Dialectica de la naturaleza

Pero esto hace cambiar todo el carcter del proceso el

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: rendimiento de un equivalente H fuera del líquido, en el circuito cerrado, un trabajo, ya sea bajo forma de calor, ya bajo la forma de un trabajo suministrado desde fuera y que sea, asimismo, equivalente a la cantidad de calor desprendida que corresponda a este proceso químico". "Suponemos; podríamos; debemos suponer; se distribuiría; se cargarían", etc. Se trata simplemente de conjeturas y de verbos en condicional, de donde sólo podemos extraer con seguridad tres presentes de indicativo: en primer lugar, la combinación del cinc con el cloro se reconoce ahora como condición del desprendimiento de hidrógeno; en segundo lugar, según averiguamos completamente al final y de un modo accesorio, por así decirlo, la energía liberada en el curso de este proceso constituye la fuente, y además fuente única y exclusiva, de toda energía requerida para que llegue a formarse la corriente; y, en tercer lugar, esta explicación que se nos da sobre el modo de formarse la corriente contradice de un modo tan palmario a las explicaciones anteriores como éstas, a su vez, se contradicen entre sí. Más adelante leemos: "Por tanto, la corriente continua puede formarse única y exclusivamente bajo la acción de la fuerza eléctrica de disociación, procedente de la atracción desigual y de la polarización de los átomos de la combinación binaria en el líquido excitador de la pila por los electrodos metálicos; la fuerza eléctrica de disociación debe, por el contrario, permanecer inactiva en el punto de contacto de los metales, donde no pueden manifestarse ya cambios mecánicos. La completa proporcionalidad, más arriba mencionada, de la totalidad de la fuerza eléctrica de disociación (y de la fuerza electromotriz) en el circuito cerrado con el equivalente calórico de los procesos químicos señalados demuestra que la fuerza de disociación eléctrica de contacto, cuando actúa, digamos, en sentido contrario a la excitación electromotriz de los metales por el líquido como cuando se introduce cinc y plomo en una solución de cianuro de potasio) no se ve compensada por una determinada parte de la fuerza de disociación en el punto de contacto de los metales con el líquido. Tiene que neutralizarse, pues, de otro modo. La cosa ocurriría de la manera más sencilla, admitiendo que, al producirse el contacto del líquido excitador con los metales, la fuerza electromotriz se engendra de dos modos: primeramente, mediante una atracción de las masas del líquido como un todo sobre una u otra electricidad; y, en segundo lugar, mediante la atracción desigual de los metales sobre las partes integrantes28 del líquido cargadas de electricidades de signo contrario... Como consecuencia de la primera atracción desigual (de las masas) sobre las 110 electricidades, los líquidos se comportarían ajustándose plenamente a la ley de la serie voltaica de los metales en un circuito cerrado... Se operaría aquí una neutralización total, hasta cero, de las fuerzas eléctricas de disociación (y de las fuerzas electromotrices); la segunda acción (química)..., en cambio, suministraría por sí sola la fuerza de disociación eléctrica necesaria para la formación de la corriente y de la correspondiente fuerza motriz" (I, pág. 52-53). De este modo, se descarta venturosamente de las explicaciones sobre el modo de formarse la corriente el último residuo de la teoría del contacto y, con él, al mismo tiempo, el último residuo de la explicación inicial dada por Wiedemann, en la pág. 45. Se reconoce, al fin, sin la menor reserva, que la pila galvánica es simplemente un aparato que sirve para transformar la energía química liberada en movimiento eléctrico, en supuesta fuerza eléctrica de disociación y en fuerza electromotriz, exactamente lo mismo que la máquina de vapor es un aparato que sirve para transformar la energía calórica en movimiento mecánico. En ambos casos, vemos que el aparato suministra las condiciones para la liberación de la energía y su ulterior transformación, pero no aporta por sí mismo energía alguna. Sentado esto, nos resta todavía estudiar un poco más de cerca la explicación que Wiedemann da de la corriente, en su tercera versión: ¿cómo se presentan aquí las mutaciones de la energía en el circuito cerrado? Es evidente, nos dice Wiedemann, que en la pila "se produce una pérdida constante de fuerza viva, por el hecho de que los elementos de la combinación binaria que se mueven hacia los metales marchan hacia ellos con una cierta velocidad, para caer luego en estado de quietud, ya sea formando una combinación (ZnCl2), ya desprendiéndose libremente (H). Esta pérdida es equivalente a la cantidad de calor que se libera en el proceso químico que visiblemente se produce en la solución ácida, es decir, esencialmente, al producirse la descomposición de un equivalente de cinc." En primer lugar, si el proceso se desarrolla en toda su pureza, no se libera en la pila...
View Full Document

This note was uploaded on 06/15/2011 for the course FILOSOFIA 2 taught by Professor Juancarlosvillase during the Spring '11 term at Universidad de Chile.

Ask a homework question - tutors are online