Antropologia las representaciones de sí mismo_Capítulo 1

Pero eso no le ocurre solamente a la teora de la

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: dad de sentidos del ser, resulta que se da también una pluralidad de sentidos de la unidad y de la razón. Este libro es un tratado de antropología filosófica, un estudio del sí mismo humano, desde el punto de vista del espíritu objetivo, desde el punto de vista de la cultura. El fondo originario y originante de toda fecundidad cultural no está nunca dado, lo que lo están son sus productos, y como éstos no se dejan seriar en una secuencia unilineal, aquel fondo se manifiesta según una pluralidad de perspectivas, que no se anulan entre sí pero que en el siglo XX se muestran como irreductibles a unidad. C ada teoría del espíritu subjetivo puede y debe ser estudiada como una parte de la teoría del espíritu objetivo. Pero eso no le ocurre solamente a la teoría de la persona, sino a cualesquiera formulaciones intelectuales. C omo las manifestaciones son lo que se conoce, como conocer es formalizar, conceptualizar, y como el concepto es lo que se determina como la esencia de la cosa, ese fondo originario que constituye a dotación humana (su 'ser') se ha caracterizado mediante nociones informalizables y se ha designado como 'sí mismo', y sus expresiones (su 'esencia'), se han caracterizado mediante conceptos que evocan marcadamente su diferencia respecto del fondo (categorías teatrales con cierta frecuencia). En concreto, la diferencia ontològica entre ser y esencia, que es la que preside todo este estudio, se ha expresado como diferencia entre poder y manifestación, por una parte, y como diferencia entre autor y actor, autor y personaje, y actor y personaje, por otra. Por lo que se refiere al poder, es uno de los sentidos del ser que Aristóteles señalara en la Metafisica, y además, aquél sentido en que el ser resulta particularmente informalizable y por eso irreductible a la esencia. Los filósofos que han considerado el ser c omo poder son, en la historia de Occidente, los que más en cuenta han tenido la diferencia ontològica, mientras que los que lo han considerado c omo logos son los que más lo han asi- Prólogo 21 milado a la esencia y los que han incurrido con más frecuencia en el 'olvido del ser'. También por eso, los pensadores que inspiran en mayor m edida este estudio son, además de Aristóteles, H obbes, V ico, Nietzsche, Dilthey, D urkheim, Weber, Heidegger y Foucault, es decir, los que de un m odo u otro se pueden inscribir en una linea vitalista y prefieren las herramientas de la retórica y la poética a las de la lógica, o sea, las herramientas que sirven para operar con lo heterogéneo más bien que las que sirven para homogeneizar. E n conjunto, además de un estudio de antropología filosófica, este libro quiere ser una apología de la filosofía del siglo x x, y una reconciliación tras la polémica ya declinante entre modernidad y posmodernidad. U na reconciliación que se intenta señalando el locus de la filosofía actual en la tradición y el locus de la tradición en aquélla, es decir, señalando...
View Full Document

Ask a homework question - tutors are online