Dialectica de la naturaleza

La corriente suministra energa slo para permitir la

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: tipo de empirismo tan escéptico en cuanto a los resultados del pensamiento contemporáneo como crédulo en lo que se refiere el pensamiento de sus antecesores. Hasta los hechos experimentalmente comprobados se vuelven, poco a poco, para él, inseparables de sus interpretaciones tradicionales; el más sencillo fenómeno eléctrico resulta falsificado cuando nos lo imaginamos, por ejemplo, introduciendo en él de contrabando las dos electricidades; este empirismo no es ya capaz de describir honradamente los hechos, pues en la descripción se desliza la interpretación tradicional. En una palabra, tenemos ante nosotros, en el campo de la teoría eléctrica, una tradición tan desarrollada como la que encontramos en el terreno de la teología. Y, como en ambos campos, los resultados de la moderna investigación, la comprobación de hechos hasta ahora desconocidos o controvertidos y las conclusiones teóricas que necesariamente se desprenden de ellas echan por tierra implacablemente la vieja tradición, los defensores de ésta caen en el mayor desconcierto. Se ven obligados a recurrir a toda suerte de subterfugios, a escapatorias insostenibles y a paliativos para envolver irreductibles contradicciones, con lo cual caen en un dédalo de contradicciones sin salida. Lo que aquí enreda a Wiedemann en la, más inextricable contradicción consigo mismo es la fe en toda la vieja teoría de la electricidad, tan sólo porque trata desesperadamente de conciliar de un modo racionalista la vieja explicación de la corriente por medio de la "fuerza de contacto" con la explicación moderna a base de la liberación de energía química. 113 Tal vez se nos objete que la crítica que más arriba se hace del modo como Wiedemann explica la formación de la corriente se reduce a una disputa puramente verbal, que es posible que Wiedemann se expresara al principio con un poco de imprecisión y descuido, pero que, al fin y al cabo, ofrece a pesar de todo una exposición correcta, a tono con el principio de la conservación de la energía, con lo cual repara todo el daño. He aquí, como respuesta a esto, otro ejemplo, su descripción de lo que ocurre en la pila cinc, solución de ácido sulfúrico, cobre. "Uniendo las dos placas con un hilo se produce una corriente galvánica... P or medio del proceso electrolítico 30 se desprende del a gua 30 de la solución de ácido sulfúrico un equivalente de hidrógeno, que va hacia el cobre en forma de burbujas. Y sobre el cinc se forma un equivalente de oxígeno, que lo oxida para formar óxido de cinc, el cual se disuelve en el ácido del medio, dando como resultado el óxido de cinc sulfatado" (I, pág. 593). Para disociar del agua el hidrógeno y el oxígeno se necesita para cada molécula de agua una energía de 68.924 unidades calóricas. Pues bien, ¿de dónde sale la energía que actúa en la pila? Se genera, se nos dice, "por medio del proceso electrolítico". ¿Y de dónde la saca éste? A esto no se da ninguna respuesta. Ahora bien, Wiedemann nos dice más adelante, y no una vez solamente, sino dos (I, págs. 472 y 614), que, en términos generales, "según recientes experimentos, [en la electrólisis] no se descompone el agua misma", sino, en el caso que nos interesa, el ácido sulfúrico H2SO4, el cual se divide, de una parte, en H 2 y de otra parte en S0 3 + O, mientras que, en determinadas circunstancias, H 2 y O pueden desprenderse en forma de gas. Pero esto hace cambiar todo el carácter del proceso. El H2 de H2S04 es directamente sustituido por el cinc bivalente y forma sulfato de cinc ZnSO 4 Queda, de una parte, H3 y de otra S03 + O. Los dos gases se eliminan en la proporción en que forman agua, y S03 se combina con el agua de la solución H2O para volver a formar SO4H2, es decir, ácido sulfúrico. Ahora bien, al formarse ZnSO4 se desarrolla una cantidad de energía que no sólo no basta para eliminar y liberar el hidrógeno del ácido sulfúrico, sino que deja, además, un remanente considerable, utilizado, en el caso que nos interesa, para producir la corriente. Por tanto, el cinc no espera a que el proceso electrolítico ponga a su disposición el oxígeno libre para oxidarse, primero, y luego disolverse en el ácido. Por el contrario. Entra directamente en el proceso, el cual s ólo puede llegar a producirse, en términos generales, m ediante esta i ncorporación del cinc. Vemos aquí cómo las ideas químicas superadas acuden en 114 apoyo de la vieja manera de ver del contacto. Según la concepción moderna, una sal es un ácido en el que el hidrógeno es sustituido por un metal. El fenómeno que aquí se trata de estudiar confirma esta concepción: la eliminación directa del hidrógeno del ácido por el cinc explica perfectamente la transformación de la energía que aquí se opera. La concepción antigua, que Wiedemann adopta, considera la sal como la combinación de un óxido metálico con un ácido y habla, en consecuencia, de óxido de cinc sulfatado, en vez de...
View Full Document

Ask a homework question - tutors are online