capitulo3 - Jos Manuel Briceo Guerrero / Obra

Info iconThis preview shows pages 1–2. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
José Manuel Briceño Guerrero / Obra www.saber.ula.ve/iconos/jonuelbrigue Universidad de L os Andes Proyecto Iconos de la ULA Capitulo III Pensamiento, lenguaje, realidad En este capítulo, el problema que nos ocupa será abordado desde un punto de vista estratégico en grado sumo: el lenguaje. La exposición se estructurará de la siguiente manera: 1) Pensamiento y lenguaje; 2) Papel del lenguaje en la formación del mundo objetivo. Lenguaje y cultura. En Capítulos posteriores 3) Lenguaje en Latinoamérica. Generalidades Conviene, ante todo, delimitar el concepto lenguaje , a pesar del enorme problema encerrado en el hecho de que para tratar sobre el lenguaje es necesario presuponer y utilizar el lenguaje; no hay manera auténtica de ubicarse fuera de él adecuadamente con actitud definitoria. Corrientemente se usa la palabra lenguaje en un sentido muy amplio, de manera que resulta posible hablar del “lenguaje” de las flores, del “lenguaje” de los pañuelos, del “lenguaje” de los animales. Pero el lenguaje propiamente dicho, prerrogativa del hombre, es un sistema de signos que pueden nombrar, describir y narrar cosas, estados de cosas y acontecimientos del mundo exterior o sus reflejos en la consciencia; además, estados y procesos de la vida interior, es decir, comunicarlos representativamente a una consciencia receptora. Descartando como inverificable e inverosímil la audaz teoría de que el lenguaje escrito precedió históricamente al oral, puede afirmarse que esos signos tienen primordialmente un carácter fonético y resultan de la articulación de la voz humana, siendo susceptivos de fijación gráfica. Este intento de definición es insuficiente. Podrá lograrse mayor claridad precisando, por una parte, la naturaleza y la función de los signos en general, así como los caracteres específicos de los signos lingüísticos, y, por otra parte, los rasgos peculiares del lenguaje como sistema de signos. Sin profundizar en la teoría y la psicología de los signos, nótese de entrada, perogrullescamente, que son mediadores intersubjetivos, instrumentos de comunicación en el comercio social, que se refieren siempre a algo diferente de sí mismos, en continua trascendencia. Estructuralmente analizados, constan de dos partes: el cuerpo o material sensorialmente percibible y el sentido o significado. El material sensorialmente percibible se convierte en portador de sentido o significado en virtud de una relación fija y constante que puede establecerse espontáneamente (physei) por dependencia, causalidad, etc., o bien artificial y convencionalmente (thesei) a partir de una total desvinculación inicial. En el primer caso de trata de signos naturales, como el humo con respecto al fuego, el relámpago con respecto al trueno; el consabido “movimiento de platos” en la cocina es signo, para el visitante hambriento, de que se va a servir por fin la comida; valga este último ejemplo para aclarar que la palabra natural en este contexto no se refiere exclusivamente a los fenómenos
Background image of page 1

Info iconThis preview has intentionally blurred sections. Sign up to view the full version.

View Full DocumentRight Arrow Icon
Image of page 2
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

This note was uploaded on 09/04/2011 for the course PHIL 315 taught by Professor Fuccier during the Spring '11 term at Pontifical Catholic.

Page1 / 25

capitulo3 - Jos Manuel Briceo Guerrero / Obra

This preview shows document pages 1 - 2. Sign up to view the full document.

View Full Document Right Arrow Icon
Ask a homework question - tutors are online