Artos113411511154117714141425c tituloxix

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: guientes. B.J. 3978. Arto. 1020.­ El municipio llamado a la sucesi ón es el correspondiente al lugar del domicilio del causante. Si éste nunca hubiere tenido su domicilio en la Rep ública, corresponden los bienes a los municipios donde se encontraren a la muerte de aquel, declarándose heredero al Municipio donde hubiere m ás bienes y considerándose a los otros municipios como legatarios. Si los bienes no est án situados en la República, pertenecen al Municipio del lugar del nacimiento; y si éste no ocurrió en ella, el Presidente de la República determinará el Municipio a que correspondan. Los Municipios no tomarán posesión de la herencia sin que preceda sentencia que los declare herederos, en los términos que ordena el Código de Procedimiento. Artos. 740 y sigs. Pr.; B.J. 13654 Arto. 1021.­ Los bienes que por herencia o legado adquieran los municipios, ser án invertidos por ellos exclusivamente en establecimientos de beneficencia e instrucci ón pública. 261 Arto. 1022.­ Cuando en un mismo patrimonio se ha de suceder por testamento y ab intestato, se cumplirán primero las disposiciones testamentarias y el remanente se adjudicará a los herederos ab intestato, según las reglas genera les. No obsta que uno de los herederos ab intestato, haya recibido una asignaci ón de la parte testada, para que lleve íntegra la porción que le corresponde en la parte intestada. Prevalecer á sobre todo ello la voluntad expresa del testador. Artos. 932 inc. 2o­978 C. Arto. 1023.­ Los extranjeros son llamados a las sucesiones ab intestato, abiertas en Nicaragua, de la misma manera y según las mismas reglas que los nicaragüenses. Artos. XIV Tit. Prel. C. Arto. 1024.­ En la sucesión ab intestato de un extranjero que fallezca dentro o fuera del territorio de la República, tendrán los nicaragüenses a título de herencia, de porción conyugal o de alimentos, los mismos derechos, que seg ún las leyes nicaragüenses les corresponderían sobre la sucesión intestada de un nicaragüense. Los nicaragüenses interesados podrán pedir que se les adjudique en los bienes del extranjero existentes en Nicaragua, todo lo que les corresponda en la sucesi ón del extranjero. Esto mismo se aplicará en caso necesario a la sucesión de un nicaragüense que deja bienes en país extranjero. Arto. 42­939­1369 C. 1.­ Ver, al respecto, Decreto No 415 de 1959, Arto. 5o y Decreto 1065 de 1982. TITULO IX DE LA FORMA DE LOS TESTAMENTOS Arto. 1025.­ El testamento puede ser com ún o especial. El común puede ser abierto o cerrado. Arto. 1026.­ Se consideran testamentos especiales, el militar, el mar ítimo y el hecho en país extranjero. 262 Arto. 1027.­ Es abierto el testamento siempre que el testador manifiesta su última voluntad en presencia de las personas que deben autorizar el acto, quedando enteradas de lo que en él se dispone. Arto. 1028.­ El testamento es cerrado cuando el testador sin revelar su última voluntad, declara que ésta se halla con...
View Full Document

This document was uploaded on 04/07/2014.

Ask a homework question - tutors are online