INFORME RADIACIONES (1).pdf - RADIACIONES La radiaciu00f3n...

  • No School
  • AA 1
  • 10

This preview shows page 1 out of 10 pages.

You've reached the end of your free preview.

Want to read all 10 pages?

Unformatted text preview: RADIACIONES La radiación es la emisión, propagación y transferencia de energía en cualquier medio en forma de ondas electromagnéticas o partículas. Una onda electromagnética es una forma de transportar energía (por ejemplo, el calor que transmite la luz del sol). CLASIFICACIÓN RADIACIÓN NO IONIZANTE: No tienen la suficiente energía como para romper los enlaces que unen los átomos del medio que irradian (ondas de radio y TV, microondas, luz visible, etc.). Las radiaciones no ionizantes tienen diferentes formas de generarse. De manera general, por los movimientos acelerados de partículas eléctricas, sin embargo, pueden ocurrir otros fenómenos que las generan en las transiciones de los electrones en las capas medias externas de muchos átomos; que es lo que produce la radiación ultravioleta y la visible; mientras que otras como la infrarroja se generan en las vibraciones atómicas y moleculares TIPOS DE RADIACIONES NO IONIZANTES Radiación ultravioleta: La radiación ultravioleta se divide en zonas A, B y C: Radiación UV-A: tiene una longitud de onda que varía entre 315 y 400 nanómetros. Se denomina luz negra y produce fluorescencia de numerosas sustancias. Radiación UV-B: su longitud de onda varía entre 280 y 300 nanómetros, comprende casi todas las emisiones ultravioletas. Su efecto posible negativo es la aparición de eritema cutáneo. Radiación UV-C: su longitud de onda varía entre 100 y 280 nanómetros, produce efectos germicidas, de forma que su utilización es muy frecuente en granjas de perros, visones, zorros, que sufren frecuentemente enfermedades respiratorias. Valores límite umbral: Los valores límite para la exposición laboral a la radiación ultravioleta incidente sobre la piel o los ojos son los siguientes: Radiación ultravioleta (180 a 400 nm) La exposición UV radiante incidente sobre la piel o los ojos sin proteger, no debe sobrepasar los valores indicados en la Tabla 1 en un período de 8 horas. Los valores se dan en julios por metro cuadrado (J/m2) y en milijulios por centímetro cuadrado (mJ/cm2) [Nota: 1 mJ/cm2 = 10 J/m2]. El tiempo de exposición en segundos (t max) para alcanzar el valor límite de la radiación ultravioleta (UV) que incide sobre la piel o los ojos sin proteger, se puede calcular dividiendo 0,003 J/cm2 por la irradiancia efectiva (Eeff ) en watios por centímetro cuadrado (W/cm2). Para determinar la Eeff de una fuente de banda ancha ponderada frente al pico de la curva de efectividad espectral (270 nm), se debe emplear la fórmula siguiente: Radiación visible: Comprende entre 400 y 700 nanómetros, dependiendo la frecuencia del color de la emisión. La exposición del ojo humano a la luz visible estimula varias respuestas psicológicas (adaptación, cierre parcial o total de párpados, etc.). Radiación infrarroja: Se extiende desde los 750 nanómetros hasta 1 mm. Las gamas A, B y C tienen como límites 750, 1.400, 3.000 y 100.000 nanómetros (nm). Los efectos biológicos de los rayos infrarrojos son escasos por su poco poder de penetración. Únicamente existen efectos térmicos. La radiación infrarroja penetra la capa superficial de la piel a no más de 0,8 mm de profundidad. Por tanto, el efecto es solamente de calentamiento superficial, si bien entre 750 y 1.500 nm puede causar quemaduras y aumento de pigmentación. Valores recomendados Los valores límite para la exposición laboral de los ojos a la radiación luminosa de banda ancha e infrarroja próxima, se aplican a la exposición en cualquier jornada de trabajo de 8 horas y hay que conocer la radiancia espectral (Ll) y la irradiancia total (E) de la fuente medida en los ojos del trabajador. Generalmente, datos espectrales tan detallados de una fuente de luz blanca sólo son necesarios si la luminancia de la fuente sobrepasa el valor de 1 cd/ cm2. Microondas y radiofrecuencias: Las microondas se encuentran entre 1m y 1mm de longitud de onda, mientras que las radiofrecuencias entre 2mm y 3m. Los efectos biológicos producidos por las microondas de bajos niveles no son conocidos. Para aumentar la temperatura corporal es necesario que el cuerpo tenga un diámetro mayor o igual a 1 décimo de la longitud de onda. Láser: Según los posibles riesgos, los láseres se clasifican en las siguientes categorías: Clase I: sin riesgo. Clase II: potencia baja, puede producir lesión en la retina mirando el foco emisor durante un tiempo prolongado. Se requiere colocar señal de advertencia. Clase III-A: potencia moderada, cuando la energía es transmitida al ojo. Clase III-B: láseres capaces de provocar lesiones cuando se les mira directamente. Clase IV: los de mayor riesgo. Pueden producir lesiones por rayo directo o reflejado y también son riesgo de incendio. Para su efecto los valores límites permisibles son: QUÉ TIPO DE DAÑOS PUEDEN PRODUCIR LAS RADIACIONES NO IONIZANTES Las radiaciones no ionizantes sí que pueden