HANDOUT libros 5 y 6 LOS SANTOS

HANDOUT libros 5 y 6 LOS SANTOS - LIBRO V El accidente Si...

Info iconThis preview shows pages 1–2. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon

Info iconThis preview has intentionally blurred sections. Sign up to view the full version.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: LIBRO V: El accidente Si pueden comentar estos pasajes significa que han entendido bien la trama del capítulo 6 EN PARES (con la persona que tengan al lado) PRIMERO – Luego lo discutimos entre todos (TIENEN 15 minutos para hacer todo lo que pueden – intenten hacerlo rápido para ver cuántos pasajes pueden identificar y reconocer) – ESTÄN EN ORDEN CRONOLOGICO “Pero paco, el Bajo, por amor propio. . . trepaba al alcornoque o a la encina , ayudándose de una soga, y amarraba el cimbel en la parte más visible del árbol, . . . y desde arriba. . . Todavía sirvo, señorito, no le parece? Voceaba eufórico Pero, entre pim-pam y pim-pam, a Paco, el Bajo, se le entumían las piernas . . .y al descender del árbol, había de hacerlo a pulso porque muchas veces no sentía los pies, . . .pero el señorito Iván no reparaba en ello y le apremiaba para buscar una nueva atalaya, pues gustaba de cambiar cazadero cuatro o cinco veces por día, de forma que, al concluir la jornada, a Paco, el Bajo, le dolían los hombres y le dolían las manos, y le dolían los muslos y le dolía todo el cuerpo. . . . Estás cansado, Paco? Sonreía maliciosamente y añadía, La edad no perdona, Paco, quién te lo iba a decir a ti, con lo que eras, Y a Paco, el Bajo, le picaba el puntillo y trepaba a los árboles si cabe con mayor presteza. . .aún a riesgo de desnucarse. . . Y el señorito Iván, que andaba ese día engolosinado, qu eel cielo negreaba de palomas. . .dijo imperiosamente, Pues ciega al palomo y no perdamos más tiempo, Y Paco. . . le ciego, señorito Iván, o le armo un capirote con el pañuelo, y el senorito Iván, no me oíste? Serás maricón, a poco me aplastas! Pero Paco, el Bajo, no podia responder, que el golpe en el pecho le dejó como sin resuello y, tan solo, se señalaba la pierna derecha con insistencia, Ah, bueno, si no es más que eso. . .! también es mariconada, coño, y quién va a amarrarme el cimbel ahora con la junta de toraces que hay en las Planas? . . . tal vez el Quirce, mi muchacho, é les habilidoso, se`norito Iván, un poco morugo pero puede servirle, ?seguro que no te puedes valer, Paco? Y, al rato, vinieron dos del Cortijo y se llevaron a Paco tendido en unas angarillas y el señorito Iván se internó en el encinar con el Quirce, tratando de conectar con él, mas el Quirce, chitón, sí, no, puede, a lo major, hosco, reconcentrado, hermetic, que más parecía mudo, pero, a cambio, el jodido se daba maña con el cimbel, que era un virtuoso, menuda, que bastaba decirle, recio, suave, templa,...
View Full Document

{[ snackBarMessage ]}

Page1 / 3

HANDOUT libros 5 y 6 LOS SANTOS - LIBRO V El accidente Si...

This preview shows document pages 1 - 2. Sign up to view the full document.

View Full Document Right Arrow Icon
Ask a homework question - tutors are online