guia de alimentacion del niño de 0 a 2 años Sociedad Argentina de Pediatria.

El cido docosoexanoico juega un rol fundamental en el

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: el período de 4-6 meses. Entre los 6-12 meses los niños deben recibir un 50% de las proteínas de alto valor biológico y los mayores de un año un 20-40%. La lactancia materna exclusiva cubre los requerimientos de energía y proteínas hasta los seis meses de vida. La proteína de la leche de madre es de óptima calidad y patrón de referencia. 2.4 Grasas En los niños alimentados con lactancia exclusiva el 40-60% de la energía proviene de las grasas. Este porcentaje disminuye a 30-40% cuando se incorporan los semisólidos. La grasa de la dieta proporciona al niño ácidos grasos esenciales, energía y es el vehículo para las vitaminas liposolubles (ADEK). Además es el macronutriente que permite aumentar la densidad energética sin aumentar la viscosidad y tiene la propiedad de aumentar la palatibilidad de la dieta. Durante los dos primeros años no se debe limitar la cantidad o tipo de grasa de la dieta, ya que ésta es la determinante de la densidad energética. Los ácidos grasos polinsaturados de cadena larga (PUFA) omega 6: araquidónico (20:4n-6) y omega 3: docosoexanoico (22:6n-3) son precursores esenciales de prostraglandinas, tromboxanos y leucotrienes así como de otros mediadores de procesos cerebrales. El ácido docosoexanoico juega un rol fundamental en el desarrollo cerebral, en el de la retina y en funciones neurales. A pesar que la concentración en leche humana de estos ácidos grasos es variable (se ve muy influenciado por la ingesta materna y la paridad) se encuentran presentes en buena cantidad, lo que otorga un rol clave a la leche humana como la mejor y única fuente probada por el tiempo de ácidos grasos esenciales. La ingesta recomendada de ácidos grasos esenciales (linoleico y alfa-linolénico) se obtiene por homologación con su contenido en la leche materna, en la que se encuentran en una alta proporción (entre el 6-12% de los ácidos grasos esenciales es ácido linoleico). En los niños mas grandes FAO-OMS recomienda que estos ácidos grasos deben constituir el 4 a 5% de la energía total, con un mínimo del 3% como linoleico (18:2n-6) precursor de los omegas 6, y 0,5% como alfa-linolénico (18:2n-3) precursor de los omegas 3. Fuentes dietarias para el ácido linoleico son los aceites vegetales, para el araquidónico la carne y el hígado; para los ácidos eicosapentanoico y docosaexanoico los pescados y mariscos y para el linoleico el aceite de soja. S A P / Gu í a de alimentaci ó n para ni ñ os sanos de 0 a 2 a ñ os • La leche materna contiene ácidos grasos esenciales en alta proporción. 2.5. Hidratos de carbono Constituyen la mayor fuente de energía de la dieta, especialmente en los niños mayores de seis meses. Son importantes determinantes de sabor, textura y viscosidad del alimento. Aportan carbonos para la síntesis de triglicéridos y aminoácidos. La lactosa es el principal hidrato de carbono de la dieta, especialmente hasta el año. Cuando se introducen los alimentos complementarios a la lactancia, los almidones son una gran fuente de energía, así como las dextrinas. Las recomendaciones se basan en mantener un balance energético adecuado cuando se cubren las necesidades de proteínas y grasas. Se debe dar prioridad a los hidratos de carbono complejos que incluyen almidones y fibras. La fibra aumenta el volumen de la dieta, disminuye la densidad energética en forma proporcional a su contenido y puede interferir con la absorción de minerales como hierro y zinc, por la acción del ácido fítico (lo que debe tenerse muy en cuenta en las poblaciones con ingesta marginal de estos elementos). Por esta razón en los menores de dos años la fibra dietaria no debe superar 1 g/100 g de alimento. 19 Los hidratos de carbono constituyen la mayor fuente de energía en los lactantes mayores de 6 meses cuando se incorpora la alimentación complementaria. 2.6.Vitaminas Las Tablas 3 y 1 0 muestran las recomendaciones de vitaminas y minerales. 2.6.1. Vitamina A La vitamina A la forman un grupo de compuestos cuyo progenitor es el transretinol. Su forma aldehído es el retinaldehído y su ácido el retinoico. Desde el punto de vista nutricional, la familia de la vitamina A comprende todos los compuestos naturales que poseen actividad biológica de retinol, incluyendo los carotenoides provitamina A, que son nutricionalmente activos. El 90% de su almacenamiento se produce en el hígado. Interviene en el proceso de la visión y en las funciones inmunes. Es esencial para el metabolismo, crecimiento, diferenciación y proliferación celular. La deficiencia puede producir ceguera nocturna, xeroftalmía, hiperqueratosis y retardo de crecimiento. Deficiencias subclínicas se asocian con un mayor riesgo de infecciones y el déficit crónico con mayores tasas de mortalidad infantil. Hay poca información en nuestro país sobre el estado nutricional de la vitamina A pero las carencias son excepcionales en niños amamantados. La concentración de vitamina A en las leche materna depende de la ingesta y de las reservas maternas. Las concen- 2 0 • S AP/Comit é d e Nutrici ó n traciones en la leche materna han sido informadas com...
View Full Document

Ask a homework question - tutors are online