tener efectos biológicos en las personas expuestas dependiendo de la frecuencia de emisión y la cantidad de energía recibida. Resumimos los principales: Radiaciones ultravioletas: existen distintos tipos y pueden llegar a ser ionizantes. Pero, centrándonos en las no ionizantes, estas están muy presentes en el sector sanitario para esterilizar herramientas médicas, pero también en la industria (por ejemplo, ciertos equipos de soldadura las emiten). Puede producir daños en la piel como quemaduras, erupciones e incluso provocar cáncer de piel. Radiaciones de tipo visible: proceden sobre todo de aparatos como láseres. Este tipo de maquinaria es capaz de concentrar la energía en una zona muy reducida y, de esta intensidad concentrada, nacen los principales riesgos. Afectan sobre todo a los ojos, por lo que es obligatorio usar los láseres con protección óptica. Dependiendo del tipo de láser manejado, los riesgos laborales asociados varían. Radiofrecuencias y microondas: en el ámbito médico, son las máquinas de diatermia las que producen este tipo de radiaciones no ionizantes. Su efecto directo es el aumento de la temperatura de la piel. RADIACIÓN IONIZANTE Tienen suficiente energía como para producir ionizaciones de los átomos del medio o materia que es irradiado. Van desde los rayos X hasta la radiación cósmica. Se puede afirmar que las radiaciones ionizantes se producen básicamente en el interior de los átomos como consecuencia de varios fenómenos, entre ellos la desintegración natural y/o artificial de los mismos, como ocurre con las partículas alfa y con las radiaciones beta y gamma que emergen del núcleo de los átomos; mientras que las X se produce por las transiciones de los electrones de las capas internas de los átomos y en ciertos casos por el frenado abrupto de partículas eléctricas de alta velocidad Tipos de radiaciones. Según su interacción con la materia: Alfa: Con capacidad limitada de penetración en la materia pero mucha intensidad energética. Beta: Algo más penetrante pero menos intenso que las radiaciones alfa. Gamma: Es la radiación más penetrante de todas. FUENTES Las personas están expuestas a diario tanto a la radiación de origen natural o humano. La radiación natural proviene de muchas fuentes, como los más de 60 materiales radiactivos naturales presentes en el suelo, el agua y el aire. El radón es un gas natural que emana de las rocas y la tierra y es la principal fuente de radiación natural. Diariamente inhalamos e ingerimos radionúclidos presentes en el aire, los alimentos y el agua. Asimismo, estamos expuestos a la radiación natural de los rayos cósmicos, especialmente a gran altura. La exposición humana a la radiación proviene también de fuentes artificiales que van desde la generación de energía nuclear hasta el uso médico de la radiación para fines diagnósticos o terapéuticos. Exposición a la radiación ionizante La exposición a la radiacin puede ser interna o externa y puede tener lugar por diferentes vías. La exposición interna a la radiación ionizante se produce cuando un radionúclido es inhalado, ingerido o entra de algún otro modo en el torrente sanguíneo (por ejemplo, inyecciones o heridas). La exposición interna cesa cuando el radionúclido se elimina del cuerpo, ya sea espontáneamente (por ejemplo, en los excrementos) o gracias a un tratamiento. La exposición externa se puede producir cuando el material radiactivo presente en el aire (polvo, líquidos o aerosoles) se deposita sobre la piel o la ropa. Generalmente, este tipo de material radiactivo puede eliminarse del organismo por simple lavado. EFECTOS BIOLÓGICOS DE LAS RADIACIONES IONIZANTES EN LA SALUD El daño que causa la radiación en los órganos y tejidos depende de la dosis recibida, o dosis absorbida, que se expresa en una unidad llamada gray (Gy). El daño que puede producir una dosis absorbida depende del tipo de radiación y de la sensibilidad de los diferentes órganos y tejidos Más allá de ciertos umbrales, la radiación puede afectar el funcionamiento de órganos y tejidos, y producir efectos agudos tales como enrojecimiento de la piel, caída del cabello, cataratas oculares, Cáncer cutáneo, alteraciones hematológicas (son aquellas que afectan la producción de sangre y sus componentes, como los glóbulos rojos, glóbulos blancos, la hemoglobina, las proteínas plasmáticas, el mecanismo de coagulación), aplasia medular (es la desaparición de las células encargadas de la producción de la sangre en la médula ósea), anemias, Caída del cabello, Inflamación bronquial, neumonitis, esterilidad, quemaduras por radiación o síndrome de irradiación aguda: el síndrome agudo de irradiación es el conjunto de signos y síntomas que presenta un ser humano cuando se irradia, en un corto intervalo de tiempo, con una dosis mayor de 0.5 SV. Estos efectos son más intensos con dosis más altas y mayores tasas de dosis. Por ejemplo, la dosis liminar para el síndrome de irradiación aguda es de aproximadamente 1 Sv (1000 mSv). Puede producir daños cerebrales en el feto tras la exposición prenatal aguda a dosis superiores a 100 