Enloscasospenaleslamediacinsellevaraefectoporeljuezdel

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: decreto 2187, de 14 de junio de 1999.. 259 J. J. GUZMÁN GARCÍA y J. J. HERRERA ESPINOZA, Contratos..., op. cit., nota 2, pp. 567­568. 257 258 139 Los catedráticos GUZMÁN GARCÍA y HERRERA ESPINOZA nos explican que la póliza debe contener: a.­ Los nombres del asegurador y asegurado, y la residencia o domicilio de ambos. b.­ El concepto en el cual se hace el seguro. c.­ El objeto del seguro, su naturaleza y valor. d.­ Los riesgos contra los que el seguro se hace. e.­ El tiempo en que comienzan y terminan los riesgos. f.­ La cantidad asegurada. g.­ La prima, premio o precio del seguro. h.­ Los seguros ya existentes sobre los mismos objetos. i.­ En general, todas las circunstancias cuyo conocimiento pueda interesarle al asegurador, así como todas las condiciones estipuladas por las partes260. La más clara y diáfana expresión de aleatoriedad la encontramos en el juego y la apuesta; en efecto, como expresa el destacado maestro italiano DE RUGGIERO (s. f.) “De todos los contratos, aquellos que más preponderantemente aleatorios se muestran, tanto, que éste carácter aleatorio es requisito indispensable de los mismos, son el juego y la apuesta; son éstos, pues, contratos aleatorios por excelencia” (p. 504). J. J. GUZMÁN GARCÍA y J. J. HERRERA ESPINOZA, Contratos..., op. cit., nota 2, pp. 577­578. 260 140 2.1.­ Antecedentes y régimen legal. Tradicionalmente el juego y la apuesta fue objeto de tratamiento legal en nuestro Código civil, en el Título XX “DE LOS CONTRATO ALEATORIOS”, Capítulo III “Del juego, apuesta y suerte, entre los arts. 3607 y 3624 C. Empero, tales preceptos han pasado a la historia y han sido derogados por la Ley 766/2011 “ Ley especial para el control y regulación de casinos y salas de juegos” aprobada el 25 de mayo de 2011 y publicada en La Gaceta Nº 124 de 5 de julio de 2011; esta normativa ha sido reglamentada mediante el Decreto 46­2011 aprobado el 9 de septiembre de 2011 y publicado en La Gaceta Nº 173 del 7 de septiembre de 2011261. La razón principal de esta derogación obedece al deseo de nuestros legisladores de modernizar el estatuto jurídico de los juegos de azar, que en la anterior legislación eran considerados como obligaciones naturales, en la cuales el acreedor carecía de acción para exigir coercitivamente el cumplimiento de las mismas conforme el art. 3610 C que rezaba así: Se prohíbe demandar en juicio las deudas que provengan de juegos o apuestas en que la ganancia o la pérdida dependan exclusivamente de la suerte, sin intervención del ingenio o de medios lícitos conocidos de ambas partes, o que no provengan de ejercicio de Así, se lee en el art. 55 de la Ley 766: “Deróguense las siguientes disposiciones:… inc. 2 de: “Los artículos 3607 al 3624 del Código Civil de la República de Nicaragua promulgado el 1 de febrero de 1904 y publicado el Decreto de Promulgación en el Diario Oficial No. 2148 del 5 febrero 1904”. 261 141 fuerza, destreza de armas, corridas...
View Full Document

This document was uploaded on 04/07/2014.

Ask a homework question - tutors are online