Arts 12551361 inc 213891700170117061803256938053870 c

Info iconThis preview shows page 1. Sign up to view the full content.

View Full Document Right Arrow Icon
This is the end of the preview. Sign up to access the rest of the document.

Unformatted text preview: or el colono. El número de animales debe ser proporcional a los medios que la posesión tenida en la aparcería suministre para alimentarlos. Arto. 3132. Las simientes se suministran en común por el arrendador y por el colono aparcero. Arto. 3133. Los gastos que puedan ocurrir al colono por el culti vo ordinario de los campos y para la recolección de frutos, son de cuenta del mismo. Arto. 3134. Las plantaciones ordiniarias, tales como las que se hacen para reemplazar las plantas que hayan perecido o que se hayan arrancado fortuitamente o que se hayan hecho infructíferas durante la aparcería, deben hacerse por el colono aparcero y es de cuenta del arrendador el suministro de las plantas, haces de leña, mimbres y estacas necesarias para aquellas. Si las plantas se hubieren tomado del vivero que hubiere en el predio, no se le debe ninguna indemnización al colono aparcero. Arto. 3135. La limpia de fosos, lo mismo interiores que adyacentes a la vía pública, así como también los trabajos que puedan ordenarse por los municipios u otras juntas semejantes para la conservación de los caminos, son de cuenta del colono. También está obligado él mismo a hacer los acarreos ordinarios para la reparación del predio y edificios, o para el transporte de granos a casa del arrendador. 719 Arto. 3136. No puede coger ni segar la mies, ni hacer la vendimia sin advertirlo al arrendador. Arto. 3137. Todos los frutos, lo mismo naturales que industriales del predio, se dividen por mitad entre el arrendador y el colono aparcero. Art. 623 C. Es de cuenta de este último la poda de los montes en la cantidad necesaria para las estacas de las viñas y para los demás usos del predio. El sobrante pertenece al arrendador, quedando de su cuenta los gastos. Los troncos de los árboles secos o cortados, quedan reservados al arrendador. Las obras necesarias para las podas y cortas de las ramas de árboles secos o cortados, son de cuenta del colono. Este no puede disponer de estos objetos más que por la cantidad necesaria al servicio del pre dio y a su propio uso. El sobrante corresponde al dueño. Arto. 3138. Si el libro llevado por el arrendador contiene las partidas de crédito y débito con expresión de tiempo y causa, y si las mismas partidas se hubieren sucesivamente anotado en otro cuaderno que se conservará en poder del colono, hace prueba plena, lo mismo a favor del arrendador que en su contra, cuando el colono no haya reclamado dentro de los cuatro meses siguientes a la fecha de la última partida. La misma fe hace la libreta que el colono conserve en su poder, mientras que esté escrita por el arrendador de la manera enunciada. No presentándose por el arrendador o por el colono uno de dichos cuadernos, bien por negligencia o porque se hubiere perdido, deberán atenerse al que se presenta ­ re. Art. 2394 C. Arto. 3139. El libro que lleva el arrendador o el colono en la forma indicada por el artículo precedente, hace igualmente prueba para los contratos que puedan haberse hecho entre los mismos, adicionando o modificando las reglas establecidas en el presente ca...
View Full Document

This document was uploaded on 04/07/2014.

Ask a homework question - tutors are online