312

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: A (1946): “Así, se alega, desde el punto de vista económico, que sustraen la actividad privada a la producción, dilapidan las fortunas y provocan la prodigalidad. Y desde el punto de vista de la moral, que constituye asiento de la holganazería, hacen cundir el mal ejemplo, determinan el ansia de riquezas y la ilicitud en su adquisición, son fuentes de males sin cuento y desventuras en la familia, y llevan en ocasiones, a los que a ellos se entregan, a situaciones de desesperación, desde las cuales se puede correr fácilmente por el camino del crimen y, en general, del delito (p. 470). Por las razones antes expuestas, en su art. 3 inciso 6 la Ley 766, entre sus principios señala: El funcionamiento de Casinos y Salas de Juegos es una actividad permitida pero no estimulada por el Estado, en consecuencia, se considera justificado que el Estado pueda establecer medidas para evitar o contener la proliferación injustificada de Casinos y Salas de Juegos o la inadecuada fiscalización de los mismos, pudiendo establecer medidas objetivas y razonables que regulen el ejercicio de la libertad de empresa en este sector con el propósito de garantizar el orden público, la seguridad pública y la protección de grupos vulnerables. Empero, podemos decir que día a día vemos a proliferación desmedida de los casinos y salas de juego sin que el Estado asume su rol y establezca efectivas medidas para frenar el crecimiento desmesurado de los referidos establecimientos de juegos o de los montos que en ellos se apuestan o juegan. 150 3.­ La renta vitalicia. Mediante el contrato de renta vitalicia una parte puede pedir a otra una pensión hasta que ocurra su muerte. Esta figura contractual puede ser onerosa (art. 3625 C) o gratuita por donación entre vivos o por testamento (art. 3628 C)267. Esta clase de contrato se aparta de la regla general contenida en el art. 1885 C en el sentido que la falta de ejecución de la prestación de una de las partes, autoriza a la otra o exigir su cumplimiento o a pedir la resolución del contrato. En el caso de la renta vitalicia sólo se puede pedir el cumplimiento y no la resolución salvo que se haya establecido un pacto comisorio; en este sentido se manifiesta el art. 3646 C, “La falta de pago de las prestaciones, no autoriza al acreedor a demandar la resolución del contrato, sino fue hecho con pacto comisorio. Él solo tendrá derecho para demandar el pago de cada una de las prestaciones no pagadas, como se procede contra cualquier deudor de sumas de dinero”. 3.1.­ Las partes. Normalmente intervienen dos partes: el acreedor­constituyente (rentista o pensionista) que entrega el capital y el deudor (pensionario) que recibe el capital y Art. 3625 C, “Habrá contrato de renta vitalicia, cuando alguien por una suma de dinero, o por una cosa apreciada en dinero, mueble o inmueble que otro le da, se obliga hacia una o muchas personas a pagarles una renta anual durante la vida de uno o muchos individuos designados en el contrato”. Art. 3628 C, “La renta vitalicia puede también constituirse a títu...
View Full Document

This document was uploaded on 04/07/2014.

Ask a homework question - tutors are online