Artos19422042205cbj13038338 arto115 setendr

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: de ellos, constituir servidumbres, recibir usufructos, herencias, legados o donaciones, e intentar las acciones civiles o criminales que les incum ben, salvo las disposiciones constitucionales. 44 Artos. 983­984­986­1019­1241 C.; 49 y 54 Cn. Capítulo XIV Fin de la existencia de las personas jurídicas Arto. 88.­ Las corporaciones no pueden disolverse por sí mismas, sin la aprobación de la autoridad que legitimó su existencia. Pero pueden ser disueltas en virtud de la ley, a pesar de la voluntad de sus miembros, si llegan a comprometer la seguridad o los intereses del Estado o no corresponden al objeto de su institución. Arto. 89.­ Si por muerte u otros accidentes quedan reducidos los miembros de una corporación a tan corto número que no puedan cumplirse los objetos para que fue insti ­ tuída, o si faltan todos ellos, y los estatutos no hubieren previs to el modo de integrarla o revocarla en estos casos, corresponderá a la autoridad que legitimó su existencia, dictar la forma en que haya de efectuarse su integración o renovación, o declararla disuelta. Arto. 90.­ También termina la existencia de las aso ciaciones o corporaciones, por la destrucción de los bienes dedicados a sostenerlas. Arto. 91.­ Disuelta o terminada una asociación o corporación, los bienes y acciones que a ellas pertenezcan, tendrán el destino previsto en sus estatutos; y si nada se hubiere dispuesto en ellos, los bienes y accio nes serán considerados como propiedad perteneciente al Estado y se aplicarán por el Poder Legisla tivo a objetos análogos a los de su institución, si esto es posible, si no, a los que el Legislador disponga. 45 TITULO II DE LA FAMILIA Capítulo I Del matrimonio Arto. 92.­ Los esponsales no producen obligación alguna ante la ley civil. Arto. 93.­ Si por parte de los esposos se hubiere estipulado multa para el caso de faltar a la promesa, y la multa se hubiere pagado, no habrá derecho a reclamarla. Artos. 1840­2001­2070­2079 C. Arto. 94.­ El matrimonio es un contrato solemne por el cual un hombre y una mujer se unen por toda la vida, y tiene por objeto la procreación y el mutuo auxilio. B.J. 11835.; (Ver en el Anexo Ley Nª 38 de 1988). Arto. 95.­ La ley no considera el matrimonio sino como contrato. En general, el matrimonio debe celebrarse ante funcionarios del orden civil que señala la ley. Sin embargo, los que profesan la religión de la mayo ría de los nicaragüenses, que es la Católica, Apostólica y Romana podrán celebrar sus matrimonios ante el párroco o autoridad eclesiástica competente, con arreglo a los cánones de la Iglesia Católica. 46 Para que los matrimonios celebrados ante la autoridad eclesiástica en conformidad con el inciso anterior produzcan efectos civiles, será indispensable que las partidas que expida el párroco sean inscritas en el Registro del Estado Civil de las Personas. Artos. 574 y sigts. Pr.; B.J. 11688­11978­11980/11315 (314)­16440. Arto. 96.­ Toda condición contraria a los fines del matrimonio, es nula. Arto. 97.­ Corresponde a la autoridad...
View Full Document

This document was uploaded on 04/07/2014.

Ask a homework question - tutors are online