Adems no hay que olvidar que en el leasing la

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: ón, como por ejemplo, el tutor que tiene plena capacidad de obrar, no podría realizar un convenio arbitral relativo a los bienes de su pupilo sin la autorización judicial (arts. 443 y 444 C entre otros). 2.7.­ Clases de arbitrajes. Según el art. 24 incisos D y E, el arbitraje puede ser de Derecho o de equidad; el primero, de Derecho, “Se da cuando los árbitros resuelvan la cuestión controvertida con arreglo al derecho aplicable” (art. 24. inciso D de la LMA); en estos casos, los árbitros habrán de fallar con arreglo al Derecho y habrán de ser abogados en ejercicio (art. 30.1 LMA)303. En cambio, el arbitraje de equidad (ex aequo et bono304): “Se da cuando el Tribunal Arbitral resuelve conforme a sus conocimientos profesionales y técnicos” (art. 24. inciso E de la LMA). En este caso, Art. 2471 C: “Para que el consentimiento sea válido se necesita que el que lo manifiesta sea legalmente capaz”. Art. 278 C: “La época de la mayor edad se fija sin distinción de sexo en los veintiún años cumplidos. El mayor de edad puede disponer libremente de su persona y bienes. 303 Art. 30.1 LMA: “En el caso de los arbitrajes de derecho, el tribunal deberá estar compuesto exclusivamente por abogados y resolverá las controversias con estricto apego a la ley aplicable”. 304 “Según equidad”. 302 174 los árbitros no precisan ser abogados en ejercicio y resolverán según sus conocimientos técnicos. 2.7.­ El contenido. La Ley mediación y arbitraje contempla un contenido mínimo y necesario y un variado contenido facultativo del convenio arbitral305. a) Contenido necesario: hemos visto que el arbitraje es un mecanismo que surge de la autonomía de la voluntad de las partes; de manera que el convenio arbitral debe contener la clara voluntad de los contratantes de someter a arbitraje todas las controversias que surjan o pueden surgir en determinadas relaciones jurídicas; así como también debe contener el propósito de acatar la decisión arbitral. b) Contenido facultativo: las partes tienen la facultad de determinar las diversas cláusulas del convenio, pero en determinados casos, la ley puede suplir ciertos vacíos; como el número de árbitros, que en principio se deja al libre albedrío de las partes y solo se exige que sea número impar, a falta de acuerdo serán tres (art. 31 LMA) 306; el silencio acerca del procedimiento para el nombramiento de los árbitros también es sustituido por la disposición de la ley (art. 33 incisos a y b) 307. Si J. L LACRUZ BERDEJO y otros, Elementos de Derecho civil, t. II: “Derecho de...”, op. cit, nota 3, pp. 374­375. 306 Art. 31 LMA: “Las partes podrán determinar libremente el número de árbitros que deberá ser siempre número impar. A falta de acuerdo, los árbitros serán tres”. 307 Art. 33 inciso a: “En el arbitraje con tres árbitros, cada parte nombrará un árbitro y los dos árbitros así designados nombrarán al tercero; si una parte no nombra al árbitro dentro de los quince días del recibo de un requerimiento de la otra parte para que lo haga, si los dos árbitros no consiguen ponerse de acuerdo sobre el tercer árbitro dentro de los quince días contados desde su 305 175 no se establecen las causales...
View Full Document

Ask a homework question - tutors are online