Dialectica de la naturaleza

As no es raro encontrarse con pilas en las que los

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: O, ZnCl, etc. [Nota de Engels.] 116 la par que se que se forma un equivalente de sodio [NaOH], que se diluye en el agua del medio". La ecuación es ésta: Na2S04 + 2H2O = O + SO3 + NaOH + 2H. En este ejemplo cabría, en efecto, considerar desintegración la Na2 S04 = Na2 + SO3 + O como un proceso primario, electroquímico, y la transformación posterior Na2 + 2 H2O = 2 NaHO + 2H como un proceso secundario, puramente químico. Pero este proceso secundario se produce directamente sobre el electrodo mismo en que aparece el hidrógeno; por consiguiente, la cantidad muy importante de energía que se desprende con este motivo (111.810 unidades calóricas para Na,O,H aq., según Julius Thomsen) se ha convertido, en su mayor parte, al menos, en electricidad, y solamente una parte se ha transformado directamente en calor, en la cuba. Sin embargo, lo mismo puede también suceder con la energía química liberada directamente o con carácter primario en la pila. Pero la cantidad de energía que queda así disponible y se convierte en electricidad se sustrae de la que debe suministrar la corriente para la continua desintegración de SO4Na2. Si la transformación del sodio en óxido hidratado se revelaba en el momento inicial de todo el proceso como un proceso secundario, en la segunda fase pasa a ser un factor esencial del conjunto del proceso y deja, con ello, de tener carácter secundario. Pero en esta cuba electrolítica se opera, además, un tercer proceso: caso de que no llegue a formar una combinación con el metal del electrodo positivo, lo que desprendería nueva energía, SO2 se combina con H2O para formar SO4H2, o sea ácido sulfúrico. Sin embargo, esta transformación no se opera necesariamente en el mismo electrodo y, por consiguiente, la cantidad de energía liberada aquí (21.320 unidades calóricas, según J. Thomsen) se convierte totalmente o en su mayor parte en calor en la célula misma y suministra, además, una pequeñísima parte de la electricidad a la corriente. Por tanto, Wiedemann ni siquiera menciona el único proceso realmente secundario que se desarrolla en esta célula. II. "Si se somete a electrólisis una solución de sulfato de cobre [CuSO4 + 5H2O] entre un electrodo positivo de cobre y un electrodo negativo de platino, se desprende -al tiempo que se desintegra una solución de ácido sulfúrico en el mismo circuitosobre el electrodo negativo de platino un equivalente de cobre por un equivalente de agua desintegrada; en el electrodo positivo 117 debiera parecer un equivalente SO4, pero éste se combina con el cobre del electrodo para formar un equivalente CuSO4, que se disuelve en el agua de la solución de la electrólisis" [I, pág. 481]. Traducido esto al lenguaje moderno de la química, tendríamos que representarnos el proceso del modo siguiente: sobre el platino, se produce una precipitación de Cu, y el SO4 liberado, que no puede subsistir aisladamente, se desintegra en SO3 + O, cuyo O se desgaja libremente; SO3 toma del agua de la solución H2O para formar SO4H2, el cual se combina de nuevo, desgajándose H 2 , con el cobre del electrodo para formar CuSO4. En realidad, tenemos aquí ante nosotros tres procesos: 1) disociación de Cu y SO,; 2) SO 3 + O + H20 = SO4H2 + O; 3) H2SO4 + Cu = H2 + CuSO4. Sería fácil considerar el primero de estos tres procesos como primario y los otros dos como secundarios. Pero si planteamos el problema de las mutaciones de energía que aquí se operan, vemos que el primer proceso queda íntegramente compensado con una parte del tercero: la disociación del cobre de SO 4 se compensa con su incorporación al otro electrodo. Si hacemos caso omiso de la energía que se necesita para hacer que el cobre pase de un electrodo al otro y de la pérdida de energía inevitable (que no es posible determinar de manera exacta) en la pila por el hecho de su transformación en calor, estaremos precisamente ante el caso en que el proceso supuestamente primario no sustrae energía alguna a la corriente. La corriente suministra energía sólo para permitir la disociación, además indirecta, de H2 y O, que se revela como el resultado químico real de todo el proceso; es decir, para operar un proceso secundario o incluso terciario. En los dos casos ya enunciados, al igual que en otros, la distinción entre procesos primarios y secundarios tiene una innegable justificación relativa. En ambos casos, se ve que se desintegra también el agua y que los elementos de ésta se disocian en los electrodos contrapuestos. Y como, según los experimentos más recientes, el agua absolutamente pura se acerca lo más posible al ideal de un cuerpo no conductor y también, por tanto, a uno no electrólito, tiene su importancia demostrar que, en estos casos y en otros parecidos, no es el agua la que directamente se desintegra por vía electroquímica, sino que los elementos del agua se desprenden del ácido, a cuya formación debe, sin embargo, contribuir aquí el agua de la solución. III. "Si s...
View Full Document

Ask a homework question - tutors are online