchas veces se interpretan por parte de la poblacin, en la idea del hallazgo y la aventura, o en la imagen del anticuario coleccionista de piezas raras y ornamentales. En general la sociedad no ha generado una conciencia de la necesidad e importancia de la cultura material para la conformacin de su propia historia y el entendimiento de sus propios procesos histricos Florescano, 1997; Lpez, 2002; Bonfil, 1997). Una solucin a estos dos problemas es la clarificacin y concientizacin sobre la importancia que tienen tanto el patrimonio arqueolgico como su investigacin y divulgacin (Litvak, 1979; Florescano, 1997; Lpez, 2002; Nava, 2002; Gndara, 1999). Para lograr esto se han diseado programas de difusin del patrimonio y la arqueologa, que van desde revistas populares hasta los museos nacionales y regionales. Proyectos como la Revista de Arqueologa Mexicana (1993-2004), la simulacin de una zona arqueologa en el Museo del Papalote (Gandara, 2001), y el uso de multimedios en el proyecto Museo de las Culturas de Oaxaca (Gndara, 1999) han comenzado a hacer ms accesibles, entendibles y significativos estos dos temas, y, aunque estn comenzando, se ha logrado captar a un pblico cada vez mayor. Respondiendo a esta necesidad de accesibilidad, entendimiento y difusin del conocimiento arqueolgico y patrimonial, esta tesis propone, como parte de la solucin, la enseanza de la arqueologa y el patrimonio arqueolgico en la educacin secundaria; que si bien no logra ponerle fin a la problemtica, si comienza por allanar el camino, y preparar de esta forma a los sujetos que tarde o temprano tendrn en sus manos la responsabilidad del cuidado y estudio del patrimonio arqueolgico. Como se ver a lo largo de esta tesis; la enseanza, desde los niveles bsicos de educacin, de la importancia del patrimonio arqueolgico y la arqueologa, su estudio y su (Litvak, 1979; 2 Introduccin relevancia para la construccin del conocimiento y las diferentes identidades, permite en cierta medida que esta conciencia se construya desde la base, complementando as los distintos programas implementados para su divulgacin. De esta forma la investigacin se plante los siguientes objetivos: familiarizar a los estudiantes de secundaria con el trabajo que desempea la arqueologa, con la importancia que tiene el patrimonio arqueolgico y con la relacin existente entre stos dos; clarificar la importancia que tiene la arqueologa y el patrimonio para la conformacin de la Historia de Mxico; facilitar el aprendizaje de la Historia Prehispnica, y desmitificar las ideas que se tienen acerca del trabajo arqueolgico. La investigacin se presenta en cinco captulos que se encuentran organizados de manera secuencial para su mejor exposicin. El primer captulo es una muestra sobre la situacin de la arqueologa y la educacin durante los ltimos veinte aos. A grandes rasgos, se puede observar como la relacin entre las dos disciplinas es relativamente nueva, pues inicia su seguimiento y abre espacios para su discusin a partir de mediados de la dcada de los ochenta, fomentada principalmente por el Congreso Mundial de Arqueologa, celebrado en Inglaterra. Este Congreso, provoc que un gran nmero de investigadores se volcaran a la tarea de llevar la arqueologa al pblico en general. Tambin se aprecia que el papel de Mxico en este mbito est muy rezagado, ya que se limita casi exclusivamente al mbito de los museos. En el segundo captulo se muestra la forma en que el conocimiento arqueolgico se adapta, junto con la teora crtica de la enseanza de las ciencias sociales y los instrumentos psicolgicos propuestos por la corriente sociocultural de Vygotsky, para su correcta aplicacin dentro del aula. Es importante conjugar estas tres variables, ya que son las que permiten que el conocimiento cientfico pueda ser adecuado al nivel que manejan los alumnos, sin perder su veracidad y permitir, as, sentar las bases de un conocimiento slido que permita que a futuro se construya el conocimiento cientfico. Conocimiento disciplinar, didctica y psicologa, como componentes de la enseanza de la arqueologa. En el captulo tercero se expone la metodologa utilizada para la seleccin y secuenciacin de los contenidos de la propuesta didctica, enfocndose en el desarrollo de dos conceptos primordiales: la arqueologa y el patrimonio arqueolgico. Tambin se explica la forma en que deba de irse tratando cada uno de los conceptos auxiliares que permitieron 3 Arqueologa y Educacin al finalizar que los alumnos construyeran un aprendizaje. Como segundo punto se presenta la metodologa utilizada para construir el aprendizaje del alumno, enfocndose primordialmente en su desarrollo mediante la interaccin con el grupo, permitiendo as la construccin del conocimiento de forma significativa. El tercer punto es la forma de evaluar el aprendizaje y la secuencia de exposicin propuesta, la cual se bas en una evaluacin continua que permiti ir adecuando la secuencia a las necesidades y progresos de los alumnos. Por ltimo se abordan las caractersticas de la institucin en que se llev a cabo el estudio y los criterios de seleccin del grupo para su aplicacin. El captulo cuatro, est compuesto por el anlisis de los resultados. Est dividido en seis apartados. En el primero, se muestra la esquematizacin de las actividades, mientras que en el segundo, se describe cada una de ellas. Esto se incluy para facilitar la comprensin del estudio realizado. El tercero, analiza la relacin entre el pre-test y el post-test; lo que permite apreciar la forma en que las respuestas a un mismo cuestionario, aplicado en tiempos distintos, evidencian el proceso de aprendizaje de los conceptos tratados en la secuencia; mostrando las diferencias entre el desarrollo cognitivo sobre el conocimiento arqueolgico logrado por los alumnos. El siguiente apartado, el cuarto, evala, en cuatro alumnos representativos del grupo, de forma cualitativa, el proceso de aprendizaje del conocimiento arqueolgico, lo cual hace posible apreciar cmo la aplicacin de las actividades de la secuencia, permite que cada alumno asimile el aprendizaje, dependiendo de su nivel conceptual, pero siempre clarificando las ideas previas con las que contaba. Lo anterior posibilita el tener un nivel mayor de desarrollo cognitivo de los trminos, en relacin con el inicio de la aplicacin de la secuencia. En este punto es importante recalcar la importancia de la "voz" de los alumnos para el anlisis de los resultados, dnde se aprecia la enseanza de la arqueologa a travs de las palabras de los adolescentes. El quinto apartado evala, de forma general, cada una de las actividades aplicadas a lo largo de las sesiones de la secuencia didctica; permitiendo reestructurarlas para que su aplicacin sea ms eficiente y prctica en otros contextos escolares. Por ltimo, en el sexto apartado, se muestra una tabla con la relacin entre las actividades aplicadas originalmente y la propuesta corregida que aparece en los anexos. La exposicin de las conclusiones se presenta en el quinto captulo, y se encuentra constituida por cuatro apartados. En el primero se reflexiona sobre la construccin del 4 Introduccin conocimiento arqueolgico, tomando en cuenta la relacin entre el conocimiento arqueolgico, el conocimiento previo o vulgar, y la eficacia del aprendizaje. Se puede apreciar como el nivel cognitivo inicial de los alumnos es vago e inexacto, formado a partir de la experiencia fuera de la educacin formal; lo que provoca concepciones errneas sobre el conocimiento cientfico, ya que no ha sufrido la adecuacin necesaria para ser enseado. La aplicacin de la secuencia didctica sobre arqueologa, permiti precisamente adecuar el conocimiento arqueolgico a las necesidades de la edad de los alumnos, dando como resultado un desarrollo cognitivo, que permite apreciar claridad en relacin a los temas de arqueologa. De esta forma se aprecian las ventajas sobre la enseanza de la arqueologa, ya que permite construir una conciencia sobre la importancia de la conservacin del patrimonio arqueolgico y el importante papel de su estudio para la conformacin de la Historia de Mxico. Este aprendizaje, no solamente permiti que desarrollaran un conocimiento sobre arqueologa, sino que hizo evidente el grado multidisciplinario de muchas de sus materias, permitindoles desarrollar habilidades asociadas a la resolucin de problemas afines a la arqueologa. Por tanto, a pesar de su carcter abstracto, los temas relacionados con el conocimiento arqueolgico pueden trabajarse en la educacin secundaria. En un segundo momento, se habla sobre la necesidad de la implementacin de modelos didcticos para la difusin del conocimiento arqueolgico. La transmisin del conocimiento cientfico al pblico en general, debe sufrir las adecuaciones necesarias para su difusin, de otra forma se vuelve difcil, ya que el receptor no logra entender claramente lo que se le intenta transmitir; provocando concepciones errneas que ms que beneficiar, terminan perjudicando. De esta forma lo que se propone es disear mecanismos didcticos sobre arqueologa, que tomen en cuenta el nivel cognitivo del receptor, las caractersticas conceptuales del conocimiento arqueolgico y que sean flexibles, para as responder a los distintos entornos en los que se desarrolla la educacin. Como tercer momento, se hacen varias reflexiones en relacin con la enseanza de la arqueologa dentro del aula, sobre tiempos previstos en el calendario del programa oficial, as como con las ventajas de instaurar una secuencia didctica de este tipo dentro del sistema educativo formal, y las distintas posibilidades que se abren al docente mediante la enseanza del conocimiento arqueolgico: conjugar la teora con la prctica, integrar el resto de las 5 Arqueologa y Educacin materias bajo un eje rector, fomentar el trabajo en equipo y entre pares, evaluar y clarificar conceptos afines con otras materias, y ensear desde un enfoque constructivista. La enseanza de la arqueologa no es solamente algo posible, sino necesario, ya que de otra forma el desarrollo de una conciencia sobre el estudio y cuidado del patrimonio se vuelve algo complicado sin los medios necesarios que lo promuevan. Por ltimo, y en un cuarto momento, se muestra la forma en que la enseanza de la arqueologa se adecua al Programa de Historia de Mxico, permitiendo facilitar el cumplimiento de los propsitos del enfoque de la enseanza en secundaria, as como la forma en que el conocimiento arqueolgico se adapta al temario. Es importante recalcar la necesidad de la integracin de la arqueologa a la educacin formal, ya que promueve el desarrollo de individuos humanistas, concientes, reflexivos, crticos y capaces de incidir en su entorno social. En los anexos se presenta la propuesta de la secuencia didctica completa, ya analizada, corregida, y dividida en dos apartados. En el primer apartado se encuentran todos los materiales para el profesor, los que permiten que se introduzca a la arqueologa y al patrimonio arqueolgico, y que se entienda la forma en que est organizado el conocimiento y la dosificacin de contenidos, as como una descripcin de las actividades y sus objetivos. Por ltimo, en el segundo apartado, se presentan los materiales para los alumnos, los cuales se encuentran conformados por distintas estrategias para lograr el aprendizaje. 6 Estado de la Cuestin 1 arqueologa la cuestin y educacin: un estado de Para la realizacin de este apartado se consultaron los acervos bibliogrficos de la Escuela Nacional de Antropologa e Historia, del Instituto de Investigaciones Antropolgicas de la UNAM, de la Universidad Pedaggica Nacional, del Colegio de Mxico y del Departamento de Investigaciones Educativas del CINVESTAV, as como las bases de datos ERIC y PROQUEST, y las pginas de Internet del Instituto Nacional de Antroploga e Historia (www.inah.gob,mx), de la Society for American Archaeology (www.saa.org), del Council of British Archaeology (www. Britarch.ac.uk), de Archnet (archnet.asu.edu), y de la Society for Historical Archaeology (www.sha.org). 1.1 Arqueologa y educacin Hasta hace poco tiempo la enseanza y el aprendizaje de la arqueologa slo eran concebidos para aquellos que se dedicaban a ella de forma profesional. A partir del primer Congreso Mundial de Arqueologa (World Archaeological Congress), celebrado en Southampton, Inglaterra, en septiembre de 1986, la arqueologa sufre un cambio; por un lado los acadmicos dedicados a ella se dan cuenta de la importancia que tiene la difusin y educacin de sta, y 7 Arqueologa y Educacin por el otro los educadores comienzan a involucrarse con el tema y a incluir, de forma bsica y experimental, a la arqueologa en sus clases (Bereskin, 2000; Esterhuysen, 2000; Funari, 2000; Henson, 2001; Jameson, 1997; Molyneaux, 1994; Smith, 1998). Estos cambios que surgen en el enfoque de la difusin y enseanza del conocimiento arqueolgico, motivados por incluir al pblico y en especial a estudiantes de educacin bsica, abren un campo en la disciplina, cuyos objetivos se centran en la preservacin de patrimonio arqueolgico y la toma de conciencia sobre el pasado del hombre (Davis, 2000; Esterhuysen, 2000; Funari, 2000; Joanne y Smardz, 2000; Molyneaux, 1994; Mytum, 2000; Stone, 1997). De esta forma, en varios pases del mundo, como Inglaterra, Estados Unidos o India, la arqueologa comienza a ser integrada dentro de los salones de clase, ya sea como forma de divulgar el trabajo arqueolgico y la importancia que ste tiene para la construccin del pasado, o simplemente como herramienta para ensear otras disciplinas, como matemticas, estadstica, fotografa y qumica, en las cuales la arqueologa permite que el conocimiento se enfoque desde un punto de vista prctico (Henson, 2001; Jameson, 1997; Stone y MacKenzie, 1994; Stone y Molyneaux, 1994). La incorporacin de la arqueologa a las materias cientfico-sociales se da gracias a que permite entender y valorar el patrimonio cultural, y la forma en que el estudio de ste ayuda a construir el pasado del hombre, pues hace evidente las distintas formas de relacin entre varias culturas, su desarrollo sociocultural y su evolucin hasta nuestros das. As mismo, ayuda a entender la forma en que el ser humano ha impactado en el medio, permitiendo crear conciencia de los recursos naturales y sociales (Berezkin, 2000; Henson, 2001; MacKenzie y Stone, 1994; Potter, 1997; Potter y Chabot, 1997; Stone, 1997). Un ejemplo de lo que pasa cuando la arqueologa no tiene la debida difusin dentro de la poblacin es el caso de Rusia. Durante el rgimen socialista en la Ex-Unin Sovitica la arqueologa posea un papel importante dentro de la educacin. Los libros de texto hablaban de arqueologa, los alumnos con edad suficiente tenan la oportunidad de participar como ayudantes durante las vacaciones en los distintos proyectos arqueolgicos de las universidades, las escuelas tenan programas de visitas y participacin a las excavaciones que permitan valorar la cultura material con la que se trabajaba. Estas actividades generaban tanto inters en la disciplina, que la arqueologa se convirti en una carrera profesional de 8 Estado de la Cuestin prestigio y con mucha demanda. Lamentablemente, durante la dcada de los ochenta y con el comienzo de la disolucin de la URSS, las nuevas polticas gubernamentales se olvidaron de la arqueologa en la educacin, provocando la perdida paulatina del inters en esta ciencia; a tal grado que las universidades, al no tener el personal suficiente, tuvieron que ir cediendo terreno frente a los proyectos internacionales, ya que los nacionales no podan darse abasto por la falta de investigadores y proyectos que generaba el estado (Berezkin, 2000; Platonova, 1994). Este ejemplo permite observar la importancia de difundir la arqueologa, y qu mejor forma que incorporarla a la educacin formal, permitiendo de esta manera que los alumnos desde temprana edad comiencen a conocer y a tomar conciencia sobre la importancia del estudio y preservacin del patrimonio arqueolgico. De otra manera la apreciacin que se tiene sobre la arqueologa y el patrimonio arqueolgico se restringe a la educacin no formal, en donde muchas veces lo que se ensea no es propiamente lo ms cercano al conocimiento arqueolgico, lo que genera construcciones conceptuales errneas. Actualmente la arqueologa en Mxico y el patrimonio arqueolgico se enfrentan a la resolucin de una serie de problemas relacionados, que van desde el presupuesto destinado para la conservacin y estudio (Gndara, 1999; Lpez, 2002), hasta las creencias y necesidades de las personas (Florescano, 1997; Gndara, 1999; Gertz, 1996; Gonzlez, 1996; Litvak, 1979 y 1997). Si bien es cierto que ya se ha comenzado a tomar cartas en el asunto mediante programas de divulgacin (Florescano, 1997; Gndara, 1999; Nava, 2002), la arqueologa an no ha entrado en el sistema educativo. La presente propuesta plantea la incorporacin de la enseanza de la arqueologa y el patrimonio arqueolgico al sistema educativo formal en nivel secundaria. 1.2 La enseanza de la arqueologa La preocupacin por los distintos organismos educativos acerca del perfil con el cual egresan sus estudiantes de educacin bsica comienza a provocar distintas reformas en los planes curriculares. La historia, en este caso, se vuelve la encargada de generar que los estudiantes se perciban como individuos protagonistas de ella, reconocindose como sujetos concientes y responsables del papel que desempean en la sociedad y en la construccin de su futuro. 9 Arqueologa y Educacin Para lograr esto, los alumnos tienen que formarse una serie de habilidades, valores y actitudes que les permitan comprender los sucesos y procesos de su historia, y la del resto del mundo, y as incidir en la toma de decisiones de una manera libre, responsable y justa (SEP, 2004; CBA, 2004; Dahiya, 1994). La preservacin del pasado es importante, no slo para perpetuar la memoria de nuestra vida y de la gente que nos rodea, sino porque nos permite ubicar nuestro lugar dentro de la sociedad y el mundo. Nos encontramos definidos por nuestro pasado y por la utilizacin de ste en el presente, de tal forma que resulta importante conocer la diversidad que lo ha conformado, para poder entender el papel que desempeamos da a da. De esta forma, la arqueologa se convierte en una herramienta que permite ver esa gama tan distinta que es el entendimiento de las distintas realidades, y al mismo tiempo tomar conciencia sobre ellas (Molyneaux, 1994; Stone 1994a y 1997). Las temticas utilizadas con los estudiantes para crear una conciencia utilizando la arqueologa son variadas. Se ha utilizado, para contrastar, polticas gubernamentales que intentan desarrollar o perpetuar identidades nacionalistas, o que buscan introducir o ignorar diversidades culturales; manteniendo as la visin de la lite gobernante y generando estereotipos sobre la cultura pasada, justificando de esta forma el dominio y la reproduccin de los estereotipos (Barlow, 1994; Blancke y Slow, 1994a y 1994b; Devine, 1994a y 1994b; Funari, 1994; Hamilton, 1994; Holland, 1994; Kehoe, 1994; Mammini, 1994; Mazel y Ritchie, 1994; Watson, 1994; Witz, 1994). Para revivir o redescubrir pasados existentes antes de ocupaciones colonialistas o de gobiernos elitistas, a partir de la evidencia del patrimonio arqueolgico; generando as conciencia sobre la historia no contada durante el establecimiento de los regimenes coloniales o elitistas que manejaban la educacin buscando justificar su estancia en el poder (Adand y Zevounou, 1994; Barlow, 1994; Blancke y Slow, 1994a y 1994b; Chakrabarti, 1994; Esterhuysen, 2000; Gawe y Meli, 1994; Hinz, 1994; KiyagaMulindwa y Segobye, 1994; Muriuki, 1994; Podgorny, 1994a y 1994b; Reyes, 1994; Wade, 1994; Wandibba, 1994a y 1994b; Watson, 1994). Tambin ha servido para mantener y reafirmar la identidad cultural en pases o regiones que se encuentran inmersas en conflictos armados (Lpez y Reyes, 1994), o despus de ellos (Seeden, 1994). Y esto lo hace mediante la enseanza de la relevancia del patrimonio arqueolgico y la forma en la que ste construye el pasado de la gente. Es comn que durante 10 Estado de la Cuestin o despus de los conflictos armados prolongados, el patrimonio no tenga otro valor ms que el de ser vendido al mejor postor. Con la incorporacin de la arqueologa se permite que la gente aprecie su legado y lo vea de otra forma, dndole sentido as a su presente fuera del conflicto armado y de la violencia que ste genera. Otra aplicacin consiste en combatir el etnocentrismo, ya que es posible ejemplificar, defender y debatir en torno a la diversidad cultural, mediante la confrontacin tanto de lo que revela el trabajo arqueolgico como de la forma de interpretarlo. Generalmente quien escribe la historia es el grupo dominante. Con el trabajo arqueolgico se hace evidente la importancia de "ese pasado excluido", que es importante para la conformacin de la sociedad actual, adems de que el manejo de los materiales arqueolgicos permiten crear un sentido compartido de varias culturas sobre un mismo pasado (Ahler, 1994; Belgarde, 1994; Blancke y Slow, 1994; Bograd y Singleton, 1997; Devine, 1994a y 1994b; Jamieson, 1994; MbunweSamba, Livinus y Akenji, 1994; Ucko, 1994;). La arqueologa, mediante el estudio de la cultura material, permite que las civilizaciones puedan ser vistas, tocadas y discutidas, lo que convierte al pasado en algo vivo y concreto. Transformando la enseanza de la historia en algo interesante, real, creble y significativo. De esta forma, los estudiantes se involucran y toman conciencia sobre el papel que desempean en la historia. (Borman, 1994; Dahiya, 1994; McManamon, 1994; Mikolajczyk, 1994a y 1994b; Momin y Pratap, 1994; Nzewunma, 1994a y 1994b; Oliva, 1994; Potter, 1997; Potter y Chabot, 1997; Pwiti, 1994; White y Williams, 1994;). Tambin la arqueologa puede servir para tomar conciencia sobre el patrimonio, esto se puede hacer mediante la participacin y el entendimiento de la cultura material, creando as nuevas generaciones de ciudadanos que entiendan el valor del patrimonio histrico mucho mejor que la sociedad actual; asegurando as el cuidado y la preservacin para las generaciones futuras. Es de vital importancia generar esta conciencia, ya que el patrimonio es un recurso que no es renovable, en el momento que se altera o destruye un contexto histrico se pierde informacin vital que no puede ser recuperada de nuevo. (Corbishley y Stone, 1994; Delgado y Mz-Recaman, 1994; Masson y Guillot, 1994; Moreno, 1994; Planel, 1994a y 1994b; Restrepo, 1994; Stone, 1994a y 1994b; Yamin, 1997) As mismo la arqueologa, al ser una disciplina multidisciplinaria, permite ser utilizada como herramienta para la enseanza o como medio para poner en prctica distintas 11 Arqueologa y Educacin materias de la educacin bsica (Smardz, 1994, 1997), como pueden ser: los principios ticos mediante el manejo y discusin de la legislacin del patrimonio y la diversidad cultural (Black, 2001; Moe y Coleman, 2002); las artes a travs de la creacin e identificacin cultural a partir de la produccin artstica de las sociedades (Black, 2001; Cortner, 1995; Christensen, 2003; Smith, 1998; Trimble, 1996); las matemticas mediante la enseanza y aplicacin de tcnicas de excavacin y registro (Black, 2001; Cortner, 1995; Christensen, 2003; Grebin, 2000; Smith, 1998); las ciencias por medio del anlisis qumico y fsico de la cultura material (Cortner, 1995; Christensen, 2003; Smith, 1998; Renacker, 2003); la geografa mediante el levantamiento de croquis y mapas de sitios arqueolgicos y excavaciones, as como de ubicacin espacial de regiones de influencia cultural (Black, 2001; Renacker, 2003); la redaccin a travs de la elaboracin de interpretaciones escritas sobre la cultura material (Romano, 2002); la fotografa por medio de las tcnicas de muestreo y registro (Cortner, 1995); y por supuesto, la historia, utilizando la arqueologa como evidencia de que no existe una interpretacin total ni definitiva, sino que sta se construye a la luz de las investigaciones que se van dando mediante la interpretacin del contexto histrico, o para involucrar de manera viva y presente a los estudiantes con el pasado (Black, 2001; Cortner, 1995; McCarroll, 2001; Renacker, 2003; Smith, 1998; South, 1997). Las estrategias desarrolladas para acercar la arqueologa a la educacin bsica se dan de dos formas diferentes: la arqueologa desarrollada para ser enseada fuera del sistema educativo (no formal) y la arqueologa desarrollada dentro del sistema educativo (formal). 1.3 Arqueologa y educacin no formal La educacin no formal, entendiendo no formal como la educacin sistematizada pero fuera del sistema educativo nacional, ha sido el principal medio por el que se han difundido al pblico los descubrimientos de la arqueologa y la forma en que sta trabaja. Primordialmente los museos y sitios arqueolgicos han sido la herramienta por excelencia que ha sido utilizada, sin embargo a ltimas fechas Internet y los multimedios han cobrado fuerza y se han sumado con gran xito a las formas de difundir y ensear la arqueologa. Tambin las organizaciones y universidades relacionadas con la arqueologa han prestado un 12 Estado de la Cuestin sinnmero de servicios que permiten que la arqueologa se encuentre en contacto con los estudiantes. 1.3.1 Sitios arqueolgicos Los sitios arqueolgicos se encuentran en zonas donde hay vestigios materiales de culturas pasadas, que son expuestos al pblico para su visita. Estas zonas pueden ser tan bsicas que slo muestran los vestigios con alguna explicacin dada por guas o basadas en cdulas informativas, o tan elaborados que cuentan con programas desarrollados por especialistas encargados del sitio (Heat, 1997a y 1997b; Hoffman, 1997; Pokotylo y Brass, 1997; Whittlesey y Farrell, 1997); en donde el pblico puede acercarse y participar en el proceso de investigacin de la cultura material haciendo lo que los arquelogos hacen: investigar, excavar e interpretar. Tambin existen los sitios que desarrollan, alrededor de los vestigios, actividades interpretativas que involucran al visitante, mediante simulaciones y reconstrucciones de la vida diaria de la gente que habit el lugar aos atrs (Iseminger, 1997), o que permiten al pblico observar el trabajo de los arquelogos mientras estos explican lo que se encuentran haciendo y la importancia que tiene para la construccin de la historia (Yamin, 1997). En Mxico, las zonas arqueolgicas se encuentran abiertas al pblico generalmente los 365 das del ao y cuentan con varios servicios dependiendo de la categora del sitio. Lamentablemente fuera de los guas, el museo de sitio (slo en contadas zonas) y las cdulas informativas (INAH, 2004), ningn sitio ofrece estrategias que involucren al visitante en la experiencia arqueolgica. 1.3.2 Museos Los museos han sido durante mucho tiempo la forma ms comn y prctica de transmisin del conocimiento arqueolgico, y aunque dentro de los museos encontramos en ocasiones los vestigios fragmentados y descontextualizados de las civilizaciones pasadas, stos son una buena forma de entrar en contacto con el pblico (Stone, 1997; Jameson, 1997). Dentro de los museos existen una variedad muy rica en lo que se refiere a la apropiacin del conocimiento. Se puede encontrar desde las visitas guiadas, las exhibiciones 13 Arqueologa y Educacin y las cdulas informativas (Davis, 1997; Honerkamp y Zierden, 1997), hasta la creacin de museos en donde estudiantes, maestros y pblico en general se acercan al quehacer arqueolgico (Scott, 1997; Lavin, 1997; Moreno, 1994). Por ejemplo el Westchester Childrens Museum (Feinman, 2004), en el cual se desarrollan espacios en donde los alumnos entran en contacto con materiales arqueolgicos y con las metodologas de investigacin y anlisis; o The Getty Museum en Los Angeles y The Boston Museum of Fine Arts, (Mullenneaux, 1999), en los cuales se desarrollan programa virtuales de arqueologa en donde los alumnos aprecian el proceso de excavacin e investigacin de los vestigios que estn observando. En Gales, Gran Bretaa, el Museo Nacional de Gales y el Parque Nacional Pembrokshire disean, a partir del Currculo Nacional de Educacin, actividades que vinculan la cultura material con la historia antigua de Inglaterra mediante la simulacin de una villa celta en donde los alumnos y maestros reviven ese periodo histrico. ste museo tambin cuenta con una capacitacin bsica para los maestros, en la que les ensean estrategias de enseanza de la arqueologa, as mismo existe una pgina en Internet que mantiene actualizados a los profesores (Mytum, 2000). En Brasil, museos como el de la Universidad de Sao Pablo (Museo Arqueolgico y Etnogrfico) o el de Joinville (Museo Arqueolgico de Sambaqui de Joinville), han desarrollado programas en donde los arquelogos asisten a los salones de clases y explican lo que es la arqueologa y la importancia que tiene sta como estudio de la cultura pasada; as mismo estos museos desarrollan actividades para los visitantes que van desde las visitas guiadas hasta actividades manuales (Funari, 2000). En el caso de Mxico, para la difusin del patrimonio y la arqueologa, el INAH ha creado una serie de museos divididos en: nacionales, regionales, metropolitanos, locales, de sitio y centros comunitarios; los cuales buscan difundir el patrimonio cultural de la nacin a partir de la exposicin de la cultura material del pueblo. Estos museos cuentan generalmente con visitas guiadas, talleres, exposiciones temporales, atencin a grupos escolares, conferencias, y paseos culturales, los cuales son organizados por el INAH y conducidos por especialistas que buscan difundir el patrimonio cultural, permitiendo as su fortalecimiento mediante la divulgacin del conocimiento arqueolgico (INAH, 2004). 14 Estado de la Cuestin 1.3.3 Internet Una de las herramientas que ha cobrado gran importancia gracias a su fcil difusin y accesibilidad es el Internet, el cual ha tenido gran eco dentro de la educacin diseando diversos tipos de estrategias para acercar a los estudiantes a la arqueologa, al patrimonio y a la historia. El Internet permite colocar y acceder a informacin de manera fcil y rpida, permitiendo as que la comunicacin entre los acadmicos y el pblico sea constante y accesible. En general, los servicios a los que se puede acceder mediante la red son la consulta de sitios arqueolgicos, museos, exposiciones, publicaciones, programas de participacin en excavaciones, foros de intercambio acadmico, didcticas desarrolladas para la educacin, experiencias dentro de excavaciones reales, bolsa de trabajo en proyectos arqueolgicos y conferencias. Entre las pginas ms sobresalientes se encuentran: Archaeologys Dig (www.digonsite.com), que es la pgina de una revista de arqueologa especializada en proporcionar informacin a estudiantes entre 8 y 13 aos; Archaeological Institute of America (www.archaeological.org), la cual conjunta la mayor parte de las publicaciones sobre investigacin arqueolgica en una revista especializada (The American Journal of Archaeology); The Society for American Archaeology (http://www.saa.org), la cual cuenta con foros, informacin, bolsa de trabajo y una publicacin electrnica de la revista Archaeology and Public Education; Kids Dig Reed (http://www.kidsdigreed.com/discovery.asp) es un sitio donde los nios pueden realizar una simulacin de cmo se ve el proceso de una excavacin; ArchNet (www.lib.uconn.edu/ArchNet) es una librera virtual en donde se encuentra material concerniente a la arqueologa y sobre la educacin de sta; y The Saskatchewan Heritage Online (http://www.heritage-online.net/), que es un sitio que contiene guas para maestros, museo virtual, excavacin y reconstruccin virtual. En Mxico el Internet se encuentra en una etapa temprana, si bien es cierto que da a da la accesibilidad va en aumento, actualmente no todo el pblico tiene acceso a l, lo que complica la difusin de ciertas herramientas e informacin, como son: las exposiciones en lnea creadas por el INAH (2004), y que versan sobre exposiciones temporales que se han presentado en los diferentes museos; o las pginas de distintos museos, universidades y proyectos que ofrecen informacin sobre los estudios realizados. Ejemplo de estos portales 15 Arqueologa y Educacin cibernautas son la pgina del Museo Nacional de Antropologa e Historia (www.inah.gob.mx), la del Museo del Desierto de Coahuila (museodeldesierto.org), la del Instituto Nacional de Antropologa e Historia (www.inah.gob.mx), y la del Museo del Templo Mayor (www.conaculta.gob.mx/templomayor), por mencionar algunas que tienen espacios dedicados para el pblico en general y no slo para los especialistas. 1.3.4 Organizaciones Varias organizaciones relacionadas principalmente con el patrimonio, la historia, la arqueologa y la antropologa han desarrollado programas de divulgacin de la arqueologa para el pblico en general y, en especfico, para la educacin bsica (Hoffman, 1997). Generalmente estas organizaciones son dependencias gubernamentales o mantienen un trabajo coordinado muy cercano a l (Joanne y Smardz, 2000; Smith, 1998). De estas organizaciones las ms sobresalientes son: The Society for American Archaeology, la cual cuenta con una publicacin cuatrimestral dedicada especficamente a la arqueologa y la educacin desde 1990 (Archaeology and Public Education), adems cuenta con una publicacin especializada de arqueologa para nios (Archaeologys Dig), en donde se habla de los nuevos descubrimientos, se leen experiencias de nios que han asistido a excavaciones, as como actividades y proyectos en puerta, tambin ha creado redes de trabajo y asistencia relacionada con la arqueologa; The Archaeology Institute of America, el cual disea actividades, temporadas de campo y foros relacionados con la educacin de la arqueologa. Este instituto publica anualmente The Archaeological Fieldwork Opportunities Bulletin, en el cual aparecen los proyectos de excavacin, a los que se pueden integrar alumnos y pblico en general (Smith, 1998). Tambin sobresalen, el programa para escuelas de arqueologa subacutica, desarrollado por The Fortress of Louisbourg en Nueva Escocia, en donde el pblico experimenta la forma en que la arqueologa trabaja bajo el agua; el programa de educacin sobre el Sitio de la Isla Grassy, desarrollado por Dennis Hansen y The Nova Scotia Archaeological Society para escuelas de educacin bsica; The Wanuskewin Heritage Park en Saskatchewan, el cual tiene 21 sitios arqueolgicos en donde se desarrollan visitas interpretativas y excavaciones; the Canadian Archaeological Association en el que los 16 Estado de la Cuestin arquelogos miembros de la asociacin crearon un rea especfica para la educacin de la arqueologa en las escuelas de enseanza bsica, esto se ve respaldado por las distintas agencias gubernamentales que apoyan los proyectos de educacin, permitiendo as que en Canad la educacin de la arqueologa sea cada vez ms difundida y seria (Joanne y Smardz, 2000). Cabe destacar la labor realizada por la UNESCO con el proyecto de Escuelas Asociadas (Khawajkie, 1994), el cual se ha encargado de apoyar los estudios y la difusin del patrimonio en las escuelas que conforman la red de intercambio. En Mxico, por ley, la difusin de la arqueologa y el patrimonio arqueolgico se encuentra a cargo del Instituto Nacional de Antropologa e Historia (INAH), el cual debe: Publicar obras relacionadas con las materias de su competencia y participar en la difusin y divulgacin de los bienes y valores que constituyen el acervo cultural de la nacin, hacindolos accesibles a la comunidad y promoviendo el respeto y uso social del patrimonio cultural (INAH, 1939:4). Adems del INAH, existen organismos como el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA, 2005) o el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (INBA, 2005), que organizan diversas exposiciones y actividades enfocadas en la difusin del patrimonio y la arqueologa. Tambin existen organismos privados que desarrollan actividades para los nios sobre la arqueologa, ejemplo de esto son El Museo del Papalote (Gandara, 2001) y la Ciudad de los Nios, los cuales cuentan con espacios en donde se realizan simulacros de excavaciones. 1.3.5 Universidades Las universidades e institutos encargados de la enseanza e investigacin de la arqueologa cooperan generando y difundiendo la informacin mediante sus investigadores y las publicaciones que stos realizan. Las distintas formas de acercar la arqueologa a los estudiantes se han dado principalmente por el inters de los investigadores que se acercan a los medios de difusin y a los salones de clase. Muchos de stos investigadores son apoyados por sus universidades e institutos para desarrollar los materiales y las investigaciones para la difusin y la enseanza (Stone y MacKenzie, 1994; Stone y Molyneaux, 1994; Jameson, 1997; Mullenneaux, 1999). 17 Arqueologa y Educacin En el caso de Mxico no existe un respaldo institucional para proyectos. Los existentes corren a cargo del investigador y generalmente se concentran en libros y videos educativos. 1.3.6 Multimedios Los multimedios son "la combinacin de varios tipo de datos (texto, audio, imgenes fijas y en movimiento) para control interactivo por parte del usuario, mediante la computadora" (Gndara, 1999:130). Permiten la divulgacin de materiales histricos y arqueolgicos de una manera ms sencilla y atractiva (Stone y MacKenzie, 1994; Stone y Molyneaux, 1994; Jameson, 1997), facilitando al alumno acceder a ella desde su casa, y as acercarse a la informacin de una manera interactiva que facilita el aprendizaje de los contenidos. 1.4 La educacin formal Las estrategias desarrolladas dentro de los sistemas educativos formales para la enseanza de la arqueologa van desde los libros de texto, los simulacros virtuales de excavacin, hasta la participacin de los alumnos y maestros en excavaciones reales. 1.4.1 Libros de texto Los libros de texto han sido tradicionalmente el material bsico que se ha usado para la enseanza de la historia. En la mayora de ellos se muestran imgenes sobre la cultura material de la civilizacin de la que se est hablando, y en muchos casos se explica cmo y para qu fueron hechos estos materiales (Dahiya, 1994; Funari, 2000). Aunque las imgenes y los textos son un insuficiente sustituto de la experiencia directa con los materiales, permiten que los maestros puedan ensear algo de arqueologa a partir de las imgenes e informacin contenidas en los libros de texto. En la India, por ejemplo (Dahiya, 1994), los libros de texto han sido diseados para servir a la explicacin de la arqueologa; en Brasil (Funari, 2000), los libros de texto de la educacin bsica cuentan con un apartado en donde se habla de los primeros pobladores y del papel de la arqueologa para conocer las evidencias de stos, adems en la reestructuracin de los contenidos de los libros de texto participan arquelogos para 18 Estado de la Cuestin desarrollar las unidades que conciernen al mundo prehispnico. En Sudfrica, (Witz y Hamilton, 1994), Estados Unidos (McManamon, 1994) y el Reino Unido (Corbishley y Stone, 1994) se han producido libros que trabajan sobre la enseanza de la historia mediante la arqueologa. En el caso de Mxico, los libros de texto de primaria (SEP, 1993a, 1994, 1995 y 2002) y secundaria (Gmez et. al, 1998; Granados, 2000; Nieto et. al 2003a y 2003b; Rico, 2003; Ruiz, 2000; Sierra, 2000a y 2000b; Urrutia, 2003) contienen unidades que hablan acerca del mundo prehispnico y prehistrico, y aunque se habla del papel de la arqueologa para construir el conocimiento histrico de sos periodos, no se profundiza ms all. No se clarifican objetivos, metodologa de estudio, importancia, y mucho menos su relacin con el patrimonio. Tampoco se dedican espacios para clarificar su relacin con la historia y dems disciplinas. Esto provoca que los estudiantes no tengan claro lo que es la arqueologa, y, por ende, se contribuya a las construcciones errneas sobre el conocimiento arqueolgico. Un caso particular es el libro de Ciencias Naturales de sexto grado de primaria (SEP, 2003), donde se ponen en prctica los conocimientos desarrollados a lo largo del curso mediante distintas actividades de matemticas, fsica, qumica y biologa, que giran alrededor de una recreacin sobre el trabajo arqueolgico en una "civilizacin desaparecida". Si bien esta estrategia utiliza la arqueologa como eje de las distintas actividades, su objetivo no es la enseanza del conocimiento arqueolgico. Cabe destacar que dentro de muchas de las actividades se habla de la forma en que los arquelogos obtienen su informacin, pero sin profundizar mucho en el proceso y en la importancia de la arqueologa y el patrimonio. 1.4.2 Excavaciones Dentro de los modelos de enseanza relacionados con el trabajo arqueolgico, la excavacin es una de las que despierta mayor curiosidad. Es por esto que se han diseado tres formas de experimentarla: los recursos virtuales, asistiendo a una de ellas y los simulacros. La arqueologa virtual se desarrolla a partir de programas de computacin, permitiendo que la gente se acerque a la experiencia del trabajo arqueolgico. Por ejemplo, existe el programa Virtual Dig, desarrollado por Harold Dibble, Shannon Mc Pherson y Barbara J. Roth (Carr, 2000), el cual utiliza un modelo del sitio Combe Capelle en el sur de 19 Arqueologa y Educacin Francia, para reproducir las experiencias y las problemticas a las que se enfrenta cualquier excavacin real. En Digging up the past, se desarrolla una investigacin en Pointe a Calliere en Montreal, donde a partir de la informacin que se va encontrando dentro del programa, se reconstruye el pasado Canadiense (Holzberg, 1995). En "Vari House" se aprecia el proceso de excavacin, anlisis y reconstruccin de un hogar griego de hace 2,300 aos (Mullenneaux, 1999). Archaeotype es un programa desarrollado por el Dr. Neil Goldberg y la Dra. Mary Brown en The Dalton School, Nueva Cork, donde se reproducen sitios en Venecia, Asiria y Grecia (Romano, 2002). The Dalton School (www.dalton.org) es un sitio en el que se muestra como esta escuela incorpora la simulacin de una excavacin sobre la poca griega dentro de las clases de educacin formal. En Mxico, Karl F. Link desarroll un juego de excavacin como parte de un kiosco multimedia sobre el Formativo, que puede visitarse en la sala del Preclsico del Museo Nacional de Antropologa (Link, 2000). Tambin existen proyectos coordinados entre las escuelas, universidades e institutos de investigacin en donde los alumnos y maestros participan en las excavaciones arqueolgicas, ya sea por un da o por un periodo largo durante las vacaciones (Berezkin, 2000; William, 2000; Romano, 2002; Henson, 2001; Smardz, 1997). En algunas universidades se han implementado programas de verano en los que se va a trabajar a excavaciones arqueolgicas. Estas temporadas de campo dan crditos a los estudiantes para su carrera, pero adems durante estas excavaciones se permite que las escuelas de educacin bsica se incorporen y trabajen junto con los arquelogos (Renacker, 2003). Tenemos por ejemplo The Young Archaeologists Club en el Reino Unido, que cuenta con aproximadamente 3,000 miembros, los cuales asisten a temporadas de excavacin en 150 sitios diferentes (Henson, 2001). En Mxico, en la Universidad de las Americas, en Puebla, existe una semana en que se ofrece a los estudiantes potenciales y a la comunidad informacin sobre las carreras, entre ellas la de arqueologa, sirviendo tambin como evento de difusin de la disciplina (Manuel Gndara, comunicacin personal, Mxico, marzo de 2005). The Blake Middle School en Medfield, Massachussets, realiza excavaciones con alumnos de sexto grado en el basurero de una casa del siglo XVIII durante la temporada vacacional. El proyecto dura aproximadamente un mes con sesiones de hora y media en donde los alumnos aprenden el vocabulario, a indagar sobre los temas, a excavar y a analizar los objetos que van 20 Estado de la Cuestin encontrando (Atkin, 1999). El programa Youth Work Learn, desarrollado para ensear a jvenes nativos de Estados Unidos, implement un programa de arqueologa dirigido por Jordan Kerber, quien trabaja en The Colgate University en Hamilton, Nueva York, donde los jvenes excavan un sitio del siglo XVII, a las orillas del lago Oneida, descubriendo temporada tras temporada un poco ms de su propio pasado; integrando y comparando sus descubrimientos con los cursos de historia que reciben en la escuela (McCarroll, 2001). En The Cherry Creek State Park, en el sur de Denver, se permiti en 1997 que un grupo de 112 estudiantes y maestros de una escuela de Colorado, excavaran una pequea ladera con materiales de finales del siglo XIX. La excavacin involucr la direccin de una arquelogo y el proceso completo de una investigacin arqueolgica, permitiendo que los estudiantes y los maestros se involucraran totalmente en el proceso de investigacin (Thorp, 1997). En Mxico, la Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueolgicos, Artsticos e Histricos (1972) estipula en su artculo 30 que, "toda clase de trabajos materiales para descubrir o explorar monumentos arqueolgicos, nicamente sern realizados por el Instituto Nacional de Antropologa e Historia o por instituciones cientficas o de reconocida solvencia moral, previa autorizacin". Esto provoca que la asistencia y participacin a excavaciones por parte del pblico en general no pueda realizarse. Los simulacros de excavaciones son una forma alternativa de enseanza cuando no se cuenta con la posibilidad de asistir a una excavacin real, ya que no es muy costoso realizarlas y generalmente se pueden hacer en algn espacio dentro de la escuela. Estas se organizan generalmente en dos fases: una, la parte terica, en donde se ensean de manera sencilla las tcnicas y metodologas utilizadas por la arqueologa para la investigacin; y una segunda parte, la prctica, en donde se realiza la "excavacin" del sitio que ha sido preparado anteriormente. De esta forma se puede llegar a reproducir la experiencia del trabajo del arquelogo, as como poner en prctica los distintos conocimientos que al alumno tiene sobre arqueologa y las disciplinas que sta utiliza para realizar su trabajo (Hurst, 2002; Brown, 2003; Grebin, 2000; Romano, 2002; Johnston, 1996; Cortner, 1995;). Un buen ejemplo de estas estrategias es la realizada por Pierre Masson y Hlne Guillot (1994) en el Ecole Experimentale Gambetta de Vanves, en donde se hizo una simulacin con 29 estudiantes, divididos en dos equipos, que tomaron juntos la parte terica, pero luego 21 Arqueologa y Educacin uno de ellos se dedic a fabricar utensilios prehistricos que despus enterraron para que el segundo equipo los excavara. Este tipo de didcticas permiten al alumno entender de mejor manera las cronologas, otras culturas, el patrimonio, la forma de plantear hiptesis y a cuestionar el pasado; en pocas palabras, a entender de manera prctica y atractiva la historia (Hurst, 2002; Brown, 2003; Grebin, 2000; Romano, 2002; Johnston, 1996; Cortner, 1995; Masson y Guillot, 1994). En Mxico an no se cuenta con proyectos estructurados de este tipo, salvo por la excavacin del Museo del Nio "El Papalote" (Gndara, 2001), que desarrollaron alumnos de la Escuela Nacional de Antropologa e Historia. Este simulacro trata sobre un templo maya reducido a escala, el cual es sepultado con tierra para que los visitantes puedan excavarlo, y as reproducir el trabajo de un arquelogo profesional. Al finalizar la actividad, se realiza una reflexin sobre el saqueo y lo daino de ste para la preservacin del patrimonio. 1.4.3 Dentro del currculo La educacin de la arqueologa ha demostrado su funcionalidad para la enseanza tanto del patrimonio y la historia como de las distintas disciplinas de las que sta se apoya (Stone y MacKenzie, 1994; Stone y Molyneaux, 1994; Jameson, 1997). Lamentablemente an no logra entrar de lleno como una materia dentro del currculo de enseanza. Varios autores (Mackenzie y Stone, 1994; Jamieson, 1994; Devine, 1994a y 1994b; Fawcett y Habu, 1994) coinciden en que la razn de esto se debe, principalmente, a que las lneas de educacin son establecidas por el Estado, el cual, por una u otra razn, no cree conveniente su inclusin dentro de los currculos de manera oficial, ya sea porque permiten el desarrollo y cuestionamiento de la historia oficial, porque reivindica pasados excluidos, o simplemente por que no tiene una aplicacin econmica inmediata. A pesar de estas condiciones, existen algunos pases que han incorporado la enseanza de la arqueologa dentro de sus currculos, movidos principalmente por esclarecer la historia excluida y crear conciencia sobre el patrimonio. Tal es el caso del Reino Unido, que ha incluido un apartado para la enseanza de la arqueologa (CBA, 2004; Malone, 2000) y el patrimonio, el cual es ayudado por distintas organizaciones e instancias gubernamentales 22 Estado de la Cuestin para desarrollar la enseanza del mismo, no solamente en los salones de clase sino en museos, sitios arqueolgicos y espacios para la discusin y aprendizaje. En Sudfrica, hasta antes de 1994, no exista lugar alguno para la enseanza de la arqueologa en la educacin bsica, ya que representaba intereses opuestos a los del rgimen gobernante (Apartheid). Despus de 1994 y con las reformas elaboradas por el Congreso Nacional Africano, el currculo de educacin de todas las escuelas fue modificado, buscando la reestructuracin de los derechos de todos los africanos. De esta forma se elabor un currculo en el que se buscaba restaurar la "identidad robada" de los habitantes sudafricanos, y por tanto la historia se convirti en una de las materias imprescindibles, y la arqueologa el medio para lograrlo. La elaboracin del nuevo currculo en el cual se incluye la enseanza de la arqueologa dentro de la educacin formal, forma parte de un plan que pretende ser aplicado en su totalidad en el ao 2005. Actualmente se cuenta con varias escuelas que aplican ya la arqueologa en el saln de clases, la problemtica se da en las pequeas comunidades que, a duras penas, tienen la infraestructura suficiente para ensear las asignaturas bsicas (Esterhuysen, 2000). En India, la arqueologa ha pasado a formar parte integral del currculo en los temas concernientes a la prehistoria, sin embargo la forma en que es enseada se remite solamente a los apartados existentes en los libros de texto, donde se presentan imgenes de cultura material y la explicacin del papel que stos desempearon dentro de la cultura. Si bien sta no es la mejor forma de ensear arqueologa, s es un buen comienzo para que dentro de unos aos y despus de la aceptacin y capacitacin de los maestros, se comience a educar mediante la prctica y las distintas didcticas que se han desarrollado alrededor de sta (Dahiya, 1994). A diferencia de otros pases, en donde la arqueologa se ha integrado a la educacin formal, en Mxico no existe intento parecido. Si bien es cierto que actualmente dentro de los programas oficiales de la Secretara de Educacin Pblica (1993) para secundaria se incluye el Mxico Prehispnico, en ningn momento se habla acerca de la importancia de la arqueologa para generar este conocimiento. Incluso con la Reforma Integral de Educacin Secundaria (2004) que plante la SEP en el 2004, el espacio para la arqueologa se ve restringido, ya que el temario comienza a partir del siglo XV, dejando al mundo prehispnico y la prehistoria resumidas en las civilizaciones que existan durante el contacto. 23 Arqueologa y Educacin La importancia de la aplicacin de una secuencia didctica sobre la arqueologa y su objeto de estudio radica en conjugar la enseanza de la arqueologa y el patrimonio arqueolgico, con el programa de enseanza de la historia para tercero de secundaria. Permitindole al alumno familiarizarse desde temprana edad con los conceptos de la disciplina, y, as, tomar conciencia sobre la importancia del estudio y conservacin del patrimonio arqueolgico. 