Antropologia las representaciones de sí mismo_Capítulo 1

Los hombres pueden ser como parecen como aparecen

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: , educación, astucia, falta de escrúpulos, petulancia, hipocresía. El ámbito de la apariencia, el escenario, genera a su vez inmediatamente una diferencia entre lo que aparece y lo que no aparece, lo que permanece oculto. Los hombres pueden ser como parecen, como aparecen, pero puede que no. Ese espacio entre lo que aparece y el fondo es el espacio de que disponen para poseerse, para saberse, para decirse y para comunicarse. Para ser veraces y auténticos, y para mentir y engañarse a sí mismos. Porque la humanidad y la intimidad crecen con la veracidad y con la compañía. L a verdad de uno mismo a veces es lo que se destaca del fondo, lo que se diferencia y se discierne, pero también lo que no se destaca y no se diferencia. A veces lo diferencial y diferenciado de uno mismo emerge mediante las representaciones, mediante las actuaciones sociales. A veces lo discierne uno mismo, a veces los demás, y a veces no lo discierne nadie, pero es real. N o es posible ser uno m ismo sin una cierta identificación con las representaciones, al menos con algunas representaciones y papeles. U no puede llegar a ser un triunfador, un ejemplo, un arquetipo. Pero tampoco puede identificarse absolutamente con esas representaciones. En efecto, puede ocurrir 16 Jacinto Choza que a uno se le olvide su papel, que se vuelva amnésico. Igualmente puede convertirse en un divorciado, un converso, un recluso o un parado. Puede quedarse sin papel y sin escenario, pero sigue siendo sí mismo, sigue existiendo, sigue siendo actor. ¿No pertenece a la experiencia humana común encontrar apoyo en los papeles o en los personajes para actuar en momentos desacostumbrados cuando uno no encuentra en sí mismo criterios para comportarse?¿No pertenece también a todos los humanos la experiencia de haber sido atrapados por la dinámica de la situación y sorprenderse luego de sí mismos, de lo que uno ha hecho y de cómo ha reaccionado?¿No pertenece asimismo a todos los humanos la experiencia de ser arrebatados' por la dinámica del éxito, la fama, el lujo, la fiesta, el halago, el rol en definitiva, de haber sido arrebatados por el papel, por el personaje?¿Y no pertenece también a esa experiencia la certeza de que eso es lo que a uno le ha tocado, y que uno mismo es más y es otra cosa que ese conjunto de papeles? Los hombres y las mujeres se reconocen preferentemente en los papeles que con más frecuencia desempeñan y cuya representación dura más tiempo. Sob re todo en el profesional y el familiar. Pero junto a esos puede y suele haber otros japeles que también identifican a cada uno. Por ejemplo el de la militancia poítica, el de la solidaridad con alguna causa humanitaria, el de la práctica religiosa, el de alguna afiliación deportiva, etc. Todos esos papeles pueden variar, y variar mucho. Uno puede cambiar de trabajo dos o tres veces en la vida, o más. Puede cambiar de esposa, de padres y de hijos otras tantas. Pero incluso aunque cambie menos, el amplio repertorio de papeles heterogéneos y la representación altern...
View Full Document

Ask a homework question - tutors are online