Imagina a una persona que siempre sabe qu\u00e9 decir.docx - Imagina a una persona que siempre sabe qu\u00e9 decir Alguien que puede calmar una situaci\u00f3n tensa

Imagina a una persona que siempre sabe qué decir.docx -...

This preview shows page 1 - 3 out of 9 pages.

Imagina a una persona que siempre sabe qué decir. Alguien que puede calmar una situación tensa, dar malas noticias de manera grácil. Alguien seguro de sí mismo pero sin ser arrogante; valiente pero no imprudente; generoso pero nunca extravagante. Este es el tipo de persona a la que todo el mundo quiere parecerse y de la que queremos estar cerca. Alguien que parece haber dominado el arte de ser una persona. Esto puede sonar como una proeza imposible, pero Aristóteles creía que, aunque es raro, sí existen estas personas. Y son lo que todos debemos aspirar a ser: virtuosos. Y hay toda una teoría moral basada en esta idea de la virtud. Pero a diferencia de la mayoría de las teorías morales que hemos discutido, la teoría de la virtud no pasa mucho tiempo diciéndote qué hacer. No hay imperativo categórico o principio de utilidad. En cambio, la teoría de la virtud tiene que ver con el carácter. En lugar de decir, "sigue estas reglas para que puedas ser una buena persona", Aristóteles y otros teóricos de la virtud razonaron que, si nos concentramos en ser buenas personas, las acciones correctas llegarán sin esfuerzo. Conviértete en una buena persona y harás cosas buenas. No se necesita un libro de reglas. Así que, ¿por qué deberías ser una persona virtuosa? Por la eudemonía. La teoría de la virtud refleja la antigua suposición de que los seres humanos tenemos una naturaleza fija – una esencia – y que la forma en que maduramos es mediante la adhesión a esa naturaleza. Aristóteles describió esto en lo que llamó "funcionamiento adecuado". Todo tiene una función, y una cosa es buena en la medida en que cumple su función, y mala en la medida en que no lo hace. Esto se ve fácilmente en los objetos creados por los seres humanos. Una función de un cuchillo es cortar, por lo que un cuchillo sin filo es un mal cuchillo. Una función de una flor es crecer y reproducirse, por lo que una flor que no lo hace simplemente es mala siendo una flor.
Image of page 1
Y lo mismo vale para los seres humanos – somos animales – por lo que todas las cosas que indicarían el funcionamiento apropiado para un animal es válido para nosotros también – necesitamos crecer y estar sanos y fértiles. Pero también somos "el animal racional", y un animal social, por lo que nuestra función también implica el uso de la razón y llevarse bien con nuestra manada. Puedes notar que esto suena un tanto similar a la teoría de la ley natural – la teoría de Aquino que dice que Dios nos hizo con las herramientas que necesitamos para saber lo que es bueno.
Image of page 2
Image of page 3

You've reached the end of your free preview.

Want to read all 9 pages?

  • Fall '20
  • Juan Abalo
  • Vida, Tomás de Aquino, Virtud, Vicio, Aristoteles, CORE Etica

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

Stuck? We have tutors online 24/7 who can help you get unstuck.
A+ icon
Ask Expert Tutors You can ask You can ask You can ask (will expire )
Answers in as fast as 15 minutes