Antropologia las representaciones de sí mismo_Capítulo 1

Generar un mundo tomar posesin y poner nombre es

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: quiere decir que ahora toca ir de cazador o de guerrero, y que antes no. La semántica de la acción implica el modo en que la acción es signada. El tiempo y los momentos emergían así del caos, el mundo empezaba a durar con una duración conmensurable con las actividades propias, con las del grupo, con la vida. La vida misma empezaba entonces a desplegarse en una complejidad articulada que convertía el ciclo de nacer, crecer, reproducirse y morir, en un sistema complejo que requería la invención constante y la lucha para mantenerse como tal. Vivir, entonces como ahora, significaba sobrevivir, ganar uno la propia vida para sí mismo, pero ganársela al caos, a la noche, al hambre, al frío, a los poderes destructores, a los enemigos. Pintarse para la caza o la guerra significaba que unos eran cazadores y guerreros y otros no, o que lo eran durante un tiempo y luego dejaban de serlo por otro período. Significaba que unos iban de hombres y otras de mujeres, por un tiempo corto o largo; que unas habían parido y otros conjuraban los supremos poderes de la vida y la muerte, que unos habían dejado de ser niños v pasaban ya a ser, los varones, jóvenes cazadores y guerreros, y las hembras, muchachas casaderas, o que habían terminado esta etapa de la vida y se adentraban en otra junto con los demás antepasados. Todo eso acontece en el transcurso de unas ceremonias en las que se ejecutan esos ritos y en los que se toma posesión de cosas y actividades y se las nombra mediante marcas como cantos, polvos y ungüentos coloreados, h'neas en la cara y en el cuerpo, heridas, perforaciones, susurros, alaridos, yerbas que tienen poderes como los colores y las heridas, comidas y bebidas comunitarias con determinadas panes del animal totèmico o con los restos del fuerte abuelo sacrificado'^. Generar un mundo, tomar posesión y poner nombre es también el intercambio de herramientas, de atuendo, o de saliva entre ancianos expertos, adultos fuertes y jóvenes protagonistas ante niños asombrados y curiosos. Una señal en la cara, en el hombro, en el labio o unas voces eran las marcas que indicaban Entre una abundante literatura antropológica al respecto, cuenta Heródoto que los maságetas, habitantes del Turkestan, sacrificaban a los adultos que llegaban sanos y fuertes a la ancianidad y se los comían en banquetes rituales, mientras que a los débiles y enfermos los enterraban sin ceremonias honoríficas. Cfr. Heródoto, Historias, I, 2 15-216, Madrid, Credos, 1984, pág. 2 68. Génesis del m undo y del sí m ismo en la mimesis ritual 33 3ue alguien pasaba a ser otro, y por eso tenía un nombre nuevo. Le tocaba hacer e hombre, y por eso iba de hombre^'^. Q uizá unos danzaban en compás de dos por dos, siguiendo el ritmo del corazón en vigilia, y otros de tres por cuatro, según el del corazón durante el sueño, y empezaba ya a esbozarse lo que mucho más tarde sería la diferenciación entre los diferentes tipos de r itmos". 3. T ATUAJES Y A CTUACIONES. F ORMALIZACIÓN D EL E SPACIO Y D EL T IEMPO L o primero que el hombre inventó fueron los escenarios y la coreografía. El drama, o sea las actividades que se representaban o las carre...
View Full Document

Ask a homework question - tutors are online