Arto 52 si se entablare algn juicio contra el ausente

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: dos en el lugar de la matrícula del buque; pero si fueren casa dos, no separados, y su mujer tuviere casa en otro lugar, éste se reputará domicilio de aquellos. Arto. 277 Pr. Arto. 37.­ Cuando no siendo casados, tuvieren algún establecimiento en lugar distinto del de la matrícula del buque, se considerarán domiciliados en dicho lugar; pero si fueren casados, el lugar del establecimiento será el domicilio respecto de los actos relativos al giro; y respecto de los demás, el de la habitación de la mujer. Arto. 277 Pr. Arto. 38.­ Los ciudadanos nicaragüenses que, sin licencia del Gobierno, sirven en la marina de guerra extranjera o en buque armado en corso por Gobierno extranjero, pier­ den la ciudadanía y domicilio nicaragüenses; y sólo pueden recobrarlos según las reglas establecidas para los que sirven a potencia extranjera. 32 Arto. 39.­ Los que sirven en la marina mercante extranjera, si no han renunciado la ciudadanía nicaragüense, conservan el domicilio que tenían al entrar al servicio de la expresada marina. Arto. 40.­ El domicilio de las corporaciones, establecimientos y asociaciones autorizados por la ley, es el lugar donde está situada su dirección o administración, en los términos del Arto. 34; pero las compañías, asociaciones y demás instituciones que tengan establecimientos o sucursales, tienen su domicilio especial en el lugar de dichos establecimientos o sucursales, para sólo la ejecución de las obligaciones allí contraídas por los agentes locales de la sociedad. Artos. 279­298 Pr. Arto. 41.­ Los que tengan domicilio establecido en la República, sean nacionales o extranjeros, estén presentes o ausentes, pueden ser demandados ante los tribunales te­ rritoriales para el cumplimiento de contratos celebrados en otro país. También pueden serlo los extranjeros que se hallen en el país, aunque no sean domiciliados, si esos contratos se hubieren celebrado con los nacionales o con otros extranjeros domiciliados en la República. Los extranjeros, aunque se hallen ausentes, pueden ser demandados ante los tribunales de la Nación: 1º Para que cumplan las obligaciones contraídas o que deban ejecutarse en la República. 2º Cuando se intente contra ellos una acción real concerniente a bienes que tengan en la República. 3º Si se hubiere estipulado en la obligación contraída por el extranjero, que los tribunales de la República decidan las controversias relativas a ella. 4º Cuando se intente alguna acción civil a consecuencia de un delito o de una falta que el extranjero hubiere cometido en la República. Artos. 251 y 290 Pr. 33 Arto. 42.­ El domicilio que tenía el difunto, de termina el lugar en que se abre su sucesión. Artos. 939­940­1024 C.; 266 inc. 5º y 278 Pr. Arto. 43.­ Los mayores de edad que sirven o trabajan en fincas rurales, tienen el domicilio de la persona a quien sirven, o para quien trabajan, siempre que residan en la misma casa o en habitaciones accesorias, con excepción de la mujer casada, obrera o doméstica, que seguirá siempre el domicilio de su marido. Artos. 31­152 C.; 270­272 Pr.; B.J. 8967 Cons. III...
View Full Document

This document was uploaded on 04/07/2014.

Ask a homework question - tutors are online