24 La enseanza de la arqueologa 2 la enseanza de la arqueologa: un modelo didctico 2.1 Conocimiento arqueolgico Entender lo que es la arqueologa, su objeto de estudio, cmo trabaja y la ntima relacin que existe entre ella y el patrimonio arqueolgico, necesita de una planificacin conceptual que permita, por un lado, que el conocimiento se construya con bases slidas y, por el otro, que esa construccin sea accesible al nivel cognitivo de los alumnos. Es necesario que el alumno comprenda los distintos conceptos que se relacionan, para permitirle ir avanzando en el aprendizaje de manera que no construya sus definiciones de manera errnea. El aprendizaje del conocimiento arqueolgico debe llevar una secuenciacin de conceptos que hagan posible que el alumno no se pierda en el proceso y desarrolle un aprendizaje significativo (figura 1). La arqueologa se define como "el estudio de la cultura de los grupos humanos, sus procesos de cambio a travs del tiempo, su relacin con el medio ambiente en que viven y con otros grupos, vecinos o lejanos, contemporneos o no, inclusive con el mismo grupo en pocas distintas" (Litvak, 1986:32). Para que los alumnos comprendan lo que es la arqueologa es necesario, primero que nada, clarificar que la cultura es "el conjunto de smbolos, valores, actitudes, habilidades, conocimientos, significados, formas de comunicacin y organizacin sociales, y bienes materiales, que hacen posibles la vida de una sociedad determinada y le 25 Arqueologa y Educacin Figura 1. Planificacin conceptual Cultura Cultura Material Arqueologa Interpretacin Arqueolgica Objeto de estudio Patrimonio Arqueolgico Problemticas Disciplinas Auxiliares Trabajo Arqueolgico Arqueologa e Historia permiten transformarse y producirse como tal, de una generacin a las siguientes" (Bonfil 1997:29). Tener claro qu es cultura permitir que los alumnos comprendan el objeto de estudio de la arqueologa, y el porqu la interpretacin de la cultura material permite estudiar al ser humano. Una vez definida la arqueologa, su objeto de estudio y su interpretacin, el alumno debe conocer el procedimiento que sigue un arquelogo, ya que ste le permitir ms tarde entender la importancia del estudio y conservacin del patrimonio arqueolgico. Tambin es de suma importancia explicitar la ntima relacin que guardan las disciplinas auxiliares de la arqueologa para la interpretacin de la cultura material, sobre todo el papel de la historia, ya que es el referente inmediato que tendrn durante la aplicacin de la secuencia. Finalmente, y a partir de los conocimientos que hasta el momento debe tener el alumno, se da comienzo con la relacin entre la arqueologa y el patrimonio arqueolgico, buscando clarificar la importancia de su estudio y su conservacin, y concientizando acerca de los problemas a los que se enfrenta, y sobre todo hacindolos participes de la solucin. Adems del conocimiento arqueolgico, la secuencia didctica se basa en otras tres variables que permiten construir un modelo didctico idneo para la enseanza de la 26 La enseanza de la arqueologa Figura 2. Esquema del modelo didctico El papel del profesor en los procesos renseanza y aprendizaje La relevancia de la percepcin de los alumnos en el proceso de aprendizaje Conocimiento arqueolgico La importancia del contexto en la construccin del conocimiento arqueologa y el patrimonio arqueolgico (figura 2): a) la importancia del contexto en la construccin del conocimiento, b) la relevancia de la percepcin de los alumnos en el proceso de aprendizaje, y c) el papel del profesor en los procesos de enseanza y aprendizaje. Este modelo se construye a partir de la teora crtica de la enseanza de las Ciencias Sociales y de la teora sociocultural de Lev Vygotsky. Ambas corrientes permiten construir una metodologa idnea para la enseanza de la arqueologa a nivel de educacin secundaria. La teora crtica de la enseanza de las Ciencias Sociales da la pauta para el enfoque de la enseanza de la arqueologa, la teora de Vygotsky da herramientas analticas para explicar el papel en los procesos de enseanza y aprendizaje del contexto cultural, de la percepcin del alumno y del profesorado. Con lo anterior es posible desarrollar la construccin del conocimiento de una forma slida que permitir a los alumnos aplicar sus conocimientos de manera eficaz y asertiva. 2.2 La teora crtica de la enseanza de las Ciencias Sociales La teora crtica surge a partir de los aos sesenta como reaccin a las tendencias enfocadas en estudiar a la sociedad mediante descripciones y cuantificaciones, dejando el mundo real intacto, sin analizarlo o intentar incidir en l. Para la teora crtica, el mundo real y su sociedad son el reflejo de los individuos que habitan en ella, y por tanto, esta sociedad es el 27 Arqueologa y Educacin resultado de un proceso histrico que se ha ido conformando por los signos y significados que los mismos individuos van dotando a partir de su experiencia con el entorno, y por ende este contexto incide en la formacin de la misma sociedad (Benejam y Pags, 1997). Cada sociedad, al enfrentarse al largo proceso histrico que la va conformando, ha afrontado cambios que ha tenido que resolver, y las soluciones dadas en cada momento particular han respondido a los intereses de los individuos que detentan el poder en ese momento, siendo los que tienen voz para realizar el cambio, que no siempre beneficia a la totalidad de la poblacin. De manera tal que los constructos, que se van adecuando a las necesidades, se encuentren al servicio de las altas esferas en el poder. De esta forma, la teora crtica postula que lo importante no es describir y cuantificar las cosas, sino "descubrir la intencionalidad de los hechos y plantear posibles alternativas, lo que implica aceptar el conflicto y propiciar la argumentacin entre diversas opciones" (Benejam y Pags, 1997:41). Dentro de la pedagoga, esta teora argumenta que la escuela cumple un papel social y poltico, ya que lo que se ensea dentro del mbito escolar responde a los intereses de las estructuras de poder, buscando el consenso y la transmisin de ciertos valores y conceptos que responden a las necesidades de la sociedad y la poltica, reproduciendo de esta forma el sistema en las nuevas generaciones de individuos. Por lo anterior, la escuela crtica propone que "lo relevante para la enseanza es que el alumno sea cada vez ms consciente de su propio sistema de valores, sea capaz de hacer una reflexin crtica de lo que piensa y quiere, y pueda pensar posibles alternativas" (Benejam y Pags, 1997:41). No es suficiente con saber como son las cosas, porqu son as, dnde se encuentran o cundo ocurrieron, sino lo importante es problematizarlas y pluralizarlas; descubrir la intencin de los acontecimientos, y de esta forma tener la capacidad de plantear las distintas alternativas; y permitir al alumno tener un papel activo y generar una actitud de compromiso social y poltico con su sociedad. La teora crtica busca, como fin ltimo, una educacin para la democracia, de manera que los alumnos expresen sus posturas mediante una actitud analtica y participativa, ampliando la informacin, la comprensin y la valoracin de los procesos histricos que han construido la realidad a la que se enfrenta. Mediante la enseanza de unas Ciencias Sociales crticas se busca que los alumnos "construyan un sistema de significados y desarrollen unas actitudes y comportamientos que respondan a los valores democrticos" (Benejam y Pags, 1997:47), como la libertad, la igualdad y la participacin. 28 La enseanza de la arqueologa 2.3 La importancia del contexto en la construccin del conocimiento El ser humano es social, de ah la importancia del contexto cultural en la construccin del conocimiento. Los alumnos se desenvuelven dentro de estructuras de significados que han sido construidas por la cultura en la que viven, estas estructuras le permiten dotar de significado las diversas experiencias a las que se somete a lo largo de su vida. Para Vygotsky (segn Benejam y Pags, 1997) existen dos procesos que permiten formar el conocimiento. Al primero lo denomina "conocimiento vulgar o espontneo", y es el construido mediante la experiencia directa con el entorno social, gracias al descubrimiento espontneo y emprico del mundo, y se construye de lo concreto a lo abstracto. El segundo es el "conocimiento cientfico", el cual es proporcionado por el contexto cultural en el que se desenvuelve el individuo, y se basa en signos que no son evidentes, ya que son constructos artificiales creados por el hombre y dotados de un significado consensuado por la sociedad. Estos dos "conocimientos" actan interrelacionados, de tal forma que el primero, el vulgar, sirve de base para que el individuo vaya reestructurando los conocimientos que posee a partir de la nueva informacin que recibe sobre los conocimientos cientficos, permitindole as integrarse satisfactoriamente a los signos y significados de su contexto social. 2.4 La relevancia de la percepcin de los alumnos en el proceso de aprendizaje La construccin del conocimiento se genera a partir de los conocimientos previos que el individuo tiene y de las percepciones sobre el mundo que lo rodea. Estos constructos previos que posee el individuo permiten que la nueva informacin se vaya asimilando, creando as nuevas interpretaciones y significados sobre los nuevos aprendizajes, de tal forma que "el alumno comprende aquello que tiene relacin con lo que ya sabe y descuida, ignora, pasa de largo, le resbala por la mente aquellos hechos o ideas que le son extraos" (Benejam y Pags, 1997:56). Toda aquella nueva informacin que el alumno no relaciona con su experiencia es informacin que no asimila de la misma forma que la que tiene bases en sus conocimientos previos, de ah la importancia de conocer qu nivel de dominio sobre el concepto a ensear posee el alumno, para as partir de una base slida que permita que el conocimiento cientfico que se est introduciendo, se reelabore a partir de lo que ya sabe, y se aprenda. De otra forma 29 Arqueologa y Educacin este nuevo conocimiento slo se memoriza y a la larga se olvida, ya que no tiene ningn sentido y mucho menos una base slida que permita que se asimile. 2.5 El papel del profesor en el proceso de aprendizaje Para Vygotsky el papel que debe desempear un profesor dentro del proceso de aprendizaje es "a la vez el de facilitador y el de transmisor por que parte de la lgica del alumno y lo conduce, progresivamente, a pensar segn la lgica de la ciencia" (Benejam y Pags, 1997:57). Vygotsky considera que el grado potencial de maduracin de un alumno se encuentra en lo que denomina "zona de desarrollo prximo", que es el punto medio entre la capacidad que posee un alumno para resolver por s mismo las cosas y la capacidad potencial que tendra de resolver las cosas con ayuda de alguien ms experimentado. De esta forma, el profesor se convierte en un acompaante o gua del alumno, ayudndolo a asimilar nuevos aprendizajes a los cuales sera incapaz de acceder por s mismo. A este proceso se le conoce como "andamiaje", ya que lo que pretende el maestro es acompaarlo en los inicios y, poco a poco, ir retirando su apoyo y presencia para que el alumno por s solo vaya logrando cada vez nuevas metas y su autoestima no se vea afectada por el crdito que recibira el profesor en caso de que se quedara de acompaante durante todo el proceso (Benejam y Pags). 2.6 Los procesos de enseanza y aprendizaje Los procesos de enseanza y aprendizaje (figura 3) que se basan en la teora constructivista plantean que existen tres fases didcticas en las cuales se da el proceso: a) la exploracin de Figura 3. Procesos de enseanza y aprendizaje Exploracin de los constructos previos Introduccin y reestructuracin de los nuevos conocimientos Aplicacin de estos nuevos conocimientos a la solucin de problemas 30 La enseanza de la arqueologa los constructos previos, b) la introduccin y reestructuracin de los nuevos conocimientos, y c) la aplicacin de estos nuevos conocimientos a la solucin de problemas. A lo largo de su vida, los alumnos van construyendo conceptos sobre su contexto que les ayudan a resolver problemas y a integrarse a su sociedad, muchos de estos no han terminado de formarse y resultan hasta cierto punto imprecisos, pero para el alumno contienen una lgica que le permite usarlos para su vida diaria. El constructivismo plantea que lo importante dentro de la educacin "es que el alumno sea conciente de sus propios conocimientos, que los ordene y los comunique" (Benejam y Pags, 1997:58). El hecho de comunicar un concepto implica que el alumno lo ha ordenado y concientizado, y, por tanto, el transmitirlo significa que ya lo ha entendido. El hacer conciente al alumno de los conocimientos que posee es el punto de partida, ya que, ms que introducir el nuevo concepto para que se aprenda, se parte del conflicto y del cuestionamiento de los conceptos que ya se conocen, para introducir el nuevo concepto que se encuentra modificando al concepto previo. Por lo anterior, el explorar los conceptos que el alumno ya posee es el punto de partida del profesor para el proceso de enseanza aprendizaje, de otra forma el alumno slo lo memoriza y se le olvida con facilidad. Una vez que el profesor conoce los constructos previos del alumno puede comenzar a introducir los conocimientos cientficos mediante el cuestionamiento de los primeros, de esta forma, el alumno cuestiona las estructuras mentales que tena asimiladas y le permite reelaborar sus nuevos conceptos, no aprendiendo las cosas de memoria, sino modificando conocimientos que ya posea pero que no eran totalmente correctos. Estos nuevos conceptos pasarn a formar parte de la vida del alumno y sern la base para el aprendizaje de nuevos conocimientos ms elaborados (figura 4). Figura 4. Proceso de aprendizaje Conocimientos previos Cuestionamiento del concepto Reestructuracin del concepto 31 Arqueologa y Educacin Una vez que al alumno ha asimilado el nuevo concepto, lo que se debe hacer para reforzar ese conocimiento aprendido es ponerlo en prctica mediante la resolucin de problemas o situaciones proporcionales a las nuevas capacidades del alumno. "La aplicacin de estos aprendizajes ha de suponer ms adecuacin y eficacia en la solucin de las cuestiones como resultado de un mayor dominio de los conocimientos y de la prctica" (Benejam y Pags, 1997:61). Para finalizar cabe hacer notar la importancia de la interaccin (Benejam y Pags, 1997) entre el alumno y el profesor como base del proceso didctico, ya que es sta la que permite que el alumno se vaya acercando progresivamente del saber vulgar al saber cientfico; y, a pesar de que la relacin no es pareja, ya que el profesor se encuentra en ventaja conceptual, es mediante el dilogo y la comunicacin que el proceso de aprendizaje se da significativamente. 32 Metodologa 3 metodologa A partir de los conceptos bsicos sobre arqueologa y patrimonio, en el enfoque de la teora crtica de la enseanza de las ciencias sociales, y en la teora sociocultural de Vygotsky, se elabor una secuencia didctica de enseanza de la arqueologa y el patrimonio arqueolgico, compuesta por diez sesiones frente a grupo, de cincuenta minutos cada una, y una prctica de campo en Xochicalco. La secuencia didctica, entendida como el conjunto de estrategias de enseanza, fue aplicada durante los dos primeros bimestres del curso (agosto-octubre y octubre-diciembre de 2004), a un grupo del tercer grado de secundaria, con estudiantes de 14 y 15 aos de edad, dentro de la materia de Historia de Mxico en el Colegio Madrid A.C. de la Ciudad de Mxico. Este periodo abarc dentro del programa oficial, desde el poblamiento de Amrica hasta principios de la Colonia. Para poder comprender y evaluar si se alcanzaron los objetivos fue necesario realizar una investigacin de carcter cualitativa (investigacin-accin) y exploratoria. Cualitativa, debido a que solamente con la observacin de los procesos de aprendizaje se puede llegar a conocer los cambios entre las concepciones de los estudiantes. Exploratoria, ya que la 33 Arqueologa y Educacin aplicacin de estrategias didcticas parecidas no se ha realizado en Mxico y el problema ha sido poco o nada estudiado (Hernndez et. al., 1998). El mtodo de investigacin cualitativa que se utiliz para la secuencia, fue el de Investigacin-Accin, porque permite que el profesor profundice en la comprensin del problema, pues su actitud es activa (interacta en la situacin) dentro del proceso de investigacin. Adems permite suspender la accin hasta lograr una mejor comprensin del problema al que se enfrenta y fomenta activamente el dilogo entre los implicados en la investigacin (Rodrguez et. al., 1999), lo que permite modificar el proceso de aprendizaje segn las circunstancias lo requieran. El papel que se jug en la recoleccin de la informacin fue el de observador participante, ya que da un cierto grado de compromiso al participar en las actividades que se realizan, facilitando la comprensin e interpretacin de la informacin que se genera. As mismo, la recoleccin de la informacin se realiz mediante la observacin, ya que permite describir los fenmenos o acontecimientos tal y como stos se presentan, as es posible conocer las caractersticas de las conductas observadas. Las tcnicas utilizadas fueron los sistemas narrativos (notas de campo y diario) que permiten una descripcin detallada de los fenmenos a observar y explicar dentro de la investigacin (Rodrguez et. al., 1999), apoyadas por videograbaciones de cada una de las sesiones. Tambin se utilizaron cuestionarios de tipo cualitativo, los cuales permiten abordar los problemas desde un punto de vista exploratorio para sondear las opiniones que se generaban a partir de la aplicacin de la secuencia didctica (Rodrguez et. al., 1999). La evaluacin de los datos no puede ser expresada numricamente dada la naturaleza descriptiva que busca la investigacin. Por lo que sta se realiz mediante las tcnicas de evaluacin cualitativa, en donde "se consideran datos toda una serie de informaciones relativas a las interacciones de los sujetos entre s y con el propio investigador" (Rodrguez et. al., 1999). Es importante hacer notar el carcter dinmico de la investigacin cualitativa, "en la que los distintos momentos del proceso se superponen, se entrelazan, se reiteran a lo largo de la investigacin, y se realizan de manera simultnea a otras tareas" (Rodrguez et. al., 1999). De esta forma, el proceso de anlisis, que consta de la reduccin de los datos; la disposicin 34 Metodologa de stos; y la verificacin de conclusiones, marchar a la par de la recoleccin de la informacin. 3.1 Seleccin y secuenciacin de los contenidos La seleccin de los contenidos respondi a la necesidad de clarificar lo que es la arqueologa y la importancia del patrimonio como su objeto de estudio. De esta manera, los contenidos de la secuencia didctica abordaron dos temas esenciales para la construccin de este conocimiento: la arqueologa y el patrimonio arqueolgico. Estos temas permitieron al alumno tener una visin general de la disciplina, as como un mejor entendimiento de los temas y conceptos contenidos en el Programa de Historia de Mxico (SEP 1993). Los temas seleccionados consistan en lo que se consideraba el conocimiento cientfico (Benejam y Pags, 1997), el cual tuvo que sufrir ciertas adecuaciones que permitieran ensearlo. Esta transformacin debi cumplir dos requisitos, por un lado, tuvo que ser legtimo para la disciplina arqueolgica, y, por el otro, tuvo que estar conforme al desarrollo cognitivo del alumno. Esto no quiere decir que uno y otro sean distintos, simplemente sufrieron una transformacin que permiti que fueran aprendidos. Los temas seleccionados permitieron que el modelo complementara el temario de la SEP, por lo que no se interrumpi el Plan de Estudios, sino que se enriqueci. 3.2 Estrategias de enseanza El mtodo didctico que se utiliz para la puesta en prctica de la secuencia didctica de arqueologa estuvo basado en proporcionar al alumno diversas oportunidades de aprendizaje para que, por s mismo y por induccin, fuera descubriendo y construyendo el conocimiento arqueolgico. Dentro de este marco, las estrategias consistieron en procurar a los alumnos experiencias adecuadas, para que, a partir del material de trabajo, construyeran la significacin del concepto, mientras que el profesor actuaba solamente como facilitador del proceso. Esto hizo posible el desarrollo de capacidades y destrezas ligadas a la adquisicin del pensamiento formal. Para la aplicacin de la secuencia didctica se emplearon las estrategias de los mtodos interactivos, ya que se centran en la actividad del alumno, permitindole reelaborar 35 Arqueologa y Educacin los conocimientos por medio de la interaccin con otros compaeros y con el profesor. Este mtodo se basa en la reconstruccin social de los conocimientos a travs de situaciones didcticas que favorecen la verbalizacin y la explicitacin de ideas y conocimientos que, despus, mediante el contraste, se modifican y reelaboran, siguiendo la enseanza crtica de las Ciencias Sociales (Benejam y Pags, 1997). 3.3 Evaluacin del aprendizaje Se utiliz la evaluacin formativa, es decir aquella que, al estar integrada en el proceso de aprendizaje, permiti la deteccin de dificultades y posteriormente la regulacin o adaptacin de las propuestas didcticas de la secuencia de arqueologa a las necesidades del aula (Benejam y Pags, 1997). Los puntos que se tomaron en cuenta fueron los siguientes: Los conocimientos previos mediante una evaluacin inicial La comunicacin de los objetivos y los contenidos a los estudiantes La autogestin de los errores y el refuerzo de los xitos Los criterios de realizacin de las tareas La anticipacin y planificacin de la accin El nivel de desarrollo cognitivo 3.4 Contexto y seleccin del grupo El Colegio Madrid A.C. es una escuela privada ubicada al sur de la Ciudad de Mxico, la cual fue fundada hace ms de sesenta aos por los republicanos espaoles exiliados. "Tiene un fuerte sentido identitario basado en su memoria histrica, un respeto a los principios de democracia, laicismo, libertad y tolerancia, actualmente cuenta con una poblacin estudiantil en la que el 81% de los padres de la comunidad escolar tiene estudios universitario" (Pl, 2003:85). Los criterios de seleccin del grupo para la aplicacin de la secuencia didctica, respondieron, por un lado, a la familiaridad que exista entre el grupo y el investigador; ya que durante el curso de segundo grado de secundaria fue su docente de historia, y esto permita cierta cercana al observar e investigar al grupo; y, por otro lado, a la conformacin 36 Metodologa heterognea del nivel acadmico del grupo, pues se encuentra una gama distinta de compromiso hacia la materia de historia, que hace posible observar los diferentes resultados de la aplicacin de las actividades. 37 Arqueologa y Educacin 38 Anlisis de Resultados 4 anlisis de resultados Los resultados arrojados por la aplicacin de la secuencia didctica de arqueologa y patrimonio arqueolgico, se analizaron de acuerdo a tres grandes apartados. El primero corresponde al anlisis comparativo efectuado a los resultados de la evaluacin de conocimientos previos realizada antes de iniciar la secuencia (pretest), frente a la evaluacin final realizada al trmino de la secuencia (postest). Este anlisis mide al grupo en general, de acuerdo a la forma en que contestaron las evaluaciones. La segunda es una evaluacin de carcter cualitativa, y se enfoca en analizar el proceso de aprendizaje del conocimiento arqueolgico que fueron teniendo cuatro alumnos a lo largo de la aplicacin de la secuencia; la finalidad de esta era entender el proceso de estos alumnos en cada una de las actividades. Por ltimo, una tercera evaluacin, presenta el anlisis general y las propuestas de modificaciones de cada una de las actividades que conformaron la secuencia didctica. Es importante aclarar que los nmeros de las actividades a que se hace referencia en el anlisis de resultados corresponden al original de la secuencia aplicada. En los anexos aparece la propuesta de la secuencia didctica ya corregida; por lo que se presenta al final de 39 Arqueologa y Educacin este apartado una tabla en donde se muestra la relacin entre las actividades de la secuencia original aplicada y la nueva propuesta ya corregida. 4.1 Esquema de Actividades A continuacin se presenta la esquematizacin de las sesiones y actividades que conformaron la secuencia didctica aplicada. Las sesiones se encuentran en la parte superior y marcadas en negritas, las actividades se encuentran numeradas y dentro de un rectngulo, mientras que las tareas se enmarcan en un valo. 1. Presentacin y evaluacin de conocimientos previos 2. Lo que estudia la arqueologa y cmo lo estudia 2.1 Qu es la arqueologa? 2.2 Qu es cultura? 2.3 Con qu trabaja el arquelogo? 3. Interpretando la cultura material 4. Cmo trabaja un arquelogo 5. Las investigaciones del arquelogo 1.1 Presentacin 1.2 Evaluacin de conocimientos previos 1.3 Lo qu estudia la arqueologa 3.1 Arqueologa de la basura 3.2 Interpretando la cultura material 4.1 La cultura material, evidencia de la actividad humana 4.2 Ordenando el trabajo arqueolgico 5.1 Las tcnicas de la arqueologa 5.2 Las tcnicas de investigacin 1.4 De qu trata la arqueologa? 3.3 Descubriendo la actividad humana 2.4 Interpretando la cultura material 4.3 Las fases del trabajo arqueolgico 5.3 Arqueologa e Historia 1.5 Arqueologa en el ao 3004 4.4 Fases del trabajo arqueolgico 40 Anlisis de Resultados 6 Arqueologa e Historia Patrimonio arqueolgico 7. 8 Los problemas del patrimonio arqueolgico 9 Recapitulacin 10 Evaluacin 6.1 Compaeros de marcha? 7.1 El patrimonio arqueolgico en imgenes 7.2 Patrimonio arqueolgico y cultura material 7.3 Patrimonio arqueolgico 8.1 Las problemticas que se presentan 8.2 Creando una tabla de problemas del patrimonio 8.3 Las soluciones 10.1 Autoevaluacin 6.2 Mesoamrica: una historia sin escritura 6.3 Historia de un objeto 10.2 Evaluacin formativa 10.3 7.4 Los problemas del patrimonio 7.5 Patrimonio arqueolgico y sus problemas Comentarios 4.2 Descripcin de actividades La secuencia didctica que se dise, se encontraba organizada en dos partes principales, una dirigida a orientar al profesor, y una segunda, que contena los materiales que los alumnos utilizaran durante la secuencia. La primera, que estaba dirigida a orientar al profesor, contena textos explicativos sobre los principales temas, un mapa conceptual sobre la secuencia, una sugerencia de la secuenciacin de los contenidos, las lecturas que realizaran los alumnos, y material de apoyo para la presentacin de los temas. La segunda, que iba dirigida a los alumnos, contena todo 41 Arqueologa y Educacin el material con el que se trabajara a lo largo de las diez sesiones y la prctica de campo (autoevaluaciones, evaluaciones, cuadros, lecturas y actividades). A continuacin se presenta una descripcin de las actividades que fueron aplicadas con los alumnos, para que se tenga una mayor relacin con los resultados presentados. No se incluyen los materiales introductorios, de apoyo y descriptivos, debido a que en los anexos se presentan completos. 4.2.1 1 Sesin: Presentacin y evaluacin de conocimientos previos 1.1 Presentacin. Se present al grupo la propuesta de trabajo, la metodologa y los objetivos que se pretendan alcanzar con la aplicacin de la secuencia didctica, as mismo se les inform el valor porcentual del trabajo en la calificacin del bimestre. 1.2 Evaluacin de conocimientos previos. Era importante conocer el domino que tenan los estudiantes sobre los conceptos que se iban a manejar y la relacin existente entre estos; para tal efecto se les aplic un cuestionario de diez preguntas abiertas, en donde tenan que definir los principales conceptos que se manejaran durante la aplicacin de la secuencia. 1.3 Lo que estudia la arqueologa. Se plante la pregunta sobre lo que estudiaba la arqueologa, para que mediante la lluvia de ideas los alumnos expresaran lo que entendan y conocan sobre arqueologa. Para este momento no se introdujo ninguna definicin ni se intent llegar a conclusiones, solamente se pretenda que los alumnos hablaran y expresaran su opinin respecto a las expectativas de la aplicacin de la secuencia didctica. 1.4 De qu trata la arqueologa (trabajo a casa). Se dej un texto editado del libro "Todas las piedras tienen 2000 aos" de Jaime Litvak King, que hablaba de lo que es la arqueologa. La lectura, adems de ser subrayada, contena cinco preguntas gua que fueron resueltas por los alumnos y entregadas la siguiente sesin: qu es la arqueologa?, que se entiende por cultura?, cul es su objeto de estudio?, qu es la cultura material? y cul es la relacin existente entre el tiempo, el espacio y la cultura material? 1.5 Arqueologa en el ao 3004 (trabajo a casa). Se pidi a cada uno de los alumnos que escribiera en una hoja una descripcin de todos los objetos que se encontraban en cierta 42 Anlisis de Resultados parte de su casa y que los localizara en un croquis. La hoja fue entregada la siguiente sesin con un seudnimo que facilit ms tarde la identificacin de su trabajo. 4.2.2 2 Sesin: Lo que estudia la arqueologa y cmo lo estudia 2.1 Qu es la arqueologa? A partir de la discusin de la sesin anterior y de la lectura que realizaron del texto, se comenz con una lluvia de ideas para as responder la pregunta qu es la arqueologa? 2.2 Qu es cultura? Debido a que la definicin de arqueologa implicaba el concepto cultura, se dedic un espacio para definir cultura. 2.3 Con qu trabaja el arquelogo? Una vez definidos los conceptos de arqueologa y cultura, se vio el objeto de estudio de la arqueologa para as entender el concepto de cultura material. 2.4 Interpretando la cultura material (trabajo a casa). Se recogieron las hojas que se dejaron de tarea la sesin pasada (actividad 1.5), se revolvieron, y se regresaron a los alumnos, cuidando que a nadie le tocara la hoja que realiz. Se les pidi de tarea, que a partir de los datos de la hoja que tenan, interpretaran la vida de la persona, a partir de su cultura material. 4.2.3 3 Sesin: Interpretando la cultura material 3.1 Arqueologa de la basura. Se reparti individualmente una lectura sobre la "Arqueologa de la Basura", en donde se mostr un estudio comparativo entre una encuesta realizada a la gente sobre su consumo de bebidas alcohlicas y una investigacin arqueolgica sobre la basura de la gente encuestada. La lectura vena acompaada de dos preguntas que contestaron individualmente y entregaron una vez finalizada la actividad. 3.2 Interpretando la cultura material. Se pidi voluntariamente que algunos alumnos pasaran a dar su interpretacin sobre la cultura material de uno de sus compaeros (actividad 2.4). 3.3 Descubriendo la actividad humana (trabajo a casa). Se dej un texto editado del libro "Todas las piedras tienen 2000 aos" de Jaime Litvak King, que hablaba acerca de la 43 Arqueologa y Educacin interpretacin de la cultura material. Los alumnos tuvieron que subrayar la lectura y explicar con sus palabras la forma en que se interpreta la cultura material. 4.2.4 4 Sesin: Cmo trabaja un arquelogo 4.1 La cultura material, evidencia de la actividad humana. Se discuti con el grupo la lectura dejada la sesin anterior y las dos actividades realizadas (actividades 3.1 y 3.2), esto con la finalidad de apreciar como el estudio de la cultura material reflejaba la conducta del ser humano. 4.2 Ordenando el trabajo del arquelogo. Se formaron equipos de cinco integrantes a los que se les reparti una descripcin de cada una de las fases del trabajo arqueolgico, sin decir qu lugar ocupan en la investigacin. Lo que tuvieron que hacer fue ordenar las fases. 4.3 Las fases del trabajo arqueolgico. Una vez terminado el trabajo por equipos, el grupo completo orden la secuencia del trabajo arqueolgico en una tabla. 4.4 Fases del trabajo arqueolgico (trabajo en casa). Se dej un texto editado del libro "Todas las piedras tienen 2000 aos" de Jaime Litvak King, que hablaba acerca de las fases del trabajo arqueolgico y en lo que consista cada una. Los alumnos subrayaron el texto y realizaron un cuadro en donde explicaron en que consistan las fases del trabajo arqueolgico y la importancia de cada una de ellas. 4.2.5 5 Sesin: Las investigaciones del arquelogo y las disciplinas auxiliares 5.1 Las tcnicas de la arqueologa. Se formaron equipos de cinco integrantes, a cada uno de los cuales se les reparti una tabla con las fases del trabajo arqueolgico y varias descripciones de las tcnicas utilizadas durante las distintas fases, pero sin decirles a cul de ellas correspondan. Lo que tuvieron que hacer fue acomodar cada una de las descripciones en la fase que crean correspondiente e indicar a qu disciplina auxiliar perteneca. 5.2 Las tcnicas de investigacin. Los alumnos comentaron a sus compaeros los resultados que obtuvieron, correctos e incorrectos, explicando l porqu de sus resultados. 5.3 Arqueologa e Historia (trabajo a casa). Se dej un texto editado del libro "Todas las piedras tienen 2000 aos" de Jaime Litvak King, que hablaba acerca de la relacin entre la 44 Anlisis de Resultados historia y la arqueologa. Los alumnos subrayaron el texto y realizaron un cuadro comparativo entre la arqueologa y la historia. 4.2.6 6 Sesin: Arqueologa e Historia 6.1 Compaeros de marcha? A partir de la lectura de la sesin anterior, se discutieron las implicaciones de las dos disciplinas para clarificar el papel de la arqueologa como auxiliar de la historia y viceversa. 6.2 Mesoamrica: una Historia sin escritura. Se discuti de que forma los estudios arqueolgicos aportan gran parte de los conocimientos que tenemos sobre las culturas mesoamricanas. 6.3 Historia de un objeto. Esta actividad no se realiz, pero buscaba que los alumnos visitaran el Museo Nacional de Antropolga e Historia y que escogieran dos piezas que les llamara la atencin. Lo que tenan que hacer era escribir la informacin que la pieza poda aportar a la conformacin de la Historia de Mxico, y explicar cules seran las problemticas que ellos detectaban al trabajar con una pieza que se encuentra fuera de su contexto. 4.2.7 7 Sesin: Patrimonio arqueolgico 7.1 El patrimonio arqueolgico en imgenes. Se proyect un video con imgenes del patrimonio arqueolgico tanto nacional como internacional. El video llev como titulo "El Patrimonio Arqueolgico" y se hizo explcito el tema del video. 7.2 Patrimonio arqueolgico y cultura material. Se reparti individualmente una serie de preguntas en relacin al video que el alumno respondi y entreg al finalizar la actividad. 7.3 Patrimonio arqueolgico. Se discuti y construy la definicin del patrimonio arqueolgico y su relacin con la cultura material a partir del video proyectado y de las respuestas que dieron al cuestionario. 7.4 Los problemas del patrimonio. Una vez claro el concepto de patrimonio arqueolgico se pidi a los alumnos que escribieran tres problemas a los cuales ellos crean que se enfrentaba el patrimonio. 45 Arqueologa y Educacin 7.5 Patrimonio arqueolgico y sus problemas (trabajo a casa). Se les dej una lectura sobre los problemas que enfrenta el patrimonio arqueolgico; terminada esta lectura tuvieron que ubicar sus tres problemas dentro de alguno de los problemas mencionados en la lectura. 4.2.8 8 Sesin: Los problemas del patrimonio arqueolgico 8.1 Las problemticas que se presentan. A partir de la lectura y de los problemas propuestos por los alumnos, se discuti en grupo los problemas que enfrenta el patrimonio arqueolgico. 8.2 Creando una tabla de problemas del patrimonio. A forma de conclusin, los alumnos llenaron una tabla mural, en donde se defina el concepto de patrimonio arqueolgico y cada uno de los problemas a los que se enfrenta. 8.3 Las soluciones. Se discutieron las posibles soluciones a los problemas que enfrenta el patrimonio arqueolgico y se incluyeron en la tabla. 4.2.9 9 Sesin: Recapitulacin. Importancia de la arqueologa y el patrimonio arqueolgico. 9.1 Esta actividad no se realiz, pero tena como objetivo realizar una recapitulacin de lo visto durante la secuencia, se retomaran los conceptos de cultura material, arqueologa, patrimonio arqueolgico y las tablas de los problemas del patrimonio. Tambin se discutira sobre la importancia de la conservacin del patrimonio y de las investigaciones arqueolgicas. 4.2.10 10 Sesin: Autoevaluacin y evaluacin formativa 10.1 Autoevaluacin (10 minutos). Se les aplicaron los mismos reactivos que en la evaluacin de conocimientos previos, con la diferencia que en esta tenan que ubicar su nivel cognitivo en tres categoras: lo entiendo muy bien, lo entiendo ms o menos, y no lo entiendo. 10.2 Evaluacin formativa (30 minutos). Se les aplicaron los mismos reactivos que en la evaluacin de conocimientos previos. 46 Anlisis de Resultados 10.3 Comentarios. Se abri un espacio para recibir los comentarios sobre la aplicacin de la secuencia. 4.2.11 Prctica de campo P.1 Trabajo previo. Los alumnos realizaron la lectura de una seleccin editada del captulo El Epiclsico: el caso del Valle de Morelos de Leonardo Lpez Lujn, que forma parte del libro "Historia Antigua de Mxico", coordinado por Linda Manzanilla y Leonardo Lpez Lujn. Esta lectura, junto con el temario de la SEP, permiti que los alumnos llegaran al sitio con conocimientos previos que les permitieron entender mejor la conformacin de la cultura xochicalca. La lectura estuvo acompaada por preguntas gua. P.2 Evidencias del pasado. Para conocer la conformacin urbana de Xochicalco los alumnos realizaron la lectura de una seleccin editada del captulo El Epiclsico: el caso del Valle de Morelos de Leonardo Lpez Lujn, que forma parte del libro "Historia Antigua de Mxico", coordinado por Linda Manzanilla y Leonardo Lpez Lujn. La actividad se centr en la identificacin de ciertas descripciones del autor sobre el sitio. Esto permiti que relacionaran la informacin que aporta un investigador con los monumentos que ellos visitan. P.3 Distribucin espacial. Los alumnos ubicaron los principales monumentos del sitio dentro del mapa de la zona. Esto les permitira familiarizarse con el patrn de asentamiento del sitio. P.4 Levantamiento tridimensional. Los alumnos realizaran el levantamiento tridimensional de una de las estructuras del sitio. Esta actividad permitira cumplir los objetivos de matemticas y les brindara la experiencia del registro arqueolgico. P.5 Interpretando la cultura material. Dentro de esta actividad se les pidi que describieran dos piezas exhibidas dentro del museo de sitio. La descripcin les sirvi para realizar la interpretacin de esa pieza, en donde tendran que decir toda la informacin que el objeto les puede dar sobre la cultura xochicalca. P.6 Reporte de investigacin. Esta actividad se realiz despus de la prctica y tenan que entregar un ensayo en donde explicaran como eran los xochicalcas, buscando que integraran la informacin de la prctica, del temario y del conocimiento arqueolgico. 47 Arqueologa y Educacin 4.3 Evaluacin de conocimientos previos y evaluacin final Este anlisis refleja los resultados de las evaluaciones realizadas con el grupo. Tanto la de conocimientos previos, realizada al inicio (pretest), como la evaluacin final, realizada una vez terminada la secuencia didctica (postest). Ambas tuvieron los mismos reactivos, los cuales consistieron en diez preguntas abiertas, y fueron presentados en el mismo orden. La aplicacin del pretest dio a conocer los conocimientos que los alumnos posean antes de iniciar con la secuencia didctica. Los resultados sobre los conocimientos previos permitieron conocer las construcciones empricas realizadas por los alumnos, las cuales se haban ido formando, principalmente, a partir de la experiencia directa con la realidad y su contexto. Era importante conocer el nivel cognitivo de estos conocimientos previos o "vulgares", ya que fueron la base a partir de la cual se comenzaron a construir los nuevos conceptos sobre el conocimiento arqueolgico. Por otro lado, la evaluacin final (postest) se realiz una vez que haba terminado la aplicacin de la secuencia y permiti conocer las variaciones del nivel cognitivo de los alumnos en relacin al conocimiento previo con el que haban comenzado. Para el anlisis, los resultados de ambas pruebas se agruparon en cuatro categoras: no contest, ideas errneas, ideas dispersas e ideas especficas. En la categora de los que no contestaron se ubicaron aquellos alumnos que dejaron en blanco la respuesta o que simplemente pusieron que no saban. La categora de ideas errneas agrupa a los alumnos que al contestar no pudieron establecer alguna idea con sentido o que las ideas que planteaban no coincidan con el concepto que se estaba estudiando. En el de ideas dispersas estn todos los alumnos que tenan una idea del concepto pero no pudieron explicarla claramente, provocando que su explicacin fuera escasa y sin involucrar relaciones entre los conceptos que permitieran definir el conocimiento que se les peda. Finalmente en la ltima categora, los alumnos pudieron explicar claramente el concepto, sin abundar mucho en la complejidad de ste, pero con una respuesta satisfactoria, acorde con su edad, que estableca ciertas relaciones entre conceptos auxiliares que permitan clarificar mejor el trmino, y, por tanto, acercarlo en buena medida al conocimiento cientfico. 48 Anlisis de Resultados 4.3.1 Cultura El primer concepto que se les pregunt fue el de cultura. Era necesario conocer el nivel que los alumnos manejaban de ste, debido a que es indispensable para tocar los temas de arqueologa y patrimonio arqueolgico, as como para entender y manejar los conceptos centrales de la secuencia. La respuesta mostrada en las actividades concernientes a definir cultura (1.4 y 2.2) permitieron que los alumnos clarificaran su idea sobre el trmino, como se puede apreciar en el contraste existente entre las evaluaciones (tabla 1). Los resultados mostrados en la evaluacin de conocimientos Tabla 1. Qu es cultura? Evaluacin de Evaluacin conocimientos final previos No contest 1 0 Ideas errneas 9 1 Ideas dispersas 11 12 Ideas especificas 10 18 Total 31 31 previos permitieron apreciar que slo un alumno dej de contestar la el que la mayora pregunta; contestara se debe en gran parte a que es un concepto que se maneja desde primero de secundaria y muchos de ellos ya se encuentran familiarizados con l, aunque no todos lo tienen claro. Puede apreciarse en la evaluacin de conocimientos previos que un tercio del saln contest errneamente "la cultura es lo que se aprende para saber ms sobre algo en especifico y saber hacerlo"; esto se contrasta con la evaluacin final en donde solamente un alumno se encuentra en esta categora y no por tener errneo el concepto, sino porque no especific bien a que se refera "es lo que las personas van adquiriendo a travs del tiempo". Dentro del grupo con ideas dispersas tenemos que los alumnos tienen una nocin del concepto pero no pueden ponerla por escrito (tabla 1). Slo aventuran ideas que, aunque tienen que ver, no se consideran una buena respuesta, porque no logran establecer una relacin correcta: "no s cmo explicarlo pero tiene que ver con en donde vives y todo en lo que creen, hacen para vivir, como viven". A pesar de que la cantidad de alumnos que se ubicaron en esta categora es casi la misma en ambas pruebas, muchos lograron pasar del grupo de ideas errneas al de ideas dispersas, lo que muestra una mejora. Finalmente tenemos los alumnos que tenan un buen conocimiento sobre el concepto; este grupo creci en la evaluacin final (tabla 1). El incremento se debe a los alumnos que en 49 Arqueologa y Educacin un inicio tenan dudas y no podan explicar el concepto claramente, pero que al final pudieron expresar una idea ms slida y correcta del trmino. Por otro lado, las definiciones que se tuvieron en la primera evaluacin, "todo lo que ha hecho la humanidad", se complejizaron ms, permitiendo entablar relaciones entre conceptos auxiliares que permitan clarificar ms el trmino "es todo lo que hace el hombre para satisfacer sus necesidades, ya sean primarias o secundarias de una forma razonada e intencionada". 4.3.2 Patrimonio arqueolgico La segunda pregunta del cuestionario tena que ver con el significado del Patrimonio Arqueolgico (tabla 2). En este caso, se puede apreciar que las actividades relacionadas con este concepto (7.1, 7.2 y 7.3) surtieron un efecto positivo, ya que permiti que los alumnos clarificaran ms el tema y se ubicaran en un nivel de desarrollo cognitivo superior, en relacin con el que iniciaron. Se pudo apreciar que poco menos de la mitad de los alumnos tenan errnea la idea del concepto, ya que expresaban al patrimonio arqueolgico como solamente las zonas arqueolgicas: "es zonas Tabla 2. Qu es patrimonio arqueolgico? Evaluacin de Evaluacin final conocimientos previos No contest 1 0 Ideas errneas 13 5 Ideas dispersas 9 9 Ideas especificas 8 17 Total 31 31 arqueolgicas que son mexicanas"; y, a pesar de que esta respuesta forma parte del concepto, se considera errada por que el trmino correcto implica ms. Ya en la evaluacin final solamente cinco alumnos del total tuvieron errneo este concepto, sin embargo, a pesar de que se segua cometiendo el error de asociarlo slo a las zonas, se establecieron relaciones entre conceptos auxiliares para explicar el trmino y se destac la importancia de su investigacin: "es un lugar que se considera importante para su investigacin y porque guarda vestigios de nuestra cultura". Los alumnos que no pudieron explicar especficamente el trmino (tabla 2), fueron en la evaluacin de conocimientos previos poco ms de un tercio del saln, dificultndoseles el 50 Anlisis de Resultados expresarlo en palabras concretas y por tanto teniendo que recurrir a explicaciones extensas que no clarificaban el concepto: por ejemplo "es nuestra cultura, aos atrs tenamos otras formas de construir y como es mexicano pasa a ser de todos los mexicanos, sin un dueo". Si bien el tipo de respuesta y el nmero de alumnos permaneci sin cambios en la prueba final, se debe principalmente a que los alumnos que se ubicaron en la categora fueron los que inicialmente haban tenido la explicacin incorrecta. El contraste entre el resultado de las pruebas de los alumnos que lograron expresar el concepto correctamente (tabla 2), se expresa tanto cuantitativamente (se duplic en nmero) como conceptualmente. Mientras que en la evaluacin de conocimientos previos las palabras que utilizan para expresarse fueron hasta cierto punto comunes: "las pruebas que quedan fsicamente de otras culturas". Y ya en la prueba final explican utilizando los conceptos adecuados y entablando relaciones entre conceptos auxiliares, por ejemplo: "el patrimonio arqueolgico son todas las cosas materiales que una civilizacin deja, son los restos materiales, los arquelogos se basan en esto para saber cmo eran", permitiendo que su explicacin sea ms compleja. 4.3.3 Arqueologa En la pregunta concerniente al concepto de arqueologa (tabla 3), a pesar de que un alumno no pudo contestar nada, se nota en general una mejora en relacin con el nivel de desarrollo cognitivo en la prueba final, lo que permite evidenciar la eficacia de las actividades relacionadas a este trmino (1.4, 1.5, 2.1, 3.1, 3.2, 4.1, 4.2, 4.3 y 4.4). Los alumnos que tuvieron la respuesta errnea, confundieron el concepto de arqueologa con el de su objeto de estudio: "objetos del pasado, Tabla 3. Qu es arqueologa? Evaluacin de Evaluacin conocimientos final previos No contest 1 1 Ideas errneas 8 5 Ideas dispersas 11 4 Ideas especificas 11 21 Total 31 31 edificios, objetos"; y, a pesar de que en la prueba final utilizan conceptos manejados a lo largo de la secuencia, una pequea parte del alumnado continua con la confusin: "es la evidencia del pasado en cosas 51 Arqueologa y Educacin materiales". A un tercio de los alumnos les cost expresar el trmino (tabla 3), y aunque expresaban que la arqueologa se encargaba de estudiar algo, an no podan expresar correctamente qu era ese algo que estudiaba: "es el estudio sobre cultura y construcciones antiguas que todava sigue en pie". Finalmente este nmero se redujo a una mnima parte, pero seguan cometiendo el mismo error de no poder definir qu era lo que estudiaba la arqueologa. Por ltimo, en la categora de los que s pudieron definir el concepto acertadamente se tuvo un incremento notable (tabla 3), pasando de un tercio del saln en la evaluacin de conocimientos previos, a tener en la evaluacin final dos tercios del saln. Aunque en las definiciones no se not un cambio drstico entre ambas pruebas, por ejemplo: "es el estudio de los restos o patrimonio arqueolgico, que surge como el fin de comprender la forma de vida que se llevaba", se notaron de todas maneras diferencias en cuanto al lenguaje utilizado, empleando conceptos auxiliares como ciencia y tiempo: "es la ciencia que estudia la cultura material de civilizaciones a travs del tiempo". 4.3.4 Cultura y patrimonio arqueolgico En la cuarta pregunta (tabla 4) se les pidi que relacionaran el concepto de cultura con el de patrimonio arqueolgico. En este caso, los resultados obtenidos al final de la aplicacin de la secuencia, permiten observar que las actividades (1.4, 2.2, 7.1 ,7.2 y 7.3) relacionadas a la enseanza del concepto permitieron que los alumnos lograran un aprendizaje, lo cual se aprecia al tener slo seis alumnos que no pudieron expresar el trmino correctamente. Durante la evaluacin de Tabla 4. Cul es la relacin entre cultura y patrimonio arqueolgico? Evaluacin de Evaluacin final conocimientos previos No contest 2 0 Ideas errneas 14 6 Ideas dispersas 11 10 Ideas especificas 4 15 Total 31 31 conocimientos previos la mitad del saln no contest adecuadamente (tabla 4). En general, lograban establecer cierta relacin entre los dos trminos, cultura pues utilizaban el de al correctamente, pero momento de asociarlo con el de 52 Anlisis de Resultados patrimonio cultural cometan el error porque no se encontraba bien claro este ltimo: "que comnmente las culturas vivieron en el patrimonio arqueolgico del pasado". En la prueba final este nmero de alumnos disminuy notablemente, slo seis alumnos no pudieron establecer la relacin y siguieron cometiendo el mismo error: "que el patrimonio arqueolgico es donde estuvieron las culturas en sus tiempos" En relacin con los alumnos que no pudieron explicar correctamente, pero que tenan una idea de qu significaba, se ubic un tercio del saln (tabla 4), tanto en la evaluacin de conocimientos previos como en la evaluacin final; con la diferencia de que en sta ltima se ubicaron varios de los alumnos que en un inicio haban tenido el trmino errneo. En general, el error que se cometi en esta categora fue el no poder clarificar los conceptos. Si bien, comenzaban entablando una buena relacin, en el momento en que la explicaban se "perdan" y por tanto su definicin no era completa: "que a travs del patrimonio arqueolgico se aprende cultura porque la cultura viene de ah". Por ltimo tenemos a los alumnos que tuvieron correcta la relacin entre los conceptos (tabla 4). En un inicio solamente cuatro alumnos pudieron expresar tal relacin, pero con dudas, pues ms que estar seguros se encontraban probando s lo que crean era correcto: "que puede que con ayuda del patrimonio arqueolgico se puede ir descifrando cmo era la cultura de ciertos pueblos antiguos"; y entonces aventuraban su respuesta. Ya en la prueba final, su respuesta era ms afirmacin que pregunta: "estas se relacionan porque el patrimonio arqueolgico es un reflejo de la cultura de alguna civilizacin". Cabe mencionar que en la prueba final la mitad del alumnado pudo contestar acertadamente la relacin, lo que hace pensar que las actividades de aprendizaje fueron eficaces. 4.3.5 Relacin entre patrimonio arqueolgico y arqueologa En cuanto a la relacin entre patrimonio arqueolgico y arqueologa (tabla 5), la comparacin entre los resultados de ambas pruebas permite apreciar el drstico cambio entre el conocimiento previo y el final; de nuevo, ello hace pensar que las actividades (7.1, 7.2 y 7.3) promovieron el aprendizaje significativo del tema. 53 Arqueologa y Educacin En un inicio el nmero de alumnos que tuvieron incorrecta la relacin fue poco menos de un tercio del saln, incluyendo los que no contestaron, prueba final mientras que en seis la no solamente pudieron contestar acertadamente. El error en general fue el no poder darse Tabla 5. Cul es la relacin entre patrimonio arqueolgico y arqueologa? Evaluacin de Evaluacin final conocimientos previos No contest 3 0 Ideas errneas 6 6 Ideas dispersas 9 5 Ideas especificas 13 20 Total 31 31 a entender, pues utilizaban ambos conceptos pero sin ninguna lgica aparente, por ejemplo: "que por medio de la arqueologa se convierte el patrimonio de todos", lo que provocaba que al final su definicin no tuviera sentido explcito alguno. Por otro lado, en relacin con los alumnos que tuvieron dificultad para expresar sus ideas (tabla 5), se puede apreciar que, a pesar de que tenan idea de ambos conceptos, al momento de entablar la relacin se "perdan", lo que provocaba que su definicin, aunque encaminada correctamente, terminara no siendo clara: "el patrimonio arqueolgico contiene toda la arqueologa de una nacin", y por tanto la relacin entablada se perda y terminaba siendo confusa. Finalmente los resultados de los alumnos que pudieron especificar correctamente las relaciones (tabla 5) fueron bastante altos, tanto en la evaluacin de conocimientos previos, en donde 13 alumnos se ubicaron; como en la prueba final, en la cual dos tercios del saln contest correctamente. La relacin que se entabl en la evaluacin de conocimientos previos: "la arqueologa se dedica al estudio del patrimonio arqueolgico y sin ello no sabramos mucho de las races"; y en la prueba final: "la arqueologa estudia el patrimonio arqueolgico que cada pas tiene", fue muy parecida, las actividades de la secuencia sobre la relacin entre estos conceptos, no provocaron un cambio gradual aparente en la explicacin dada en la prueba final; solamente permiti un aumento en el nmero de alumnos que contestaron correctamente. 