mSv entre las 8 y las 15 semanas de gestación y a 200 mSv entre las semanas 16 y 25. Los estudios en humanos no han demostrado riesgo para el desarrollo del cerebro fetal con la exposición a la radiación antes de la semana 8 o después de la semana 25 EFECTOS ESTOCÁSTICOS (Probabilísticos) Son aquellos cuya ocurrencia está en función de la dosis, es decir, la probabilidad de ocurrencia del efecto es proporcional a la dosis recibida Cáncer, Malformaciones y enfermedades hereditarias, Tumores malignos, Leucemias EFECTOS CRONICOS Los síndromes crónicos se presentan generalmente cuando los individuos reciben dosis corporales pequeñas pero repetidas de radiaciones ionizantes. Estos síndromes pueden pasar desapercibidos y pueden producirse con dosis recibidas aparentemente normales. EFECTOS DE LA RADIACION NO IONIZANTE EN LA SALUD La exposición a ella por un tiempo prolongado puede producir quemaduras, pero no modifica la composición interna de los átomos ya que no los ioniza. El grado de luz visible representa poco riesgo biológico salvo para la vista en condiciones extremas. Las personas trabajan continuamente al aire libre, a plena luz solar pueden desarrollar tumores cutáneos en las áreas expuestas del cuerpo. La evidencia experimental indica que los efectos biológicos de los campos electromagnéticos generados por la transmisión de potencia eléctrica incluyen los fenómenos visuales conocidos como electrofosfenos y magnetofosfenos, así como la modificación en el ritmo cardíaco. El daño de la piel causado por la radiación es básicamente térmico en naturaleza y no se conocen efectos de bajo nivel a largo plazo. Los niveles de daño de umbral son esencialmente similares a los del daño a la piel producidos por la radiación visible. La piel y los ojos son los órganos críticos que sufren los efectos de la radiación. Existe una gran controversia acerca de si la exposición a los campos electromagnéticos produce un riesgo elevado de cáncer, principalmente leucemia y tumores del tejido nervioso. Reproducción, con especial referencia a las consecuencias para el embarazo En estudios epidemiológicos se han notificado consecuencias adversas y cáncer infantil tras exposición materna y también paterna a campos magnéticos, indicándose en el caso de la exposición paterna un efecto genotóxico (es la capacidad para causar daño al material genético por agentes físicos, químicos o biológicos). Cáncer Estudios epidemiológicos sobre leucemia infantil y exposición residencial a líneas aéreas de tendido eléctrico parecen indicar un ligero aumento del riesgo, y se notifican riesgos excesivos de leucemia y tumores cerebrales en profesiones eléctricas. Hay dos mecanismos posibles que podrían ser importantes en orden al favorecimiento del cáncer y que, por lo tanto, merecen especial atención. Uno de ellos tiene que ver con la reducción de los niveles nocturnos de melatonina inducida por los campos magnéticos y el otro está relacionado con el descubrimiento de cristales de magnetita en los tejidos humanos Reacciones neurológicas y de comportamiento Estudios de provocación con voluntarios jóvenes parecen indicar alteraciones fisiológicas tales como disminución de la frecuencia cardiaca y alteraciones del electroencefalograma (EEG) tras la exposición a campos eléctricos y magnéticos relativamente débiles. La hipersensibilidad a la electricidad parece ser de origen multifactorial. Se ha notificado una gran variedad de síntomas y molestias, principalmente de la piel y el sistema nervioso. La mayoría de los pacientes tienen molestias cutáneas difusas en la cara, como enrojecimiento, rubefacción, rubicundez, calor, pinchazos, dolor y tirantez. También se describen síntomas asociados con el sistema nervioso, como cefalea, mareos, fatiga y debilidad, hormigueo y pinchazos en las extremidades, falta de aliento, palpitaciones, transpiración abundante, depresiones y fallos de memoria. La piel Eritema El eritema, o “quemadura solar”, es un enrojecimiento de la piel que normalmente aparece de cuatro a ocho horas después de la exposición a la RUV y desaparece gradualmente al cabo de unos días. Las quemaduras solares intensas provocan formación de ampollas y desprendimiento de la piel. El ojo Fotoqueratitis y fotoconjuntivitis Son reacciones inflamatorias agudas como consecuencia de la exposición a radiación UVB y UVC, que aparecen pocas horas después de una exposición excesiva y normalmente remiten al cabo de uno o dos días. Lesión retiniana por luz brillante Aunque la lesión térmica de la retina por fuentes de luz es improbable, pueden producirse daños fotoquímicos por exposición a fuentes con una fuerte componente de luz azul, con reducción temporal o permanente de la visión. ...
View Full Document

  • Fall '19
  • Radiación ultravioleta, Radiación, Leucemia, Radiación infrarroja, Radiación no ionizante

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

Stuck? We have tutors online 24/7 who can help you get unstuck.
A+ icon
Ask Expert Tutors You can ask You can ask You can ask (will expire )
Answers in as fast as 15 minutes