NTC900 - NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 1998-07-22...

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 1998-07-22 REGLAS GENERALES Y ESPECIFICACIONES PARA EL ALUMBRADO PÚBLICO E: GENERAL RULES LIGHTING. AND SPECIFICATION FOR PUBLIC CORRESPONDENCIA: DESCRIPTORES: alumbrado público; iluminación exterior iluminación; I.C.S.: 29.140.40 Editada por el Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación (ICONTEC) Apartado 14237 Santafé de Bogotá, D.C. - Tel. 3150377 - Fax 2221435 Prohibida su reproducción Primera actualización NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) TABLA DE CONTENIDO 0. ALCANCE 1. OBJETO 2. ABREVIATURAS 3. DEFINICIONES 4. OBJETO DEL ALUMBRADO PÚBLICO 5. CLASIFICACIÓN DE LOS FACTORES QUE INFLUYEN EN LA DETERMINACIÓN DEL ALUMBRADO PÚBLICO 6. CLASES DE ILUMINACIÓN 7. CARACTERÍSTICAS FOTOMÉTRICAS 7.1 PRINCIPIOS DE LA VISIÓN EN ALUMBRADO PÚBLICO 7.2 CARACTERÍSTICAS DE LOS REVESTIMIENTOS 7.3 CLASIFICACIÓN DE LAS VÍAS CON RESPECTO A SUS PROPIEDADES REFLECTIVAS (SUPERFICIES SECAS) 7.4 REQUISITOS PARA EL TRÁFICO MOTORIZADO - CONCEPTO DE LUMINANCIA 7.5 CLASIFICACIÓN DE LUMINARIAS 7.5.1 Según CIE 7.5.2 Según IES 8. SISTEMAS DE EJECUCIÓN 8.1 FUENTES LUMINOSAS NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 8.2 LUMINARIAS 9. CONSTRUCCIONES 9.1 LOCALIZACIÓN DE LAS LUMINARIAS 9.2 DISPOSICIÓN DE LAS LUMINARIAS DISCONTINUIDADES DE LA VÍA 9.3 CRUCES ILUMINADOS EN RECORRIDOS NO ILUMINADOS 9.4 DISPOSICIONES DE LAS LUMINARIAS EN PLANOS INCLINADOS 9.5 DISPOSICIONES DE LAS LUMINARIAS EN CONVERGENCIA Y DIVERGENCIA DE TRÁFICO. 9.6 PUENTES 9.7 VÍAS ARBORIZADAS 10. CÁLCULOS Y MEDICIONES DE ILUMINANCIA Y LUMINANCIA 10.1 CÁLCULOS DE ILUMINANCIA 10.2 CÁLCULOS DE ILUMINANCIA MEDIANTE LA CURVA DE COEFICIENTE DE UTILIZACIÓN. 10.3 CÁLCULO DE UNIFORMIDAD 10.4 CÁLCULO DE ILUMINANCIA POR COMPUTADOR 10.5 MEDIDAS DE ILUMINANCIA 10.6 CÁLCULO DE LUMINANCIA 10.7 MÉTODO DE CÁLCULO DE LA CIE 10.8 MÉTODO DE CÁLCULO DE LA IES 10.9 MEDICIÓN DE LA LUMINANCIA 11. MANTENIMIENTO Y DEPRECIACIÓN DE LAS INSTALACIONES DE ALUMBRADO PÚBLICO 11.1 DEPRECIACIÓN DE LAS INSTALACIONES 11.2 MANTENIMIENTO DE LAS INSTALACIONES Anexo A (Normativo) LA ILUMINANCIA EN PROMEDIO Normas complementarias LAS Y CURVAS DEL YEN COEFICIENTE LAS DE NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) TABLA DE FIGURAS Figura 1. Forma de áreas brillantes Figura 2. Luminancia de la vía Figura 3. Parámetros que intervienen en el coeficiente de luminancia Figura 4. Distribución espacial del coeficiente de luminancia q Figura 5. Límites de integración del ángulo sólido Ω e Figura 6. Plano inclinado para evaluación del deslumbramiento Figura 7. Curva de intensidad en el plano de máxima intensidad luminosa, en el que se da indicación del ángulo γ máx para la determinación del alcance. Figura 8. Diagrama isocandela relativo proyectado en la calzada, en el que se incluye una indicación del ángulo γ 90 para la determinación del alcance y la dispersión Figura 9. Diagrama isocancela relativo proyección azimutal, que incluye una indicación de los ángulos γ máx y γ 90 para la determinación del alcance y la dispersión. Figura 10. Clasificación de las luminarias según IES Figura 11. Disposición unilaterial de las luminarias Figura 12. Disposición bilateral en oposición de las luminarias Figura 13. Disposición bilateral alternada de las luminarias Figura 14. Disposición central sencilla de las luminarias Figura 15. Disposición central doble de las luminarias Figura 16. Ángulos y distancias de una luminaria instalada Figura 17. Visibilidad en la zona luminosa Figura 18. Visibilidad en la zona luminosa Figura 19. Disposición de luminarias en curva Figura 20. Disposición de luminarias en curva Figura 21. Disposición de luminarias en curvas Figura 22. Disposición de luminarias en cruce en T NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 23. Disposición de luminarias en cruce en Y Figura 24. Disposición unilateral Figura 25. Disposición bilateral Figura 26. Disposición de las luminarias en las glorietas Figura 27. Disposición de luminarias en el cruce de una vía luminada con otra no iluminada Figura 28. Disposición de luminarias en cruces con separadores direccionales Figura 29. Disposición de luminarias en los planos inclinados Figura 30. Vías de divergencia Figura 31. Ejemplo de una matriz de intensidades luminosas dentro del sistema C- γ Figura 32. Diagrama polar Figura 33. Curva isolux Figura 34. Curvas de coeficiente de iluminación Figura 35. Ubicación de los 9 puntos según la localización de las luminarias Figura 36. Posición de los puntos de cálculo de la iluminancia por computador Figura 37. Posición de los puntos para el cálculo de iluminancia por el método de la CIE Figura 38. Ejemplo de la localización de puntos de observación y campos de cálculo en tramos rectos de la vía Figura 39. Posición de los puntos de cálculo de la iluminancia por el método de la IES NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) REGLAS GENERALES Y ESPECIFICACIONES PARA EL ALUMBRADO PÚBLICO 0. ALCANCE Esta norma suministra una herramienta para ayudar a las autoridades responsables en la selección de sistemas de alumbrado público, permitiéndoles escoger la más adecuada entre las diversas soluciones posibles. 1. OBJETO Esta norma establece los principios generales para la iluminación de carreteras interurbanas, vías de penetración o de circunvalación de las poblaciones, calles principales o secundarias, cruces, glorietas, pasos superiores o inferiores, puentes y barrios residenciales. Esta norma no comprende la iluminación de edificios o monumentos públicos, túneles, etc. que necesitan en general de un técnica especial. 2. ABREVIATURAS Vo = factor de uniformidad L = luminancia Lmin = luminancia mínima Lpro = luminancia promedio Lf = luminancia del fondo Lo = luminancia del objeto Q = energía radiante M = exitancia radiante E = iluminancia 1 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) lx = lux ρ = reflectancia de una superficie φR = flujo luminoso reflejado φi = flujo luminoso incidente C = contraste q = coeficiente de luminancia En = iluminancia horizontal en el punto p. r = coeficiente reducido de luminancia Qo = coeficiente promedio de luminancia M1.....M5 = tipo de vías V = velocidad de circulación T = tránsito de vehículos K = fuente de iluminación única S1 = factor especular 1 S2 = factor especular 2 kp = factor especular qp = factor de luminancia para incidencia vertical = clases de superficies T.I. = incremento umbral Lv = luminancia de velo equivalente UL = factor de uniformidad longitudinal de luminancia R1 3. R4 DEFINICIONES 3.1 Absorción: término general para referirse al proceso mediante el cual un flujo incidente se convierte en otra forma de energía, usualmente en calor. 3.2 Acomodación: proceso mediante el cual el ojo ajusta automáticamente su distancia focal al mirar objetos colocados a diferentes distancias. 3.3 Adaptación: proceso por el cual el sistema visual se adapta a mayor o menor cantidad de luz o color, diferente al que estaba expuesto momentos antes. La adaptación resulta por acción de un cambio en la sensibilidad del ojo a la luz. 3.4 Altura de montaje: es la distancia vertical entre la superficie por iluminar y el centro óptico de la fuente de luz de la luminaria. 2 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 3.5 Apantallamiento de una luminaria: ángulo vertical medido desde el nadir, entre el eje vertical y la primera línea de visión para el cual la fuente de la luz desnuda no es visible. 3.6 Arrancador: dispositivo que por sí solo o en asocio con otros elementos genera pulsos de voltaje para iniciar el proceso de encendido de las bombillas de descarga sin precalentamiento de electrodos. 3.7 Balasto: elemento usado con una bombilla de descarga eléctrica, para obtener las condiciones necesarias del circuito (tensión, corriente y forma de onda) para el encendido y operación de la bombilla. Popularmente se le conoce con el nombre de reactancia. 3.8 Bombilla: término genérico para denominar una fuente de luz fabricada por el hombre. Por extensión, el término también es usado para denotar fuentes que emiten radiación en regiones del espectro adyacentes a la zona visible. 3.9 Campo visual: lugar geométrico de todos los objetos o puntos en el espacio que pueden ser percibidos cuando la cabeza y los ojos de un observador se mantienen fijos. El campo puede ser monocular o binocular. 3.10 Candela (cd): unidad del Sistema Internacional (SI) de intensidad luminosa. Una candela es igual a un lumen por estereorradián. Una candela se define como la intensidad luminosa, en una dirección dada, de una fuente que emite una radiación monocromática de una frecuencia de 540 x 1012 Hz y en la cual la intensidad radiante en esa dirección es 1/683 W por estereorradián. 3.11 Candela por metro cuadrado (cd/m 2): unidad de luminancia. 3.12 Conjunto eléctrico para una bombilla de descarga: todos los elementos necesarios para el adecuado funcionamiento de una bombilla de descarga (balasto, condensador y/o arrancador). 3.13 Conjunto óptico: elementos necesarios para controlar y dirigir la luz producida por una bombilla (refractor y/o reflector). 3.14 Contraste: relación entre la luminancia de un objeto y su fondo inmediato igual a (Lf Lo)/Lf, (Lo - Lf)/Lf ó L/Lf, donde Lf y Lo son las luminancias del fondo y el objeto respectivamente. Se debe especificar la forma de la ecuación. La relación L/Lf se conoce como la fracción de Weber. 3.15 Cromaticidad de un color: consiste en la longitud de onda dominante o complementaria y de los aspectos de pureza de un color tomados como un conjunto. 3.16 Cuerpo negro: radiador de temperatura, a temperatura uniforme, cuyo flujo radiante en todas las partes del espectro es el máximo obtenible desde cualquier radiador de temperatura a la misma temperatura. A este radiador se le llama cuerpo negro por que absorbe toda la energía radiante que cae sobre él. 3.17 Curva Isolux: unión mediante una línea de todos los puntos que tengan la misma iluminación en el plano horizontal, para una altura de montaje de 1 m o 10 m y un flujo luminoso de 1 000 lm. 3 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 3.18 Densidad de flujo radiante en una superficie: cociente del flujo radiante de un elemento de superficie al área del elemento (W*m2). 3.19 Depreciación lumínica: disminución gradual de emisión luminosa durante el transcurso de la vida útil del elemento considerado. 3.20 Deslumbramiento: sensación producida dentro del campo visual por una luminancia que es suficientemente mayor o menor que la luminancia a la cual los ojos se habían adaptado y que es causa de molestias e incomodidad o pérdida de la capacidad visual y de la visibilidad. Existe deslumbramiento cegador, directo, indirecto, incómodo e incapacitivo. Nota. La magnitud de la sensación del deslumbramiento depende de factores como el tamaño, la posición y la luminancia de la fuente, el número de fuentes y la luminancia a la cual estaba adaptado el ojo. 3.21 Diagrama polar : gráfica que representa en coordenadas polares la distribución de las intensidades en planos definidos. Generalmente se representan los planos C = 0º - 180 º, C = 90º - 270º y plano de intensidad máxima. 3.22 Difusor: elemento que sirve para dirigir o esparcir la luz de una fuente, esencialmente por el proceso de transmisión difusa. 3.23 Dispersión: separación ordenada de la luz incidente en su espectro de las longitudes de onda que la componen, cuando pasa a través de un medio. 3.24 Efecto estroboscópico: inmovilidad aparente por ilusión óptica, que se confiere a los objetos que se mueven a una velocidad múltiplo de los destellos periódicos de las bombillas de descarga en gas que los iluminan, haciéndolos visibles a intervalos, con variaciones aparentes de su velocidad. 3.25 Eficacia luminosa de una fuente: relación entre el flujo luminoso total emitido y la potencia total absorbida por la fuente. La eficacia de una fuente se expresa en lúmenes/vatio (lm/W). Nota. El término eficiencia luminosa se usaba en el pasado para ilustrar este concepto. 3.26 Eficiencia de una luminaria: relación de flujo luminoso en lúmenes emitidos por una luminaria a aquellos emitidos por la bombilla o bombillas usadas en su interior. 3.27 Energía radiante (Q): energía que se propaga en forma de ondas electromagnéticas. Es medida en Julios o kW-h. 3.28 Espectro electromagnético visible: es la franja del espectro electromagnético comprendida entre longitudes de onda de aproximadamente 380 nm a 770 nm Las longitudes de onda inferiores a 380 nm corresponden a los ultravioleta y las superiores a los 770 nm, a los infrarrojos. 3.29 Exitancia radiante (M): densidad de flujo radiante que deja una superficie. Se expresa en vatios por unidad de área de la superficie. 4 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 3.30 Factor de absorción: relación entre el flujo luminoso absorbido por un medio y el flujo incidente. 3.31 Factor de mantenimiento: factor usado en el cálculo de la luminancia y de la iluminancia después de un período dado y bajo condiciones establecidas. Tiene en cuenta las variaciones de temperatura y tensión, la acumulación de suciedad sobre la luminaria y superficies de recintos, la depreciación luminosa de la bombilla, los procedimientos de mantenimiento y las condiciones atmosféricas. 3.32 Factor de uniformidad de iluminancia: medida de la variación de la iluminancia sobre un plano dado, expresada mediante alguno de los siguientes valores a) Relación entre la iluminancia mínima y la máxima. b) Relación entre la iluminancia mínima y la promedio. 3.33 Factor de uniformidad general de la luminancia (Uo): relación entre la luminancia mínima y la luminancia promedio sobre la superficie de una calzada. Uo= L min en % L pro Es una medida del comportamiento visual que no puede ser inferior a 0,4 para L comprendido entre el rango de 1 cd/m 2 a 3 cd/m 2, con el fin de que un objeto sea perceptible el 75 % de los casos en un tiempo no mayor a 0,1 s. 3.34 Factor de uniformidad longitudinal de luminancia UL: la medida menor de la relación Lmín/Lmáx sobre un eje longitudinal paralelo al eje de la vía que pasa por la posición del observador y situado en el centro de uno de los carriles de circulación. 3.35 Factor de utilización de la luminaria: relación entre el flujo luminoso que llega a la calzada (flujo útil) y el flujo total emitido por la luminaria. Usualmente se aplica este término cuando se refiere a luminarias de alumbrado público. 3.36 Flujo luminoso: cantidad de luz emitida por una fuente luminosa en todas las direcciones por unidad de tiempo. Su unidad es el lumen (lm). 3.37 Flujo luminoso nominal: flujo luminoso medido a las 100 h de funcionamiento de la bombilla en las condiciones normales de utilización. Se aplica solo a bombillas de alta intensidad de descarga. 3.38 Flujo útil: flujo luminoso recibido sobre la superficie bajo consideración. 3.39 Fotómetro: Instrumento para medir las cantidades fotométricas: flujo luminoso, luminancia, intensidad luminosa e iluminancia. 3.40 Fotometría: medición de cantidades asociadas con la luz. 5 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 3.41 Fuente luminosa: dispositivo que emite energía radiante capaz de excitar la retina y producir una sensación visual. 3.42 Iluminancia (E): densidad del flujo luminoso incidente sobre una superficie. Es el cociente del flujo luminoso por el área de la superficie cuando ésta última está iluminada de manera uniforme. 3.43 Iluminación: acto de iluminar. El término ha sido utilizado para notar densidad de flujo luminoso en una superficie y en este sentido debe ser desaprobado. 3.44 Intensidad luminosa de una fuente en una dirección dada (I): cociente del flujo luminoso emitido por una fuente, propagado en un elemento de ángulo sólido que contiene la dirección dada, y el elemento de ángulo sólido. La unidad de intensidad luminosa es la candela (cd). 3.45 Longitud de onda: distancia en el sentido de la propagación de una onda periódica entre dos puntos sucesivos en los cuales la fase es la misma. Su unidad de medida es el metro (m). 3.46 Lumen (lm): unidad de medida de flujo luminoso en el Sistema Internacional (SI). Fotométricamente, es el flujo luminoso emitido dentro de un ángulo sólido de un estereorradián por una fuente puntual que tiene una intensidad luminosa uniforme de una candela. 3.47 Luminancia (L): expresarse como: bajo el concepto de intensidad luminosa, la luminancia puede L= dI 1 . dA cos φ de lo anterior, la luminancia en un punto de una superficie en una dirección se interpreta como el cociente de la intensidad luminosa en la dirección dada producida por un elemento de la superficie que rodea el punto, el área de la proyección ortogonal del elemento de superficie sobre un plano perpendicular en la dirección dada. La unidad de luminancia es candela por metro cuadrado (cd/m 2). 3.48 Luminaria: unidad que sirve para repartir, controlar o dirigir la luz de la(s) bombilla(s) incluyendo todos los elementos y accesorios ópticos y eléctricos necesarios para fijar y proteger las bombillas y conectarlas a la red de suministro de energía eléctrica. 3.49 Lux (lx): unidad de medida de iluminancia en el Sistema Internacional (SI). Un lux es igual a un lumen por metro cuadrado (1 lx = 1 lm/m 2). 3.50 Matriz de Intensidades : tabla que en función de los ángulos C y g define los valores de intensidad luminosa que suministra la luminaria en cualquier punto a su alrededor. Los datos de intensidad luminosa se pueden dar en candelas por 1 000 lm. 3.51 Potencia nominal de una fuente luminosa: potencia de la fuente luminosa indicada por el fabricante. Se expresa en vatios (W). 3.52 Protector: parte traslúcida de una luminaria cerrada, destinada a proteger las bombillas y los reflectores de los agentes externos. Los protectores pueden ser a su vez, difusores o refractores. 6 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 3.53 Proyector: unidad de iluminación que por medio de espejos y lentes, concentra la luz a un ángulo sólido limitado, con el fin de obtener un alto valor de intensidad luminosa. 3.54 Radiación: emisión o transferencia de energía en forma de ondas electromagnéticas o partículas. 3.55 Radiación electromagnética: radiación de energía asociada a un campo eléctrico y a un campo magnético variables periódicamente y que se desplazan a la velocidad de la luz. 3.56 Radiación monocromática: radiación caracterizada por una sola frecuencia o longitud de onda. 3.57 Radiación visible: cualquier radiación electromagnética de adecuada longitud de onda capaz de causar sensaciones visuales. 3.58 Reflectancia de una superficie: relación del flujo luminoso reflejado al flujo incidente. φ ρ= R φi 3.59 Reflector: elemento usado para redirigir el flujo luminoso de una fuente mediante el proceso de reflexión. 3.60 Reflexión: devolución de una radiación por una superficie sin cambio de frecuencia. 3.61 Reflexión difusa: proceso por el cual el flujo incidente es redireccionado sobre un rango de ángulos. 3.62 Reflexión especular (regular): proceso mediante el cual el rayo incidente se refleja con el mismo ángulo de incidencia. El rayo incidente, el rayo reflejado y la normal están en el mismo plano. 3.63 Refracción: proceso mediante el cual la dirección de un rayo de luz cambia conforme pasa oblicuamente de un medio a otro en el que su velocidad es diferente. 3.64 Refractor: dispositivo utilizado para redireccionar el flujo luminoso de una fuente, primordialmente por el proceso de refracción. 3.65 Sensibilidad al contraste: (umbral diferencial de luminancia). La más pequeña diferencia de luminancia que se puede percibir. 3.66 Tensión nominal: valor de la tensión de alimentación especificado por el fabricante y según la cual se determinan las condiciones de aislamiento y de funcionamiento de éste. Se expresa en voltios (V). 3.67 Transmisión (de la luz): término genérico usado para referirse al proceso mediante el cual el flujo incidente abandona una superficie o un medio por un lado diferente al del lado incidente, sin experimentar cambio de frecuencia. 7 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 3.68 Transmisión regular: proceso por el cual el flujo incidente pasa a través de una superficie o medio, sin esparcirse o difundirse. 3.69 Transmisión difusa: proceso por el cual el flujo incidente que pasa a través de una superficie o medio se dispersa. 3.70 Temperatura de color (de una fuente luminosa): temperatura absoluta de un radiador perfecto o cuerpo negro que tiene una cromaticidad igual a aquella de la fuente de luz. Se mide en grados Kelvin (K). 3.71 Umbral de contraste: mínimo contraste perceptible para un estado dado de adaptación del ojo. También se define como el contraste de luminancia detectable, durante alguna fracción específica de tiempo, que se presenta a un observador. 