54 Anlisis de Resultados 4.3.6 Relacin entre Cultura y Arqueologa Los resultados de la evaluacin de conocimientos previos (tabla 6) arrojaron un alto nmero de alumnos que no pudieron entablar relacin entre los conceptos de cultura y arqueologa, debido principalmente a que no la conocan, por ejemplo: "que de acuerdo con las necesidades y dems que se crean en una cultura hicieron su arqueologa", o a que no tenan claros algunos de los conceptos bsicos: "que la arqueologa es una cultura". Despus de la aplicacin de las actividades (1.4, 2.1, 2.2, 2.3 y 2.4) de la secuencia, los resultados que en la Tabla 6. Cul es la relacin entre cultura y arqueologa? Evaluacin de Evaluacin final conocimientos previos No contest 1 0 Ideas errneas 11 4 Ideas dispersas 9 12 Ideas especificas 10 15 Total 31 31 permitieron observar prueba final solamente una mnima parte del grupo no pudiera contestar adecuadamente; demostrar la esto eficacia permite de las actividades diseadas para este tema en particular. En cuanto a los alumnos que no pudieron explicar claramente la relacin: "la arqueologa te ayuda a saber ms sobre la cultura", se ubic un tercio del saln (tabla 6). Principalmente porque no pudieron echar mano de conceptos auxiliares que les ayudaran a establecer relacin entre los conceptos bsicos; provocando que a su respuesta, aunque fuera casi correcta, le faltara explicar porqu o articular conceptos auxiliares que les ayudaran a explicitar correctamente la relacin. En la prueba final y despus de la aplicacin de las actividades no se not un cambio en los errores cometidos. Por ltimo tenemos a los alumnos que pudieron entablar una relacin correcta entre los trminos: "la arqueologa estudia patrimonios arqueolgicos para as poder descifrar cmo era la cultura de otros pueblos", sobre todo porque pudieron articular otros conceptos para explicar la relacin entre los dos trminos que se les peda. En la evaluacin de conocimientos previos se ubic un tercio del saln, y en la final se increment a la mitad. Esto es representativo cuando slo cuatro alumnos tuvieron incorrecta la relacin, permitiendo ver que la aplicacin de las actividades de la secuencia funcion para clarificar los conceptos y sus relaciones. 55 Arqueologa y Educacin 4.3.7 Importancia del estudio del patrimonio arqueolgico En relacin a la importancia del estudio del patrimonio arqueolgico (tabla 7), se puede apreciar como las actividades relacionadas para clarificar este tema (6.1, 6.2, 7.3, 7.4 y 8.3) funcionaron, pues cumplieron su objetivo. Sin embargo hay que revisarlas debido a que el cambio no fue muy significativo, an hay alumnos que tienen vagas las ideas en relacin al tema. Los resultados de las pruebas dejaron apreciar que muy pocos alumnos (tabla 7), cinco en la inicial y uno en la final, tuvieron mal la respuesta. Esto debido Tabla 7. Cul es la importancia del estudio del patrimonio arqueolgico? Evaluacin de Evaluacin final conocimientos previos No contest 1 1 Ideas errneas 4 0 Ideas dispersas 17 14 Ideas especificas 9 16 Total 31 31 principalmente a que el nivel de desarrollo de los conceptos que utilizaron para darse a entender no fueron adecuados, confundiendo sobre todo lo que el estudio del patrimonio aporta como informacin para el estudio del pasado: "para saber bien como era la tierra antes de nuestra era". Ya en la prueba final solamente un alumno no pudo contestar, dejando en blanco la respuesta de la pregunta. En la evaluacin de conocimientos previos ms de la mitad de los alumnos tenan nociones vagas sobre la importancia del estudio (tabla 7). Si bien no profundizaron mucho en la explicacin, si fue una constante que el estudio del patrimonio ayuda a conocer algo del pasado: "ayuda a conocer de dnde provienen o dnde vivieron las culturas". Se consideraron como ideas dispersas por que an no logran explicar y delimitar bien el campo de informacin que aporta el patrimonio arqueolgico. En la prueba final, casi la mitad de los alumnos continuaron teniendo el mismo error, pues en lugar de intentar particularizar, generalizaron abarcando todo el pasado: "es importante para saber sobre nuestro pasado". En cuanto a los alumnos que pudieron explicitar correctamente sus ideas (tabla 7): "para saber sobre nuestro pasado sin escritura y as aprender sobre ellos y su cultura y conociendo el patrimonio arqueolgico podemos valorarlo y cuidarlo", se not un incremento entre la evaluacin de conocimientos previos, en donde hubo nueve alumnos, y la 56 Anlisis de Resultados prueba final en la que aument a poco ms de la mitad del saln. Sin embargo, la profundidad de la explicacin no cambi mucho entre ambas pruebas. 4.3.8 Importancia de la conservacin del patrimonio arqueolgico En las respuestas a esta pregunta (tabla 8), se pudo notar la gran diferencia entre ambas pruebas, lo que permite apreciar que las actividades relacionadas (6.1, 6.2, 7.3, 7.4 y 8.3) al aprendizaje de este tema funcionaron de forma eficaz. En la evaluacin de Tabla 8. Cul es la importancia de la conservacin del patrimonio arqueolgico? Evaluacin de Evaluacin final conocimientos previos No contest 1 0 Ideas errneas 12 1 Ideas dispersas 14 15 Ideas especificas 4 15 Total 31 31 conocimientos previos se tuvo que poco menos de la mitad de los alumnos no contestaron adecuadamente (tabla 8), ya que su respuesta no tena sentido: "para que las generaciones que siguen tengan la oportunidad de ver e imaginar", o se mostraba un significado errneo: "para saber y no ser ignorantes". Ya en la prueba final solamente un alumno tuvo incorrecta su respuesta, cometiendo el mismo error al asociar la importancia de la conservacin con el no ser "ignorantes". En la siguiente categora de los que tenan las ideas difusas (tabla 8), se ubicaron, en un inicio, poco menos de la mitad del saln, asociando sus respuestas principalmente a que la conservacin era importante porque permite respaldar la informacin que proporciona la arqueologa: "que se tienen pruebas que respaldan la arqueologa". Ya en la prueba final el nmero se mantuvo y la tendencia a asociarlo con la arqueologa tambin: "que eso es precisamente lo que estudia la arqueologa", no pudiendo articular argumentos ms all que el de un respaldo de informacin. En cuanto a los alumnos que tuvieron bien el concepto (tabla 8), se not un incremento de la evaluacin de conocimientos previos a la final; ya que en un principio se tena solamente a cuatro alumnos que contestaron correctamente, mientras que al final se ubicaron la mitad del saln. En general, las respuestas obtenidas en ambas pruebas fueron 57 Arqueologa y Educacin muy parecidas en el nivel de profundidad: "que las siguientes generaciones puedan tambin tener la oportunidad de conocer toda la cultura material que perteneci a antiguas civilizaciones", asociando la conservacin de la cultura material, al estudio y a las generaciones futuras. Si bien los cuatro alumnos que contestaron correctamente al principio no profundizaron ms en su respuesta final, s se logr un incremento general importante de los que pudieron contestar correctamente. 4.3.9 Relacin entre Arqueologa e Historia Cuando se les pregunt sobre la relacin existente entre la arqueologa y la historia (tabla 9), casi la mitad del saln tuvo errnea la respuesta en la evaluacin de conocimientos previos; principalmente porque las respuestas fueron poco congruentes y por lo tanto carentes de sentido: "en la arqueologa te puedes basar en la historia". Ya durante la prueba final solamente un alumno no contest correctamente, ya que asoci a los trminos significados parciales que no cumplan con la relacin: "que la historia es el estudio de los acontecimientos y la arqueologa es el estudio de lo que qued". En el caso de los alumnos que tenan idea de la relacin pero no podan explicarla completamente (tabla 9), en un inicio con la prueba de conocimientos previos, se tuvo que ms de un tercio del saln contest con ideas dispersas, principalmente porque asociaban dependencia de una hacia la otra: "arqueologa es una de las ramas ms importantes de la historia". Ya en la prueba final el nmero se increment, teniendo a dos terceras partes de los alumnos en esta categora, los cuales continuaban cometiendo el mismo error de asociar la dependencia: "la relacin es que a travs de la arqueologa sabes historia". En cuanto a los alumnos que pudieron explicar el concepto claramente (tabla 9), tenemos que en la evaluacin de conocimientos previos solamente seis alumnos tuvieron la capacidad de explicitar sus ideas, ya que lograron entablar una buena relacin entre ambas Tabla 9. Cul es la relacin existente entre la arqueologa y la historia? Evaluacin de Evaluacin final conocimientos previos No contest 1 0 Ideas errneas 13 1 Ideas dispersas 12 21 Ideas especificas 5 9 Total 31 31 58 Anlisis de Resultados disciplinas: "las dos estudian el pasado". Ya en la prueba final, el incremento de alumnos fue muy bajo, solamente nueve contestaron correctamente, y, a pesar de que las respuestas fueron muy satisfactorias: "que ambas se apoyan (la historia con escritos hechos por una persona desde determinado punto de vista; y la arqueologa con evidencia material), para explicar de una forma completa sus estudios", el nivel de desarrollo cognitivo no fue del todo correcto. Este resultado se encuentre relacionado con la comprensin de la lectura "Arqueologa e Historia" (actividad 5.3). La mayora de los alumnos que no pudieron construir el conocimiento claramente no realizaron el subrayado del texto, adems de que la lectura no era muy clara y provoc este tipo de confusiones. Durante la discusin plenaria, que era el espacio para esclarecer las dudas, la discusin se volc hacia la importancia de la historia sin escritura, lo que caus que no diera tiempo de cerrar la sesin adecuadamente, y por tanto los alumnos se quedaran con el conocimiento parcializado. Esto dio como resultado un desarrollo cognitivo confuso, ya que no se destin ms adelante algn espacio para concluir con la discusin. Es importante dar los espacios necesarios para que el conocimiento se interiorice de manera adecuada. 4.3.10 Arqueologa e Historia de Mxico En cuanto a la pregunta de qu forma ayuda la arqueologa a la conformacin de la historia de Mxico? (tabla 10), durante la evaluacin de conocimientos previos se not que menos de un tercio de alumnos no pudieron contestar, debido principalmente a que sus respuestas no contenan explicacin vlida alguna: "ayuda a saber de la cultura"; lo que provocaba que su respuesta careciera de sentido y fuera por lo tanto errnea. Ya en la prueba final solamente tres alumnos no pudieron contestar correctamente, debido a que sus explicaciones eran incompletas: Tabla 10. De qu forma ayuda la arqueologa a la conformacin de la Historia de Mxico? Evaluacin de Evaluacin final conocimientos previos No contest 1 0 Ideas errneas 7 3 Ideas dispersas 21 13 Ideas especificas 2 15 Total 31 31 "tener evidencias del pasado". Por otro lado, los alumnos que tenan idea sobre la pregunta, pero que no pudieron contestar correctamente (tabla 10), 59 Arqueologa y Educacin conformaron, en la evaluacin de conocimientos previos, dos tercios del saln; logrando establecer al menos una relacin entre el pasado y su estudio: "para poder conocer como era y aprender de ella", pero sin poder ligar ms trminos que la explicaran, por lo que su respuesta era incompleta y difusa. Ya en la prueba final, poco ms de un tercio contest sin tener clara la relacin, pero incluyendo conceptos auxiliares que les permitan dar una idea de lo que estaban pensando aunque no estuviera totalmente correcto: "porque la arqueologa estudia el patrimonio para as aportar cosas sobre la Historia de Mxico". Los resultados de los alumnos que pudieron entablar una relacin correcta permiten ver una gran diferencia entre ambas pruebas. Por un lado, en la evaluacin de conocimientos previos se ubicaron solamente dos alumnos que pudieron establecer una relacin satisfactoria entre ambos trminos: "al encontrar ciertas cosas, la arqueologa puede saber mucho ms y responder las preguntas que la historia no puede". Y en la prueba final, tenemos que la mitad del saln pudo explicitar correctamente sus ideas: "mucha de la historia de Mxico antes de los espaoles es sin escritura, la arqueologa permite conocerla, mediante el estudio de la cultura material", entablando relaciones entre varios conceptos auxiliares que les permitieron explicar mejor la respuesta. Esto permite apreciar la funcionalidad de las actividades relacionadas con este tema (5.3, 6.1 y 6.2). 4.3.11 Concentrados El anlisis general de los resultados de este apartado permite apreciar que existi un cambio conceptual del conocimiento arqueolgico (tabla 11). Evidenciado por la diferencia en el nivel cognitivo de los alumnos entre la evaluacin de conocimientos previos (pretest) y la evaluacin final (postest). Dentro categoras de las cuatro Tabla 11. Concentrado de totales Evaluacin de Evaluacin final conocimientos previos No contest 13 2 Ideas errneas 97 32 Ideas dispersas 124 115 Ideas especificas 76 161 Total 310 310 de anlisis, se puede observar la disminucin de reactivos en los que no contestaron o tenan las ideas errneas. Mientras que en las dos categoras que implicaban una nocin del conocimiento 60 Anlisis de Resultados arqueolgico se nota un aumento de reactivos. Sobre todo, en la categora de ideas especificas, en donde ms de la mitad de los reactivos fueron contestados correctamente en la evaluacin final. Finalmente, cabe resaltar la importancia de la aplicacin de ambas pruebas (pretest y postest). As, la aplicacin de la evaluacin de conocimientos previos permit conocer el nivel cognitivo de los alumnos y tomarlo en cuenta para iniciar con el proceso de enseanza y aprendizaje; as como entender los problemas conceptuales que los alumnos presentaron durante el desarrollo de la secuencia didctica. La evaluacin final sirvi para contrastar el nivel conceptual que los alumnos haban desarrollado a lo largo del proceso de la aplicacin de la secuencia didctica. Si bien los resultados de estas dos pruebas no pueden por s solas respaldar el proceso de enseanza y aprendizaje, s dotan de elementos para sustentar, junto con los dems resultados, que la aplicacin de la secuencia didctica permiti el desarrollo del conocimiento arqueolgico, cumpliendo as con los objetivos planteados en la investigacin. 4.4 Conocimiento arqueolgico El desarrollo de la secuencia didctica gir en torno a dos conceptos principales (figura 5): la arqueologa y el patrimonio arqueolgico. Si bien, ambos se encuentran ntimamente relacionados, para su aplicacin y entendimiento se dividieron en dos apartados distintos. Figura 5. Conocimiento Arqueolgico Cultura Material Cultura Patrimonio Arqueolgico Arqueologa Interpretacin Problemticas Trabajo Arqueolgico Disciplinas Auxiliares Historia 61 Arqueologa y Educacin Primero se trat el trmino de arqueologa y los conceptos bsicos que permitan entenderlo, para luego, poder introducir el de patrimonio arqueolgico; enfocndose en la importancia de su conservacin y los problemas que enfrenta. Era de primordial importancia que las bases del conocimiento arqueolgico quedaran bien comprendidas, para que la secuencia pudiera tener xito. Por lo que se desarroll un esquema de conceptos que deba ser cronolgico (figura 5) para permitir a los alumnos construir el conocimiento con cimientos slidos. Si bien es cierto que el nivel de cada alumno difera al de sus compaeros, la secuencia permita, en cierta forma, que los distintos niveles se manejaran al mismo tiempo, sin interrumpir el desarrollo del aprendizaje de ninguno de los alumnos. De tal suerte que cada uno progresara en la profundidad de los trminos de acuerdo a sus conocimientos previos y a sus capacidades. La estructura de los conceptos enseados en la secuencia (figura 6) parti primeramente de clarificar lo que era cultura, para que, a partir de este concepto, el alumno pudiera entender y manejar el concepto de cultura material, que es la base para comprender la arqueologa y su objeto de estudio. Una vez clarificados estos conceptos y su relacin, se comenz a ver la forma en que la arqueologa logra su objetivo, es decir, la forma en que la interpretacin de la cultura material refleja el comportamiento de ser humano. Este proceso era necesario, ya que Figura 6. Estructura de los conceptos Cultura Cultura Material Arqueologa Interpretacin Arqueolgica Objeto de estudio Patrimonio Arqueolgico Problemticas Disciplinas Auxiliares Arqueologa e Historia Trabajo Arqueolgico 62 Anlisis de Resultados el entender la importancia de la cultura material, permitira ms tarde que las actividades sobre patrimonio arqueolgico cobraran sentido. Es por esto que se dedic un amplio espacio de lecturas, ejercicios y discusiones plenarias, que permitieron entender y relacionar el proceso del trabajo arqueolgico y su relacin con las distintas disciplinas; de las que toma las tcnicas necesarias para lograr su objetivo. Debido a la familiaridad que los alumnos tienen con la materia de historia, y a que el contexto para aplicar la secuencia fue dentro del curso de Historia de Mxico, se abri un espacio para hacer una relacin especfica con esta disciplina, adems de que se realizaba una recapitulacin constante dentro de la materia al momento de ver el programa oficial. Una vez finalizada esta primera parte se prosigui con la enseanza del patrimonio arqueolgico, su importancia y los problemas que enfrenta. 4.4.1 Actividades relacionadas con el conocimiento arqueolgico A continuacin (tabla 12) se muestra la relacin entre el conocimiento arqueolgico y las actividades que se utilizaron para desarrollarlo; as como el resultado obtenido de la aplicacin. Tabla 12. Relacin de las actividades del conocimiento arqueolgico Conocimiento Arqueolgico Actividades involucradas Resultado Cultura 1.4 y 2.2 Funcionaron Cultura Material Arqueologa Interpretacin arqueolgica 1.4 y 2.3 1.4 y 2.1 1.5, 2.4, 3.1, 3.2, 3.3 y 4.1 Funcionaron Funcionaron Funcionaron No funcionaron debido a que no se tomo en cuenta la zona de desarrollo prximo, provocando que resultaran bastante sencillas para los alumnos. Funcion Funcionaron No se realiz Funcionaron Fases del trabajo arqueolgico 4.2 y 4.3 Disciplinas auxiliares Patrimonio arqueolgico 4.4 5.1, 5.2, 5.3, 6.1 y 6.2 6.3 7.1, 7.2, 7.3, 7.4, 7.5, 8.1, 8.2 y 8.3 63 Arqueologa y Educacin Para poder realizar el anlisis cualitativo del proceso de aprendizaje sobre el conocimiento arqueolgico, se han seleccionado los testimonios de cuatro alumnos representativos, de acuerdo a las categoras de anlisis de la evaluacin de conocimientos previos. Los criterios para seleccionar a estos alumnos fueron dos: por un lado, haber asistido a todas las sesiones de la secuencia y a la prctica de campo a Xochicalco; y por el otro, haber entregado todos los materiales de trabajo que conformaban a la secuencia didctica. La presentacin de los testimonios de los alumnos aparecern bajo un seudnimo, tenindolos de la siguiente forma: Ana, siendo el caso de la alumna que no contest la mayora de las respuestas; Luz, como la alumna que no pudo expresar sus ideas, teniendo la explicacin errnea; Javier, como el alumno que tena nociones pero no poda expresarse correctamente y por tanto sus ideas eran dispersas; y Rosa, como la que pudo expresar sus ideas y por ende defini bien los conceptos. La presentacin de los resultados se realiza conforme a la exposicin que se fue dando con los alumnos. Si bien es muy parecida a la exposicin planteada en la secuencia, muchas veces se alter este orden para responder a las necesidades de aprendizaje de los alumnos. A lo largo de la aplicacin de las actividades que buscaron clarificar los conceptos, los resultados en general fueron buenos; si bien es cierto que fueron variados, esto se debe al nivel de conocimientos previos de cada uno de los alumnos. Sin embargo, a pesar de que no todos terminaron con el mismo dominio del trmino, todos s subieron de categora, lo que permiti apreciar el avance del aprendizaje en cada uno de ellos. En trminos Vigotskianos, existi un desarrollo del concepto de un conocimiento espontneo o vulgar, a un conocimiento cientfico. 4.4.2 Cultura Las actividades relacionadas directamente con el concepto cultura fueron dos (figura 7): la actividad 1.4, que consista en la lectura "De qu trata la arqueologa?", en donde se daba una definicin de cultura; y la actividad 2.2 en donde se discuta el trmino con la finalidad de generar una definicin entre todo el saln. Ana inici con una idea vaga del concepto: "es la ideologa de cada persona", y, al momento de realizar la lectura, resumi la definicin: "son caractersticas de cada humanidad 64 Anlisis de Resultados Figura 7. Actividades de cultura Cultura Actividad 1.4 De qu trata la arqueologa? Actividad 2.2 Qu es cultura? por ejemplo sus creencias, costumbres, objetos que usa o crea, en fin caractersticas que forman parte de su forma de vida". Si bien el resumir la respuesta no indica que haya aprendido el concepto, s le permiti participar con una idea ms completa durante la plenaria al momento de definir qu era cultura, diciendo: "la cultura parte de las necesidades"; lo que puede indicar que el resumir el texto permiti que comenzar a entender el concepto. Ya con la discusin plenaria, clarific sus ideas al grado que en la prueba final pudo contestar correctamente: "es todo lo que hace el hombre para satisfacer sus necesidades de una forma razonada, o sea, pensando". En el caso de Luz, al inicio, asoci el trmino con el concepto de conocimiento y saber, por lo que tuvo mal su explicacin: "es lo que se ha ido formando a travs del tiempo y que se necesita aprender para ser una persona culta e inteligente". Al realizar la lectura no logr entender bien la explicacin, y por lo tanto no pudo expresarla; sino que respondi con un fragmento de la lectura que no explicaba propiamente qu era: "es un mecanismo de adaptacin al medio ambiente". Ya durante la discusin plenaria no particip en la discusin, lo que provoc que no clarificara sus ideas, y por ende, durante la prueba final no pudiera expresar lo que era el concepto: "es lo que las personas van adquiriendo a travs del tiempo". Javier contest en la prueba de conocimientos previos errneamente: "es el conjunto de races nativas que han evolucionado para formar un pas". Durante la lectura sintetiz el trmino: "conjunto de caracteres humanos que no derivan directamente de su biologa"; lo que le permiti, durante la sesin plenaria, clarificar sus ideas, y, aunque no particip activamente, s prest atencin. Reflejo de esto es la forma en que agrup sus ideas durante la prueba final: "es todo lo relacionado con el hombre"; que si bien no expresan claramente un dominio del concepto, s una asimilacin del conocimiento. 65 Arqueologa y Educacin Con Rosa, al inicio, aunque su respuesta fue un poco vaga: "es todo el conjunto de costumbres, idioma, creencias, etc., que tiene un grupo de personas en comn", se not que tena una idea slida que poda expresar y que estaba correcta. Durante la lectura entendi mal la definicin: "el conjunto de las caractersticas de la humanidad que no se pueden comprobar con objetos, cosas que uno no puede presenciar". Sin embargo, la discusin plenaria le permiti clarificar el concepto a tal grado que su respuesta final fue correcta: "es todo lo que hace el hombre para satisfacer sus necesidades, ya sea primarias o secundarias, de una forma razonada e intencionada". Se puede observar que la definicin de la lectura si bien sirve de ayuda, no es la que clarifica el concepto, ste logra construirse junto con el grupo y con las opiniones tanto errneas como correctas que se aportan a lo largo de la discusin; as como con los ejemplos que ellos mismos se ponen para expresarse. De esta forma se evidencia el papel de la verbalizacin en los procesos de internalizacin del conocimiento, as como la funcin del proceso de aprendizaje entre pares. 4.4.3 Cultura Material Al igual que el concepto de cultura, el de cultura material se abord en la lectura "De qu trata la arqueologa?" (actividad 1.4), y en la segunda sesin (actividad 2.3) cuando se hablaba sobre el objeto de estudio de la arqueologa (figura 8). Figura 8. Actividades de cultura material Cultura Material Actividad 1.4 De qu trata la arqueologa? Actividad 2.3 Con qu trabaja el arquelogo? En este caso, Ana seal en subrayado que la cultura material era los "nicos testigos que quedan de las sociedades humanas que se quieren estudiar"; sin embargo, a la hora de 66 Anlisis de Resultados responder, no lo hizo a partir del subrayado, sino que explic algo sin sentido: "permite examinar a fondo y definir mejor los hallazgos que estn incompletos y sin detalles, los analizas". Ya durante la discusin grupal no particip, pero si prest atencin y se mantuvo en todo momento al tanto de la discusin. Con estos resultados, se podra pensar que Ana no tena claro lo que es la cultura material, sin embargo en algn momento, que puede ir desde la discusin grupal, hasta cualquiera de las sesiones posteriores, logr clarificar el trmino y lo us dentro de sus explicaciones, pero nunca lo defini como cultura material, sino que ocup trminos alternativos para referirse a l: "cosas materiales" o "restos materiales". Luz en este caso tuvo un comportamiento parecido al de Ana, ya que su respuesta dentro de la lectura: "es lo que el hombre deja y aporta (materialmente) creando cultura", no tuvo una estructuracin correcta. Pero, ya durante la sesin, particip aportando ideas sobre la cultura material: "son las muestras fsicas que dej alguien"; sin embargo nunca utiliz el trmino de cultura material para referirse a los restos materiales de las culturas, sino que utiliz "muestras fsicas" tanto para ayudarse a definir arqueologa, como para el patrimonio arqueolgico. Al igual que Ana, utiliz un concepto alternativo, que ella misma construy. Por su parte, Javier defini la cultura material como: "la constancia de que pas algo, permite examinar el momento y ayuda a definir la historia"; definicin que en un primer momento da pie a pensar que no entendi bien de que se trataba, ya que es una copia literal del texto. Sin embargo, al escuchar su participacin dentro de la plenaria y ver cmo utiliz el trmino para explicar arqueologa: "es la ciencia que estudia el pasado del hombre basndose en la cultura material", as como su relacin con cultura e historia "la cultura material estudiada por la arqueologa va recreando la que sucedi en la historia"; se hizo posible que su definicin, tan resumida del principio, cobrara significado, mostrando que lo haba entendido y que slo lo estaba sintetizando. Finalmente, Rosa fue la nica de los cuatro que contest correctamente a partir de la lectura: "el material que queda como prueba de lo que estaba ocurriendo en cierto tiempo y espacio, esta cultura define como era su forma de vida". Si bien no se pudo apreciar su nivel de comprensin durante la plenaria, porque no particip, en esta definicin, s se nota durante la aplicacin del trmino para poder definir arqueologa: "es la ciencia que estudia la cultura material de civilizaciones a travs del tiempo"; as como para definir y explicar la importancia de la conservacin del patrimonio arqueolgico: "que las siguientes generaciones 67 Arqueologa y Educacin puedan tambin tener la oportunidad de conocer la cultura material que perteneci a antiguas civilizaciones". Los resultados de la lectura muestran que muchas veces la idea est clara, pero los alumnos utilizan sinnimos para referirse a ella y no el trmino adecuado; teniendo que construir conceptos alternativos, los cuales no terminan de clarificar sino hasta que se discuten en plenaria. Esto responde, siguiendo los postulados de la teora crtica de la enseanza de las Ciencias Sociales, a que la comunicacin entre pares permite compartir los distintos significados, hasta acercar de manera progresiva y dialctica a la construccin del conocimiento arqueolgico. En este sentido es importante mencionar el papel del profesor, el cual debe fomentar situaciones de comunicacin entre pares, para permitir la construccin de los significados de manera autnoma. De otra forma, el profesor se impone y no permite que los alumnos se apropien del conocimiento. 4.4.4 Arqueologa Las actividades dedicadas a construir el concepto de arqueologa (figura 9) fueron la lectura "De qu trata la arqueologa?" (actividad 1.4), y una sesin plenaria (actividad 2.1). Ambas involucraban los conceptos de cultura y cultura material. Figura 9. Actividades de arqueologa Arqueologa Actividad 1.4 De qu trata la arqueologa? Actividad 2.1 Qu es la arqueologa? En este caso, Ana parti de un conocimiento previo errneo: "por ejemplo una ciudad y pasan muchos aos y gente se dedica a investigar qu era y cmo era", ya que no pudo expresar las ideas vagas que tena. Sin embargo, durante la lectura logr entender el concepto a tal grado que su respuesta no fue un resumen, sino que se sirvi del texto para crear su 68 Anlisis de Resultados explicacin: "es la investigacin de la sociedad humana a travs del tiempo; investiga los restos que los humanos dejamos conforme pasa el tiempo". A pesar de que no particip activamente durante la sesin plenaria, s aplic sus conocimientos a lo largo de la secuencia y en la prueba final, para poder explicar qu era arqueologa y su relacin con la cultura: "la arqueologa trata de investigar la cultura basndose en los objetos que conforme a los aos van dejando cada pueblo". Luz, por su parte, en la prueba de conocimientos previos no supo qu contestar en lo referente al concepto de arqueologa: "construcciones?", pero durante la lectura esquematiz la respuesta de forma que le clarific un poco ms el mismo: "estudia: a) el pasado del hombre, b) grupos humanos y sus cambios a travs del tiempo, lo que est a su alrededor y dnde vive, c) materiales y vestigios, d) cambos drsticos y la supervivencia o muerte de los seres vivos, e) todo depende del tiempo y el espacio". Sin embargo, durante la discusin plenaria, se not que an no tena claro a lo que se refera el trmino: "cmo pudieron vivir los humanos en distintas condiciones o cmo fue que se extinguieron"; pero conforme fue transcurriendo la sesin se fue clarificando su concepto, al grado que pudo colaborar en la construccin de la definicin grupal: "estudia los cambios a travs del tiempo". Esto fue un apoyo en el proceso de enseanza y aprendizaje, ya que al realizarse la prueba final pudo expresar sus ideas; si bien no manejando ciertos trminos clave que le hubieran permitido clarificar ms su explicacin, s con sinnimos que articul lo suficientemente bien para contestar la pregunta: "muestras fsicas de nuestros antepasados ". Al realizarse la evaluacin de conocimientos previos, Javier expres ideas vagas sobre el trmino: "estudia las cosas que vivan en tiempo pasado, cmo vivan y recreando la vida como era antes"; las cuales se clarificaron durante la lectura, ya que pudo construir una definicin propia: "bsqueda del pasado humano con base de los restos materiales con el fin de investigar a la sociedad y su conducta y como se adapta en el medio ambiente, sus cambios y con otras sociedades, ve el producto de la actividad humana, la cultura y su adaptacin". Si bien no particip activamente durante la discusin plenaria, s pudo aplicar el concepto para darse a entender a lo largo de la secuencia, as como en la resolucin de la prueba final: "es la ciencia que estudia el pasado del hombre basndose en la cultura material y es lo que investiga ". 69 Arqueologa y Educacin Rosa, durante la prueba inicial pudo expresar una idea clara sobre el trmino: "es la ciencia que estudia las culturas antiguas como sus construcciones o edificios, la antigedad de objetos, etctera"; y a pesar de que su respuesta a partir de la lectura fue un resumen literal de la definicin del texto: "es el estudio de la cultura de grupos de personas, como va cambiando a travs del tiempo, y su relacin con todo el medio que los rodea ya sean personas, objetos, climas, etctera", durante la discusin plenaria su nica participacin fue a la hora de construir la definicin final, aportando una caracterstica que no venia en la lectura: "la arqueologa da patrones generales no lo de una sola persona". Esto permite ver que a partir del texto y de la discusin pudo concluir algo ms all de lo que se le estaba pidiendo, lo que indica que su comprensin y desarrollo cognitivo fue ms complejo que el del resto del grupo, como se aprecia en la prueba final: "es la ciencia que estudia la cultura material de civilizaciones a travs del tiempo ", en donde contesta concretamente y ordenado perfectamente la relacin entre los trminos auxiliares. Estas dos sesiones sobre el trmino arqueologa permiten apreciar que la forma en que los alumnos entienden los conceptos y construyen sus categoras es variada, ya que mientras unos se basan en la lectura y no participan activamente en la plenaria, para otros, la plenaria es la que permite que clarifiquen el concepto. Sin embargo, ambas actividades son necesarias para la construccin de esta fase del conocimiento arqueolgico. 4.4.5 Interpretacin arqueolgica El que los alumnos entendieran la forma en que la arqueologa utiliza la cultura material para entender al ser humano era una relacin que deba quedar muy clara, ya que a partir de eso cobraba sentido la secuencia y se poda entender la importancia de la arqueologa y del patrimonio arqueolgico. Por lo tanto se disearon seis actividades repartidas en cuatro sesiones (figura 10). Tres actividades (1.5, 2.4 y 3.2) permitieron que el alumno realizara una interpretacin, efectuando primero una descripcin de tres reas de actividad de su casa (actividad 1.5), la cual fue entregada en anonimato a uno de sus compaeros para que la interpretara (actividad 2.4); ms tarde en el saln, esta interpretacin fue expuesta al grupo (actividad 3.2). Otra de las actividades (3.1), consista en la elaboracin de una analoga con la actualidad mediante un ejemplo de la arqueologa de la basura, evidenciando las ventajas del 70 Anlisis de Resultados Figura 10. Actividades de interpretacin arqueolgica Actividad 1.5 Arqueologa en el ao 3004 Actividad 2.4 Interpretando la cultura material Actividad 3.2 Interpretando la cultura material Interpretacin Arqueolgica Actividad 3.1 Arqueologa de la basura Actividad 3.3 Descubriendo la actividad humana Actividad 4.1 Cultura material, evidencia de la actividad humana registro e interpretacin arqueolgica frente a los resultados arrojados por una encuesta. Una ms (3.3), en la cual el alumno realiz la lectura "Descubriendo la actividad humana", que trataba sobre la forma en que se interpreta la cultura material. Finalmente, se hizo una actividad que recapitul (4.1) a las cinco anteriores, y que daba paso al siguiente tema: la forma en que el arquelogo obtiene el registro. Durante las tres primeras actividades, Ana logr una buena interpretacin del registro que le entreg su compaero. Es importante destacar que pudo construir muchas hiptesis, ya que el registro que le toc analizar se encontraba muy detallado, lo que le permiti arrojar hasta cierto punto algunas conclusiones. Sin embargo, pudo haber realizado un trabajo ms completo, pero no lo hizo. Al parecer a ella y a su familia les gusta mucho el arte ya que en su casa hay mucho, ya sean pinturas, libros, manualidades de cermica, barro, etctera. Tambin supongo que su mam es pintora por que en su estudio hay pinturas y revistas en donde las publican. Le gustan varios tipos de msica [...], supongo que ella es un poco hippie ya que en su clset hay ropa de ese estilo [...], le gustan los animales ya que tiene dos tortugas y un perro. En cuanto a sus comentarios sobre la comparacin entre la encuesta y el registro arqueolgico, ella prefiri el mtodo arqueolgico ya "que en la investigacin arqueolgica 71 Arqueologa y Educacin encuentras las pruebas y en la encuesta puedes mentir". Esta actividad, si bien fue un poco dirigida, permiti que se evidenciara la ventaja del registro arqueolgico, lo que sent las bases para la lectura, en la que pudo expresar claramente lo que era el registro arqueolgico: "son todos los datos materiales que encuentra el arquelogo". Sin embargo, la forma en que se interpreta le cost trabajo y no pudo expresarlo claramente, sino que expres solamente la importancia: "ayudan a que l [el arquelogo] entienda y sepa como era su vida y su comportamiento diario". Posteriormente en la discusin plenaria, en la que si bien ella no particip activamente, s prest atencin, permitindole que clarificara sus dudas, lo que se vio reflejado ms tarde al momento de ver las sesiones del patrimonio arqueolgico. Luz, por su parte, al momento de realizar la interpretacin (actividades 1.5, 2.4 y 3.2) no logr sacar grandes conclusiones: "en la habitacin dijo que tena posters de coches, robots y ftbol, entonces es un nio". Sin embargo, utiliz las ausencias de datos para generar informacin: "no le gusta mucho la literatura porque no habla de libros", cosa que pocos alumnos hicieron. Es importante destacar que el registro que le fue entregado no era muy completo, lo que puede explicar en parte la escasa interpretacin que aporta. En relacin a los comentarios de la comparacin entre el mtodo arqueolgico y la encuesta, su explicacin se inclin por la arqueologa: "la del mtodo arqueolgico porque es la verdad y lo de abajo [la encuesta] es mentira ya que la gente no lo quiere admitir", argumentando que la arqueologa es: "muy confiable porque se confirman con pruebas, o sea, hay algo que respalda la investigacin". Este ejercicio permiti que durante la lectura lo comprendiera de forma ms clara, pudiendo explicar, a partir del texto, cmo la cultura material se interpreta. La cultura material son las pruebas fsicas de un lugar que son utilizados por los arquelogos separndolas, clasificndolas y examinndolas muy detenidamente para poder llegar a conclusiones, estas pruebas (cultura material) estn bien definidas con caractersticas determinadas que tienen un significado para poder saber si fueron utilizados o [de] que estuvieron hechos, lo ms importante es el tiempo y el lugar donde fueron encontrados, recopilando la informacin llegando a conclusiones. En el caso de Javier, no entendi lo que deba hacer (actividad 2.4), y su trabajo se centr en describir lo que le haban entregado como registro (actividad 1.5), pero sin emitir hiptesis sobre la informacin: "tiene un buen lugar para trabajar ya que tiene computadora y un escritorio con luz y msica que escuchar, puede descansar en un mueble-silla cmodo, su 72 Anlisis de Resultados bao es pequeo, pero tiene un buen lugar para baarse, es pequeo pero es suyo". En la actividad de arqueologa de la basura se inclin por la arqueologa: "porque se basa en evidencia no en testimonios, alguien puede mentir o no saber y decir algo que no es, pero habiendo pruebas es seguro el resultado"; justificndolo con: "que habiendo evidencia fsica es exacto el resultado". En el resultado de la lectura pudo sintetizar la informacin del texto, pudiendo explicar que la cultura material se interpreta "al clasificar y agrupar caractersticas propias y similares [...], las cuales se asocian con el tiempo y el espacio, son huellas culturales que detectan fenmenos generales y profundos". Adems, describi en pocas palabras la forma en que organizan los materiales: "se forman grupos (tipos), se dibujan, miden y archivan, se hacen tabuladores con relacin de tipo y clave, se toman patrones de distribucin en objetos, analizando capas y el tiempo, con estadstica que demuestra popularidad". En el caso de Rosa, las interpretaciones dadas al registro que le toc fueron muy buenas, ya que gener distintas hiptesis que explicaban el comportamiento humano, a pesar de que el registro que le entregaron era un poco escueto. Se puede ver que es una persona que cuida mucho de su piel y su aspecto fsico, as como tambin se nota que es una persona muy pulcra por todos los productos que hay en su bao [...], es ordenado ya que cada gabinete o cajn lo tiene designado especialmente a alguna cosa en especial como platos, cubiertos, vasos, manteles, etctera [...], come bien ya que se alimenta de todos los grupos alimenticios. Ya en la actividad de la arqueologa de la basura ella se inclin por: "la del mtodo arqueolgico porque en la encuesta la gente puede mentir acerca del consumo de cerveza, y en cambio la evidencia material no miente ya que est ah presente, lo que nos comprueba que los resultados son correctos", justificando la investigacin arqueolgica: "porque se basa en la evidencia material y por tanto es comprobable". La claridad reflejada en estas actividades permiti que al momento de realizar la lectura le quedara claro el procedimiento de interpretacin del registro arqueolgico. Para empezar la arqueologa estudia principalmente cuatro dimensiones que son: tiempo, espacio, clasificacin y asociacin. Hay varios pasos para poder interpretar la cultura material, el primero es el formar grupos (tipos), describirlos y archivarlos; despus se pasa la informacin a una base de datos en la computadora para hacer tablas y comparar cuantas veces ocurri cada 73 Arqueologa y Educacin tipo [...], lo que se debe hacer para interpretar la cultura material, es esperar a que comiencen a verse otros objetos que sigan un mismo patrn de distribucin que puedan explicar uno o ms tipos, y en su conjunto y asociacin, poder finalmente descifrar el significado de la cultura material. Esta parte del conocimiento arqueolgico es complicada, pero la distribucin de distintas actividades con diferente estrategias, permiti que los alumnos tuvieran opciones para comprender el procedimiento, y, aunque cada alumno saco ms provecho de alguna de ellas, las dems le sirvieron para reforzar el aprendizaje. 4.4.6 Fases del trabajo arqueolgico Esta etapa del conocimiento arqueolgico requiri tres actividades para su enseanza (figura 11). La actividad 4.2 consisti en una serie de breves descripciones sobre el procedimiento arqueolgico, los cuales se presentaban en desorden, y los alumnos tenan que ordenar las fases de acuerdo a cmo se iban realizando. Una segunda actividad (4.3) consisti en discutir en plenaria los resultados de la actividad anterior. Y la ltima actividad (4.4) consisti en la lectura "Fases del trabajo arqueolgico", que explicaba a fondo cada una de stas. Figura 11. Actividades de fases del trabajo arqueolgico Fases del trabajo arqueolgico Actividad 4.2 Ordenando el trabajo arqueolgico Actividad 4.3 Las fases del trabajo arqueolgico Actividad 4.4 Fases del trabajo arqueolgico Las dos primeras actividades resultaron demasiado sencillas y hasta cierto punto obvias, por lo que se tornaron aburridas para los alumnos, y sin ningn reto, lo que no genera ningn aprendizaje significativo al no considerar la zona de desarrollo prximo. En general todos los alumnos pudieron responderlas correctamente, lo que deja a la actividad 4.4 como el ejemplo 74 Anlisis de Resultados del proceso de construccin de esta fase del conocimiento arqueolgico, por parte de los adolescentes. En este caso, Ana logr un buen desempeo, ya que entendi la lectura. Lo que le permiti expresar con sus propias palabras cada una de las fases y la importancia de estas. [La primera fase] consiste en la discusin de los arquelogos para saber como va a construir el mtodo de investigacin [lo que permite] resolver los problemas o dudas sobre el mtodo y la zona de investigacin, [en la segunda fase] se observa todo lo que hay en la superficie, clasificando los objetos y examinar todo con cuidado [esto] ayuda a producir un cuadro que analiza la regin sin necesidad de excavar, [la tercera fase] la excavacin arqueolgica es la tcnica de estudiar un sitio para ver por dentro de la superficie, con la excavacin se pueden encontrar las pruebas fsicas y examinarlas, [la cuarta fase] examina todos los datos para clasificarlos, el laboratorio es muy importante porque pueden examinar a fondo los objetos, [en la quinta fase] el material debe ser examinado para su clasificacin, el arquelogo revisa cada fragmento por varias caractersticas importantes para que los objetos puedan ser clasificados y puedan reconstruirlos de acuerdo con la cultura y poca de cada sitio, [finalmente en] las conclusiones se examina todo el proceso general de la informacin y los ubican en su tiempo y espacio. Luz, por su parte, logr en general explicar en que consistan cada una de las fases, aunque tuvo problemas para clarificar sus ideas, ya que introdujo trminos literales del texto, que muchas veces sobraban para su explicacin o estaban descontextualizadas. Antes de salir de campo [...] consiste en un proyecto de investigacin previo, donde se investiga la zona y todo antes de hacer una partida, para estar seguros, su importancia es [que] permite enmarcar metas, te da en cierta parte un poco de certeza de lo que se ha visto ah o si nunca se ha visto nada. [Durante] la arqueologa de superficie, se observa todo lo que hay sobre la superficie clasificando objetos, viendo pocas, establecimientos y examinar todo con cuidado, su importancia es producir la informacin que enriquece el conocimiento del pasado y ayuda a producir un cuadro que analiza toda la regin sin necesidad de excavar. La excavacin arqueolgica estudia un sitio en su contenido enterrado, aumentando el trabajo y con un cuidado para ver por dentro de la superficie, sirve para tener pruebas fsicas sobre el lugar, haciendo grandes dibujos, clasificaciones, etctera. El anlisis de laboratorio consiste en examinar todos los objetos obtenidos tratando de fecharlos y clasificarlos mejor, su importancia es que aqu es donde se empiezan a sacar conclusiones importantes y fechas tambin. [Durante] el trabajo de gabinete, los materiales que llegan del campo son clasificados para que eran usados o como fueron hechos, sirve para poder separarlos y hacer replicas para que puedan ser utilizados como comparacin de otras pocas. [En las] conclusiones se examina 75 Arqueologa y Educacin todo el proceso general de la informacin y los ubican en su tiempo y espacio, as llegando a algo coherente, esto sirve para que esa informacin pueda ser utilizada como historia de la humanidad. Javier, en este caso, parti directamente de sus subrayados, escribiendo las ideas importantes, sin integrarlas a un discurso, sino simplemente como listado de ideas. Esto permite observar que tiene capacidad de sntesis, pero no necesariamente refleja un aprendizaje significativo sobre las fases y su importancia. Investigacin previa: se plantean problemas y posibles soluciones, mtodos y secuencias, se discute y presupuesta, sirve para enmarcar las metas, evaluar lo ya resuelto y se enriquecen problemas e informacin. La arqueologa de superficie: establecer una base, reconocer el lugar, levantamiento topogrfico, ver su relacin con la dimensin espacial, su importancia en que forma un sistema en al cual muchos elementos independientes se conjuntan para el estudio arqueolgico. La excavacin arqueolgica: cumple metas que forman parte de su estrategia, se excava en busca de objetos, apunta, fotografa y registra, ayuda al arquelogo a buscar y registrar los objetos en el lugar con ayuda de un buen equipo. El anlisis en el laboratorio: se analiza el material, se observa y se le sacan pruebas fsicas y qumicas, ayuda a integrar conclusiones, se limpia y reconstruye el objeto. Trabajo de gabinete: asegura una exactitud y profundidad en sus determinaciones y le ayudan a verificar si son correctos, se agrupa, examina y clasifica, se usa estadstica, sirve para clasificar los objetos y se verifica su existencia, obtener modelos que expliquen la zona. Conclusiones: se explica el fenmeno estudiado, se redacta el trabajo, como estaba y esta, se saca una conclusin al final de la investigacin y se da a conocer, se publican los resultados. Rosa, se bas en la lectura para puntualizar sus explicaciones sobre cada una de las fases. Sintetiz de manera clara y ordenada la informacin necesaria que le permita explicar en que consista la etapa y su importancia. Por la forma de estructurar el conocimiento, queda claro que pudo entender y utilizar como herramienta el texto para explicar de forma sencilla y concreta cada una de las fases. Antes de salir al campo: consiste en la investigacin previa del sitio que se quiere estudiar, permite enmarcar las metas y enriquecer la informacin, la historia de lo que se ha hecho antes en el sitio permite evaluar lo que se ha estudiado o hasta dnde. La arqueologa desde la superficie consiste en el establecimiento de una base de trabajo, [en el] levantamiento topogrfico, [y en la] recoleccin y estudio de material que est en la superficie, su importancia es [que permite] estudiar el material y establecer una cronologa tentativa, [tambin] la relacin con la dimensin espacial permite conocer el desarrollo de 76 Anlisis de Resultados un sitio y sus caractersticas sociales, religiosas, etctera. La excavacin arqueolgica permite estudiar un sitio en su contenido enterrado, su importancia [radica en] estudiar las evidencias enterradas de la actividad humana. El anlisis de laboratorio consiste en estudiar los materiales para fecharlos y sacar conclusiones generales, al estudiar los materiales se muestran detalles que podemos clasificar y as preparar la evidencia material para que pase al trabajo de gabinete, [l cual consiste en] examinar meticulosamente el material, clasificarlo, verificarlo y analizarlo para reconstruir una cultura en tiempo y espacio, en esta fase se comparan distintas pocas para concluir si son similares o si hay entre ellas cambios significativos. Las conclusiones consisten en explicar el fenmeno que se estudio, [as como] aclarar puntos antes no conocidos en el proceso de la humanidad. Se puede apreciar que la lectura permiti a los alumnos conocer de forma ms detallada el proceso de trabajo de la arqueologa. Esto se puede evaluar en las respuestas dadas por Ana y Rosa, quienes pudieron expresar claramente sus ideas ordenando los puntos importantes y explicndolas, ya sea mediante sus palabras como hizo Ana o sirvindose del texto como hizo Rosa. En el caso de Javier y Luz, si bien sus respuesta fueron correctas, existieron fases que no pudieron expresar claramente, debido principalmente a que se basaron en partes del texto que no entendieron, dando como resultado respuestas buenas a las que agregaban fragmentos o ideas del texto que volvan su discurso un poco enredado, o simplemente contestando lo que el texto deca literalmente. La lectura les pareci pesada debido a que contena muchas descripciones y era ms extensa que las que haban realizado previamente. Sin embargo, es una buena herramienta para clarificar el mtodo arqueolgico; a pesar de que debe sufrir algunas modificaciones que se discuten ms adelante en el apartado de anlisis de la secuencia didctica. 4.4.7 Disciplinas auxiliares: Arqueologa e Historia Se disearon seis actividades a lo largo de dos sesiones (figura 12), poniendo especial nfasis en la relacin entre la arqueologa y la historia. Las dos primeras actividades se encontraban relacionadas con las tcnicas que toma prestada la arqueologa de las distintas disciplinas para realizar su trabajo de interpretacin. La primera (5.1) se realiz en equipos y consista en ubicar dentro de la fase del trabajo arqueolgico una serie de breves descripciones sobre las distintas tcnicas que utiliza la arqueologa; la segunda (5.2) consista en una presentacin 77 Arqueologa y Educacin sobre los resultados obtenidos de las tcnicas de la arqueologa, y era hecha por cada uno de los equipos. Figura 12. Actividades de disciplinas auxiliares: arqueologa e historia Actividad 5.1 Las tcnicas de la arqueologa Actividad 5.2 Las tcnicas de investigacin Actividad 5.3 Arqueologa e historia Disciplinas auxiliares: arqueologa e historia Actividad 6.1 Compaeros de marcha Actividad 6.2 Mesoamrica: una historia sin escritura Actividad 6.3 Historia de un objeto Las dos primeras actividades, al realizarse en equipo, dan una visin general de grupos y no el seguimiento exacto del desempeo de cada uno de ellos; sin embargo, fue una actividad que no gener problemas para su realizacin, ya que la mayora de los equipos pudieron contestarla correctamente. Los problemas que se presentaron se analizan ms adelante en el apartado de la evaluacin de las actividades. Cabe hacer mencin en la importancia del trabajo en equipo, ya que permite una relacin dialgica entre pares que fomenta la construccin del conocimiento arqueolgico de manera autnoma. Las otras cuatro actividades, se enfocaban en la relacin con la historia. La primera de stas (5.3) consista en una lectura ("Arqueologa e historia") sobre las diferencias y similitudes entre la arqueologa y la historia, as como la forma en que ambas se complementan para poder desarrollar su trabajo. Esta actividad se complementaba con la segunda: una discusin plenaria (6.1). La tercera actividad (6.2) tocaba el tema de la historia sin escritura en Mesoamrica, y por ltimo la actividad 6.3, que no se realiz y que consista en una visita al museo para describir una pieza arqueolgica. 