Dialectica de la naturaleza

10 1435 solamente partiendo de esta accin mutua

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: o y roto la vieja idea de la necesidad." (N. del ed.) 188 [b) LÓGICA DIALÉCTICA Y TEORÍA DEL CONOCIMIENTO. SOBRE LOS “LÍMITES DEL CONOCIMIENTO” * Unidad de naturaleza y espíritu . 1 Para los griegos era algo evidente por sí mismo que la, naturaleza no podía ser irracional, pero todavía es hoy el día en que hasta los más necios empíricos demuestran con sus razonamientos (por muy falsos que ellos puedan ser) que están convencidos de antemano de que la naturaleza no puede ser irracional, ni la razón antinatural. * El desarrollo de un concepto o de una relación conceptual (positivo y negativo, causa y efecto, sustancia y accidente) en la historia del pensamiento guarda con respecto a su desarrollo en la mente del dialéctico individual la misma relación que la que existe entre el desarrollo de un organismo en la paleontología y su desarrollo en la embriología (o, mejor dicho, en la historia y en el embrión concreto). Fue Hegel el primero que descubrió, con respecto a los conceptos, que la cosa es así. En el desarrollo histórico, desempeña su papel la casualidad, que en el pensamiento dialéctico, lo mismo que en el desarrollo del embrión, s e concentra e n la necesidad .2 * Lo abstracto y lo concreto. La ley general de los cambios de forma del movimiento es mucho más concreta que cualquier ejemplo "concreto" singular de ella. 3 * Entendimiento y razón. 4 Esta distinción hegeliana, en la que sólo es racional el pensamiento dialéctico, tiene cierto sentido. Toda actividad discursiva - inducción y deducción- y también, por tanto, la a bstracción ( los conceptos genéricos de Dido: 5 cuadrúpedos y bípedos), el a nálisis de objetos desconocidos (ya el mero hecho de romper una nuez es un comienzo de análisis), la s íntesis (en los rasgos de astucia de los animales) y, como combinación de ambos, la e xperimentación (ante nuevos obstáculos y en situaciones extrañas) la poseemos en común con los animales. En cuanto al tipo, todos estos modos de proceder -y, por 189 tanto, todos los medios de investigación científica que la lógica usual reconoce- son exactamente los mismos en el hombre y en los animales superiores. Difieren solamente en cuanto al grado. Los rasgos fundamentales del método son los mismos y conducen a iguales resultados en el hombre y en el animal, siempre y cuando que ambos trabajen o se las arreglen con estos métodos elementales. En cambio, el pensamiento dialéctico -precisamente porque tiene como premisa la investigación de la naturaleza de los conceptos mismos- sólo puede darse en el hombre y, aun en éste, solamente al llegar a una fase relativamente alta de desarrollo (los budistas y los griegos), y no alcanza su pleno desarrollo sino mucho más tarde, en la filosofía moderna -¡y, a pesar de ello, hay que tener en cuenta los gigantescos resultados alcanzados entre los griegos, adelantándose considerablemente a la investigación! La química, cuya forma de investigación predominante es el análisis, no es nada sin su polo contrario, la síntesis. 6 * [Sobre la clasificación de los juicios] 7 La lógica dialéctica, por oposición a la vieja lógica puramente formal, no se contenta, como ésta, con enumerar y colocar incoherentemente unas junto a otras las formas en que se mueve el pensamiento. Por el contrario, derivan estas formas la una de la otra, las subordina entre sí en vez de coordinarlas y desarrolla las formas superiores partiendo de las inferiores. Hegel, fiel a su división de toda la lógica, agrupa los juicios del siguiente modo:8 1. Juicio de existencia, la forma más simple del juicio, en el que se predica, afirmativa o negativamente, de una determinada cosa una cualidad general (juicio positivo: la rosa es roja; negativo: la rosa no es azul; infinito: la rosa no es un camello). 2. Juicio de reflexión, en el que se predica del sujeto una determinación relativa, una relación (juicio singular: 9 este hombre es mortal; particular:10 algunos, muchos hombres son mortales; universal:11 todos los hombres son mortales, el hombre es mortal). 3. juicio de necesidad, en el que se predica del sujeto su determinabilidad sustancial (juicio categórico: la rosa es una planta; hipotético: cuando sale el sol, es de día; disyuntivo: el lepidosiren [carámuru] es un pez o un anfibio. 4. juicio de concepto, en el que se predica del sujeto hasta qué punto corresponde a su naturaleza general o, como dice Hegel, a su 190 concepto (juicio asertorio: esta casa es mala; problemático: si una casa está construida de tal o cual modo, es buena; apodíctico: la casa construida de tal o cual modo es buena). 1) Juicio singular; 2) y 3) juicio particular; 4) juicio universal. Por muy seco que pueda parecer todo esto y por muy arbitraria que a primera vista se nos pueda antojar, aquí y allá, esta clasificación de los juicios, todo el que estudie a fondo el genial desarrollo del razonamiento en la "Lógica grande" de Hegel (Obras , V, págs. 63-115...
View Full Document

This note was uploaded on 06/15/2011 for the course FILOSOFIA 2 taught by Professor Juancarlosvillase during the Spring '11 term at Universidad de Chile.

Ask a homework question - tutors are online