3.72 Vida promedio: de un lote de fuentes luminosas: promedio expresado en horas, después del cual ha dejado de funcionar la mitad del mismo. 3.73 Vida física (de una fuente luminosa): promedio expresado en horas, después del cual ésta deja de funcionar completa y definitivamente, por haberse dañado cualquiera de sus propios componentes sin que hayan interferido influencias externas. 3.74 Vida económica: de una fuente luminosa: período expresado en horas, después del cual la relación entre el costo de reposición y el costo de los lumen-hora que sigue produciendo no es económicamente favorable. La vida económica depende por consiguiente, del costo de las fuentes luminosas de reemplazo, del costo de su instalación en el portabombilla (mano de obra) y del costo de la energía eléctrica. 3.75 Vida útil: período de servicio efectivo de una fuente que trabaja bajo condiciones y ciclos de trabajo nominales hasta que su flujo luminoso sea el 70 % del flujo luminoso total. 3.76 Visibilidad: cualidad o estado de ser perceptible por el ojo. En muchas aplicaciones en exteriores, la visibilidad se define en términos de distancia a la cual un objeto puede escasamente ser percibido por el ojo. En aplicaciones en interiores, usualmente se define en términos de contraste o tamaño de un objeto estándar de prueba, observado en condiciones normalizadas teniendo el mismo umbral que el objeto dado. 4. OBJETO DEL AL UMBRADO PÚBLICO 4.1 GENERALIDADES El objeto del alumbrado público es permitir a los usuarios de la calzada y del andén, circular sobre ellos con toda seguridad y con el máximo de comodidad. De igual manera debe permitir a los automovilistas, circular durante la noche en condiciones adecuadas de seguridad, comodidad y velocidad, similarmente a como pueden hacerlo en el día. Los conductores deben percibir cómoda y rápidamente no solo los bordes de la vía y la superficie de ella, sino también su geometría, las curvas, etc. y los obstáculos fijos o móviles situados sobre la calzada. 8 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) El mejoramiento de las condiciones de visibilidad constituye un medio eficaz para reducir la frecuencia de los accidentes y para aumentar la capacidad de tránsito. La iluminación pública, correctamente realizada, permite descongestionar parcialmente el tránsito de día, desplazándolo hacia el tránsito de noche. Por otra parte, el alumbrado debe permitir a otros usuarios de la vía (peatones, ciclistas, etc.) ver sin riesgo de error o de deslumbramiento, todo vehículo que se acerque. Esto es aplicable tanto al peatón que atraviesa la vía, como al que se dispone a hacerlo. 4.2 SEGURIDAD La seguridad se logra si el alumbrado permite evitar un obstáculo cualquiera, a los usuarios que circulan a velocidad normal. La iluminación debe permitir, en particular, ver a tiempo los bordes, las aceras, separadores, encrucijadas, señalización vial, es decir, toda la geometría de la vía. Para este efecto se considera que el criterio de seguridad consiste en la visibilidad de un obstáculo fijo o móvil constituido por una superficie de 0,20 m x 0,20 m con un factor de reflexión de 0,15. Se considera que: - La seguridad de un peatón se logra si puede distinguir este obstáculo a una distancia hasta de 10 m. - La seguridad de un automovilista depende esencialmente de su velocidad. A velocidad media (60 km/h), él debe percibir este obstáculo a una distancia hasta de 100 m. Para velocidades más altas, esta distancia oscila entre 100 m y 200 m. La noción de seguridad resultante del alumbrado público no es la misma en carreteras que en la ciudad. En el primer caso, el alumbrado interesa sobre todo al automovilista que circula a una velocidad relativamente alta sobre una carretera, donde, los obstáculos fijos o móviles son raros. Por el contrario, en ciudades, la circulación es más densa, los obstáculos son generalmente más frecuentes pero la velocidad de circulación es generalmente menor. Se concibe pues que según el objeto que se persigue, la velocidad de circulación, su densidad y su naturaleza, van a influir en la elección del sistema de alumbrado. 4.3 COMODIDAD La comodidad de un sistema de alumbrado depende del patrón de luminancia, de su uniformidad, del nivel de iluminación, del grado de deslumbramiento, de la disposición y de la naturaleza de las fuentes luminosas. Estos criterios deben ser escogidos de tal manera que reduzcan al mínimo su tensión nerviosa. La noción de comodidad resultante del alumbrado público, no es la misma en las ciudades que en las carreteras. Por otra parte, el hecho de encontrarse en las aglomeraciones urbanas puede aumentar los imperativos de la comodidad. En efecto, es indispensable iluminar también las aceras y fachadas, tener en cuenta el color de la luz con el fin de crear un ambiente luminoso agradable; todo esto evitando el deslumbramiento directo, debido a las fuentes, o indirecto, debido a los objetos brillantes que se encuentran sobre la calzada. A estos diferentes puntos se agregan las nociones de estética que complementan la noción de comodidad. 9 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) En las carreteras y en las vías de penetración, la iluminación debe además asegurar una continuidad óptica para permitir a los conductores circular a buena velocidad observando fácilmente toda la geometría de la vía. 5. CLASIFICACIÓN DE LOS FACTORES QUE INFLUYEN EN LA DETERMINACIÓN DEL ALUMBRADO PÚBLICO Conforme a los objetos definidos anteriormente, la solución de un problema de alumbrado exige el análisis previo de los siguientes puntos: - La complejidad y la velocidad de la vía - Control de tráfico y separación de rutas - Tipos de vías - Tipos de usuarios de la vía Además debe tenerse en cuenta la geometría de la vía (rectilínea, curva, número de carriles de circulación, reglas de tránsito, superficie de la vía, ayudas ópticas que se usan), así como los puntos particulares que se pueden encontrar sobre ella (cruces, puentes, túneles, alrededores, etc) y el gran total del que forma parte el sitio que se piensa iluminar. En principio, todas las vías que responden de la misma manera a los cuatro primeros criterios definidos anteriormente pueden ser iluminadas de manera idéntica. Por consiguiente se pueden agrupar las vías en varios conjuntos que respondan a un tipo de iluminación en función de los fines perseguidos, diferentes para cada uno de ellos pero bien caracterizados para un mismo conjunto. Esta manera de pensar permite dar indicaciones sobre los problemas concretos y proveer al autor del proyecto, de guías suficientes para la adopción de una de las soluciones tipo o de una combinación de ellas. La experiencia, así como el número limitado de los criterios que se juzgan necesarios, incitan sin embargo, a no considerar demasiadas clases diferentes. 6. CLASES DE ILUMINACIÓN Las recomendaciones para escoger un tipo de iluminación se clasifican en cinco clases, M1 a M5, las que dependen y se seleccionan de acuerdo con la función de la vía, densidad, complejidad, separación y existencia de medios para el control del tráfico, tales como las señales y semaforización. Los ejemplos típicos se muestran en la Tabla 1. La descripción de las vías es general de tal manera que pueda aplicarse a los códigos nacionales. Cuando se hace una selección se deben considerar todos los usuarios de la vía, incluyendo a los vehículos motorizados, ciclistas, motociclistas y peatones. 10 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Tabla 1. Clases de iluminación para diferentes tipos de vías Descripción de la vía Clase de iluminación Vías de alta velocidad con calzadas separadas exenta de cruces a nivel y con accesos completamente controlados: autopistas expresas Densidad del trafico y complejidad de la vía (Nota 1) Alto Medio Bajo M1 M2 M3 Vías de alta velocidad, vías con doble sentido de circulación. Control de tráfico (Nota 2) y separación (Nota 3) de diferentes usuarios de la vía (Nota 4) Escaso Suficiente M1 M2 Vías más importantes de tráfico urbano, vías circunvalares y distribuidoras. Control de tráfico y separación de diferentes usuarios de la vía Escaso Bueno M2 M3 Conectores de vías de poca importancia, vías distribuidoras locales, vías de acceso a zonas residenciales. Vías que conducen a las propiedades y a la otras vías conectoras. Control de tráfico y separación de diferentes usuarios de la vía. Escaso Bueno M4 M5 Notas. 1) La complejidad de la vía, se refiere a su infraestructura, movimiento de tráfico y alrededores visuales. Se deben considerar los siguientes factores: número de carriles, inclinación, letreros y señales, entrada y salida de rampas, intersecciones y otros sitios que se cons ideran como áreas conflictivas. Se analizan en el numeral 9 correspondiente a la iluminación de áreas especiales. 2) Control de tráfico, se refiere a la presencia de letreros y señales, así como a la existencia de regulaciones. Los métodos de control son: semaforización, reglas de prioridad, regulaciones de prioridad y señales, avisos y demarcación de la vía. Cuando estos elementos no existen o son esporádicos, el control se considera escaso y vice versa. 3) La separación, puede ser por medio de carriles específicos ó por normas que regulan la restricción para uno o varios de los tipos de tráfico. El menor grado se recomienda cuando existe esta separación. 4) Los diferentes tipos de usuarios de la vía son: automóviles, camiones, vehículos lentos, buses, ciclistas, motociclistas y peatones. De acuerdo con lo anterior se adoptan 5 tipos de iluminación caracterizados por los criterios enumerados en la Tabla 1. En la Tabla 2 se presentan los criterios admitidos. 11 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Tabla 2. Criterios admitidos según el tipo de vía Tipo de vía Vía M1 Vía M2 Vía M3 Vía M4 Vía M5 Velocidad de circulación (V) en km/h Muy importante V > 90 Importante 60 < V < 90 Media 30 < V < 60 Reducida V< 30 Muy reducida Al paso Tránsito de vehículos (T) vehículos/h. Muy importante T > 1000 Importante 500 < T < 1000 Media 250 < T < 500 Reducida 100 < T < 250 Muy reducida T < 100 7. CARACTERÍSTICAS FOTOMÉTRICAS 7.1 PRINCIPIOS DE LA VISIÓN EN ALUMBRADO PÚBLICO El campo visual normal de un conductor comprende en orden de importancia: - La calzada propiamente dicha - Los andenes incluyendo la señalización vial - El cielo incluyendo los puntos luminosos ocasionados por la superficie visible de las luminarias. Los obstáculos eventuales, o cualquier elemento susceptible de ocasionar un obstáculo, deben aparecer claramente visibles en el campo visual. Puesto que la percepción y la velocidad de percepción están en relación directa con la luminancia del campo visual y los factores de contraste, es necesario conocer el mecanismo de formación de las luminancias que intervienen en el proceso. Toda fuente luminosa produce, por reflexión directa y difusa sobre la calzada, una mancha brillante cuyo aspecto depende de los factores que se anotan a continuación: - Naturaleza del revestimiento de la vía: claro u oscuro. - Estado del revestimiento: rugoso, pulido, seco, mojado. - Reparto del flujo luminoso de la luminaria, altura de montaje de la misma y su distancia con relación al observador. - Naturaleza e intensidad de la fuente luminosa. - Condiciones eventuales: hojas, granizo, arena, tierra, etc.. 7.1.1 Toda mancha brillante producida por una fuente se desplaza con el observador, bajo un ángulo muy pequeño. Esta mancha comprende una cabeza cuyo ancho depende principalmente de la rugosidad de la superficie de la vía y una cola que se prolonga más o menos en dirección al observador. La cabeza comienza debajo de la luminaria y casi no se extiende más allá del poste que la soporta. Es tanto más grande cuanto más clara y difusa sea la vía, menos abombada sea la calzada, y cuanto más grande sea la dimensión transversal de 12 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) la luminaria. La cola es tanto más grande cuanto más deslumbrante sea la luminaria y se prolonga también cuando la vía está húmeda o lisa (Véase la Figura 1) Figura 1. Forma de áreas brillantes 13 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 7.1.2 El arte del especialista en iluminación consiste en coordinar los diferentes factores que están bajo su dependencia para garantizar que la repartición y forma de las manchas brillantes producidas por las diferentes luminarias,. dispuestas a los largo de la calzada, tengan por efecto lograr una luminancia uniforme. 7.1.3 El traslape adecuado de las manchas luminosas producidas por las diferentes luminarias dispuestas a lo largo de la calzada aseguran la uniformidad de la luminancia en el revestimiento de la calzada. La relación del intervalo entre los puntos luminosos a su altura, así como la relación del ancho de la calzada a la altura de montaje de la luminaria son los factores predominantes para garantizar una buena uniformidad general y longitudinal. 7.1.4 La luminancia de la vía y de los alrededores depende de la naturaleza de estos espacios y de la distribución de la intensidad luminosa de las luminarias. La luminancia de las aceras generalmente no se calcula a menos que intervenga en la estimación de factores de contraste de un obstáculo que se pueda presentar en esta zona. 7.1.5 La luminancia propia de las luminarias depende de su superficie de repartición de la intensidad luminosa y de su área aparente. Si su orden de magnitud es más elevada que la luminancia de la vía y la de las fachadas, puede ocasionar un efecto de deslumbramiento que reduce las facultades visuales o provoca una sensación de incomodidad que a la larga ocasiona fatiga y cansancio a los usuarios de la vía. 7.1.6 Para los niveles normales de iluminancia y luminancia en alumbrado público, la percepción de los obstáculos se hace generalmente por efecto de silueta. El obstáculo contrasta en silueta negra sobre el fondo del pavimento iluminado. Es muy importante distribuir las luminarias de tal manera que cualquiera que sea la posición del obstáculo y del observador, el fondo sobre el cual el obstáculo se proyecta esté más iluminado que dicho elemento. El fenómeno de visibilidad está en consecuencia íntimamente ligado al contraste de luminancia entre el obstáculo y el fondo sobre el cual el se destaca. 7.1.7 Teniendo en cuenta la incertidumbre respecto a la naturaleza y a las propiedades fotométricas de los obstáculos eventuales, todos los factores que aumenten la sensibilidad de contraste deben tenerse en cuenta y aprovecharse al máximo. Los principales factores son: - En primer lugar la luminancia del fondo debe ser lo suficientemente elevada y uniforme. En las áreas rurales o si los alrededores de las calzadas tienen una luminancia insuficiente, la luminancia de la calzada es el factor preponderante para garantizar la visibilidad. En las ciudades también deben tenerse en cuenta, la luminancia de las fachadas y de los alrededores, entre mayor sea ésta, mayor debe ser la luminancia de la calzada. 14 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA - NTC 900 (Primera actualización) Es conveniente señalar que numerosos experimentos han sido realizados para determinar la incidencia de la luminancia media del revestimiento de la vía sobre la percepción visual. Estos experimentos han sido efectuados por De Boer con observadores fijos y Dunbar a partir de un vehículo en movimiento. Los resultados se presentan en la Figura 2, mediante las curvas 1 y 2 que establecen la variación del contraste mínimo (C) entre la luminancia del objeto (Lo) y la luminancia de fondo (Lf) en función de esta última, en ausencia de todo deslumbramiento. En la gráfica se aprecia que la luminancia media de la vía debe tener un valor de 2 cd/m 2 para asegurar un contraste de 1/3. Este valor corresponde a una norma de seguridad aceptable para garantizar la percepción de un objeto de 0,20 m X 0,20 m a una distancia de 100 m . Debe tenerse en cuenta que el factor de reflexión de los obstáculos que se presentan en alumbrado público es débil y su valor no pasa de 0,15 en el 80 % de los casos. - En segundo lugar la incomodidad ocasionado por el deslumbramiento debe reducirse a un valor mínimo, compatible con las exigencias de la iluminación realizada. 15 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 2. Luminancia de la vía 16 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA 7.2 NTC 900 (Primera actualización) CARACTERÍSTICAS DE LOS REVESTIMIENTOS Los revestimientos de las calzadas presentan una gran diversidad en sus características de reflexión y difusión. Estas características varían con: - la naturaleza del pavimento - su granulación y el método de construcción - el estado de uso y el estado higrométrico (seco o húmedo). 7.2.1 Las características de reflexión influyen directamente sobre el nivel y la repartición de la luminancia. Entre los diferentes revestimientos se distinguen en forma general: los pavimentos claros (factor total de reflexión del orden de 0,20) y los pavimentos oscuros (factor total de reflexión de 0,10); los pavimentos brillantes que presentan un índice de reflexión mixto con tendencia "especular" y los pavimentos mate en los cuales el índice de reflexión es aproximadamente difuso. 7.2.2 El pavimento ideal es de color claro y superficie rugosa, debe presentar una gran resistencia al uso y patinaje de los vehículos y su perfil debe ser tal que las aguas lluvias se evacuen rápidamente. 7.2.3 La iluminación horizontal E en un punto de la calzada no proporciona más que una h indicación de la cantidad de luz que incide o que recibe la calzada en ese punto. Aunque este valor es un elemento numéricamente útil, no proporciona ninguna información sobre la calidad de la instalación de alumbrado público. Basta con comparar una misma vía en estado seco y en estado húmedo: la iluminación y su repartición permanecen idénticas en los dos casos pero el aspecto de la calzada cambia completamente. En alumbrado público lo verdaderamente importante es la visibilidad del usuario de la vía. El conductor que circula sobre una vía iluminada está interesado principalmente en una zona situada entre 60 m y 160 m delante de su vehículo. De manera general se considera que el observador se encuentra ubicado a una altura de 1,5 m respecto a la vía. En consecuencia se deduce que las direcciones de observación en el caso de luminancia están comprendidas entre 0,5° y 1,5° respecto a la calzada. El aspecto de la vía visto bajo estos ángulos, se caracteriza por la luminancia del pavimento que constituye por consiguiente el criterio principal de visibilidad. 7.2.4 En el caso de una fuente de iluminación única K, la luminancia en un punto es proporcional a la densidad del flujo luminoso recibido o a la iluminancia horizontal de acuerdo con la siguiente relación: L = q * Eh Donde: q = es el coeficiente de luminancia en el punto P. Eh = es la iluminancia horizontal en el punto P. 17 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Este coeficiente de luminancia para una calzada dada, es función de la dirección de incidencia de la intensidad luminosa, de la dirección de observación, y de manera general de los cuatro ángulos (α, ß, γ, δ) representados en la Figura 3. q = f (α, ß, γ, δ) 7.2.5 Debe notarse que el ángulo de observación a, en el caso particular del alumbrado público no tiene influencia sobre el valor de q. Se considera que los ojos de un conductor sentado en su vehículo están situados a una altura promedio de 1,50 m respecto a la calzada y él observa la zona de la calzada situada a una distancia entre 60 m y 160 m respecto a su posición. El ángulo a en estas condiciones, está comprendido entre 0,5° y 1,5°. Diferentes investigaciones han mostrado que dentro de este intervalo la dependencia del coeficiente de luminancia q respecto al ángulo a es despreciable para los revestimientos conocidos de manera que las mediciones o cálculos generalmente se efectúan para un valor medio de a igual a un grado. El ángulo de observación en azimut d no interviene sino en los casos de revestimientos no isotrópicos; con calzadas isotrópicas, los ensayos han mostrado que las variaciones de q son muy pequeñas y los errores son mínimos, cuando d es menor a 20 ° que es lo que generalmente se presenta en las vías. 7.2.6 En consecuencia, las propiedades de reflexión de una calzada se dan en una tabla bidimensional, en la cual cada valor corresponde a una combinación de ß y γ, es decir: q =f (ß, γ) Donde ß es el ángulo en azimut entre el plano de incidencia y el plano de observación, y γ es el ángulo de incidencia en el punto P del rayo de intensidad luminosa. A pesar de la importancia del problema de la iluminación en las vías húmedas, las especificaciones de las normas y las recomendaciones se aplican únicamente en revestimientos en estado seco, debido a las dificultades encontradas para definir el grado de humedad de un revestimiento y para establecer una correlación entre este grado de humedad y la luminancia resultante. 