Arto824sloelpropietariopuedeejercitarlosderechosquesec

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: nte. Se considera cogido el animal que el cazador haya muerto durante el acto venatorio, y aquel que haya caído en sus redes o lazos. Arto. 662.­ Si el animal herido se guareciere en terreno cercado con muro, valla o setos, no podrá el cazador seguirlo dentro de dicho predio sin licencia del dueño. Pero si en aquel sitio cayere el animal muerto, podrá el cazador exigir que el propietario o quien lo represente se lo entregue o permita que él sólo vaya a buscarlo. El propietario que no accediere a lo dispuesto en el inciso anterior, pagará el valor de la fiera; y el cazador perderá ésta, si entra a buscarla sin permiso de aquel. Arto. 663.­ En todo caso, el cazador será responsable por el daño que cause, pagándolo duplicado, si el hecho ha tenido lugar en ausencia del propietario o de quien lo represente. Si los cazadores son varios, serán todos solidariamente responsables por dichos daños. El hecho de la entrada de los perros de caza en predio cercado, a pesar de la voluntad del cazador en persecución del animal que haya penetrado en la finca, solo producirá una obligación de mera reparación por los daños que se causen. Arto. 2513 C. La acción para la reparación del daño, prescribe a los treinta días contados desde aquel en que se ocasionó el perjuicio. Arto. 664.­ El propietario o poseedor de predios cercados en los cuales no puedan salir y entrar libremente los animales, podrn darles caza en cualquier tiempo y forma. 185 Arto. 665.­ Es permitido a los propietarios y labradores destruir en cualquier tiempo en sus tierras los animales fieros que perjudiquen sus sementeras y plantaciones. Igual facultad tienen los propietarios y labradores con relación a las aves domésticas, en el tiempo en que los campos tuvieren tierras sembradas, cereales, u otros frutos pendientes en que aquellas puedan causar perjuicio. Arto. 677 C. Arto. 666.­ Los animales domésticos están sujetos a dominio que se adquiere y trasmite en la misma forma que las demás cosas. Los animales domésticados se equiparán a los domésticos, mientras conservan la costumbre de volver a la casa de su dueño. Arto. 667.­ Queda absolutamente prohibido destruir en los predios ajenos huevos o crías de aves de cualquiera especie. Arto. 668.­ Las leyes y reglamentos administrativos, además de los municipales, fijarán el tiempo en que la caza en general o alguna en particular, deba ser prohibida en absoluto, o en forma determinada, así como las multas que deban imponerse, ya sea por contravenir a aquellas disposiciones o violar los derechos que en este Título se consig ­ nen. De la pesca Arto. 669.­ A todos, sin distinción de personas, es permitido pescar en aguas públicas y comunes, salvas las restricciones consignadas en los reglamentos administrati­ vos. Artos. 335 y sigs. C; 445 Reg. de Policía; 31 de la Ordenanza de la Mesta. 186 Arto. 670.­ Nadie puede valerse de los terrenos marginales para el ejercicio de su derecho de pesca, sino en los mismos casos en que en ellos se permita la caza, con ­ forme a los términos expresados en los artículos 656, 657, 658, 659 y 660. Arto. 671.­ El derecho de pesca en las aguas parti culares pertenece exclusivamente a los dueños de los predios en los q...
View Full Document

This document was uploaded on 04/07/2014.

Ask a homework question - tutors are online