78 Anlisis de Resultados Durante la lectura de arqueologa e historia, Ana pudo sintetizar la informacin a partir de la comprensin y los subrayados que realiz sobre el texto, comparando las caractersticas tanto de la arqueologa como de la historia. La arqueologa: examina fenmenos distintos en escala y tiempo; su mtodo de estudio son los objetos materiales; intenta generalizar para agrupar su informacin en forma estadstica; estudia sociedades cuya existencia puede ser desconocida; busca fenmenos de la vida diaria y se ocupa de objetos que tienen informacin aunque no se sepa de que aspecto; observa el fenmeno tecnolgico pero no la cultura de ste; aporta las evidencias materiales que aprovecha la historia, los restos materiales son testigos de sta; usa la estadstica como la manera principal de entender las agrupaciones de material. La Historia [por otro lado]: examina fenmenos distintos en escala y tiempo; su objeto de estudio se basa en documentos; presta atencin al detalle del fenmeno y conserva nombres, fechas, eventos como puntos clave para sus explicaciones; estudia fenmenos especficos que llevan a estudiar sociedades identificadas; la historia aprovecha las evidencias materiales que la arqueologa aporta, a su vez, plantea esquemas para el arquelogo de vital importancia; examina documentos que representan un punto de vista determinado de lo que acontece. Esta forma de analizar la informacin permiti que clarificara sus ideas sobre las dos disciplinas. El reflejo de esto se apreci durante la plenaria, en donde si bien no particip de una manera muy activa, s aport ciertas afirmaciones al momento de la discusin: "la arqueologa habla de cosas generales y la historia puede ser ms particular". Tambin le permiti aportar ideas al momento de hablar sobre la historia de Mesoamrica, ya sea para clarificar el papel de las dos disciplinas; para la conformacin de la Historia de Mxico: "la arqueologa se encarga de lo que la historia no puede"; o cuando se cuestion qu pasara si no existiera arqueologa: "habra teora pero no tendramos forma de comprobarla". En este caso, Luz sigui el mismo procedimiento que Ana, dividiendo las dos disciplinas y escribiendo las ideas principales. La arqueologa aporta las evidencias materiales, usa los esquemas, estudia la conducta normal (restos materiales), estudia objetos materiales, generaliza para agrupar su informacin, examina una escala mayor que la historia, estudia sociedades desconocidas, busca fenmenos de la vida diaria y ve objetos con ms informacin aunque no se sepa bien nada sobre su aspecto, analiza artefactos, enfoca los objetos, encuentra el mensaje del creador de un objeto y del usuario del material que estudia, dirige su trabajo de campo a la obtencin 79 Arqueologa y Educacin material. La historia plantea esquemas aprovecha las evidencias materiales, estudia documentos, presta gran atencin al fenmeno individual, conserva nombres, fechas y eventos como explicaciones, se preocupa de fenmenos especficos e individuales, tiende a ver un pas o un grupo humano especifico como su campo de estudio total, examina todo documento que representa un punto de vista determinado de lo que acontece, esta limitada a lo que tratan sus documentos, estudia fenmenos muy cortos para el arquelogo. Esta forma de presentacin de la informacin permiti que Luz explorara las caractersticas de cada una de las disciplinas. Sin embargo, no pudo comprenderlas en su totalidad, sino hasta la sesin plenaria, en donde sus participaciones se centraron en repetir las aportaciones de sus compaeros con la finalidad de clarificarse a s misma las relaciones: "entonces la historia y la arqueologa se ayudan por que una se basa en la otra y la otra le ayuda a generar informacin?" o "ya!, entonces lo que hace la arqueologa se convierte en historia". Javier, realiz la misma estrategia de presentacin de la informacin, que Ana y Luz, siendo muy sinttico en sus respuestas como se ha apreciado a lo largo de sus actividades. La arqueologa: a) objetos materiales, b) agrupa informacin y obtiene un cuadro mayor, c) una escala mayor de la historia, d) estudia sociedades sin antecedentes escritos, e) analiza artefactos producidos por la actividad humana, f) se puede usar en todo el mundo mientras quede en el contexto, g) periodos largos, h) tecnologa humana a travs del tiempo, i) estudia la cultura humana, j) conducta normal, k) se usa la matemtica. La historia: a) documentos, b) estudia el fenmeno individual y conserva datos, c) estudia fenmenos especficos, d) eventos que marcan un cambio, e) pases y grupos humanos, f) son aplicables a la sociedad estudiada, g) periodos cortos. El anlisis que realiz Javier, aunque es muy sinttico, le permiti tener claro el papel de las dos disciplinas, lo que se ve reflejado al momento de sus participaciones en la discusin plenaria: "la historia la escribe quien gana", "la historia es del punto de vista de quien la escribe", "la parte subjetiva es el arquelogo no la cultura material" y "la arqueologa hace historia". Por su parte, Rosa organiz la informacin al igual que sus compaeros, y siguiendo su estilo de anlisis, realizando explicaciones completas basadas en los subrayados que hizo en el texto. 80 Anlisis de Resultados Arqueologa: meta comn: estudiar el pasado; objeto de estudio: objetos materiales; intenta generalizar para agrupar su informacin y obtener un cuadro mayor; estudia sociedades cuya existencia puede ser incluso desconocida y busca fenmenos de la vida diaria; analiza artefactos intentando llegar a leyes generales para toda la humanidad, ejemplo: Neoltico; estudia objetos cuyo mensaje es involuntario, l que lo fabrico no lo hizo para decirlo sino para que ese objeto fuera usado; lapsos de tiempo muy largos, ejemplo: para la historia un siglo es muchsimo pero para la arqueologa es muy poco; estudia la conducta normal, esta constituida por las actividades de todos los das y los restos materiales son testigos de ella. Historia: meta comn: estudiar el pasado; objeto de estudio: documentos; se fija especficamente al detalle del fenmeno individual; conserva nombres; estudia los fenmenos individuales y especficos de sociedades identificadas; tiende a ver a un pas o a un grupo humano especfico como su campo de estudio, ejemplo: feudalismo; examina documentos que representan un punto de vista determinado de lo que esta pasando, l que compuso el documento quera decir algo; lapsos de tiempo relativamente cortos, ejemplo: guerras, dinastas, pases, etc.; la historia de la tecnologa tiene como su ms valioso auxiliar la arqueologa ya que aporta las evidencias materiales. Esta forma de organizar y entender la informacin permiti que Rosa pudiera entender claramente las implicaciones de las dos disciplinas y la estrecha relacin que guardan entre ellas. El tener claro esto, permiti que ella fuera de las que guiarn la discusin plenaria, aportando informacin en la que sus dems compaeros se basaron para clarificar sus ideas o para complementar las que ella misma haba dado. Como por ejemplo, al hablar del papel de las dos disciplinas: "la historia se basa en escritos"; o al momento de hablar sobre Mesoamrica: "no hay escritos que te digan que paso y entonces la historia no tiene en que basarse [...] entonces recurre a la arqueologa que estudia cultura material"; o al momento de hablar de la subjetividad de las disciplinas: "la cultura material no se deja con una intencin de mensaje sino que esta ah". A lo largo de estas tres actividades: la lectura y las dos plenarias, volvemos a ver que el proceso de aprendizaje que siguen los alumnos implica dos momentos distintos. Por un lado, los que logran entender la lectura y clarificar sus ideas; y por el otro, los alumnos que ms que clarificar los conceptos, generan dudas. Se aprecian de esta forma los procesos de internalizacin del aprendizaje, en donde las actividades dentro del aula fomentan la construccin del conocimiento arqueolgico entre pares, promoviendo una relacin dialgica en donde el alumno, mediante la socializacin, logra un desarrollo cognitivo del 81 Arqueologa y Educacin conocimiento arqueolgico. Este proceso es importante ya que es una de las herramientas que pueden ponerse en prctica dentro de la educacin formal. 4.4.8 Patrimonio arqueolgico Las actividades dedicadas a presentar este concepto fueron ocho en total (figura 13), y estuvieron divididas en dos sesiones. Las primeras tres (7.1, 7.2 y 7.3) estaban enfocadas a clarificar el concepto y su relacin con la cultura material, importante vnculo, ya que a partir de ste se retomaban las sesiones pasadas y cobraba importancia el concepto de patrimonio. La primera (7.1) consista en la proyeccin de un video con imgenes del patrimonio arqueolgico; la segunda (7.2) en un cuestionario sobre la relacin entre la cultura material y el patrimonio; y finalmente en la ltima (7.3) se discuta en plenaria las dos actividades anteriores. Figura 13. Actividades de patrimonio arqueolgico Actividad 7.1 El patrimonio arqueolgico en imgenes Actividad 7.2 Patrimonio arqueolgico y cultura material Actividad 7.3 Patrimonio arqueolgico Actividad 7.4 Los problemas del patrimonio Patrimonio arqueolgico Actividad 7.5 Patrimonio arqueolgico y sus problemas Actividad 8.1 Las problemticas que se presentan Actividad 8.2 Creando una tabla de problemas del patrimonio Actividad 8.3 Las soluciones Las siguientes cuatro actividades (7.4, 7.5, 8.1 y 8.2) giraban alrededor de explorar y sensibilizar algunos de los problemas a los que se enfrenta el patrimonio arqueolgico. La primera (7.4) buscaba que los alumnos aventuraran hiptesis sobre los problemas del 82 Anlisis de Resultados patrimonio; la segunda (7.5), consista en una lectura sobre los problemas del patrimonio y daba los elementos conceptuales para realizar las dos siguientes actividades. Estas consistan en discutir la lectura en plenaria (8.1) para despus llenar una tabla en donde se describa cada uno de los problemas y se planteaban las soluciones probables; permitiendo que en la ltima actividad (8.3) los alumnos pudieran aportar soluciones, y as, evaluar el grado de comprensin y sensibilizacin que se haba logrado a lo largo de las dos sesiones. El desarrollo de la comprensin del concepto de patrimonio arqueolgico en Ana, permiti observar que tener claro lo que era la cultura material dio pie a que relacionara el concepto directamente y de forma clara: "cada pas tiene su propia cultura e ideologa y esto se refleja en las cosas materiales que hagan, ya sea sus esculturas, templos, etc., es decir, que gracias a la cultura material existe el patrimonio". Lo que le permiti, a partir de observar las imgenes, definir el patrimonio arqueolgico como "los restos materiales que deja una sociedad o cultura a travs del tiempo". La claridad con que defini el concepto, permiti que planteara tres problemas a los que se enfrenta el patrimonio y que los relacionara ms tarde con los problemas planteados en la lectura. Que la gente quiera tener ms dinero y destruir las selvas o bosques donde estn localizados los patrimonios (destruir el medio ambiente donde se encuentra): Creo que este problema quedara con la necesidad de la poblacin porque dice que el hombre tiene necesidades y que no le importa destruir el patrimonio mientras el tenga un lugar donde vivir, tenga que comer, tenga abrigo, etctera. Que de generacin en generacin a la gente no le importe ms y decida ya no ir: Este problema quedara en lo que entiende el pblico en general ya que ste dice que a travs del tiempo y con ayuda de la TV, radio, pelculas, etc., a la gente poco a poco le va dejando de interesar el patrimonio arqueolgico. Que tal vez con el tiempo el patrimonio arqueolgico se deteriore y como nadie quiere ver cosas en ese estado que no vaya nadie y destruyan el lugar a causa de $: Las dimensiones del patrimonio por que dice que mientras ms tiempo pasa las zonas se deterioran cada vez ms y muy pocas reciben el mantenimiento adecuado. Una vez realizada la lectura, el entender claramente cada uno de los cinco problemas planteados permiti que propusiera soluciones a cada uno de ellos. 83 Arqueologa y Educacin Lo que entiende el pblico en general consiste [en] lo que el pblico entenda en general era lo que transmitan los medios de comunicacin a travs de videos, TV, radio, la solucin [es] que el pblico en general no se deje guiar solamente por los medios de comunicacin y que ellos mismos conozcan y se enteren por s slos que es el patrimonio. Tambin que los medios de comunicacin estn bien enterados para que no enseen a la gente y les deje de interesar. Las necesidades de la poblacin, consiste [en] que las necesidades de la gente llaga a tal grado de destruir el patrimonio sin importar el valor de ste, la solucin [sera] que desde pequeos se les influya el respeto y el valor que el patrimonio merece. Las dimensiones del patrimonio, hay tantas zonas que descubrir y pocos arquelogos adems de tener muy poco presupuesto, la solucin [es] que se publica ms sobre esto para que a la comunidad se interese sobre esto y pueda ayudar al proyecto. La relacin con la poltica consiste [en] que el mismo gobierno nada mas deja conocer los proyectos ms grandes por el hecho de ganar ms dinero bajo su conveniencia, [una posible] solucin [es] que la comunidad reclame por algo justo. Y que el gobierno se interese ms sobre el patrimonio que por el dinero que puede ganar. Ya que si abre ms lugares igualmente recibir ms dinero. La divulgacin consiste [en que] publican cosas que no son ciertas, si siguen haciendo esto a la gente no le va a interesar y no va a convenir para todos. Si bien las soluciones propuestas no explican mecanismos de aplicacin, s plantean una accin determinada sobre un problema concreto, mostrando la construccin de un aprendizaje significativo. En el caso de Luz, la relacin que entabl entre las imgenes del video y la claridad que tena sobre el trmino cultura material, le permiti construir cierta relacin: "que las imgenes que vimos son cultura material por que son los restos materiales que quedaron de nuestro pasado que hoy conservamos y nos sirven para recordar estas culturas o lo que estuvo antes de nosotros "; que le ayud a definir lo que era patrimonio arqueolgico: "es lo que conserva una cultura sobre su pasado y lo que poseen sobre ste y su valor entre ellos". Esta claridad conceptual facilit que planteara los problemas a partir de su experiencia y que despus los ubicara dentro de los problemas de la lectura, evidenciando de esta forma el aprendizaje significativo que logr: a) Desgaste del patrimonio: el falso significado del patrimonio arqueolgico debido a los medios de comunicacin, b) Sacar dinero por medio del patrimonio: [corresponde a] las necesidades de la poblacin ya que hacen estos lugares tursticos y a veces los cambian y transforman. 84 Anlisis de Resultados Si bien no profundiz mucho en la explicacin de cada uno de ellos, s se puede apreciar un entendimiento bsico de los problemas que plante, que se ve reflejado al momento de plantear el problema y proponer su solucin. Lo que entiende el pblico en general consiste [en] que la gente le da a las dems personas un sentido de cultura material que muchas veces no es cierto, la solucin [sera] informarnos bien del tema antes de escuchar a las personas y tambin informar a ellos. Las necesidades de la poblacin, [se] est destruyendo muchos sitios arqueolgicos para poder cubrir sus necesidades, la solucin [sera] tratar de evitar afectar a los sitios ya que estos son muy importantes para el pas y no deberan ser destruidos. Las dimensiones del patrimonio consiste [en que] pocos arquelogos ahora trabajan y los pocos que trabajan no comparten su trabajo, la solucin [sera que] los arquelogos que trabajan actualmente que nos brinden su informacin ya que los beneficia a ellos y tambin a la poblacin. La relacin con la poltica nacional consiste [en que] el gobierno da dinero a los sitios conocidos y a los que casi no se conocen no les dan dinero y provocan la destruccin de estos, la solucin [sera que] el gobierno sea igualitario con todos los sitios para conservar ms sitios. La divulgacin, dan informacin falsa a la poblacin inventando cosas que de cierta forma afecta al sitio y tambin a la gente, la solucin [sera] que dejen de decir informacin falsa y la que es verdadera que sea revisada y comprobada. Javier, logr relacionar las imgenes con la cultura material: "todas son cultura material ya que ah estn y son prueba de la civilizacin antigua", pero al momento de explicitar esta relacin en la definicin de patrimonio arqueolgico cometi el error de particularizarlo slo a los sitios y monumentos: "todas las formas, figuras y lugares de las culturas. Todas esos lugares y monumentos de la historia que estn ah son evidencia de una cultura". Lo que provoc que al momento de explicitar la relacin entre el patrimonio y la cultura material se confundiera y le ganaran ms las imgenes de grandes monumentos vistas en el video. Este error se corrigi durante la plenaria (se refleja en el tercer problema que propone), lo que permiti que plantear sus tres problemas y los relacionara claramente con la lectura. a) El bajo presupuesto que dan los gobiernos para su preservacin: los monumentos han sido monopolio del Estado, creando una identidad nacional uniforme para todos, por que al no explotarse no se le puede dar tanto dinero. b) El turismo, tanta gente y en esas condiciones daan el patrimonio: el pblico no aprecia el patrimonio por que no lo siente suyo y no le ve utilidad prctica inmediata. Al no importarle el patrimonio destruye. c) El desinters, la educacin a veces no fomenta el preservarlos y la gente les pierde inters: la educacin y los arquelogos deben difundir lo que es el patrimonio 85 Arqueologa y Educacin arqueolgico. Por que la gente cree que el patrimonio son los monumentos y nada ms". Dentro de las actividades finales, se aprecia la correccin del error que tuvo Javier al principio, y la claridad de su exposicin de acuerdo a cada una de las soluciones planteadas, que si bien son un poco propuestas, resalta la relacin que entabla con la educacin como medio para solucionar los problemas. Lo que entiende el pblico en general consiste en que la gente piensa que el patrimonio es slo lo monumental, la solucin [es] educar a la gente y decir que es todo lo hecho por el hombre. Las necesidades de la poblacin: la poblacin necesita vivienda, agua, luz. Por eso se invade el patrimonio y se destruye, la solucin [es] dar a las personas vivienda en otros lugares, educarlos para querer su patrimonio. Las dimensiones del patrimonio consiste en [que] la alta extensin de ste evita que tenga la proteccin e investigacin que realmente necesita, la solucin [sera] darle ms presupuesto e interesar a la gente en la arqueologa. La relacin con la poltica nacional: la poltica no le interesa la arqueologa y no da buen presupuesto lo que lo deteriora, la solucin [sera] dar ms dinero y concientizar a la gente. La divulgacin consiste [en que] no existe suficiente divulgacin en el pas para educar a la gente, interesarla y obtener ganancias de las visitas de turistas, la solucin [es] poner al alcance de todos el patrimonio y ensear a la gente a respetarlo. En el caso de Rosa, se puede apreciar que el nivel de desarrollo conceptual de cultura material es tan bueno que le permit hacer la analoga directa entre los dos conceptos: "la cultura material de cada pas forma su patrimonio cultural". Lo que la llev de manera sencilla y eficaz a definir lo que es el patrimonio arqueolgico: "es lo que cada pas posee como prueba de su cultura material, como prueba de la existencia de antiguas civilizaciones". Estos resultados se confirman al momento de apreciar la forma en que relaciona lo entendido de la lectura con los tres problemas que plantea. a) La gente no sabe lo que significa o le da otro significado diferente: la versin que los medios de divulgacin han construido del patrimonio arqueolgico, slo toman en cuenta objetos monumentales sin saber que es mucho ms que eso, los arquelogos no divulgan sus interpretaciones, y por lo tanto el pblico no entiende, no aprecia y por ende no se cuida ni se conserva el patrimonio arqueolgico. b) Poco a poco va destruyndose porque la gente o el gobierno no le dan la importancia que merece y por lo tanto no lo cuidan: las necesidades de la poblacin por que la gente no entiende la importancia del patrimonio, la desconoce a tal grado que no se da cuenta o no le importa 86 Anlisis de Resultados destruir ese patrimonio, y todo esto es provocado porque no le ve una utilidad al hecho de conservar ese patrimonio. c) De generacin en generacin se va perdiendo su importancia porque la gente lo ve como algo muy lejano a su persona y le deja de interesar: las necesidades de la poblacin porque el pblico no se ha apropiado de su patrimonio por que no lo siente suyo, le es ajeno, y por tanto no le ve una utilidad practica e inmediata, en contraparte, las modificaciones que se realizan y que destruyen al patrimonio si tienen para el una utilidad inmediata, palpable y por tanto til. Con las dos ltimas actividades, se confirma la capacidad de Rosa para expresarse, ya que tiene claros los conceptos y la relacin de stos con las ideas que quiera expresar, permitiendo que su discurso sea fluido y claro, resultado de un aprendizaje significativo. Lo que entiende el pblico en general: el problema es lo que transmiten los medios de comunicacin, ya que es lo que la gente entiende como patrimonio (grandes estructuras), la solucin [es] que los medios de comunicacin transmitan el significado de patrimonio arqueolgico completo, es decir, no slo grandes estructuras sino tambin pequeos artefactos utilizados para la vida cotidiana. Las necesidades de la poblacin: la poblacin prefiere construir algo nuevo a costa de destruir lo viejo, ya que sienten ajeno lo viejo y a lo nuevo le ven utilidad porque no entienden el significado de patrimonio, la solucin [es que] debera de haber una mayor educacin para que la gente entienda, cuide, respete y conserve el patrimonio arqueolgico. Las dimensiones del patrimonio: hay tanto patrimonio arqueolgico que no hay suficiente presupuesto ni personal para conservarlos, slo unos cuantos tienen un mantenimiento adecuado y estn abiertos al pblico, la solucin [sera] aportar ms dinero para conservar la mayor cantidad de patrimonio arqueolgicos posibles, ya que es parte importante de la historia y nuestros ancestros. La relacin con la poltica nacional: al gobierno le interesa abrir lugares como Chichen Itz ya que muchas personas lo visitan porque es un lugar turstico y deja mucho dinero al gobierno, [los] lugares chicos no se abren, no $ [dejan dinero], la solucin [sera] que el gobierno no slo se interese en lugares grandes para enriquecerse, sino que tambin piensen en la importancia de que la gente conozca lo ms que pueda de nuestro patrimonio. La divulgacin: como los arquelogos no publican su trabajo, las personas no entienden ni le dan la importancia al patrimonio, slo lo ven como algo ajeno y lejano que no tiene significado para ellos, la solucin [consiste en] que los arquelogos inculquen la informacin y resultados de sus investigaciones para enriquecer el pensamiento y la ideologa de la poblacin. Y tengan un nivel ms alto de conocimientos. A lo largo de estas dos sesiones, se apreci el nivel de desarrollo cognitivo sobre el conocimiento arqueolgico, que los alumnos haban logrado, ya que las actividades que se aplicaron, giraron en relacin a los conocimientos que haban construido a partir de la 87 Arqueologa y Educacin secuencia didctica. Ejemplo de esto es la construccin de la definicin de patrimonio arqueolgico que se bas en los conocimientos previos que tenan, para generar un conocimiento nuevo, tomando en cuenta la zona de desarrollo prximo y logrando al final un desarrollo cognitivo, en relacin al nuevo aprendizaje. Se hace evidente, una vez ms, la importancia de la construccin del conocimiento entre pares, permitiendo que las nuevas nociones se interiorizaran correctamente, ya que al tomar en cuenta el contexto de los alumnos, se problematizaron las cuestiones referentes al patrimonio arqueolgico, facilitando que se llegaran a resultados mediante la contrastacin dialgica entre ellos mismos. El seguir los postulados de la enseanza crtica de las Ciencias Sociales, facilita la construccin conciente y reflexiva del conocimiento, lo que permite a los alumnos descubrir la intencionalidad de los hechos y plantear posibles alternativas, como se ejemplifica en los resultados observados al momento de proponer las soluciones a los problemas que enfrenta el patrimonio arqueolgico. 4.4.9 Prctica de campo a Xochicalco El seguimiento de los alumnos en las seis actividades diseadas para la prctica de campo en Xochicalco no fue incluido dentro de ninguno de los temas anteriores; debido a que las actividades se enfocaron, en relacionar a los alumnos con el mundo prehispnico y darles informacin previa a la prctica; objetivo que se cumpli en su totalidad. Las actividades diseadas permitieron que los alumnos aplicaran las nociones del conocimiento arqueolgico, que haban desarrollado, a la solucin de problemas prcticos. Si bien, este desarrollo cognitivo no se mostr explcitamente dentro de los resultados de de las actividades, s permiti que los alumnos apreciaran de forma distinta los sitios arqueolgicos; por ejemplo: "no entenda por qu las ruinas eran ruinas". Permitiendo de esta forma sentar las bases para el entendimiento de la importancia del patrimonio arqueolgico: "sin estas pruebas el arquelogo no puede probar lo que dice"; que ms tarde cobr sentido al momento de tocar las sesiones relacionados con el patrimonio. El realizar la prctica, facilit a los alumnos involucrarse con el tema desde la realidad, fomentando la construccin del conocimiento arqueolgico mediante el contraste 88 Anlisis de Resultados entre lo prctico y lo terico. Y facilitndoles aplicar sus conocimientos a la resolucin de problemas proporcionales a las capacidades y posibilidades que haban desarrollado a lo largo de las sesiones de la secuencia didctica. 4.5 Secuencia didctica A continuacin se presentan los resultados de las actividades que formaron parte de la secuencia didctica de arqueologa y patrimonio arqueolgico. Los resultados se presentan por sesiones, debido a que as fue como se aplicaron. Los comentarios se formaron a partir de tres puntos fundamentales: los comentarios de los alumnos, la reaccin de los alumnos frente a la actividad y las observaciones generales realizadas por el investigador. 4.5.1 Modificaciones a la secuencia didctica A continuacin se presenta un concentrado (tabla 13) con las modificaciones a las actividades de la secuencia didctica. En la primera columna aparece la actividad y en la segunda las modificaciones que se proponen. Tabla 13. Modificaciones a la secuencia didctica Actividad Modificacin 1.1 Presentacin Ninguna 1.2 Evaluacin conocimientos previos Ninguna 1.3 Lo que estudia la arqueologa Eliminar, ya que la evaluacin de conocimientos previos aporta la informacin que esta actividad pretenda. 1.4 De qu trata la arqueologa? Redactar de nuevo la tercera pregunta y eliminar la ltima. 1.5 Arqueologa en el ao 3004 Agregar un guin sobre el trabajo que deben realizar. 2.1 Qu es la arqueologa? Estructurar para que sea una sola actividad. Los tres conceptos se encuentran relacionados por lo que es difcil que sigan una secuencia lineal. 2.2 Qu es cultura? 2.3 Con qu trabaja el arquelogo? 2.4 Interpretando la cultura material Poner ejemplo de cmo puede hacer su interpretacin. Clarificar que las ausencias y presencias aportan informacin. 89 Arqueologa y Educacin Tabla 13. Modificaciones a la secuencia didctica Actividad Modificacin 3.1 Arqueologa de la basura Ninguna 3.2 Interpretando la cultura material Dedicarle ms tiempo 3.3 Descubriendo la actividad Ninguna humana 4.1 La cultura material, evidencia de Ninguna la actividad humana. 4.2 Ordenando el trabajo Eliminar, ya que resulto sencilla, y al no considerarse arqueolgico la zona de desarrollo prximo, no se logra un aprendizaje significativo 4.3 Las fases del trabajo arqueolgico 4.4 Fases del trabajo arqueolgico Se debe revisar y acortar el texto, ya que resulto repetitivo y pesado. 5.1 Las tcnicas de la arqueologa Reestructurar de modo que las disciplinas auxiliares sean el eje y las tcnicas el complemento. 5.2 Las tcnicas de investigacin Tomar en cuenta los cambios de la actividad anterior. 5.3 Arqueologa e Historia Eliminar los prrafos sobre el estudio de la tecnologa humana (8 y 9), ya que provocaron confusin. 6.1 Compaeros de marcha? Ninguna 6.2 Mesoamrica: una Historia sin Puede aprovecharse para recapitular los conceptos escritura manejados en la secuencia. 6.3 Historia de un objeto Existe una actividad parecida en la prctica, por lo que puede ser omitida. 7.1 El patrimonio arqueolgico en Hay que cuidar que las imgenes proyectadas no slo imgenes abarquen monumentos, ya que provoca confusiones. 7.2 Patrimonio arqueolgico y Ninguna cultura material 7.3 Patrimonio arqueolgico Ninguna 7.4 Los problemas del patrimonio Ninguna 7.5 Patrimonio arqueolgico y sus Ninguna problemas 8.1 Las problemticas que se Los problemas y las soluciones van de la mano, por lo que se deben estructurar en una sola actividad ambos presentan 8.2 Creando una tabla de problemas temas. A modo de conclusin realizar una tabla donde se incluya lo discutido en plenaria. del patrimonio 8.3 Las soluciones 9.1 Recapitulacin Ninguna 10.1 Autoevaluacin Ninguna 10.2 Evaluacin final Ninguna 10.3 Comentarios Sistematizar 90 Anlisis de Resultados Tabla 13. Modificaciones a la secuencia didctica Actividad Modificacin P.1 Trabajo previo Eliminar la ltima lectura debido a que la informacin que aporta se cubre con la segunda lectura. P.2 Evidencias del pasado Reestructurar de modo que las descripciones sean ms explicitas. P.3 Distribucin espacial Existe un mapa en el museo, por lo que se debe cuidar que no lo copien. P.4 Levantamiento tridimensional Eliminar P.5 Interpretando la cultura material Ninguna P.6 Reporte de investigacin Poner un guin con los puntos que se interesa desarrollar en el trabajo. 4.5.2 Sesin 1. Presentacin y evaluacin de conocimientos previos Esta sesin const de cinco actividades (figura 14). Las tres primeras (1.1, 1.2 y 1.3) se realizaron en clase y tenan como objetivos, por un lado, presentar al grupo la propuesta de trabajo de la secuencia, y por otro, realizar una evaluacin de conocimientos previos, as como conocer el nivel cognitivo que tenan los alumnos sobre el conocimiento arqueolgico. Las otras dos actividades fueron trabajo en casa (tarea): la actividad 1.4 era una lectura y buscaba que los alumnos clarificaran las ideas que tenan respecto a la arqueologa y a su objeto de estudio; la otra actividad (1.5) era la primera parte de una serie de tres, que Figura 14. Actividades de presentacin y evaluacin de conocimientos previos Actividad 1.1 Presentacin Actividad 1.2 Evaluacin de conocimientos previos Actividad 1.3 Lo que estudia la arqueologa Presentacin y evaluacin de conocimientos previos Actividad 1.4 De qu trata la arqueologa? Actividad 1.5 Arqueologa en el ao 3004 91 Arqueologa y Educacin buscaban que el alumno comprendiera la forma en que se interpreta la cultura material. Dentro de la presentacin (actividad 1.1), fue de suma importancia explicitar la forma en que se iba a evaluar la secuencia y cada una de sus actividades, as como la intencin que se tena al aplicarla. En este caso, muchos lineamientos de los mecanismos de evaluacin no quedaron claros en un principio, lo que provoc un poco de desconcierto en el momento de entregar la evaluacin bimestral; ya que muchos se dieron cuenta que la secuencia contaba para la calificacin. Esta actividad puede ser presentada a la par de la presentacin del curso o del bimestre. La actividad 1.2, consisti en la evaluacin de los conocimientos previos. En un inicio se tenan destinados solamente quince minutos, lo cual result poco tiempo, por lo que es necesario destinarle al menos veinticinco minutos. Esta actividad se puede realizar a la par de la evaluacin de conocimientos previos del curso o del bimestre. La siguiente actividad, la 1.3, estaba pensada para conocer el nivel de desarrollo cognitivo de los alumnos en cuanto al concepto de arqueologa. Si bien, la actividad result ser exitosa porque permiti conocer las dudas y errores que los alumnos tenan, respecto a la disciplina, puede ser omitida, ya que en la evaluacin escrita de los conocimientos previos, se aprecia perfectamente lo que sta actividad permite entender. Adems de que en la segunda sesin, se les da tiempo suficiente para que se discutan las distintas dudas e implicaciones de la arqueologa, mismas que salieron a relucir durante esta actividad. Las dos ltimas actividades se realizaron en casa (tarea). Una, la 1.4, fue una lectura sobre lo que haca la arqueologa, la cual estuvo acompaada de cinco preguntas gua que permitieron que los alumnos se fijaran en los puntos fundamentales que necesitaban para desarrollar las actividades de la segunda sesin. En relacin a esta actividad es necesario redactar de nuevo la tercera pregunta porque qued muy vaga. La otra actividad (1.5) era parte de la tercera sesin, y lo que buscaba era que los alumnos describieran su cuarto para que despus ese registro fuera interpretado por alguno de sus compaeros. Es necesario que a esta actividad se le agregue un guin sobre lo que pueden describir y cmo hacerlo, ya que les cost un poco de trabajo y los resultados fueron muy variados entre los alumnos, desde los que realizaron una buena descripcin hasta los que slo apuntaron tres o cuatro cosas. 92 Anlisis de Resultados 4.5.3 Sesin 2. Lo que estudia la Arqueologa y cmo lo estudia Esta sesin se integr por cuatro actividades (figura 15). Las tres primeras (2.1, 2.2, y 2.3) buscaban como objetivo que el alumno comprendiera el objeto de estudio de la arqueologa, as como los conceptos de cultura y cultura material. La ltima actividad (2.4) era una lectura a casa que se relacionaba con la tercera sesin y que era la continuacin de la actividad 1.5, realizada en casa durante la sesin pasada. Figura 15. Actividades de lo que estudia la arqueologa y cmo lo estudia Actividad 2.1 Qu es la arqueologa? Actividad 2.2 Qu es cultura? Lo que estudia la arqueologa y cmo lo estudia Actividad 2.3 Con qu trabaja el arquelogo? Actividad 2.4 Interpretando la cultura material Inicialmente, la secuencia planteaba que las actividades de la segunda sesin fueran progresivas. Primero definir que era arqueologa (actividad 2.1), despus definir cultura (actividad 2.2), y por ltimo ver el objeto de estudio de la arqueologa (actividad 2.3). Sin embargo, al momento de aplicar las actividades, el orden progresivo tuvo que ser roto, ya que los alumnos comenzaron primero por ponerse de acuerdo en lo que significaba la cultura y cmo se estudiaba, as como de las diversas disciplinas que se encargaban de su estudio. Despus, y citando ellos la lectura dejada, se entr en la discusin de si la arqueologa se remita solamente a aspectos del pasado o poda ser contempornea. Este fue el momento de ver el objeto de estudio y, slo hasta que qued claro ste y la definicin de cultura, se pudo definir lo que era la arqueologa. De esta forma, es recomendable que estas tres actividades formen parte de una sola que incluya los tres tpicos, y que se elabore un guin general que 93 Arqueologa y Educacin permita que las tres se integren en un todo; permitiendo as, cierto espacio a los alumnos para que guen el desarrollo de la sesin de acuerdo con sus necesidades. Por ltimo, en la actividad 2.4, que se refiere a la interpretacin de la descripcin que los alumnos hicieron previmante, es necesario ponerles ejemplos de cmo pueden interpretar y de cmo se utiliza la informacin para hacerlo. Mencionarles que la ausencia de cosas, al igual que su presencia, aportan informacin que permite generar interpretaciones. Si bien algunos alumnos s lo hicieron, la mayora no lo tom en cuenta. 4.5.4 Sesin 3. Interpretando la cultura material La tercera sesin, estuvo constituida por tres actividades (figura 16). Dos de ellas (3.1 y 3.2) se llevaron a cabo en la clase y tenan como objetivo que el alumno comprendiera cmo, a travs del estudio de la cultura material, se puede conocer al ser humano. La ltima actividad (3.3), fue una lectura a casa que hablaba de la cultura material, y su objetivo se centraba en que los alumnos comprendieran la forma en que la cultura material se interpreta y permite conocer al ser humano. Figura 16. Actividades de interpretando la cultura material Interpretando la cultura material Actividad 3.1 Arqueologa de la basura Actividad 3.2 Interpretando la cultura material Actividad 3.3 Descubriendo la actividad humana La primera actividad (3.1) buscaba evidenciar las ventajas del trabajo con la cultura material a partir de una grfica que contrastaba los resultados entre una encuesta y una investigacin arqueolgica. La actividad fue acompaada de dos preguntas que permitieron que el alumno tomara conciencia sobre la confiabilidad del trabajo arqueolgico; esto provoc en clase una airada discusin sobre si el ser humano miente por naturaleza o es una costumbre aprendida. Esta actividad, a pesar de que puede estar muy dirigida para que el alumno elija el mtodo 94 Anlisis de Resultados arqueolgico, funciona para generar la polmica entre los alumnos, permitiendo as sentar las bases sobre la confiabilidad del registro arqueolgico que es necesario para el desarrollo del resto de las actividades. La segunda actividad (3.2) consisti en la lectura de las interpretaciones que realizaron los alumnos (actividades 1.5 y 2.4). Esta result ser una de las que ms gustaron a los alumnos, ya que exista la expectativa de ver los resultados de las interpretaciones, y ver si coincidan con cmo era la persona que haba escrito en un inicio el registro de la cultura material. Hay que buscar la forma en la cual en esta actividad puedan participar ms alumnos, ya que debido al tiempo de clase (50 minutos), solamente pudieron exponer sus resultados cuatro de ellos, dejando a los dems sin la oportunidad de compartir lo que haban realizado. Esta actividad es muy rica por que permite ir evidenciando la forma en que se interpreta la cultura material, mostrando a los alumnos una pequea visin del trabajo arqueolgico. La ltima actividad (3.3) consista en una lectura sobre el anlisis de la cultura material, al final de la cual tenan que exponer con sus palabras la forma en que la arqueologa la interpretaba. Esta actividad permiti que los alumnos clarificaran muchas de las cosas que no se pudieron aclarar durante la sesin. El leerlo, subrayarlo y luego expresarlo, les permiti entenderlo de una mejor manera. Esta actividad permanece sin cambios. 4.5.5 Sesin 4. Cmo trabaja un arquelogo Esta sesin const de cuatro actividades (figura 17). Tres de ellas (4.1, 4.2 y 4.3) se realizaron durante la clase y tuvieron como objetivo que el alumno comprendiera cmo a travs del estudio de la cultura material se puede conocer al ser humano, as como familiarizarse con las fases que componen el trabajo arqueolgico. La ltima actividad (4.4) era una lectura sobre las fases del trabajo arqueolgico que buscaba clarificar las ideas que el alumno tena despus de la sesin. La primera actividad (4.1) estaba centrada en recapitular las actividades de la sesin anterior (3.1 y 3.2), as como la lectura (3.3), para clarificar en la plenaria la forma en que la interpretacin de la cultura material permite conocer al ser humano. Esta actividad se 95 Arqueologa y Educacin Figura 17. Actividades de cmo trabaja un arquelogo Actividad 4.1 La cultura material, evidencia de la actividad humana Actividad 4.2 Ordenando el trabajo arqueolgico Cmo trabaja un arquelogo Actividad 4.3 Las fases del trabajo arqueolgico Actividad 4.4 Fases del trabajo arqueolgico prolong un poco ms de lo planeado, debido a que muchos de los alumnos comenzaron a cuestionarse el papel subjetivo del investigador frente a la objetividad de la evidencia material. Si bien, la discusin era muy rica, tuvo que pararse por que conforme avanzaba la discusin los alumnos se fueron dispersando hasta que la discusin se centro slo en un reducido grupo. Esta actividad es necesaria y no sufre cambios, pero se debe cuidar que la discusin sea grupal y no slo de un pequeo grupo. La actividad 4.2, se formaba de una serie de breves descripciones sobre el procedimiento arqueolgico, los cuales se presentaban en desorden. La actividad giraba alrededor de la lectura en grupos de cinco alumnos con la finalidad de ordenar las fases de acuerdo al proceso de investigacin arqueolgico. La respuesta a la actividad por parte de los alumnos fue un tanto negativa, ya que les result muy obvia. El proceso de trabajo de la arqueologa coincide con muchas metodologas del trabajo de investigacin de las humanidades, el cual se les ensea a los alumnos para la realizacin de trabajos de indagacin. Esto provoc que a la hora de leerlas fuera bastante obvio en qu lugar se ocupaba cada una. La actividad debe eliminarse, ya que no represent ningn reto para los alumnos y no les aport alguna informacin; adems en la actividad 4.4 leen acerca del procedimiento, lo cual permite que los objetivos de esta actividad puedan ser cubiertos posteriormente sin afectar a la secuencia didctica. 96 Anlisis de Resultados La actividad 4.3 se basaba en discutir la actividad previa en plenaria, para as aclarar cualquier duda, debido a los resultados arrojados por la actividad anterior. Esta actividad se realiz muy rpido y por lo tanto, al igual que la otra, debe de eliminarse. No se pierde el objetivo, ya que se cubre perfectamente con la actividad 4.4. Finalmente la actividad 4.4 consista en una lectura sobre las fases del trabajo arqueolgico, y dio como resultado que los alumnos profundizaran en cada una de las fases que ya conocan, sobre todo que las particularizaran con la arqueologa. La lectura result ser un poco larga. Hasta el momento los alumnos haban ledo y subrayado los textos, y generalmente los comentarios haban sido favorables a las lecturas, pero con sta hubo muchas quejas sobre lo extenso y repetitivo que les resultaba, por lo tanto hay que revisar y acortar el texto. Posiblemente al eliminar dos de las actividades de esta sesin se podra destinar tiempo para que leyeran en clase, ya sea individualmente, por equipos o en plenaria. 4.5.6 Sesin 5. Las investigaciones del arquelogo La quinta sesin contena tres actividades (figura 18). Dos (5.1 y 5.2) se realizaron en el aula y tenan como objetivo que el alumno comprendiera las tcnicas del trabajo arqueolgico y que ubicaran el momento de la investigacin en el que se aplicaban. As mismo, se buscaba que identificaran las tcnicas utilizadas por la arqueologa y las asociaran con las disciplinas auxiliares a las que pertenecan. La ltima actividad (5.3) consista en una lectura que tena como finalidad que el alumno comprendiera las similitudes y diferencias entre la historia y la arqueologa. Figura 18. Actividades de las investigaciones del arquelogo Las investigaciones del arquelogo Actividad 5.1 Las tcnicas de la arqueologa Actividad 5.2 Las tcnicas de investigacin Actividad 5.3 Arqueologa e historia 97 Arqueologa y Educacin La primera actividad (5.1) se desarroll en equipos de cinco integrantes y consista en una serie de breves descripciones sobre las distintas tcnicas que utiliza la arqueologa. Lo que los alumnos tenan que hacer era leerlas, comprenderlas, ubicarlas en la fase del trabajo arqueolgico a la que correspondan, y decir a qu disciplina auxiliar pertenecan. En la prctica las tcnicas descritas rebasaron la intencin de la actividad, lo que prolong en exceso su tiempo de ejecucin y la volvi pesada. Si bien muchos alumnos se interesaron por entender a fondo como funcionaban algunas tcnicas, sobre todo las relacionadas con el fechamiento, la mayora, ms que interesarse se hart y no continu con la actividad, sino que comenz a dispersarse. La actividad debe sufrir una adecuacin, cambiar la forma de presentacin, comenzar por ver las disciplinas auxiliares como panorama general y luego ir mencionando las tcnicas en particular que toma la arqueologa de cada una de las distintas disciplinas. La segunda actividad (5.2) se realiz en plenaria y consista en que cada equipo pasaba a dar sus resultados sobre la actividad anterior (5.1); esto result muy funcional y sirvi para aclarar las dudas que gener la lectura pasada. Esto se tiene que seguir haciendo, con la salvedad de cambiar la forma de aplicar la actividad anterior. La ltima actividad (5.3) consista en una lectura sobre las diferencias y similitudes entre la arqueologa y la historia, as como la forma en que ambas se complementan para poder desarrollar su trabajo. La lectura est adecuada, slo se tuvieron algunos problemas de interpretacin en los prrafos 8 y 9, los cuales hablan acerca del estudio de la cultura material cmo el estudio de la tecnologa humana. Esta parte se torn confusa y provoc concepciones errneas sobre las relaciones entre los trminos, lo cual se aprecia en la evaluacin final, por lo que es mejor retirar los prrafos del texto. 4.5.7 Sesin 6: Arqueologa e Historia La sexta sesin fue dedicada a la arqueologa y la historia, y const de tres actividades (figura 19). Las dos primeras (6.1 y 6.2) tenan como objetivos que el alumno comprendiera la relacin entre la arqueologa y la historia, as como las implicaciones de la arqueologa en la conformacin de la historia de Mxico. La ltima actividad (6.3) pretenda que los alumnos descubrieran las problemticas que se le presentan a los arquelogos cuando trabajan con 98 Anlisis de Resultados piezas que se encuentra fuera de su contexto, mediante la interpretacin en una visita al Museo Nacional de Antropologa e Historia. Figura 19. Actividades de arqueologa e historia Arqueologa e Historia Actividad 6.1 Compaeros de marcha? Actividad 6.2 Mesoamrica: una historia sin escritura Actividad 6.3 Historia de un objeto La primera actividad (6.1) consista en una discusin plenaria sobre la lectura realizada en casa (actividad 5.3), para generar conclusiones grupales y aclarar entre todos las dudas que existieran. La actividad no present mayores dificultades a la hora de su aplicacin. Primero se enlistaron en el pizarrn los objetivos de ambas disciplinas, sus caractersticas, y los puntos que tenan en comn. Despus, se comenz a discutir sobre si una dependa de la otra, o si sta podra sobrevivir sin aqulla. Finalmente, se comenz a agotar el tiempo destinado para la actividad y la discusin se inclin hacia la historia sin escritura, con lo que se dio paso a la siguiente actividad; sin permitir que se cerrara la discusin previa. Esto provoc que muchos alumnos no tuvieran claro la relacin entre la arqueologa y la historia; resultado que se puede apreciar en la prueba final, en donde dos terceras partes del grupo contestaron con ideas dispersas. Es necesario cerrar las discusiones y asegurarse, en la medida de lo posible, de que los alumnos no se queden con ideas errneas, slo porque no dio tiempo. De ser necesario se debe dedicar otra sesin para concluir y cerrar. La segunda actividad (6.2) tocaba el tema de la historia sin escritura en Mesoamrica. Aunque no estaba pensado as, fue un espacio de recapitulacin de los conceptos manejados hasta el momento (cultura, cultura material, arqueologa e historia), ya que permiti a los alumnos hablar sobre cmo se hace para conocer la historia si no se cuenta con documentos escritos que hablen sobre ello. Entonces, unos a otros comenzaron a explicarse y a aclarase las dudas; lo importante fue la utilizacin de los conceptos manejados para explicar y argumentar sus puntos de vista. 99 Arqueologa y Educacin La ltima actividad (6.3), que consista en una visita al museo para describir una pieza arqueolgica, no se realiz debido a que los tiempos coincidieron con el final de bimestre, los exmenes y la carga de trabajo tena a los alumnos muy saturados. Adems, una actividad similar se incluy en la prctica que realizaron a Xochicalco, por lo que los objetivos de la actividad pudieron cumplirse durante la prctica; reduciendo tiempos muertos de transporte, y aprovechando el museo de sitio. 4.5.8 Sesin 7. Patrimonio arqueolgico La sptima sesin fue dedicada a hablar sobre el patrimonio arqueolgico, y const de cinco actividades (figura 20). Las cuatro primeras buscaban como objetivos: que los alumnos comprendieran qu es el patrimonio arqueolgico, cul es su relacin con la cultura material y que aventuraran inferencias sobre los problemas a los que se enfrenta. La ltima actividad era una lectura sobre los problemas a los que se enfrenta el patrimonio arqueolgico, y tena como objetivo familiarizar a los alumnos con algunas de las problemticas a las que el patrimonio tiene que hacerle frente. Figura 20. Actividades de patrimonio arqueolgico Actividad 7.1 El patrimonio arqueolgico en imgenes Actividad 7.2 Patrimonio arqueolgico y cultura material Actividad 7.3 Patrimonio arqueolgico Patrimonio arqueolgico Actividad 7.4 Los problemas del patrimonio Actividad 7.5 Patrimonio arqueolgico y sus problemas La primera actividad (7.1) consista en un video con imgenes sobre el patrimonio arqueolgico nacional e internacional, llevaba como ttulo "Patrimonio Arqueolgico", y tena una duracin de aproximadamente diez minutos. A la hora de proyectar el video se les 100 Anlisis de Resultados dijo que las imgenes que iban a ver eran sobre el patrimonio arqueolgico de Mxico y del mundo. Es importante que dentro de las imgenes se incluyan aspectos que abarquen toda la cultura material y no slo monumentos, ya que puede llegar a provocar confusiones en los alumnos al momento de entablar la relacin entre las dos. Despus de la proyeccin del video se les entregaron dos preguntas (actividad 7.2): Qu crees que sea el patrimonio cultural? y Qu relacin existe entre la cultura material y las imgenes que viste en el video de patrimonio arqueolgico? Ambas preguntas permitieron que los alumnos realizaran conexiones entre distintos conceptos, uno que ya conocan (cultura material) y otro, que si bien ya lo haban escuchado (patrimonio arqueolgico), tuvieron que construir a partir de la relacin entre la cultura material y el patrimonio. La siguiente actividad (7.3) consista en discutir en plenaria las implicaciones entre la cultura material y el patrimonio arqueolgico, para, de ah, construir entre todos una definicin sobre el patrimonio arqueolgico. La actividad result ser clara y permiti que los alumnos quedaran satisfechos con la definicin que plantearon. La siguiente actividad (7.4) buscaba que los alumnos aventuraran hiptesis sobre los problemas a los que se enfrenta el patrimonio arqueolgico; se les pidi que escribieran tres. Esta actividad se complementa con la 7.5, y es muy importante, porque permite que los alumnos, a partir de su experiencia, propongan problemas que despus en la lectura a casa (actividad 7.5) se les hacen ms evidentes. Esta lectura fue clara, accesible y despert en los alumnos curiosidad por saber ms sobre cmo le hacan los arquelogos para enfrentarlos. 4.5.9 Sesin 8. Los problemas del patrimonio arqueolgico Esta sesin estuvo conformada por tres actividades (figura 21), las que tenan como objetivos: que el alumno comprendiera las distintas problemticas a las que se enfrentaba el patrimonio arqueolgico y proponer soluciones a esas problemticas. Para la primera actividad (8.1) se tena pensado discutir sobre los problemas del patrimonio para dejarlos claros y apuntarlos en una tabla (actividad 8.2). Y as luego dar paso a la ltima actividad (8.3), donde se proponan soluciones a los mismos. El orden en que se haban dispuesto estas actividades no se pudo respetar, ya que todas se vieron al mismo tiempo. La lectura fue tan clara y atractiva para los alumnos que les permiti distinguir los 101 Arqueologa y Educacin Figura 21. Actividades de los problemas del patrimonio Los problemas del patrimonio Actividad 8.1 Las problemticas que se presentan Actividad 8.2 Creando una tabla de problemas del patrimonio Actividad 8.3 Las soluciones problemas a los que se enfrenta, tanto, que a la hora de intentar clarificarlos en plenaria, la discusin se volc sobre el papel que el gobierno tiene sobre los problemas, as como las responsabilidades que no ha tomado por completo. Mientras se discuta se fueron aportando soluciones, se argumentaban y contra argumentaban. Las tres actividades se tomaron casi toda la clase. Se debe reestructurar para hacerlas una sola actividad. La discusin se dio tan natural que hizo a un lado la creacin de la tabla donde quedaba registrado el trabajo de la sesin, por lo cual se decidi formar equipos de dos integrantes para que escribieran la tabla junto con sus soluciones. El escrito se entreg al finalizar la sesin. 4.5.10 Sesin 9: Recapitulacin En la novena sesin se tena pensado realizar una recapitulacin de todos los trminos vistos en la secuencia, junto con la relacin que se entablaba entre ellos. Pero no fue necesaria, ya que la recapitulacin se utiliz como el vnculo para ligar la secuencia didctica con el temario oficial, haciendo referencia a los trminos vistos en la secuencia y a los conocimientos relacionados con estos. De tal forma que despus de haber realizado estas recapitulaciones no se consider necesario destinar una sesin para cumplir con el propsito, ya que ste se haba estado realizando conforme se hacia el vnculo en las clases. Otra de las razones para no realizar la sesin fue el inters de ver cmo salan en la prueba final sin haber tenido un repaso que les refrescara los conceptos y sus relaciones. 