7.2.7 Por razones de comodidad en el cálculo, el coeficiente de luminancia q generalmente se reemplaza por el denominado "coeficiente reducido de luminancia". r = q * cos 3g 18 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) y los cálculos de luminancia se efectúan a partir de las siguientes relaciones: L = q* E h L = q* L= I H2 cos 3 γ I ( c γ ) q cos 3 H2 γ( β,γ ) Como la distancia radial entre el punto P y la proyección de la luminaria K sobre el piso K' en la Figura 3, es igual a H tg g, la variable independiente g, es reemplazada por la tangente y las características fotométricas se dan bajo la forma de una tabla bidimensional (matriz del revestimiento). r = f (ß, tg γ) Para cada par de valores discretos de ß y tg g corresponde un valor de r. Este es el método básico para el cálculo de la luminancia en vías públicas. 7.2.8 El coeficiente de luminancia q puede ser objeto de una representación espacial, como se muestra en la Figura 4. La intersección de un rayo definido por el par de valores (ß, γ) con la superficie de la indicatriz definen un segmento cuya longitud representa el valor qo o de r para la dirección de incidencia correspondiente a ese rayo. El conocimiento de la variación del coeficiente de luminancia es indispensable para el cálculo de las luminancias. 7.2.9 Medición de las propiedades de reflexión de un revestimiento La determinación de las características fotométricas de los revestimientos requiere la medición en el sitio o la toma de muestras para posteriores análisis en laboratorios especializados. - Toma de muestra. Se estima que el revestimiento cuya tabla de reflexión va a establecerse debe tener un año de servicio como mínimo, puesto que las características cambian durante los primeros meses de uso. Los sitios para la toma de muestras se seleccionan visualmente teniendo en cuenta el sentido de circulación y adoptando como criterio la representabilidad y homogeneidad de las mismas. Se deben tomar precauciones especiales para evitar cualquier deformación de la muestra en el transporte al laboratorio. Los ensayos y mediciones fotométricas se deben realizar máximo una semana después de tomada la muestra. 19 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 3. Parámetros que intervienen en el coeficiente de luminancia 20 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 4. Distribución espacial del coeficiente de luminancia q. 21 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 7.2.10 Independiente de estos métodos de medición relativamente complejos, numerosos estudios se han efectuado en el plano internacional para permitir la caracterización de un tipo de revestimiento determinado mediante un número reducido de parámetros. Esto conduce a una clasificación general de todo un conjunto de tipos de revestimiento. 7.3 CLASIFICACIÓN DE LAS VÍAS CON RESPECTO A SUS PROPIEDADES REFLECTIVAS (SUPERFICIES SECAS) 7.3.1 Observaciones Generales Un sistema de clasificación para las vías con respecto a sus propiedades reflectivas es muy útil para poder hacer cálculos aproximados de luminancia y conocer el desempeño de las luminarias en las diferentes vías. Por ejemplo en casos donde las propiedades exactas de reflexión de la superficie de una vía específica no sean conocidas. - En la elaboración de un sistema de clasificación debe considerarse que mientras el sistema tenga un número limitado de clases (categorías-grupos) se tiene la gran ventaja de mantener la cantidad necesaria de información en un mínimo, pero por otra parte tiene la desventaja de incrementar los errores en los cálculos de luminancia. Sin embargo, debe notarse que prácticamente todas las superficies de las vías muestran diferencias locales en sus propiedades reflectivas y además se producen cambios en dichas propiedades con el tiempo debido al uso, desgaste y al clima. Para efectos prácticos, es útil tener un sistema de clasificación donde un grupo o una variedad de superficies esté representada por una sola vía clasificada. 7.3.2 Las clases deben ser escogidas de tal manera que: 7.3.2.1 Los parámetros elegidos sean representativos de las vías que prevalecen en la práctica, y 7.3.2.2 Los valores de luminancia, que se encuentran con los diferentes vías de una misma clase, están dentro de los límites aceptables cuando se comparan con los datos, que se encuentran en concordancia con los parámetros representativos de esa superficie de vía. 7.3.3 Descripción de las propiedades de reflexión mediante tres parámetros característicos 7.3.3.1 Como se estableció en el numeral 7.2.7 las propiedades de reflexión de una vía se dan mediante el coeficiente reducido de luminancia r que da origen a las denominadas Tablas R que r = q * cos 3g se representan en forma de tablas bidimensionales. 7.3.3.2 La tablas R se utilizan para el cálculo de la luminancia pero no permiten una comparación fácil entre las diferentes superficies ni dan una impresión general de las características de reflexión de esa calzada. 22 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Hasta el presente se han propuesto numerosos métodos para establecer una descripción de las propiedades totales de reflexión de una superficie mediante un número limitado de parámetros. 7.3.3.3 Investigaciones efectuadas en los últimos años han permitido concluir que un método de clasificación basado en dos parámetros especulares y otro método que tiene en cuenta el grado de claridad de la calzada denominado coeficiente promedio de luminancia, dan una descripción de las calzadas con la suficiente aproximación para permitir el cálculo de la luminancia de una instalación. Las investigaciones también han demostrado que el método únicamente se aplica para calzadas secas. Las características de reflexión cambian cuando las calzadas están húmedas y seguramente se van a necesitar más características para poderlas describir. Actualmente se están estudiando las características descriptivas de estos tipos de calzadas. 7.3.4 Definición de las tres características Las tres características recomendadas para ser utilizadas para describir las propiedades reflectivas de una superficie de una calzada seca son: - El coeficiente promedio de luminancia, Qo - Factor especular 1, S1 - Factor especular 2, S2 Estas características se definen de la siguiente manera: 7.3.4.1 Coeficiente promedio de luminancia Qo = ∫ q * dΩ ∫ dΩ Ωe Ωe El ángulo sólido, Ωe se define con los limites de integración dados en la Figura 5 7.3.4.2 Factor especular S1. S1 = r( 0 ,2 ) r( 0 ,0 ) S2 = Qo r( 0 ,0 ) Donde: r(0,2) = es el valor que cos 3 γ para β = 0 y tg γ = 2 y, r(0,0) = es el valor que cos 3 γ para β = 0 y tg γ = 0 23 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) La siguiente ecuación es la relación entre S2 y el factor especular Kp S 2 = 10 Kp Donde: Kp= log Qo qp ; Kp es el factor especular; qp es el factor de luminancia para incidencia vertical de la luz r(0,0); Qo es el coeficiente promedio de luminancia. 7.3.4.3 Procedimiento estándar para el cálculo de Qo. La fórmula básica para el cálculo de Qo se da en 7.3.4. En la práctica, la integración numérica debe ser utilizada basada en la Tabla R medida, introduciendo así una aproximación. Para poder mantener la aproximación a un nivel aceptable, se recomienda seguir el siguiente método: La Tabla R medida se multiplica, valor a valor, por los factores de peso en la Tabla 3 y con el valor tan (γ). Los valores resultantes se totalizan y su suma se divide entre 9,936 * 107. La tabla de factores de peso se calcula basados en el método de Simpson´s de integración y asumiendo una interpolación cuadrática. Los limites para la integración se indica en la Figura 5. 7.3.4.4 La exactitud del sistema de descripción. Si los cálculos de luminancia para la instalación de alumbrado normal de calzada se basa en las tres características Qo, S1 y S2. Se puede presumir que la exactitud de los cálculos pueden estar entre los siguientes rangos: para la luminancia promedio: ± 3 % (en valor rms) para uniformidad general: ± 4 % (en valor rms) para uniformidad longitudinal: ± 6 % (en valor rms) Nota. Los errores aquí indicados se han determ inado con base en estadísticas por medio de un gran número de cálculos de luminancia. Los cálculos se basaron en Tablas R medidas. Puesto que los errores de medición son inherentes a estas tablas, los errores mencionados anteriormente son debidos tanto a l a inexactitud del sistema descriptivo como a los errores en las mediciones de las Tablas R No ha sido posible aislar el efecto de los dos tipos de error. 7.3.4.5 El uso del sistema descriptivo. El sistema descriptivo está encaminado principalmente a la investigación y desarrollo y como base de cálculos exactos de luminancia, para ser usados en casos donde las aproximaciones inherentes al sistema de clasificación, descrito en el numeral 7.3.5, podrían conducir a inexactitudes no aceptables. Si las tres características van a ser utilizadas como base para los cálculos de luminancia, ellas deben ser determinadas mediante mediciones con un instrumento adecuado sobre la carretera real y una Tabla R adecuadamente seleccionada. 24 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Tabla 3. Factor para el cálculo de Qo 0 .00 .25 .50 .75 1.00 1.25 1.50 1.75 2.00 2.50 3.00 3.50 4.00 4.50 5.00 5.50 6.00 6.50 7.00 7.50 8.00 8.50 9.00 9.50 0.00 0.50 1.00 1.50 2.00 2. 5. 10. 15. 20. 25. 30. 35. 40. 45. 60. 75. 90. 105. 120. 135. 150. 165. 180. 8 32 16 32 16 32 16 32 24 64 32 64 32 64 32 64 32 64 32 64 32 64 32 64 32 64 32 64 16 8 32 16 32 16 32 16 32 24 64 32 64 32 64 32 64 32 64 32 64 32 64 32 64 32 64 32 64 16 32 128 64 128 64 128 64 128 96 256 128 256 128 256 128 256 128 256 128 256 128 256 128 256 128 256 128 256 64 22 88 44 88 44 88 44 88 66 176 88 176 88 176 88 176 88 176 88 176 88 176 88 176 88 176 113 186 69 40 160 80 160 80 160 80 160 120 320 160 320 160 320 160 320 160 320 160 320 160 320 160 320 115 230 80 90 45 20 80 40 80 40 80 40 80 60 160 80 160 80 160 80 160 80 160 105 170 85 80 40 80 -5 -10 -25 0 0 40 160 80 160 80 160 80 160 120 320 160 320 160 320 160 320 160 275 80 90 45 0 0 0 0 0 0 0 0 20 80 40 80 40 80 40 80 60 160 80 160 80 160 105 170 40 35 -25 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 40 160 80 160 80 160 80 160 120 320 160 320 160 320 125 90 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 25 100 50 100 50 100 50 100 75 200 100 200 100 155 5 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 45 180 90 180 90 180 90 180 135 360 120 120 60 75 -15 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 120 480 240 480 240 480 240 480 360 960 510 270 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 60 240 120 240 120 240 120 240 180 480 222 33 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 120 480 240 480 240 480 240 480 360 960 240 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 60 240 120 240 120 240 120 240 180 480 180 -30 -75 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 120 480 240 480 240 480 240 480 360 960 480 690 -30 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 60 240 120 240 120 240 120 240 180 480 240 480 255 135 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 120 480 240 480 240 480 240 480 360 960 480 260 510 372 33 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 60 240 120 240 120 240 120 240 180 480 240 480 222 33 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 60 240 180 240 120 240 120 240 180 480 240 480 120 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 25 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 5. Límites de integración del ángulo sólido Ω e 26 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Nota. Se han propuesto métodos matemáticos para la construcción de una Tabla R a partir de las tres características, pero hasta que no exista mayor evidencia de la viabilidad en la aplicación de estos métodos, se propone la selección de una tabla de entre un gran número de Tablas R con factor especular tan cerca como sea posible que correspondan a los factores especulares en cuestión. Cualquier diferencia en Qo puede ser corregida al reajustar la tabla. 7.3.5 Con el fin de mantener una normalización en la información para el cálculo de una instalación, las calzadas se han clasificado de acuerdo con el valor del factor especular S1 en cuatro tipos denominados R1, R2, R3 y R4. En la Tabla 4 se dan los límites del valor S1 para cada tipo así como los valores típicos para cada una de ellas. Las calzadas normalizadas tipo R correspondientes se muestran en las Tablas 5, 6, 7 y 8. Estas superficies de vía estándar se han aplicado con éxito en varios países durante los últimos años. Para mayores detalles del origen y la aplicación de esas superficies se hace referencia a las publicaciones De Boer/Vermeulen (1967), Erbay (1974) y Massart (1972). Para mayor detalle consultar la lista de referencia de la CIE-30-2. Para el cálculo de la luminancia se debe escoger una de las superficies de vías típicas R1 a R4. En el caso particular donde se conozcan, mediante mediciones, los valores de S1 y Qo de una vía se debe utilizar la tabla cuyo valor de S1 más se aproxime al valor S1 medido en la vía. A menos que se especifique lo contrario, los cálculos de luminancia deben realizarse sobre una superficie de la calzada tipo R3, con un coeficiente de luminancia promedio Qo igual a 0,07 y un grado de especularidad S1 entre 0,85 y 1,35, parámetros correspondientes a una calzada con superficie de rodamiento en asfalto normal de textura gruesa y pulida. En la Tabla 9 se dan las características de los materiales y terminados para cada tipo de calzada estándar R1 a R4. Tabla 4. Límites del valor S1 Valor normalizado de S 1 Límite kp límite kp R1 S1 < 0,42 kp < 0,22 S1 S2 Qo 0,18 0,25 153 0,10 R2 0,42 S1 < 0,85 0,22 kp < 0,33 0,25 0,58 1,80 0,07 R3 0,85 S1 < 1,35 0,33 kp < 0,44 0,38 1,11 2,38 0,07 0,48 1,55 3,03 0,08 R4 1,35 S1 0,44 27 kp NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Tabla 5. Tabla para la superficie normalizada R1 Qo = 0,10, S1 = 0,25, S2 = 1,53 0 0 0,25 0,5 0,75 1 1,25 1,5 1,75 2 2,5 3 3,5 4 4,5 5 5,5 6 6,5 7 7,5 8 8,5 9 9,5 10 10,5 11 11,5 12 655 619 539 431 341 269 224 189 162 121 94 81 71 63 57 51 47 43 40 37 35 33 31 30 29 28 27 26 25 2 655 619 539 431 341 269 224 189 162 121 94 80 69 59 52 47 42 38 34 31 28 25 23 22 20 18 16 15 14 5 10 15 20 25 30 35 40 45 60 75 90 105 120 135 150 165 180 655 619 539 431 341 269 224 189 157 117 86 66 55 43 36 31 25 22 18 15 14 12 10 9,0 8,2 7,3 6,6 6,1 5,6 655 619 539 431 341 260 215 171 135 95 66 46 32 24 19 15 12 10 8,1 6,9 5,7 4,8 4,1 3,7 3,2 3,0 2,7 2,4 2,2 655 610 539 431 323 251 198 153 117 79 49 33 23 17 14 11 8,5 6,7 5,6 4,7 4,0 3,6 3,2 2,8 2,4 2,2 1,9 1,7 1,6 655 610 539 431 323 242 180 139 108 66 41 28 20 14 12 9,0 7,2 5,8 4,8 4,0 3,6 3,1 2,8 2,5 2,2 1,9 1,7 655 610 521 431 305 224 171 130 99 60 38 25 18 13 10 8,1 6,5 5,2 4,4 3,8 3,2 2,9 655 610 521 431 296 207 162 121 94 57 36 23 16 12 9,0 7,8 6,3 5,0 4,2 655 610 521 431 287 198 153 117 90 54 34 22 15 12 9,0 7,7 6,2 655 610 521 431 287 189 148 112 85 52 33 22 14 11 8,8 7,7 655 610 521 395 278 189 144 108 85 51 32 21 14 11 8,7 655 610 503 386 269 180 144 103 83 50 31 21 14 11 8,7 655 610 503 371 269 180 139 99 84 51 31 22 15 12 9,0 655 601 503 371 269 180 139 99 84 52 33 22 17 13 10 655 601 503 371 269 180 139 103 86 54 35 24 19 14 11 655 601 503 371 269 180 144 108 90 58 38 27 20 14 13 655 601 503 371 269 189 148 112 94 61 40 29 22 16 14 655 601 503 386 278 198 153 121 99 65 43 31 23 17 15 655 601 503 395 278 207 162 130 103 69 47 34 25 19 16 655 601 503 395 278 224 180 139 111 75 51 38 27 21 16 28 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Tabla 6. Tabla para la superficie normalizada R2 Qo = 0,07, S1 = 0,58, S2 = 1,80 0 0 0,25 0,5 0,75 1 1,25 1,5 1,75 2 2,5 3 3,5 4 4,5 5 5,5 6 6,5 7 7,5 8 8,5 9 9,5 10 10,5 11 11,5 12 2 5 10 15 20 25 30 35 40 45 60 75 90 105 120 135 150 165 180 390 411 411 379 335 303 271 249 227 195 160 146 132 118 106 96 87 78 71 67 63 58 55 52 49 47 44 42 41 390 411 411 379 335 303 271 238 216 190 155 131 113 95 81 69 58 50 43 38 33 28 25 23 21 18 16 14 13 390 411 411 379 335 292 260 227 195 146 115 87 67 50 38 29 22 17 14 12 10 8,7 7,4 6,5 5,6 5,0 4,4 4,0 3,6 390 411 411 369 325 271 227 195 152 110 67 41 27 20 14 11 8,0 6,1 4,9 4,1 3,4 2,9 2,5 2,2 1,9 1,7 1,6 1,5 1,4 390 411 403 357 292 238 179 152 117 74 43 25 15 12 8,2 6,3 5,0 3,8 3,1 2,6 2,2 1,9 1,7 1,5 1,4 1,3 1,2 1,1 1,1 390 411 403 346 291 206 152 124 95 58 33 18 12 8,9 6,3 5,1 3,9 3,1 2,5 2,1 1,8 1,6 1,4 1,3 1,2 1,2 1,1 390 411 384 325 260 184 141 106 80 48 26 15 10 7,4 5,4 4,4 3,5 2,8 2,3 1,9 1,7 1,5 390 411 379 303 238 152 119 91 67 40 21 13 9,4 6,6 5,0 4,1 3,4 2,7 2,2 390 411 370 281 216 130 108 78 61 35 18 12 8,7 6,3 4,8 3,9 3,2 390 411 346 260 195 119 93 67 52 30 17 11 8,2 6,1 4,7 3,8 390 379 325 238 173 108 80 61 45 27 16 11 7,9 5,7 4,5 390 368 303 216 152 100 76 52 40 24 16 11 7,6 5,6 4,4 390 357 281 206 152 103 76 54 41 26 17 11 7,9 5,8 4,8 390 357 281 206 152 106 80 58 45 28 17 11 8,7 6,3 5,2 390 346 271 206 152 108 84 63 49 30 18 12 9,6 7,1 6,2 390 346 271 206 152 108 87 67 52 33 21 14 11 8,4 7,4 390 346 271 206 141 114 89 69 54 35 22 15 12 10 8,5 390 335 260 206 141 114 91 71 56 38 24 17 13 12 9,5 390 335 260 206 141 119 93 73 57 40 26 18 15 13 10 390 335 260 206 141 119 95 74 58 41 27 21 17 14 11 29 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Tabla 7. Tabla para la superficie normalizada R3 Qo = 0,07, S1 = 1,11, S2 = 2,38 0 0 0,25 0,5 0,75 1 1,25 1,5 1,75 2 2,5 3 3,5 4 4,5 5 5,5 6 6,5 7 7,5 8 8,5 9 9,5 10 10,5 11 11,5 12 2 5 10 15 20 25 30 35 40 45 60 75 90 105 120 135 150 165 180 294 326 344 357 362 357 353 339 326 289 253 217 190 163 145 127 113 104 95 87 83 78 73 69 65 62 59 56 53 294 326 344 353 362 357 348 335 321 280 235 194 163 136 109 94 77 68 60 53 47 42 38 34 32 29 26 24 22 294 321 339 353 352 348 326 303 280 222 163 122 90 73 60 47 36 30 24 21 17 15 12 9,9 9,0 8,0 7,1 6,3 5,6 294 321 339 339 326 298 267 231 190 127 85 60 43 31 24 18 15 11 8,5 7,1 6,1 5,2 4,3 3,8 3,3 3,0 2,6 2,4 2,1 294 317 326 321 276 244 217 172 136 86 53 35 26 20 16 14 11 8,3 6,5 5,3 4,4 3,7 3,2 3,5 2,4 2,1 1,9 1,8 1,8 294 312 317 303 249 208 176 127 100 65 38 25 20 15 12 9,9 9,0 6,4 5,2 4,4 3,6 3,1 2,4 2,2 2,0 1,9 1,8 294 308 308 285 226 176 145 104 82 54 31 22 16 12 9,0 7,7 8,0 5,1 4,3 3,6 3,1 2,6 294 308 298 267 204 154 117 89 71 44 25 19 14 9,9 8,2 6,9 6,5 4,3 3,4 294 303 289 244 181 136 100 79 62 38 23 16 12 9,0 7,7 6,1 5,1 294 298 276 222 158 118 86 70 54 34 20 15 9,9 8,3 6,8 5,7 294 294 262 204 140 104 78 62 48 25 18 13 9,0 7,7 6,1 294 280 235 176 118 83 72 51 39 23 15 9,9 7,4 5,4 4,3 294 271 217 158 104 73 60 45 34 22 15 9,0 7,0 4,8 3,2 294 262 204 149 100 70 57 44 34 23 14 9,0 7,1 4,9 3,3 294 258 199 149 100 71 58 45 34 24 15 9,9 7,5 5,4 3,7 294 253 199 149 100 74 60 46 35 24 15 11 8,3 6,1 4,3 294 249 199 145 100 77 60 45 36 24 16 11 8,7 7,0 5,2 294 244 199 136 100 77 60 45 36 24 16 12 9,0 7,7 6,5 294 240 194 136 100 77 61 46 37 24 17 12 9,0 8,3 6,9 294 240 194 140 100 78 62 47 38 25 17 13 9,9 8,5 7,1 30 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Tabla 8. Tabla para la superficie normalizada R4 Qo = 0,08, S1 = 1,55, S2 = 3,04 0 0 0,25 0,5 0,75 1 1,25 1,5 1,75 2 2,5 3 3,5 4 4,5 5 5,5 6 6,5 7 7,5 8 8,5 9 9,5 10 10,5 11 11,5 12 2 5 10 15 20 25 30 35 40 45 60 75 90 105 120 135 150 165 180 264 297 330 376 396 403 409 409 409 396 370 343 317 297 277 257 244 231 218 205 193 184 174 169 164 158 153 149 145 264 317 343 383 396 409 396 396 383 356 304 271 238 211 185 161 140 122 106 94 82 74 66 59 53 49 45 41 37 264 317 343 370 396 370 356 343 317 264 211 165 132 106 79 59 46 37 32 26 22 19 16 13 12 11 9,5 8,4 7,7 264 317 343 350 330 310 284 251 224 152 95 63 45 33 24 19 13 11 9,0 7,5 6,3 5,3 4,6 4,1 3,7 3,3 3,0 2,6 2,5 264 317 330 330 290 251 218 178 145 100 63 40 24 17 13 9,9 7,7 5,9 5,0 4,4 3,7 3,2 2,8 2,5 2,2 2,1 2,0 1,7 1,7 264 310 310 304 251 211 172 139 106 73 44 26 16 11 8,3 7,1 5,7 4,6 3,8 3,3 2,9 2,5 2,1 2,0 1,7 1,7 1,7 264 304 297 277 218 178 139 108 86 55 30 19 13 9,2 7,0 5,7 4,8 3,7 3,2 2,8 2,4 2,1 264 290 284 251 198 152 115 88 71 45 25 15 11 7,9 6,3 5,0 4,1 3,2 2,6 264 284 277 231 185 132 100 75 59 37 21 13 9,6 7,3 5,7 4,6 3,8 264 277 264 211 165 115 88 66 53 32 17 12 9,0 6,6 5,1 4,2 264 271 251 198 145 103 79 59 45 28 16 11 8,4 6,3 5,0 264 244 218 165 112 77 61 44 33 21 13 9,8 7,5 6,1 5,0 264 231 198 139 86 66 50 37 29 20 12 9,1 7,4 6,1 5,1 264 224 185 132 86 65 50 37 29 20 12 8,8 7,4 6,2 5,4 264 224 178 132 86 65 50 37 29 20 13 8,8 7,5 6,5 5,5 264 218 172 125 86 63 50 38 30 21 13 9,4 7,9 6,7 5,8 264 218 172 125 86 65 52 40 32 22 15 11 8,6 7,1 6,1 264 211 165 125 87 66 55 41 33 24 16 12 9,4 7,7 6,3 264 211 165 119 87 67 55 42 34 25 17 13 11 8,7 6,9 264 211 165 119 87 68 55 45 37 26 19 15 12 9,6 7,7 31 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Tabla 9. Designación aproximada de las superficies en las clases típicas Clase Descripción R1 - - superficies asfálticas (pavimentos bituminosos que contienen del 10 % al 15 % de abrillantadores artificiales. - Hormigón bituminoso grueso y rugoso rico en gravas (más del 60 %) de tamaños iguales o mayores de 10 mm. - Asfalto mástico después de ser tratado. Se conoce también como asfalto mástico en estado nuevo. - Hormigón bituminoso (asfalto frío, asfalto cemento) con tamaño de grava superior a 10 mm con textura rugosa. - Superficies tratadas con textura rugosa pero pulimentada. - Asfalto mástico después de varios meses de uso. - 7.4 Superficies con textura rugosa que contiene agregados normales - R4 Superficies de calzada de hormigón de cemento - R3 Superficies que contienen gravas que cubren más del 80 % de la superficie de la calzada y las gravas constan de gran cantidad de material claro, o de abrillantadores o están compuestas al 100 % de anortositas muy brillantes . R2 Superficies de asfalto con un mínimo del 15 % de materiales abrillantadores o materiales artificiales claros o al menos un 30 % de anorsitas muy brillantes Superficies con textura bastante suave o pulimentada. REQUISITOS PARA EL TRÁFICO MOTORIZADO - CONCEPTO DE LUMINANCIA Los criterios de control son: - Nivel de luminancia y uniformidad de la calzada - Iluminación de los alrededores de la vía. - Limitación del deslumbramiento, tanto el deslumbramiento enceguesedor como el de incomodidad. - Guía visual. La descripción numérica de los tres primeros criterios y los valores para ellos bajo diferentes situaciones de tráfico se dan en la Tabla 10. 