5.3 tomade decisiones

5.3 tomade decisiones - 5.3 La toma de decisiones y la...

Info iconThis preview shows pages 1–2. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
5.3 La toma de decisiones y la necesidad de un criterio Quien tiene que decidir, no sólo necesita una información amplia y confiable sobre las distintas opciones que se le presentan. Pues, aunque tuviera un conocimiento exhaustivo de cada una de ellas y de sus posibles consecuencias, carecería todavía de una base suficiente para poder decidir correctamente. Es verdad que, en muchas ocasiones la falta de información, o peor, la mala información, nos aboca a decisiones desacertadas. Pero también es verdad que, muchas otras veces, nuestras elecciones son incorrectas incluso estando sobrados de información. Efectivamente, para poder utilizar adecuadamente la información de que disponemos debemos saber valorarla y, para ello, precisamos de un crterio. Si no sabemos lo que queremos, no podemos aprovechar la información para determinar qué opción se corresponde mejor con nuestro querer. O más aún, incluso si sabemos qué queremos pero no nos hemos preocupado por aclarar en qué consiste nuestro bien, puede ser que nuestro querer nos desvíe de la elección más adecuada y, en último término, de la realización de un proyecto de vida digno de mi persona. Por todo ello, para decidir bien, hay ante todo que definir los valores que nos sirvan de criterio para sopesar las distintas opciones, Antes incluso de afinar nuestras técnicas para utilizar con acierto la información, necesitamos determinar los valores, o el conjunto de jerarquizado de valores que han de guiar el proceso de decisión. Por ejemplo, en el ámbito de los negocios se analizan los costos y los beneficios que implica cada línea de acción y se suele considerar más adecuada aquella opción que garantice un mayor beneficio económico con menores riesgos. Pero, también puede decidirse que lo que interesa es la obtención de los mayores beneficios posibles en el mínimo de tiempo y, entonces ,los riesgos serían algo a asumir más que algo a evitar. Según se busque una u otra cosa, se valorarán de modo diferente las distintas opciones existentes y también la información de que se disponga. En ambos casos, resultará relevante aquella que permita anticipar con mayor precisión las consecuencias de cada línea de acción en términos de costos, beneficios y riesgos, pero, según el fin que se persiga, la misma información podrá servir de fundamento para una u otra elección. Lo que está claro es que la decisión adecuada no se deduce de la información disponible, sino de la evaluación de la misma tomando como criterio los fines que se persiguen. Pero, entonces, el problema que emerge es cómo evaluar los fines, cuál es el criterio que nos ayuda a identificar a un fin como bueno, para decidir, en el ejemplo, si es mejor optar por beneficios moderados pero seguros o por altos beneficios aunque haya que correr grandes riesgos. El caso es que si estas cuestiones previas no se clarifican, entonces tampoco se sabe bien qué hacer con la información. Algo semejante ocurre con el proyecto de vida: si no está mínimamente claro qué es
Background image of page 1

Info iconThis preview has intentionally blurred sections. Sign up to view the full version.

View Full DocumentRight Arrow Icon
Image of page 2
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

This note was uploaded on 03/05/2011 for the course EVAP ITC H2001 taught by Professor Marialuisavargas during the Spring '10 term at ITESM.

Page1 / 4

5.3 tomade decisiones - 5.3 La toma de decisiones y la...

This preview shows document pages 1 - 2. Sign up to view the full document.

View Full Document Right Arrow Icon
Ask a homework question - tutors are online