Antropologia las representaciones de sí mismo_Capítulo 1

Estudios posteriores han mostrado 26 jacinto choza la

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: sí mismo. El estudio de la génesis de la autoconciencia, del lenguaje y de las formas culturales en los primeros sapiens se aborda en cuatro fuentes. Las formas de la autoconciencia animal, los casos anormales de deprivación cultural absoluta (niños salvdes), la génesis de la autoconciencia y el lenguaje en la infancia, y los relatos de la vida de pueblos antiguos y la de los pueblos sin alfabeto contemporáneos. L o que se averigua en esas cuatro fuentes se proyecta veinte, cuarenta u ochenta mil años hacia atrás y así se proponen hipótesis y se formulan conjeturas. En la ya clásica historia del chimpancé Viki, criado por el doctor y la señora Hayes desde los tres días hasta los tres años, se registra que, al cabo de ese tiempo, el animal no era capaz de identificar su propia nariz, sus manos ni sus pies. N o se logra una cantidad y una calidad de símbolos suficientes como para constituir un conjunto de autoexpresiones y un autoconocimiento que permita al organismo asumirse a sí mismo en términos de la autoposesión que actualmente nos resulta familiar entre los seres humanos. Estudios posteriores han mostrado 26 Jacinto Choza la capacidad de algunos chimpancés para reconocerse en el espejo y utilizar un determinado número de símbolos, pero dentro de un campo limitado de posibilidades'. En el no menos clásico relato de Jean Itard sobre Victor de l'Aveyron, el niño encontrado en estado salvaje durante la post-Revolución Francesa, se refiere que el pequeño aprende a responder cuando le llaman, como ocurre con muchos animales domésticos, y se recogen algunos experimentos con espejos. El doctor Itard, iniciador de la otorrinolaringología, no estaba directamente interesado en la autoconciencia hiunana, pero sí en el modo en que los niños escuchan los sonidos que salen de su propia garganta y, en concreto, en los que pueden producir con las cuerdas vocales, la lengua y el conjunto de los órganos de fonación. Es decir, sí estaba interesado en ese primer modelo físico de la autoconciencia humana que es precisamente la interacción entre garganta y oído, entre fonación y audición. N i el diario clínico de Jean Itard, ni la versión cinematográfica que realizó Truffaut^, permiten determinar con precisión el grado de autoconciencia que llegó a adquirir el pequeño Víctor. El caso de Helen Keller, la niña ciega sordomuda que logra una integración social plena y que da cuenta de su proceso, está más documentado, tanto científica como literaria y cinematográncamente^. Ana Sullivan consigue que la pequeña Helen capte la relación entre significante y significado, y que se exprese a sí misma y se haga cargo de sí, reproduciendo en el plano de la sensibilidad táctil el juego de la expresión y el autorreconocimiento. En el caso de Helen se supone que el grado de autoconciencia es el de los demás seres humanos porque su proceso de aprendizaje está mediado por otra subjetividad, la de Ana, y hay un reconocimiento mutuo, lo cual no ocurre entr...
View Full Document

This note was uploaded on 03/25/2014 for the course SANTANDER 101 taught by Professor Pepito during the Spring '12 term at Universidad Industrial de Santander.

Ask a homework question - tutors are online