7.4.1 Luminancia promedio de la calzada ( L ) Este es el valor mínimo que debe ser mantenido a lo largo de la vida de la instalación y depende de la distribución de la luz de la luminaria, el flujo luminoso de las bombillas y de las propiedades de reflexión de la calzada. Valores superiores pueden aceptarse si ellos pueden justificarse económicamente. 32 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) El cálculo y la medición de la luminancia promedio de la calzada deben efectuarse de acuerdo con la norma CIE 30-2. Los valores calculados deben tener en cuenta la luminaria y los factores de mantenimiento de la bombilla. Los factores de mantenimiento de la luminaria varían de acuerdo con el intervalo de limpieza escogido, la polución atmosférica y la calidad del sellado del compartimiento óptico de la luminaria. Sus valores pueden establecerse mediante mediciones de campo. Los factores de mantenimiento del flujo luminoso de la bombilla varían de acuerdo con el tipo de bombilla y su potencia. Estos valores generalmente son suministrados por el fabricante de bombillas. Tabla 10. Criterios de control Zona de aplicación Clase de iluminación Todas las vías Todas las vías Todas las vías Vías sin ó con pocas intersecciones Vías con calzadas peatonales no iluminadas Lav (cd/m 2) Mínimo mantenido Uo Mínimo T.I.(%) Máximo inicial UI Mínimo SR Mínimo Numeral 3.4.2 Numeral 3.4.3 Numeral 3.4.4 Numeral 3.4.5 Numeral 3.4.1 M1 2,0 0,4 10 0,5 a 0,7 1) 0,5 M2 1,5 0,4 10 0,5 a 0,7 1) 0,5 M3 1,0 0,4 10 0,5 0,5 M4 0,75 0,4 15 N.R. N.R. M5 0,5 0,4 15 N.R. N.R. Notas. 1) 0,7 es para vías de alta velocidad con calzadas separadas, exentos de cruces a nivel y con accesos completamente controlados. Autopistas expresas. 2) N.R.: No requiere 7.4.2 Uniformidad general de luminancia de la calzada (Uo) Es la relación entre la luminancia mínima a la luminancia promedio de la vía y es medida de acuerdo con la norma C.I.E. 30-2. Su valor depende de los mismos factores de luminancia promedio. Este criterio es importante puesto que controla la visibilidad mínima en la vía, pero también afecta el confort. 7.4.3 Incremento de umbral (TI) Es una medida de la pérdida de visibilidad causada por el deslumbramiento enceguecedor (inclinada Glare) debido a las luminarias. La fórmula a partir de la cual se calcula, se basa en el incremento del porcentaje en la diferencia de luminancia necesaria para volver a ver el objeto en presencia del deslumbramiento, respecto a la diferencia de luminancia necesaria para ver el objeto en ausencia de deslumbramiento, es decir cuando las luminarias son apantalladas con respecto al observador. 33 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) TI = ∆ L o= ∆LG - ∆ L o x 100 ∆ Lo Lf - L o Lc , en valor absoluto ∆ LG = L f - Lo L f + Lv Donde: Lf = luminancia del fondo (vía) Lo = luminancia del objeto ∆Lo = diferencia de luminancia justa para ver el objeto (umbral) Lv = luminancia de velo deslumbramiento ∆LG = diferencia de luminancia necesaria para ver el objeto en presencia del deslumbramiento equivalente, causado por la presencia del El procedimiento matemático se da en el numeral 2.3 de la CIE 31, y el cálculo se efectúa para una luminaria limpia equipada con una bombilla que emite el flujo luminoso inicial. El deslumbramiento enceguecedor resulta de la dispersión de la luz en el ojo que ocasiona una reducción del contraste en la imagen del objeto que se forma en la retina. El efecto se explica como una superposición de una luminancia de velo uniforme sobre la escena, la que se cuantifica como una luminancia equivalente de velo cuya magnitud depende de la iluminación en el ojo del observador ocasionada por las luminarias y los ángulos bajo los cuales el observador ve las luminarias. El grado del deslumbramiento enceguecedor aumenta con la luminancia equivalente de velo y decrece como una función de la luminancia promedio de la vía. TI = 65 Lv ( L ) 0 ,8 El TI se calcula en la condición más desfavorable, es decir, con las luminarias limpias y con el flujo inicial de la bombilla 7.4.4 Uniformidad longitudinal sobre la calzada (UL) Es la relación entre la luminancia mínima y la luminancia máxima, medidas o calculadas sobre uno o varios ejes paralelos al eje principal de la vía. Se mide o se calcula de acuerdo con CIE 30-2 y su valor depende de los mismos factores que L. Este es un criterio que se relaciona principalmente con el confort y tiene como fin impedir la repetición de zonas de alta y baja luminancia sobre la calzada de la vía. Este concepto se aplica para secciones extensas y continuas de una vía. 7.4.5 Relación de alrededores (SR) 34 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Una de las metas principales en iluminación de vías es crear una superficie clara sobre la vía contra la cual pueden verse los objetos, sin embargo, las partes superiores de los objetos altos que están sobre la vía y los que están en el borde de la misma, particularmente en las secciones curvas, se ven contra los alrededores en la vía. En consecuencia, una iluminación adecuada en los alrededores ayuda al conductor a percibir más fácilmente el entorno y efectuar las maniobras de seguridad que sean requeridas. La función de la relación de alrededores es la de asegurar que la luz dirigida al entorno, sea lo suficiente para que los objetos que están en esos lugares sean visibles. Esta iluminación beneficia también a los peatones, cuando existe una vía peatonal. En los casos donde exista una iluminación propia de los alrededores, la utilización de la relación SR no es necesaria. El valor de SR es la relación entre luminancia promedio sobre franjas de 5 m de ancho o menores si la zona no lo permite, adyacentes a los dos lados de la calzada, a la luminancia promedio de franjas adyacentes de 5 m de ancho o de la mitad del ancho de la calzada (la que sea menor). Para calzadas de doble sentido de circulación, las dos calzadas se consideran como una sola al menos que estén separadas por más de 10 m. 7.4.6 Condiciones de las calzadas mojadas Cuando la superficie de la calzada está mojada, ella tiende a comportarse más como un reflector especular que como difuso. Las partes brillantes de la vía disminuyen en área y aumentan en luminancia y recíprocamente para áreas oscuras. El resultado es una disminución severa en la uniformidad de luminancia lo que ocasiona que la visibilidad de la vía también se ve afectada en forma negativa. En los países donde la vía permanece mojada la mayoría del tiempo, se debe seleccionar una distribución luminosa que minimice este efecto . La norma CIE 47, da detalles para calcular Uo para condiciones de calzadas mojadas. Además, cuando sea posible, debe considerarse la utilización de materiales permeables para la construcción de la calzada. Para calzadas mojadas, Uo debe ser superior a 0,15 para la geometría de la vía, matriz de reflexión seleccionada y luminaria utilizada. Además, debe cumplir con los criterios de la Tabla 10 para calzadas secas. 7.4.7 Recomendaciones para guía visual No existe ningún método para cuantificar la guía visual directa (la luz directa proveniente de las luminarias puede ayudar al conductor delineando la configuración de la vía, esto es muy útil en vías periféricas, áreas de confluencia y muy contaminadas o con neblina) pero existen ciertas consideraciones prácticas que sirven de ayuda. Algunas veces los patrones de distribución de la luz de las luminarias pueden ser engañosos. Esta puede obviarse en el estado de diseño considerando el patrón de distribución en perspectiva, es decir, cómo aparecen al usuario tanto el alineamiento como la disposición o colocación de las luminarias. La guía visual directa puede enfatizarse cambiando color de la fuente luminosa en los cruces viales etc. 7.4.8 Deslumbramiento 35 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 7.4.8.1 Deslumbramiento de incomodidad. Hasta el presente no se ha desarrollado ningún método satisfactorio para cuantificar este tipo de deslumbramiento en vías. anteriormente se utilizó el índice G ó marca de control del deslumbramiento CIE 31 pero se presentaron anomalías o incertidumbres en su aplicación. Las evidencias en el campo sugiere que las instalaciones diseñadas de acuerdo con las especificaciones del TI de la Tabla 10 son adecuadas respecto al deslumbramiento de incomodidad. Entornos brillantes, tales como edificios iluminados tienden a mitigar el deslumbramiento de incomodidad pero como la iluminación de edificios es variable y puede ser apagada durante la noche, no es recomendable incluirla en el diseño de la iluminación de vías. 7.4.8.2 Deslumbramiento Incapacitivo. El método para evaluar el deslumbramiento incapacitivo se basa en la fórmula Holladay, que fue reconfirmada y se encontró que era aplicable también para niveles bajos de iluminación (Adrián 1961 y 1975, Fisher y Christie 1965, Fray 1955, Hartmann 1963 y 1968). Según esta fórmula, el efecto de deslumbramiento se describe como una luminancia resultante, uniforme, como resultado de la luz dispersa en el ojo, que se sobrepone la imagen del objeto de la retina reduciendo así el contraste. La luminancia de velo (Lv) equivalente Veiling que es el brillo superimpuesto en la imagen que se forma en la retina y que reduce su contraste. Este efecto de velo es producido por áreas o superficies brillantes en el campo visual que disminuye la visibilidad y la visión, Lv 1 en cd/m² se puede expresar por: 1 Lv = K E G φ2 Donde: K = para efectos prácticos, se toma como 10 (con dimensiones grados 2/ estereoradianes) cuando f se expresa en radianes 2 EG = la iluminación en el ojo del observador, producida por la fuente de deslumbramiento en el plano perpendicular a la línea visual expresada en lux. φ2 = ángulo entre la dirección de visión y la dirección de la luz incidente desde la fuente de deslumbramiento (grados). 1 El exponente de f es válido desde aproximadamente 1,5° hasta 60° (0,025 radianes a 1,00 radianes). Para garantizar que el ángulo nunca sea inferior al límite más bajo, la dirección de la vista del observador se debe elegir paralela al eje de la vía y dirigirse primero hacia abajo de la horizontal. Esto coincide con la geometría de las observaciones normalizadas para mediciones de luminancia promedio. Para ángulos más pequeños, el exponente de f difiere considerablemente (Fry 1955, Hartmann 1968). Para propósitos de evaluación del deslumbramiento en iluminación de vía, se puede despreciar la menor influencia que tenga la longitud de la fuente de deslumbramiento sobre el exponente de φ el tamaño y el nivel de luminancia en K. 1 En publicaciones anteriores se ha utilizado el símbolo (Lx)eq 2 El valor de K está influenciado por varios factores, de los cuales la edad del observador es el más significativo (Christie and Fischer, 1965). 36 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Para una instalación total las iluminaciones individuales equivalentes que producen el efecto "inclinada" de cada luminaria, se deben adicionar como se indica a continuación: n Lvtotal = ∑ Lvi i= 1 Todos los cálculos de deslumbramiento se hacen estando el punto de observación en una cuarta parte del ancho de la vía, medido desde el lado derecho hacia el eje de la vía. Se asume que el ángulo de apantallamiento del techo de un automotor es 20°, lo que significa que las bombillas colocadas sobre el plano inclinado p en la Figura 6, no están incluidos en los cálculos de deslumbramiento. Además, se asume que el observador siempre está mirando a un punto de la carretera, que está 90 m adelante de él y colocado a la misma distancia que él, del lado de la carretera. Hay varios métodos para calcular la luminancia inclinada, que comprenden valores máximos (Adrián, Schreuder) y valores promedio de tiempo (Fisher, Dittrich y otros) de deslumbramiento. 7.5 CLASIFICACIÓN DE LUMINARIAS 7.5.1 Según CIE En la primera edición de la CIE 12 se usaron los términos "cut-off", “semi-cut-off” y "non-cut-off" para describir el tipo de distribución de intensidad luminosa producido por las luminarias utilizadas en el alumbrado de vías. Figura 6. Plano inclinado para evaluación deldeslumbramiento El que una determinada luminaria quede clasificada dentro de una cualquiera de esas tres categorías depende de las intensidades luminosas proporcionadas por ella en ángulo de 80° y 90°, medidos en elevación desde el nadir, y de la dirección de la intensidad máxima. Esta clasificación de la distribución de intensidad de una luminaria se aprovechó entonces como 37 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) medio de describir la limitación del deslumbramiento. Pero en las nuevas recomendaciones de la CIE la limitación del deslumbramiento se da en función de los parámetros que determinan directamente el efecto del deslumbramiento molesto y el de incapacidad. Por consiguiente, la CIE ya no usa las especificaciones de distribución de intensidad luminosa en función de "cut-off", "semi-cut-off" y "non-cut-off". En el informe técnico de la CIE se ha presentado un nuevo método de clasificación de luminarias, pero únicamente para permitir hacer una descripción, en términos generales, del tipo de distribución de intensidad luminosa. De este modo, cada tipo de luminaria, de acuerdo con esa clasificación, puede utilizarse para cualquier aplicación, con tal que dicha luminaria cumpla las exigencias correspondientes de nivel de luminancia, uniformidad y limitación de deslumbramiento necesarias para la aplicación especifica para la cuál se está utilizando. La nueva clasificación de luminarias de la CIE se basa en tres propiedades fundamentales de las luminarias: a) La distribución luminosa de la luminaria en sentido longitudinal se denomina "alcance" de la luminaria. b) La distribución luminosa en el sentido transversal de la calzada se denomina "dispersión". c) La facilidad de poder controlar el deslumbramiento producido por la luminaria se denomina "control". a) Alcance El alcance se define mediante el ángulo de elevación (medido hacia arriba desde el nadir) del centro del haz, g máx y es el medio entre los dos ángulos de elevación correspondiente al 90 % del la intensidad máxima, tal como se ilustra en la Figura 7. Los grados de "alcance" se definen como sigue: γ máx < 60°: alcance corto 60° ≤ γ máx ≤ 70°: alcance intermedio γ máx > 70°: alcance largo El alcance se calcula como: γ1 + γ 2 =γ 2 b) max = Alcance Dispersión La dispersión se define mediante la posición de la línea-paralela al eje de la calzada-tangente al contorno de la curva correspondiente al 90 % del Imáx en la calzada. Pueden encontrarse dos de estas líneas, de las cuales se tomará la más alejada, como se indica en la Figura 8. La posición de esta línea queda mostrada por el ángulo γ90, comprendido entre la normal y la dirección desde la 38 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) luminaria hasta esa línea, en el plano perpendicular al eje de la calzada (plano C90). De la Figura 8 se deduce que γ90= arctg b/h. Los tres grados de dispersión se definen como sigue: γ90 < 45°: dispersión estrecha. 45° ≤ g90 ≤ 55°: dispersión media γ90 > 55°: dispersión ancha Tanto el alcance como la dispersión de una luminaria se pueden determinar más fácilmente partiendo del diagrama isocandela en proyección acimutal. Este método se ilustra en la Figura 9. c) El control El control queda definido por el índice específico de la luminaria, SLI. es la parte del índice de deslumbramiento G determinada únicamente por las propiedades de la luminaria. En las hojas de características fotométricas se da el valor numérico del SLI de las luminarias. También en el caso del control hay que distinguir tres grados: SLI < 2: Control Limitado 2 ≤ SLI ≤ 4: Control moderado SLI > 4: Control intenso Las diferencias del SLI de cada grupo, sobre todo en el de "control intenso", son tan grandes aún que conviene comprobar el valor del SLI de las luminarias del mismo grupo y anotar las diferencias. Es importante poner de relieve otra vez que la clasificación anterior trilateral de la CIE para las luminarias, aunque da utilidad como indicación de la adecuación de una luminaria para distintas aplicaciones, no debe ser utilizada como referencia de exigencias de calidad. Una instalación que consista, por ejemplo, en luminarias del tipo de control limitado montadas en postes puede traducirse en una limitación del deslumbramiento mejor que otra formada por luminarias de control intenso con mejor altura de montaje. 39 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 7. Curva de intensidad en el plano de máxima intensidad luminosa, en el que se da una indicación del ángulo γ máx para la determinación del alcance Figura 8. Diagrama isocandela relativo proyectado en la calzada, en el que se incluye una indicación del ángulo γ 90 para la determinación de la dispersión Figura 9. Diagrama isocandela relativo proyección azimutal, que incluye una indicación de los ángulos γ m´x y γ 90 para la determinación del “alcance” y la “dispersión”. 40 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) El SLI está dado por la siguiente fórmula : SLI = 13,84 - 3,31 log (I80) + 1,3 (log(I80/I88))0,5 - 0,08 log(I80/I88) + 1,29 log (F) + C Donde: intensidades luminosas correspondientes a ángulos γ80 y γ88 dentro del plano C = 0° , los cuales son considerados como críticos. I80/I88: F : es la superficie aparente de la parte iluminada de la luminaria, o sea el reflector, visto desde el plano C = 0° y g = 76° expresada en m 2 C : factor cromático del tipo de fuente luminosa para sodio baja presión C = 0,4 para otra tipo de fuentes C = 0. Esta fórmula solo es cierta si se cumplen los siguientes límites: 50 cd < I80 < 7000 cd 1 < I80/I88 < 50 7 x 10-3 m 2 < F < 4 x 10-1 m 2 7.5.2 Según IES Las luminarias pueden clasificarse según la forma de distribución vertical y lateral del flujo luminoso y el grado de apantallamiento del flujo emitido. Esta clasificación tiene por objeto ayudar para la obtención de una iluminación con el nivel adecuado, la uniformidad requerida y dentro de los valores de deslumbramianto aceptables, según las características de la vía. 7.5.2.1 Las luminarias se clasifican según la ubicación de la máxima intensidad luminosa, en un diagrama Isocandela. - Según la distribución vertical del flujo luminoso. Tipo de distribución Intensidad luminosa máxima Corta entre 1 AM - LTC 1) y 2,25 AM - LTC 1) Media entre 2,25 AM - LTC 1) y 3,75 AM - LTC 1) Larga entre 3,75 AM - LTC 1) y 6 AM - LTC 1) (1) AM significa altura de montaje, LTC significa líneas transversales de calzada 41 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA - NTC 900 (Primera actualización) Según la distribución lateral del flujo. Tipo de luminaria Ι Intensidad luminosa máxima entre 1 AM - LLC1) y 1 AM - LLC1) ΙΙ ΙΙΙ ΙV entre 1 AM - LCC1) y 1,75 AM - LCC1) entre 1,75 AM - LCC1) y 2,75 AM - LCC1) mas allá de la línea 2,75 AM - LCC1) 1) AM significa altura de montaje, LLC significa líneas longitudinales de calzada. - Según el grado de apantallamiento del φL Esta dado por el valor de los lúmenes nominales de la fuente luminosa, más allá de determinados ángulos de distribución vertical del φ. - Antideslumbrante (Cut-off) cuando la intensidad luminosa, no excede numéricamente el 5 % de los lúmenes nominales de la fuente a 90° y 10 % a 80°, de acuerdo con la distribución vertical del φL. Prácticamente se suprimen las radiaciones luminosas en un ángulo superior a 75°. - Semideslumbrante (semi - Cut-off) cuando la intensidad luminosa no excede al 3 % de los lúmnes nominales de la fuente a 90° y 20 % a 80° prácticamente se suprimen las radiaciones luminosas para ángulos superiores a 80° - 85°. - Deslumbrante (Non - Cut-off) Cuando la intensidad luminosa excede los valores anteriores, no existiendo una limitación de la intensidad luminosa. Prácticamente no se suprimen las radiaciones luminosas. Por debajo de la horizontal y la intensidad luminosa sobre los 85° respecto a la vertical, puede llegar a ser de 1/2 a 1/3 l máxima. El que una determinada luminaria quede clasificada dentro de una las tres categorías anteriores, depende de las intensidades luminosas proporcionadas por ella en ángulos de 80° y 90° (medias en elevación desde el nadir), y la dirección de la intensidad máximo de la luminosa. La inclinación y posición de la bombilla dentro del reflector de la luminaria, modifica las características de distribución luminosa y se debe tener en cuenta en los diseños. 