102 Anlisis de Resultados Aunque esto pervierte a la secuencia didctica, permiti evaluar el conocimiento que haban asimilado correctamente y no el que se les haba refrescado el da anterior. 4.5.11 Sesin 10: Evaluacin La dcima y ltima sesin (figura 22) buscaba realizar tres tipos de evaluacin. Una, en donde los alumnos se autoevaluaran (10.1); otra, en donde se evaluara el dominio sobre los conceptos y relaciones de la secuencia didctica (10.2), y una tercera evaluacin (10.3), en donde se hablara en general sobre la aplicacin de la secuencia. Las tres evaluaciones aportaron distinta informacin que se encuentra reflejada en todo este apartado. Tal vez, sera necesario sistematizar un poco la tercera evaluacin, que en este caso se dej abierta a comentarios de los alumnos y en su lugar escribir un guin de preguntas sobre la secuencia. Figura 22. Actividades de evaluacin Evaluacin Actividad 10.1 Autoevaluacin Actividad 10.2 Evaluacin formativa Actividad 10.3 Comentarios 4.5.12 Prctica de campo Como parte de su formacin acadmica, desde hace dos aos, los alumnos del Colegio Madrid asisten a una prctica a la zona arqueolgica de Xochicalco, Morelos. Este ao se ajust la prctica de campo a los fines de la secuencia didctica. Se disearon seis actividades (figura 23) que se integraron al manual y tenan como objetivo poner en prctica, mediante distintos ejercicios de interpretacin de la cultura material, el nivel cognitivo sobre el conocimiento arqueolgico que los alumnos posean. 103 Arqueologa y Educacin Figura 23. Actividades de prctica de campo Actividad P.1 Trabajo previo Actividad P.2 Evidencias del pasado Actividad P.3 Distribucin espacial Prctica de campo Actividad P.4 Levantamiento tridimensional Actividad P.5 Interpretando la cultura material Actividad P.6 Reporte de investigacin La primera actividad (P1) tena como objetivo familiarizar al alumno con Xochicalco, para lo cual se seleccion un texto que introduca a los alumnos dentro de la conformacin del sitio. Esta lectura fue acompaada de tres ejercicios. En el primero deban ordenar en una tabla las distintas hiptesis sobre el origen de Xochicalco, lo que les permiti, por un lado, reafirmar que en la historia y en la arqueologa no existe una sola versin de los hechos, y por el otro, tener elementos que les permitieron llegar al sitio con una aproximacin de lo que se iban a encontrar. En el segundo ejercicio tenan que dar una hiptesis sobre el origen de la gente de Xochicalco. Esta actividad les permiti entender el carcter pluritnico de Xochicalco, y ya en el sitio entender por qu existan cosas parecidas a lo maya, a lo zapoteca, o a lo teotihuacano. El ltimo ejercicio consista en realizar una inferencia sobre la escritura de Xochicalco. Esta actividad recibi la misma respuesta que la actividad anterior, ya que habla acerca del origen pluritnico del sitio, no aportando ms informacin de la que los alumnos ya tenan, por lo que puede ser eliminada para la siguiente aplicacin. La segunda actividad (P2) consista en varios fragmentos de texto que describan lugares del sitio. Lo que los alumnos tenan que hacer era identificar la evidencia material de lo que haca referencia el autor. Si bien esta actividad fue una de las que ms gusto, por aquello de andar buscando en todo Xochicalco, tambien fue una de las que ms asistencia 104 Anlisis de Resultados necesit; ya que la cultura material a la que hace referencia el texto no es muy evidente. Se recomienda buscar descripciones que sean ms fciles de reconocer. La tercera actividad (P3) se conformaba por un mapa en blanco del sitio, donde se pona a los alumnos un listado de estructuras. La finalidad era que, conforme iban recorriendo el sitio, fueran identificando en qu parte se encontraban. Lamentablemente, esta actividad no funcion porque en el museo de sitio se encuentra un mapa, de donde los alumnos copiaron toda la informacin, convirtiendo los objetivos de la actividad en nulos. Ello implica la importancia de que el docente haga un recorrido previo del recurso que va a usar, antes de llevar acabo la actividad con su grupo. La actividad cuatro (P4) estaba pensada para simular un levantamiento tridimensional de una de las estructuras. Debido al carcter interdisciplinario de la prctica, en donde se conjuntaron objetivos de materias distintas, por funcionalidad y logstica, esta actividad la tuvo que retomar matemticas por que cumpla ms con sus objetivos. En la siguiente actividad (P5) se realiz un dibujo y una descripcin detallada de dos piezas del museo; la eleccin de las piezas era libre. La problemtica que se present, consisti en que el museo de sitio no cuenta con la informacin suficiente sobre las piezas que exhibe, lo que provoc confusin en los alumnos al momento de comenzar con su registro. No obstante, los alumnos describieron cunto pudieron y, aunque falt informacin que les hubiera ayudado para entender la pieza, la actividad satisfizo los objetivos: describir la pieza y luego hablar sobre las problemticas de trabajar con piezas descontextualizadas. La ltima actividad (P6) pretenda recopilar toda la informacin y el trabajo de la prctica para plasmarlo en un documento escrito sobre Xochicalco. El resultado de esto fue una gran gama de trabajos que iban desde los que slo copiaron la informacin y la repitieron, hasta los trabajos donde se apreciaba un anlisis sobre las actividades y se vea el reflejo del trabajo realizado durante la prctica. Lo que se necesita hacer para homogeneizar ms la calidad de los trabajos, es poner un guin sobre los puntos que interesa desarrollar en el trabajo; de esta forma el alumno ya sabe qu es lo que se espera de resultado, y puede desarrollar un trabajo de calidad que cumpla con las expectativas de los objetivos. En general, el resultado de las actividades de la prctica de campo permiti que los alumnos se familiarizaran con el sitio. Sin embargo, no se reflej directamente en los resultados de las actividades los conceptos aprendidos hasta el momento. Lo que lleva a tener 105 Arqueologa y Educacin que reestructurarlas para poder incluir apartados, en donde se pongan en evidencia explcita el nivel de desarrollo cognitivo sobre el conocimiento arqueolgico y sus relaciones. 4.6 Relacin de actividades de la secuencia didctica A continuacin se expone la relacin entre las actividades de la secuencia didctica aplicada originalmente, respecto a la propuesta final de la secuencia, analizada y reestructurada a partir de las correcciones realizadas durante el anlisis de resultados (anexos). En la primera columna se muestran las actividades de la propuesta original y en la segunda la correspondencia con a las actividades ya modificadas. Tabla 14. Relacin entre las actividades de la secuencia aplicada y la prepuesta final Actividad aplicada Propuesta final 1.1 Presentacin 1.1 Presentacin 1.2 Evaluacin conocimientos previos 1.2 Evaluacin de conocimientos previos 1.3 Lo que estudia la arqueologa Eliminada 1.4 De qu trata la arqueologa? 1.3 De qu trata la arqueologa? 1.5 Arqueologa en el ao 3004 1.4 Arqueologa en el ao 3004 2.1 Qu es la arqueologa? 2.1 Arqueologa, cultura y trabajo 2.2 Qu es cultura? arqueolgico 2.3 Con qu trabaja el arquelogo? 2.4 Interpretando la cultura material 2.2 Interpretando la cultura material 3.1 Arqueologa de la basura 3.1 Arqueologa de la basura 3.2 Interpretando la cultura material 3.2 Interpretando la cultura material 3.3 Descubriendo la actividad humana 3.3 Descubriendo la actividad humana 4.1 La cultura material, evidencia de la 4.1 La cultura material, evidencia de la actividad humana actividad humana 4.2 Ordenando el trabajo arqueolgico Eliminadas 4.3 Las fases del trabajo arqueolgico 4.4 Fases del trabajo arqueolgico 4.2 Fases del trabajo arqueolgico 5.1 Las tcnicas de la arqueologa 5.1 Las disciplinas auxiliares 5.2 Las tcnicas de investigacin 5.2 Las tcnicas de investigacin 5.3 Arqueologa e historia 5.3 Arqueologa e historia 6.1 Compaeros de marcha? 6.1 Compaeros de marcha? 6.2 Mesoamrica: una Historia sin escritura 6.2 Mesoamrica: una Historia sin escritura 6.3 Historia de un objeto 6.3 Historia de un objeto 106 Anlisis de Resultados Tabla 14. Relacin entre las actividades de la secuencia aplicada y la prepuesta final Actividad aplicada Propuesta final 7.1 El patrimonio arqueolgico en imgenes 7.1 El patrimonio arqueolgico en imgenes 7.2 Patrimonio arqueolgico y cultura 7.2 Patrimonio arqueolgico y cultura material material 7.3 Patrimonio arqueolgico 7.3 Patrimonio arqueolgico 7.4 Los problemas del patrimonio 7.4 Los problemas del patrimonio 7.5 Patrimonio arqueolgico y sus problemas 7.5 Patrimonio arqueolgico y sus problemas 8.1 Las problemticas que se presentan 8.1 Patrimonio arqueolgico: problemas y soluciones 8.2 Creando una tabla de problemas del 8.2 Creando una tabla de problemas y patrimonio soluciones 8.3 Las soluciones 9.1 Recapitulacin 9.1 Recapitulacin 10.1 Autoevaluacin 10.1 Autoevaluacin 10.2 Evaluacin final 10.2 Evaluacin final 10.3 Comentarios 10.3 Comentarios P.1 Trabajo previo 11.1 Conociendo Xochicalco P.2 Evidencias del pasado 11.2 Evidencias del pasado P.3 Distribucin espacial Eliminada P.4 Levantamiento tridimensional Eliminada P.5 Interpretando la cultura material 11.3 Interpretando la cultura material P.6 Reporte de investigacin 11.4 Reporte de investigacin 107 Arqueologa y Educacin 108 Conclusiones 5 conclusiones El desarrollo de esta tesis, adems de cumplir con los objetivos planteados en un inicio, derivados de las caractersticas del conocimiento arqueolgico, permiti analizar distintos aspectos del mbito docente: por un lado, las cuestiones relacionadas con la estructuracin y evaluacin de mecanismos metodolgicos para la enseanza de la arqueologa en secundaria, y por el otro, su implementacin didctica dentro del aula. Las conclusiones se presentan agrupadas en cuatro categoras. Primero, se hablar de las conclusiones referentes al desarrollo del conocimiento arqueolgico; en un segundo apartado, se vern las relacionadas con el diseo y evaluacin de estrategias didcticas; en el tercer apartado, se presentaran las concernientes a la aplicacin dentro del aula; y por ltimo, se presentar la forma en que la arqueologa se integra al Programa de Historia de Mxico en tercer grado, permitiendo as su inclusin dentro del currculo de educacin secundaria. Conocimiento arqueolgico Las distintas actividades que permitieron que el conocimiento arqueolgico fuera construido por los alumnos detectaron que muchos de ellos se encuentran familiarizados con los conceptos. Sin embargo, su conocimiento es inexacto, errneo y mal utilizado en ocasiones. 109 Arqueologa y Educacin Lo que provoc, que muchas veces fuera ms difcil corregirlos que si no hubieran tenido nocin de ellos. Ejemplo de esto es Ana, quien en un inicio no tena nocin de muchos de los conceptos, pero el desarrollo de la secuencia permiti que construyera los trminos desde una base slida, que al final le permiti comprender claramente los conceptos. En cambio, alumnos que tienen una idea errnea batallan ms por esclarecer el concepto, lo que provoca que muchas veces la construccin final no sea del todo correcta o que el proceso de enseanza sea ms arduo al tener que desaprender lo aprendido. Estas construcciones errneas sobre el conocimiento arqueolgico se deben en buena medida a que los alumnos los han aprendido fuera de la educacin formal, ya sea por visitas a sitios arqueolgicos, a museos, o simplemente por que les han sido mencionados en algn lado, y ellos los ocupan sin tenerlos claros. Esto conlleva a que el alumno tenga que construir una definicin mediante la experiencia (conocimiento vulgar), la cual en la mayora de las veces, al no tener un mediador que adapte el conocimiento cientfico a las necesidades de la edad y al contexto del alumno, genera concepciones fragmentadas, que si no se complementan adecuadamente terminan siendo nociones errneas. La presente investigacin permiti demostrar las ventajas de la enseanza de la arqueologa a los alumnos de secundaria, facilitando la construccin de conceptos slidos que ayudan a que entiendan la arqueologa y aprecien el patrimonio arqueolgico de forma clara y conciente. El patrimonio deja de ser "ese lugar con ruinas" y se convierte en parte de la construccin de su pasado; como una alumna menciona: "entonces muchas de las cosas que la historia cuenta es por que un arquelogo estudio la cultura material". Ya no es ms "las cosas que uno ve en el museo y que estn sucias y destruidas", sino que cobran la importancia y le dan sentido a la enseanza de la Historia de Mxico. Como un alumno se refiere al estar parado en la Acrpolis en Xochicalco: "si yo hubiera sabido esto, mi viaje al rea maya hubiera sido distinto, me daba flojera estar ah subiendo y bajando edificios, no saba lo que te pueden decir, pero ahora ya soy todo un arquelogo y hasta te puedo decir que esto es slo una pequea parte de lo que fue Xochicalco". Si bien, los resultados no permiten observar en detalle, si los alumnos aprendieron ms sobre las culturas prehispnicas, s permiten apreciar el desarrollo de un aprendizaje significativo sobre el patrimonio arqueolgico y la arqueologa para el presente. Lo que permite construir una conciencia sobre la importancia de la conservacin del patrimonio 110 Conclusiones arqueolgico y el importante papel de su estudio para la conformacin de la Historia de Mxico. La respuesta obtenida con la aplicacin de la secuencia, se ve influenciada por el nivel socioeconmico y sociocultural de las familias de los alumnos, de los cuales la mayora, han visitado museos y han realizados viajes a zonas arqueolgicas, o tienen la capacidad de hacerlo. Lo que posibilit en cierta medida que tuvieran alguna familiaridad con lo que se les estaba enseando, permitiendo estudiar la potencialidad del diseo de la secuencia didctica de arqueologa en la educacin bsica. Es aqu donde cobra ms importancia la secuencia, y en donde se tiene que buscar su implementacin dentro de la educacin bsica a todos los niveles. Si observamos que la mayora de los alumnos de tercero de secundaria de un colegio particular, en el que sus padres cuenta con ms del ochenta por ciento con estudios profesionales, tienen la oportunidad de entrar en contacto con el patrimonio; an as, cometen errores conceptuales referidos a la arqueologa y al patrimonio arqueolgico. Es necesario preguntarnos cmo se encuentra la situacin en la mayora de la poblacin, en donde en muchos casos no han visitado nunca una zona arqueolgica. Es ah, y mediante la estructuracin de la enseanza de la arqueologa y el patrimonio arqueolgico, que se debe comenzar a clarificar los temas. Desde hace aproximadamente veinte aos, a nivel internacional se ha comenzado a dar un espacio importante a la relacin entre la educacin y la arqueologa. Esto con la finalidad de crear conciencia en el pblico en general, para que por iniciativa propia, y concientes de la importancia del patrimonio arqueolgico, lo cuiden y promuevan su estudio. Estos programas se han implementado con un xito creciente en pases como Inglaterra, Sudfrica, Estados Unidos e India. Sin embargo, en Mxico an no se han tomado acciones para concientizar a la gente mediante la educacin formal. Si bien existen museos, revistas y programas de televisin, el espacio dentro de la educacin formal no ha recibido la atencin necesaria, siendo a fin de cuentas el lugar en donde se podra realizar un trabajo de manera ms eficiente y sistemtica. En relacin a esto, es importante no dejar de lado los resultados obtenidos con esta tesis. Ya que demostraron ampliamente que la enseanza de la arqueologa es posible y sobre todo es necesaria, si se quiere comenzar a formar individuos capaces de defender el patrimonio arqueolgico en un futuro no muy lejano. 111 Arqueologa y Educacin El proceso de aprendizaje desarrollado por los alumnos, no solamente permiti que aprendieran sobre arqueologa, sino que hizo evidente el grado multidisciplinario de muchas de sus materias, ya que las relacion dentro de un todo prctico mediante la enseanza de la arqueologa. Pedaggicamente, la arqueologa sirvi como contenido transversal del currculo. La forma en que trabaja el arquelogo y las distintas herramientas que toma de sus ciencias auxiliares, permitieron ver como su materia de Qumica se vuelve prctica al analizar los residuos humanos; como su taller de Foto puede reflejar el registro de materiales; cmo su clase de Fsica permite conocer la edad de los objetos; cmo su clase de Matemticas les resuelve de forma estadstica ciertos patrones de conducta, y cmo su clase de Historia conjuga todo para darle sentido a ellos mismos, dentro de una civilizacin multicultural reflejo de su pasado. Otra conclusin, es que la secuencia no slo permiti ensear lo que es la arqueologa, sino que adems desarrollaron habilidades cognitivas asociadas a la resolucin de problemas. Finalmente, es necesario decir que la aplicacin de la secuencia didctica de enseanza de la arqueologa y el patrimonio arqueolgico permiti, en un primer momento, hacer evidente el nivel conceptual que los alumnos manejaban, para de ah, partir a estructurar el conocimiento arqueolgico, y as ms tarde dar sentido a la importancia de ste. Si bien este proceso fue diferente en cada uno de los alumnos, y los resultados fueron a su vez distintos, es importante hacer notar que todos clarificaron sus conceptos previos, permitiendo observar una construccin del conocimiento de acuerdo al nivel cognitivo previo que manejaban. Es decir, el conocimiento arqueolgico, a pesar de su carcter abstracto, puede trabajarse en la educacin secundaria. Diseo y evaluacin de estrategias didcticas En el caso de Mxico, la enseanza y divulgacin de la arqueologa a lo largo de los aos se ha fundamentado en mostrar aquellas cosas que "algunos cuantos" han considerado que son importantes. Ha sido una difusin de los que poseen el conocimiento, enfocndose en hacer comprensible esa importancia que para ellos es per se. Sin embargo la realidad es distinta. La transmisin del conocimiento cientfico, y sobre todo de aquel que ha sido consensuado por un grupo acadmico, no es ni puede parecer algo sencillo de hacer; tomando en cuenta que ese conocimiento se comienza a transmitir y generar en los niveles de la educacin superior. 112 Conclusiones De tal forma, que es imposible pedir a un pblico que no domina los criterios de la disciplina en cuestin, que entienda y aprecie lo que se le est intentando trasmitir. Es necesario pues, que este conocimiento sufra las adecuaciones necesarias para su transmisin. Como reflexin y pregunta para un futuro trabajo, me permito aventurar que sa, y no otra, ha sido la razn de los resultados aislados de la difusin en Mxico. Se ha intentado difundir algo que a la mayora de la gente no le interesa por que no lo entiende, y esto debido a que no se ha realizado propiamente la adecuacin del conocimiento arqueolgico para el pblico en general. Provocando, y haciendo alusin a Freeman Tilden (Gndara, 1999a:475), que la gente al no entender, no lo aprecia, y si no se aprecia no se toma conciencia sobre la importancia de su estudio y su conservacin. La funcin de toda didctica es precisamente solucionar este problema, ya que permite que uno tome conciencia sobre lo que el receptor necesita conocer, para poder aprender lo que uno quiere transmitir. Si no se toma en cuenta que los constructos conceptuales de alguien que no conoce el tema son diferentes a los del profesional, es poco probable que se pueda llegar a ensear algo de forma adecuada, sin crear en l mitos e ideas errneas respecto a ellos. Aqu radica la importancia del mtodo de enseanza utilizado para el diseo de la secuencia didctica, ya que busca entender qu es lo que sabe el receptor, para as estructurar los conocimientos previos necesarios y disear los procedimientos adecuados para que el propio aprendiz pueda construir los trminos de forma adecuada, logrando la comprensin del conocimiento. Esto no se logra ms que con una evaluacin continua de los procesos de enseanza y aprendizaje. De ah la importancia de realizar una evaluacin que permita reafirmar los xitos y corregir los errores durante la marcha, evitando de esta manera la formacin de conceptos errneos. De esta forma, el diseo de la secuencia de enseanza de la arqueologa y el patrimonio arqueolgico permiti estructurar en un principio todas aquellas actividades que facilitaran que el conocimiento fuera aprendido. Sin embargo, a lo largo de la aplicacin tuvieron que ser modificadas, y no porque estuvieran mal, sino porque seguan una lnea de evaluacin continua y deban girar alrededor del desarrollo de los alumnos. Cosa que en un inicio es imposible de determinar, ya que se necesita ese trabajo de campo para poder ir adecuando el procedimiento con las necesidades de la puesta en prctica. 113 Arqueologa y Educacin En otras palabras, lo que propongo es la necesidad de crear una didctica de la arqueologa que tome en cuenta las caractersticas conceptuales del conocimiento arqueolgico, el desarrollo cognitivo de los estudiantes, y sea flexible para responder a los diferentes entornos culturales en los que se desarrolla la educacin secundaria. Implementacin dentro del aula Los espacios con los que se cuenta dentro de la educacin formal son tan amplios como la creatividad del docente. Pueden remitirse solamente a una clase tradicional dentro del aula, o ser tan innovadoras y ampliar este espacio ms all de los salones de clase. En el caso de la enseanza del conocimiento arqueolgico, en Mxico tenemos la ventaja de que contamos con un amplio patrimonio arqueolgico, que si observamos con atencin se puede encontrar casi en cada esquina. Es de esta manera, que la enseanza de la arqueologa puede ser estructurada de forma que permita que la teora se conjugue con la prctica. Adems de relacionarla con el resto de las disciplinas, permitiendo hacer de la arqueologa el medio multidisciplinario que las integre y les d an ms sentido. En el caso de esta secuencia, se disearon diez sesiones dentro del aula y una prctica de campo. Estas conjugaron distintos enfoques de enseanza, desde la clase tradicional de exposicin por parte del profesor, pasando por el trabajo en equipo, hasta actividades que enfrentaban el conocimiento con la realidad. Una de las mayores problemticas que se presentan frente a esta postura son los tiempos. Los temarios de la SEP llegan a resultar tan amplios, que muchas veces los profesores se encuentran sacando tiempo de entre las piedras para poder "cubrir" con xito los lineamientos de la SEP, muchas veces sin tomar en cuenta las necesidades de aprendizaje de sus alumnos. La secuencia que se aplic con los alumnos, si bien se encontraba integrada dentro del temario oficial y marchaba a la par, se enfrent con estas cuestiones. En un inicio se tenia pensado que la secuencia se aplicara durante el primer bimestre del ao. Sin embargo, la evaluacin continua que se realizaba, y los mltiples inconvenientes que se presentaron a lo largo del curso provocaron que las ltimas tres sesiones se aplicaran durante el segundo bimestre. Esto permite apreciar que una secuencia, si bien debe ser planeada y calendarizada, 114 Conclusiones es necesario ir haciendo cambios, lo cual no perjudica a la secuencia, sino que le permite reestructurase a las necesidades del aula. Otro problema que se present fue la concepcin de los alumnos frente a la evaluacin tradicional, en donde se preocupaban constantemente de su calificacin y no del aprendizaje que estaban logrando. Luchar contra estas concepciones no es tema de esta tesis, pero s es necesario mencionarlo, ya que en muchos casos los alumnos no se interesaban en el conocimiento arqueolgico por curiosidad, sino porque en algn momento iba a ser "calificado" su aprendizaje. Lo que provoc, que algunos se aprendieran de memoria los trminos sin llegar a razonarlos, y por tanto, sin alcanzar un aprendizaje significativo. Finalmente quiero concluir que la implementacin de la enseanza del conocimiento arqueolgico es algo posible dentro del aula, y las condiciones que genera son ms benficas que los pequeos problemas que se pueden llegar a presentar. Por ejemplo: es barata, ya que no necesita de una gran infraestructura para su aplicacin; es prctica, ya que se acopla al temario de Historia de Mxico; permite el desarrollo del trabajo en equipo, ya que muchas de las actividades giran en relacin a la construccin del conocimiento entre iguales; es multidisciplinaria, ya que conjuga las distintas materias del curso de tercero de secundaria; es til, ya que permite ensear el mundo mesoamericano desde un enfoque diferente; sirve para evaluar y reestructurar conceptos afines como cultura y sociedad; permite clarificar nociones de temporalidad y espacialidad; es dinmica, ya que permite dotar de un sentido diferente las prcticas realizadas en torno al tema, y es necesaria, ya que de otra forma la bsqueda de una conciencia sobre el estudio y cuidado del patrimonio arqueolgico se vuelve difcil sin los medios adecuados que la promuevan. Enseanza de la arqueologa en la secundaria Los resultados observados a lo largo de la investigacin, dotan de elementos suficientes para proponer la incorporacin de la enseanza de la arqueologa dentro del currculum de educacin secundaria. Las distintas actividades que desarrollan el conocimiento arqueolgico a lo largo de la secuencia didctica, fomentan y facilitan el aprendizaje de los diferentes propsitos que el enfoque de la educacin secundaria propone para la enseanza de la Historia. 115 Arqueologa y Educacin De esta forma, el nivel cognitivo que se logra desarrollar con las actividades facilita que los alumnos entiendan el desarrollo de la humanidad y las principales transformaciones en sus manifestaciones culturales, sociales, polticas, cientficas y tecnolgicas. Esto, mediante la utilizacin de la cultura material para evidenciar los procesos, sus causas, antecedentes y consecuencias, y la forma en que las sociedades han impactado su entorno a lo largo del devenir histrico. Tambin, permite estudiar la historia desde la visin de los grandes patrones sociales y los cambios que se han producido en ellos por la influencia de la actividad humana. El entendimiento de la importancia del patrimonio arqueolgico, fomenta en los alumnos una visin crtica sobre su presente y la influencia de los procesos histricos en la conformacin de la vida contempornea, facilitando as entender los trminos de medicin del tiempo que la historia utiliza: siglos, etapas, periodos, y pocas. Mediante la arqueologa, la historia se hace de una herramienta que permite ver el pasado de manera alternativa y palpable, facilitando as que los alumnos se interesen por la construccin del conocimiento histrico. La comprensin de nociones histricas como tiempo histrico, causalidad, proceso histrico, herencia cultural, cambio, continuidad, ruptura y diversidad, se fomentan mediante el estudio de las evidencias materiales y la generacin de hiptesis sobre la funcin y origen de la cultura material. Adems de que la secuencia permite evaluar y desarrollar estos conceptos que son afines para la construccin del conocimiento arqueolgico. De manera natural, la arqueologa permite la vinculacin de los temas de historia con los de las otras asignaturas, facilitando que los alumnos integren de manera global el resto de las materias bajo un slo eje rector. Qumica, Fsica, Matemticas, Geografa, Biologa e Historia, encuentran un espacio dnde conjugarse de manera prctica. La arqueologa, al utilizar estas materias como disciplinas auxiliares, genera la construccin de un conocimiento multidisciplinario, y se convierte en un contenido transversal del currculo. El planteamiento pedaggico incluido en la secuencia didctica, fomenta, por un lado, el trabajo en equipo, lo que permite la construccin del conocimiento entre pares; y por el otro, genera en los alumnos una visin crtica de la historia, no interesndose tanto en la memorizacin de datos, sino en el anlisis de los procesos histricos, y en su importancia para la conformacin del presente. 116 Conclusiones La enseanza de arqueologa se integra al Programa de Historia de Mxico, durante el tercer grado, al momento en que el alumno se encuentra estudiando la primera unidad. Los temas sobre las culturas prehispnicas, ponen en prctica el conocimiento arqueolgico desarrollado, complementando el proceso de enseanza y aprendizaje de las culturas precolombinas. La ejemplificacin de los procesos humanos mediante la cultura material y la explicitacin de la forma en que la informacin contenida en los libro de texto se llega a construir permite que el alumno entienda mejor los procesos que se encuentra estudiando, y construya una conciencia sobre el estudio y la proteccin del patrimonio arqueolgico. As mismo, la enseanza de la arqueologa no solamente permite abordar los temas mesoamericanos, sino que abre posibilidades para la enseanza del mundo antiguo en distintas partes del mundo; dnde a partir de la cultura material, se ejemplifican las distintas sociedades de la antigedad que son estudiadas a lo largo de toda la secundara. Para concluir, es importante recalcar la necesidad de la inclusin de la arqueologa a la enseanza formal, ya que fomenta la construccin de individuos humanistas, concientes, reflexivos, crticos y capaces de incidir en su entorno social. Personas que no slo sern espectadores de su realidad, sino que tendrn la capacidad de reaccionar y formar parte de ella. Sujetos que sern concientes sobre las implicaciones y responsabilidades que deben adquirir frente a la sociedad; con capacidades suficientes para analizar su entorno y reaccionar de manera libre y conciente sobre l. Individuos que hoy en da son tan necesarios frente a las polticas transnacionales; que conozcan y defiendan el patrimonio, no por ser una fuente de ingresos, sino por ser un recurso indispensable para su conformacin como sujetos. Personas que entiendan, respeten y defiendan la diversidad cultural. Finalmente, la enseanza de la arqueologa es necesaria, no slo por la conformacin de los smbolos que representan nuestro patrimonio, sino por la sustancia que contienen, y que permite entendernos como seres humanos. 117 Arqueologa y Educacin 118 Secuencia Didctica: materiales para el profesor anexo uno: secuencia didctica, materiales para el profesor 119 Arqueologa y Educacin Presentacin del tema Es muy comn que la gente que no se encuentra familiarizada con la arqueologa, piense que sta se dedica a la bsqueda de objetos preciosos (Litvak, 1979); para ser, en el mejor de los casos, colocadas en museos o en el peor de ellos, para ser vendidas a importantes empresarios o coleccionistas que pagan una fortuna por ellas. Desde luego el arquelogo que obtiene este tipo de piezas tan valiosas es un personaje aventurero (Lpez, 2002), fuerte y sumamente sabio; ya que descifra hbilmente las trampas y los cdigos que protegen a la pieza en cuestin. Generalmente este arquelogo sufre cuantiosas heridas y muchas penurias durante su peregrinar en busca del "tesoro", pero siempre triunfal, logra su objetivo. Sin duda esta visin del arquelogo se ha visto alimentada por los medios de comunicacin. Pelculas como Indiana Jones, Tomb Rider o La Momia, reflejan sta visin; sin embargo tambin los programas de difusin como los del Discovery Channel, The History Chanel o los peridicos y noticieros; en donde los temas giran en torno a la "Gran Momia", "Al Gran Templo", "La exquisita pieza" o "al terrible sacrificio". Si bien estos programas hacen a la arqueologa un poco ms mortal, no apartan del pblico de la idea del "objeto precioso". Pues bien, sta secuencia didctica pretende clarificar esos mitos alrededor de la arqueologa y su objeto de estudio. Para lograr ste fin, la secuencia tocara cuatro temas principales: a) lo que es la arqueologa y como trabaja, b) lo que es el patrimonio arqueolgico, c) la relacin existente entre la arqueologa y la historia y d) la importancia de estas tres. La secuencia se encuentra organizada en dos partes principales; una dirigida a orientar al profesor, y una segunda, donde se encuentran los materiales que los alumnos utilizarn durante la secuencia. La primera, que va dirigida a orientar al profesor; contiene textos explicativos sobre los principales temas, un mapa conceptual sobre la secuencia, una sugerencia de la secuenciacin de los contenidos, las lecturas que realizarn los alumnos, y material de apoyo para la presentacin de los temas. La segunda, que va dirigida a los alumnos; contiene todo el material con el que se trabajara a lo largo de las diez sesiones y la prctica de campo (autoevaluaciones, evaluaciones, cuadros, lecturas y actividades). Qu es la arqueologa La arqueologa es una ciencia, dado que busca conocer las causas y los principios de la accin humana, mediante el anlisis metdico y ordenado de su cultura material; busca conocer el pasado del hombre y la forma en que ste interacta con otros hombres y con su medio ambiente; as mismo se interesa por estudiar y entender los procesos de cambio de las sociedades a travs del tiempo. En pocas palabras la arqueologa se podra definir como "el estudio de la cultura de los grupos humanos, sus procesos de cambio a travs del tiempo, su relacin con el medio ambiente en que viven y con otros grupos, vecinos o lejanos, contemporneos o no, inclusive con el mismo grupo en pocas distintas" (Litvak, 1986: 32). Para esta definicin entendemos cultura como "el conjunto de smbolos, valores, actitudes, habilidades, conocimientos, significados, formas de comunicacin y organizacin sociales, y bines materiales, que hacen posibles la vida de una sociedad determinada y le permiten transformarse y producirse como tal, de una generacin a las siguientes" (Bonfil 1997). A pesar de que la arqueologa puede ser aplicada a grupos humanos contemporneos, la mayor parte de las investigaciones se enfocan al estudio de las culturas pasadas; para esto el arquelogo se centra en la evidencia de la actividad humana, en los restos materiales que son la evidencia de la expresin humana, es decir en su cultura material. El procedimiento mediante le cual se realiza ese anlisis es un proceso sistemtico y metdico que contiene seis fases principales. 120 Secuencia Didctica: materiales para el profesor Lo primero que se hace es plantear el problema de estudio; para lo cual se analizan todas las fuentes de informacin que permitan plantear los objetivos de la investigacin y la forma en que se realizara el estudio. Esta fase por supuesto involucra una exhaustiva revisin de bibliografa y los trabajos previos que se hayan realizado, as como toda la informacin sobre la zona (entre ellas la cartografa y fotografa area) (Litvak, 1986). Una vez que se ha diseado el proyecto de investigacin, el arquelogo realiza un anlisis de superficie para conocer la zona y as planificar de la mejor forma el lugar donde va a realizar su excavacin. Dentro de ste anlisis las tcnicas de prospeccin arqueolgica son de gran utilidad ya que permiten determinar la ubicacin del sitio y de sus rasgos enterrados (Manzanilla y Barba, 2003). Muchas veces el anlisis de superficie permite responder muchas cuestiones sobre la investigacin, es ms hasta puede que no se necesite realizar una excavacin, ya que la informacin aportada por el anlisis responde gran parte del problema de investigacin (Litvak, 1986). Una vez que se conoce los resultados del anlisis de la superficie se procede a montar el campamento y a delimitar las zonas de excavacin. La excavacin arqueolgica es una actividad destructiva, de ah la importancia de su planificacin y registro. Si bien es cierto que en la actualidad contamos con tecnologa que permite conocer la evidencia material hasta grados moleculares, no podemos pensar que no se nos escape nada de la informacin que proporcionan las excavaciones. Hay que reconocer que el patrimonio arqueolgico es un recurso no renovable, y que todo lo que se excava se destruye y resulta imposible recuperarlo; de ah, que cuando se trabaja en un sitio no se excava ste en su totalidad, por un lado por que sale muy caro y por el otro por que permite dejar evidencia para los arquelogos del futuro que contarn con tcnicas ms especializadas de las que contamos en la actualidad (Litvak, 1986). El registro de la excavacin arqueolgica es el punto medular de la obtencin de los datos; no se puede permitir dejar de lado la ms mnima evidencia. Es muy comn creer que el inters principal en una excavacin son los objetos que se encuentran durante el proceso de excavacin, pero este es totalmente falso. El inters primordial del arquelogo es la asociacin que guardan los objetos entre si; tanto temporalmente como espacialmente. El objeto aislado proporciona informacin, pero si a sta le agregamos su contexto, entonces deja de ser una simple pieza y se convierte en evidencia de actividades; eso es lo que interesa, por lo tanto el arquelogo se dedica a registrar todos lo datos que proporciona su excavacin completa; desde muestras de tierra que luego se analizan en el laboratorio, hasta la relacin existente entre cada uno de los objetos que se va encontrando, no importando que tan insignificante parezca (Manzanilla y Barba, 2003). El siguiente paso dentro del trabajo del arquelogo, una vez que se ha registrado toda la excavacin, consiste en mandar todas las muestras obtenidas al laboratorio. Los anlisis fsicos, qumicos y biolgicos que se realizan ah, permiten conocer varias caractersticas de las muestras, desde las fechas aproximadas de los objetos, hasta las caractersticas de la tierra y lo que contiene; como pueden ser restos de semillas o evidencia de actividades como de aseo o de coccin de algn elemento. Los distintos resultados del anlisis del laboratorio dotan de elementos de interpretacin al arquelogo para que la informacin que se encuentra aislada tome forma a la hora de contextualizarla con el resto de los resultados; esto permite al arquelogo llegar a interpretaciones ms completas basadas en datos confiables (Litvak, 1986; Manzanilla y Barba, 2003). Mientras las piezas se encuentran analizndose, el arquelogo comienza con el anlisis de gabinete, en donde se dedica a unir las piezas del rompecabezas. Elabora tipologas de los objetos que encontr en el campo, y las compara con otras piezas ya analizadas que le permiten establecer relaciones temporales y espaciales. Con estos datos, con los anlisis del laboratorio y con los datos que proporcionan el anlisis de las formas y estilos, el arquelogo va descifrando poco a poco la actividad humana (Litvak, 1986; Manzanilla y Barba, 2003). Finalmente la ltima fase es la elaboracin de las conclusiones de su trabajo, en donde se integra la informacin que se obtuvo para dar paso a la interpretacin sobre el sitio y la cultura que se investigo (Litvak, 1986; Manzanilla y Barba, 2003). 121 Arqueologa y Educacin Patrimonio Arqueolgico El patrimonio arqueolgico es considerado como "la evidencia material del pasado del hombre, los resultados de su cultura que abarcan desde los objetos ms triviales hasta esas obras de arte que se ven con reverente respeto" (Litvak, 1979), y que son el objeto de estudio de la arqueologa; quien se encarga de estudiarlos e interpretarlos para darle as explicacin y sentido, a la propia historia del ser humano. He ah dnde radica su importancia. Es primordial hacer notar el carcter que tiene el patrimonio arqueolgico, de recurso no renovable. Es por eso la necesidad de su conservacin, si no se protege y se conserva, se destruye, y al destruirse no se puede recuperar jams. Pero el objetivo ltimo no es proteger por el simple hecho de que no se destruya, sino evitar la perdida fsica, y por ende, la perdida de informacin que ayuda a entender nuestro pasado; sta y no otra es la importancia de la conservacin y proteccin del patrimonio (Lpez, 2002). A lo largo de la historia el patrimonio arqueolgico se han enfrentado a distintos problemas; unos los han logrado resolver y otros han sido heredados a las generaciones venideras. Actualmente algunos de los problemas a los que se enfrenta el patrimonio son: lo que entiende el pblico en general, las necesidades de la poblacin, las dimensiones del patrimonio, la relacin con la poltica Nacional, y la divulgacin. Lo que entiende el pblico en general Generalmente cuando se habla del patrimonio arqueolgico, las personas inmediatamente lo relaciona con esos preciosos y monumentales objetos (Litvak, 1979) que consideran es se patrimonio. A pesar de que esta interpretacin no es del todo errnea, no abarca la totalidad del patrimonio arqueolgico y por lo tanto es una concepcin a medias o falsa, construida y heredada durante largas generaciones a travs de los aos. El problema aqu radica en: quin le ha dicho a la gente que lo que cree no es as? La televisin, las pelculas, los peridicos, el discurso poltico, los libros de texto y los medios de divulgacin en general durante dcadas han construido esa versin del patrimonio arqueolgico (Florescano, 1997). La razn a este problema es sencilla. Estos grandes medios de comunicacin necesitan vender su producto, y entre ms magnnimo y ostentoso sea lo que se ofrece, pues es mayor la probabilidad de generar buenas ventas. La respuesta en este caso es sencilla, no hay que ir ms all ni buscar explicaciones muy complejas. Las explicaciones se las debemos de pedir al sistema educativo, y a las personas que se dedican a estudiar el patrimonio arqueolgico: los arquelogos. No hay problema en que los medios difundan su versin, siempre y cuando, las personas que lo consumen sean concientes que el patrimonio arqueolgico implica muchas cosas ms; y que generalmente esa parte que no toman en cuenta los medios, es la parte que ms informacin ofrece para interpretar a las sociedades que hicieron esos maravillosos objetos, que hoy visitamos en museos y zonas arqueolgicas. Las necesidades de la poblacin A lo largo de la historia de la humanidad, el hombre ha necesitado adaptar su entorno para sobrevivir. Este principio actualmente se sigue aplicando y es muchas veces el causante principal de la destruccin del patrimonio. Desde el campesino que trabaja su tierra, hasta los grandes proyectos nacionales de construccin; han contribuido, en cierta forma, a la destruccin del patrimonio. En el caso de Mxico, en donde nuestras ciudades reposan sobre las ciudades prehispnicas y nuestras rutas de comercio generalmente son las mismas que las de poca prehispnica; la mayora de las nuevas modificaciones del entorno, implican necesariamente el involucramiento del patrimonio arqueolgico. Entonces la disyuntiva (si es que existe) se encuentra entre conservar el patrimonio y no construir, o construir y destruir el patrimonio (Litvak, 1979). 122 Secuencia Didctica: materiales para el profesor El resultado, en cualquiera de los casos, debera ser un equilibrio entre estas dos acciones: el conservar el patrimonio y satisfacer las necesidades. Lamentablemente al poner sobre la mesa estas dos cuestiones la decisin termina inclinndose por la satisfaccin de las necesidades. Un caso ms drstico es el saqueo de los sitios; que van desde la misma gente que vive cerca de los sitios, y que al arar la tierra desentierran vestigios que luego venden a los turistas a la entrada del sitio, hasta los grandes coleccionistas que pagan una buena cantidad de dinero por piezas ostentosas y en buen estado; provocando con esto la formacin de gente especializada (saqueadores) que se encarga de conseguir las piezas que el coleccionista compra (Gertz, 1996; Gonzlez, 1996). La idea en si es la misma y es provocada por la misma causa. La gente no entiende la importancia del patrimonio (Gndara, 1999a; Litvak, 1997); la desconoce a tal grado que no se da cuenta o no le importa destruir o vender ese patrimonio. Todo esto es provocado por que no le ve una utilidad al hecho de conservar ese patrimonio: de que le sirve?, le da de comer?, le quita el fri?, le permite llegar ms rpido de un lugar a otro? Las preguntas pueden ser cientos y la respuesta a la necesidad inmediata siempre va a ganar. El punto medular es que el pblico no se ha apropiado de su patrimonio por que no lo siente suyo; le es ajeno, y por tanto no le ve una utilidad prctica e inmediata (Gndara, 1999a). En contraparte, las modificaciones que se realizan, y que destruyen al patrimonio, si tienen para l, una utilidad inmediata, palpable y por lo tanto til. Las dimensiones del patrimonio Segn clculos aproximados (Lpez, 2002) existen ms de 220,000 sitios arqueolgicos en todo el pas; de los cuales 30,000 han sido registrados, y slo menos de 200 se encuentran abiertos al pblico. Esto representa que solamente el 1% del total de los sitios cuentan con cierto tipo de vigilancia, y que poco ms del 10% se encuentra siendo objeto de investigacin o al menos de registro. Por otro lado, para abarcar esta gran poblacin de sitios arqueolgicos, existen aproximadamente dos mil arquelogos encargados de la investigacin, difusin y conservacin del patrimonio arqueolgico, de los cuales menos de mil se encuentran titulados (Gndara, 1999a). Lo anterior da una idea general sobre la situacin del patrimonio arqueolgico. Las actividades que se consideran necesarias sobre los sitios arqueolgicos, sobrepasan la capacidad de los mismos institutos e investigadores para atenderlas; provocando que muy pocas zonas reciban el tratamiento adecuado. Si a esto sumamos que nicamente el 15% de las actividades se encuentran encaminadas a la conservacin (Lpez, 2002), pues el panorama no se vislumbra muy sencillo; ya que a medida que avanza el tiempo los sitios se deteriora ms, las necesidades de ampliar nuestra infraestructura moderna van en aumento, y por tanto los arquelogos no se pueden dar abasto. La relacin Histrica con la Poltica Nacional Desde hace siglos la arqueologa y por ende el patrimonio arqueolgico, han sido un monopolio del Estado (con las ventajas y desventajas que eso implica); ejercido a travs de sus dependencias estatales y concluido en el discurso poltico (Lpez, 2002; Mirambell 1999); buscando ante todo crear una identidad nacional uniforme que envolviera a todos los mexicanos (Florescano, 1997). De esta forma la arqueologa ha sido utilizada para crear distintos escenarios polticos dependiendo de las necesidades del aparato estatal. Por ejemplo, a principios de siglo con el Gobierno de Porfirio Daz, se utilizaba para engrandecer el pasado mexicano y dar la visin de un pasado glorioso que no quedara en desventaja con el europeo. Durante la Revolucin se busco reestablecer un nacionalismo que incorporara al "indigena" a la vida nacional mediante le rescate del pasado prehispnico (Nava 2002). Para finales de la dcada de los ochenta, con la apertura econmica y la firma de tratados comerciales, la arqueologa desarrolla los grandes proyectos arqueolgicos del gobierno de Carlos 123 Arqueologa y Educacin Salinas; con el objetivo de desarrollar las zonas con afluencia turstica y as permitir la entrada de grandes capitales, no slo en el mbito turstico, sino mediante la construccin de la infraestructura necesaria para albergar a esos curiosos visitantes (Litvak, 1979; Mirambell 1999; Nava 2002). Afortunadamente, ya desde hace varias dcadas los investigadores se han cuestionado los fines y propsitos de la arqueologa (Nava, 2002); modificando as la estructura de la arqueologa con fines concretos y de utilidad social. La divulgacin Hasta hace unos aos la divulgacin del patrimonio arqueolgico se hacia como herramienta al servici de intereses polticos o mediante publicaciones muy caras a la que slo tenan acceso unos cuantos (Litvak, 1979). Actualmente sta difusin se encuentra sufriendo un cambio. Si bien es cierto que el estado y el sistema educativo siguen siendo los principales difusores, a ellos se les han sumado los medios de comunicacin privados; ya sea mediante exposiciones, publicaciones o congresos dedicados a la divulgacin cientfica. (Florescano, 1997; Nava, 2002) An as, las noticias sobre las investigaciones arqueolgicas y sus interpretaciones siguen siendo espordicas; fuera de la Revista de Arqueologa Mexicana editada por Editorial Races y el INAH, stas se remiten, ya sea a algunas fotos y un artculo en la seccin cultural de algn peridico, o cinco minutos de informacin editada dentro de algn noticiero (Lpez, 2002). El problema aqu se vislumbra claro: las investigaciones arqueolgicas no estn llegando al pblico, quin a fin de cuentas es el que patrocina con sus impuestos las temporadas de campo de los investigadores. Y no estn llegando, por que los arquelogos no estn generando los puentes necesarios para ello. Al no lograr una debida divulgacin del patrimonio, todos los esfuerzos y recursos aplicados a la investigacin carecen de sentido; y en una u otra forma, el no difundir es hasta cierto punto una forma de destruccin. La responsabilidad de definir lo que hace y ofrece la arqueologa es de los arquelogos (Lpez 2002). Las largas temporadas de campo permiten al arquelogo obtener los datos, que son la materia prima de la interpretacin. Con estos datos, el arquelogo temporada tras temporada realiza reportes de su trabajo de investigacin; pero "interpretar es ms que reportar los avances de la investigacin: es traducirlos, revelndolos para el pblico" (Gndara, 1999a: 467). Lo importante en este sentido, es que el arquelogo debe involucrar ms al pblico en su quehacer, en la informacin que esta obteniendo y en la importancia que sta tienen para el pblico. Si los arquelogos logran divulgar sus interpretaciones, permitirn que el pblico entienda. Un pblico que entiende es un pblico que aprecia y valora su patrimonio, y es mediante el aprecio que se logra el cuidado y la conservacin de se patrimonio (Gndara, 1999a). 124 Secuencia Didctica: materiales para el profesor Secuenciacin de contenidos Presentacin y evaluacin de conocimientos previos Lo qu estudia la arqueologa Interpretando la cultura material Cmo trabaja un arquelogo Disciplinas auxiliares Que es la arqueologa Estudio de la cultura de los grupos humanos, a travs de su cultura material. Interpretacin de las caractersticas de la cultura material que permiten conocer la actividad humana. Trabajo previo Es la planeacin y el anlisis de la investigacin. Disciplinas a las que la arqueologa pide ayuda para realizar el estudio de la cultura humana: historia, biologa, qumica, fsica, matemticas, geografa, estadstica. Anlisis de superficie Es el anlisis de todos los datos aportados por la investigacin de la superficie: fotografa rea, cartografa, resistividad elctrica, reconocimiento magntico, prospeccin qumica, reconocimiento electromagntico. Fsicas Prospeccin magntica, resistencia elctrica, termoluminisencia, radiocarbono, arqueomagnetismo. Que es cultura Conjunto de actividades que realiza el ser humano para satisfacer sus necesidades. Excavacin Es el proceso por el cual se comienza a excavar un sitio arqueolgico. Geogrficas Cartografa, fotografa rea, estratigrafa. Anlisis de laboratorio Los anlisis fsicos, qumicos y biolgicos que se realizan a los materiales que se han sacado de la excavacin para determinar una serie de datos. Que es cultura material Evidencia de la accin humana. Qumicas Prospeccin qumica, propiedades de cermica y ltica, anlisis de material orgnico. Anlisis de gabinete El anlisis de los materiales sacados de la excavacin que pueden dar patrones para la interpretacin. Conclusiones Es la integracin de toda la informacin con la finalidad de interpretarlos y generar conclusiones. Matemticas Coordenadas de referencia, estadstica. Biolgicas Residuos orgnicos, dendocronologa. 125 Arqueologa y Educacin Secuenciacin de contenidos Arqueologa e Historia Patrimonio Arqueolgico Prctica de campo Recapitulacin Evaluacin Similitudes y diferencias. Historia prehispnica y arqueologa. Poner en prctica los conocimientos sobre arqueologa y patrimonio arqueolgico en Xochicalco. Autoevaluacin. Importancia del patrimonio arqueolgico y la arqueologa. Lo que es el patrimonio arqueolgico La evidencia material del pasado del hombre, los resultados de su cultura. Evaluacin Formativa. Problemas a los que se enfrenta el patrimonio arqueolgico a) lo que entiende el pblico en general. b) las necesidades de la poblacin. c) las dimensiones del patrimonio. d) la relacin con la poltica Nacional. e) la divulgacin. Comentarios Soluciones a los problemas del patrimonio. 