Heidegger y Heraclito

Heidegger y Heraclito - 129 Heidegger y Heráclito Enrique...

Info iconThis preview shows pages 1–3. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon

Info iconThis preview has intentionally blurred sections. Sign up to view the full version.

View Full DocumentRight Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: 129 Heidegger y Heráclito Enrique Hülsz Piccone Uno de los aspectos más reveladores del pensamiento de Heidegger —en el fondo, de cualquier filósofo— es su interpretación de la tradi- ción histórica a la que él mismo cree pertenecer. Ser y tiempo , para mu- chos su obra principal, publicada en 1927, preconiza la necesidad de un enfoque desconstructivo: una recuperación auténticamente filosófica del pasado sólo podría lograrse mediante la identificación, y la remo- ción, de los sucesivos estratos de la interpretación acumulados sobre las grandes manifestaciones originales y orginarias de la filosofía misma, consiguiendo “ver a través de” la historia de la pregunta que interroga por el ser, volviendo a las fuentes, devolviendo a las categorías y concep- tos su sentido prístino. El télos , o fin de este proceso deconstructivo es, por tanto, el comienzo u origen de la filosofía. El marco teórico de refe- rencia de esta empresa heideggeriana es bien conocido: se trata ahí de explorar y poner de relieve lo que puede, con justicia, ser llamado el gran tema de la filosofía del siglo xx: la unidad profunda del ser y el tiempo. Lo que Heidegger llama “el problema de una destrucción de la historia de la ontología” es en verdad un proyecto que parte del recono- cimiento del olvido del ser y busca superarlo formulando radicalmente la pregunta que interroga, expresa y libremente, por el ser. Esta radica- lidad conduce en su teoría al concepto de Dasein , o “ser ahí”, con el que Heidegger piensa el ser del hombre. Salta a la vista el carácter funda- mentalmente metafísico u ontológico con que se concibe a la filosofía misma, en tanto que su asunto propio es siempre el ser. Y queda claro, además, que el desarrollo del proyecto deconstructivo forma parte de las tareas de la analítica ontológica del “ser ahí”, pues “el ser de éste encuen- tra su sentido en la temporalidad”. Pone gran cuidado Heidegger en distinguir historia “objetiva” e historiografía, temporalidad e historici- dad (por esta última entiende la “ ‘estructura del ser’ del ‘gestarse’ del ‘ser 130 ENRIQUE HüLZ PICCONE ahí’ en cuanto tal)”, y concluye que “únicamente en la prosecución de la destrucción de la tradición ontológica adquiere la pregunta que interro- ga por el ser su verdadera concreción”. De este modo, Heidegger conci- be su propio programa sistemático creativo —el despliegue de la inte- rrogación por el ser y la búsqueda del tiempo— como una literal asunción de la historia entera de la ontología. Una parte del innegable efecto que el proyecto heideggeriano pro- dujo, a partir de los años treinta, en las perspectivas filosóficas de nues- tro siglo, conserva, pues, íntegra su actualidad y concierne a la necesidad de una renovación crítica de la imagen de los orígenes. El tema de la visión que Heidegger tiene de la filosofía griega resulta, sin embargo, demasiado amplio para una intervención que tiene que ser breve. Me demasiado amplio para una intervención que tiene que ser breve....
View Full Document

This note was uploaded on 03/17/2012 for the course PHILOSOPHY 2012-2 taught by Professor Piccone during the Spring '12 term at UNAM MX.

Page1 / 6

Heidegger y Heraclito - 129 Heidegger y Heráclito Enrique...

This preview shows document pages 1 - 3. Sign up to view the full document.

View Full Document Right Arrow Icon
Ask a homework question - tutors are online