una noche para olvidar

una noche para olvidar - Una noche para olvidar 1 El...

Info iconThis preview shows pages 1–2. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
1 El inoportuno fallecimiento de Herminia, la vieja cocinera de la familia Aguirre de la Torre, ocurrió un sábado por la tarde mientras estaba terminando de fregar la enorme cocina del palacete donde trabajaba desde hacía años. Apenas le quedaban unos minutos para su hora de salida cuando se topó inesperadamente con la muerte. Ni siquiera le dio tiempo a soltar la fregona antes de que su cuerpo se desplomase y quedara tendido en el húmedo suelo de la cocina. Los otros criados se marcharon a sus casas sin percatarse de aquella desgracia y en la mansión sólo quedó Juanito Aguirre de la Torre, que aprovechando la ausencia durante el fin de semana de sus padres y hermanos mayores, y libre de la incómoda presencia de la servidumbre, había decidido organizar aquella noche una fiesta con un grupo de amigos. Su intención era celebrar anticipadamente y a escondidas de sus padres sus quince años. Bien es verdad que su fiesta de cumpleaños oficial sería el mes siguiente, pero en esta ella estaría su familia y algunos compromisos sociales, por lo que indefectiblemente estaba condenada a ser un tanto aburrida. Así que aquella noche era perfecta para realizar su pretendida fiesta y para lograr un objetivo un poco más oculto: crear la situación propicia para intentar un acercamiento a la guapa Paula, la chica que a la que había puesto en su punto de mira en aquel cálido verano. Juanito debió esperar hasta las ocho de la tarde, la hora de salida de los sirvientes, para empezar a organizar la fiesta. Fue poco después de esa hora cuando al entrar en la cocina casi tropezó con el cuerpo de Herminia tendido en el suelo. Su reacción natural fue intentar reanimar a la cocinera, pero pronto fue consciente de que estaba muerta. Su decepción fue mayúscula: aquel incidente le obligaba a avisar a sus padres y cancelar la fiesta, y con ellos se difuminarían las esperanzas de conquistar el corazón de la esquiva Paula, ya que conocía los planes de la chica de pasar el resto del verano en la mansión que sus padres tenían en la costa azul. Juanito maldijo a la cocinera por su inoportuna muerte. ¿Por que no se había ido a morir a su propia casa?, pensó con rabia. Tenía ganas de romper cualquier cosa, de hacer trizas algún objeto de valor. .. Resignado se dirigió al teléfono y marcó el número de móvil de su padre mientras imaginaba toda la parafernalia que debería realizarse en estos casos: tal vez debería venir un doctor que certificase la muerte, quien sabe si un juez o la policía, y por último la funeraria. Sin embargo cuando escuchó al otro lado de la línea la voz de su padre, una idea repentina y genial le impulsó a colgar el teléfono: ¿por qué no escondía el cadáver de Herminia en un lugar seguro y a la mañana siguiente, una vez celebraba la fiesta, avisaba a sus padres? Nadie se enteraría jamás. Una noche para olvidar
Background image of page 1

Info iconThis preview has intentionally blurred sections. Sign up to view the full version.

View Full DocumentRight Arrow Icon
Image of page 2
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

This note was uploaded on 01/09/2010 for the course SPANISH non taught by Professor Dr.me during the Spring '09 term at Georgia State.

Page1 / 7

una noche para olvidar - Una noche para olvidar 1 El...

This preview shows document pages 1 - 2. Sign up to view the full document.

View Full Document Right Arrow Icon
Ask a homework question - tutors are online