Dialectica de la naturaleza

Y ste parece hallarse dentro de lo posible en primer

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: antes. Como el elemento Cl se desprende allí donde la corriente de la electricidad positiva penetra en el líquido y el elemento H donde aparece la electricidad negativa, suponemos 21 que, en la combinación HCl, cada equivalente Cl se halla cargado de una cantidad dada de electricidad negativa, que determina su atracción por la electricidad positiva. Este equivalente es el elemento electronegativo de la combinación. Y, del mismo modo, el equivalente H tiene que aparecer cargado de electricidad positiva y constituir el elemento electropositivo de la combinación. Estas cargas podrían 21 producirse en la combinación H y Cl, exactamente lo mismo que en el contacto del cinc y el cobre. Y, como la combinación HCl no encierra por sí misma carga eléctrica, debemos suponer, a tono con ello, que, en esta combinación, los átomos del elemento positivo y los del elemento negativo contienen cantidades iguales de electricidad positiva y negativa. Si ahora introducimos en una solución de ácido clorhídrico una placa de cinc y otra de cobre, podemos suponer,22 que el cinc ejercerá una atracción más fuerte sobre el elemento eléctricamente negativo (Cl) que sobre el eléctricamente positivo (H) de esta solución. Por consiguiente, las moléculas de ácido clorhídrico que se hallen en contacto con el cinc se dispondrían 22 de tal modo, que sus elementos eléctricamente negativos se orientasen hacia el cinc y los eléctricamente positivos hacia el cobre. Y, como quiera que los elementos así ordenados actúan por su atracción eléctrica sobre los elementos de las moléculas siguientes de HCI, tendremos que toda la serie de moléculas que quedan entre la placa de cinc y la de cobre se ordena tal como aparece en la fig. 10: - Zn | | _+_+ _+_+_+ Cl H Cl H Cl H Cl H Cl H | Cu + | Si el segundo metal actuase sobre el hidrógeno positivo tal como el cinc actúa sobre el cloro negativo, esto favorecería la indicada disposición. Si actuase en sentido contrario, pero con una acción más débil, permanecería, por lo menos, inalterable la dirección de ella. Gracias a la acción inductora de la electricidad negativa del elemento eléctricamente negativo Cl, puesto en contacto con el cinc, 108 la electricidad se distribuiría 23 de tal modo sobre el cinc que las partes de éste inmediatamente cercanas al C1 del átomo de ácido 24 más próximo se cargarían de electricidad positiva y las partes más alejadas de electricidad negativa. Y lo mismo en cuanto al cobre: la electricidad negativa se acumularía en la cercanía inmediata del elemento eléctricamente positivo (H) del átomo de ácido clorhídrico 24 próximo, mientras que la electricidad positiva se vería rechazada hacia las partes más lejanas. Después de esto,25 la electricidad positiva en el cinc se combinaría con la electricidad negativa del átomo Cl más cercano, y éste, a su vez, con el cinc [para formar la combinación ZnCl, sin carga eléctrica]. 26 El átomo positivo H, anteriormente combinado con este átomo Cl, se uniría 2 7 al átomo Cl vuelto hacia él del segundo átomo HCl, en tanto que las electricidades contenidas en estos átomos se combinarían entre sí; y lo mismo ocurriría con el segundo átomo HCl: se combinaría 2 7 con el Cl del tercer átomo, y así sucesivamente, hasta que, por último, se liberase en el cobre un átomo H, cuya electricidad positiva se uniría a la electricidad negativa repartida en el cobre, de tal modo que desapareciese en su estado neutro, sin carga eléctrica". Y este proceso "se repetiría hasta el momento en que la repulsión de las electricidades acumuladas en las placas metálicas sobre las de los elementos de ácido clorhídrico vueltas hacia ellas establezca el equilibrio exacto de la atracción de éstas por los metales. Pero, al reunir las placas metálicas por medio de un conductor, las electricidades libres de las placas de metal se unen entre sí, pudiendo así reproducirse los procesos más arriba mencionados. De este modo,27 se generaría una corriente eléctrica continua. No cabe duda de que esto entraña una pérdida continua de fuerza viva, desde el momento en que los elementos de la combinación binaria que emigran hacia los metales se mueven con una cierta velocidad en dirección a éstos, para entrar luego en estado de quietud, ya sea porque formen una combinación (ZnCl2), ya porque se eludan libremente (H). (Observación [de Wiedemann]: dado el hecho de que la adquisición de fuerza viva obtenida como resultado de la separación de los elementos Cl y H se ve compensada, a su vez, por la fuerza viva que se pierde al ir a reunirse con los elementos de los átomos más cercanos, la influencia de este proceso puede considerarse como una magnitud despreciable.) Esta pérdida de fuerza viva equivale a la cantidad de calor que se libera con ocasión del proceso químico que visiblemente se produce, es decir, en su aspecto esencial, al operarse la descomposición de un equivalente de cinc en la solución ácida. El trabajo desplegado para repartir las electricidades tiene que ser equivalente a este valor. Si, por consiguiente, las electricidades se 109 reúnen en una corriente, deberá aparecer, durante la descomposición de un equivalente de cinc y el desp...
View Full Document

This note was uploaded on 06/15/2011 for the course FILOSOFIA 2 taught by Professor Juancarlosvillase during the Spring '11 term at Universidad de Chile.

Ask a homework question - tutors are online