Estos elementos tales como el titanio estao arsnico y

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: de tenerse en cuenta figura la composición química de las materias primas, temperatura de colada y la ausencia de determinados elementos que, aun en concentraciones pequeñísimas, presentan marcado efecto inhibidor sobre la formación del grafito nodular. Estos elementos, tales como el titanio, estaño, arsénico y plomo, deben evitarse o eliminarlos a concentraciones despreciables. En algunas ocasiones se le añade a la fundición cerio, para reforzar la acción del magnesio y eliminar la acción inhibidora de los elementos citados. El campo clásico de nodulares comprende un contenido en carbono total de 3,0-4,0%; silicio, 1,8-2,8%; variando el manganeso entre 0,15-0,90%. Las concentraciones de fósforo y azufre deben limitarse como máximo a 0,10 y 0,3%, respectivamente, y el magnesio, nodulización, varía entre 0,01-0,10%. elemento favorecedor de la La selección de la composición quimica depende del tamaño de la pieza y de las propiedades que se le han de exigir, así como del proceso de fusión empleado y de si posteriormente han de ser sometidas a tratamientos térmicos. Cuando las piezas se funden en secciones delgadas, entonces es frecuente la presencia de carburo libre. En estos casos y en aquellos en que se desee aumentar la tenacidad, resistencia al choque y maquinabilidad es necesario someter a las piezas a un recocido denominado ferritización, puesto que su misión es convertir la cementita libre o la componente de la perlita en ferrita. La figura representa dos tipos clásicos de recocido. El tipo A se utiliza para piezas que no presenten carburo libre. Se calientan los materiales a temperaturas próximas a 800ºC, durante tiempos de 1 hora por pulgada de sección, con enfriamiento posterior a 70ºC a una velocidad de 12ºC por hora, seguido de un enfriamiento a la velocidad de 50ºC por hora hasta 430ºC. En el caso que exista cementita libre, el recocido que debe usarse es del tipo B, y, naturalmente, la rotura de las masas de carburo de hiero exigirá temperaturas más elevadas, del orden de los 900ºC, durante tiempos largos, 2 horas por pulgada de sección. Enfriando en 1 hora a 780ºC, para continuar posteriormente con enfriamientos, tiempos y velocidades similares al caso del recocido tipo A. Cuando la pieza en período de servicio requiera elevadas dureza y resistencia, entonces debe ser sometida a un tratamiento térmico de bonificado, consistente en una austenización aproximadamente a 880 ºC, seguida de un temple en aceite, con lo que obtendremos una estructura cuyo componente estructural fundamental es la martensita o productos intermedios. Por el tratamiento térmico de revenido posterior conseguiremos la dureza y resistencia deseada. La fundición nodular es una fundición totalmente diferente a la Fundición Gris por su ductilidad, tenacidad y mayor resistencia a la tracción. La propiedad que más se valora en la mayoría de los diseños es la resistencia. Por regla general, no la resistencia a la rotura sino al límite de elasticidad, con un factor de seguridad, es el que entra en los cálculos...
View Full Document

This test prep was uploaded on 03/25/2014 for the course SANTANDER 101 taught by Professor Pepito during the Spring '12 term at Universidad Industrial de Santander.

Ask a homework question - tutors are online