Capitulo%20Vnutricion del adolescente

Por ello aunque resulta difcil que oigan razones

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: norexia típicamente comienza en un adolescente que tiene o piensa que tiene sobrepeso e inicia una dieta o programa de ejercicios; lo que comienza como un esfuerzo moderado por perder peso, se transforma en una preocupación excesiva por estar delgado, asociada con un cambio profundo de los hábitos alimentarios; la pérdida de peso se logra por una marcada restricción de la ingestión calórica o por una disminución de la ingestión de comidas (19). Cada adolescente madura a su propio ritmo, pero todos pasan por un periodo en el que la apariencia física tiene una enorme importancia para ellos; se preocupan demasiado por su estatura, su figura, el grado de madurez que han alcanzado y el atractivo que tienen para el sexo opuesto. Por ello, aunque resulta difícil que oigan razones sobre nutrición o cualquier otro asunto, se les puede persuadir para que se alimenten bien, apelando al efecto que tendrá sobre su figura o su cutis (22). La relación de la alimentación con sus efectos se inicia con la propia vida. De ahí la importancia que desde el momento mismo del nacimiento se comiencen a recibir los alimentos que en cada etapa se requiera. Los conocimientos sobre nutrición y la formación de buenas hábitos de alimentación durante la niñez ayudarán a una mejor aceptación de las implicaciones, que en el orden nutricional se presentan durante la adolescencia. Referencias bibliográficas 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. OPS/OMS. Conocimientos actuales sobre nutrición. 6 ed. Washington, DC: OPS/OMS, 19’l1Publicación cientifica;532): 375-84. OPS/OMS. La salud de los adolescentes y los jóvenes en Las Américas: escribiendo el futuro. Washington, DC: OPS/OMS, I995 (Comunicación para la salud; 6). Nelson WE. Tratado de Pediatría. 7 ed. Madrid: WB Saunders company, 1988: Apfelbaum M, Astier-Dumas M. L’Alimentation des adolescents. Paris: centre de Recherche etd’Lnformation Nutritionelles, 1988. Porrata Maury C, Hernández Triana M, Arguelles JM. Recomendaciones nutricionales y guías de alimentación para la población cubana. La Habana: INHA, 1996: 11-2. Ruzo M, Araya L, Atalah E, Soto D(ed.). Nutrición y salud. Santiago de Chile: Universidad de Chile, 1996. WHO. Physical status: the use and interpretation of antthropometry. Geneva: WHO, 1995 (WHO Technical -114- CAPITULO V. Nutición del adolecente 8. 9. 10. 11. 12. 13. 14. 15. 16. 17. 18. 19. 20. 21. 22. Report Series;854). Kurz K. Adolescent growth. SCN News 1994;(11) :3-ó. Forbes G. Requerimientos nutritivos durante la adolescencia. En: Suskind R. Tratado de nutrición en pediatría. Barcelona: Salvat, 1985:365-75. Burton BT, Foster WR. Human Nutrition. 4 ed. New York Mc Graw-Hill Book Company; 1988: 229-40. Torres Acosta R, Selva Suaréz L, del Toro, Saad P, Escobar Cuillen L. Nutrición y la salud del niño. Holguín: Ciencias Médicas, 1991: 86-89. Amador M, Hermelo M, Peña M. Papel del pediatra en la prevención de la obesidad y sus efectos sobre la salud. Rev Cubana Pediak 1988.60 (6):865-77. González-Cosssío T, Rivera DommarcoJ, Flores M, Freire WB. Creciendo en las Américas: la magnitud de la desnutrición al final del siglo....
View Full Document

This document was uploaded on 01/25/2014.

Ask a homework question - tutors are online