Cuando la organizacin opere en varias ubicaciones la

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: rar una eficiencia energética mejorada y esforzarse por adaptar el consumo energético a sus necesidades energéticas. Todas las iniciativas de la dirección requieren claridad en términos de dirección y relación hacia los fines estratégicos de la organización. Esta política energética debería tomar la forma de una declaración oficial, a disposición del público, del compromiso de la organización para alcanzar los objetivos de la gestión energética y para reducir las emisiones relacionadas con la energía. La ausencia de compromiso del alto nivel implica que la política energética no estará plenamente integrada en la cultura subyacente de la organización. Una política no oficial puede desestabilizarse por un cambio en el personal o en las actividades. Por tanto, la política energética puede integrarse con las políticas existentes para dar continuidad y relevancia continuada a la organización. La política constituye la base para el establecimiento de metas energéticas y debería ser lo suficientemente clara para poder ser entendida por las partes internas y externas, es decir, empleados, clientes, autoridades públicas, inversores, etc. AENOR AUTORIZA EL USO DE ESTE DOCUMENTO A MARIA TERESA ZAVALA MORALES - 17 - EN 16001:2009 La organización debería asegurarse de que hay un hilo coherente que va desde la política energética hasta las áreas de consumo energético significativo identificadas, a través de las metas establecidas y extendiéndose para incluir planes de acción y figuras clave, para permitir que los esfuerzos se concentren en las áreas en las que se alcanza el efecto óptimo. Cuando la organización opere en varias ubicaciones, la política puede limitarse a incluir las actividades únicamente en algunas de dichas ubicaciones. Esto debería establecerse de manera explícita en la política energética. Entre las partes de la organización cubiertas, la política debería abarcar todos los procesos y actividades. Si la política energética no especifica ningún límite, se asume que aplica a la organización entera, independientemente del lugar de operación. Por tanto, una política energética debería: a) comprometer a la organización a tratar los productos, procesos y otras actividades que afecten al consumo energético significativo, es decir, las áreas que representan el mayor consumo energético o que ofrecen el potencial más considerable de ahorro energético; b) comprometer a la organización en la mejora continua de su eficiencia energética y en la investigación de fuentes de energía alternativas y renovables; esto significa que, al mismo tiempo, la política conforma el marco de referencia para establecer las metas energéticas y revisarlas de manera continua a medida que las metas se alcancen o que surja la necesidad de cambios; c) comprometer a la organización a adherirse a las leyes y disposiciones reglamentarias aplicables que sean relevantes para el uso de la energía de la organización; cuando sea apropiado, también debería figurar en la política cualquier otro acuerdo al que la organización haya llegado y que afecte a su uso de la energía; d) comunicarse a todo el personal que trabaja para la organización o en su nombre, y debería estar a disposición del público de manera fácil. La política energética puede formar parte de una política ambiental más amplia o de la política de alguna otra organización pertinente y puede incluir el compromiso con el costo del ciclo de vida. Sin embargo, el compromiso de la organización específicamente respecto a la energía debería aparecer siempre en la política más amplia. A.3 Planificación A.3.1 Identificación y revisión de los aspectos energéticos El propósito de identificar los aspectos energéticos de la organización es comprender las áreas de consumo energético significativo, es decir, los edificios, el equipo y los procesos que representan el mayor uso de la energía o que ofrecen el mayor potencial de ahorro energético. La organización debería mantener un registro de las oportunidades de ahorro energético, reduciendo así costos y emisiones de dióxido de carbono. Cuando sea posible, para cada oportunidad en el registro se debería identificar como mínimo: − el aspecto energético al que está relacionado; − su valor en términos financieros y/o de dióxido de carbono; − la acción requerida; − el costo estimado o real; − para los elementos completados, la fecha de finalización y el resultado real. AENOR AUTORIZA EL USO DE ESTE DOCUMENTO A MARIA TERESA ZAVALA MORALES EN 16001:2009 - 18 - La identificación de los aspectos energéticos es crítica para comprender dónde se usa la energía dentro de la organización y constituye la base para dar prioridad a los esfuerzos para reducir el consumo energético. La organización que pretenda implementar un sistema de gestión energética debería empezar estableciendo su posición actual con relación al consumo energético por medio de una evaluación inicial de los aspectos energéticos. Esta es la piedra angular fundamental para establecer y mantener un sistema de gestión energética adaptado a l...
View Full Document

Ask a homework question - tutors are online