42 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 10. Según IES 43 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA 8. SISTEMAS DE EJECUCIÓN 8.1 NTC 900 (Primera actualización) FUENTES LUMINOSAS Las consideraciones siguientes permiten al usuario tener una idea de las ventajas o inconvenientes que prestan las fuentes luminosas comúnmente utilizadas para alumbrado público, en la Tabla 11 se encuentra la síntesis de toda la información presentada a continuación. 8.1.1 Bombillas de mercurio de alta presión Está conformada por 2 tubos. Un bulbo exterior de vidrio borosilicato y otro interior llamado tubo de arco o tubo de descarga fabricado en cuarzo, este contienen los electrodos, el mercurio y una pequeña cantidad de gas argón y neón. El bulbo exterior generalmente se llena con nitrógeno y sirve para proteger el tubo de arco contra el deterioro y la corrosión atmosférica, regula además la temperatura de funcionamiento del tubo de arco, tiene también un recubrimiento interior de material fluorescente con el fin de mejorar el color del espectro luminoso convirtiendo gran parte de la energía ultravioleta irradiada por el arco, en luz visible predominante en la legión roja del espectro. El arco del tubo de descarga de la lámpara produce un espectro discreto con rayos de emisión dentro de la banda visible, con longitudes de onda amarillo, azul y verde, con ausencia de radiación roja y emite una parte importante de su energía en la región ultravioleta. Cuando estas bombillas trabajan en posición horizontal, la potencia, emisión luminosa y eficiencia disminuyen ligeramente, ya que la descarga del arco en esta posición, tiende a colocarse en la parte superior quedando mas cerca de la pared del tubo, lo que reduce ligeramente la presión del vapor en el arco. 8.1.2 Bombillas de luz mixta Aparece la bombilla de luz mixta como una mezcla de las bombillas de mercurio de alta presión y las incandescentes, consiste en un tubo de descarga de mercurio conectado en serie con el filamento de tungsteno. Al igual que la de mercurio, ésta también convierte la radiación ultravioleta de la descarga del mercurio, en radiación visible mediante una capa de fósforo en su bulbo exterior, a esta se agrega la radiación visible del tubo de descarga y del filamento incandescente, la radiación de estas dos fuentes de luz se combinan produciendo una luz blanca difusa con un agradable aspecto cromático. Estas bombillas son mucho menos eficientes y de menor duración que las de mercurio que funcionan con balasto separado. 8.1.3 Bombillas de mercurio halógeno Adicionando metales halógenos al mercurio, se obtiene mayor cantidad de luz roja y se mejora la producción de los colores de la lámpara de mercurio a alta presión. 44 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Como contiene mayor cantidad de radiaciones de color rojo no es necesario el empleo de la capa fluorescente utilizada normalmente en las de mercurio. Con la operación de la bombilla en una posición incorrecta, la tensión de la bombilla y los lúmenes emitidos decrecen sensiblemente; así como el mantenimiento lumínico y lúmenes promedio durante la vida. Para facilitar la instalación dentro de las luminarias y el control de las fuentes luminosas, las bombillas de mercurio halógeno pueden ser de tubo exterior elíptico o tubular. 8.1.4 Bombillas de vapor de sodio a alta presión Estas bombillas además del sodio que es el principal elemento radiante, posee también mercurio para ayudar a controlar el color, la tensión y el gas xenón que facilita el arranque. No posee un electrodo de arranque como las de mercurio sino que para el arranque necesitan de un circuito electrónico especial para ello, el cual produce un pulso de lata tensión. Durante el calentamiento hay varios cambios de color en la luz, inicialmente hay un oscuro resplandor azulado producido por la ionización del xenón, el cual es reemplazado rápidamente por un color azul típico del brillo de la luz de mercurio, al incrementarse el encendido hay cambio a amarillo monocromático el cual es característico del sodio a baja presión y baja temperatura, cuando la presión en el tubo de descarga aumenta, la bombilla llega a su encendido completo con luz dorada clara. 8.1.5 Bombillas de sodio a baja presión Contiene sodio y una mezcla de gases inertes como neón y argón, dentro del tubo de descarga en vidrio, el cual esta dentro del bulbo exterior de vidrio al vacío, revestida en su interior con óxido de indio, este revestimiento actúa como reflector infrarroja y mantiene así la pared del tubo de descarga la temperatura correcta de funcionamiento. Como el sodio ataca al vidrio ordinario, se protege al tubo de descarga con una débil capa de vidrio al bórax. Se caracteriza por su alta eficiencia luminosa en razón a que su espectro luminosos monocromático está compuesto de rayas amarillas cuyas longitudes de onda (589 nm - 589,6 nm), están muy próximas a longitud de onda de 555 nanómetros, que es la de mayor sensibilidad para el ojo humano. Su utilización se basa cuando no es importante la reproducción correcta de los colores, pero sí la percepción de contrastes, ya que ayuda a la rapidez de percepción y agudeza visual . 45 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Tabla 11. Tipos de fuentes características Color de la luz Potencia (W) Flujo luminoso (Lm) Eficacia luminosa(Lm/W) Fuentes luminosas individuales Vida útil (h) Influencia de las fluctuaciones de tensión a. Sobre el flujo luminoso b. Sobre la vida 8.2 Luz mixta Mercurio Metal halide blanco amarillento 100 - 500 1150 - 8900 11.5 - 17.5 18 - 25 4000 blanco blanco Vapor de sodio alta presión blanco dorado 50 - 1000 1700 - 52000 34 - 52 23000 70 - 1500 5000 - 110000 71 - 73 71 - 109 5000 - 13600 50 - 1000 4000 - 140000 80 - 140 78 - 140 24000 Sensible Débil Sensible Débil Sensible Sensible Importante Importante LUMINARIAS La luminarias tienen por objeto: - Dirigir sobre la calzada el flujo luminoso emitido por las fuentes, con el mínimo de pérdidas y en la dirección deseada. - Proteger las fuentes de luz contra la intemperie. - Aislar térmicamente la fuente del ambiente exterior, con el fin de alcanzar la temperatura de funcionamiento que corresponde al máximo de eficiencia luminosa. 8.2.1 Sistemas ópticos La repartición del flujo luminoso en la dirección deseada se puede obtener por medio de reflectores, refractores, difusores o por un combinación de los diferentes sistemas. Estos reflectores y refractores permiten distribuir el flujo luminoso en el espacio. Las luminarias pueden ser cerradas o abiertas, las cerradas tienen la ventaja de proteger el conjunto óptico contra la entrada de cuerpos sólidos, y agua. 8.2.2 Tipos de luminarias. (Véase numeral 7.5) 8.2.2.1 Características mecánicas. - Todas las piezas que componen la luminaria deben ser inalterables. - El sistema óptico debe ser removible para facilitar su eventual reemplazo. - La luminaria cerrada debe cumplir con el grado de hermeticidad previsto. - Los portalámparas y soportes deben ser muy resistentes mecánicamente. - Las luminarias deben oponer poca resistencia a la presión del viento. 46 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 8.2.2.2 Soportes Los soportes utilizados en alumbrado público son los postes y los brazos. - Los postes comprenden generalmente un elemento de soporte vertical y uno o varios brazos. Estos postes deben estar de acuerdo con la norma NTC correspondiente de acuerdo a con su especificación. NTC 776, NTC 794, NTC 1056, NTC 1329, NTC 1966, NTC 2222, NTC 3380. - Los postes de hormigón son hechos en hormigón armado o en hormigón pretensado siendo su fabricación más común por vibración, centrifugación o ambas. Su sección es generalmente circular cónico o poligonal. No necesitan prácticamente ningún mantenimiento, pero es conveniente utilizar una línea esbelta y armoniosa del conjunto para conseguir una proporción justa entre las dimensiones del soporte y la luminaria y una unión perfecta entre el brazo y el soporte vertical. - Los postes pueden ser de acero o de aluminio. Generalmente son mas esbeltos que los postes de hormigón. El poste puede ser de forma cilíndrica o cónica. Se deben tomar precauciones especiales para proteger estos postes contra la corrosión. Estas protecciones exigen en particular, cuando se trata de postes de acero, un desoxidante antes de la aplicación de la capa de protección. - Los brazos pueden fijarse en las fachadas de las edificaciones o en los postes de las líneas de distribución de energía eléctrica . Están generalmente constituidos por el ensamble de tubos metálicos o de perfiles soldados. El empleo de brazos murales se recomienda en las vías estrechas cuando existen edificios suficientemente elevados y sólidos. Estas disposiciones permiten despejar las aceras y deben estar anclados preferiblemente en los muros medianeros. La buena escogencia del tipo de brazo, su longitud, espesor, sus ángulos de salida de poste y de fijación de luminaria nos pueden favorecer a la hora de elaborar el diseño de iluminación, ya que con una buena inclinación del brazo podemos generar una mejor distribución del flujo luminoso sobre la vía. Así mismo cuando la altura de los postes no es la adecuada se puede escoger un poste con dimensiones que superen este inconveniente para el conjunto. 9. CONSTRUCCIONES 9.1 LOCALIZACIÓN DE LAS LUMINARIAS 9.1.1 Altura de las luminarias La altura H de las luminarias se define como la altura del centro geométrico de la luminaria por encima del nivel de la calzada. En la práctica las características fotométricas de la luminaria los niveles fotométricos requeridos, las condiciones de mantenimiento, las facilidades de operación y las consideraciones presupuestales, determinan la escogencia de la altura. 47 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Se recomienda utilizar únicamente postes con dimensiones normalizadas. En ciertos casos se puede recurrir a luminarias de mayor potencia, colocadas a una altura mayor, con el fin de aumentar el espaciamiento entre postes para reducir el número de éstos. El mantenimiento de tales instalaciones presenta algunas dificultades y requiere de un equipo especial. Para la iluminación tipo peatonal se pueden utilizar luminarias tipo ornamental y si la situación local lo permite, instalarlas sobre las fachadas de las edificaciones adyacentes, con la ayuda de brazos murales. 9.1.2 Interdistancia entre luminarias La interdistancia “S” entre luminarias, es la distancia comprendida entre dos luminarias sucesivas medida según el eje de la vía, este intervalo está relacionado con la altura “ H” adoptada por las luminarias. Cuanto mas pequeña sea la relación S/H mayor será la uniformidad de la iluminación. 9.1.3 Tipos de disposiciones La disposición de las luminarias sobre las vías puede ser una de las siguientes. - Unilateral, véase Figura 11 - Bilateral en oposición, véase Figura 12 - Bilateral alternada, véase Figura 13 - Central sencilla , véase Figura 14 - Central doble, véase Figura 15 En algunos casos especiales se utilizan combinaciones de las anteriores. La disposición unilateral se admite generalmente cuando el ancho W de la vía a iluminar es inferior a la altura H de las luminarias. véase Figura 16. En el caso de vías dobles si el separador es estrecho y si las dos vías responden a la condición ancho de la vía mayor que la altura de la luminaria, la disposición mas económica consiste en colocar en el separador postes provistos con dos luminarias que dirigen su flujo luminoso respectivamente hacia cada una de las dos vías laterales. Sin embargo la mejor solución luminotécnica consiste en colocar las luminarias en oposición sobre el borde exterior de las dos vías. Las disposiciones bilaterales en oposición y bilateral alternada se recomiendan cuando el ancho de la vía es superior a la altura de las fuentes. Estas disposiciones aseguran en efecto una buena repartición de la uniformidad de luminancia sobre la calzada. Para una vía medianamente ancha se recomienda la disposición bilateral alternada, mientras que para una vía muy ancha, se recomienda adoptar una disposición en oposición. 48 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 11. Disposición unilateral de las luminarias Figura 12. Disposición bilateral en oposición de las luminarias Figura 13. Disposición bilateral alternada de las luminarias Figura 14. Disposición central sencilla de las luminarias Figura 15. Disposición central doble de las luminarias 49 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 16. Ángulos y distancias de una luminaria instalada En el caso de disposición bilateral alternada se debe, sin embargo, seleccionar una interdistancia conveniente para evitar el efecto desagradable del serpenteo. En el caso de vías dobles con un separador medianamente ancho, 3 m a 5 m, se recomienda una disposición de las luminarias en oposición sobre cada borde exterior de las dos vías con una serie de luminarias intercaladas sobre el separador central, si fuera necesario. En la Tabla 12 se resumen las recomendaciones enunciadas. 50 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Tabla 12. Clase de iluminación Altura (m) Relación S/H M1 10 - 12 2,5 - 3 Disposición de las luminarias 3-4 M3 8,5 - 10 3-4 M4 M5 7 - 10 3-6 3-5 4-5 Bilateral alternada Cuatro carriles de circulación Dos carriles de circulación Bilateral opuesta Unilateral Tres carriles de circulación 8,5 - 10 Disposición Unilateral Tres carriles de circulación M2 Criterio Dos carriles de circulación Bilateral alternada Cuatro carriles de circulación Bilateral opuesta Ancho de la calzada menor o igual a la Unilateral altura de las luminarias Ancho de la calzada entre 1 y 1,5 veces la Bilateral alternada altura de las luminarias Ancho de la calzada mayor a 1,5 veces la Bilateral opuesta altura de las luminarias Unilateral A criterio del diseñador Con respecto a la Tabla 12 se pueden hacer las siguientes precisiones: - Iluminación tipo M1 y M2. Con las alturas usuales que varían entre 8,5 m y 12 m, conviene una disposición unilateral en las calzadas de dos carriles con un ancho de vía del orden de 7 m y una disposición bilateral alternada cuando la calzada tenga tres carriles con un ancho de vía del orden de 10,5 m. Cuando la calzada es mas ancha, se debe utilizar la disposición bilateral en oposición. - Iluminación tipo M3. Para este tipo de iluminación a la cual corresponden alturas entre 8,5 m y 10 m, se recomienda utilizar una disposición unilateral cuando el ancho de la calzada tiene el mismo orden de magnitud que la altura de montaje. Se aconseja la disposición bilateral alternada cuando el ancho de la calzada esta comprendido entre 1 y 1,5 veces la altura de la luminaria, y la disposición bilateral en oposición cuando el ancho sea superior a 1,5 veces la altura de la luminaria. Iluminación tipo M4. La iluminación requiere una disposición unilateral, ya que las vías secundarias tienen generalmente dos carriles. - Iluminación tipo M5: La disposición debe escogerse teniendo en cuenta las condiciones locales: arborización, jardines, etc. Como regla general los postes se deben alinear paralelamente al eje de la vía, se recomienda por seguridad una distancia no inferior a 60 cm del borde del sardinel. 51 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA 9.2 NTC 900 (Primera actualización) DISPOSICIÓN DE LAS LUMINARIAS DISCONTINUIDADES DE LA VÍA EN LAS CURVAS Y EN LAS Las recomendaciones que se dan a continuación no constituyen una solución definitiva para cada caso particular. El encargado del diseño debe tener en cuenta las condiciones del tránsito automotor, la importancia relativa de las vías, la localización de monumentos, los obstáculos existentes, las señales de tráfico, etc. 9.2.1 Generalidades En sitios críticos como bifurcaciones, curvas, cruces, etc. se debe reforzar la iluminación disminuyendo, por ejemplo, la interdistancia entre las luminarias. El observador debe contar siempre al final de un paso crítico (por ejemplo, un paso de peatones), una luminaria colocada de tal manera que el perciba perfectamente por contraste sobre la zona luminosa, todo obstáculo que se encuentre en este paso crítico. Así en las Figuras 17 y 18, un peatón debe ser visible por contraste sobre la zona luminosa como se muestra en la Figura 17. En el caso de la Figura 16, la luminaria debe ser desplazada hacia atrás, en el sentido del eje de la vía, de tal manera que el peatón se destaque nítidamnete. 9.2.2 Disposiciones de las luminarias en las curvas (Figuras 19, 20 y 21) En las curvas, las luminarias se colocan únicamente del lado exterior y cuanto más pequeño sea el radio de la curva, mas se disminuye el intervalo entre ellas. Esto responde a los principios anteriores de asegurar un señalización de la vía. Es necesario en todos los casos prever una luminaria en los puntos donde las prolongaciones de los ejes de circulación interceptan el lado exterior de la curva. La localización de estas dos luminarias determina la posición de las otras luminarias en la curva. Si el tránsito es importante y el ancho de vía es tal que la iluminación en el lado interior de la curva es insuficiente, se deben prevér luminarias suplementarias en este lado de la curva. 9.2.3 Cruce en T. (Figura 22) Vías de igual importancia. Una luminaria A se coloca en el eje del lado derecho de la vía III hacia el cruce. Una luminaria A' se coloca del mismo lado de la luminaria A de manera que el automovilista que circula según la trayectoria tA encuentre delante de el, una luminaria a su entrada en la vía I. La luminaria B esta situada de manera que el automovilista que circula según la trayectoria tB encuentre delante de él una luminaria en el momento de cortar la trayectoria tC. Esta luminaria se sitúa a unos 10 m de la esquina del cruce y su localización determina la disposición de las luminarias en la vía III. La luminaria C se debe situar de manera tal que el automovilista que circula en el sentido I - II, según trayectoria tC encuentre una luminaria delante de el en el momento de cruzar la vía III esta luminaria se sitúa a 10 m de la esquina del cruce (del lado opuesto de A) y su localización determina la disposición de las luminarias en la vía II. 52 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 17. Visibilidad en la zona luminosa Figura 18. Visibilidad en la zona luminosa 53 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 19. Disposición de luminarias en curva 54 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 20. Disposición de luminarias en curva 55 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 21. Disposición de las luminarias en las curvas 56 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 22. Disposición de las luminarias en un cruce en T Con miras a reforzar la iluminación en las proximidades del cruce, se pueden reducir las intensidades AA', BB' y CC' hasta ¾ D. La discontinuidad así obtenida en la alineación de las luminarias a lo largo de las vías I y II, tiene la ventaja de advertir la existencia del cruce. 