Dialectica de la naturaleza

Qumica de los cuerpos celestes la cristalografa parte

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: mpoco la menoscaba, en cuanto a la historia, la misma y aun mayor limitación a un período de tiempo relativamente corto y a una pequeña parte de la tierra. * 1) Para Hegel, el progreso infinito es una árida monotonía, pues sólo se presenta como la eterna repetición de lo mismo: 1 + 1 + 1, etc. 2) Pero, en realidad, no es tal repetición, sino desarrollo, progreso o retroceso, con lo que se convierte necesariamente en forma de movimiento. Aparte del hecho de que no es infinito: ya ahora es posible prever el final del período de vida de la tierra. Y, además, la tierra no es el mundo todo. En el sistema hegeliano, queda excluido todo desarrollo en cuanto a la historia de la naturaleza en el tiempo, ya que, de otro modo, la naturaleza no sería el ser fuera de sí del espíritu. Pero, en la historia humana, el progreso infinito de Hegel se reconoce como la única forma verdadera de existencia del "espíritu", aunque se supone fantásticamente que este desarrollo encuentra su fin... en la creación de la filosofía hegeliana. 3) Existe también el conocimiento infinito:* Questa infinità che le cose non hanno in progresso, la hanno in giro [Esta infinitud que las cosas no tienen en el progreso, la tienen en el giro].49 Así, pues, la ley de los cambios de forma del movimiento es una ley infinita, que se encierra y resume en sí misma. Pero tales infinitudes llevan consigo, a su vez, la finitud y sólo se presentan fragmentariamente. Así, también, 1/r2.50 * Las leyes naturales eternas van convirtiéndose cada vez más en leyes históricas. El que el agua se mantiene fluida de los 0° a los 100° constituye una ley natural eterna, pero para que pueda cobrar vigencia tienen que concurrir los siguientes factores: 1) el agua; 2) la temperatura dada, y 3) la presión normal. En la luna no existe agua, en el sol existen solamente sus elementos: para estos cuerpos celestes no rige, pues, la ley. Las leyes meteorológicas son también leyes eternas, pero solamente para la tierra o para un planeta de la magnitud, la densidad, la inclinación del eje y la temperatura de la tierra, y siempre y cuando que tenga una atmósfera hecha de la misma * En el manuscrito aparece aquí la siguiente adición de Engels: "(Cantidad. pág. 259. Astronomía)."48 (N. del ed). 203 mezcla de oxígeno y nitrógeno y de las mismas cantidades de vapor de agua sujeto a evaporación y precipitación. La luna no tiene atmósfera y la atmósfera del sol está formada por vapores metálicos ardientes; por tanto, la primera carece de meteorología y el segundo tiene una meteorología completamente distinta de la nuestra. Toda nuestra física, nuestra química y nuestra biología oficiales son exclusivamente geocéntricas, sólo están calculadas para la tierra. Desconocemos aún totalmente las condiciones de la tensión eléctrica y magnética en el sol, en las estrellas fijas y en las nebulosas, e incluso en los planetas de otra densidad que el nuestro. En el sol, debido a la alta temperatura, quedan en suspenso o sólo rigen momentáneamente dentro de los límites de la atmósfera solar las leyes de la combinación química de los elementos, y las combinaciones vuelven a disociarse cuando se acercan al sol. La química del sol apenas está comenzando y es por fuerza totalmente distinta de la química de la tierra; no echa por tierra ésta, pero es diferente de ella. En las nebulosas tal vez no existan ni siquiera aquellos de los 65 elementos que posiblemente tienen por sí mismos una naturaleza compleja. Si, por tanto, queremos hablar de las leyes naturales universales aplicables por igual a todos los cuerpos -desde la nebulosa hasta el hombre-, sólo podremos referirnos a la ley de la gravedad y tal vez a la versión más general de la teoría de la transformación de la energía, vulgo la teoría mecánica del calor. Pero, al aplicarse de un modo general y consecuente a todos los fenómenos naturales, esta misma teoría se convierte en una exposición histórica de los cambios que van sucediéndose en un sistema del universo desde que nace hasta que desaparece y, por tanto, en una historia en cada una de cuyas fases rigen otras leyes, es decir, otras formas de manifestarse el mismo movimiento universal, lo que quiere decir que lo único absolutamente universal que permanece es el movimiento.51 * En astronomía, el punto de vista geocéntrico es limitado y se ha dejado a un lado, con razón. Pero, a medida que vamos avanzando en la investigación, se hace valer más y más. El sol, etc., sirven a la tierra (Hegel, Filosofía de la naturaleza, pág. 155).52 (Todo el voluminoso sol existe simplemente en aras de los pequeños planetas.) Para nosotros, es imposible una física, una química, una biología, una meteorología, etc., que no sean geocéntricas, y no pierden nada porque se diga que sólo sirven para la tierra y que son, por tanto, puramente relativas. Si tomáramos esto en serio y exigiéramos una ciencia carente de centro, toda la 204 ciencia se paralizaría. [Nos basta con] saber que en igualdad de circunstancias en todas partes [ocurre...] lo mismo.53 * Conocimiento.54 Las hormigas tienen ojos distintos de los nuestros, que les permiten...
View Full Document

This note was uploaded on 06/15/2011 for the course FILOSOFIA 2 taught by Professor Juancarlosvillase during the Spring '11 term at Universidad de Chile.

Ask a homework question - tutors are online