Artos206566691023c xv

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: bienes situados en la República, producirán en ella todos sus efectos. 22ª El acto celebrado por nicaragüenses entre sí en país extranjero a donde se hubieren trasladado para eludir el cumplimiento de las leyes nicaragüenses, carece de toda validez. B.J. 8026 Cons. II. VII La aplicación de leyes extranjeras en los casos en que este Código la autoriza, nunca tendrá lugar sino a solicitud de parte interesada, a cuyo cargo será la prueba de la existencia de dichas leyes. Exceptuánse las leyes extranjeras que se hicieren obligatorias en la Repúblicas en virtud de tratados o por ley especial. Arto. 14 Pr.; B.J. 4083 Cons. IV 14 VIII Las leyes extranjeras no serán aplicables: 1º Cuando su aplicación se oponga al Derecho público o criminal de la República, a la libertad de cultos, a la moral, a las bue nas costumbres y a las leyes prohibitivas. 2º Cuando su aplicación fuere incompatible con el espíritu de la legislación de este Código. 3º Cuando fueren de mero privilegio. 4º Cuando los preceptos de este Código, en colisión con las leyes extranjeras, fueren más favorables a la validez de los actos. IX Los conflictos entre leyes procesales nicaragüenses y extranjeras, serán objeto de los respectivos Códigos. X Los actos ejecutados contra leyes prohibitivas o preceptivas son de ningún valor, si ellas no designan expresamente otroefecto para el caso de contravención. 15 B.J. 740 Cons. II­1482­2075­2543 Cons. III XI Cuando la ley declara nulo algún acto con el fin expreso o tácito de precaver un fraude o de proveer a algún objeto de conveniencia pública o privada, no se dejará de aplicar la ley aunque se pruebe que el acto que ella anula no ha sido fraudulento o contrario al fin de la ley. Arto. 1988 C. XII Las leyes que interesan al orden público y a las buenas costumbres, no podrán eludirse ni modificarse por convenciones de los particulares; pero podrán renunciarse los derechos conferidos por las leyes, con tal que sólo miren al interés individual del renun ­ ciante y que no esté prohibida su renuncia. Artos. 110­114­286­873­934­950 inc. 2º­971­1861­2081­2121­2185­2201­2437­2438­ 2461­2472­2478­2795­2908­3318 C. B.J. 602­Cons.II­740 Cons. II­4468­12628­13614­17618 Cons. II­19292 Cons. I XIII Las disposiciones de una ley relativa a cosas o negocios particulares, prevalecerán sobre las disposiciones generales de la misma ley, cuando entre las unas y las otras hubiere oposición. B.J. 18677 Cons. II ­ 19528 Cons. II XIV 16 La ley es obligatoria para todos los habitantes de la República, inclusos los extranjeros. Artos. 20­656­669­1023 C. XV En los casos en que las leyes nicaragüenses exigieren instrumentos públicos para prueba que ha de rendirse y producir efecto en Nicaragua, no valdrán las escrituras priva­ das, cualquiera que sea la fuerza de éstas en el país en que hubieren sido otorgadas. Arto. 1067­2483 C.; 12­27 Pr. § III Interpretación de la ley XVI Al aplicar la ley, no puede atribuírsele otro sentido que el que resulta explícita...
View Full Document

Ask a homework question - tutors are online