Antropologia las representaciones de sí mismo_Capítulo 1

La historia de la risa es as la historia de las

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: . La risa tiene un poder desestabilizador porque es una emoción, una práctica, que pone inmediatamente el carácter no absoluto de cualquier formulación teórica (ya sea científica, moral, religiosa, política o filosófica). Tanto en su forma social e institucional, a saber, las representaciones carnavalescas desde las sattxrnales romanas hasta las representaciones satíricas de nuestros días, como en su forma individual, a saber, los libelos subversivos o los ensayos críticos desde Nietzsche a Foucault. La historia de la risa es así la historia de las críticas a las representaciones del sí mismo y del m undo establecidas, la historia de la subversión, de la formulación de las deficiencias de la razón ilustrada, del paradigma onto-teo-lógico, y de las representaciones del sí mismo, del m undo y de D ios generadas en su seno. Ésa es la primera mitad del libro. El examen de las representaciones del sí mismo en la era pre-axial, en el Paleolítico, y en la era axial, en el Neolítico, especialmente en e período que va desde el siglo v i a.C., momento que se señaló como comienzo de esa era axial, hasta el siglo XX. La posmodernidad ha sido caracterizada también como el Nuevo Paleolítico, y la pertinencia de esa caracterización se comprueba revisando en qué medida las coordenadas determinantes del Neolítico, a saber, la economía de producción, los asentamientos urbanos y la escritura, dejan de determinar las formas de vida humana en el siglo x x. En efecto, en alguna medida puede decirse que en el siglo XX la economía de consumo no tiene como requisito la estabilidad geográfica, que la ciudad ha quedado disuelta en las configuraciones de las áreas metropolitanas y ordena- Prólogo 19 mientos del territorio, y que la escritura no es el eje sobre el que descansan las formas íundamentales de a organización social. En el siglo x x la movilidad geográfica, como la laboral, es muy elevada respecto a épocas anteriores, y las formas más relevantes de comunicación no son ya las que se basan en el alfabeto. Por eso el repertorio de papeles y personajes es tan amplio para cada individuo en las sociedades del siglo XX. Por eso la velocidad de sustitución de unos papeles por otros puede resultar frenética en relación a la estabilidad de papeles del Paleolítico y del Neolítico ilustrado. Por eso desde esa nueva situación se dispone de una perspectiva inédita que permite abarcar con radicalidad y amplitud sin precedentes las representaciones anteriores. Y por eso las representaciones del sí mismo heredadas del pasado le resultan inadecuadas y busca otras que expresen mejor su existencia real. Más allá y al margen de la escolástica posmoderna, el pensamiento posterior a la modernidad se ejerce desde una situación inédita y opera con una infraestructura también inédita. En la era axial el pensamiento hegemónico era más bien epistémico, esquematizante, calculativo, con una ideación interna totalizante y progresiva, histórico con un tiempo lineal y unidirecci...
View Full Document

Ask a homework question - tutors are online