9.2.4 Cruce en Y (Figura 23) Vías de igual importancia siguiendo el mismo razonamiento dado en el numeral 9.2.3 , se puede justificar la presencia de las luminarias A, B y C. 9.2.5 Cruce en X ( Figura 24 y 25) Vías de igual importancia. La luminaria A desaparece, solo subsisten las luminarias B y C que se disponen simétricamente con relación al centro del cruce. La Figura 24 se refiere al caso de la iluminación unilateral, Figura 25, al de la iluminación lateral. Las vías de la Figura 24 pueden tener un tráfico no restringido para ambas vías, el control del tráfico puede ser con señales de pare en una o ambas vías, semáforos o guardas de tránsito. Estas intersecciones están complicadas además, por el tráfico de peatones. El nivel de iluminancia en estas áreas, debe ser mayor que los niveles de las vías que se interceptar, al menos a la suma de los valores recomendados. Las luminarias deben ser localizadas de tal manera, que la iluminancia sea suministrada a vehículos y peatones en el área de intersección, en los cruces peatonales y en las áreas adyacentes a la vía. Aquí es de particular importancia, la cantidad de luz sobre la superficie vertical de los objetos, la cual hace que se diferencien de los demás elementos en la vía. 57 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) La Figura 25 muestra una intersección mas grande y compleja. Los problemas y técnicas de iluminación, son similares al caso de la intersección mas pequeña. Para ello se necesita el uso de luminarias con fuentes luminosas de mayor capacidad. 9.2.6 Glorietas (Figura 26) La iluminación de las glorietas es un problema difícil. Aunque cada caso particular se debe estudiar sobre el terreno, se pueden formular algunas recomendaciones generales que podrán adaptarse a las condiciones locales. Si el diámetro de la zona verde central es pequeño, será suficiente colocar una sola luminaria con distribución simétrica de flujo, en el centro y a gran altura. Es conveniente sembrar arbustos en esta zona central con el fin de obtener buen contraste. Si el diámetro de la zona verde central lo justifica, se colocarán luminarias detrás del borde de esta zona en frente de cada una de las vías concurrentes (Luminarias A en la Figura 26). Se colocarán una o más luminarias C sobre el lado exterior de la glorieta con el fin de señalar la curva. Se deben colocar además las luminarias B, con el objeto de dar el automovilista una indicación de las diferentes vías de acceso que tiene la glorieta y hacer visibles los obstáculos que se encuentren cuando el automovilista abandona la glorieta y sigue por una de las vías concurrentes. Figura 23. Disposición de luminarias en un cruce Y 58 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 24. Disposición unilateral Figura 25. Disposición bilateral 59 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 26. Disposición de las luminarias en las glorietas 9.2.7 Cruce de una vía iluminada con una vía no iluminada (Figura 27) Con el objeto de reforzar la iluminación en el sitio de cruce e indicar esto a los usuarios de la vía no iluminada, se recomienda utilizar diagonalmente a uno y otro lado de la vía iluminada las dos luminarias (Figura 27). 9.2.8 Cruce Y entre dos vías iluminadas de importancia diferente En este caso, conviene reforzar la iluminación a la entrada de la vía mas importante, con el fin de llamar la atención de los automovilistas que penetran y deben seguir circulando por la vía principal. 9.2.9 Cruce con separadores direccionales (Figura 28) En este caso se debe evitar, por razones de seguridad, colocar los postes en los separadores direccionales, a menos que estos últimos tengan dimensiones grandes. (Figura 28). 9.3 CRUCES ILUMINADOS EN RECORRIDOS NO ILUMINADOS Si se trata de un cruce peligroso en recorridos no iluminados, es indispensable asegurar entre el cruce mismo bien iluminado y las vías que se cruzan, una transición, bien sea disminuyendo la interdistancia o aumentando la potencia de las luminarias. Esta transición se va obteniendo progresivamente a medida que uno se aproxima al cruce. Los tramos así iluminados serán más largos cuanto más importante y rápido sea el tránsito. 60 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Cuando se desea iluminar una glorieta en la cual concurren vías no iluminadas (por ejemplo en zonas rurales) debe realizarse un diseño de iluminación cuyo resultado garantice que la instalación final no deslumbre a los automovilistas. 9.4 DISPOSICIONES DE LAS LUMINARIAS EN PLANOS INCLINADOS Los planos visuales se incrementan para un conductor cuando se presentan curvas o planos inclinados, en general, las curvas con radio de curvatura muy grande y las pendientes muy suaves, pueden iluminarse satisfactoriamente tratándolas como tramos de superficie de vías rectas y planas. Las curvas con ángulos agudos y elevaciones pronunciadas, requieren de un menor espaciamiento entre las luminarias para garantizar mayor nivel de luminancia y mejor uniformidad. Cuando las luminarias deban instalarse en pendientes fuertes se recomienda orientarlas según un eje longitudinal paralelo a la pendiente de la vía, es decir, el ángulo spin igual al ángulo de la pendiente. Esto asegura una máxima uniformidad y reduce el deslumbramiento (Figura 29) 9.5 DISPOSICIONES DE LAS LUMINARIAS EN CONVERGENCIA Y DIVERGENCIA DE TRÁFICO. (FIGURA 30) 9.5.1 Vías de convergencia La iluminancia en estas áreas debe ser por lo menos igual al 50 % del valor de la luminancia promedio de las vías a la que converge (Figura 30). Figura 27. Disposición de luminarias en el cruce de una vía iluminada con otra no iluminada 61 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 28. Disposición de luminarias en cruces con separadores direccionales Nota. θ Ángulo de la pendiente de la superficie . Spin = ángulo de rotación de la luminaria sobre el eje del brazo, debe ser igual a θ Figura 29. Disposición de luminarias en los planos inclinados 62 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 30. Vías de divergencia 9.5.2 Vías de divergencia La iluminación de estas vías debe ser al menos igual al 50 % d valor de la luminancia el promedio de la vía por la cual viene circulando el conductor. (Figura 30). Este valor debe garantizarse como mínimo en una longitud igual a dos veces la interdistancia entre postes. 9.6 PUENTES Cuando el puente no presenta una discontinuidad en la vía, su iluminación no tiene ninguna dificultad. Por ejemplo, si el puente tiene el mismo ancho de la vía en que se encuentra, se le ilumina de la misma forma que el resto del recorrido. Por el contrario, si él presenta un estrechamiento de la calzada, se recomienda prever un aumento de su iluminación, sin embrago, en todos los casos se debe procurar que las entradas, salidas y los bordes de los puentes sean perfectamente visibles. 9.7 VÍAS ARBORIZADAS Debe tenerse en cuenta que aún con luminarias montadas a buena altura no es necesario podar los árboles hasta la altura de la luminaria, se deben podar únicamente aquellas ramas que estén por debajo del haz luminoso útil. El follaje entre luminarias y ligeramente más abajo que las mismas ayuda a apantallar las luminarias mas lejanas y favorece la visibilidad por efecto de la silueta. La disminución del deslumbramiento aumenta la visibilidad y la comodidad de los automovilistas y peatones. Para lograr una coordinación entre la arborización y la iluminación, es necesario, en algunos casos efectuar algunas desviaciones en los parámetros de instalación, tales como altura de las luminarias, interdistancias, disposición de las luminarias, etc. La disminución de la efectividad luminosa dependerá en cada caso del tipo y de la magnitud de la desviación. 63 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 10. CÁLCULOS Y MEDICIONES DE ILUMINANCIA Y LUMINANCIA 10.1 CÁLCULOS DE ILUMINANCIA Los cálculos de diseño de alumbrado público deben ser hechos con base en luminancia o iluminancia según requerimientos particulares, si se requiere un análisis detallado del diseño , se hace esencial la utilización del computador para confiablidad y agilidad de los cálculos, los cuales se realizan partiendo de los datos fotométricos de la luminaria, y son los fabricantes los que por lo general suministran esta información. 10.1.1 La matriz de Intensidades (véase el numeral 6.50) La Figura 31 muestra una matriz de intensidades luminosas en del sistema C - γ, dichas matrices se pueden presentar en formatos IES y/o CIE. 10.1.2 El diagrama polar (véase el numeral 6.21) La Figura 32 muestra una curva polar típica para una luminaria de alumbrado público. 10.1.3 Curva Isolux (véase el numeral 6.17) La Figura 33 muestra una curva isolux característica para una luminaria de alumbrado público. 10.1.4 Curvas de coeficiente de utilización Estas curvas se suministran en función de la relación ancho de la calzada/altura de montaje, el porcentaje del flujo luminoso que cae efectivamente sobre la calzada. Las curvas de coeficiente de utilización se dan para una luminaria específica equipada con una bombilla determinada , en una posición definida y con un ángulo de inclinación con relación a la horizontal (luminarias horizontales) o a la vertical (luminarias verticales) especificado. Estas curvas permiten calcular, en función de la relación w/h, los valores relativos del flujo luminoso que incide hacia adelante (K1) y hacia atrás (K2) con respecto a la vertical que pasa por el centro de la bombilla (véase la Figura 34). 64 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA Tipo de luminaria Reglaje vertical NTC 900 (Primera actualización) Sistema de coordinadas C - γ Inclinación Protector Fuente (s) Reglaje horizontal Inclinación 7° Tipo de bombilla Potencia No. de bombillas Tipo de reflector No Temperatura ambiente C = plano vertical de medida γ = ángulo de elevación α = ángulo de inclinación PLANO C 0° 4° 8° 12° 16° 20° 24° 28° 32° 36° 40° 44° 48° 52° 56° 60° 62° 64° 66° 68° 70° 72° 76° 78° 80° 84° 90° M = centro del sistema óptico de la fuente EJE POLAR = proyección vertical que pasa por el centro del sistema óptico de la luminaria Candelas / 1.000 lúmenes 270° 184 179 174 166 160 153 143 133 122 117 109 097 085 069 056 045 038 032 027 022 016 011 004 004 003 003 002 250° 185 180 176 168 164 156 148 138 129 120 114 105 093 080 057 054 048 043 037 031 024 019 010 007 005 004 003 230° 185 182 176 172 169 163 159 153 144 136 128 119 111 098 085 071 063 056 048 042 034 027 015 011 008 004 003 210° 184 184 181 179 177 175 175 172 168 166 164 157 146 131 115 097 088 078 067 058 049 039 021 015 009 005 003 200° 184 185 184 182 183 182 183 182 181 181 183 178 168 157 139 119 108 097 085 074 062 051 029 020 013 005 004 190° 184 185 185 184 185 187 190 192 191 194 195 191 183 170 152 132 120 109 096 086 073 059 035 024 015 005 004 180° 184 185 186 187 190 192 195 198 202 203 205 201 191 178 159 137 126 113 102 090 077 064 039 027 017 006 004 170° 184 186 187 187 191 194 199 203 205 210 211 206 195 178 157 135 123 111 099 087 075 062 037 026 017 006 004 160° 183 186 187 189 194 197 201 204 206 209 208 200 186 170 149 128 116 105 093 081 069 058 035 026 017 006 004 150° 184 187 188 190 193 196 199 200 199 198 194 185 171 152 133 112 101 090 079 069 058 047 029 021 014 006 004 140° 184 186 189 191 193 194 195 193 188 183 176 166 152 131 116 097 088 078 069 059 049 040 024 018 013 006 004 130° 184 188 189 190 191 190 188 183 175 168 157 144 128 112 095 079 070 062 054 047 039 031 019 014 011 006 004 Figura 31. ejemplo de una matriz de intensidades luminosas dentro del sistema C - γ 65 110° 184 188 189 191 188 185 177 168 155 140 124 108 093 077 063 051 045 039 033 028 024 020 012 010 007 006 004 90° 186 188 191 192 189 182 173 160 145 128 110 092 076 061 049 038 032 028 024 021 018 014 009 008 007 006 004 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 32 Diagrama polar Figura 33. Curva isolux 66 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 34. Curvas de coeficiente de utilización 67 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA 10.2 NTC 900 (Primera actualización) CÁLCULOS DE ILUMINANCIA MEDIANTE LA CURVA DE COEFICIENTE DE UTILIZACIÓN La curva de coeficiente de utilización permite calcular rápidamente el nivel promedio de iluminación o la separación entre postes, a partir de la siguiente formula: E φ* Cu * Fm W*S promedio = Donde: φ = flujo luminoso inicial de la bombilla Cu = coeficiente de utilización del sistema Fm = factor de Mantenimiento W = ancho de la calzada considerada S = separación entre postes Mediante la fórmula anterior se puede calcular el nivel promedio de iluminancia obtenido cuando se conoce la separación o interdistancia entre postes o bien la interdistancia a la cual deben colocarse los postes, cuando se recomienda un nivel dado de iluminancia. Debe tenerse en cuenta que este método no suministra ninguna información sobre la calidad de la iluminación la cual se controla mediante el concepto de la uniformidad definida mediante las siguientes relaciones: Uo = Emínimo / Epromedio ; U G = Emínimo / Emáximo 10.3 CÁLCULO DE UNIFORMIDAD LA ILUMINANCIA PROMEDIO Y DEL COEFICIENTE DE Para calcular el coeficiente de uniformidad de una instalación de iluminación se recomienda utilizar el método de cálculo denominado de los Nueve Puntos. Este consiste en dividir el área comprendida entre dos luminarias consecutivas colocadas sobre el mismo lado de la vía en tres zonas que definen los 9 puntos, tal como se muestra en la Figura 35. (Véase fórmula en el numeral 10.3.2) 10.3.1 Método de cálculo Estos dibujos se deben hacer utilizando la misma escala a la cual está dibujada la curva Isolux. Se localiza cada luminaria en el centro de la curva Isolux y se lee la influencia de esa luminaria sobre cada punto. Al final se obtiene una serie de lecturas sobre cada punto ocasionados por la influencia de las luminarias sobre dicho punto. Se suman las lecturas para obtener el nivel luminoso en cada uno de los 9 puntos. 68 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) S = Interdistancia entre luminarias W = ancho de la calzada Figura 35 Ubicación de los 9 puntos según la localización de las luminarias 69 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA Punto NTC 900 (Primera actualización) P1 P2 P3 P4 P5 P6 P7 P8 P9 - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - EP1 EP2 EP3 EP4 EP5 EP6 EP7 EP8 EP9 Lecturas Suma Debe tenerse en cuenta que estos niveles representan la iluminación en cada punto pero bajo las condiciones de la curva Isolux. Por ejemplo, si las características de la curva Isolux son: φ = 1 000 lúmenes H = 1m El nivel de iluminación real de cada punto se obtiene multiplicando su valor por: 1 H 2 * φ * Fm 1000 Donde: φ = flujo luminoso de la bombilla H = altura de montaje de la luminaria Fm = factor de mantenimiento 10.3. 2 Cálculo del nivel Promedio de iluminación: debido a la localización de los 9 puntos, el nivel promedio de iluminación se calcula a partir de la siguiente fórmula (nivel promedio ponderado). Ep= 1 * [ ( E p 1+ E p 3 + E p 7 + E 9 ) + 2 ( E 2 + E 4 + E 6 + E 8 ) + 4 E 5 ] 16 E preal = E p * 1 H 70 2 * F *F 1000 m NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 10.3.3 Cálculo del porcentaje de uniformidad A partir de los valores obtenidos se escogen el punto mínimo el punto máximo y el nivel promedio para calcular las uniformidades definidas en 10.2 10.4 CÁLCULO DE LA ILUMINANCIA POR COMPUTADOR 10.4.1 A partir de la matriz de intensidades y mediante un programa de iluminación, se calculan una serie de puntos sobre la calzada, a partir de la ecuación: E= I H2 * cos 3 γ A continuación el programa calcula el nivel promedio y las uniformidades. 10.4.2 Zona de cálculo Según la C.I.E. 30.2, la zona ó campo de cálculo en dirección horizontal debe cubrir el espacio entre dos luminarias consecutivas de la misma fila, en dirección transversal. El campo de cálculo debe ser el ancho de la vía y se recomienda incluir una sección igual a la mitad del ancho del carril a cada lado de la vía. 10.4.3 Posición de los puntos de cálculo En dirección longitudinal se toman al menos 5 puntos entre dos luminarias consecutivas colocadas sobre un mismo lado de la vía. En la dirección transversal, los puntos se colocan sobre la línea central de cada carril de circulación, véase Figura 36. En los casos en que se desee una información más precisa y detallada de la iluminancia, se procede a tomar los mismos puntos y de la misma forma como se localizan para la medida de luminancia, véase el numeral 10.7.3., extendiéndose a ½ del ancho del carril a cada lado de la vía. 10.5 MEDIDAS DE ILUMINANCIA Con el fin de verificar en el terreno los valores de iluminancia calculados en un diseño de iluminación se utiliza un aparato denominado luxómetro ó fotómetro. 10.5.1 Requisitos para el aparato de medida El aparato de medida utilizado debe cumplir con los siguientes requisitos: - Su exactitud debe ser superior al 5 %. - Debe tener el factor coseno efectivamente corregido hasta 85° 71 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) - Debe tener corrección de color que siga la curva de eficiencia luminosa espectral CIE, V (G). - La sensibilidad del aparato debe ser independiente de la temperatura ambiente dentro del sitio o si es sensible, se deben indicar los factores de corrección. - Debe tener un medio de suspensión que le permita una nivelación horizontal. Figura 36. Posición de los puntos de cálculo de la iluminancia por computador 10.5.2 Procedimiento para la medición La iluminancia debe medirse sobre la superficie de la vía en los puntos especificados en los numerales 10.4.2 y 10.4.3 Todas las fuentes de luz que pertenezcan a la instalación del alumbrado que se va a medir deben ser visibles y estar encendidas , mientras que aquellas fuentes que no lo sean deben apagarse. La tensión de las luminarias debe ajustarse a su valor nominal o alternativamente debe medirse y aplicar el factor de corrección apropiado. 10.5.3 Para estar seguros de la confiabilidad de las mediciones se deben tener en cuenta los siguientes puntos: - Comprobar que los valores eléctricos de balastos y bombillas correspondan a los nominales especificados en la placa de características. - Verificar la tensión en los bornes de las luminarias y la estabilidad de la misma durante la medición. - Las luminarias deben estar en régimen normal de funcionamiento. 72 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) - Debe anotarse el tiempo de uso de las bombillas (mínimo 100 h) y el estado de limpieza de las luminarias. - Deben anotarse las condiciones atmosféricas existentes en el momento de la medición. - En lo posible eliminar el efecto de las fuentes perturbadoras que puedan causar errores en la medición, tales como avisos luminosos, faros de automóviles, fuentes luminosas ajenas al sistema analizado etc. - Evitar efectuar mediciones con el piso mojado por que pueden presentarse reflexiones que introducen errores. - El personal que interviene en las mediciones no debe producir sombras en el campo de medición ni bloquear la luz hacia el aparato de medición. 10.5.4 Toma de lecturas Sobre el terreno se localizan los mismos puntos utilizados en la memoria de cálculos, se coloca el aparato en cada punto y se registran las lecturas. A continuación, a partir de las lecturas registradas se calcula el nivel promedio y los porcentajes de uniformidad. 10.5.5 Informe de la medición En el informe se recomienda incluir los siguientes datos: - Localización del sitio donde se efectúo la medición. - Fecha y hora de la medición. - Descripción detallada del sistema de iluminación en el que se incluye: tipo de luminaria, altura del montaje, interdistancia entre postes, avance, inclinación de la luminaria, disposición y condiciones de los alrededores. - Condiciones eléctricas de operación. - Condiciones de operación de las luminarias. - Condiciones atmosféricas. - Tabla de datos medidos en el sitio. - Descripción de los instrumentos utilizados. - Nombre de las personas participantes en la medición. 73 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA 10.6 NTC 900 (Primera actualización) CÁLCULO DE LA LUMINANCIA Los cálculos de luminancia son relativamente complejos y requieren de bastante tiempo para su elaboración si se efectúan a mano, en consecuencia se recomienda que éstos se lleven a cabo mediante programas de computador. Básicamente los programas de computador utilizan la siguiente fórmula para el cálculo de la luminancia en un punto cualquiera L= I H 2 * q cos 3 γ = I H2 *r Donde: L = luminancia en el punto considerado I = intensidad luminosa incidente sobre el punto H = altura de montaje de la luminaria q = coeficiente de luminancia en el punto r = q cos 3 g = coeficiente de luminancia reducido En resumen, la luminancia en un punto no es más que el producto de dos matrices (I,r) dividido por una constante H2en donde I = matriz de Intensidades: I = f(C,γ) de la luminaria r = matriz r : r H = altura montaje de la luminaria. = f(B,γ) de la calzada Salvo que se especifique lo contrario para el revestimiento de la calzada, se debe utilizar la matriz R3 de la CIE con Qo = 0,07 que corresponde al tipo de pavimento que se considera mas usado en Colombia. Véase la Tabla 7 10.7 MÉTODO DE CÁLCULO DE LA CIE 10.7.1 El método CIE 30-2 se aplica para los cálculos de luminancia en calzadas rectas y secas. La luminancia en un punto dado está dada por: 74 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) L= ∑I * r H2 Donde, la sumatoria incluye todas las luminarias de la instalación indicadas en el numeral 10.7.5 Tanto la intensidad luminosa I como el coeficiente reducido de luminancia r, se obtienen mediante interpolación cuadrática a partir de las dos matrices. 