Abed Luis. El proceso Salud-enfermedad.pdf - El Proceso...

This preview shows page 1 - 2 out of 9 pages.

El Proceso Salud – EnfermedadAbed, Luis Cesar. (1993) La enfermedad en la historia. Cap.VI “El proceso Salud Enfermedad”.ALCANCES Y LIMITACIONES DEL MODO BIOLÓGICO: PROPUESTAS SUPERADORAS.CIRCULACIÓN Y TRASNFERENCIA SOCIAL DE LAS FUNCIONES Y SU EJERCICIO.Nos remitimos, en este Capítulo, trazar un esquema descriptivo muy simplificado, y hastacaricaturizado, para resaltar los aspectos nodales intervinientes en el proceso enunciatorio dela enfermedad y su proyección histórica, según el modo en que lo fuimos exponiendo en el cursodel presente trabajo.En virtud de los aspectos desarrollados en los capítulos precedentes, hemos querido mostrar laconcepción predominante de la enfermedad a partir del pensamiento post renacentista hasta laactualidad: la enfermedad considerada como la resultante de la colonización de un ser extrañoen el cuerpo del individuo, con existencia real, con categoría de “ser”, externa al organismo, quepodría relatar su propia historia natural. Es decir que, inscripta en un atlas médico, tendríasilueta propia y daría así cuenta de todos sus aspectos específicos y legitimadores de su estatusnosográfico.Además, la exploración y la reflexión que hemos llevado a cabo tuvo por objeto –sin pretenderhaber agotado el tema- rastrear y presentar los aspectos nodales de una línea de pensamientoque se propone fundamentar y dar coherencia a la interpretación de la enfermedad como unhecho constituido socialmente.Creemos pertinente realizar las siguientes consideraciones: En la actualidad, en los centrosurbanos desarrollados, alrededor del 75% de las muertes ocurren sin que la acción médica puedaalcanzar la eficiencia que tuvo en el terreno de las enfermedades infecciosas. En este 75% -queincluye las enfermedades del aparato circulatorio, el cáncer y las muertes violentas (accidentes,homicidios y suicidios)- el arsenal teórico práctico del biologismo no es suficiente para elaboraruna respuesta contundente y es probable que no lo sea en el futuro tampoco.De manera que puede afirmarse que, si los patrones de consumo alimentarios de la actualidadfueran adecuados para ese momento histórico, la expectativa crecería, como crecería tambiénsi se alcanza una conducta vial tolerante y ordenada, en la cada vez más compleja organizaciónurbanística. La consecuencia debería ser la disminución considerable de la morbo-mortalidad yla discapacidad producida por los accidentes de tránsito. Lo mismo sucedería si se diera másimportancia a los fenómenos psíquicos y el sufrimiento mental. Todo esto proveería al serhumano no sólo de mayor expectativa de vida sino de mejor calidad de la misma.De ello se desprende la necesidad de ampliar el campo de las prácticas a otras esferas delconocimiento que puedan aportar al tema de la salud y el bienestar humano, a los fines deintentar romper el cepo que constituye el reduccionismo causa-efecto, en el cual a toda acciónle corresponde una reacción-respuesta.El campo de lo social y lo psicológico pueden, a la luz de los avances biológicos, aportar a unacomprensión más clara y completa de la problemática salud-enfermedad proveyendo solucionesmás eficaces y menos onerosas.

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture

  • Left Quote Icon

    Student Picture