1541elsaneamientoporeviccin

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: e la permuta, en donde el cambio es de cosa por cosa, o del contrato en que se cambia una cosa por una prestación de hacer). Por otra parte, el precio no es exclusivo de la compraventa, pues recibe también ese nombre la contraprestación en el contrato de arriendo de cosas, servicios u obras23. En principio, las partes tienen plena libertad para fijar el precio, excepto en el caso de los productos con precio tasado, ej. los medicamentos (art. 5 LDC) 24. “El señalamiento del precio no podrá dejarse al arbitrio de uno de los contratantes” (art. 2539 C)25; porque si así fuera, se violentaría la norma ya citada que establece que el cumplimiento del contrato no puede dejarse al arbitrio exclusivo de una de las partes (art. 2438 C)26. J. L LACRUZ BERDEJO y otros, Elementos de Derecho civil, t. II: “Derecho de...”, op. cit, nota 3, 23 p. 16. Art. 5 LDC: “La importación, producción y comercialización de medicamentos de consumo humano deberá ser reguladas por el Poder Ejecutivo. El control de calidad y precios de estos productos deberán ser parte de estas regulaciones”. 25 Art. 2539 C: “El señalamiento del precio no podrá nunca dejarse al arbitrio de uno de los contratantes”. Pero en materia mercantil es bastante frecuente que se celebren “ventas a precio fijo”, donde es el vendedor el que determina el precio, sin posibilidad de que su contraparte lo discuta, quedando el comprador, eso sí, en plena libertad de celebrar o no la compraventa”. M. VÉRGEZ, “Compraventa mercantil y contrato de permuta” en Contratos Mercantiles, dirigida por ALBERTO BERCOVITZ RODRÍGUEZ­CANO (director) y MARÍA ÁNGELES CALZADA CONDE (directora adjunta), Aranzadi, Navarra, 2001, pág. 82. 26 Art. 2438 C: “La validez y el cumplimiento de los contratos no pue den dejarse al arbitrio de uno de los contratantes”. 24 24 1.3.3.1.­ Requisitos del precio. A.­ Precio real o verdadero: según este requisito, para que haya compraventa debe haber un precio auténtico, no simulado, de lo contrario la venta sería nula como sanción de la simulación o por ausencia o ilicitud de la causa (STS español de 26 de abril de 1956 y 16 de octubre de 1965). Cuando el precio, aun real, representa solo una porción del valor de la cosa, y sea intención de las partes que en cuanto al resto sea tenido como donación, estaremos ante un negotium mixtum cum donatione, o una donación indirecta27. B.­ Precio determinado o determinable: Se ha mencionado que el art. 2530 C indica que el precio debe ser cierto; esto significa que debe ser determinado con claridad o que al menos sea determinable con respecto al valor de otra cosa cierta (determinación objetiva); también el precio puede ser establecido por otra persona (determinación subjetiva). Si esta no pudiere o no quisiere señalarlo, quedará ineficaz el contrato (art. 2537 C)28. J. L. LACRUZ BERDEJO y otros, Elementos de Derecho civil, t. II: “Derecho de...”, op. cit, nota 3, 27 p. 17. Art. 2537 C: “Para que el precio se tenga por cierto bastará que lo sea con referencia a otra cosa cierta, o que se deje su señalamiento al arbitrio de persona determinada. ‘S...
View Full Document

This document was uploaded on 04/07/2014.

Ask a homework question - tutors are online