126 Secuencia Didctica: materiales para el profesor Integracin de la secuencia didctica al programa de Historia de Mxico El siguiente cuadro muestra la forma en que las sesiones de la secuencia didctica de arqueologa (marcado en negritas) se integran al programa de Historia de Mxico de la SEP; en la primera unidad del temario, que abarca desde los primeros pobladores hasta la Conquista. Unidad I Las culturas del Mxico Antiguo y su herencia histrica S Sesin 1 Sesin 2 1 2 Introduccin, organizacin del curso y presentacin Qu es la historia? Nociones en el aprendizaje de la historia Qu es la historia? Nociones en el aprendizaje de la historia Evaluacin: conocimientos previos de los alumnos S2. Lo qu estudia la arqueologa y cmo lo estudia Sesin 3 S1. Presentacin y evaluacin de conocimientos previos S3. Interpretando la cultura material Ubicacin geogrfica y temporal. Las grandes civilizaciones de Mesoamrica: olmecas, mayas, teotihuacanos, zapotecas, mixtecas, toltecas y mexicas Ubicacin geogrfica y temporal. Las grandes civilizaciones de Mesoamrica: olmecas, mayas, teotihuacanos, zapotecas, mixtecas, toltecas y mexicas Rasgos comunes de las religiones: ideas sobre el origen y el orden del mundo, los grandes centros ceremoniales y su funcin Prctica a Xochicalco Agricultura y alimentacin: la importancia del maz, formas de cultivo y propiedad de la tierra Las matemticas y las ciencias - Los sistemas de numeracin, la astronoma: los calendarios La escritura y la transmisin de las ideas: literatura entre los mayas y el Valle de Mxico Evaluacin 3 S4. Cmo trabaja un arquelogo 4 S5. Las investigaciones del arquelogo S6. Arqueologa e Historia 5 S7. Patrimonio arqueolgico Ubicacin geogrfica y temporal: la regin de Aridoamrica y sus diferencias con Mesoamrica Rasgos comunes de las religiones: centros ceremoniales, arquitectura y el arte religioso Rasgos comunes de las religiones - La religin y la guerra Agricultura y alimentacin: la propiedad comunal, la diversidad de cultivos La escritura y la transmisin de las ideas: formas de la escritura y la representacin de las ideas: los cdices Evaluacin 6 S8. Los problemas del patrimonio arqueolgico 7 S9. Recapitulacin 8 S10. Evaluacin Las matemticas y las ciencias: clculo, astronoma, calendarios - La medicina indgena Moral y vida social: los valores y la vida en sociedad, la familia, la moral personal, la educacin 9 10 127 Arqueologa y Educacin Recursos de vinculacin con el programa de Historia de Mxico En esta seccin se enumera una serie de lecturas de arqueologa que servirn de apoyo y vinculacin al temario de la SEP. Tema Contenidos Ubicacin - Las grandes civilizaciones de Mesoamrica: olmecas, mayas, teotihuacanos, geogrfica y zapotecas, mixtecas, toltecas y mexicas. temporal - La regin de Aridoamrica y sus diferencias con Mesoamrica. Atlas del Mxico Prehispnico, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, Especial nm. 5, 2000. Braniff Cornejo, Beatriz, La "Gran Chichimeca", Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. IX, nm. 51, pp. 40-45, 2001. Clark, John E. y Richard D. Hansen, Tiempo Mesoamericano IV. Preclsico Tardo (400 a.C.-200 d.C.), Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. VIII, nm. 46, pp. 12-19, 2000. Cobean, Robert H., y Alba Guadalupe Mastache, El Mxico Antiguo (segunda parte), Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. I, nm. 2, pp. 5-9, 1993. Cowgill, George L., Tiempo Mesoamericano V. Clsico Temprano (150/200-600 d.C.), Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. VIII, nm. 47, pp. 20-27, 2001. Culbert, T. Patrick, Poblacin, subsistencia y colapso de la cultura maya, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. IX, nm. 52, pp. 66-71, 2001. Garca-Brcena, Joaqun, Tiempo Mesoamericano II. Preclsico Temprano (2500 a.C.-1200 a.C.), Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. VIII, nm. 44, pp. 12-17, 2000. Gonzlez Lauck, Rebecca, Tiempo Mesoamericano III. El Preclsico Medio en Mesoamrica, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. VIII, nm. 45, pp. 12-17, 2000. Grove, David C., Los olmecas, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. II, nm. 12, pp. 2633, 1995. Lpez Austin, Alfredo, Tiempo Mesoamericano I. La periodizacin de la historia mesoamericana, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. VIII, nm. 43, pp. 14-23, 2000. Marcus, Joyce, Tiempo Mesoamericano VI. Clsico Tardo (600-900 d.C.), Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. VIII, nm. 48, pp. 20-29, 2001. Mastache Flores, Alba Guadalupe, El Mxico Antiguo (primera parte), Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. I, nm. 1, pp. 5-13, 1993. Michelet, Dominique, Reino y reyes tarascos, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. VI, nm. 32, pp. 50-57, 1998. Nalda, Enrique, Posclsico Temprano (900-1200 d.C.), Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. IX, nm. 49, pp. 20-29, 2001. Sols, Felipe, Posclsico Tardo (1200/1300-1521 d.C.), Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. IX, nm. 50, pp. 20-29, 2001. Solanes Carraro, Mara del Carmen y Enrique Vela, El mundo maya, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. I, nm. 2, pp. 11-19, 1993. Schndube B., Otto, El Occidente de Mxico, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. II, nm. 9, pp. 18-25, 1994. Schndube B., Otto, Los tarascos, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. IV, nm. 19, pp. 14-21, 1996. Vela, Enrique, Las huellas de los olmecas. La expansin de su cultura en Mesoamrica, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. II, nm. 12, pp. 34-37, 1995. Weigand, Phil C., El Norte mesoamericano, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. IX, nm. 51, pp. 34-39, 2001. Winter, Marcus, Oaxaca, panorama arqueolgico, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. I, nm. 3, pp. 16-23, 1993. 128 Secuencia Didctica: materiales para el profesor Tema Agricultura y alimentacin Contenidos - La importancia del maz, las formas de cultivo y propiedad de la tierra, la influencia de la propiedad comunal, la diversidad de cultivos y la preparacin de alimentos. Rojas Rabiela, Teresa, Las chinampas de Mxico: mtodos constructivos, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. I, nm. 4, pp. 48-51, 1993. Tema Contenidos Rasgos comunes - Las ideas sobre el origen y el orden del mundo, los grandes centros ceremoniales de las religiones y su funcin, la arquitectura y el arte religioso, la religin y la guerra. Brokmann, Carlos, Armamento y organizacin militar de los mayas, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. IV, nm. 19, pp. 66-71, 1996. Brggemann, Jrgen K., La ciudad de Tajn, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. I, nm. 5, pp. 26-30, 1994. De la Fuente, Beatriz, La pintura mural prehispnica en Mxico, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. III, nm. 16, pp. 4-15, 1995. Fahmel Beyer, Bernd, Monte Albn. Historia de una ciudad, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. I, nm. 3, pp. 24-27, 1993. Fernndez Dvila, Enrique G., San Jos Mogote, Etla, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. V, nm. 26, pp. 18-23, 1997. Gamboa Carrera, Eduardo, Paquim y el mundo de la cultura Casas Grandes, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. IX, nm. 51, pp. 46-51, 2001. Gonzlez Torres, Yolotl, El sacrificio humano, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. XI, nm. 63, pp. 22-23, 2003. Hassig, Ross, El sacrificio y las guerras floridas, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. XI, nm. 63, pp. 46-51, 2003. Hers, Marie-Areti, Chicomztoc. Un mito revisado, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. X, nm. 56, pp. 48-53, 2002. Lameiras Olvera, Jos, La guerra en el Mxico antiguo, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. I, nm. 4, pp. 6-15, 1993. Len-Portilla, Miguel, Mitos de los orgenes en Mesoamrica, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. X, nm. 56, pp. 20-27, 2002. Lombardo de Ruiz, Sonia, Cacaxtla, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. V, nm. 30, p. 53, 1998. Lpez Austin, Alfredo, Mitos de una migracin, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. I, nm. 4, pp. 33-36, 1993. Manzanilla, Linda, El Estado teotihuacano, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. VI, nm. 32, pp. 22-31, 1998. Mastache Flores, Alba Guadalupe, Tula, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. II, nm. 7, pp. 20-29, 1994. Matos Moctezuma, Eduardo, Tenochtitlan, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. I, nm. 4, pp. 18-21, 1993. Matos Moctezuma, Eduardo, Dioses del Mxico antiguo, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. III, nm. 17, p. 74, 1996. Monjars-Ruiz, Jess, La Triple Alianza, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. III, nm. 15, pp. 20-25, 1995. Peraza Lope, Carlos Alberto, Mayapn. Ciudad-capital del Posclsico, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. VII, nm. 37, pp. 48-53, 1999. Perlstein Pollard, Helen, Tzintzuntzan, capital del imperio tarasco, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. II, nm. 9, pp. 26-33, 1994. 129 Arqueologa y Educacin Tema Contenidos Las matemticas - Los sistemas de numeracin, el clculo y la astronoma: los calendarios, la y las ciencias medicina indgena. Aveni, Anthony F., Tiempo, astronoma y ciudades del Mxico antiguo, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. VII, nm. 41, pp. 22-25, 2000. Broda, Johanna, Observacin y cosmovisin en el mundo prehispnico, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH vol. I, nm. 3, pp. 5-9, 1993 Edmonson, Munro S., Calendarios mesoamericanos, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH vol. II, nm. 7, pp. 6-11, 1994 Galindo Trejo, Jess, La astronoma en Mesoamrica, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH vol. I, nm. 4, pp. 69-73, 1993 ____, La observacin celeste en el pensamiento prehispnico, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH vol. VIII, nm. 47, pp. 29-35, 2002 Marcus, Joyce, Los calendarios prehispnicos, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. VII, nm. 41, pp 12-19, 2000. Tema Contenidos La escritura y la - Las formas de la escritura y la representacin de las ideas: los cdices. transmisin de - La literatura entre los mayas y los pueblos del Valle de Mxico. las ideas Ayala Falcn, Maricela, El mensaje revelado. Epigrafa maya, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. I, nm. 2, pp. 44-49, 1993 Galarza, Joaqun. Los cdices mexicanos, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. IV, nm. 23, pp. 6-15, 1997 Klein, Cecelia F., La iconografa y el arte mesoamericano, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. X, nm. 55, pp. 28-35, 2003 Sotelo Santos, Laura Elena, Los cdices mayas, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. IV, nm. 23, pp. 34-43, 1997. Stuart, George E., Historia y resultados del desciframiento de la escritura jeroglfica maya, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. VIII, nm. 48, pp. 32-37, 2001. Taube, Karl A., La escritura teotihuacana, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. VIII, nm. 48, pp. 58-63, 2001. Urcid Serrano, Javier, La escritura zapoteca prehispnica, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. V, nm. 26, pp. 42-53, 1997. Tema Contenidos Moral y vida - Los valores y la vida en sociedad, la familia y la moral personal. social - La educacin de nios y jvenes. Los "libros de consejos" o huehuehtlahtolli. Anawalt, Patricia, Atuendos del Mxico antiguo, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. III, nm. 17, pp. 6-16, 1995 Cabrera Castro, Rubn, y George Cowgill, Los ritos funerarios en Teotihuacan y su diferenciacin social, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. VII, nm. 40, pp. 24-27, 2000 Lagunas Rodrguez, Zaid, El uso ritual del cuerpo en el Mxico prehispnico, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. XI, nm. 65, pp. 42-47, 2004 Pompa y Padilla, Jos Antonio, El embellecimiento dentario en la poca prehispnica, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. III, nm. 14, pp. 62-65, 1994 Tate, Carolyn E., Cuerpo, cosmos y gnero, Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. XI, nm. 65, pp. 36-41, 2004 130 Secuencia Didctica: materiales para el profesor Esquema de actividades A continuacin se esquematizan las sesiones y las actividades que se desarrollan en cada fase. Las sesiones se encuentran en la parte superior y marcadas en negritas, las actividades se encuentran numeradas y dentro de un rectngulo, mientras que las tareas se enmarcan en un ovalo. 1. Presentacin y evaluacin de conocimientos previos Lo que estudia la arqueologa y cmo lo estudia 2. 3 Interpretando la cultura material 4 Cmo trabaja un arquelogo 5 Las investigaciones del arquelogo 1.1 Presentacin 1.2 Evaluacin de conocimientos previos 2.1 Arqueologa, cultura y trabajo arqueolgico 3.1 Arqueologa de la basura 3.2 Interpretando la cultura material 4.1 La cultura material: evidencia de la actividad humana 5.1 Las disciplinas auxiliares 5.2 Las tcnicas de investigacin 1.3 De qu trata la arqueologa? 2.2 Interpretando la cultura material 3.3 Descubriendo la actividad humana 1.4 Arqueologa en el ao 3004 4.2 Fases del trabajo arqueolgico 5.3 Arqueologa e Historia 131 Arqueologa y Educacin 6 Arqueologa e Historia Patrimonio arqueolgico 7. 8 Los problemas del patrimonio arqueolgico 9 Recapitulacin 10 Evaluacin 6.1 Compaeros de marcha? 7.1 El patrimonio arqueolgico en imgenes 8.1 Patrimonio arqueolgico: problemas y soluciones 10.1 Autoevaluacin 6.2 Mesoamrica: una historia sin escritura 7.2 Patrimonio arqueolgico y cultura material 8.2 Creando una tabla de problemas y soluciones 10.2 Evaluacin final 6.3 Historia de un objeto 7.3 Patrimonio arqueolgico 10.3 Comentarios 7.4 Los problemas del patrimonio 7.5 Patrimonio arqueolgico y sus problemas 132 Secuencia Didctica: materiales para el profesor SECUENCIA DIDCTICA 1 Sesin: Presentacin y evaluacin de conocimientos previos Materias con las que se puede vincular: Historia de Mxico; se puede realizar al momento de la presentacin del curso y de la evaluacin de conocimientos previos. 1.1 Presentacin Objetivos: Presentar al grupo la propuesta de trabajo de la secuencia didctica. Desarrollo: Se presentar al grupo la propuesta de trabajo, la metodologa y los objetivos que se pretenden alcanzar con la aplicacin de la secuencia didctica; as mismo se les informar el valor porcentual del trabajo en la calificacin del bimestre. Tiempo recomendado: 10 minutos. 1.2 Evaluacin de conocimientos previos Objetivos: Conocer el nivel cognitivo que los alumnos poseen sobre el conocimiento arqueolgico. Desarrollo: Es importante conocer el domino que tienen los estudiantes sobre los conceptos que se van a manejar, y la relacin existente entre estos; para tal efecto, se le aplicara un cuestionario de diez preguntas abiertas, en donde tendrn que definir los principales conceptos que se manejarn durante la aplicacin de la secuencia. Material: Una copia por alumno de la actividad 1.2 Tiempo recomendado: 20 minutos. 1.3 De qu trata la arqueologa? Objetivos: Familiarizar al alumno con los conceptos de cultura, cultura material y arqueologa. Desarrollo: Se dejar un texto editado del libro "Todas las piedras tienen 2000 aos" de Jaime Litvak King; que habla acerca de lo que es la arqueologa. La lectura, adems de ser subrayada, contendr cuatro preguntas gua que tendrn que ser resueltas por los alumnos y entregadas la siguiente sesin. qu es la arqueologa? que se entiende por cultura? cul es el objeto de estudio de la arqueologa? qu es la cultura material? Material: Una copia por alumno de la actividad 1.3 Tiempo recomendado: Trabajo a casa. 1.4 Arqueologa en el ao 3004 Objetivos: Comprender la importancia del registro arqueolgico y la forma en que ste se interpreta. Desarrollo: Se pedir a cada uno de los alumnos que escriba en una hoja una descripcin de todos los objetos que se encuentran en su cuarto, y que los localice en un croquis. La hoja ser entregada la siguiente sesin, pero en ella no se pondr el nombre del alumno que la realizo, sino que se les pedir que pongan una clave que recuerden, con la que puedan identificar su trabajo ms tarde. Material: Una copia por alumno de la actividad 1.4 Tiempo recomendado: Trabajo a casa. Bibliografa de apoyo BERNAL, Ignacio (1979): Historia de la arqueologa en Mxico. Porra. 133 Arqueologa y Educacin LITVAK, Jaime 1986: Todas las piedras tienen 2000 aos. Trillas. MANZANILLA, Linda y Luis BARBA (1994): La arqueologa: una visin cientfica del pasado del hombre. La ciencia desde Mxico 123. FCE. 2 Sesin: Lo que estudia la arqueologa y cmo lo estudia Materias con las que se puede vincular: Historia de Mxico Conceptos: Arqueologa: estudio de la cultura de los grupos humanos, sus procesos de cambio a travs del tiempo, su relacin con el medio ambiente en que viven y con otros grupos, vecinos o lejanos, contemporneos o no, inclusive con el mismo grupo en pocas distintas. Cultura: conjunto de smbolos, valores, actitudes, habilidades, conocimientos, significados, formas de comunicacin y organizacin sociales, y bines materiales, que hacen posibles la vida de una sociedad determinada y le permiten transformarse y producirse como tal, de una generacin a las siguientes. Objeto de estudio de la arqueologa: la cultura material del hombre. Cultura material: "objetos materiales que son evidencia de la accin humana". El patrimonio arqueolgico. 2.1 Arqueologa, cultura y trabajo arqueolgico Objetivos: Comprender los conceptos de cultura, cultura material y arqueologa, as como su objeto de estudio. Desarrollo: A partir de la lectura que realizaron en la actividad 1.3, se comenzara con una lluvia de ideas, para que entre el grupo se clarifiquen y definan los conceptos de arqueologa, cultura y cultura material, as como la forma en que los arquelogos logran interpretar los vestigios materiales. Es importante que las definiciones que se construyan de los conceptos se escriban y queden en algn lugar visible del saln. La sesin puede seguir las siguientes preguntas generadoras: Qu es la arqueologa? Qu es cultura? Qu relacin existe entre la cultura material y el ser humano? Con qu trabaja el arquelogo? Cmo le hace un arquelogo para estudiar al ser humano que ya no existe? Material: Una hoja de rotaflio o cartulina, y plumones de colores. En caso de no contar con este material se puede utilizar el pizarrn y los cuadernos de los alumnos. Tiempo recomendado: 40 minutos. 2.2 Interpretando la cultura material Objetivos: Comprender la importancia del registro arqueolgico y la forma en que ste se interpreta. Desarrollo: Se recogern las hojas que se dejaron de tarea la sesin pasada (actividad 1.4), se revolvern, y se regresarn a los alumnos cuidando que a nadie le toca la hoja que realiz. Se les pedir, que a partir de los datos de la hoja que tienen, interpreten la vida de la persona a partir de su cultura material. Esta tarea debe llevar el nombre de quin interpret y ser entregada para la siguiente sesin, en donde se trabajar con ella durante la clase. Material: Una copia por alumno de la actividad 2.2 Tiempo recomendado: Trabajo a casa. 134 Secuencia Didctica: materiales para el profesor Bibliografa de apoyo BERNAL, Ignacio (1979): Historia de la arqueologa en Mxico. Porra. LITVAK, Jaime 1986: Todas las piedras tienen 2000 aos. Trillas. MANZANILLA, Linda y Luis BARBA (1994): La arqueologa: una visin cientfica del pasado del hombre. La ciencia desde Mxico 123. FCE. 3 Sesin: Interpretando la cultura material Materias con las que se puede vincular: Historia de Mxico y Formacin Cvica y tica. 3.1 Arqueologa de la basura Objetivos: Comprender cmo a travs del estudio de la cultura material se pueden conocer caractersticas del ser humano. Desarrollo: Se repartir individualmente a los alumnos una lectura sobre la Arqueologa de la Basura; dnde apreciarn un estudio comparativo entre una encuesta realizada a la gente sobre su consumo de bebidas alcohlicas y una investigacin arqueolgica sobre la basura de la gente encuestada. La lectura viene acompaada de dos preguntas que contestaran individualmente, y que entregarn una vez finalizada la actividad. Material: Una copia por alumno de la actividad 3.1 Tiempo recomendado: 10 minutos. 3.2 Interpretando la cultura material Objetivos: Comprender cmo a travs del estudio de la cultura material se pueden conocer caractersticas del ser humano. Desarrollo: Se pedir voluntariamente que algunos alumnos (la cantidad depender del tiempo destinado) pasen a dar su interpretacin sobre la cultura material de uno de sus compaeros (actividad 2.2). Los voluntarios darn las razones de su interpretacin y luego darn la clave que viene en su hoja, entonces el alumno que puso la clave dir que tan cercana estuvo la interpretacin que realiz su compaero. Es importante recoger las actividades una vez terminada la sesin. Material: La activada 2.2 resuelta Tiempo recomendado: 35 minutos. 3.3 Descubriendo la actividad humana Objetivos: Comprender cmo se interpreta la cultura material Desarrollo: Se dejara un texto editado del libro "Todas las piedras tienen 2000 aos" de Jaime Litvak King; que habla acerca de la interpretacin de la cultura material. Los alumnos tendrn que subrayar la lectura y explicar con sus palabras la forma en que se interpreta la cultura material. Material: Una copia por alumno de la actividad 3.3 Tiempo recomendado: Trabajo a casa. Bibliografa de apoyo LITVAK, Jaime 1986: Todas las piedras tienen 2000 aos. Trillas. MANZANILLA, Linda y Luis BARBA (1994): La arqueologa: una visin cientfica del pasado del hombre. La ciencia desde Mxico 123. FCE. 135 Arqueologa y Educacin 4 Sesin: Cmo trabaja un arquelogo Materias con las que se puede vincular: Historia de Mxico 4.1 La cultura material, evidencia de la actividad humana Objetivos: Clarificar las nociones sobre el estudio de la cultura material y su interpretacin Desarrollo: Se discutir con el grupo la lectura dejada la sesin pasada (actividad 3.3) y las dos actividades realizadas (actividades 3.1 y 3.2); con la finalidad de apreciar como el estudio de la cultura material refleja la conducta del ser humano. La sesin puede seguir las siguientes preguntas generadoras: Cmo se puede conocer al ser humano si en la actualidad ya no existe? De qu forma se conoce la historia de las civilizaciones que no tienen escritura? Para qu sirve el trabajo del arquelogo? Tiempo recomendado: 30 minutos. 4.2 Fases del trabajo arqueolgico Objetivos: Conocer cada una de las fases que involucran el trabajo arqueolgico. Desarrollo: Se dejar un texto editado del libro "Todas las piedras tienen 2000 aos" de Jaime Litvak King; que habla acerca de las fases del trabajo arqueolgico y en lo que consiste cada una. Los alumnos subrayarn el texto y realizarn un cuadro en dnde expliquen en que consisten las fases del trabajo arqueolgico y la importancia de cada una de ellas. Material: Una copia por alumno de la actividad 4.2 Tiempo recomendado: Trabajo a casa. Bibliografa de apoyo BARBA, Luis (1990): Radiografa de un sitio arqueolgico. IIA, UNAM. LITVAK, Jaime 1986: Todas las piedras tienen 2000 aos. Trillas. MANZANILLA, Linda y Luis BARBA (1994): La arqueologa: una visin cientfica del pasado del hombre. La ciencia desde Mxico 123. FCE. 5 Sesin: Las investigaciones del arquelogo y las disciplinas auxiliares Materias con las que se puede vincular: Historia de Mxico, Biologa, Matemticas, Taller de fotografa, Fsica, Geografa y Mdulos de educacin ambiental. 5.1 Las disciplinas auxiliares Objetivos: Comprender la forma en que las distintas disciplinas ayudan al trabajo arqueolgico, as como familiarizarse con las distintas tcnicas utilizadas. Desarrollo: Se formaran cinco equipos. A cada uno se le repartir una lectura sobre una de las disciplinas auxiliares, de forma que cada disciplina sea trabajada por alguno de los equipos. Cada lectura contiene la explicacin de las tcnicas que utiliza la arqueologa de esa disciplina. Lo que tendrn que hacer los alumnos es acomodar cada una de las tcnicas en la fase del trabajo arqueolgico que crean correspondiente. Al finalizar la sesin entregarn sus resultados al profesor. Material: Una copia por equipo de la actividad 5.1 Tiempo recomendado: 20 minutos. 136 Secuencia Didctica: materiales para el profesor 5.2 Las tcnicas de investigacin Objetivos: Comprender la forma en que las distintas disciplinas ayudan al trabajo arqueolgico, as como familiarizarse con las distintas tcnicas utilizadas. Desarrollo: Cada equipo pasara a exponer las tcnicas de su disciplina. Los alumnos comentaran a sus compaeros los resultados que obtuvieron, correctos e incorrectos, explicando por que lo hicieron. Se busca que los mismos alumnos se corrijan los errores y se refuercen los aciertos. Durante la sesin se irn colocando en una tabla mural cada una de las tcnicas dentro de su fase correspondiente, as como la disciplina auxiliar a la que pertenecen. Material: Una hoja de rotaflio o cartulina preparada como la tabla que se muestra aqu (tabla 2), y plumones de colores, en caso de no contar con este material se puede utilizar el pizarrn y los cuadernos de los alumnos. Tiempo recomendado: 20 minutos. Tabla 2. Disciplinas auxiliares de la arqueologa Tcnica Disciplina Auxiliar Cartografa Geografa Fotografa rea Geografa Prospeccin magntica Fsica Anlisis de superficie Prospeccin qumica Qumica Resistencia elctrica Fsica Coordenadas de referencia Matemticas Excavacin Estratigrafa Geologa Termoluminisencia Fsica Anlisis de laboratorio Radiocarbono Fsica Anlisis de material orgnico Biologa y qumica Dendrocronologa Biologa Arqueomagnetismo Fsica Trabajo de Gabinete Estadistica Matemticas Conclusiones Integracin Ciencia Nota: Es importante aclarar que la tabla se debe hacer vaca para trabajarla en clase, aqu se lleno para efectos de servir como gua al profesor. Fase Trabajo previo 5.3 Arqueologa e Historia Objetivos: Comprender la relacin existente entre la arqueologa y la historia. Desarrollo: Se dejar un texto editado del libro "Todas las piedras tienen 2000 aos" de Jaime Litvak King; que habla acerca de la relacin entre la historia y la arqueologa. Los alumnos subrayaran el texto y realizarn un cuadro comparativo entre la arqueologa y la historia. Material: Una copia por alumno de la actividad 5.3 Tiempo recomendado: Trabajo a casa. Bibliografa de apoyo BARBA, Luis (1990): Radiografa de un sitio arqueolgico. IIA, UNAM. LITVAK, Jaime 1986: Todas las piedras tienen 2000 aos. Trillas. MANZANILLA, Linda y Luis BARBA (1994): La arqueologa: una visin cientfica del pasado del hombre. La ciencia desde Mxico 123. FCE. 137 Arqueologa y Educacin 6 Sesin: Arqueologa e Historia Materias con las que se puede vincular: Historia de Mxico. 6.1 Compaeros de marcha? Objetivos: Comprender y clarificar la relacin existente entre la arqueologa y la historia. Desarrollo: A partir de la lectura se discutirn las implicaciones de las dos disciplinas para clarificar el papel de la arqueologa como auxiliar de la historia y viceversa. Las preguntas generadoras podran ser: la arqueologa es historia? un historiador hace arqueologa? cul es la relacin existente entre estas dos disciplinas? Tiempo recomendado: 25 minutos. 6.2 Mesoamrica: una Historia sin escritura Objetivos: Comprender las implicaciones de la arqueologa en la conformacin de la Historia de Mxico y realizar una recapitulacin de los conceptos manejados en la secuencia. Desarrollo: Discutir de que forma los estudios arqueolgicos aportan gran parte de los conocimientos que tenemos sobre las culturas Mesoamericanas. Es importante fomentar el uso de los conceptos del conocimiento arqueolgico, para recapitular y aclarar las posibles dudas. Las preguntas generadoras seran: Cmo conocer las culturas prehispnicas si contamos con pocos textos? Cuanta informacin tendramos si no existiera la arqueologa? Tiempo recomendado: 25 minutos. 6.3 Historia de un objeto Objetivos: Comprender la importancia de la cultura material en la formacin de la historia, as como las problemticas que se presentan al encontrar la cultura material descontextualizada. Desarrollo: Se le pedir a los alumnos que visiten el Museo Nacional de Antropologa e Historia, y que escojan dos piezas que les llamen la atencin. Lo que tendrn que hacer ser escribir la informacin que la pieza puede aportar a la conformacin de la Historia de Mxico, y tambin explicar cules seran las problemticas que ellos ven al trabajar con una pieza que se encuentra fuera de su contexto. Material: Una copia de la actividad 6.3 Tiempo recomendado: Trabajo a casa. Bibliografa de apoyo LITVAK, Jaime 1986: Todas las piedras tienen 2000 aos. Trillas. 7 Sesin: Patrimonio arqueolgico Materias con las que se puede vincular: Historia de Mxico y Formacin Cvica y tica 7.1 El patrimonio arqueolgico en imgenes Objetivos: Relacionar la cultura material con el patrimonio arqueolgico. 138 Secuencia Didctica: materiales para el profesor Desarrollo: Se proyectar un video con imgenes del patrimonio arqueolgico tanto nacional como internacional. El video lleva el titulo de Patrimonio Arqueolgico y es recomendable hacer explicito el tema del video. Material: Video con imgenes del patrimonio arqueolgico Tiempo recomendado: 10 minutos. 7.2 Patrimonio arqueolgico y cultura material Objetivos: Relacionar la cultura material con el patrimonio arqueolgico, as como definir ste ltimo. Desarrollo: Se repartir individualmente una serie de preguntas en relacin al video que el alumno tendr que responder y entregar al finalizar la actividad. Material: Una copia por alumno de la actividad 7.2 Tiempo recomendado: 10 minutos. 7.3 Patrimonio arqueolgico Objetivos: Compartir resultados y generar entre grupo una definicin de patrimonio arqueolgico. Desarrollo: Se discutir y se construir la definicin del patrimonio arqueolgico y su relacin con la cultura material a partir del video proyectado, y de las respuestas que dieron al cuestionario. Las preguntas generadoras podran ser: Cul es la diferencia entre la cultura material y el patrimonio arqueolgico? Cul sera la relacin entre la arqueologa y el patrimonio arqueolgico? Tiempo recomendado: 15 minutos. 7.4 Los problemas del patrimonio Objetivos: Plantear problemticas a las que se enfrenta el patrimonio arqueolgico. Desarrollo: Una vez claro que es el patrimonio arqueolgico, se pedir a los alumnos que escriban tres problemas a los cuales ellos creen que se enfrenta el patrimonio. Al finalizar entregaran la actividad al profesor. Material: Una copia por alumno de la actividad 7.4 Tiempo recomendado: 15 minutos 7.5 Patrimonio arqueolgico y sus problemas Objetivos: Comprender algunas de las problemticas a las que se enfrenta el patrimonio arqueolgico. Desarrollo: Se les dejar una lectura sobre los problemas que enfrenta el patrimonio arqueolgico, terminada esta lectura tendrn que ubicar sus tres problemas (actividad 7.4) dentro de alguno de los problemas que menciona la lectura. La hoja de la actividad ser entregada la siguiente sesin. Material: Una copia por alumno de la actividad 7.5 Tiempo recomendado: Trabajo a casa. Bibliografa de apoyo FLORESCANO, Enrique (coord) (1997): El patrimonio nacional de Mxico. vol 1 y 2, CNCA-FCE. LPEZ W., Luis Alberto (2002): "Algunas preguntas sobre la arqueologa, o para qu proteger el patrimnio?" en Arqueologa mexicana, historia y esencia. Jess Nava (coord.), pp 251-257, INAH. 139 Arqueologa y Educacin 8 Sesin: Los problemas del patrimonio arqueolgico Materias con las que se puede vincular: Historia de Mxico y Formacin Cvica y tica 8.1 Patrimonio arqueolgico: problemas y soluciones Objetivos: Comprender las distintas problemticas a las que se enfrenta el patrimonio arqueolgico y proponer posibles soluciones. Desarrollo: A partir de la lectura y de los problemas propuestos por los alumnos, se discutirn en plenaria los problemas que enfrenta el patrimonio arqueolgico, y se darn las posibles soluciones a estos. Tiempo recomendado: 30 minutos. 8.2 Creando una tabla de problemas y soluciones Objetivos: Registrar las conclusiones sobre los problemas del patrimonio arqueolgico, as como las posibles soluciones que se plantean. Desarrollo: A forma de conclusin los alumnos llenaran una tabla mural en donde se defina el concepto de patrimonio arqueolgico, cada uno de los problemas a los que se enfrenta, y las posibles soluciones a ellos. Material: Una hoja de rotaflio Tabla 3. Patrimonio Arqueolgico: problemas y soluciones o cartulina En que consiste Solucin preparada como la Problemtica Lo que entiende el pblico en tabla que se muestra aqu (tabla general 3) y plumones de Las necesidades de la poblacin dimensiones del colores, en caso de Las no contar con este patrimonio material se puede La relacin con la poltica utilizar el pizarrn Nacional y los cuadernos de La divulgacin los alumnos. Tiempo recomendado: 15 minutos. Bibliografa de apoyo FLORESCANO, Enrique (coord) (1997): El patrimonio nacional de Mxico. vol 1 y 2, CNCA-FCE. LPEZ W., Luis Alberto (2002): "Algunas preguntas sobre la arqueologa, o para qu proteger el patrimnio?" en Arqueologa mexicana, historia y esencia. Jess Nava (coord.), pp 251-257, INAH. 9 Sesin: Recapitulacin. Importancia de la arqueologa y el patrimonio arqueolgico. Materias con las que se puede vincular: Historia de Mxico y Formacin Cvica y tica 9.1 Recapitulacin Objetivos: Comprender la importancia del trabajo arqueolgico y el de su objeto de estudio. Desarrollo: Se realizara una recapitulacin de lo visto durante la secuencia; se retomarn los conceptos de cultura material, arqueologa, patrimonio arqueolgico y las tablas de los problemas del patrimonio. Se discutir sobre la importancia de la conservacin 140 Secuencia Didctica: materiales para el profesor del patrimonio y de las investigaciones arqueolgicas. Es importante recalcar que esta recapitulacin debe hacerse constante a lo largo de las sesiones y durante el curso. Las preguntas generadoras seran: Qu es la arqueologa y cul es su importancia? Qu relacin existe entre el objeto de estudio de la arqueologa y el patrimonio arqueolgico? Por qu es importante la arqueologa? La arqueologa trabaja sola? Qu sucedera si no cuidramos el patrimonio? Si no existiera el patrimonio arqueolgico cmo conoceramos las culturas sin escritura? De quin es la responsabilidad del cuidado del patrimonio? De qu forma se podra cuidar el patrimonio? Tiempo recomendado: 50 minutos. 10 Sesin: Autoevaluacin y evaluacin final 10.1 Autoevaluacin Objetivos: Qu los alumnos autoevalen la comprensin que tienen sobre el conocimiento arqueolgico. Desarrollo: Se les mostraran los conceptos que involucran el conocimiento arqueolgico, para que indiquen el nivel de comprensin que tienen sobre estos. Material: Una copia de la actividad 10.1 Tiempo recomendado: 10 minutos. 10.2 Evaluacin final Objetivos: Conocer el nivel cognitivo de los alumnos sobre el conocimiento arqueolgico despus de la aplicacin de la secuencia didctica. Desarrollo: Se les aplicar una evaluacin en donde tendrn que responder las relaciones existentes entre los temas vistos a lo largo de la secuencia didctica. Materiales: Una copia de la actividad 10.2 Tiempo recomendado: 25 minutos. 10.3 Comentarios Objetivos: Conocer las impresiones generales sobre la secuencia, as como dudas generales. Desarrollo: Se abrir un espacio para recibir los comentarios sobre la aplicacin de la secuencia. Materiales: Una copia de la actividad 10.3 Tiempo recomendado: 15 minutos. 11 Sesin: Prctica de campo Se realizar una prctica de campo a una zona arqueolgica con la finalidad de poner en prctica el desarrollo del conocimiento arqueolgico que los alumnos poseen. En este caso se utiliza Xochicalco para ejemplificar las actividades. 11.1 Conociendo Xochicalco Objetivos: Conocer las caractersticas principales del sitio donde van a trabajar. 141 Arqueologa y Educacin Desarrollo: Los alumnos realizarn la lectura de una seleccin editada del capitulo El Epiclsico: el caso del Valle de Morelos de Leonardo Lpez Lujn, que forma parte del libro "Historia Antigua de Mxico", coordinado por Linda Manzanilla y Leonardo Lpez Lujn. Esta lectura junto con el temario de la SEP, permitir que el alumno llegue al sitio con conocimientos previos que le permitan entender mejor la conformacin de la cultura xochicalca. La lectura ser acompaada por preguntas gua. Material: Una copia por alumno de la actividad 11.1 Tiempo recomendado: Trabajo a casa. 11.2 Evidencias del pasado Objetivos: Poner en prctica los conocimientos sobre arqueologa y patrimonio arqueolgico, as como realizar ejercicios de interpretacin de la cultura material. Desarrollo: Los alumnos realizaran la lectura de una seleccin editada del capitulo El Epiclsico: el caso del Valle de Morelos de Leonardo Lpez Lujn, que forma parte del libro "Historia Antigua de Mxico", coordinado por Linda Manzanilla y Leonardo Lpez Lujn. La actividad se centrar en la identificacin de ciertas descripciones del autor sobre el sitio. Esto permitir que relacionen la informacin que aporta un investigador con los monumentos que ellos visitan. Material: Una copia por alumno de la actividad 11.2 Tiempo recomendado: Prctica de campo. 11.3 Interpretando la cultura material Objetivos: Poner en prctica los conocimientos sobre arqueologa y patrimonio arqueolgico, as como realizar ejercicios de interpretacin de la cultura material. Desarrollo: Dentro de esta actividad se les pedir a los alumnos que describan dos piezas exhibidas dentro del museo de sitio. La descripcin les servir para realizar la interpretacin de esa pieza, en donde tendrn que decir toda la informacin que el objeto les puede dar sobre la cultura xochicalca. Material: Una copia por alumno de la actividad 11.3 Tiempo recomendado: Prctica de campo. 11.4 Reporte de indagacin. Objetivos: Utilizar los conocimientos sobre arqueologa y la informacin obtenida en la prctica, para elaborar un texto de indagacin. Desarrollo: Esta actividad se realizar despus de la prctica y tendr que ser entregada una semana despus de la realizacin de sta. Lo que los alumnos tendrn que entregar ser un ensayo en donde expliquen, sustentndolo a partir de la cultura material, como eran los xochicalcas. Material: Una copia por alumno de la actividad 11.4 Tiempo recomendado: Trabajo a casa. Bibliografa de apoyo DEL VILLAR, Mnica (1993): "Xochicalco. La casa de las flores", Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. I, nm. 2, pp. 76-79. LPEZ, Leonardo (1995): "El Epiclsico: el caso del Valle de Morelos, Historia Antigua de Mxico,.Linda Manzanilla Leonardo Lpez (coords.), INAH/UNAM/Porrua, tomos II, pp. 261-293. SOLANES, Mara del Carmen (2001): "Xochicalco y el occidente de Morelos", Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. VIII, nm. 47, pp. 74-81. 142 Secuencia Didctica: materiales para el profesor Material de apoyo Bibliografa BARBA, Luis (1990): Radiografa de un sitio arqueolgico. IIA, UNAM. Este libro muestra la metodologa y las tcnicas utilizadas durante la prospeccin arqueolgica, adems muestra su aplicacin en campo. BERNAL, Ignacio (1979): Historia de la arqueologa en Mxico. Porra. Este libro narra la historia de la arqueologa mexicana desde sus inicios con los primeros exploradores y coleccionistas hasta la arqueologa cientfica del siglo XX. FLORESCANO, Enrique (coord) (1997): El patrimonio nacional de Mxico. vol 1 y 2, CNCA-FCE. Dentro de los dos tomos de esta coleccin se realiza una revisin sobre el patrimonio cultural, sus distintas implicaciones y tipos de ste, as como la conformacin de su historia y los obstculos que ha tenido que solventar. LITVAK, Jaime 1986: Todas las piedras tienen 2000 aos. Trillas. Este libro explica lo que es la arqueologa y da un amplio panorama sobre el trabajo que desempea el arquelogo. Es un muy buen material de apoyo ya que el lenguaje esta dirigido para personas que no estn familiarizadas con la terminologa arqueolgica. LPEZ W., Luis Alberto (2002): "Algunas preguntas sobre la arqueologa, o para qu proteger el patrimnio?" en Arqueologa mexicana, historia y esencia. Jess Nava (coord.), pp 251-257, INAH. Este artculo sintetiza de muy buena forma y en lenguaje accesible, los problemas a los que se enfrenta el patrimonio arqueolgico. MANZANILLA, Linda y Luis BARBA (1994): La arqueologa: una visin cientfica del pasado del hombre. La ciencia desde Mxico 123. FCE. En este libro se explica la metodologa y tcnicas aplicadas a la investigacin arqueolgica. MANZANILLA, Linda y Leonardo LPEZ (coords.) (1995): Historia Antigua de Mxico. INAH/UNAM/Porrua, tomos I, II y III Una muy buena coleccin de la historia prehispnica basada en trabajos cientficos actualizados. Podra considerarse como la compilacin ms actualizada y completa, adems de que su lenguaje es bastante accesible. REVISTA DE ARQUEOLOGA MEXICANA, (1993-2004): Editorial Races, varios nmeros Esta revista de divulgacin contienen bastantes artculos sobre la investigacin arqueolgica, y aunque se especializa en el Mxico Prehispnico tambin se pueden encontrar artculos sobre la colonia y virreinato. Internet www.digonsite.com Archaeologys Dig es la pgina de la revista de arqueologa enfocada a estudiantes entre 8 y 13 aos. www.archaeological.org Es la pgina de Archaeological Institue of America, en la cual se pueden encontrar artculos, libros e informacin sobre las investigaciones arqueolgicas. 143 Arqueologa y Educacin http://www.saa.org Pgina de The Society for American Archaeology, en donde adems de encontrar informacin sobre arqueologa se encuentra la revista en lnea de The Public Archaeology en la cual aparecen artculos sobre la arqueologa y la educacin. www.archaeologyChannel.org Pgina de The Archaeology Channel en donde s pueden encontrar actividades didcticas y videos de arqueologa. http://www.kidsdigreed.com/discovery.asp Kids Dig Reed es un sitio donde los alumnos pueden realizar una simulacin de como se ve una excavacin y los materiales que se van encontrando. http://www.heritage-online.net/ Saskatchewan Heritage Online es un sitio que contiene guas para maestros, museo virtual, excavacin y reconstruccin virtual. http://archnet.asu.edu/archnet Es la pgina de ArchNet en donde se encuentran muchos artculos relacionados con la arqueologa, as como un foro de discusin. http://museodeldesierto.org/mainesp.htm Pgina virtual del Museo del Desierto de Coahuila. www.arqueomex.com Pgina de la Revista de Arqueologa Mexicana. http://www.inah.gob.mx/index_.html Pgina del Instituto Nacional de Antropologa e Historia, en donde se encontrara una gua y vnculos de los principales museos, sitios arqueolgicos, exposiciones y visitas guiadas entre muchas ms cosas. http://www.famsi.org/spanish/ Pgina de la Fundacin para el avance de los estudios mesoamericanos, en ella se encontrara informacin sobre el estado de los proyectos. Contiene imgenes sobre los proyectos. http://www.morgan.iia.unam.mx/ Es la pgina auspiciada por el Instituto de Investigaciones Antropolgicas en donde se encontrar la revista Actualidades Arqueolgicas y vnculos a sitios de inters arqueolgico. 144 Secuencia didctica: materiales para el alumno anexo dos: secuencia didctica, materiales para el alumno 145 Arqueologa y Educacin Actividad 1.2 Conocimientos previos El presente cuestionario no tiene ningn valor para la calificacin del bimestre. Lo que busca es conocer que tanto sabes sobre los temas que se trabajarn durante la secuencia didctica de arqueologa. Se te pide que contestes de la manera ms honesta posible. Nombre:_____________________________________________________________________ Grupo________ Qu es cultura? Qu es arqueologa? Qu es patrimonio arqueolgico? Cul es la relacin entre cultura y arqueologa? Cul es la relacin entre cultura y patrimonio arqueolgico? Cul es la relacin entre patrimonio arqueolgico y arqueologa? Cul es la importancia del estudio del patrimonio arqueolgico? Cul es la importancia de la conservacin del patrimonio arqueolgico? Cul es la relacin existente entre la arqueologa y la historia? De qu forma ayuda la arqueologa a la conformacin de la Historia de Mxico? 146 Secuencia didctica: materiales para el alumno Actividad 1.3 Lectura: De qu trata la arqueologa? El texto que a continuacin vas a leer es una seleccin editada del libro "Todas las piedras tienen 2000 aos" del Arquelogo Jaime Litvak King. Nombre:___________________________________________________ Grupo:________ Lee con atencin y subraya lo ms importante, una vez que hayas terminado contesta las preguntas que vienen al final del texto. De qu trata la arqueologa? [La arqueologa] ha sido descrita, por diversos autores, como la bsqueda del pasado del hombre; como el estudio de los procesos de la sociedad humana a travs del tiempo; como la investigacin que enfoca la conducta normal y socialmente aceptada de los grupos humanos desde la antigedad; o como el estudio de la respuesta de la cultura humana a su medio ambiente en todos los tiempos, as como otras muchas definiciones. Cada una de ellas corresponde a maneras especficas de entender la arqueologa. Todas, sin embargo, hacen hincapi en el hecho de que su objeto de estudio es el registro del utillaje: lo que queda de los artefactos que el hombre fabric: los restos materiales de la cultura. Sin necesidad de discutirlas en este momento, se puede extraer de ellas una serie de coincidencias en cuanto a los problemas que aborda el arquelogo y que sirven para explicar el objeto de estudio de la arqueologa: su preocupacin por conceptos como tiempo y espacio, y su atencin al material elaborado por el hombre en comunidad. Otro elemento constante es la relacin entre la naturaleza y el hombre. La arqueologa ve al producto de la actividad humana, la cultura, como un mecanismo de adaptacin al medio ambiente. Se podra, en funcin de esos puntos, definir a la arqueologa como: "el estudio de la cultura de los grupos humanos, sus procesos de cambio a travs del tiempo, su relacin con el medio ambiente en que viven y con otros grupos, vecinos o lejanos, contemporneos o no, inclusive con el mismo grupo en pocas distintas". La arqueologa trabaja con una metodologa apoyada principalmente en el examen sistemtico de objetos materiales que son evidencia de la accin humana por s mismos, y en su asociacin con otros materiales. Para esta definicin se concepta a la cultura como la considera la antropologa: El conjunto de las caractersticas de la humanidad que no pueden, directamente, derivarse de su biologa. Esto incluye, entre otros rasgos, sus creencias, organizacin social, ritos, objetos que crea y usa, costumbres y, en general, una gran parte de lo que constituye su forma de vida. Esta definicin supone que existen algunos temas que la arqueologa usa como su plataforma normal de trabajo. Entre ellos est el tiempo, el espacio y la presencia de algunos materiales, identificados, en asociacin con otros. La idea central que define a la arqueologa es el concepto del tiempo. Los eventos que estudia ocurrieron en alguna poca y, por lo tanto, su determinacin en la forma ms exacta posible es de primera importancia. Sin embargo este elemento, para el arquelogo, nunca va slo. La localizacin espacial de lo que estudia es igualmente interesante. Los eventos que ocurrieron en una escala de tiempo tambin lo hicieron en algn sitio y ste debe tambin determinarse con precisin. La relacin entre tiempo y espacio es fundamental en la arqueologa. Para el arquelogo es objeto de una atencin muy especial y los analiza como un continuo en forma muy particular. [...] Cuando la arqueologa enfoca el tiempo y el espacio, de hecho est localizando un fenmeno que desea estudiar. El fenmeno mismo no est visualizado en esos parmetros. Se requiere de una tercera dimensin constituida por la evidencia del fenmeno mismo: el material que queda como constancia de que algo estaba ocurriendo, [...] [el] cual permite examinar el evento mismo y ayuda a definir los hallazgos del arquelogo como los restos de la actividad humana, incompletos y faltos de detalles, pero que a la vez es posible analizar y completar. Estos constituyen la huella objetiva y material de lo que ocurri, y son 147 Arqueologa y Educacin los nicos testigos que quedan de las sociedades humanas que se quieren estudiar. [...] Para ello [la arqueologa] va al campo, a los parajes donde pudo haber habitado el hombre, tratando de hacer observaciones que atestigen objetivamente la accin humana. En esos sitios explora cuidadosamente en busca de las huellas fsicas, tangibles, del trabajo del hombre en forma de objetos, o fragmentos de ellos, del lugar donde estn, del tiempo en que se hicieron o usaron y de cmo estn relacionados unos con otros en ese lugar. Su objetivo es, en esta etapa, el obtener una muestra que represente a todo el espacio que est estudiando. Luego, los examina buscando sus similitudes y sus diferencias y los arregla en grupos. Con ellos como base busca un patrn que los asocie con otras observaciones o con datos ya conocidos. As elabora sus conclusiones. Los incas y los aztecas, los griegos y los egipcios, son slo algunos de los que pudieron haber elaborado y/o usado esos objetos. Las conclusiones del arquelogo pueden aplicarse inmediatamente a ellos, si es el caso, pero ellos mismos son slo una muestra de lo que ha ocurrido y ocurre, en todo el planeta, en el tiempo y en el espacio, dentro del fenmeno del desarrollo de la cultura. De eso trata la arqueologa. Se parece poco a lo que uno cree. Contesta las siguientes preguntas. Qu es la arqueologa? Qu se entiende por cultura? Cul es el objeto de estudio de la arqueologa? Qu es la cultura material? 148 Secuencia didctica: materiales para el alumno Actividad 1.4 Trabajo a casa: Arqueologa en el ao 3004 Lo que realizars a continuacin ser una simulacin del trabajo arqueolgico. Supn que es el ao 3004, y que un equipo de arquelogos del futuro se encuentra investigando la cultura que vivi en la Ciudad de Mxico hace 1000 aos. Casualmente uno de esos arquelogos escogi tu casa para realizar su excavacin, as Un rea de actividad es la concentracin y que tendrs que decir que es lo que encontrara asociacin de materias primas, instrumentos ese arquelogo al realizar su excavacin. o desechos en superficies o volmenes Escribe en una hoja una descripcin del rea de que reflejan actividades especficos, actividad que se te pide, recuerda que entre ms particulares [...], es la unidad bsica de completa sea tu descripcin ser ms fcil que anlisis del registro arqueolgico, ya que es el arquelogo haga su trabajo. reflejo de acciones particulares repetidas, de Al finalizar pondrs una clave en la carcter social, con un trasfondo funcional parte superior de las hojas para entregarlo en la especfico." siguiente sesin. Es importante que no le Linda Manzanilla (ed.) (1986): Unidades pongas t nombre sino una clave que recuerdes Habitacionales Mesoamericanas y sus reas de fcilmente por que luego tendrs que actividad. IIA-UNAM, pp11. identificar tu trabajo. De estas reas de actividad escoge tres y descrbelas: T cuarto, T cocina, El lugar donde haces tu tarea, El lugar que usualmente ocupas para descansar o para relajarte, T bao. 149 Arqueologa y Educacin Actividad 2.2 Trabajo a casa: Interpretando la cultura material Nombre:___________________________________________ Grupo:_________ Se te ha entregado una hoja que contiene el registro de las reas de actividad de uno de tus compaeros. Lo que tendrs que hacer es ponerte a interpretar como es esa persona a partir de sus objetos. Recuerda que debes entregar las hojas de tu compaero y tu interpretacin la siguiente sesin. La forma en que debers interpretar esa informacin es analizando los objetos (cultura material) que se encuentran en las distintas reas de actividad. Busca por ejemplo si tiene discos y de que tipo de msica son, eso te dir sus gustos musicales. Tambin es bueno ver que tiene pegado en sus paredes, muchas veces eso refleja los gustos por ciertas cosas. Los libros que se encuentran en el librero te dicen si le gusta la literatura fantstica, cientfica, las novelas, etc. El bote de basura es interesante por que te habla de hbitos de alimentacin as como hbitos de higiene. La cama si esta tendida o no, el tipo de colchas si tiene de figuritas, de monitos, te puede decir alguna informacin. El refrigerador te dice que come esa persona. Es importante que consideres, que la ausencia de cosas, tambin te aportan informacin. Como ves tendrs que ponerte a pensar un poco. Recuerda que un dato importante que tienes es que l o ella tiene tu edad por lo tanto puedes inferir cosas a partir de tu propia experiencia. 150 Secuencia didctica: materiales para el alumno Actividad 3.1 Arqueologa de la basura Nombre:______________________________________ Grupo:__________ Lee con atencin el siguiente texto y luego contesta las preguntas que se te piden. Si no es suficiente el espacio contesta en la parte de atrs. Para que se comprenda mejor la forma en la que la cultura material puede reflejar el comportamiento de ser humano; aqu se te muestra parte de los resultados de una investigacin realizada por el arquelogo William L. Rathje en Tucson, Arizona20. La investigacin se realiz en torno a la basura de un sector de la ciudad. Lo que se hizo fue recoger toda la basura que se encontraba en los depsitos para luego catalogarla y analizarla. Los resultados del anlisis arqueolgico fueron contrastados con resultados obtenidos de una encuesta sobre el consumo semanal de cerveza en el mismo sector de la ciudad que se realiz el anlisis arqueolgico. Proyecto garbage Metodo Arqueolgico ninguna lata hasta 8 latas mas de 8 latas Encuesta ninguna lata hasta 8 latas 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100% Cul de estas dos grficas muestra mejor los hbitos de consumo de cerveza? Por qu? Qu tan confiable resulta ser la investigacin arqueolgica? 20 Tomado de C. Renfrew y P. Bahn, Arqueologa. Mtodos, Tcnicas y Prctica. Akal, Madrid, 1993. 