Antropologia las representaciones de sí mismo_Capítulo 1

La relacin de identificacin y de distanciamiento de

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: en nuestra sociedad en las prescripciones legales y ordenamientos jurídicos. Cfr. Marvin Harris, Materialismo cultural Madrid, Alianza, caps. 7-9. 46 J acinto C hoza En la sociedad totemica no se puede usar el tótem de otro en ningún caso, c omo en la nuestra no se puede ejercer una función profesional sin formación adecuada, titulo legitimo, autorización legal, industrial, comercial, etc., todo ello garantizado por el poder civil. Hacerlo es violar un tabú o bien incurrir en delitos que van desde la falsificación de documentos hasta la suplantación de persona idad, prevaricación, usurpación, etc., y que se encuentran tipificados en los títulos III, IV, V II, X y X III del libro Segundo de nuestro Código Penal. Probablemente, si los hombres se casaran con los hombres y las mujeres con las mujeres, los hijos con las madres y las madres con los hijos, y los hermanos con los hermanos, si los fontaneros ejercieran de médicos, los taxistas de madres, los ganaderos de bibliotecarios y los niños de banqueros, no solamente habría que darle la razón a Durkheim en el sentido de que sería difícil pensar, sino también a Harris en el de que sería difícil comer. Para nosotros esas infracciones son delitos y no pecados sacrilegos, y ello a panir del momento, del que luego nos ocuparemos, en que los atentados contra el poder sagrado pasaron a ser atentados contra el poder estatal. A partir de entonces los significantes poderosos se emanciparon de su sacralidad y fraguaron como palabra impotente autónoma, y de las funciones litúrgicas se desprendieron las fijnciones políticas y jurídicas por una parte, y las funciones teatrales y teóricas, por otra. A partir de ese punto de inflexión cabe establecer la diferencia entre lo pragmático, lo poiético y lo epistémico, y por eso puede luego Durkheim «reconstruir» el parentesco entre instituciones, herramientas y categorías. Pero todavía, en el contexto del totemismo, es donde conviene examinar el modelo teórico de las concepciones del mundo con sus elementos diferenciados, según los principios estructurales fiincionales. 6. E L S ISTEMA C ULTURAL. L A C O N C E P C I Ó N D EL M U N D O Las marcas que los individuos se imponen unos a otros, las capacidades que se confieren mediante los ritos, los poderes y las gracias que se dispensan a través de sus acciones, las herramientas y atavíos que corresponden a cada uno y sus nombres y posiciones en las cadenas genealógicas, determinan ciertamente la idenridad de cada uno, la parte diferenciada de poder originario mediante la cual cada uno existe y es lo que es. Pero ese juego de rituales, de asignación de significantes y significados, tiene eficacia constituyente del sí mismo i ndividui y vale c omo criterio de identificación solamente dentro del gigantesco entramado de un todo sistemático que es el universo cultural, el lenguaje constituido o la concepción del mundo. Universo cultural, lenguaje y concepción del mundo son tres expresione...
View Full Document

Ask a homework question - tutors are online