10.7.2 Área de cálculo La zona de cálculo se realiza para un sector típico de la vía y debe corresponder en dirección longitudinal, al espacio comprendido entre dos luminarias consecutivas colocadas sobre un mismo lado de la vía. En dirección transversal, la zona de cálculo debe cubrir el ancho total de la calzada. 10.7.3 Posición de los puntos de cálculo Los puntos de cálculo deben distribuirse uniformemente en la zona de cálculo, tal como se muestra en la Figura 37. El número de puntos en sentido longitudinal debe ser 10 para interdistancias hasta 50 m entre luminarias. Si la interdistancia es superior 50 m, el número de puntos es un entero tal que d ≤ 5 m, donde d es la distancia entre puntos. Se recomienda tomar 5 ó 3 puntos de cálculo en cada carril en dirección transversal con un punto localizado en el centro de cada carril. Los 2 puntos mas exteriores se colocan a 1/10 o 1/6 del ancho del carril medido desde el borde exterior del carril. 10.7.4 Posición del observador Para el cálculo de la luminancia promedio L y la uniformidad general (U0) el observador debe estar: - En sentido longitudinal a 60 m antes de la primera fila de puntos. - En sentido transversal a 1/4 del ancho de la calzada o vía a partir del borde derecho de la misma - En sentido vertical a 1,5 m sobre la vía. Para el cálculo de las uniformidades longitudinales, el observador se coloca longitudinalmente a 60 m antes de la primera fila de puntos, pero transversalmente se desplaza al eje de cada carril de circulación. La altura es de 1,5 m respecto a la calzada. La Figura 38 muestra una serie de ejemplos para los sistemas más comunes. 75 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 10.7.5 Número de luminarias El número de luminarias que contribuyen a la luminancia debe estar restringido a aquellas situadas dentro de 5 veces la altura de montaje hacia atrás de la primera fila de puntos, 12 veces la altura de montaje hacia adelante y 5 veces a los lados del punto de cálculo. La posición de los puntos de cálculo en el campo en la sección transversal S = espacio longitudinal d = distancia longitudinal entre los puntos de cálculo Figura 37. Posición de los puntos para el cálculo de iluminancia por el método de la CIE 76 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) CALZADO CON Seis carriles con separador y disposición Central doble de las luminarias Tres carriles luminarias con disposición unilateral de las Tres carriles con disposición bilateral opuesta de las luminarias Tres carriles con disposición bilateral alternada de las luminarias Dos carriles luminarias con disposición unilateral de las Dos carriles con dis posición bilateral opuesta de las luminarias Dos carriles y disposición bilateral alternada de las luminarias Convenciones 0 Para el cálculo de luminancia promedio y uniformidad general. x Para el cálculo de uniformidad longitudinal Campo de cálculo Figura 38. Ejemplo de la localización de puntos de observación y campos de cálculo en tramos rectos de vía 77 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 78 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA 10.8 NTC 900 (Primera actualización) MÉTODO DE CÁLCULO DE LA IES El método de cálculo de la IES emplea la misma fórmula general para el cálculo de luminancia descrita en el numeral 10.7.1, a continuación se enumeran las características de este sistema. 10.8.1 Área de cálculo La zona de cálculo corresponde el área comprendida entre dos luminarias colocadas sobre un mismo lado de la vía. 10.8.2 Número de puntos En sentido longitudinal mínimo 10 puntos, de tal manera que la separación entre puntos sea inferior a 5 m. En sentido transversal 2 puntos por carril de circulación, tomando los 2 puntos extremos de cada carril a ¼ del ancho del mismo. 10.8.3 Posición del observador El método de la IES cambia continuamente la posición del observador: en sentido longitudinal se desplaza de tal manera que siempre está a 83 m respecto al punto considerado; en sentido transversal se desplaza en una línea paralela al eje de la calzada que pasa a través del punto considerado. Respecto a la altura del observador, siempre se considera a 1,45 m respecto a la calzada. Véase Figura 39 10.8.5 Número de luminarias Mínimo una luminaria por detrás del punto de cálculo y por lo menos tres luminarias por delante del punto. 79 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Figura 39. Posición de los puntos de cálculo de la iluminancia por el método de la IES 10.9 MEDICIÓN DE LA LUMINANCIA 10.9.1 Consideraciones generales Las mediciones de luminancia sobre la superficie de las vías deben llevarse a cabo en tal forma que pueden realizarse comparaciones con los resultados obtenidos de cálculos de la misma La tensión de las luminarias, el momento de la medición debe mantenerse en su valor nominal, o alternativamente, debe medirse para aplicar después de un factor de corrección apropiado. 80 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 10.9.2 Luminancia local Las posiciones de los puntos de medición y la del punto de observación, deben cumplir con las especificaciones utilizadas en la metodología de cálculo. Las medidas deben realizarse utilizando un luminancímetro dotado con un ángulo de medida de no mas de 2' verticalmente y entre 2' y 20' horizontalmente. 10.9.3 Luminancia promedio La luminancia promedio se calcula a partir de las luminancias puntuales medidas, efectuando el promedio aritmético de los puntos leídos. Alternativamente, puede utilizarse un luminancímetro integrador. En este caso, el campo de medida en dirección transversal debe cubrir la totalidad del ancho de la vía y en dirección longitudinal, debe cubrir una sección desde 60 m a 160 m al frente del observador, o un vano entre luminarias (1 interdistancia) que empiece 60 m al frente del observador, lo que en todos los casos es lo mas práctico. 10.9.4 Análisis de los resultados En caso de existir una diferencia apreciable al comparar los datos de luminancia medidos con los resultados obtenidos mediante los cálculos teóricos pero con resultados similares en los valores de iluminancias medidas y calculadas se puede afirmar que las características de reflectancia de la vía son diferentes a las de la Tabla R utilizada en los cálculos. 11. MANTENIMIENTO Y DEPRECIACIÓN DE LAS INSTALACIONES DE ALUMBRADO PÚBLICO El propósito de este capitulo es examinar y analizar las diferentes causas de deterioro y depreciación de las instalaciones de iluminación pública, y extraer conclusiones relativas a: - las características que se deben exigir a los nuevos materiales empleados. - los métodos de mantenimiento más convenientes para las diferentes categorías de instalaciones. La primera parte de este capitulo suministra un panorama de todas las causas permanentes o accidentales que contribuyen progresivamente a perjudicar el desempeño de instalaciones de alumbrado público. Posteriormente, se señalan las medidas preventivas que se deben tomar cuando el sistema está diseñado e instalado para reducir o aminorar el deterioro del material (en postes, faroles, fuentes luminosas, dispositivos auxiliares). En la última parte, se indican todas las operaciones periódicas orientadas a proteger los materiales contra las causas de depreciación, o a recuperar, en la medida de lo posible, el funcionamiento inicial de la instalación. Se analizan los diferentes métodos de mantenimiento y reemplazo de las distintas piezas. 81 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA 11.1 NTC 900 (Primera actualización) DEPRECIACIÓN DE LAS INSTALACIONES Las características de una instalación de alumbrado público, y por lo tanto su funcionamiento, se deterioran con el tiempo debido a la influencia de muchas causas. Algunas de las principales son: a) Reducción progresiva en el flujo emitido por las fuentes luminosas. b) Acumulación de polvo en las fuentes. c) Envejecimiento de los componentes (reflectores, refractores, etc.) d) Acumulación de polvo en las partes ópticas de la luminaria. e) Falla prematura de una de las fuentes. f) Vibraciones impuestas al material y distorsión causada por accidentes. Además de las anteriores, existen muchas causas posibles de reducción de la eficiencia, que no tienen efecto acumulativo. g) Aumento excesivo de la temperatura dentro de la luminaria. h) Falla prematura del equipo auxiliar. i) Tensión incorrecta en los terminales de las fuentes luminosas. La calidad y rendimiento de una instalación de alumbrado público y la rapidez con la que se deteriora su funcionamiento, dependen en gran medida de la correcta selección de la luminaria, la fuente luminosa, el equipo auxiliar, etc., y de la forma más o menos perfecta en que se complementan estos elementos unos con otros. Por lo tanto, todas las indicaciones dadas en el presente capítulo se establecieron con la hipótesis de que la selección de todos estos elementos se realiza de una manera cuidadosa, de acuerdo con las necesidades y condiciones de todos los tipos que caracterizan la instalación, y también de acuerdo unos con otros. Casi todos los factores de deterioro ya mencionados se pueden atenuar total o parcialmente mediante el reemplazo periódico de los elementos usados y la limpieza de las partes sucias. Por el contrario, poco se puede hacer con los literales c) y g) una vez que la instalación está completa. 11.1.1 Rendimiento de una instalación con mantenimiento Este rendimiento es igual al inicial, multiplicado por el producto de todos los factores de depreciación. Es decir, si no se realiza mantenimiento ni cambio de partes, el rendimiento de una instalación de alumbrado público tiende rápidamente hacia cero. Esto se refleja en el interés capital que tales operaciones presentan desde los puntos de vista de economía y seguridad. 82 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Incluso en caso en que se realice mantenimiento sistemático, los valores de iluminación prácticos medios integrados (y de esta manera, de luminancia) de una instalación, parecen ser del 20 % al 30 % menores que los valores iniciales calculados. Por esta razón, en muchos países las especificaciones de las normas o códigos de procedimientos recomiendan que la instalación se diseñe para suministrar como mínimo los niveles de iluminancia E y luminancia L, multiplicados por: 1 = 1,25 1 - 20 % 11.1.2 Influencia de las variaciones en las características de reflexión de las vías Las propiedades reflectantes de la superficie cambian lentamente desde el momento en que la vía se pone en servicio. Este cambio es significativo durante los primeros seis meses, después se atenúa. Hasta donde se tienen conocimientos al respecto y teniendo en cuenta, de una parte, la gran variedad de superficies y de otra, la influencia decisiva del volumen y naturaleza del tráfico (velocidad, proporción de vehículos pesados, etc.), es imposible predeterminar con exactitud cuál será el cambio en las propiedades reflectantes de las vías. Se hará una aproximación mediante comparación con una instalación existente, de características similares. 11.1.3 Reducción en el flujo de fuentes luminosas El flujo luminoso de la mayoría de fuentes disminuye regularmente desde el momento en que se ponen en servicio. Debido a la poca seguridad de los datos en este campo, no es posible suministrar indicaciones cuantitativas. La información sobre depreciación de los datos para una fuente en particular, se puede obtener con el fabricante. 11.1.4 Acumulación de polvo en las fuentes luminosas y luminarias y envejecimiento de ellas La rapidez y severidad de la acumulación de polvo en las fuentes luminosas y luminarias varía considerablemente con el tipo y construcción de la luminaria (abierta o cerrada, sellada o no), la altura de las fuentes y sobre todo, el grado de humedad y polución de la atmósfera del ambiente, la cual depende a su vez de otros factores (volumen y naturaleza del flujo de tráfico, clima, trayectoria del viento, ubicación de la instalación, etc.). 11.1.5 Variaciones excesivas de temperatura en el interior de la luminaria Las variaciones en la temperatura de la atmósfera dentro de una luminaria tienen una periodicidad anual que resulta del factor climático, una periodicidad diaria por la alternancia del día y la noche, y del encendido y apagado de la bombilla. 83 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Estas desviaciones de la temperatura interior varían en gran medida por la diferencia entre las horas de encendido y apagado con respecto a las horas del día y de la noche, y pueden alcanzar cifras muy altas, algunas veces del 100 °C o más. Las máximas se presentan en las luminarias cerradas en zonas cálidas. Estas diferencias de temperatura presentan cuatro desventajas: a) Los calentamientos excesivos y enfriamientos eventuales deterioran e incluso pueden inutilizar rápidamente las partes plásticas, las pinturas y barnices, los aisladores y juntas elásticas. b) Pueden ocasionar la destrucción del elemento esencial de la bombilla. c) Ocasionan una reducción en el flujo cuando la bombilla funciona a una temperatura demasiado alejada de la óptima. Esta reducción en el rendimiento es particularmente importante en el caso de las bombillas fluorescentes tubulares y las de sodio de alta presión. d) La baja presión causada por el enfriamiento que sigue a la extinción, en el caso de luminarias encerradas, puede dar lugar a condensación. Es posible reducir apreciablemente estas diferencias teniendo en cuenta algunas precauciones, dentro de las cuales se encuentran: 1) En zonas cálidas, usar luminarias de tipo abierto o perfectamente herméticas al agua. Si se utilizan luminarias cerradas, deben tener las dimensiones apropiadas. 2) En zonas cálidas, utilizar en todas las luminarias equipo auxiliar, conductores eléctricos, aisladores, etc., fabricados con materiales completamente tropicalizados, resistentes al calor excesivo, humedad y moho. 3) Para fuentes de alta potencia, y en general para todas las fuentes que liberan una gran cantidad de energía térmica, utilizar luminarias de dimensiones suficientemente grandes con respecto a las de la bombilla. 4) Para cada categoría de fuente luminosa, utilizar únicamente modelos de luminarias diseñados especialmente para esa categoría y potencia. 5) Para una luminaria cerrada no sellada, disponer un sistema de evacuación del agua de condensación. 6) Para una luminaria abierta, elegir preferiblemente un modelo con circulación de aire, que permita corrientes de convección y autolimpieza. 84 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 11.1.6 Vibraciones y causas accidentales de deformación del sistema Las partes para el equipo de alumbrado (bombillas, luminarias, postes, etc.), experimentan regularmente vibraciones causadas por el paso de vehículos pesados, e irregularmente por los vientos. En virtud de la inercia, estos movimientos son capaces de dañar y aun destruir el material. En algunos casos, debido a la resonancia, estas vibraciones pueden adquirir una amplitud peligrosa. Algunas de las consecuencias más graves que pueden ocasionar las vibraciones, son: - La destrucción prematura de las fuentes luminosas por el aflojamiento del casquillo; - Desenfoque de la bombilla, debido a que su casquillo se desatornilla parcialmente del portabombilla, por el desplazamiento del sistema óptico; - Destrucción total o parcial del sistema óptico y del conjunto luminaria/brazo y brazo/poste, etc. Estos graves defectos conducen a la depreciación prematura de la instalación y por lo tanto, se deben tomar las precauciones adecuadas. Para un suelo de la misma naturaleza, y en condiciones similares de vientos y tráfico, la resonancia dependerá de: - la altura de la luminaria - la longitud del brazo - la velocidad del viento - el peso de la luminaria - la rigidez del poste. Se puede evitar que las vibraciones alcancen una gran amplitud, mediante la utilización de: - postes rígidos - brazos de poca longitud - luminarias de peso y dimensiones moderadas, particularmente en el plano transversal, y de todas maneras, aerodinámicas. De otra parte, las consecuencias perjudiciales de las vibraciones se pueden limitar teniendo en cuenta algunas precauciones: 85 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) - Emplear tuercas de seguridad o dispositivos equivalentes. - Fijar las bombillas utilizando portabombillas de seguridad, de esta manera se evita que la bombilla se desenrosque progresivamente del brazo por efecto de las vibraciones, lo que afectaría la posición de la bombilla con respecto al sistema óptico y modificaría la distribución de la luminancia sobre la vía. - Fijar el brazo al poste con un sistema que garantice que no falla con el tiempo. - Utilizar una luminaria que haya soportado positivamente ensayos severos de resistencia a vibraciones y choques. 11.1.7 Reducción en la vida útil de los balastos El promedio de vida útil de los balastos normalmente es de 10 años de operación continua. Sin embargo, una elevación de 10 °C sobre la temperatura máxima prevista, reduce la vida útil al 50 % 11.1.8 Tensión inadecuada en el terminal de las bombillas o en el ensamble de las bombillas y accesorios Una tensión en los terminales de las bombillas, no conforme con la prevista, ocasiona una variación apreciable en el flujo emitido. La tensión se reduce cuando aumenta la carga en el cable alimentador. 11.2 MANTENIMIENTO DE LAS INSTALACIONES Debido a la rapidez con la que se degradan el estado y eficiencia de las instalaciones cuando no reciben mantenimiento, por razones económicas y de seguridad es esencial llevar a cabo inspecciones y mantenimiento a todos los elementos de la instalación, a intervalos regulares. En razón de los costos crecientes de la mano de obra y los desplazamientos de los carros de mantenimiento, cada vez se hace más necesario agrupar las operaciones de inspección, mantenimiento, limpieza y reemplazo, mediante mantenimientos sistemáticas, y reducir a un mínimo el mantenimiento fuera del programa. Otra consecuencia de los altos costos de las mantenimientos por solicitud es la necesidad de seleccionar cuidadosamente todos los materiales utilizados y efectuarles ensayos exactos para: - resistencia mecánica de todas las partes - resistencia de todos los ensambles - protección contra corrosión - grado de hermeticidad en las luminarias - calidad de los aisladores, pinturas y barnices. 86 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Todas estas precauciones permitirán, si lo demás permanece igual, una separación mayor entre los mantenimientos y una vida útil más prolongada para el material. Naturalmente, la frecuencia de los mantenimientos depende en gran medida de: - el tipo de instalación (urbana, rural o para autopista) - para instalaciones urbanas, la importancia del área urbanizada y el carácter y clase de vía - el clima y el grado de polución de la atmósfera. Todo lo que sigue se basa en la suposición que el ciclo anual de operación de la instalación es el mismo para todas las bombillas, y que este ciclo está basado en 4 000 h - 4 200 h por año. De lo anteriormente dicho, se deduce que resulta imposible indicar, en una recomendación general, los datos precisos concernientes a las frecuencias para las diferentes operaciones de mantenimiento. Éstas se deben calcular para cada caso particular, con base en datos reales. No obstante, se presentan algunas cifras en los párrafos siguientes; las cuales no se deben considerar como valores absolutos, sino a manera de ejemplo. 11.2.1 Diferentes categorías de mantenimiento Están dirigidas a los siguientes puntos: - Reemplazar las bombillas y, en donde sea necesario, los equipos auxiliares y cerciorarse que el casquillo de la bombilla está perfectamente adaptado al portabombilla (por ejemplo, evitando la confusión entre los portabombilla E 39 y E 40). - Revisar el encendido y apagado y el correcto funcionamiento del dispositivo de encendido para alumbrado público, al igual que las señales de tránsito (enlaces y cruces peatonales); detectar fallas eléctricas y daño accidental. - Limpiar las bombillas y sistemas ópticos; En la mayoría de los casos, estos últimos se limpian mejor en el taller. - Realizar el mantenimiento mecánico y eléctrico (accesorios de alumbrado y sistema de distribución). - Pintar periódicamente. - Podar los árboles, para despejar el cono de intensidad máxima de cada luminaria. 