151 Arqueologa y Educacin Actividad 3.3 Lectura: Descubriendo la actividad humana Nombre:_________________________________________ Grupo:___________ El texto que a continuacin vas a leer es una seleccin editada del libro "Todas las piedras tienen 2000 aos" del Arquelogo Jaime Litvak King. Lee con atencin y subraya lo ms importante, una vez que hayas terminado explica con tus palabras la forma en que se interpreta la cultura material Descubriendo la actividad humana [...] Los objetos mismos son clasificables. Tienen caractersticas propias, como su forma, el material de que estn hechos, su decoracin, su tamao, etc., lo que permite agruparlos en clases para estudiarlos en conjuntos que tienen rasgos similares, en el proceso de clasificacin o taxonoma. Cuando una cultura los hace o los usa, o cuando el arquelogo los encuentra, se hallan junto a otros diferentes, y su asociacin, significativa de varias clases de objetos, tambin contiene informacin til para el arquelogo. Puesto que los objetos que encuentra el investigador estn localizados en el espacio y en el tiempo, forman un conjunto que representa, para ste, las dimensiones de su ciencia y su unidad de trabajo: clases de material, asociacin, espacio y tiempo. Las diferencias entre un conjunto de materiales y otro: otras localizaciones espaciales o temporales, otras caractersticas, otras asociaciones o la combinacin de ellas, son la informacin que permite al arquelogo describir el proceso humano. Las diferencias observadas son las huellas de cambios en la cultura y, cuando se examinan sistemticamente, sirven para detectar fenmenos generales y profundos inherentes al proceso de la humanidad en una regin o en una poca. Cuando se observa que los cambios habidos operan en contextos diversos, en distintos lugares, en diferentes tiempos, y se verifica esa ocurrencia, se est cerca de formular leyes generales para el desarrollo de la cultura humana, independientes del tiempo y del espacio; reglas universales de la conducta del hombre. Son, pues: tiempo, espacio, taxonoma y asociacin, las dimensiones fundamentales que estudia la arqueologa. Estos parmetros a la vez que constituyen las bases de la arqueologa, son sus limitantes. Las interrogantes de sta, y las respuestas a las que llega, implican abordarlos, tenerlos en cuenta y explicarlos. Son los que vinculan a los estudios arqueolgicos en todo el Mundo y de todos los tiempos y, para poderlos expresar, la arqueologa aplica su propia metodologa de trabajo. El anlisis de la cultura material [El anlisis de la cultura material permite formar grupos, a los que] generalmente se llaman tipos, los cuales son descritos exhaustivamente. Se dibujan sus formas, se miden y se archivan con su descripcin. Entonces es cuando se empiezan a ver las anotaciones que se hicieron desde el campo, en cada uno de los fragmentos. Se hacen enormes tabulares que en su eje vertical tienen los tipos y en el horizontal los nmeros clave. Puesto que ese dato se refiere a su localizacin, estos tabulares se agrupan, muchas veces por computadora, con sus claves por capa y se preparan tablas de frecuencias en las que cada tipo se anota por cuntas veces ocurri en cada situacin en el trabajo de campo. Por qu tanto trabajo? Penselo. Supongamos de nuevo que estamos estudiando la poca en que vivimos como si observramos, por ejemplo, a la antigua Teotihuacn. No hay documentos. Las casas estn convertidas en montculos. Cmo sabramos quin es rico y quin es pobre? Cmo sabramos cul es la zona industrial y dnde estn las casas de la gente? Examinemos los tipos de artefactos. Cul es la distribucin de un tipo que podramos llamar "auto deportivo europeo"? Cmo se distribuye la porcelana de Sevres? 152 Secuencia didctica: materiales para el alumno Podramos, con ellos, tener idea de las zonas de alto ingreso per cpita? En dnde hay una multitud de piezas, repetidas, en varios estadios de su fabricacin, desde la materia prima hasta cuartos llenos del producto terminado? Podramos, con esos datos, localizar las zonas de manufactura? Un tipo arqueolgico es, en s, una conclusin del investigador. Las agrupaciones de material de hace muchos aos, cuando empez a sistematizarse la arqueologa, eran slo una forma cmoda para estudiar el material, hoy son cuadros bien estructurados de caractersticas objetivas, con significado en la cultura que los hizo y us. En este momento del juego el arquelogo todava no puede probar cul era ese significado. Lo nico que conoce es la divisin de su material y su distribucin. El resto ser averiguado cuando se sepa si tiene una distribucin similar a otros tipos y su asociacin con otras caractersticas del sitio, que deben haber sido registradas en el trabajo de campo. El arquelogo, en esta etapa, espera que empiecen a asomar patrones de distribucin que expliquen su material. Si un tipo comienza a aparecer en tal capa y sigue hasta desaparecer en otra, est relacionado con su duracin en el tiempo. Habr ms fragmentos de l en una capa que en otras. Cuando esto se prueba estadsticamente para todo el lugar, demuestra la popularidad de este artefacto. Por qu se distribuye as? Por qu se puso de moda? Otro tipo aparece slo en algunos lugares de la exploracin. Puede estar distribuido en asociacin con edificios cuyo uso es especial, como, por ejemplo, templos? En ese caso tendramos un artefacto de uso ritual y habra que pensar con qu culto se asocia. Puede tambin estar diseminado en situaciones que indiquen su uso domstico, la posicin social de sus usuarios o una infinidad de otras posibilidades. Hay que considerarlas. [...] Explica con tus palabras la forma en que se interpreta la cultura material La cultura material se interpreta... 153 Arqueologa y Educacin Actividad 4.2 Lectura: Fases del trabajo arqueolgico Nombre:__________________________________________ Grupo:___________ El texto que a continuacin vas a leer es una seleccin editada del libro "Todas las piedras tienen 2000 aos" del Arquelogo Jaime Litvak King. Lee con atencin y subraya lo ms importante, una vez que hayas terminado realiza un cuadro en donde expliques en que consisten las fases del trabajo arqueolgico y la importancia de cada una de ellas. Fases del trabajo arqueolgico El arquelogo al realizar su investigacin la divide en seis fases distintas y consecutivas, para as de esta forma realizar un trabajo cientfico. A continuacin se exponen en que consiste cada una de las fases. Antes de salir al campo Es comn suponer que la arqueologa se hace excavando. Esto, si bien puede ser cierto, no es de ninguna manera toda la verdad. Detrs del trabajo conocido del arquelogo hay una larga serie de actividades que lo preparan para llegar al examen de un sitio, que puede o no ser excavado. Es impresionante la cantidad de trabajo que el arquelogo tiene que desarrollar antes de hacer algo con el lugar que intenta estudiar. [..] Lo primero es, desde luego, plantearse el problema mismo. Esto parece fcil, pero no lo es. Requiere saber, antes que nada, todo lo que se conoce sobre el tema. [...] Es posible que el problema ya haya sido resuelto en alguna forma. Es an ms probable que, sin haberse resuelto el problema, se tengan datos importantes u opiniones al respecto antes de proseguir. Esto presenta de inmediato varias preguntas que conciernen al lugar, al tiempo, y al material: Qu lugares han sido trabajados?, cmo se exploraron?, qu material sali?, a qu tiempos apunta?, con qu otros lugares se relaciona?, cmo han sido clasificados?, cmo son sus rasgos?, son materiales locales o vienen de otro lado?, qu dicen los exmenes de laboratorio sobre ellos? [...] Todas ellas necesitan respuestas antes de comenzar o proseguir el trabajo. Para contestarlas el arquelogo debe allegarse todo lo que contenga informacin sobre el asunto y consultarlo. [...] El arquelogo lee y hace fichas de su contenido. Todos los libros y artculos sobre el tema son examinados y su informacin es extractada y sistematizada para consultarla posteriormente. [...] Lo mismo ocurre con los mapas. Desde el principio, el investigador debe recabar todas las posibilidades de cobertura cartogrfica. [...] Los mapas y la cobertura de tomas y fotos areas proporcionan al arquelogo informacin que le es necesaria. [...] El arquelogo no depende de un slo mapa o de una sola foto area. Los distintos tipos de mapas cubren varios aspectos que le interesan. [...] Cada mapa representa la situacin en el momento en que se hace y, por lo tanto, es comparable con otros ms antiguos o ms modernos. [...] La arqueologa de hoy supone el planteamiento de problemas y la proposicin de estrategias para su solucin. stas incluyen los mtodos que se van a aplicar y la secuencia de trabajo. Comprende tambin un diseo de investigacin que detalla la forma de examinar el problema, las soluciones probables y los procedimientos que deben seguirse. El proyecto de investigacin se presenta de tal manera que pueda discutirse tcnicamente y presupuestarse para tomar las medidas necesarias desde el comienzo del trabajo. Esto permite or las opiniones de colegas que retroalimentan y mejoran la labor del arquelogo. El diseo de investigacin es de suma importancia. Por una parte la arqueologa no es, de ninguna 154 Secuencia didctica: materiales para el alumno manera, una actividad barata. Un diseo eficiente es til para reducir su costo y para incrementar su accin con un gasto determinado. Por otra parte ese ejercicio trae consigo el incluir los elementos necesarios para asegurar una calidad aceptable y, con la participacin de otros colegas, agregar puntos de vista distintos, formas diferentes de ver los problemas y quiz otros asuntos que muchas veces cambian las prioridades originales, perfeccionndolas. De ah la importancia de la investigacin previa. La informacin que sirve para observar bien el problema radica en ese paso, y permite enmarcar las metas. La historia misma de lo que se ha hecho antes en el sitio autoriza a evaluar cmo han sido abordados los asuntos y hasta dnde han sido resueltos. Dnde, a travs de ellas, se han presentado contradicciones en las opiniones de los que lo han estudiado, y dnde hay huecos en la informacin. La manera de resolver esos problemas y de enriquecer la informacin est definida en esta fase de la tarea, quiz la menos impresionante, pero una de las ms necesarias. [...] La arqueologa desde la superficie [...] El trabajo de campo no significa necesariamente, a pesar de la imagen pblica, la excavacin. Una gran parte de l no tiene ninguna relacin con esa actividad. En muchas ocasiones ni siquiera es aconsejable excavar. El problema planteado puede resolverse por otros medios. [...] Para empezar, como ya se dijo, el planteamiento de un problema trae consigo la proposicin de diseos de investigacin para solucionarlo. Estos, si incluyen el trabajo de campo, tendrn que tomar en cuenta tareas como el establecimiento de una base de trabajo, el reconocimiento preliminar del sitio, el levantamiento topogrfico, la recoleccin de material que se encuentra en superficie y el manejo de los materiales y de los datos que han sido obtenidos en esos pasos. Todos ellos se hacen antes de, o en lugar de excavar. [...] Muchas veces estn en la superficie todos los elementos necesarios para estudiar el material y establecer una cronologa, cuando menos tentativa. Cuando el suelo est revuelto afloran restos identificables de pocas anteriores y, con ellos, el arquelogo puede, sin haber puesto una pala a trabajar, darse cuenta del lapso en que su sitio estuvo vivo y de la gama de materiales que va a estudiar. [...] Una de las caractersticas de la arqueologa de superficie es su relacin con la dimensin espacial. Mucho de lo que se hace desde la superficie tiene que ver con el estudio de distribuciones. El que usa ese mtodo recoge materiales y observa sus caractersticas asignndoles la colocacin en que los encuentra. Una vez identificados en su fecha se elabora, con cada poca, un mapa. En l estn los materiales distribuidos en forma distinta a los de otras pocas. Esas diferencias proporcionan informacin que apunta al desarrollo de un sitio, desde su asentamiento original hasta su mximo crecimiento y luego su decadencia. Cada momento se anota en mapas de materiales y rasgos con reas de distribucin, tamaos y localizaciones relativas distintas. Dentro del sitio mismo esos datos son significativos: el rea central, las zonas de actividad ceremonial, comercial o industrial, los barrios, las zonas habitadas por distintas clases sociales o grupos tnicos, se muestran en la distribucin espacial de sus elementos caractersticos en cada una de sus pocas. De ellos es posible hacer un estudio de las caractersticas sociales de la poblacin que lo habit para compararla con la de otros lugares. La arqueologa de superficie, en el campo, usa sistemas especiales para controlar el material que obtiene. Utiliza adems una serie de tcnicas que le proporcionan datos importantes. A stas se les conoce como mtodos de prospeccin. Las tomas areas son seguramente las ms conocidas y, al usarlas, el arquelogo debe verificar si los lugares que marc como probables sitios, o los puntos que fueron descubiertos como posibles elementos, son correctos. Este paso, conocido como verificacin de campo, se combina con informaciones de personas del lugar para hacer el primer recorrido en una regin. En el trabajo de campo se usan an despus de esta etapa, pues siguen ofreciendo datos adems de ser tiles como registros. [...] La verdadera potencia de la arqueologa de superficie estriba en que forma un sistema en el cual muchos elementos, independientes uno de otro, se conjuntan para el estudio arqueolgico y son, a su 155 Arqueologa y Educacin vez, casi independientes de la excavacin, a la que sirve tambin como antecedente y control. Una vez combinados estos estudios producen mapas de distribucin que, cuando son conocidos sus elementos, permiten estudiar un sitio arqueolgico a travs del tiempo y compararlo con otros hasta producir un cuadro que analiza toda una regin. Este estudio, como paso previo a la excavacin o sin ella, produce informacin que enriquece el conocimiento del pasado. Su metodologa, que se basa en pruebas independientes, permite una solidez que la aproxima a la de las ciencias naturales o exactas. El uso de tecnologas muy adelantadas le ha permitido llegar a gran precisin ya alcances muy lejanos, en comparacin a los primeros propsitos que la generaron. [...] La excavacin arqueolgica [...] El arquelogo, al excavar, trata de cumplir una serie de metas que forman parte de su estrategia. Estas pueden ser el estudio de una estructura, de una tumba o de cualquier otro elemento. Todos los movimientos de su excavacin, la direccin que lleva, el personal en cada frente de trabajo, la velocidad de avance de cada parte, se destinan a alcanzarlas. La excavacin arqueolgica es exactamente eso: la tcnica de estudiar un sitio en su contenido enterrado, siguiendo conceptos estratigrficos, minimizando su destruccin y aumentando la capacidad de registro de lo que se encuentre, de conformidad a una estrategia de trabajo apropiada. El arquelogo no excava siempre de la misma manera. La arqueologa de excavacin es como la ciruga: segn su objetivo se hacen las incisiones necesarias, de tamao, profundidad y forma apropiadas. Elegantemente, con eficiencia y sin maltratar demasiado al paciente. El arquelogo empieza a decidir cmo excavar una vez planteado su problema. Cuntas unidades de trabajo, de qu forma ser cada una y, muy especialmente, dnde las va a realizar. Cada tipo de excavacin funciona mejor segn determinadas condiciones. [...] El control de los materiales enterrados es ms preciso que el de los de superficie. El arquelogo tiende una cuadrcula de hilos, que parten de un punto perfectamente localizado y que tienen intervalos exactos y regulares, generalmente de un metro. Esta cuadrcula es usada para localizar cualquier hallazgo, puesto que, desde la superficie, todo punto dentro del rea marcada es localizable por su distancia a otros puntos donde se cruzan dos hilos, conocidos, a su vez, por su distancia al punto de origen. Cualquier punto en que se crucen hilos se puede definir porque cada uno de ellos tiene una distancia al punto de origen general. Un lugar que se encuentre dentro de la cuadrcula se puede relacionar midindolo hacia el punto de cruce ms prximo. El sistema es muy viejo. Lo invent el matemtico y filsofo del siglo XVIII Ren Descartes y se conoce y usa en mltiples funciones como las coordenadas cartesianas. [...] Cuando el arquelogo excava extiende el sistema cartesiano y lo hace tridimensional, puesto que debe tomar en cuenta la profundidad a la que se encuentran sus objetos. Para registrarla se toma la distancia vertical a la superficie, ya previamente situada por la topografa. El arquelogo excava por capas. Estas son su control vertical ms importante. En la excavacin se consideran tres modelos de capas. La primera es la llamada capa natural, formada de tierra que ha sido depositada por la naturaleza, [...] la segunda es la llamada capa mtrica, que se marca por un tamao determinado, generalmente entre 10 Y 20 cm de profundidad, [...] y la tercera es la llamada capa cultural, [en donde se encuentran las evidencias de la actividad humana]. En excavacin se registran todos los objetos que se encuentran. En muchas ocasiones cada objeto que sale, completo o fragmentado, importante o no, se anota por separado, numerndolo individualmente, asignndolo a su capa natural o cultural, registrando tridimensionalmente su posicin, y documentndolo con fotografas. En otros casos esa tcnica que produce una gran cantidad de informacin, se usa slo para materiales completos o los que tienen un inters especial y los pedazos rotos se controlan slo asignndolos a su capa y unidad de excavacin y, si es necesario, a la estructura en que se encuentran. En todas las situaciones la tierra que sale es pasada por una criba para 156 Secuencia didctica: materiales para el alumno localizar los fragmentos que hayan escapado al excavador. [...] Nunca se llega a excavar todo un sitio. No slo sera costoso y tardado sino que, adems, habra exceso de materiales y por ende el estudio se dificultara. Lo lgico es el diseo de una muestra que, siendo lo ms pequea posible, por ahorro, represente adecuadamente al Universo. Al estudiar esa muestra se pueden inferir con una alta probabilidad, los sucesos de todo el lugar. El problema no es fcil, y el arquelogo debe enfrentarlo constantemente durante su trabajo. Algunas veces se encuentran materiales especialmente interesantes o significativos en tumbas, ofrendas o escondrijos, y hay hallazgos de tipo especial que muchas veces, agregan datos importantes especficamente sobre las poblaciones que habitaban en ciertos lugares, as como de los objetos que se usaban para el culto y otros aspectos ceremoniales. Muchas veces estas piezas son las mejores muestras del arte de esos pueblos. Este tipo de excavacin consume una gran cantidad de tiempo por el cuidado que se debe tener, y en ocasiones interrumpe el proceso general. Muchos de los hallazgos ms conocidos por el pblico (como el entierro de Tut, el sarcfago de Palenque y la tumba 7 de Monte Albn), son as. Algunos arquelogos, incluso, buscan este tipo de hallazgos. Existe otra razn para no excavar completamente un sitio y es quiz la mejor. Las tcnicas que usa la arqueologa para excavar son las mejores posibles en un momento dado. Sin embargo, cambian y progresan muy rpidamente. El proceso de excavacin es destructivo y lo que no se pueda registrar se pierde y no se recupera jams. Siempre se dejan partes sin tocar para verificar datos o para poder seguir problemas nuevos. Pero hay ms. En el futuro, si lo necesitan, otros arquelogos volvern a explorar el mismo lugar. El dejar una buena parte de l sin tocar es formar una reserva de investigacin para los colegas del futuro. [...] Es, pues, importante para el arquelogo que sus registros sean lo ms completos que se puedan. Para ello apunta, fotografa y dibuja todos los detalles y medidas posibles de la estratigrafa y toma muestras de tierra, por capas y unidades de excavacin, para que los laboratorios puedan examinarlas y darle los datos derivados de ellas con precisin. Si una capa natural es generalmente buena evidencia de fenmenos en el medio ambiente, sus restos vegetales y su qumica son buenos indicadores del clima y de la accin de otros elementos. Se llega a sacar, por medio de barnices y lacas, una muestra de toda una pared o de una tira de ella, en forma de una pelcula que tiene adherida la tierra que estaba en la cala. La arqueologa, en el proceso de excavacin, usa auxiliares como la qumica y la biologa, que son instrumentos normales de trabajo. Las caractersticas del suelo, por ejemplo, van a proporcionar datos sobre la conservacin de restos seos, vegetales y otras materias orgnicas. El arquelogo, al avanzar en su excavacin, usa esta "ciencia de campo" como una forma de hacerla mejor. La usa, adems, para proteger los materiales delicados que van apareciendo. El trabajo del arquelogo en el campo tiene muchos aspectos que hay que cuidar simultneamente. La excavacin se hace generalmente en varios frentes. Cada uno de ellos proporciona datos y materiales que hay que registrar, tratar y guardar adecuadamente. La toma de muestras y fotografas y su registro, el lavado y marcado de lo que encuentra para su estudio, adems de los estudios que se hacen directamente en el campo y el mapeo constante de los datos, complican la existencia del investigador. Tiene tambin que cuidar un sistema de transporte y almacenamiento que le es vital. Esto hace que el trabajo del arquelogo sea interdisciplinario, a menos que se trate de una tarea muy pequea, con especialistas en distintos campos y que, entre todos, se lleve a cabo la labor de excavacin. Es un proceso parecido al de una fbrica moderna, con distintos departamentos produciendo componentes que luego se unen para formar un producto terminado. Al igual que una fbrica requiere de personal entrenado y de un flujo constante e ininterrumpido en el proceso de trabajo. El estereotipo del investigador solitario con un pincel y una lupa, no es muy adecuado. [...] 157 Arqueologa y Educacin El anlisis de laboratorio El trabajo del arquelogo no acaba en el campo. En realidad ste debe entenderse principalmente como la fuente de obtencin de los datos que estudia. El trabajo ms fino, y quiz el ms importante, se lleva a cabo en el laboratorio y en el gabinete. Es ah donde asoman las conclusiones y donde se comprueban o desechan las impresiones que se han registrado antes y a lo largo del proceso de exploracin. [...] En el trabajo de laboratorio participan numerosos profesionales de diversas ciencias, cada uno con sus metas especiales que, para ese objeto, son auxiliares de la arqueologa. El trabajo de los laboratorios en la arqueologa es absolutamente esencial [...] para integrar con ellos conclusiones generales vlidas. [...] Un conjunto de ciencias que el arquelogo moderno usa con gran asiduidad es el constituido por la qumica y la fsica. [...] La utilidad principal de esos instrumentos es el estudio de la composicin de los materiales y el estado que guardan en el momento en que el hombre los modifica por su trabajo. [...] Esos sistemas requieren tecnologas que van desde un laboratorio bien montado hasta la presencia de un reactor atmico. Algunas de ellas implican la destruccin o dao del artefacto, del que se tiene que obtener una muestra, y otras no, por lo que se usan para propsitos diversos y con materiales distintos. Uno de los problemas de la arqueologa en pases de poco desarrollo es que sus anlisis deben hacerse en instituciones de pases ms preparados y, dado su costo, a veces esas pruebas nunca son realizadas, con la consiguiente prdida de datos. Una de las caractersticas ms interesantes en un instrumento es su utilidad. ste deja muchas veces huellas que, al estudiarse, muestran muchos detalles sobre el proceso de trabajo en la antigedad. Para ello el arquelogo utiliza el microscopio, pero tambin procesos de qumica y fsica que permiten observar las modificaciones del estado natural de la materia a consecuencia del trabajo humano. [...] La necesidad de fechar es un problema bsico que la arqueologa enfrent desde sus inicios. Para ello se han aplicado tcnicas que permiten al arquelogo situar un hallazgo en un tiempo determinado con un margen de error aceptable. No hay un mtodo que feche todo. El que se vaya a usar depende sobre todo del material, pero tambin de otras circunstancias como la geologa del lugar, su clima, la edad probable del objeto y, lo que es muy importante, la limpieza y precisin de la exploracin y de los datos que se puedan ofrecer con el objeto al laboratorio. [...] Trabajo de Gabinete [...] Es en l [gabinete], en el tepalcatero -como se nombra en Mesoamrica por el nombre nhuatl de un fragmento de cermica-, donde se hace la mayor parte del trabajo del arquelogo, que despus de 150 aos contina con las caractersticas de siempre: el examen meticuloso del material que llega del campo. Hoy, el empleo de tcnicas fsico-qumicas de anlisis le permiten observar aspectos que antes le eran vedados, le aseguran una mayor exactitud y profundidad en sus determinaciones y le ayudan a verificar si son correctos. [...] El material llega del campo separado, cuando menos, en grupos generales como ltica, cermica, hallazgos delicados, material vegetal, muestras de tierra, etc., ya lavado y marcado con claves referidas a un archivo general con todas las situaciones encontradas en el trabajo de campo, unidad de excavacin o de recoleccin, capa, cuadro de trabajo y su posicin en l, que localizan su hallazgo. Generalmente viene en grandes cantidades; y no es raro manejar cientos de sacos con material de campo fragmentado. Ese material debe ser examinado, para su clasificacin, al mismo tiempo con eficiencia y con exactitud. [...] Para ello el arquelogo y su equipo revisan cada fragmento y cada pieza y los examinan por varias caractersticas que pueden ser importantes. En cermica son, entre otras, el color, la arcilla que sirvi para producir la pieza y sus impurezas, o la textura de la superficie. El fragmento puede ser, por ejemplo, en el caso de una vasija: un borde, un fondo o un pedazo del cuerpo; y es importante su 158 Secuencia didctica: materiales para el alumno forma general, su curvatura y ngulos para reconstruir la de la vasija de la que form parte. Se observa tambin su decoracin y el grado de cocimiento. Se verifica si la pieza es de un tipo ya conocido, lo que ahorrar tiempo en su descripcin. En materiales de piedra -la ltica-, se buscan rasgos como su composicin y su tcnica de manufactura general, es decir, si fue tallada o fabricada por abrasin, su forma, huellas de su manufactura y de su utilidad, entre otros. En las piezas talladas se busca, adems, el tipo y ngulo de corte, la presencia de retoques, clase y tcnica de ellos, etc. En la que se elabor por pulimento se buscan huellas de los instrumentos que se utilizaron. Se examinan tambin los otros materiales, como metal, madera, hueso, concha, etc. Se analizan los materiales para buscar los que pudieron haberse escapado a exmenes anteriores y se separan los que, por su estado, deben ser enviados a otro tratamiento. El material se examina por grupos generales. Al estudiar cada caracterstica se van formando pilas que se vuelven a analizar y se subdividen conforme se agregan ms rasgos al examen, de tal manera que cada pila se puede definir porque es diferente a las dems. Cada caracterstica que defina a una pila se anota y, en cada paso, se llevan a cabo muestreos que se verifican en laboratorio para asegurar que se transita por la ruta adecuada. [...] Los grupos resultantes, generalmente se llaman tipos, son descritos exhaustivamente. Se dibujan sus formas, se miden y se archivan con su descripcin. Entonces es cuando se empiezan a ver las anotaciones que se hicieron desde el campo, en cada uno de los fragmentos. Se hacen enormes tabulares que en su eje vertical tienen los tipos y en el horizontal los nmeros clave. Puesto que ese dato se refiere a su localizacin, estos tabulares se agrupan, muchas veces por computadora, con sus claves por capa y se preparan tablas de frecuencias en las que cada tipo se anota por cuntas veces ocurri en cada situacin en el trabajo de campo. La parte siguiente del trabajo del arquelogo es principalmente estadstica. Con la ayuda de los tabuladores se puede observar la distribucin de cada tipo de material, tanto en las situaciones, como por capa, las cuales se interpretan temporalmente, y en su aplicacin a espacio o situaciones de orden social, de conformidad a su localizacin en edificios especficos. La estadstica ayuda al arquelogo a constatar qu distribucin tienen sus fragmentos y a verificar el grado de confiabilidad de sus datos. [...] Puesto que el sitio vive en contacto con sus vecinos, la comparacin de sus materiales con los de ellos arrojar muchos datos con respecto a su posicin en el sistema regional. Esta cambiar constantemente en el tiempo. El sitio puede ser el lugar dominante. Puede estar especializado en alguna funcin: ser un proveedor de productos agrcolas, un lugar de talleres, un sitio ceremonial, un pueblo, mercado o una mezcla de varios de esos papeles, en distintos grados. Los tipos de proveniencia externa ayudan a conectar ese sistema con otros y permiten la interpretacin de sus relaciones como si formaran parte de un sistema mayor. Muchas veces es la presencia de un estilo, un modo de hacer las cosas, de decorar, de construir, o de distribuir formas o espacios, lo que ayuda a identificar la cultura de un lugar inscrita en otro. Vase nuestro propio mundo con esos ojos y se tendrn las huellas de los procesos culturales de nuestra poca y la herencia de tiempos pasados. Cada poca es distinta a las dems y el arquelogo tiene que aprender a diferenciar cules son los cambios que determinan las diferencias entre ellas. Su estudio de tipologa y distribucin que le muestran los materiales en cada capa y en cada unidad, le indicar tambin si las distintas pocas son similares o si hay entre ellas cambios significativos. Esa determinacin y su verificacin son tambin funciones de la estadstica. El estudio de un sitio arqueolgico implica, de hecho, varios estudios. Cada poca posible se estudia como si fuera la nica y se compara con todas las dems. De sus diferencias se determinarn los periodos significativos en el desarrollo de la cultura. El ejercicio es la definicin de cada uno de ellos y, por consiguiente, la descripcin del sitio en cada uno de los momentos por los que transcurri. El conjunto de esas descripciones constituyen el modelo general para el sitio o la regin. El trabajo del arquelogo en el gabinete puede dividirse en cuatro partes: la clasificatoria, la de 159 Arqueologa y Educacin verificacin y anlisis, la de reconstruccin de la cultura en cada parte y en cada poca del sitio, y la de utilizacin de los modelos que obtiene. Cada paso debe ser comprobado y sus resultados tienen que ser estadsticamente significativos. El resultado es un producto cientfico vlido, que le autoriza a explorar el proceso general de la cultura en el lugar que estudi y compararlo con otros. El modelo descriptivo de una poca de un sitio, produce en realidad informacin bastante limitada, pero contiene muchos detalles. Su intencin es la reconstruccin de la cultura de un lugar dado en un momento determinado. Tiene, es cierto, una apreciable capacidad de penetracin y permite entender el sitio como si se hubiera tomado una instantnea que lo cubriera. Se pueden observar sus componentes sociales y constatar cmo funcionaban, pero es un resultado esttico que reduce la capacidad de estudiar el proceso de la cultura, que es dinmico. [...] Conforme avanza el trabajo, el arquelogo es capaz de obtener modelos semejantes para distintas pocas y, al compararlos, notar el cambio que ha ocurrido entre las pocas que observa. sa es una de las actividades ms interesantes del arquelogo: el estudio del cambio. El material arqueolgico no puede observar la permuta misma, pero es buen testigo de sus consecuencias. La regla general es fcil de entender: el cambio est expresado en las variaciones significativas de la tipologa y sus distribuciones y asociaciones. Esas variaciones pueden ser cualitativas, cuantitativas y distribucionales. Un buen ejemplo del primer caso es la aparicin de tipos nuevos y la desaparicin de otros antiguos. El cambio es total. El segundo se nota por las proporciones variantes entre esos materiales. Aqu lo que muda es una cantidad. En el tercero lo que vara son las circunstancias en que se presentan esos materiales. Generalmente se encuentran combinaciones de los tres casos. Su estudio permite buscar un patrn que los explique. Ese patrn debe tomar en cuenta los materiales encontrados y explicar su variacin. [...] Muchas veces el arquelogo, en esta etapa, se auxilia con otras ciencias que enfocan a la humanidad y, con ellas, examina las situaciones que estudia a la luz de otras culturas, pocas y tecnologas, mejor conocidas. Gracias a esa comparacin puede establecer qu tan cerca o lejos est lo que estudia de otras situaciones en la gran experiencia humana. De ah puede derivar otras parecidas hasta llegar a algunos de los mecanismos que han formado o modificado al grupo que le interesa. [...] [Conclusiones] [...] Los resultados del trabajo del arquelogo son explicaciones penetrantes que examinan el proceso general de la formacin y desarrollo de los sitios que estudia, a travs del tiempo, en el contexto de la regin en la que se ubican; en su relacin con el medio ambiente al que se enfrentan, y en su interaccin con otros grupos, as como la formacin de las culturas que los precedieron. Sus conclusiones tienen, adems de la explicacin del fenmeno que se estudia, la funcin de aclarar puntos antes no conocidos en el proceso de la humanidad, y usar los ya conocidos para mejorar su propia capacidad de explicacin en otras situaciones. Esto le permite, incluso, servir de apoyo para establecer secuencias que lleguen a la poca moderna y ayuden a entender el mundo actual. El arquelogo debe redactar su trabajo y su artculo o libro como reporte tcnico. ste debe presentarse de manera que se pueda verificar si las conclusiones estn bien obtenidas. Cada aspecto de sus materiales debe ser descrito, fotografiado y contabilizado. Cuando hace falta, como en tipos y formas especficas, debe tener dibujos de cortes y plantas que sirvan de referencia para trabajos futuros. Las concentraciones de los materiales, sus cantidades y frecuencias deben estar asentadas en tablas, cuadros y grficas, por situaciones en la exploracin. La metodologa que se sigui, incluso los procesos estadsticos, deben ser descritos. Esta detallada resea, muchas veces de tomos enteros, es necesaria porque la arqueologa es una actividad destructiva, como ya se dijo antes. Un sitio excavado no puede jams volver a su estado original y la exploracin lo daa. El arquelogo, al escribir su reporte, pone a disposicin de otros los materiales en la forma que ms se parece a su orden antes de la indagacin. Esta forma de presentacin no es ni fcil de leer ni entretenida. Tiene muchas veces el grueso de un directorio de telfonos y es frecuente que su lectura sea tan amena como la de aqul. No se parece a 160 Secuencia didctica: materiales para el alumno los impresionantes libros, llenos de fotos a color y artsticos dibujos que a veces se catalogan como reportes arqueolgicos. Esta presentacin es necesaria para seguir paso a paso el desarrollo de un trabajo y para ser usada como referencia en el futuro. Los materiales primero, la metodologa de campo y gabinete despus, y las conclusiones al final, forman cuerpos especficos para que los primeros dos puedan avalar al ltimo. Incluso, puesto que al resolver dudas generalmente se abren nuevos campos de encuesta, el trabajo tcnico est lleno de improvisos en que su autor reconoce lo incompleto de sus logros y asienta las nuevas dudas que se establecen por ellos. Este tipo de publicacin raramente llega al pblico en general. Lo que ste conoce son las obras de divulgacin, generalmente populares y presentadas dramticamente. En ellas la parte de materiales generalmente se reduce a las piezas completas ms notables y las conclusiones no se tienen que probar en forma tan absoluta. La metodologa no se enfatiza, excepto como las aventuras en tierra salvaje. Los dos tipos de publicacin no deben confundirse. Tienen funciones distintas. En el primer caso se refiere a reportes tcnicos, de consulta para lectores profesionales. En el segundo se trata, si est bien hecha, de dar a conocer la generalizacin de los resultados para todo el pblico. En ambos, lgicamente, cambiar la presentacin y hasta el lenguaje. [...] Completa el siguiente cuadro Fase del trabajo arqueolgico Consiste en Su importancia es 161 Arqueologa y Educacin Actividad 5.1 Las disciplinas auxiliares Nombre:_______________________________ Grupo:____________ Equipo:_________ A continuacin se te presenta una de las disciplinas auxiliares de la arqueologa, junto con una pequea descripcin de las distintas tcnicas utilizadas durante la investigacin arqueolgica. Debers ubicar cada una de las tcnicas en la fase del trabajo arqueolgico que crees que corresponde. No tienes que llenar todos los espacios, slo aquellos que correspondan a tu tcnica. Fase Trabajo previo Anlisis de superficie Excavacin Anlisis de laboratorio Trabajo de Gabinete Conclusiones Tcnica Disciplina Auxiliar GEOGRAFA Cartografa: Una buena cobertura incrementa la base de informacin en forma especialmente til. Mapas topogrficos, de suelos, geolgicos, cronolgicos, toponmicos, de climas, registros de estaciones meteorolgicas, etc.,son auxiliares importantes si la arqueologa desea cumplir con su misin de estudiar la cultura en su medio ambiente. (Litvak 1986:60) Fotografa area: Quiz la caracterstica ms distintiva de la fotografa area sea su capacidad de abarcar grandes extensiones en una simple fotografa permitiendo el estudio de correlaciones entre rasgos que son imposibles de apreciar al nivel del suelo. Adems, muestra los patrones de distribucin que hacen ms facil la deteccin y delimitacin de posibles sitios de estudio. (Barba, 1990:11) FSICA Prospeccin magntica: El reconocimiento magntico es, por mucho, la tcnica de prospeccin ms ampliamente usada en arqueologa debido a su confiabilidad y fcil uso. Se basa en la medicin de pequeos cambios en las propiedades magnticas del terreno. (Barba, 1990:14) Resistencia elctrica: Se basa en el contraste de propiedades entre los restos arqueolgicos y su contexto. La propiedad medida es la resistencia que presenta el suelo al paso de la corriente elctrica. Estas anomalas denotan probables muros, zanjas, contrastes entre las actividades constructivas y la matriz en que estn sepultas. (Manzanilla y Barba, 2003:26-28) Termoluminiscencia: Cuando ciertos fragmentos de cermica han permanecido sepultos por muchos siglos, captan electrones liberados de los minerales radiactivos de la tierra. El nmero de electrones que son captados en las trampas aumenta con el tiempo. Al calentar una segunda vez esta cermica en el laboratorio, los electrones son liberados de sus trampas, y producen luz en cantidad proporcional al tiempo de irradiacin (es decir, al tiempo en que permaneci sepulta). La luz es medida en un fotomultiplicador y as se calcula el tiempo que ha transcurrido desde que el material fue calentado por ltima vez. (Manzanilla y Barba, 2003:90) Radiocarbono: La determinacin de la edad de una muestra se fundamenta en la cuantificacin de su contenido de carbono 14 (C 14). Este istopo se forma en las capas externas de la Tierra, por accin de los neutrones que provienen de las radiaciones csmicas, sobre el ncleo del elemento nitrgeno. Al formarse el C 14 se mezcla con el oxgeno para dar origen al bixido de carbono (C02), el cual se difunde a travs de la bisfera, tropsfera y ocanos; de este modo los seres vivos gozan de una concentracin de equilibrio conocida. En el momento de la muerte del organismo se detiene la 162 Secuencia didctica: materiales para el alumno asimilacin y se mantiene la prdida con la velocidad de integracin caracterstica del istopo radiactivo C14. ste es el momento en que el "cronmetro se pone en marcha" y la razn por la cual el fechamiento de C14 es aplicable a organismos vivos. (Manzanilla y Barba, 2003:85) Arqueomagnetismo: El enfriamiento materiales que han sido expuestos al calor hace que algunos compuestos a base de hierro se alineen con el campo magntico terrestre en ese momento. El arquelogo puede llegar a un sitio incendiado o a un horno de cermica y tomar una muestra para aplicarle el fechamiento arqueomagntico. La muestra debe llevar una indicacin del norte magntico actual, con el fin de comparar esta orientacin con la de las curvas que ya han sido construidas de la variacin del campo magntico; a travs de esta comparacin se pueden sealar fechas probables para el suceso. (Manzanilla y Barba, 2003:89-90) QUMICA Prospeccin qumica: Se basa en el anlisis qumico de los suelos. Existen al menos diez elementos directamente asociados a actividades humanas. Entre estos, el anlisis de fosfato es la ms popular, pues este compuesto persiste en el suelo durante largos periodos. Estos anlisis son utilizados como indicadores en el estudio e interpretacin de asentamientos humanos. (Barba 1990:17-18) MATEMTICAS Coordenadas de referencia: Una de las herramientas bsicas de registro es la retcula de referencia sobre la excavacin. sta divide al rea de trabajo en cuadros de dimensiones constantes y sirve como eje de coordenadas para ubicar cualquier objeto, rea de actividad o estructura que surja en el trabajo. (Manzanilla y Barba, 2003:52-54) Estadstica: se hacen enormes tabulares que en su eje vertical tienen los tipos y en el horizontal los nmeros clave. Puesto que ese dato se refiere a su localizacin, estos tabulares se agrupan, muchas veces por computadora, con sus claves por capa y se preparan tablas de frecuencias en las que cada tipo se anota por cuntas veces ocurri en cada situacin en el trabajo de campo. (Litvak 1986:108) GEOLOGA Estratigrafa: En un sitio arqueolgico existen estratos de origen natural (producto del abandono, como seran acarreos elicos, niveles de inundacin, coluviones, cenizas volcnicas, suelos, aluviones, etctera) y estratos de origen cultural (producto de la accin del hombre: terraplenes, nivelaciones, terrazas, pisos de ocupacin,etctera). (Manzanilla y Barba, 2003:55) BIOLOGA Anlisis del material orgnico: Los materiales de origen orgnico (polen, fitolitos, macro fsiles botnicos y faunsticos) permiten establecer qu recursos existan en la regin, cules fueron realmente explotados y para qu fines, qu otros provenan de redes de intercambio, y cul era el clima de la regin. (Manzanilla y Barba, 2003:81) Dendrocronologa: Es una tcnica de fechamiento que depende de las condiciones climticas. El tronco de un rbol aumenta de dimetro y cada ao forma un anillo. El anillo externo muestra el ao en que fue cortado el rbol; contando hacia el centro sabremos cuntos aos transcurrieron desde el nacimiento del rbol hasta la fecha de corte. (Manzanilla y Barba, 2003:82) Referencias BARBA, Luis (1990): Radiografa de un sitio arqueolgico. IIA, UNAM. LITVAK, Jaime (1986): Todas las piedras tienen 2000 aos. Trillas. MANZANILLA, Linda y Luis BARBA (1994): La arqueologa: una visin cientfica del pasado del hombre. La ciencia desde Mxico 123. FCE. 163 Arqueologa y Educacin Actividad 5.3 Lectura: Arqueologa e Historia Nombre:________________________________________ Grupo:______________ El texto que a continuacin vas a leer es una seleccin editada del libro "Todas las piedras tienen 2000 aos" del Arquelogo Jaime Litvak King. Lee con atencin y subraya lo ms importante, una vez que hayas terminado realiza un cuadro comparativo entre la arqueologa y la historia Arqueologa e historia [...] Para mucha gente la arqueologa es una parte de la historia. La manera de llevar esta disciplina a periodos en los que no se hicieron documentos. En realidad la arqueologa y la historia son bastante diferentes, cuando menos en sus objetos inmediatos de estudio y en los mtodos que emplean. Ambas ciencias, aunque son complementarias, examinan fenmenos distintos en escala y tiempo. Arqueologa e historia, sin embargo, tambin se parecen. Ambas pueden tener como meta comn el estudio del pasado. Incluso ambas lo rebasan. As como hay arqueologa del presente, hay historia contempornea. Sin embargo las diferencias se originan en sus objetos de estudio: documentos para la historia y objetos materiales para la arqueologa, que requieren diferentes mtodos en su estudio. Sus personalidades mismas las hacen diferentes: la historia presta gran atencin al detalle del fenmeno individual y conserva nombres, fechas y eventos como puntos clave para sus explicaciones. La arqueologa intenta generalizar para agrupar su informacin en forma estadstica y pierde el sentido de cada participante y de cada hecho al obtener un cuadro mayor. Hay otras diferencias: tanto temporalmente como en concepto general, la arqueologa examina una escala mayor que la historia. sta, generalmente y con pocas excepciones, se preocupa de fenmenos especficos e individuales que comnmente la llevan a estudiar sociedades identificadas. Ya en ellas busca eventos determinados que causan cambios de rumbo. La arqueologa, por su parte, estudia sociedades cuya existencia puede ser incluso desconocida, busca fenmenos de la vida diaria y se ocupa de objetos que tienen informacin aunque no se sepa sobre qu aspecto. La historia, por su metodologa, tiende a ver a un pas o a un grupo humano especfico como su campo de estudio casi total y no puede, generalmente, llegar a conclusiones ms all de lo que le ocurri a ese grupo. La arqueologa, al analizar artefactos, enfoca los objetos universales producidos por la actividad humana y la desprende de su relacin con un grupo intentando llegar a leyes generales para toda la humanidad. Por lo tanto, mientras que los modelos histricos como el Feudalismo, Renacimiento, etc., son slo aplicables a la sociedad estudiada, la occidental en este caso, los modelos arqueolgicos como el Neoltico, la Edad del Hierro o las etapas urbanas, pueden usarse para todo el Mundo siempre que el fenmeno pueda ser identificado. Otras diferencias importantes entre la arqueologa y la historia se encuentran en el grado de subjetividad de su material. El historiador examina sobre todo documentos que, por definicin, representan un punto de vista determinado de lo que acontece. Una narracin, una lista de impuestos, an un censo, tienen una subjetividad implcita y es parte importante de la labor del historiador el compensarla, muchas veces sin xito. El que compuso el documento quera decir algo y presenta su manera de ver las cosas. La arqueologa, por su parte, estudia objetos cuyo mensaje es involuntario. Un artefacto tiene mucho que decir, pero el que lo fabric no lo hizo para decirlo sino para que ese objeto fuera usado. La funcin del arquelogo consiste en encontrar el mensaje involuntario del creador y del usuario del material que estudia. Una diferencia ms entre las dos disciplinas, se encuentra en la posibilidad de cubrir a toda una sociedad o slo a algunas partes de ella y, como en los otros casos, es el material el que la determina. La historia est limitada a lo que tratan sus documentos y stos, hasta pocas relativamente modernas, en la mayora de los casos, tratan slo de las partes de la poblacin con una posicin 10 suficientemente importante como para ser registradas. La gran masa nunca fue objeto de la misma 164 Secuencia didctica: materiales para el alumno atencin. El arquelogo, por su parte, puede dirigir su trabajo de campo a la obtencin de material donde lo requiera e incluir a los grupos que necesite. Por otra parte, el historiador estudia fenmenos que, para el arquelogo, son de muy corta duracin. Una guerra, una dinasta, la existencia misma de un pas, son importantes para estudiar la historia. Es muy posible que ni siquiera se noten en el material del arquelogo. Un siglo es mucho tiempo para la historia. Para el arquelogo es muy poco tiempo. Este aspecto es, an ms que otros, el que hace que ambos campos sean complementarios. Recuerde que la arqueologa estudia la conducta normal. Los restos materiales son testigos de ella. Esta est constituida por las actividades de todos los das; lo que hace el habitante promedio de un grupo sin que les parezca raro a sus congneres. Comparando estas actividades con las que eran normales en otros tiempos y otros sitios se pueden explicar, por sus diferencias y parecidos, los mecanismos de cambio de algunos aspectos de la cultura. Los restos materiales de esa conducta, elaborados para un uso dado y sin mensaje para la posteridad, cumplen con el requisito de ser objetivos y para entenderlos hay que conocer tambin la cantidad en que fueron hechos o usados. Ese aspecto nunca lo conocer el arquelogo, pero s podr definir lo que se llama la frecuencia de hallazgo; es decir, cuntas veces se encuentra ese objeto. Esa cantidad se puede comparar con otras y es por eso que la arqueologa usa la estadstica como la manera principal de entender las agrupaciones de material. Es la estadstica la que dir si una asociacin es significativa, si una frecuencia es realmente alta, si la concurrencia de dos tipos de objetos es ms que el producto de la casualidad o si los grupos de objetos y sus rasgos son tan importantes como parecen. Todo esto se logra por medio de funciones estadsticas y el arquelogo debe, por lo tanto, saber manejar esta ciencia, lo que requiere matemticas. C'est la vie! [...] Arqueologa Historia 165 Arqueologa y Educacin Actividad 6.3 Historia de un objeto Nombre:_________________________________________ Grupo:___________ Realizars una visita al Museo Nacional de Antropologa e Historia que esta en Reforma, muy cerca del Auditorio Nacional. Ah escogers dos piezas exhibidas que te llamen la atencin. Lo que tendrs que hacer ser escribir la informacin que la pieza puede aportar a la conformacin de la Historia de Mxico, y tambin explicars cules seran las problemticas que ves al trabajar con una pieza que se encuentra fuera de su contexto. Datos de la pieza Historia Problemticas Datos de la pieza Historia Problemticas 166 Secuencia didctica: materiales para el alumno Actividad 7.2 Patrimonio arqueolgico y cultura material Nombre:_____________________________________ Grupo________ Contesta las preguntas que a continuacin se te piden basndote en el video que acabas de ver. 1. Qu crees que sea el patrimonio cultural? 2. Qu relacin existe entre la cultura material y las imgenes que viste en el video de Patrimonio arqueolgico? 