Art 2679 pacto de mejor

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: ocultos (art. 2600.2 C)44. Incluso, sino se hubiese pactado nada en el contrato con respecto al saneamiento por evicción, el vendedor siempre tendría la obligación de observarlo (art. 2601 C)45. No obstante, en virtud de la autonomía de la voluntad, las partes pueden ampliar, reducir o excluir la aplicación de esta figura jurídica de conformidad con el art. 2602 C, “Pueden los contratantes ampliar o restringir a su voluntad la evicción y el saneamiento: pueden también pactar que el vendedor no quede sujeto a esa obligación”. Sin embargo, hay que interpretar este artículo analógicamente con los artos. 2631 y 2634 C 46, es decir, que pese al pacto de no someterse al Art. 2600.2 C: “Por el saneamiento, debe pagar las costas del juicio que haya se guido el comprador en defensa de la cosa, lo que éste perdiere en el juicio y el menor valor que tuviere la cosa por vicios ocultos que no se hubieren considerado al tiempo de la enajenación”. 45 2601 C: “Aunque no se hayan estipulado en el contrato la evic ción y el saneamiento, está el vendedor sujeto a ellos”. 46 2631 C: “Las partes pueden restringir, renunciar o ampliar su responsabilidad por los vicios redhibitorios, del mismo modo que la responsabilidad por la evicción, siempre que no haya dolo en el enajenante”. 2634 C: “La estipulación en términos generales de que el enajenante no responde por vicios redhibitorios de la cosa, no lo exime de responder por el vicio redhibitorio de que tenía conocimiento, y que no declaró al adquirente”. 44 33 saneamiento por evicción, responderá por él si actúa el vendedor de mala fe, por ejemplo, si con conocimiento previo de la afectación de la cosa, aun así la enajena como sería el caso de que venda una propiedad gravada con una hipoteca como si estuviera libre de gravamen o vende como propia una propiedad ajena. Esto es así porque hay que tener presente que la responsabilidad por dolo es exigible en todas las obligaciones y la renuncia para hacerla efectiva es nula (art. 1861 C). No existe mala fe si el comprador tenía conocimiento de la posibilidad de ser afectado por reclamaciones sobre el bien que estaba adquiriendo y temerariamente lo compra, luego entonces, no puede beneficiarse de la evicción, a menos que así se haya acordado, así lo dice el art. 2610 C, “Cuando el adquirente, de cualquier modo conocía el peligro de la evicción antes de la adquisición, nada puede reclamar del enajenante por los efectos de la evicción que suceda, a no ser que ésta hubiere sido expresamente convenida”47. Para exista la responsabilidad por evicción, es necesario que se le notifique al vendedor la existencia del proceso judicial entre terceras personas y el comprador, así lo establece el art. 2617 C, “La obligación que resulte de la evicción cesa si el vencido en juicio no hubiere hecho citar de saneamiento al enajenante, o si hubiere hecho la citación, pasado el tiempo señalado por el Código de Procedimiento”. Esta citación debe hacerse e...
View Full Document

Ask a homework question - tutors are online