La inquietud de la seńora Goebbels

La inquietud de la seńora Goebbels - La...

Info iconThis preview shows pages 1–6. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon

Info iconThis preview has intentionally blurred sections. Sign up to view the full version.

View Full DocumentRight Arrow Icon

Info iconThis preview has intentionally blurred sections. Sign up to view the full version.

View Full DocumentRight Arrow Icon

Info iconThis preview has intentionally blurred sections. Sign up to view the full version.

View Full DocumentRight Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: La inquietud de la seora Goebbels Hctor Levy-Daniel Pieza escrita con el apoyo del Fondo Nacional De Las Artes que otorg al autor la Beca Nacional de Produccin Grupal. Antes de conocer a su segundo marido, el jerarca nazi Josef Goebbels, y de convertirse en la primera dama del Tercer Reich, Magda Goebbels tuvo un amante judo llamado Vctor (Jaim) Arlosoroff. Este hombre fue uno de los fundadores de lo que ms tarde iba a ser el estado de Israel y sufri una gran decepcin al conocer la incipiente relacin entre Magda y el jefe de propaganda nazi: hasta lleg a disparar contra ella, sin xito. Vctor Arlosoroff muri asesinado en Tel Aviv en 1934. Magda se suicid en 1945 en el bunker de Hitler luego de matar a sus seis hijos, cuando la entrada de las tropas rusas a Berln ya era un hecho consumado. LA INQUIETUD DE LA SEORA GOEBBELS El vagn comedor de un tren. Cuando la accin comienza, Magda est sentada y Vctor se encuentra de pie, relajado, mirando por la ventanilla. En cambio, en el cuerpo de Magda se inscribe desde el principio cierta rigidez que denota inquietud, preocupacin, incertidumbre. MAGDA: Es siempre igual, el paisaje, no cambia, no. VCTOR: No, no cambia. (Pausa.) Te extra. MAGDA: Si al menos apareciera alguna montaa o un bosque, algo. VICTOR: No hubo da en que no te recordara. MAGDA: O si al menos saliera el sol. VICTOR: Tu mirada, tu sonrisa. MAGDA: Ni siquiera un pjaro. Hasta las nubes parecen iguales. VICTOR: Una vez segu una mujer porque tena tu mismo peinado, tu mismo color de pelo, tu forma de caminar. MAGDA: Ahora llueve, o no. VCTOR: Despus me di cuenta que era imposible. MAGDA: S, llueve. Y hay viento tambin. VCTOR: Te buscaba. En Berln, en Viena, donde estuviera, te buscaba. En cada calle me pareca que te poda encontrar. MAGDA: Con la lluvia el paisaje va a cambiar un poco. VCTOR: Y ahora, cuando menos lo espero, ests ac, conmigo. MAGDA: S. (Pausa.) Nadie va a venir a atendernos. Pausa. Magda toma una campanilla que hay sobre la mesa, la hace sonar. MAGDA: Quiero caf. Y algo para comer. Tengo hambre VCTOR: Ya vengo. MAGDA: Adnde vas. VCTOR: Voy a buscar a alguien. MAGDA: No hace falta. Puedo esperar. Vctor toma la campanilla y la agita violentamente. VCTOR: Alguien va a venir a atendernos, o no....
View Full Document

Page1 / 29

La inquietud de la seńora Goebbels - La...

This preview shows document pages 1 - 6. Sign up to view the full document.

View Full Document Right Arrow Icon
Ask a homework question - tutors are online