167 Arqueologa y Educacin Actividad 7.4 Los problemas del patrimonio Nombre:________________________________________ Grupo:_____________ Ya que sabes que es el patrimonio arqueolgico, ahora tendrs que escribir tres problemas a los que t creas que se enfrenta y la razn por la que crees que es un problema. Problema Razn 168 Secuencia didctica: materiales para el alumno Actividad 7.5 Lectura: Patrimonio arqueolgico y sus problemas Nombre:____________________________________________ Grupo:___________ En el siguiente cuadro anotaras en la columna de la izquierda los tres problemas del patrimonio arqueolgico que pensaste durante la clase. Una vez terminada y subrayada t lectura anotaras en la columna de la derecha a que tipo de problema corresponden cada uno de los tres problemas que t pensaste y el por qu. Tu problema Problema de la lectura y razn Patrimonio Arqueolgico El patrimonio arqueolgico es considerado como "la evidencia material del pasado del hombre, los resultados de su cultura que abarcan desde los objetos ms triviales hasta esas obras de arte que se ven con reverente respeto" (Litvak, 1979: 70), y que son el objeto de estudio de la arqueologa; quien se encarga de estudiarlos e interpretarlos para darle as explicacin y sentido, a la propia historia del ser humano, he ah dnde radica su importancia. Es primordial hacer notar el carcter que tiene el patrimonio arqueolgico, de recurso no renovable. Es por eso la necesidad de su conservacin, si no se protege y se conserva, se destruye, y al destruirse no se puede recuperar jams. Pero el objetivo ltimo no es proteger por el simple hecho de que no se destruya, sino evitar la perdida fsica, y por ende, la perdida de informacin que ayuda a entender nuestro pasado; sta y no otra es la importancia de la conservacin y proteccin del patrimonio (Lpez, 2002). A lo largo de la historia el patrimonio arqueolgico se han enfrentado a distintos problemas, unos los han logrado resolver y otros han sido heredados a las generaciones venideras. Actualmente algunos de los problemas a los que se enfrenta el patrimonio son: lo que entiende el pblico en general, las necesidades de la poblacin, las dimensiones del patrimonio, la relacin con la poltica Nacional, y la divulgacin. Lo que entiende el pblico en general Generalmente cuando se habla del patrimonio arqueolgico las personas inmediatamente lo relaciona con esos preciosos y monumentales objetos (Litvak, 1979) que consideran es se patrimonio: las monumentales pirmides que han visitado o conocido mediante algn programa de televisin; los exquisitos tesoros encontrados dentro de las tumbas que se aprecian detrs de las vitrinas de los museos; las grandes esculturas de los guardianes del inframundo, o tal vez esas maravillosas pinturas que se encontraron en alguna cueva, y que a pesar de que no se conoce a ciencia cierta su significado, no dejan de ser hermosas e impactantes. A pesar de que esta interpretacin no es del todo errnea, no abarca la totalidad del patrimonio arqueolgico (reacurdese que el patrimonio arqueolgico es toda la cultura material) y por lo tanto es una concepcin a medias o falsa, construida y heredada durante largas generaciones a travs de los aos. 169 Arqueologa y Educacin El problema aqu radica en: quin le ha dicho a la gente que lo que cree no es as? La televisin, las pelculas, los peridicos, el discurso poltico, los libros de texto y los medios de divulgacin en general durante dcadas han construido esa versin del patrimonio arqueolgico (Florescano, 1997). La razn, a este problema es sencilla. Estos grandes medios de comunicacin necesitan vender su producto, y entre ms magnnimo y ostentoso sea lo que se ofrece, pues es mayor la probabilidad de generar buenas ventas. No es lo mismo divulgar el descubrimiento de un entierro perfectamente conservado debajo del Gran Palacio; en donde se encontraron multitud de objetos suntuosos (que pasarn a formar parte de la exhibicin del museo), como ofrenda del personaje fulanito de tal, que en algn momento de la historia fue gobernante de tal sitio; a informar o hacer un video sobre la nueva tipologa cermica que ha permitido detectar un cambio importante en la estructura econmica de tal sitio para fines del periodo clsico. El primero de los ejemplos permite realizar videos o publicaciones, ya que tienen material que ofrecer, mientras que en el segundo caso, quien va a comprar un video o una publicacin en donde lo que se muestra es un inventario de fragmentos de cermica generalmente sin color y en mal estado. La respuesta en este caso es sencilla, no hay que ir ms all ni buscar explicaciones muy complejas. Las explicaciones se las debemos de pedir al sistema educativo y a las personas que se dedican a estudiar el patrimonio arqueolgico: los arquelogos. No hay problema en que los medios difundan su versin, siempre y cuando las personas que lo consumen sean concientes que el patrimonio arqueolgico implica muchas cosas ms; y que generalmente esa parte que no toman en cuenta los medios, es la parte que ms informacin ofrece para interpretar a las sociedades que hicieron esos maravillosos objetos que hoy visitamos en museos y zonas arqueolgicas. Las necesidades de la poblacin A lo largo de la historia de la humanidad, el hombre ha necesitado adaptar su entorno para sobrevivir. Este principio actualmente se sigue aplicando y es muchas veces el causante principal de la destruccin del patrimonio. Desde el campesino que trabaja su tierra hasta los grandes proyectos nacionales de construccin, han contribuido, en cierta forma, a la destruccin del patrimonio. Que sucede cundo se tiene que unir dos ciudades para agilizar el intercambio comercial entre stas; cundo se necesita una nueva estacin del metro que transporte a los miles de habitantes de una zona a otra; cundo se necesita poner el drenaje de cierta colonia, o cuando se necesita ampliar la parcela para aumentar la cosecha. Todas estas actividades implican la alteracin del entorno. En la mayora de las veces para construir algo nuevo es necesario destruir lo viejo (Litvak, 1997). En el caso de Mxico, en donde nuestras ciudades reposan sobre las ciudades prehispnicas y nuestras rutas de comercio generalmente son las mismas que las de poca prehispnica; la mayora de las nuevas modificaciones del entorno implican necesariamente el involucramiento del patrimonio arqueolgico. Entonces la disyuntiva (si es que existe) se encuentra entre conservar el patrimonio y no construir, o construir y destruir el patrimonio (Litvak, 1979). El resultado, en cualquiera de los casos, debera ser un equilibrio entre estas dos acciones: el conservar el patrimonio y satisfacer las necesidades. Lamentablemente al poner sobre la mesa estas dos cuestiones la decisin termina inclinndose por la satisfaccin de las necesidades. Un caso ms drstico es el saqueo de los sitios; que van desde la misma gente que vive cerca de los sitios y que al arar la tierra desentierran vestigios que luego venden a los turistas a la entrada del sitio, hasta los grandes coleccionistas que pagan una buena cantidad de dinero por piezas ostentosas y en buen estado; provocando con esto la formacin de gente especializada (saqueadores) que se encarga de conseguir las piezas que el coleccionista compra (Gertz, 1996; Gonzlez, 1996). La idea en si es la misma y es provocada por la misma causa. La gente no entiende la importancia del patrimonio (Gndara, 1999a; Litvak, 1997), la desconoce a tal grado que no se da cuenta o no le importa destruir o vender ese patrimonio. Y todo esto es provocado por que no le ve una utilidad al hecho de conservar ese patrimonio: de que le sirve?, le da de comer?, le quita el fri?, 170 Secuencia didctica: materiales para el alumno le permite llegar ms rpido de un lugar a otro? Las preguntas pueden ser cientos y la respuesta a la necesidad inmediata siempre va a ganar. El punto medular es que el pblico no se ha apropiado de su patrimonio por que no lo siente suyo, le es ajeno, y por tanto no le ve una utilidad prctica e inmediata (Gndara, 1999a), en contraparte las modificaciones que se realizan y que destruyen al patrimonio si tienen, para l, una utilidad inmediata, palpable y por lo tanto til. Las dimensiones del patrimonio Segn clculos aproximados (Lpez, 2002) existen ms de 220,000 sitios arqueolgicos en todo el pas, de los cuales 30,000 han sido registrados, y slo menos de 200 se encuentran abiertos al pblico. Esto representa que solamente el 1% del total de los sitios cuentan con cierto tipo de vigilancia, y que poco ms del 10% se encuentra siendo objeto de investigacin o al menos de registro. Por otro lado, para abarcar esta gran poblacin de sitios arqueolgicos, existen aproximadamente dos mil arquelogos encargados de la investigacin, difusin y conservacin del patrimonio arqueolgico, de los cuales menos de mil se encuentran titulados (Gndara, 1999a). Lo anterior da una idea general sobre la situacin del patrimonio arqueolgico. Las actividades que se consideran necesarias sobre los sitios arqueolgicos sobrepasan la capacidad de los mismos institutos e investigadores para atenderlas, esto provoca que muy pocas zonas reciban el tratamiento adecuado. Si a esto sumamos que nicamente el 15% de las actividades se encuentran encaminadas a la conservacin (Lpez, 2002), pues el panorama no se vislumbra muy sencillo, ya que a medida que avanza el tiempo los sitios se deteriora ms, las necesidades de ampliar nuestra infraestructura moderna van en aumento, y por tanto los arquelogos no se pueden dar abasto. La relacin Histrica con la Poltica Nacional Desde hace siglos la arqueologa y por ende el patrimonio arqueolgico han sido un monopolio del Estado (con las ventajas y desventajas que eso implica); ejercido a travs de sus dependencias estatales y concluido en el discurso poltico (Lpez, 2002; Mirambell 1999), buscando ante todo crear una identidad nacional uniforme que envolviera a todos los mexicanos (Florescano, 1997). De esta forma la arqueologa ha sido utilizada para crear distintos escenarios polticos dependiendo de las necesidades del aparato estatal. Por ejemplo a principios de siglo con el Gobierno de Porfirio Daz se utilizaba para engrandecer el pasado mexicano y dar la visin de un pasado glorioso que no quedara en desventaja con el europeo. Durante la Revolucin se busco reestablecer un nacionalismo que incorporara al "indigena" a la vida nacional mediante le rescate del pasado prehispnico (Nava 2002). Para finales de la dcada de los ochenta, con la apertura econmica y la firma de tratados comerciales, la arqueologa desarrolla los grandes proyectos arqueolgicos del gobierno de Carlos Salinas, con el objetivo de desarrollar las zonas con afluencia turstica y as permitir la entrada de grandes capitales, no slo en el mbito turstico, sino mediante la construccin de la infraestructura necesaria para albergar a esos curiosos visitantes (Litvak, 1979; Mirambell 1999; Nava 2002). Afortunadamente, ya desde hace varias dcadas los investigadores se han cuestionado los fines y propsitos de la arqueologa (Nava, 2002), modificando as la estructura de la arqueologa con fines concretos y de utilidad social. La divulgacin Hasta hace unos aos la divulgacin del patrimonio arqueolgico se hacia como herramienta al servici de intereses polticos o mediante publicaciones muy caras a la que slo tenan acceso unos cuantos (Litvak, 1979). 171 Arqueologa y Educacin Actualmente sta difusin se encuentra sufriendo un cambio. Si bien es cierto que el estado y el sistema educativo siguen siendo los principales difusores, a ellos se les han sumado los medios de comunicacin privados, ya sea mediante exposiciones, publicaciones o congresos dedicados a la divulgacin cientfica. (Florescano, 1997; Nava, 2002) An as, las noticias sobre las investigaciones arqueolgicas y sus interpretaciones siguen siendo espordicas, fuera de la Revista de Arqueologa Mexicana editada por Editorial Races y el INAH, stas se remiten, ya sea a algunas fotos y un artculo en la seccin cultural de algn peridico, o cinco minutos de informacin editada dentro de algn noticiero (Lpez, 2002). El problema aqu se vislumbra claro: las investigaciones arqueolgicas no estn llegando al pblico, quin a fin de cuentas es el que patrocina con sus impuestos las temporadas de campo de los investigadores. Y no estn llegando, por que los arquelogos no estn generando los puentes necesarios para ello. Al no lograr una debida divulgacin del patrimonio, todos los esfuerzos y recursos aplicados a la investigacin carecen de sentido, y en uno u otro sentido el no difundir es hasta cierto punto una forma de destruccin. La responsabilidad de definir lo que hace y ofrece la arqueologa es de los arquelogos (Lpez 2002). Las largas temporadas de campo permiten al arquelogo obtener los datos, que son la materia prima de la interpretacin. Con estos datos, el arquelogo temporada tras temporada realiza reportes de su trabajo de investigacin, pero "interpretar es ms que reportar los avances de la investigacin: es traducirlos, revelndolos para el pblico" (Gndara, 1999: 467). Lo importante en este sentido es que el arquelogo debe involucrar ms al pblico en su quehacer, en la informacin que esta obteniendo y en la importancia que sta tienen para el pblico. Si los arquelogos logran divulgar sus interpretaciones, permitirn que el pblico entienda. Un pblico que entiende es un pblico que aprecia y valora su patrimonio, y es mediante el aprecio que se logra el cuidado y la conservacin de se patrimonio (Gndara, 1999a). Referencias FLORESCANO, Enrique (1997): "El patrimonio nacional. Valores, usos, estudio y difusin" en El patrimonio nacional de Mxico I. Enrique Florecano (coord.), vol 1, pp 15-27, CNCA-FCE. GNDARA, Manuel (1999): "La interpretacin temtica y la conservacin del patrimonio cultural" en 60 aos de la ENAH. Eyra Crdenas (coord.), pp 453-477, ENAH. GERTZ, Alejandro (1996): "El saqueo arqueolgico: lento suicidio" en Revista de Arqueologa Mexicana. Editorial Races/INAH, vol. IV, nm. 21, pp. 22-27. GONZLEZ, Francisco (1996): "El saqueo arqueolgico" en Revista de Arqueologa Mexicana. Editorial Races/INAH, vol. IV, nm. 21, pp. 30-31. LITVAK, Jaime (1979): "El patrimonio arqueolgico nacional. Un problema de concepto y proceso" en Cuadernos de arquitectura y conservacin del patrimonio artistico. Nm 4-5, pp 70-74, agosto 1979, SEP-INBA. LITVAK, Jaime y Sandra LPEZ (1997): "El patrimonio arqueolgico. Conceptos y usos" en El patrimonio nacional de Mxico II. Enrique Florecano (coord.), vol 2, pp 173-197, CNCA-FCE. LPEZ W., Luis Alberto (2002): "Algunas preguntas sobre la arqueologa, o para qu proteger el patrimnio?" en Arqueologa mexicana, historia y esencia. Jess Nava (coord.), pp 251-257, INAH. MIRANBELL, Lorena (1999): "Patrimonio Cultural" en 60 aos de la ENAH. Eyra Crdenas (coord.), pp 45-51, ENAH. NAVA R., Jess (2002): "Eplogo: Arqueologa mexicana, historia y esencia. Siglo XX" en Arqueologa mexicana, historia y esencia. Jess Nava (coord.), pp 319-332, INAH. 172 Secuencia didctica: materiales para el alumno Actividad 10.1 Autoevaluacin Nombre:__________________________________________________________ Grupo____________ El presente cuestionario no tiene ningn valor para la calificacin del bimestre. Lo que busca es que sepas que tanto sabes sobre los temas que se trabajaron durante la secuencia didctica de arqueologa. Se te pide que contestes de la manera ms honesta posible. Seala en el lugar que se considere adecuado: Lo entiendo muy bien: lo entiendo tan bien que puedo explicarle a un compaero Lo entiendo ms o menos: lo entiendo bien pero no podra explicarlo por que an tengo algunas dudas. No lo entiendo: no entiendo a que se refiere Criterios Se explicar que es cultura Lo entiendo muy bien Lo entiendo ms o menos No lo entiendo Se explicar que es Patrimonio Arqueolgico Se explicar que es arqueologa Entiendo la relacin entre cultura arqueolgico y patrimonio Entiendo la relacin entre patrimonio arqueolgico y arqueologa Entiendo la relacin entre cultura y arqueologa Entiendo la importancia del estudio del patrimonio arqueolgico Entiendo la importancia patrimonio arqueolgico de la conservacin del Conozco la relacin existente entre la arqueologa y la historia Conozco la importancia de la arqueologa y el patrimonio para la conformacin de la Historia de Mxico 173 Arqueologa y Educacin Actividad 10.2 Evaluacin formativa Nombre:__________________________________________________________ Grupo____________ El presente cuestionario tiene valor para la calificacin del bimestre. Lo que busca es conocer que tanto sabes sobre los temas que se trabajaron durante la secuencia didctica de arqueologa. Se te pide que contestes de la manera ms honesta posible. Lee con atencin y contesta las preguntas que se te realizan Qu es cultura? Qu es arqueologa? Qu es patrimonio arqueolgico? Cul es la relacin entre cultura y arqueologa? Cul es la relacin entre cultura y patrimonio arqueolgico? Cul es la relacin entre patrimonio arqueolgico y arqueologa? Cul es la importancia del estudio del patrimonio arqueolgico? Cul es la importancia de la conservacin del patrimonio arqueolgico? Cul es la relacin existente entre la arqueologa y la historia? De qu forma ayuda la arqueologa a la conformacin de la Historia de Mxico? 174 Secuencia didctica: materiales para el alumno Actividad 10.3 Comentarios Nombre:__________________________________________ Grupo:__________ Las siguientes preguntas buscan conocer tu opinin sobre la secuencia didctica de arqueologa. Qu fue lo que te gusto ms? Qu fue lo que te gusto menos? Qu cambiarias? Qu sientes que le hace falta? Comentarios: 175 Arqueologa y Educacin Actividad 11.1 Conociendo Xochicalco Nombre:_________________________________________________________ Grupo:________________ El texto que a continuacin vas a leer es una seleccin editada del capitulo El Epiclsico: el caso del Valle de Morelos de Leonardo Lpez Lujn y que forma parte del libro "Historia Antigua de Mxico", coordinado por Linda Manzanilla y Leonardo Lpez Lujn, pp. 261-293 Lee con atencin y subraya lo ms importante. Al finalizar cada seccin de la lectura encontrars una actividad, resulvela. El desarrollo de la civilizacin xochicalca El desarrollo de Xochicalco abarca alrededor de 24 siglos. [...] Del 900 aC al 650 dC el paisaje estuvo ocupado por pequeas aldeas agrcolas. En ellas vivieron sociedades ms o menos igualitarias que rara vez construyeron estructuras cvico-ceremoniales de grandes proporciones. Entre el 650 y el 900 dC, las aldeas cedieron su lugar a una urbe cosmopolita. Resulta sorprendente que los templos, los palacios, los bastiones y las vas cuyas ruinas recorre hoy da el visitante pertenecieron a una civilizacin que tuvo una vida tan corta como intensa. Cerros y planicies se poblaron de grupos socialmente diferenciados y, muy probablemente, pertenecientes a diversas etnias. Sin embargo, el esplendor fue fugaz. El asentamiento volvi a su condicin aldeana 600 aos antes de que los espaoles recorrieran por primera vez la regin. Una de las principales interrogantes acerca del desarrollo de Xochicalco tiene que ver con las causas de su repentino y efmero apogeo. Casi todas las hiptesis vertidas en las ltimas tres dcadas coinciden en la incidencia del colapso teotihuacano en el surgimiento de la ciudad. Sin embargo, existen grandes divergencias en cuanto a la manera en que se supone estuvieron encadenados estos fenmenos. Desde la ptica de Pia Chan y Litvak, centros como Xochicalco y El Tajn motivaron la cada de Teotihuacan a fines del Clsico, ocasionando un vaco de poder. En contrapartida, Sanders y Price invierten el sentido causal de la explicacin al afirmar que los centros epiclsicos slo pudieron haber surgido en ausencia de la hegemona de la Ciudad de los Dioses. Segn Pia Chan, el esplendor xochicalca debe remontarse al Clsico (450-750 dC). Desde su peculiar perspectiva, Xochicalco alcanz el rango de civilizacin en el siglo V, con la llegada de grupos "ms adelantados" de la Costa del Golfo. Estos grupos habran introducido el estilo artstico de El Tajn, la numeracin, el calendario, la escritura y, sobre todo, el culto a Quetzalcatl-Venus. Gracias a la implantacin y consolidacin de esta nueva filosofa, Xochicalco sobresaldra en el contexto mesoamericano al grado de que contribuira a la cada de Teotihuacan y a la supresin de la religin politesta, agrcola y "conservadora" difundida por esa ciudad. Litvak sostiene que Xochicalco fue un influyente centro del mundo clsico (400-650 dC), si bien alcanza su mxima expansin despus de la cada de Teotihuacan en 650. Este autor propone que Xochicalco surgi en el Clsico [...] debido a su importante produccin algodonera, pero sobre todo a su situacin estratgica que conectaba las costas atlntica y pacfica (rutas Morelos-Mezcala y Valle de Toluca-noreste de Guerrero). En esta poca, Xochicalco manifiesta una fuerte influencia teotihuacana en su traza urbana, motivos arquitectnicos, escritura y bienes muebles. Siguiendo a Litvak, Xochicalco nunca fue un aliado ni un satlite de Teotihuacan, sino un conductor dentro de una esfera monofocal que filtraba el trfico de productos tropicales (cacao, plumas, piedras verde y algodn) de la Depresin del Balsas y el noreste de Guerrero a la Cuenca de Mxico. [...] Xochicalco, junto con Cholula, El Tajn y Tula, provoca la cada de Teotihuacan al detener el flujo de productos de su red de rutas. Crece entonces la ciudad morelense, pero no por mucho tiempo. Durante [ 900 a 1300], se reordenan las rutas, perdiendo su funcionalidad aquellas que pasaban por Xochicalco, ya que estaban orientadas hacia la disminuida 176 Secuencia didctica: materiales para el alumno Teotihuacan. En este panorama, Miacatln se convierte en el centro hegemnico del occidente de Morelos. Contra lo sealado por estos autores, Dumond y Mller no encuentran evidencia de que el abandono de Teotihuacan haya sido producto de centros de poder como Cholula, El Tajn o Xochicalco. De hecho, la influencia de esta ltima ciudad al final del periodo Clsico fue mnima. Hoy no parece haber duda de que el esplendor de Xochicalco se limita al Epiclsico, y de que Teotihuacan nunca jug un papel determinante en el oeste de Morelos. Si bien hay cierto parecido entre las cermicas de ambos sitios, stas resultan muchas veces escasas, comunes a varias culturas o simplemente imitaciones locales. El oeste de Morelos nunca fue incorporado al hinterland teotihuacano de recursos, quizs porque las tierras de esta rea tenan un menor potencial para la intensificacin agrcola que las del este de Morelos. Sanders y Price invierten el efecto causal de la hiptesis. Tal y como afirman, la cada de Teotihuacan ocasiona un vaco de poder y un bajo nivel de integracin en el Altiplano central, que posibilitaron el surgimiento de pequeos estados que luchaban por la supremaca regional. Por su parte, Hirth y Cyphers lograron conciliar creativamente la hiptesis de Litvak con la de Sanders y Price. Para ellos Xochicalco era demasiado pequeo en el Clsico como para competir con Teotihuacan. Este panorama se transforma radicalmente en el siglo VIII, cuando la esfera de influencia teotihuacana se limita a la Cuenca de Mxico, permitiendo el surgimiento de sitios como Cacaxtla, Teotenango y Xochicalco que comienzan a dominar sus respectivos valles. En este contexto s era factible la generacin de un ambiente de competencia que ocasionara una limitada interaccin econmica entre dichos sistemas, la cual se refleja en colecciones de artefactos arqueolgicos regionalmente diferentes. El oeste del Valle de Morelos queda -de esta forma- desvinculado de la esfera econmica de la Cuenca de Mxico, y los productos teotihuacanos son suplantados por la cermica de Guerrero y la Mixteca, as como por la obsidiana de Zinapcuaro, Michoacn. El patrn de asentamiento del Valle de Xochicalco, la organizacin interna de la ciudad, sus construcciones blicas y las representaciones iconogrficas nos hablan de una poca de militarismo y conflicto exacerbados. Lo anterior pudo haber sido motivado, segn Hirth y Cyphers, por la integracin de una confederacin formada por las lites de los asentamientos del occidente de Morelos, que a su vez sera el resultado de la intencin de consolidar el control poltico regional tras la cada de Teotihuacan o por la amenaza de ataques externos. La creacin de una confederacin de esta naturaleza explicara el crecimiento tan acelerado y "no natural" de la poblacin en un valle de escaso potencial agrcola. Asimismo, el concurso de todas las poblaciones que se haban unificado justificara el breve lapso en que fueron edificadas las enormes construcciones pblicas y de lite de la urbe. Realiza un cuadro comparativo entre las posturas de los diferentes autores. Hirth y Cyphers Dumond y Sanders y Price Litvak Mller Pia Chan Quines eran los xochicalcas? A cualquiera que comience a familiarizarse con la bibliografa sobre Xochicalco sorprender el contraste existente entre el nmero de conjeturas y lo que sabemos a ciencia cierta sobre la funcin de este centro y la filiacin tnica de sus constructores. Como pocos sitios mesoamericanos, Xochicalco ha sido el blanco de las especulaciones ms dispares y, en muchos casos, sin el menor apoyo fctico. 177 Arqueologa y Educacin Por ejemplo, en cuanto al carcter del asentamiento encontramos desde aquellas que lo vinculan con lugares mticos como Chicomztoc y Tamoanchan, pasando por las que ven en l una avanzada militar, una colonia maya, un santuario fortificado, una capital comercial y religiosa que origin el culto a Quetzalcatl, un nodo de intercambio a larga distancia, hasta aquellas que lo conciben como un centro astronmico donde se realiz un "congreso internacional" para establecer una correlacin calendrica. Encontraremos la misma tnica en las explicaciones sobre la etnia a la que supuestamente pertenecan sus habitantes. Entre los innumerables pueblos propuestos estn los habitantes de la Atlntida, adems de los mayas, toltecas, nahuas "antes de su escisin de los olmecas", tlahuicas, aztecas, tlapanecas, y los moradores de Monte Albn y Zaachila. Otros autores han querido ver a Xochicalco como el crisol de varias culturas: Palenque, El Tajn y Egipto, segn una propuesta, o Palenque, Mitla, Zaachila y la cultura olmeca, conforme a otra. En contrapartida, las evidencias arqueolgicas con las que contamos en la actualidad dejan mucho que desear y poco es lo que sirven para apoyar una u otra hiptesis. Es muy probable que ni siquiera el nombre "Xochicalco" ("lugar de la casa de las flores") haya sido el que dieron al lugar sus antiguos moradores, sino que fuera el apelativo en lengua nhuatl que reciba en los aos previos a la conquista. Por otra parte, las imgenes antropomorfas encontradas en el sitio no son lo suficientemente abundantes como para hablar de caractersticas somticas propias de una etnia determinada. A lo anterior se suma el hecho de que una de las notas distintivas de la urbe epiclsica es la gran diversidad e hibridismo estilstico de su arquitectura y de sus artefactos. Esto puede deberse a que la ciudad estaba compuesta por una poblacin pluritnica separada en barrios y gobernada por una nobleza comn que conjug armnicamente las concepciones de los distintos componentes de la sociedad, expresndolas en un arte de mltiples races, pero asimilado en un nuevo estilo. [...] La poblacin epiclsica de Xochicalco estaba dividida en clases sociales. Es fcil reconocer dicha divisin en las representaciones icono grficas de individuos ricamente ataviados; en la diversidad del tamao, de los acabados y del nmero de patios internos de las unidades residenciales; en la cuanta desigual de los bienes alctonos y suntuarios hallados en ellas; en la dispar importancia de los lugares de inhumacin, y en la abundancia y calidad diferenciales de las ofrendas funerarias. De acuerdo con Sanders, la mayor parte de los xochicalcas no se dedicaban directamente a las labores agrcolas, sino a un amplio rango de actividades que podemos considerar "urbanas". A partir de los vestigios arqueolgicos encontrados en la ciudad, no resulta aventurada la idea de que sus moradores, tal vez organizados en grupos corporativos, cumplieran funciones especficas. Si ste fuera el caso, habra toda suerte de especialistas: tejedores, alfareros, canteros, albailes, cesteros, carpinteros, lapidarios, escultores, pintores y comerciantes. Adems, se infiere la presencia de un grupo de dirigentes, compuesto por militares, sacerdotes y burcratas, con base en evidencias iconogrficas y en la abundancia de construcciones religiosas y defensivas. Actividad: a partir de la lectura contesta cul puede ser el origen de la gente que habit en Xochicalco 178 Secuencia didctica: materiales para el alumno Actividad 11.2 Evidencias del pasado Nombre:______________________________________________ Grupo:________ Como parte de t anlisis de superficie t tendrs que corroborar la informacin de la lectura El Epiclsico: el caso del Valle de Morelos. Lo que hars ser fijarte en las afirmaciones del autor y buscar la evidencia material que corrobora la informacin. Informacin Como muchas otras ciudades del Epiclsico, Xochicalco era un centro sumamente fortificado. El principal elemento de fortificacin de la urbe era su posicin estratgica: los espacios cvico-ceremoniales, las residencias de lite y las mayores concentraciones demogrficas fueron ubicados intencionalmente en la cumbre de elevaciones rodeadas por acantilados. Los muros de las terrazas y de las plataformas que servan de fundamento a los edificios, tambin proporcionaban un eficaz servicio en la defensa. Informacin El Palacio Consta de tres secciones escalonadas e independientes que se adaptan a las irregularidades de la ladera. En su interior se han encontrado elementos arquitectnicos tales como patios hundidos, hogares, desages, escalerillas de acceso, pasillos, pilastras, cuartos, banquetas con nichos sobrepuestos y recubiertos de estuco, plataformas, ventanillas y lo que parece ser un bao de vapor. Informacin Templo de las serpientes Emplumadas Cada cuadrete est ocupado por un personaje de perfil y en posicin sedente, caracterizado por una vrgula de la palabra, tocado del Glifo del Ao, ante ojeras de Tlloc y bolsa de copal. En cuando menos 10 ocasiones, estos personajes tienen enfrente una mandbula descarnada que parece morder un crculo con una cruz incisa en su interior Informacin Plaza Central Al continuar su ascenso en direccin norte, la va desemboca en la Plaza Central, punto de convergencia de las arterias ms importantes de Xochicalco. Seguramente ste era el lugar de mayor significacin religiosa para la poblacin citadina y para los campesinos de la regin. En su extremo norte fue erigida la pirmide de mayores proporciones de la urbe: la Estructura E. Este edificio se compone de un basamento de tres cuerpos que sostiene una pirmide escalonada y coronada, a su vez, por un templo. Evidencia Material Evidencia Material Evidencia Material Evidencia Material 179 Arqueologa y Educacin Actividad 11.3 Interpretando la cultura material Lo que t tendrs que hacer ser escoger dos piezas que se exhiban en el museo, dibujarlas y enlistar las caractersticas de la pieza, para as poder conocer ms sobre la gente que la realizo. Al finalizar contesta la pregunta que aparece al final de la hoja. Estas preguntas te ayudarn a realizar el anlisis. de qu esta hecho? cuando se hizo? para que servia? quin lo hizo? es una pieza que todo mundo tena en su hogar, slo la nobleza o es religioso? por qu? Nombre del objeto: Caractersticas Dibujo Nombre del objeto: Caractersticas Dibujo Cul crees que sea la problemtica de trabajar con piezas que se encuentran descontextualizadas? 180 Secuencia didctica: materiales para el alumno Actividad 11.4 Reporte de indagacin Lo que t tendrs que realizar es un reporte de tu prctica en donde tu principal objetivo es contar como era la vida en Xochicalco. Para esto te servirs de la informacin que obtuviste de la lectura, de los datos que recopilaste durante tu prctica y as describirs al ser humano que viva en Xochicalco. Es decir, tendrs que hablar sobre las caractersticas principales de la cultura, y sustentarlo con la cultura material que observaste en la prctica. La elaboracin de textos de carecer histrico implica 1) Estructuracin del trabajo o planeacin del texto: elaboracin del ndice, introduccin, desarrollo capitular, conclusiones; 2) Redaccin: ortografa y redaccin, uso adecuado de la terminologa, conceptos y categoras; 3) Formas alternativas de presentacin de informacin: mapas histricos; lneas de tiempo; graficas, etctera. 4) Elaboracin del aparato crtico: notas, citas a pie de pgina, bibliografa; 5) Conclusin: ideas originales, argumentacin y buenas razones 181 Arqueologa y Educacin 182 Referencias referencias ADAND, Alexis e Irne ZEVOUNOU (1994): "Education and heritage: an example of new work in the schools of Benin" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 315-325. AHLER, Janet (1994): "The benefits of multicultural education for American Indian schools: an anthropological perspective" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 453-459. ATKIN, Ross (1999): "Kids dig history" en Christian Science Monitor, vol. 91, nm. 250, noviembre 1999. BARBA, Luis (1990): Radiografa de un sitio arqueolgico. IIA, UNAM. BARLOW, Alex (1994): "Still civilizin? Aborigines in Australian education" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 68-87. BELGARDE, Mary (1994): "The transfer of American Indian and other minority community college students" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 460-477. 183 Arqueologa y Educacin BENEJAM, Pilar y Joan PAGS (coords.) 1997: Ensear y aprender Ciencias Sociales, Geografa e Historia en la educacin secundaria. ICE-HORSORI, Espaa. BEREZKIN, Yuri (2000): "Archaeology and education in Postsoviet Russia" en Antiquity. Oxford, vol. 74, nm 283, pp 155-159, marzo 2000. BERNAL, Ignacio (1979): Historia de la arqueologa en Mxico. Porra. BLACK, Mary (2001): "Maturing gracefully? Curriculum standards for history and archaeology" en Social Studies, vol. 92, nm. 3, mayo/junio 2001. BLANCKE, Shirley y Cjigkitoonuppa SLOW (1994a): "The teaching of the past of the Native peoples of North American in US schools" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 109-133. BLANCKE, Shirley y Cjigkitoonuppa SLOW (1994b): "Traditional American Indian education as a palliative to western education" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 438-452. BOGRAD, Mark y Theresa SINGLETON (1997): "The interpretation of slavery: Mount Vernon, Monticello, and Colonial Williamsburg" en Presenting Archaeology to the Public. Digging for truths. Altamira Press, USA, pp 193-204. BONFIL, Guillermo 1997: "Nuestro patrimonio cultural: un laberinto de significados" en El patrimonio nacional de Mxico I. Enrique Florecano (coord.), vol 1, pp 28-56, CNCAFCE. BORMAN, Ruud (1994): "The fascinating world of Stonehenge: an exhibition and its aftermath" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 179-189. BROWN, Cindy (2003): "Dig into archaeology" en Science Activities, vol. 40, nm. 3, otoo 2003. CARR, Sara (2000): "A new program allows archaeology students to Dig in the classroom" en Chronicle of Higer Education, vol. 46, num. 38, mayo 2000. CBA (2004): "The CBA educational inititive" en www.britarch.ac.uk/educate/strategy.htlm, Council of British Archaeology, United Kingdom. 184 Referencias CHAKRABARTI, Dilip (1994): "Archaeology in Indian universities" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 24-32. CHRISTENSEN, Bonnie y Constance ARZIGIAN (2003): "Discovering past life ways" en Science Activities, vol. 40, nm. 3, otoo 2003. CNCA (2005): Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, www.cnca.gob.mx CORBISHLEY, Mike y Peter STONE (1994): "The teaching of the past in formal school curricula in England" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 383-397. CORTNER, Ruby (1995): "The art (history, english, math, science and photography) of archaeology" en Independent School, vol. 55, nm. 1, otoo 1995. DAHIYA, Neelima (1994): "A case for archaeology in formal school curricula in India" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 299-314. DAVIS, Elain (2000): "Archaeology education and the political landscape of American schools" en Antiquity. Oxford, vol. 74, nm. 283, pp 194-198, marzo 2002. DAVIS, Karen (1997): "Sites without sights: interpreting closed excavations" en Presenting Archaeology to the Public. Digging for truths. Altamira Press, USA, pp 84-98. DELGADO, Ivonne y Clara MZ-RECAMAN (1994): "The museum comes to school in Colombia: teaching packages as a method of learning" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 148- 158. DEL VILLAR, Mnica (1993): "Xochicalco. La casa de las flores", Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. I, nm. 2, pp. 76-79. DEVINE, Heather (1994a): "Archaeology in the Alberta curriculum: an overview" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 190-200. DEVINE, Heather (1994b): "Archaeology, prehistory and the Native Learning Resource project: Alberta, Canada" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 478-494. 185 Arqueologa y Educacin DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACIN (1939): Ley Orgnica del Instituto Nacional de Antropologa e Historia, viernes 3 de febrero de 1939. DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACIN (1972): Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueolgicos, Artsticos e Histricos, sbado 6 de mayo de 1972. ESTERHUYSEN, Amanda (2000): "The birth of educational archaeology in South Africa" en Antiquity. Oxford, vol. 74, nm. 283, marzo 2000. FAWCETT, Clare y Junko HABU (1994): "Education and archaeology in Japan" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 217-230. FEINMAN, Peter (2004): "Lunchroom archaeology" en Peterborough, vol. 6, nm. 1, p. 32, enero 2004. FLORESCANO, Enrique 1997: "El patrimonio nacional. Valores, usos, estudio y difusin" en El patrimonio nacional de Mxico I. Enrique Florecano (coord.), vol 1, pp 15-27, CNCA-FCE. FUNARI, Pedro (1994): "Rescuing ordinary peoples culture: museums, material culture and education in Brazil" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 120-136. FUNARI, Pedro (2000): "Archaeology, education and Brazilian identity" en Antiquity. Oxford, vol. 74, nm. 283, pp 182-185, marzo 2002. GANDARA, Manuel (199): Museo de las culturas de Oaxaca. 20 Kioscos Interactivos. INAH. Oaxaca. GANDARA, Manuel (1999a): "La interpretacin temtica y la conservacin del patrimonio cultural" en 60 aos de la ENAH. Eyra Crdenas (coord.), pp 453-477, ENAH. GNDARA, Manuel (1999): "Qu son los programas multimedios de aplicacin educativa y cmo se usan?: una introduccin al modelo NOM". En Turrent, Coord. 1999, pp. 129-152. GNDARA, Manuel (2001): Aspectos sociales de la interfaz con el usuario. Una aplicacin en museos. Tesis de Doctorado en Diseo, UAM, Mxico. GARDNER, Cynthia (1997): treasures from the past: using archaeology in upper-elementary social studies" en Social Studies, vol. 88, nm. 2, marzo/abril 1997. 186 Referencias GAWE, Stephen y Francis MELI (1994): "The missing past in South African history" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 98-108. GERTZ, Alejandro (1996): "El saqueo arqueolgico: lento suicidio" en Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. IV, nm. 21, pp. 22-29. GMEZ, Sergio, et. al (1998): Historia 1. De la Prehistoria al Renacimiento. Prentice Hall. GONZLEZ, Francisco (1996): "El saqueo arqueolgico. La opinin de un arquelogo" en Arqueologa Mexicana, Editorial Races/INAH, vol. IV, nm. 21, pp. 30-32. GRANADOS, Mara Luisa (2000): Historia Universal 1. El hombre y su huella. Norma. GREBIN, Maryellen (2000): "Digging up the past" en Teaching PreK-8, vol. 30, nm. 5, febrero 2000. HEAT, Barbara (1997a): "Archaeology and interpretation at Monticello and Poplar Forest" en Presenting Archaeology to the Public. Digging for truths. Altamira Press, USA, pp 177-192. HEAT, Margaret (1997b): "Successfully integrating the Public into research: Crow Canyon Archaeological Centre" en Presenting Archaeology to the Public. Digging for truths. Altamira Press, USA, pp 65- 72. HENSON, Don (2001): "People and place" en History Today, vol. 51, nm. 12, diciembre 2001. HERNANDEZ S., Roberto, Carlos COLLADO y Pilar BAUTISTA (1998): Metodologa de investigacin, McGraw Hill, Mxico. HINZ, Manfred (1994): "The right to a past: Namibian history and the struggle for national liberation" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 61-67. HOFFMAN, Teresa (1997): "The role of public participation: Arizonas Public Archaeology Program" en Presenting Archaeology to the Public. Digging for truths. Altamira Press, USA, pp 73- 83. HOLLAND, Luke (1994): "Whispers from the forest: the excluded past of the Ach Indians of Paraguay" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 134-151. 187 Arqueologa y Educacin HOLZBERG, Carol (1995): "Archaeology, K-8: digging up the past, introduction to archaeology" en Electronic Learning. New York, vol. 15, nm. 3, p. 39, noviembre 1995. HONERKAMP, Nicholas y Martha ZIERDEN (1997): "The evolution of interpretation: the Charleston Place Site" en Presenting Archaeology to the Public. Digging for truths. Altamira Press, USA, pp 130-143. HURST, Marianne (2002): "Dig in" en Education Week. Washington, vol. 21, nm 29, p3, abril 2002. INAH, (2005): Instituto Nacional de Antroploga e Historia http://www.inah.gob.mx/index_.html INBA, (2005): Instituto Nacional de Bellas Artes, http://www.cnca.gob.mx/espacios/inba.html ISEMINGER, William (1997): "Public archaeology at Cahokia" en Presenting Archaeology to the Public. Digging for truths. Altamira Press, USA, pp 147-155. JAMESON, John (ed) (1997): Presenting archaeology to the public. Digging for truths. Altamira Press, USA. JAMIESON, John (1994): "One view of Native education in the Northest Territories, Canada" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 495-510. JOANNE, Lea y Karolyn SMARDZ (2000): "Public archaeology in Canada" en Antiquity. Oxford, vol. 74, nm. 283, pp 141-146, marzo 2000. JOHNSTON, Robert (1996): "Scratching the surface" en Education Week, vol. 15, nm. 34, mayo 1996. KEHOE, Alice (1994): "In fourteen hundred and ninety-two, Columbus sailed...the primacy of the national myth in US schools" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 201-216. KIYAGA-MULINDWA, David y Alinah KELO SEGOBYE (1994): "Archaeology and education in Botswana" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 46-60. 188 Referencias KHAWAJKIE, Elizabeth (1994): "The study of our universal cultural heritage through the Unesco Associated Schools Project" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 15-23. LAVIN, Meggett (1997): "Archaeological preservation: Drayton Hall" en Presenting Archaeology to the Public. Digging for truths. Altamira Press, USA, pp 222-233. LEY FEDERAL SOBRE MONUMENTOS Y ZONAS ARQUEOLGICOS, ARTSTICOS E HISTRICOS (1972), INAH, Mxico. LITVAK, Jaime (1979): "El patrimonio arqueolgico nacional. Un problema de concepto y proceso" en Cuadernos de arquitectura y conservacin del patrimonio artistico. Nm 45, pp 70-74, agosto 1979, SEP-INBA. LITVAK, Jaime (1986): Todas las piedras tienen 2000 aos. Trillas. LITVAK, Jaime y Sandra LPEZ (1997): "El patrimonio arqueolgico. Conceptos y usos" en El patrimonio nacional de Mxico II. Enrique Florecano (coord.), vol 2, pp 173-197, CNCA-FCE. LPEZ, Carlos y Margarita REYES (1994): "The role of archaeology in marginalized areas of social conflict: reserch in the Middle Magdalena region, Colombia" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 137- 147. LPEZ, Leonardo (1995): "El Epiclsico: el caso del Valle de Morelos, Historia Antigua de Mxico,.Linda Manzanilla Leonardo Lpez (coords.), tomos II, pp. 261-293. LPEZ W., Luis Alberto (2002): "Algunas preguntas sobre la arqueologa, o para qu proteger el patrimnio?" en Arqueologa mexicana, historia y esencia. Jess Nava (coord.), pp 251-257, INAH. MACKENZIE, Robert y Peter STONE (1994): "Introduction: the concept of the excluded past" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 1-14. MAITLAND, Mary (1998): Social Studies Ideas. Instructor-Intermediate, vol. 108, nm 2, septiembre 1998. MALONE, Caroline, Peter STONE y Mary BAXTER (2000): "Education in archaeology" en Antiquity Oxford, vol. 74, nm. 283, pp 122-126. INAH/UNAM/Porrua, 189 Arqueologa y Educacin MAMMINI, Stefano (1994): "Rediscovering Romes hidden past" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 262-270. MANZANILLA, Linda y Luis BARBA (1994): La arqueologa: una visin cientfica del pasado del hombre. La ciencia desde Mxico 123. FCE. MANZANILLA, Linda y Leonardo LPEZ (coords.) (1995): Historia Antigua de Mxico. INAH/UNAM/Porrua, tomos I, II y III MASSON, Pierre y Hln GUILLOT (1994): "Archaeo-fiction with upper primary-school children 1988-1989" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 375-382. MAZEL, Aron y Gaby RITCHIE (1994): "Museums and their messages: the display of the pre- and early colonial past in the museums of South Africa, Botswana and Zimbabwe" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 225-236. MBUNWE-SAMBA, Patrick, Matthias LIVINUS y Ndambi AKENJI (1994): "Archaeology in the schools and museums of Cameroon" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 326337. McCARROLL, Christina (2001): "Oneida teens unearth layers of their history" en Christian Science Monitor, vol. 93, nm. 182, agosto 2001. McMANAMON, Francis (1994): "Presenting archaeology to the public" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 61-81. MIKOLAJCZYK, Andrzej (1994a): "Children and the past in Poland: archaeology and prehistory in primary scholls and museums" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 252-261. MIKOLAJCZYK, Andrzej (1994b): "What is the publics perception of museum visiting in Poland" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 216-224. MIRABELL, Lorena (1999): "Patrimonio cultural" en 60 aos de la ENAH. Eyra Crdenas (coord.), pp 45-52, ENAH. 190 Referencias MOE, Jeanne y Carolee COLEMAN (2002): "Archaeology, ethics and character: using our cultural heritage to teach citizenship" en Social Studies, vol. 93, nm. 3, mayo/junio 2002. MOLYNEAUX, Brian (1994): "Introduction: the presented past" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 1-13. MOMIN, K.N. y Ajay PRATAP (1994): "Indian museums and the public" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 290-298. MORENO, Emilia (1994): "The Colegio Nueva Granada Archaeological Museum, Colombia: a proposal for the development of educational museum in schools" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 159-171. MULLENNEAUX, Lisa (1999): Digital digs" en Innovating, vol. 7, nm. 4, verano 1999. MURIUKI, Godfrey (1994): "The reconstruction of African history through historical, ethnographic and oral sources" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 173-182. MYTUM, Harold (2000): Archaeology and history for Welsh primary classes" en Antiquity, Oxford, vol 74, nm. 283, pp 165-171, marzo 2000. NAVA R., Jess (2002): "Eplogo: Arqueologa mexicana, historia y esencia. Siglo XX" en Arqueologa mexicana, historia y esencia. Jess Nava (coord.), pp 319-332, INAH. NIETO, Jesus, et. al. (2002): Historia 3. Santillana. NIETO, Jesus, et. al. (2003): Historia 1. Santillana. NZEWUNWA, Nwanna (1994a): "Archaeology in Nigerian education" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 33-42. NZEWUNWA, Nwanna (1994b): "The Nigerian teacher and museum culture" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 283- 289. OLIVA, Fernando (1994): "Education as a means of protection of the archaeological heritage in the district of Buenos Aires Privince, Argentina" en Stone Peter y Molyneaux 191 Arqueologa y Educacin Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 109-119. PL, Sebastin (2003): La escritura de la historia en el Bachillerato. Su funcin en el desarrollo del pensar Histricamente. Tesis de Maestra, Universidad Iberoamericana. PLANEL, Philip (1994a): "New Archaeology, New History when will they meet? Archaeology in English secondary schools" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 271-281. PLANEL, Philippe (1994b): "Privacy and community through medieval material culture" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 206-215. PLATONOVA, Nadezhda (1994): "Popularizing archaeology among schoolchildren in the USSR" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 245-251. PODGORNY, Irina (1994a): "The excluded present: archaeology and education in Argentina" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 183-189. PODGORNY, Irina (1994b): "Choosing ancestors: the primary education syllabuses in Buenos Aires, Argentina, between 1975 and 1990" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 408-417. POKOTYLO, David y Gregory BRASS (1997): "Interpreting cultural resources: Hatzic site" en Presenting Archaeology to the Public. Digging for truths. Altamira Press, USA, pp 156-165. POTTER, Parker Jr (1997): "The Archaeological Site as an Interpretative Enviroment" en Presenting Archaeology to the Public. Digging for truths. Altamira Press, USA, pp 3544. POTTER, Parker Jr y Nancy CHABOT (1997): "Locating Truths on Archaeological Sites" en Presenting Archaeology to the Public. Digging for truths. Altamira Press, USA, pp 4553. 192 Referencias PWITI, Gilbert (1994): "Prehistory, archaeology and education in Zimbabwe" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 338- 348. RENACKER, Michael (2003): "teacher training in archaeology: a success story" en Science Activities, vol. 40, nm. 3, otoo 2003. RESTREPO, Roberto (1994): "Creative workshops: a teaching method in Colombian museums" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 172-178. REYES, Honorio (1994): "Ethnic representation in Colombian textbooks" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 398-407. RICO, Rosario, et. al. (2003): Tiempo. Historia de Mxico. SM. RODRIGUEZ, Gregorio, Javier GIL y Eduardo Garca (1999): Metodologa en la investigacin cualitativa. Ediciones Aljibe ROMANO, Katherine (2002): "Great digs" en Teaching PreK-8, vol. 32, nm. 8, mayo 2002. RUIZ, Jos Luis (2000): Historia 1. Esfinge. SCOTT, Douglas (1997): "Interpreting archaeology at Little Bighorn" en Presenting Archaeology to the Public. Digging for truths. Altamira Press, USA, pp 234-242. SEEDEN, Helga (1994): "Archaeology and the public in Lebanon: developments since 1986" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 95-108. SEP (1993): Educacin Bsica Secundaria. Plan y Programas de Estudio 1993, SEP, Direccin General de Materiales y Mtodos Educativos de la Subsecretara de Educacacin Bsica y Normal. SEP (1993a): Lecciones de Historia de Mxico. Primera parte. Subsecretara de Educacin Bsica y Normal, Secretara de Educacin Pblica, Ciudad de Mxico. SEP (1994): Lecciones de Historia de Mxico. Segunda parte. Subsecretara de Educacin Bsica y Normal, Secretara de Educacin Pblica, Ciudad de Mxico. SEP (1995): Historia. Cuarto grado. Subsecretara de Educacin Bsica y Normal, Secretara de Educacin Pblica, Ciudad de Mxico. 193 Arqueologa y Educacin SEP (1995): Historia. Cuarto grado. Subsecretara de Educacin Bsica y Normal, Secretara de Educacin Pblica, Ciudad de Mxico. SEP (2002): Historia. Sexto grado. Primera reimpresin, Subsecretara de Educacin Bsica y Normal, Secretara de Educacin Pblica, Ciudad de Mxico. SEP (2003): Ciencias Naturales y Desarrollo Humano. Sexto grado. Subsecretara de Educacin Bsica y Normal, Secretara de Educacin Pblica, Ciudad de Mxico. SEP (2004): Reforma Integral de Educacin Secundaria, Direccin General de Materiales y Mtodos Educativos de la Subsecretara de Educacin Bsica y Normal, Secretara de Educacin Pblica, Ciudad de Mxico. SIERRA, Claudia (2000a): Historia 1. Un enfoque analtico. Esfinge. SIERRA, Claudia (2000b): Historia de Mxico. Un enfoque analtico. Esfinge. SMARDZ, Karolyn (1994): "Archaeology in the Toronto scool system: the Archaeological Resource Centre" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 293-309. SMARDZ, Karolyn (1997): "The past through tomorrow: interpreting Torontos Heritage to a multicultural public" en Presenting Archaeology to the Public. Digging for truths. Altamira Press, USA, pp 101- 113. SMITH, K.C. (1998): "Pathway to the past: archaeology education in precollegiate classrooms" en Social Studies, vol. 89, nm. 3, mayo/junio 1998. SOUTH, Stanley (1997): "Generalized versus literal interpretation" en Presenting Archaeology to the Public. Digging for truths. Altamira Press, USA, pp 54- 62. STONE, Peter (1994a): "Introduction: a framework for discusion" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 15-28. STONE, Peter (1994b): "The re-display of the Alexander Keiller Museum, Avebury, and the National Curriculum in England" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 190-205. STONE, Peter (1997): "Presenting the Past: A framework for discussin" en Presenting Archaeology to the Public. Digging for truths. Altamira Press, USA, pp 23-34. STONE, Peter y Robert MACKENZIE (ed.) (1994): The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge. 194 Referencias STONE, Peter y Robert MOLYNEAUX (ed.) (1994): The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge THORP, Carmany (1997): "Students dig history" en Teaching PreK-8, vol. 28, nm. 3, noviembre/diciembre 1997. TRIMBLE, Sandra (1996): "Artifacts and archaeology" en Arts & Activities, vol. 120, nm. 1, septiembre 1995. UCKO, Peter (1994): "Museums and sites: cultures of the past within education Zimbabwe, some ten years on" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 237-282. URRUTIA, Cristina, et. al. (2003): Historia de Mxico. El hombre en la historia. Editorial Patria. WADE, Peter (1994): "Blacks, Indians and the state in Colombia" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 418-437. WANDIBBA, Simiyu (1994a): "Archaeology and education in Kenya" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 43-49. WANDIBBA, Simiyu (1994b): "Archaeology and education in Kenya: the present and the future" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 349-358. WATSON, Lilla (1994): "The affirmation of indigenous values in a colonial education system" en Stone Peter y MacKenzie Robert (ed) The Excluded Past: archaeology in education. Londres, Routledge, pp 88-97. WHITE, Nancy y Raymond WILLIAMS (1994): "Public education and archaeology in Florida, USA: an overview and case study" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 82-94. WHITTLESEY, Stephanie y Mary FARRELL (1997): "Putting people back into the landscape: Sabino Canyon" en Presenting Archaeology to the Public. Digging for truths. Altamira Press, USA, pp 166-176. WILLIAM, Lees (2000): "Avocational education through Dig Bingo" en Southeaster Archaeology, vol. 19, nm 1, verano 2000. 195 Arqueologa y Educacin WITZ, Leslie y Carolyn HAMILTON (1994): "Reaping the whirlwind: the Readers Digest Illustrated History of South Africa and changing popular perception of history" en Stone Peter y Molyneaux Brian (ed.) The Presented Past. Heritage, museums and education. Londres, Routledge, pp 29-45. YAMIN, Rebecca (1997): "Museum in the making: the Morven project" en Presenting Archaeology to the Public. Digging for truths. Altamira Press, USA, pp 205-220 196 ...
View Full Document

Ask a homework question - tutors are online