Antropologia las representaciones de sí mismo_Capítulo 1

Mediante tales ritos el hombre ya tiene rostro sexo y

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: este caso tan originaria o quizá más que la de conocer y tener, y a la vez con un grado originario de reflexividad: poder significa poder uno mismo, como observó Gehlen®, tener fiaerza uno mismo, tener voz uno mismo y oírla, así que el narcisismo es en alguna medida tan originario como la comunicación. Hacerse tatuajes y ponerse adornos son ritos que consisten en colocarse algo que inicialmente uno no tiene, y gracias a eso los humanos pueden reconocerse y definirse. Así, pueden identificarse con algo que antes no eran, y también con aquello que eran sin saberlo. Eso que no eran, significa todo aquello de lo que estaban desprovistos, separados y diferenciados, como los símbolos, las costumbres y las herramientas; y eso que eran pero sin saberlo significa aquello en lo que estaban sumergidos e indiferenciados, como la cara, el sexo y las manos. Pero tampoco es neta la frontera entre aquello que no se tiene y se adquiere y aquello que se tiene sin saberlo y luego al saberlo se adquiere de un modo nuevo, y por eso resulta difícil asignar el bipedismo o el habla a una u otra partida, y algo parecido podría decirse de la cara, el sexo y las manos. Tener rostro, sexo y manos, significa, desde cierto punto de vista, empezar a saberlo, diferenciarse uno mismo de sus lados, de sus formas, de sus manifestaciones. Diferenciarse y distanciarse de su cara ofrece ya una posibilidad de asumirla como propia, de tomar posesión de ella y, consiguientemente, de poseerla, de dominar la propia expresividad facial, de saber uno qué cara pone y de saber cómo se compone para emitir una expresión u otra^. Mediante tales ritos, el hombre ya tiene rostro, sexo y manos, ya ha ejercido el poder, ya es poseedor, ya ha puesto «nombre» a las cosas y puede reconocerlas. Dar forma es hacer surgir del caos algo que no había surgido y que no existía antes con esa forma ni con ninguna otra; por eso tenemos la inclinación a creer que la forma que les damos a las cosas, las marcas con que las signamos, pertenecen intrínsecamente a la cosa, constituyen su naturaleza; por eso relacionamos el poder, el tener y el saber, y suponemos que los que pueden también ' Algunas de estas observaciones se las debo a Higinio Marín. ' A. Gehlen, El hombre, Salamanca, Sigúeme, 1980, cap. 3 6 «Certeza experimental irracional». '' Cfr. Arne Friemuth Petersen, «On Emergent Pre-Language and Language Evolution and Trascendent Feedback from Language Production on Cognition and Emotion in Early Man», en J . Wind y cols. Language Origin, cit. págs. 4 49-464. Génesis del m undo y del sí m ismo en la mimesis ritual 31 tienen y saben, que la autoridad lo es todo en todas las cosas, que Dios ha creado el universo como los humanos creamos nuestros mundos. 2. M ARCAS VISUALES Y MARCAS S ONORAS. S IGNACIÓN D EL s f M ISMO Uno toma posesión de si mismo al experimentarse reflejado en esos espejos que son al menos esas tres dimensiones suyas y-A experimentar que puede y sabe controlarlas de algún modo. Esa posesión se toma mediante los ritos de los tatuajes y los nombres, mediante las normas para las relaciones mutuas y mediante el desarrollo de habilidades, todo lo cual hace posible y frecuentemen...
View Full Document

This note was uploaded on 03/25/2014 for the course SANTANDER 101 taught by Professor Pepito during the Spring '12 term at Universidad Industrial de Santander.

Ask a homework question - tutors are online