87 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 11.2.2 Reemplazo y limpieza de bombillas Debido a la congestión del tráfico mas o menos permanente en un gran número de vías, por una parte, y a la larga vida de las bombillas de descarga, por otra, cada vez hay más interés en la eliminación de mantenimientos para localizar bombillas dañadas, y en hacer un reemplazo en grupo de todas las bombillas en la misma ruta o sector después de un número de horas de encendido* suficientemente menor que la duración promedio, para asegurar un porcentaje bajo de bombillas dañadas. Este método presupone que es posible no acceder a las solicitudes locales concernientes a la falla prematura de una bombilla y en principio, no intentar ningún reemplazo de bombillas fuera del reemplazo en grupo en las fechas establecidas. No obstante, en este caso, al finalizar las 100 h de encendido, se recomienda hacer un rastreo para ubicar las bombillas que han fallado poco después de haber sido puestas en servicio. En tales condiciones, el reemplazo en grupo constituye el método más económico y práctico, ya que se puede realizar de día y de esta manera evitar la exposición del personal a los peligros que implica el tráfico nocturno y se evita incomodar al vecindario con el ruido de máquinas, trinquetes de las escaleras, etc. de igual manera, es mejor desde el punto de vista de seguridad, ya que no es necesario trabajar con los conductores energizados. Se pueden aprovechar las ocasiones en que se realizan reemplazos en grupo, para realizar todo el mantenimiento de las funciones de la bombilla y la luminaria, es decir: - limpieza de la bombilla - enfoque correcto de la bombilla - limpieza de la luminaria, y particularmente del sistema óptico - revisión del equipo auxiliar - revisión de las partes mecánicas de la luminaria. La información relativa al número óptimo de horas de funcionamiento de cada bombilla al final de las cuales se deben reemplazar, se puede obtener con el fabricante. 11.2.2.1 Reemplazo en grupo. Para determinar desde un punto de vista económico el número óptimo de horas de encendido de una instalación después de las cuales se debe realizar el reemplazo de bombillas en grupo, se debe investigar para qué tiempo de funcionamiento entre dos reemplazos en grupo es más económico el alumbrado producido (en horas-lumen). El costo total de un lumen-hora lo componen los cuatro elementos siguientes: 1) El costo de la energía 2) El costo de un reemplazo en grupo más las operaciones de limpieza y revisión llevadas a cabo con ocasión de este. (limpieza y enfoque de la bombilla, limpieza del sistema óptico de la luminaria, revisión del equipo auxiliar y de las partes mecánicas de la luminaria) 88 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 3) El costo de las operaciones eventualmente entre dos de limpieza suplementarias realizadas 4) El costo del reemplazo de las bombillas que han fallado durante el intervalo. c el costo de un kWh p la potencia de una bombilla*, incluyendo la potencia utilizada en el equipo auxiliar, y las pérdidas en la línea, por bombilla (todo expresado en vatios). N el número de bombillas en la instalación. T el número de horas de encendido de la instalación entre dos. Sea: El costo de la energía consumida durante estas horas T será: c* P * N *T 1000 y, sea q av (T) el flujo promedio en lúmenes emitido por una bombilla durante este tiempo T, la cantidad de luz emitida por la instalación completa entre dos., es: N qav (T) * T lúmenes Sea Rs el costo total de un reemplazo en grupo y de las operaciones hechas con motivo de este reemplazo. por luminaria (incluyendo el costo de la mano de obra, herramientas y de la bombilla), el costo total de un reemplazo. para la instalación completa, será de: Rs * N Sea P el costo de la limpieza de una luminaria; si entre dos reemplazos se realizan n limpiezas, su costo será de: n*P*N Sea Rocc el costo por bombilla de un reemplazo ocasional, que incluye: - * el costo de la mano de obra el costo de las herramientas Esto significa la potencia usada efectivamente por la bombilla alimentada a su tensión nominal; en caso de alimentación a una tensión sistemáticamente menor que la normal de las bombillas, la potencia consumida y el flujo emitido se deben corregir de acuerdo con esto. 89 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA - NTC 900 (Primera actualización) el costo de la selección, e ntre las bombillas que fueron retiradas durante el reemplazo anterior, una bombilla cuyo flujo residual esté por encima del porcentaje del flujo inicial. Sea p (T) el porcentaje de bombillas que fallan durante el período T. El costo de los reemplazos ocasionales hechos durante este período será: p(T ) * N * R OCC 100 El costo total de los gastos de energía, de reemplazo de las bombillas, y de la limpieza de los sistemas ópticos, etc., para un período de T horas de funcionamiento de la instalación, es: c* P * T p(T) * R occ + Rs + n * p + 1000 100 q av (T) * T Nota. Se debe resaltar que la función p (T) no coincide con la curva de mortalidad de la bombilla en cuestión. En efecto, la curva de mortalidad indica el número de bombillas que falla dentro de un lote de 100 bombillas: el número de bombillas en ese lote se reduce de esta manera en la misma cantidad. De otra parte, la función p (T) indica el número de bombillas que fallan en un lote cuyo total se mantiene constante, ya que las bombillas dañadas se reemplazan, apenas fallan, por otras que se encuentran aún en funcionamiento. De hecho, esta función p (T) se puede determinar sólo experimentalmente, en instalaciones lo suficientemente grandes. El número de limpiezas suplementarias realizadas entre dos reemplazos en grupo varía con el grado de polución de la atmósfera y la longitud del período. La frecuencia de las limpiezas varía generalmente entre 6 y 18 meses. Por lo tanto, es imposible recomendar una frecuencia de reemplazo apropiada para cada caso, y que dependa únicamente de la naturaleza y potencia de las bombillas. Las diferencias considerables existentes entre las proporciones ideales tienen su origen (para un tipo dado de bombillas) en los siguientes factores: a) El costo de la energía. En los países donde la energía es barata, generalmente se aplican períodos T largos y se aceptan numerosos reemplazos individuales de las bombillas que fallan, entre dos reemplazos en grupo. b) La disminución en el nivel aceptable de la instalación, en comparación con la inicial. Esta disminución varía no solamente con la categorías de las calles, sino también con los diferentes países. 90 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) c) El porcentaje tolerado de bombillas que no encienden. El intervalo aceptable entre dos reemplazos en grupo desde luego será mucho mayor, ya que uno es más tolerante para los literales b) y c). d) El origen de las bombillas. De acuerdo con la fuente, la curva de mortalidad de un tipo dado de bombilla puede variar significativamente, y lo mismo la curva de depreciación del flujo. Por lo tanto, se debe acudir al fabricante de la bombilla antes de calcular el intervalo óptimo T entre dos reemplazos en grupo. 11.2.2.2 Limpieza. En general, y en particular en zonas altamente contaminadas y en las de tráfico denso, no es posible depender únicamente de la limpieza realizada durante el reemplazo en grupo. Por consiguiente se debe adoptar para el ciclo de limpieza períodos inferiores a los utilizados en reemplazo en grupos . 11.2.3 Mantenimiento mecánico, óptico y eléctrico Comprende una serie de revisiones y operaciones, y sus principios son los siguientes: 11.2.3.1 Mantenimiento mecánico. Revisión periódica (aproximadamente cada año) de los cimientos y perpendicularidad del poste, caja de conexiones y del brazo, orientación del brazo y todas las partes mecánicas de la luminaria, incluyendo tornillos y pernos. 11.2.3.2 Mantenimiento eléctrico y óptico - revisión cada 12 - 18 meses de la correcta puesta a tierra del poste, los soportes murales si se utilizan, señalización sobre los postes y señales de tráfico con iluminación. - revisión del buen aislamiento de todos los elementos metálicos de la instalación, incluso las luminarias. - revisión periódica (cada 2 años) del buen estado de los conductores dentro del poste y del brazo, al igual que la bombilla, esta revisión debe incluir los tableros de conmutación del alumbrado, relojes, relés, sistema de encendido, contactores, transformadores, balasto, arrancador, condensadores, portabombillas, equipos auxiliares, fusibles; la verificación del enfoque correcto de las bombillas en el conjunto óptico, la buena orientación de las luminarias; las revisiones periódicas del aislamiento y la reparación de fallas eventuales. - medición periódica de la iluminancia o luminancia de la vía, - revés 91 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 11.2.4 Mantenimiento de la pintura y protección contra la corrosión Para los postes de acero, se obtiene un tratamiento efectivo mediante galvanización en caliente, con inmersión del poste en el baño, siempre y cuando la galvanización sea de muy buena calidad. Este tipo de protección hace innecesaria cualquier protección de la base del poste contra el óxido por medio de un engrosamiento del metal. Es necesario establecer un programa sistemático de revisión de la protección contra corrosión y el estado de reparación de la pintura. Este programa puede comprender, para los postes de acero incluyendo la base, lo siguiente: a) De 5 a 7 años, pintura completa, incluye: - tratamiento apropiado de toda la superficie que va a ser pintada. - aplicación cuidadosa de un recubrimiento de protección antióxido a todas las superficies perfectamente raspadas. b) raspado de la superficie oxidada. aplicación de un revestimiento de pintura epóxica. Cada 3 años, una renovación limitada que comprende la aplicación de un revestimiento de pintura con base alquídica después del tratamiento protector de las superficies corroídas. Esta intervención, llevada a cabo metódicamente, con frecuencia hace posible aplazar una nueva aplicación completa de pintura hasta después de 8 a 10 años, ya que es más fácil tratar la corrosión en su primera manifestación. La pintura aplicada a todas las partes metálicas debe ir precedida de la aplicación de un revestimiento de plomo rojo y un revestimiento de pintura antioxidante. Una buena pintura debe durar como mínimo siete años en climas húmedos. En lo que se refiere a postes de concreto, prácticamente no necesitan ninguna protección o mantenimiento durante los primeros 8 a 10 años. Transcurrido este período, es razonable asegurarse de que no se ha separado ningún menisco del cemento, particularmente alrededor de la puerta de inspección del poste. Los postes de aluminio y poliéster prácticamente no necesitan mantenimiento. Para estas operaciones no se puede recomendar ningún período absoluto, ya que depende en gran medida de las condiciones climáticas. 92 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) 11.2.5 Mantenimiento de las instalaciones de alumbrado de viaductos y vías elevadas Los puentes, viaductos y vías elevadas tienen una estructura bastante costosa; por lo tanto, se construyen solamente cuando el tránsito esperado justifica el gasto. De aquí que las operaciones de mantenimiento necesariamente se deben realizar durante horas de tráfico bajo, lo que hace esta operación muy onerosa. En consecuencia, para el alumbrado de estas estructuras se deben escoger materiales sólidos y duraderos, de manera que el mantenimiento sea fácil y se pueda realizar con intervalos más o menos largos, sin deterioro del funcionamiento de la instalación. 11.2.6 Mantenimiento del alumbrado de postes altos Los accesorios de alumbrado de gran altura de instalación generalmente comprenden un mástil, varias luminarias, una plataforma fija o móvil situada en la parte superior del poste, y las luminarias. En cuando al mástil, el mantenimiento se debe realizar como se recomienda en los numerales 11.2.3 y 11.2.4. Debido a que el mantenimiento se dificulta en las grandes alturas, se recomienda que el mástil sea de un material que requiera poco mantenimiento. Cuando los mástiles se instalan alejados de una calle, es necesario construir para cada uno de ellos una vía de acceso para los vehículos de mantenimiento. El mantenimiento de las luminarias y bombillas debe incluir todas las operaciones periódicas descritas en los numerales 11.2.2 y 11.2.3. 11.2.6.1 Cuando la plataforma es fija, el acceso a las luminarias se debe hacer con todas las medidas de seguridad lo que incluye una escalera. En cualquier caso, se recomienda una plataforma a intervalos regulares, para permitir al personal de mantenimiento tomar un descanso. Estas personas deben utilizar un cinturón de seguridad. La plataforma misma debe tener una barandilla u otro sistema de seguridad que permita al personal de mantenimiento asegurar sus dispositivos de retención y un gancho para sujetar el cinturón de seguridad. También se puede utilizar una grúa móvil para que el personal pueda ser transportado a lo alto del poste. Este sistema no es factible cuando el clima es severo. 11.2.6.2 Cuando la plataforma es móvil, se permite bajar las luminarias al suelo. Esta solución es la más segura. Su costo inicial es alto, pero en el tiempo resulta más económica, puesto que evita tener que utilizar un vehículo de mantenimiento especial y entrenar personal especializado. La plataforma móvil debe estar equipada con un sistema de retención absolutamente confiable para evitar que la plataforma se caiga, principalmente en áreas urbanizadas o con mucho tráfico. Los diferentes elementos de la plataforma deben estar unidos sólidamente, ya que el ensamble debe resistir vibraciones. El emplazamiento de los mástiles debe ser tal, que el mantenimiento de la plataforma, una vez bajada, se pueda llevar a cabo sin causar interferencias del tráfico. Una instalación correcta necesita ser verificada mínimo cada 2 años, e incluso cada 5 años. Sin embargo, los contactos eléctricos en la parte superior del poste se deben revisar anualmente, y todo el equipo móvil debe ser operado arriba y abajo cada tres meses. Anexo A (Normativo) 93 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Normas complementarias Esta norma debe usarse en conjunción con las siguientes normas NTC. Todos los requerimientos, definiciones y textos, excepto los específicamente detallados en esta norma, deben estar de acuerdo con éstas. NTC 1469:1979, Casquillos y portalámparas para lámparas de iluminación general. Designaciones. NTC 1470:1987 (Primera actualización), Electrotecnia. Casquillos y portalámparas roscados E27 y E40. Dimensiones y galgas de verificación. NTC 2117:1986, Electrotecnia. Balastos para bombillas de alta intensidad de descarga. Especificaciones. NTC 2118:1988 (Primera actualización), Electrotecnia. Balastos para bombillas de alta intensidad de descarga. Ensayos. NTC 2230:1989 (Primera actualización), Electrotecnia. Luminarias. NTC 2232:1986, Electrotecnia. Portalámparas edison roscados. NTC 2243:1990 (Primera actualización), Electrotecnia. Lámparas de vapor de sodio de alta presión. NTC 3200:1992, Electrotecnia. Arrancadores para bombillas de sodio de alta presión. NTC 3282:1991, Electrotecnia. Bombillas de sodio de alta presión. Métodos para medir sus características. 94 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Anexo B (Informativo) Índice analítico Altura de montaje: 3.4; 3.17; 7.1; 7.1.3; 7.5.4; 7.5.5; 8.2.3.1; 9.1.3; 10.1.4; 10.3.1.1; 10.6.2; 10.7.5. Apantallamiento: 3.5; 7.4.8.2; 8.2.3. Arrancador: 3.12; 11.2.3.2. Balasto: 3.7; 3.12; 8.1.2; 10.5.1.3; 11.1.4; 11.1.7; 11.2.3.2. Bombilla: 3.6; 3.7; 3.12; 3.13; 3.24; 3.26; 3.31; 3.37; 3.48; 3.52; 3.74; 7.4.1; 7.4.3; 7.4.8.2; 8.1.1; 8.1.2; 8.1.3; 8.1.4; 8.1.5; 10.1.4;10.2; 10.3.1.1; 10.5.1.3; 11.1.5; 11.1.6; 11.2; 11.2.1; 11.2.2; 11.2.3. Campo visual: 3.9; 3.20; 7.1; 7.4.8.2. Candela (cd): 3.10; 3.11; 3.44; 3.46; 3.47; 3.50. Conjunto óptico: 3.13; 8.2.1; 11.2.3.2. Contraste: 3.14; 3.65; 3.71; 3.76; 7.1; 7.1.4; 7.1.6; 7.1.7; 7.4.3; 7.4.8.2; 8.1.5; 9.2.1; 9.2.6; 7.2.4; 7.2.5; 7.2.6; 7.2.7; 7.2.8; 7.3.1; 7.3.2; 7.3.3; 7.3.4; 7.3.5. Curva isolux: 3.17; 10.1.3; 10.3.1. Densidad de flujo: 3.29; 3.43; 3.18. Deslumbramiento: 3.20; 4.1; 4.3; 7.1.5; 7.1.7; 7.4; 7.4.3; 7.4.8; 7.5.1. Diagrama polar: 3.21; 10.1.2. Difusor: 3.22; 3.52; 8.2.1. Dispersión: 3.23; 7.5.1; 7.4.3. Eficiencia luminosa: 3.23; 8.1.5; 8.2; 10.5.1. Energía radiante (Q): 3.16; 3.41; 3.27. Factor de mantenimiento: 3.31; 10.2; 10.3.1. Factor de uniformidad: 3.32; 3.33; 3.34. 95 NORMA TÉCNICA COLOMBIANA NTC 900 (Primera actualización) Flujo luminoso: 3.17; 3.25; 3.26; 3.30; 3.35; 3.38; 3.39; 3.42; 3.43; 3.44; 3.46; 3.58; 3.59; 3.64; 3.75; 7.1; 7.2.4; 7.4.1; 7.4.3; 8.1; 8.2; 8.2.1; 8.2.2.2; 7.5.2; 9.1.3; 10.1.4; 10.2; 10.3.1; 11.1.3. Iluminancia (E): 3.31; 3.32; 3.39; 3.42; 3.49; 7.1.6; 7.2.4; 9.2.5; 9.5.1; 10; 10.1; 10.2; 10.3; 10.4; 10.5; 10.9.4; 11.1.1; 11.2.3. Iluminación: 3.43; 4; 4.2; 4.3; 5; 6; 3.17; 3.53; 7.1.2; 7.1.7; 7.2.3; 7.2.4; 7.2.6; 7.4; 7.4.3; 7.4.5; 7.4.8.1; 7.4.8.2; 7.5; 9.1.1; 9.1.2; 9.1.3; 9.2.1; 9.2 2; 9.2.3; 9.2 5; 9.2.6; 9.2.7; 9.2.8; 9.3; 9.5.2; 9.6; 9.7; 10.2; 10.3; 10.3.1; 10.3.2; 10.5.1; 10.5.5; 11; 11.1.1; 11.2.3.2. Luminancia (E): 4.3; 3.11; 3.14; 3.20; 3.31; 3.32; 3.33; 3.34; 3.39; 3.47; 3.49; 3.65; 3.71; 7.1; 7.1.2; 7.1.3; 7.1.4; 7.1.5; 7.1 6; 7.1.7; 7.2.1; 7.2.3; 7.2.4; 7.4; 7.4.1; 7.4.2; 7.4.3; 7.4.4; 7.4.5; 7.4.6; 7.4.8.2; 7.5; 9.4; 9.5.1; 10; 10.1; 10.2; 10.4.3; 10.6; 10.7.1; 10.7.4; 10.7.5; 10.8.1; 10.9.1; 10.9.2; 10.9.3; 10.9.4; 11.1.1; 11.1.6; 11.2.3. Luminaria: 3.4; 3.5; 3.26; 3.31; 3.35; 3.48; 3.50; 3.52; 7.1; 7.1.1; 7.1.2; 7.1.3; 7.1.4; 7.1.5; 7.1.6; 7.2.7; 7.3.1; 7.4.1; 7.4.3; 7.4.6; 7.4.7; 7.4.8.2; 7.5; 7.5.1; 8.1; 8.2; 9.1; 9.2; 9.3; 9.4; 9.5; 9.7; 10.1; 10.1.4; 10.3; 10.4.2; 10.4.3; 10.5.2; 10.5.5; 10.6; 10.7.1; 10.7.2; 10.7.3; 10.7.5; 10.8.1; 10.8.5; 10.9.1; 10.9 3; 11.1; 11.1.4; 11.1.5; 11.1.6; 11.2; 11.2.1; 11.2.2; 11.2.3.1; 11.2.3.2; 11.2.6. Reflector: 3.13; 3.52; 3.59; 7.4.6; 7.5.1; 8.2.1; 11.1. Refractor: 3.13; 3.34; 3.52; 3.64; 8.2.1; 11.1. Visibilidad: 4.1; 4.2; 3.20; 3.73; 3.76; 7.1.6; 7.1.7; 7.2.3; 7.4.2; 7.4.3; 7.4.6; 7.4.8.2; 9.7. 96 PRÓLOGO El Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación, ICONTEC, es el organismo nacional de normalización, según el Decreto 2269 de 1993. El ICONTEC es una entidad de carácter privado, sin ánimo de lucro, cuya Misión es fundamental para brindar soporte y desarrollo al productor y protección al consumidor. Colabora con el sector gubernamental y apoya al sector privado del país, para lograr ventajas competitivas en los mercados interno y externo. La representación de todos los sectores involucrados en el proceso de Normalización Técnica está garantizada por los Comités Técnicos y el período de Consulta Pública, este último caracterizado por la participación del público en general. La NTC 900 (Primera actualización) fue ratificada por el Consejo Directivo el 98-07-22. Esta norma está sujeta a ser actualizada permanentemente con el objeto de que responda en todo momento a las necesidades y exigencias actuales. A continuación se relacionan las empresas que colaboraron en el estudio de esta norma a través de su participación en el Comité Técnico 383902 Iluminación. ANDINA DE LUMINARIAS ARCHIPIÉLAGOS POWER AND LIGHT CEDELCA CELSA CENTRALES ELÉCTRICAS DE NARIÑO CENTRALES ELÉCTRICAS DE NORTE DE SANTADER CENTRALES HIDROELÉCTRICA DE CALDAS CONSEJO COLOMBIANO DE SEGURIDAD CORELCA DISPROEL ELECTRIFICADORA DE BOLIVAR ELECTRIFICADORA DE CAQUETÁ ELECTRIFICADORA DE LA GUAJIRA ELECTRIFICADORA DE SANTANDER ELECTRIFICADORA DEL CESAR ELECTRIFICADORA DEL HUILA ELECTRIFICADORA DEL MAGDALENA ELECTROCONTROL EMPRESA ANTIOQUEÑA DE ENERGÍA EMPRESA DE ENERGÍA DE ARAUCA EMPRESA DE ENERGÍA DE BOGOTÁ EMPRESA DE ENERGÍA DE CUNDINAMARCA EMPRESA DE ENERGÍA DEL QUINDIO EMPRESAS MUNICIPALES DE CALI EMPRESAS MUNICIPALES DE CARTAGO EMPRESAS PÚBLICAS DE MEDELLÍN GENERAL ELECTRIC ILUMINACIONES TÉCNICAS INADISA INDUSTRIAS ELÉCTRICAS SCHEREDER INDUSTRIAS ELECTRÓNICAS OMEGA INDUSTRIAS ERGÓN INDUSTRIAS OCAMPO INTEGRAL INTERNACIONAL DE LUMINARIAS INVAMA MEGALIFE PHILIPS ROY ALPHA SUPERINTENDENCIA DE INDUSTRIA Y COMERCIO SYVANIA TOPLUZ UNILEMH LTDA. Además de las anteriores, en Consulta Pública el Proyecto se puso a consideración de las siguientes empresas: CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DEL CAUCA ELECTRIFICADORA DE BOYACÁ EMPRESAS PÚBLICAS DE PEREIRA El ICONTEC cuenta con un Centro de Información que pone a disposición de los interesados normas internacionales, regionales y nacionales. DIRECCIÓN DE NORMALIZACIÓN ...
View Full Document

This note was uploaded on 05/18/2010 for the course ELECTRICAL 0101010 taught by Professor Yotas during the Spring '10 term at Universidad Nacional de Colombia.

Ask a homework question - tutors are online