Caso Grisel familia y trabajo

En agosto de 2003 omar ingres al mismo centro

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: ia con los bebés prematuros ya que uno de sus hijos había nacido a los seis meses de gestación. Jaime compartió con Grisel consejos, terapias y doctores con la finalidad de ayudarla a manejar ese proceso. Asimismo, profesionalmente la exhortaba a seguir en el puesto y a no dejarlo a la mitad del camino: “Si renuncias todo mundo te va a entender, pero es mejor que sigas adelante”. Nuevas decisiones Grisel iba a su oficina medio tiempo y completaba su jornada laboral desde su casa para estar cerca de Omar, quien tenía dos meses de edad. Cuando Omar cumplió ocho meses se encontraba en condiciones de salud estables, recuperó su peso y crecía sin problema alguno. En agosto de 2003 Omar ingresó al mismo centro infantil que su hermana Regina. La familia seguía sus actividades diarias: los papás al trabajo de tiempo completo, los niños al centro de recreación y los fines de semana los compartían en su hogar. Grisel cumplía con sus funciones en la empresa, seguía trabajando en horario corrido y continuaba su capacitación requerida para el ejercicio de la contaduría pública. Calzado Canguro S.A. de C.V. comenzó nuevos proyectos de expansión hacia el Bajío y sureste de la República Mexicana. El puesto requería que Grisel viajara a las diferentes zapaterías que se estaban abriendo en estas zonas. Muchos de estos viajes eran en un mismo día o dos como máximo. Omar, el esposo de Grisel, asumía el cuidado de sus hijos cuando ella viajaba. Así transcurrió el tiempo durante los últimos meses de 2003 y los primeros del 2004. Regina tenía tres años y medio y Omar dos años cuando, tras haber disfrutado de dos semanas de vacaciones de Navidad, en enero de 2005 le dijo Grisel a su esposo: “En estos días de navidad me he dado cuenta que hemos gozado tranquilamente sin estar pensando ¡a ver qué sigue en el horario! Cada vez que tengo que viajar por el trabajo se me complica la agenda y estas reuniones en la tarde me impiden atender las necesidades de Regina y de Omar. Parece que tengo todo lo que quiero pero no tengo tranquilidad, siempre ando de prisa, corriendo… en mi trabajo me siento exitosa y estoy enfrentando nuevos retos… ¿nuestros hijos, nuestra familia?, ¿mi compromiso y lealtad con la empresa? …tengo que pensar muy bien qué voy a hacer…” 5...
View Full Document

This document was uploaded on 01/27/2014.

Ask a homework question - tutors are online